Tao Te King

Publicado el 18/07/2013 en Libre pensamiento (140)

Nº 6   EL Tao, el Camino está en el interior.

Que hacer ante frases tan breves y tan sabias, hay que darlas la vuelta para ver que no hay otra razón más que la expresada.

El caso es que conseguir observar nuestro interior es tarea que ni nos ha sido enseñada ni pretendemos seguir unas pautas para alcanzarlo en la mayoría de los casos. Hay particulares que encuentran en la meditación una forma de introspección, como en las religiones orientales o en la mística occidental.

Es sinceramente complicado, la vida nos pone al alcance unos sentidos para defendernos de la realidad diaria pero el desarrollo frenético de estos mismos, demostrado en dichos "como ver, para creer" hacen que nos olvidemos de nuestra propia existencia, ¡Si, "Ser o No Ser"!, sería otra forma de "El Camino está en el interior".

Solo se me ocurre una cosa, el desprendimiento de los sentidos, es lo que de alguna manera nos puede proporcionar ese acercamiento a nuestro propio "yo" (ego). No es egoísmo en el sentido negativo de la palabra, es búsqueda, es encuentro con la esencia ( RAE: aquello que constituye la naturaleza de las cosas, lo permanente, lo invariable de ellas) , si seguimos esos pasos, mirar en nuestro interior nos lleva a un cuerpo, evidente, pero perecedero y algo un poco más inalterable como es el Alma, un concepto más bien indescifrable en el que los términos de un diccionario no tienen un objeto tangible sobre el que realizar las observaciones pertinentes para definirlo y se basa en conceptos filosóficos.

Es por tanto su propia "ausencia" o "desconocimiento" los que nos llevan a pensar que ese "no ser" es también parte de la existencia, su parte dual, que la integra y complementa para crear un conjunto que hemos dado en llamar "Ser Humano".

Así Ser y No Ser, son partes inescindibles, no pueden la una sin la otra, renunciar a una de ellas es renunciar a la misma esencia de -repetimos- su Ser. Seguir buscando es la única solución y escuchar sin oír, ver sin percibir, tocar sin rozar, oler sin olfatear, gustar sin probar, es posible que de tal guisa consigamos alcanzar que hasta este momento nos resulta inconcebible, nuestro propio silencio, que se resigna a ocuparlo con "ruidos", "sentidos" que obcecan esa búsqueda interior.

A fin de cuentas quien es capaz de "escuchar" el "silencio", generalmente nos volvemos locos y dejamos que el "mundanal ruido" cubra ese espacio que de otra forma nos resultaría insondable, como es el Alma, como es el Camino que nunca tiene fin, siempre hay nuevas metas, nuevos "Sueños". De ellos está lleno el presente, para dar respuesta a los sentidos materiales, que necesitan de la "irrealidad" para conseguir ser lo que son.

Ya se que es un "sin sentido" pero es que a lo mejor es lo que nos falta, olvidarnos de lo "sensible" y acercarnos a la "insensibilidad" para entender un poco mejor las cosas. Es dejar lo que tenemos y entonces conseguiremos lo que nos falta.

¿Quien da el primer paso?

Hasta pronto.

Publicado por Gotas de Rocío el 18/07/2013 | Comentarios (0)

Nocturno

Publicado el 18/07/2013 en Sueños (64)

Vuelvo a las andadas y como en ocasiones anteriores el sueño vuelve a ser recurrente, con las variantes que produce una noche distinta, como es cada jornada, pero el principio básico de una "ensoñación" como la de hoy repite la palabra incluida entre admiraciones.

El sueño de esta noche ha sido ¡Increíble!

Todo, pero TODO salía bien. Ahora mismo no me acuerdo como conseguía que todo estuviese armonizado, no en orden, que lo considero distinto. Llegó un momento de tal plenitud que me sentí incapaz de seguir soñando, me agotaba en cada experiencia y al final tuve que dejarlo. Era todo tan perfecto, si es que eso puede llegar a existir, que me deje llevar por Morfeo y llegue a un estado de tranquilidad manifiesta que solo se vio rota por el timbre del despertador.

