El Circulo

Publicado el 20/02/2017 en Libre pensamiento (140)

Además de una forma geométrica, es muchísimo más. Iré recordando poco a poco los motivos a que se puede hacer referencia a este “símbolo”. Millones de cosas, ideas, pensamientos, arquetipos, parábolas, historias, sueños, etcétera, son circulares.

Me pregunto ¿Hay algún motivo para semejante secuencia? ¡Por supuesto! Y vamos a empezar por la “cuadratura del círculo”. Paradoja donde las haya y que Leonardo con su “El hombre de Vitrubio” intento plasmar la perfección humana, al menos su perspectiva estética para poder entenderlo dentro de las dos formas geométricas que nos traen.

La superposición de los dos planos, se me ocurre entenderla en la doble dimensión del “Ser” su perspectiva real y la perspectiva del alma. Para la primera el cuadrado es una representación fiel de la racionalidad de los esquemas y de las formas tangibles. Todas ellas exigen unos límites unas esquinas, un contacto que cruce líneas y creen fricciones.

Por otro lado el Círculo es una visión global y natural de ese concepto que se denomina “Anima” y nosotros llamamos “Alma”. Mi idea sobre esto es por supuesto propia pero me sirve perfectamente para entender como la integración del concepto no da pie a ningún roce solo cabe la inclusión, da pie a una pauta que consigue el movimiento perfecto “circular” o “rodar” que es completamente distinto aunque quieran identificarlos.

El hombre digamos “inconsciente” vive la vida en ciclos, inspirar-expirar, día-noche, laborar-descansar. Alguien con semejantes comentarios creerá que hablamos de un segmento con dos polos, una paradoja o una antinomia, pero siendo eso mismo, sus extremos se juntan por lo tanto lo que creamos es una circunferencia en la que las secuencias, son sucesiones del ciclo de la vida.

Está pequeña aproximación al hombre tiene también su reflejo en las propias “Creencias o invenciones” que el “Ser Humano” ha utilizado para llegar más allá de su propia consciencia y entender un término “La Vida” que le supera en muchos momentos.

Desde la antigüedad los objetos circulares han representado lo más importante de las creencias, así el Sol, fue y sigue siendo la fuente de la vida en ciertas culturas. Acercándonos a otras formas de pensar el Tao ya no solo es circular sino dúplice, complementario y con revuelta infinita.

También allá por el naciente, la cultura Hindú representa en la rueda y las reencarnaciones otra manera metafórica de entender cómo se vive la vida como se llega la muerte, para enlazar con la reencarnación.

Llegados hasta aquí se pueden traer más ejemplos pero prefiero remitirme a la racionalidad de esa misma idea, la “Rueda”, sobre la que basamos todo nuestro desarrollo y que en el caso de los aviones son sus ciclos los que nos permiten volar y alcanzar esas cotas desde las que poder observar el globo en el que vivimos y que nos atrae gravitacionalmente para que sigamos creyendo en la una Vida Redonda.

Ahora entiendo los Diagramas de Venn

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/02/2017 | Comentarios (0)

Michoacán

Publicado el 20/02/2017 en Camino (364)

Han sido años de espera, pero estoy seguro que ahora era el momento de llegar. Es difícil muchas veces elegir cuando debes conocer un sitio o realizar cualquier trabajo y hoy me doy cuenta que han sido las fechas y las condiciones ideales para visitar un trocito de este gran estado.

Un detalle a tener en cuenta para esta decisión fueron los consejos de los amigos tanto hace años para esperar otras fechas como ahora para reconocer que la situación de “seguridad” había cambiado de forma manifiesta.

Yo tengo que reconocer que no he hecho ningún cambio sobre un recorrido turístico cualquiera, así que moviéndose uno en espacios controlados la posibilidad de una emergencia era más bien escasa.

He hecho una vida normal, he viajado solo todo el tiempo, los transportes públicos como los taxis los he usado siempre que ha sido necesario y la tranquilidad era la que merodeaba siempre mi mente.

Me he permitido paseos a pie por sitios abandonados por la población en la naturaleza y en las ciudades y jamás ha pasado la más mínima situación de inseguridad y nunca me he sentido ningún héroe en medio de una loca aventura.