Como describiría el sueño, cada situación, una detrás de otra se iban solucionando, pero uno de los aspectos curiosos es que no había temporalidad en los hechos, todo se transformaba en el mismo instante, no había preferencias o prioridades, todo era presente.

Ahora intento recordar en que se entretenía mi subconsciente, mi mente, o quizás mi Alma, para darme cuenta que todo lo soñado era real, la base del sueño era la cotidianeidad de cada día. Me encontraba con que los hechos tanto los que están a mi alcance como aquellos que leía en periódicos o incluso lejos de mi conocimiento, eran los que se resolvían. Había para todos los gustos, lo que no puedo precisar es la multitud de casos en los que me veía involucrado.

Recuerdo que a cada instante, en cada presente, se producían nuevos encuentros a los que dar salida como la armonía que él mismo requería. Era una cascada de imágenes con la solución en su propio devenir, la intervención en la ensoñación si era "real" pasaba desapercibida.

Después de hacer un balance "histórico" o "comparativo" de mis noches, puedo descubrir que en muchos casos se dan pautas repetidas tanto en el tiempo de las mismas como en los hechos "retratados". Y lo que casi puedo decir que me lleva al delirio es el hecho que "Dormir" ( RAE: Estar en aquel reposo que consiste en la inacción o suspensión de los sentidos y de todo movimiento voluntario ) en mi caso es todo lo contrario a la "inacción" ¡sé! que lo vivo, que soy participe de mis sueños, que mi voluntad "está en vela", aunque el cuerpo guarde reposo.

Nunca podré considerar que "dormir" es perder el tiempo o solo una necesidad de nuestro ciclo vital, es parte de mi existencia y cuando alguien "me roba mis sueños", ¡puedo asegurar que hay ladrones de sueños! -otro día hablaremos de ellos-, me doy cuenta que estoy incompleto, como si mi regeneración nocturna no se hubiese completado y me levanto con pesar, como si el descanso no hubiese sido tal.

¡Que no os roben los sueños!

Hasta pronto.

Publicado por Gotas de Rocío el 18/07/2013 | Comentarios (0)

El Genio

Publicado el 15/07/2013 en Sueños (64)

Esta noche ha sido especialmente movida. Me he encontrado con que el calor no me dejaba dormir tranquilamente y la cena opípara que nos habíamos metido entre pecho y espalda tampoco permitían margen de maniobra para un descanso placido. A todo esto me costo conciliar el sueño y una vez conseguido me di cuenta ( en el sueño) que me había convertido en un "Genio". El cual se encontraba en cerrado entre cuatro paredes y veía pasar a través de las mismas toda la historia, que quedaba grabada para siempre.

El caso es que este "Genio" conseguía aún dentro de su encierro, salir de su enclaustramiento en forma de espíritu que se hacía hueco en cada ser que le dejase un pequeño espacio.

Así a lo largo del paso del tiempo, tanto ahora como en el pasado y el futuro, este "Genio" se hacía tangible en los comportamientos de terceras personas y conseguía que todos los problemas en cualquier instante se solucionasen. Se convertían ellos mismos en genios consiguiendo siempre comportamientos positivos y alegres, así que la gente se acercaba a ellos para conseguir las bendiciones que suponía su contacto y de forma espontánea esas personas demostraban que habían conseguido una iluminación y un conocimiento más allá de su naturaleza humana.

Al mismo tiempo de alcanzar esa altura mental pasaban a formar parte de otra esfera de vida superior a la que hasta ese momento habían vivido. Pero eso no era ningún problema porque el "Genio" seguía en su encierro iniciando nuevas gentes en la experiencia de una vida más positiva en la que lo principal es la ayuda al prójimo.

Pasaba el tiempo y el "Genio" por fin decidió que debía salir de su encierro, no hizo falta acudir a nadie del exterior como ocurre en los cuentos, el mismo tenía la llave de su vida, tanto dentro como fuera de sus cuatro paredes y una vez ahí sin los límites de un recinto cerrado consiguió que el mundo por fin se iluminase desde dentro.

¡A partir de ese instante el sueño se convirtió en nada, en silencio, en tranquilidad, hasta el amanecer!

Hasta pronto

Publicado por Gotas de Rocío el 15/07/2013 | Comentarios (0)

Pulvis es et in pulverum reverteris

Publicado el 12/07/2013 en Refranes (6)

En el instante presente nos encontramos con que una máxima como la descrita anteriormente tiene una traducción de " polvo eres y polvo te convertirás". Es correcta y también es literal su contenido pero como hay quien le da la vuelta a las cosas no solo hay que referirse a lo que uno o muchos en la misma línea han defendido al seguir el dictado de la Biblia. Venimos del polvo, barro y a el volveremos, no lo niego pero yo le encuentro no solo ese significado sino otro mucho más de todos los días y es que la mayoría de las parejas en cuanto pueden echan un polvo con la asiduidad y el gusto que le tengan al asunto "vuelven al polvo".

¿Es irreverente lo dicho o simplemente vulgar? Porque está al alcance de todos este vocabulario ( sexta acepción en el diccionario de la RAE), yo simplemente lo veo natural, que es eso de cenizas, barro, y demás elementos terrestres, el polvo es algo vivo nada de materia inerte a simple vista. Sino que se lo pregunten al cabo de nueve meses, no es exactamente barro lo que aparece pero si que tiene sus raíces en el polvo.

Y si aún y todo seguimos pensando en el dicho pero nos equivocamos en la grafía que muchas veces nos da verdaderos quebraderos de cabeza la ( b y la v ) así que sin darnos cuenta cambiamos esa "v" por una "b" ya no hablamos de nada de barro sino que un gallego o alguien que conozca el idioma en las cartas de los restaurantes, estaríamos hablando del popular polbo (pulpo), ese octópodo que tan exquisitamente se saborea en las mesas más exquisitas. Si polvo, no es lo mismo que polbo, hay que tener mucho cuidado con la ortografía. Además en este caso el barro sería más bien sustituido por el agua o en su caso por el fango del fondo de los mares.

Hasta ahora el dicho ha perdido sus connotaciones pesimistas y creo que todavía me queda un nuevo remedio ante semejantes estrecheces de miras porque por la cabeza solo se me pasa una idea inevitable y que asciende en la propia esencia de las palabras  que estamos tratando. El Cosmos es "polvo de estrellas" y ¿que no somos los hombres sino estrellas con luz propia?. Es seguro que no deslumbramos más que a los que nos rodeana lo mejor ni eso, pero está claro que cada vez que nos convertimos en polvo, cenizas, pasamos a formar parte de ese espacio en continua expansión llamado "Cosmos".

Si ahí están todos y cada uno de nuestros seres queridos en estrellas del firmamento que brillan tanto como sus compañeras, como el "barro" vidriado que vemos en la alacena de una cocina. Sí somos seres brillantes aunque no nos damos cuenta hasta el último momento, pero es ahí cuando una madre dice a su hija.

-Tu padre no se ha ido es esa "estrella" que te acompaña cada noche-

Y es cierto hay hombres que cuando nos dejan no se convierten en barro o cenizas, se transforman en "Guías", "Estrellas", "Rosa de los Vientos", para los que quedamos aquí.

¡Así que nada de barro o polvo, lo que hay en este dicho es "Luz"!.

Hasta pronto.  

Publicado por Gotas de Rocío el 12/07/2013 | Comentarios (0)

Consciente-Subconsciente

Publicado el 11/07/2013 en Sueños (64)

Consciente son los cinco sentidos. Actúan por lo tanto las neuronas de acuerdo con cinco ordenes, vista, oído, olfato, gusto, tacto. Pero cuando hablamos de esto nos encontramos ante un tramite que nos obliga a seguir un orden fijo con la cadencia que ello supone para el lenguaje y la escritura.