Seguramente hayan de producirse más pasos adelante para una tranquilidad más efectiva para los ciudadanos de esta tierra pero al turista no tiene ningún problema en desplazarse con libertad y confianza.

En mi caso se pueden manejar dos variables que pueden actuar a favor o en contra de la situación en la que he disfrutado de este tiempo. Es temporada baja y hay pocos turistas, lo típico para poder sentirse más indefenso por la inexistencia del grupo, pero al mismo tiempo es la tranquilidad porque los maleantes no tienen en perspectiva una gran ganancia, porque somos unas migajas.

Cambiados los términos, muchos turistas, puede que lleve aparejado “más maleantes” y el grupo “numeroso” sirve de protección a la generalidad pero implica al mismo tiempo que el que queda fuera se puede convertir en presa de los tiburones. Es todo esto lo mismo que la pesca en un cardumen, sin salir del grupo estás seguro, pero mejor no quedarte en la periferia.

En todo el artículo he hablado de un concepto importante para mucha gente “la seguridad en este estado” y creo que ha quedado bien claro. Con las precauciones normales de cualquier viajero en cualquier país un turista está seguro en Michoacán.

Ahora hay que prestar atención a todos los lugares que merecen una visita y que me resultará imposible mencionar en su totalidad, así que lo apropiado es atender los consejos de una oficina turística para que ellos recomienden las mejores elecciones según las fechas.

Michoacán es un estado que se puede disfrutar en PAZ

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/02/2017 | Comentarios (0)

El mismo escenario

Publicado el 19/02/2017 en Camino (364)

Sencillamente hemos dejado pasar las horas, hemos vivido en presente algo que ya es pasado, saltamos de las fases solares a las lunares, la lontananza se convierte en desconocimiento la belleza solo la alcanzamos cuando una vela ilumina la oscuridad.

Ahora en la misma plaza con la misma vista todo es diferente la genialidad del invento es que los gigantes que daban sombra ahora son sustituidos por otros objetos altaneros que con su luz superior congregan a sus pies a las gentes para poder observar la realidad.

Los cruces, paseos, asientos son los mismos pero los frecuentados son los que tienen un farol próximo. Nos dejamos asombrar por la vista un sentido fundamental perdiendo la perspectiva de los gatos con un mayor dilatación de las pupilas y olvidando esos rincones donde las parejas se sienten más cómodas de las miradas ajenas.

Al mismo tiempo existen otros paisanos que celebran la misma nocturnidad como la sombra de los árboles durante el día al descubrir en esa frescura la quintaesencia de lo que algunos llaman Camino, ya sea manejarse en la oscuridad utilizando la luz para poder descubrir el sentido o para otros la meta.

Como curiosidad y en clara contradicción con el día, la noche nos libera de las aves que dominan los cielos sobre los parterres y las crestas de los árboles, es ahora un espacio en el que los niños apenas se alejan de sus padres, no tienen a ningún animal que perseguir y la misma disposición de los padres a no perder de vista a sus retoños.

Es el tiempo de la juventud de los que encuentran en un ambiente “desconocido” por falta de luz, la fuerza para osar las acciones que la luz matinal no propicia tan decorosamente. Ahora es el fuego del corazón el que late con más fuerza pues ha estado durante la vigilia esperando el instante del crepúsculo.

Ahora ya ni siquiera el poniente nos sirve de referencia ya solo es la oscuridad la dama de la noche y con su complicidad espera a que el sueño en los paseantes los retire plácidamente a un hogar en el que la luz nunca falta y donde la imaginación en el reposo guarda un registro en el inconsciente.

Pasarán las horas como en días pasados y el espacio se convertirá en vacio según llegue la medianoche y más allá. Los trasnochadores irán también retirándose y las hojas podrán susurrar entre ellas las historias que el ruido de los humanos no han dejado de distorsionar durante muchas horas.

En realidad lo que llega cuando las agujas del reloj llegan al cenit, es el envés de la luz, es la respuesta a los hechos, es la inexistencia, es el descanso tras la actividad, es vivir sin darnos cuenta.