En cambio en los sueños no hay un orden preferente, todas las neuronas, el subconsciente trabaja al ciento por mil, no están predeterminadas, ni prejuzgadas, esto permite que todas las conexiones de las dendritas actúen incluso sin necesidad de su contacto físico tal contacto se da con la totalidad de las terminaciones nerviosas no solo de algunas, consiguiendo de esta forma que en los sueños se lleguen a producir tal cantidad de hechos "sueños" que en la realidad nos llevarían toda una vida.

Es aquí donde surge la pregunta ¿Es más importante el consciente o el subconsciente en la vida diaria?

Se me ocurre pensar que controlar el subconsciente es conocer lo imposible porque nos encontraríamos con todo lo que las tradiciones orientales o meditativas intentan buscar y este es el silencio, la quietud, todo lo contrario a lo que en realidad es el subconsciente. Creemos que abandonando la realidad se llega a la concentración a la paz pero lo que se hace es cerrar la puerta al conocimiento auténtico, al que los genes en su evolución han ido alcanzando y que hemos heredado sin darnos cuenta.

Son los sueños una puerta abierta al "consciente olvidado" y con su revista cada mañana podemos hacer balance de nuestra vida tanto hacia adelante como atrás porque con nuestras "aptitudes" y "actitudes" damos pasos en diferentes sentidos sin que sean todos hacia el frente, sobre un plan predeterminado. Es más bien nuestro comportamiento una rosa de los vientos tridimensional en la que no solo el aire se mueve sobre una superficie sino que sigue tanto hacia arriba como hacia abajo y si llegamos a la cuarta dimensión llegaríamos a pararlo.

Así hacemos cada día en la muñeca llevamos el tic-tac que nos marca cual es el próximo paso que va a marcar nuestro futuro. Si es tan solo un instante el que cambia todo y ese es el "presente", el "aquí", el "ahora", porque no hay más , todo lo que hacemos, es lo que marcará, el "siguiente" presente, que otros llaman futuro. No hay pasado y mucho sería pensar en que exista un futuro. Es la "realidad" del instante la que escribe, labra, marca, identifica todo lo que queda por llegar, que no es más que volver a un nuevo presente.

Visto lo visto y comprendido lo expresado anteriormente debo dejar claro que a cada instante estamos dando pasos necesarios para nuestro desarrollo y debemos de hacerlo con la conciencia de todos nuestros sentidos y no solo con los cinco manifiestos, hay que tener en cuenta otros tan vitales como el "común", el "sexto sentido" o la "intuición". Sin ellos vamos a llegar a un destino pero no precisamente el que nos estaba esperando sino a uno que pasaba por ese lugar en un cierto momento.

¡Pensad bien en el próximo paso!

Hasta pronto

Publicado por Gotas de Rocío el 11/07/2013 | Comentarios (0)

Otro sueño

Publicado el 10/07/2013 en Sueños (64)

Sinceramente el sueño tan real de esta noche no creo que le vaya a envidiar nada a cualquier otro que pueda "soñar" en adelante. Todo ha salido como tiene que ocurrir no como lo tenia yo pensado, sino como la realidad del momento lo requería. Ahora y con la tranquilidad que da el despertar de un nuevo día, creo que me encuentro en la obligación de ponerme delante del cuaderno y empezar a tomar todas las decisiones que hasta ahora había ido postergando, bajar unos kilitos, hacer más deporte, ocupar el tiempo en obligaciones de todo tipo, sin especificar, tener en cuenta los consejos de los amigos y dedicarme a aquello que me produzca el bien, no particularmente el mío que ya sé donde está, sino ese otro "bien" tan buscado y tan difícil de hallar

Se me ocurre otra cosa que escribir pero poco a poco como ha sido el sueño, ire desgranando mis "llamémoslas" obligaciones, entretenidas como poco, pero gratificantes a más no poder. Habrá que echar mano de todos los medios tanto míos, que son pocos, como de todas las sinergias que puedan ir enfocadas en la misma línea. Esas son las más importantes porque incrementan el "efecto multiplicador" de los miles de voluntades.

Por ponerle un símil es algo parecido a las ondas alfa. Estas se emiten en una frecuencia de tal magnitud que alcanzan toda la esfera espiritual del mundo y del más allá. Su expansión es global con un efecto, repito, beneficioso siempre en cualquier campo. Hasta este momento no se conocen otras frecuencias que consigan semejante motivación.

Bueno y después de esta parrafada pseudo-mística queda por enfrentar lo que nos depara tal día como hoy. Creo que no va a estar nada mal, el cielo esta noche ha estado estrellado y eso ya es suficiente síntoma como para esperar que la confluencia de todas las constelaciones nos haga disfrutar de un día de fiesta.

Seguimos, no se si dedicarme a un nuevo párrafo en este cuaderno o a pesar de la realidad de una jornada de trabajo, bueno de entretenimiento ante el ordenador, papeles, tecnología y demás historias del día a día, son casi ya las nueve de la mañana y lo dicho no se muy bien que hacer.

Ahora mismo estoy rebobinando el sueño y he llegado a la conclusión que en menos de tres horas he vivido en sueños , pero realmente algo especialmente increíble. Ha pasado toda la historia por delante de mis ojos (cerrados) pero el caso no es que haya sido mi vida, es que ha sido la de todo el mundo, toda la historia, todo el conocimiento, todo pero TODO con mayúsculas y sinceramente me he quedado obnubilado. Quiero expresarlo todo aquí y ahora y es materialmente imposible, las palabras son cortas para decir todo lo que quiero, pero al menos he dejado a esta mano que siga ella sola intentando seguir el ritmo de lo que vaya surgiendo

Me resulta hasta cierto punto complicado estar aquí y con esta tarea entre manos, me está dando vueltas la cabeza, que mi naturaleza me obliga a plantearme todo con una perspectiva especial del caso. Aunque me dejo llevar también, tomo las riendas de lo que puedo. Creo que lo mejor de este instante es en cincuenta por ciento control y otro cincuenta por ciento fluir porque no esta en la mente la única solución de este y todos los problemas, todo tiene una entente y creo que así podré aclarar un poco todos los conceptos para alcanzar ese ansiado fin al que la inmensa mayoría de la gente espera.

Unas duda que se me plantea ahora es como tomar de nuevo la escribidera cuando ahora parece que no soy capaz de parar y en otras ocasiones me siento completamente incapaz de hilvanar las palabras.

Me gustaría como el caso de "José Zorrilla" que dicen escribió "El Tenorio" en una noche, pero yo ahora no me siento capaz de ponerme tan solo a escribir porque lo que pretendo con estas notas no es crear una obra de arte, sino el esbozo de un cuaderno de notas para enfocar mis nuevas actividades entre las cuales quiero incluir la redacción de algo que para mi resulte un "libro" de consumo propio, o en la "nube".

Bueno vamos a levantarnos y a empezar a ordenar muchas cosas que tengo abandonadas, no pretendo ser exhaustivo y hacer cambios radicales pero las formas muchas veces son los indicativos que la historia está cambiando e intentando que sea para bien. Medios no van a faltar y ganas por supuesto tampoco.

¡Sueño o realidad?

Hasta pronto.

Publicado por Gotas de Rocío el 10/07/2013 | Comentarios (0)

Un angel o un pájaro

Publicado el 08/07/2013 en Libre pensamiento (140)

Cuando un niño ve pasar un pájaro frente a su carita, grita ¡Un Ángel! a lo que su madre le ofrece otra respuesta igual de valida pero no tan especial

-¡No hijo, es un pájaro!

¿Quien tiene razón?

El bebe  ¿hasta que edad se puede llamar bebé a un niño?. Estamos ante un gran dilema porque de los conocimientos del "niño" unas alas son más propias de un ángel que de un pájaro. Todavía ese niño no se si habrá llegado a conocer los animales de una granja o del zoo y se ha quedado en esas "leyendas" que siempre los padres tienen a mano para "educar" a sus retoños. Cuantas veces se han repetido eso es un "Ángel", a un hecho curioso, cuando algo pasa, ¡Ha pasado un ángel!, exactamente cuando todos callamos.

Los Ángeles están en todas partes pero cuando algo con alas como pudo ser un gorrión ( estaba yo delante cuando oí el comentario ) se le des-idealiza algo tan bello como un ángel ante sus ojos. Cuando volverá a ver otro ángel, seguro que a medida que pasen los años las posibilidades se irán reduciendo progresivamente al cero. En la adolescencia un Ángel es algo más bien extraño, en la madurez ya solo existen a "simple vista" los "Ángeles del infierno" pero esos ya tienen otro carácter que no viene al caso.

¡Qué pena! perder una oportunidad como esa. La retina del bebe vio otra cosa, no deben ser nuestros ojos los que decidan que están viendo, habría que preguntarles porque esos comentarios y a lo mejor entenderíamos un poco más su forma de pensar, entenderíamos sus dibujos, garabatos, los llamábamos cuando ni siquiera conocíamos las "formas" y eran solo trazos.

Todavía me quedan dudas y tengo que recostar mi cabeza sobre la mano para entender lo que paso por la mente de aquel niño en brazos de su madre, ( ella también estaba en primera fila ) pero debía llevar otras gafas, de sol probablemente, así que el deslumbramiento del "susodicho ángel" para ella no fue mas que algo, más bien marrón y sin ningún halo, debido a la polarización de los cristales.

Debe de ser todo más "real" -mama- o más "ideal" - bebe-. Posiblemente la rutina, el conocimiento previo nos lleva a una visión tangible, científica del hecho, olvidando por completo que todo lo real "tiene existencia" y los ángeles aunque solo como "ideas" también tienen derecho a otra "existencia", no es cuestión de negarlos, si ni siquiera sabemos reconocerlos cuando pasan por nuestras narices ( así fue el caso).

El "ángel" en cuestión fue uno de esos kamikazes que nos paso rozando a los tres, como los gorrioncillos que se acercan descaradamente a las mesas a por las migajas, no les importa la proximidad humana, a fin de cuentas quien sabe si no son los llamados "Ángeles de la guarda", como los de "las cuatro esquinitas de mi cama".

Está claro, hay Ángeles lo que no sabemos es hacer uso de ellos, conocerlos, en realidad. Como son "ellos" los que se deben de preocupar de nosotros, siempre nos pasan desapercibidos, no es nuestro problema. Pero ¡Si! el del pequeñajo que ante unas alas como Dios manda, solo fue capaz de reconocer lo que sus mayores le habían enseñado "unas alas para volar al cielo".

!Dejad que los niños piensen por si!

Hasta pronto

Publicado por Gotas de Rocío el 08/07/2013 | Comentarios (0)

Santiago, Café Literarios 12:35

Publicado el 07/07/2013 en Camino (364)

Vuelvo otra vez al mismo sitio, no es la primera ocasión en la que escribo desde este lugar, puede que sea inspirador el paisaje urbano desde este mirador, el caso es que me encuentro más locuaz desde la altura.

El suelo queda ahí abajo y la altura de Doña Berenguela no es tan lejana, casi sin querer el cielo está más próximo.

Mucha gente hace cola esperando cruzar la puerta santa, mientras otros tantos vemos pasar la vida, a la luz del sol de octubre.

Las escaleras son una platea desde las que se ve todo el escenario del día a día. Los padres saltan con sus pequeños de escalera en escalera, les sacan fotos en las situaciones más graciosas posibles. Los peregrinos aprovechan los peldaños para descansar su mochila al lado y así utilizarla de apoyo en lugar de carga.

Las personas mayores , ayudadas de sus bastones suben y bajan en la plaza con algo de dificultad pero siempre con el empeño de un nuevo paso adelante. Ahora mismo veo como la cola ha quedado reducida a un grupo mínimo de diez personas, algo que este fin de semana pasado hubieran pagado los peregrinos por disfrutarlo, pero eso son las ventajas de los "lunes al sol".

Continuo pensando que el tiempo a pesar de la lluvia de ayer se está comportando como pocas veces en mi Camino. La llegada a Santiago estuvo aderezada con la vista de las torres de la catedral en la niebla y con un ligero sirimiri. Esa humedad hacia que la suave luz que se tamizaba entre las nubes hiciese brillar sobre las piedras , el granito de todas las paredes, todo el "arte" que en las calles de Santiago se puede disfrutar.

Al salir entre las nubes el sol consiguió que todo se convirtiera en un espejo, con la pátina que el agua de lluvia deja en cada superficie.

Hablamos de ayer, hoy esas paredes son distintas, están secas, absorben la luz del sol y no dejan escapar los reflejos , son en si piedras "diría" castellanas, más recias, sin la suavidad que la saudade gallega ha dejado en cada gota de lluvia.

¡El sol continua sobre nuestras testas!

Hasta pronto

Publicado por Gotas de Rocío el 07/07/2013 | Comentarios (0)

Negreira- Taberna O'Seixo

Publicado el 06/07/2013 en Camino (364)

Otro día de soledad que se ha ido al traste, parece que me fastidia pero ni mucho menos, he estado encantado de encontrarme con una cuadrilla de peregrinos de Boiro, que para más inri conocen a Teresa. ¡Qué pequeño es el mundo!

La salida de Olveiroa ha sido de amanecida cuando todavía las calles no estaban puestas, la niebla no muy espesa, dejaba ver por donde debíamos de seguir la ruta. Durante 2 o 3 kilómetros estuve solo pero pasado Corzón me encuentro con un grupo que hacían como yo la ruta del revés. Estaban un poco descolocados con las flechas porque les llevaban a equívocos, como a mi me paso en etapas anteriores, así que dejándose llevar de mi intuición me siguieron más convencidos de lo que antes ellos habían intentado.

Todo iba por buen Camino pero yo estaba con la mosca detrás de la oreja porque estábamos llegando al monte Aro con la posibilidad de las dos rutas que hay. Nosotros tiramos hacia arriba y después de un rato nos dimos cuenta que la duda que se cernía sobre la senda elegida no era la correcta, por suerte pudimos retomar otro Camino que nos devolvió a la ruta buena.

El primer problema lo solucionamos sin mayores inconvenientes. Lo más reseñable de ese ascenso al monte Aro es que pudimos disfrutar de un sol y un cielo esplendidos. Todo brillaba en los campos y la niebla cubría todos los valles en derredor. Me recordaba ese día una jornada de esquí en la montaña.

Poco a poco según dejábamos atrás la cumbre , el paisaje nebuloso se iba abriendo con la fuerza del sol, hasta dejar a la vista todas las instantáneas que antes eran difusas.

En ese momento yo me estaba dando cuenta de donde me encontraba, pero mis pies estaban decidiendo por mi, así que les hice caso y paré en la cuenta para que respirasen un rato. Tuve que dejar marchar a mis amigos pero el Camino que me espera para los próximos días exigen que llegue en las mejores condiciones. Cuando retomé la marcha pude comprobar que de haber seguido una hora más mis pies me hubiesen dado algún disgusto.

Cuando llegué a Vilaserio estaban todos almorzando y Amador me llamó para que les acompañase, tenían preparado un bocata y la bebida. Fue un reconstituyente perfecto acompañado de un café y bizcocho casero, como los de mi madre. Después del refrigerio parece que todos nos comíamos los kilómetros  como si fuesen los entremeses.

El trayecto que quedaba eran dos horas largas que hemos hecho sin mayores problemas, en algún rincón especialmente encantador por el paisaje hemos tirado unas fotos de recuerdo y en un momento la oportunidad de ver de nuevo un petirrojo (paparrugas como lo llaman por esas tierras) que me acompaña en cada jornada. Van tres días y tres pajarillos han aparecido, en las ocasiones anteriores los he retratado al de hoy solo lo llevo en el recuerdo.

Poco antes de llegar a Negreira, ya la descubrimos en la distancia tras las ramas de los robles que enmarcaban nuestro Camino.

¡A un paso de Santiago!

Hasta pronto

Publicado por Gotas de Rocío el 06/07/2013 | Comentarios (0)