¡Es el Tiempo de los Sueños!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 19/02/2017 | Comentarios (0)

Plaza

Publicado el 18/02/2017 en Camino (364)

Zocalo, Patio de Armas todos espacios abiertos al solaz de los ciudadanos en todas sus variedades de edad, desde los más tiernos infantes a los jubilados con todas sus capacidades de movilidad como verbales están dispuestos a realizar las actividades propias de su caso.

Los más pequeños se dedican a buscar con carreras a las palomas, –otros ejemplares imposibles de olvidar en un jardín- y con la tozudez de un niño convenciendo a sus padres para que les compre chucherias para arrojar a las “ratas con plumas” y convertir en juego una diversión que para el patrimonio histórico de las ciudades es una lacra que solo destruye la historia de las ciudades.

Con un lugar tan apacible como el que disfruto, descubro que hay espacio también para las artes y los pintores buscan como reflejar en el lienzo tanto la realidad que les rodea como las ensoñaciones que les puede producir un sol canicular sobre una testa ya suficientemente alumbrada por la creatividad de un espíritu libre.

Todo el paseo es propiamente una obra maestra en donde los jardineros tienen el protagonismo para la creación de ese lugar donde los juegos del agua, el césped, los árboles, las flores son las nos encontremos el resto de las personas felices y dichosos de disfrutar de la armonía de una naturaleza civilizada que esos maestros han sabido trasladar desde el campo al corazón de las ciudades.

Como referencia las plazas son también el lugar en el cual los recién llegados y los turistas asientan sus reales momentaneamente para con un mapa de la localidad deciden “atacar” el siguiente destino de su programa que han metido con calzador las visitas que debieran ocupar un par de días y que se reduzcan a unas seis horas de movilidad frenética.

La forma de entender la vida por mi parte es un tanto distinta y la presencia de “Mesie Reloj” cumple la mera función de “pulsera” porque Cronos se encarga de su ciclo sin necesidad que le diga yo, como debe de hacerlo.

Mi ocupación es ver como en esta plaza cada uno de sus ocupantes va ocupando su lugar a medida que pasamos de una edad a otra. Empezamos recorriéndolo en una coche de bebe con la mirada fija en la rama de los arboles y esos rostros que se asomaban a ver esa miniatura que sonrojaba a los padres.

Pasamos a la silla y ya mirando de frente, todo eran preguntas, hasta que dimos el salto para perseguir las palomas, con la seguridad que las carreras siguientes iban a ser para quedar a la hora justa con los amigos o la “amiga” –entre comillas- en unos paseos en pareja donde la amistad se convertirá en Amor.

Retomando el ciclo en la actividad de Padres con cochecito a los que alguna pequeña arruga les marcará el rostro según vayan pasando por todo ese proceso anterior mientras el hijo crece y los achaques se convierten en más momentos de tranquilidad sentados en el parque viendo que la vida ha pasado y lo que fue ahí sigue permaneciendo a la sombra de esos gigantes cuyas raíces son el sostén de nuevos ciclos vitales.

Así es el Tiempo. Una nueva Edad.

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 18/02/2017 | Comentarios (0)

...y los zapatos mágicos

Publicado el 18/02/2017 en Camino (364)

Una mañana bien temprano el aquí presente se da cuenta que sus instrumentos de baile, paseo y demás aventuras camineras estaban bien poco, presentables así que como en otras ocasiones que tiene a mano una “boleada” los zapatos mágicos volverían a relumbrar a su paso por las calles.

En este país la oportunidad de presumir de un calzado brillante y en un “boleo” se convierte el personaje en un dandy protagonista de una historia digna de contar. Para muchos personajes de la moda, el brillo o el estilo a la hora de calzar esa prenda identifica la personalidad de cada persona.

Yo he vivido en primera persona, durante mi juventud la obligación diaria de tener que lustrar los zapatos, circunstancia que mi independencia consiguió dar al traste porque esa costumbre no paso a formar parte de mi fuero interno.

Con mi nueva vida en solitario la dejadez en mis pisadas paso a formar parte de un estilo de vida algo más abandonado, descuidado pero no “dejado”. Es cierto que si miraba al suelo descubria que no vendría nada mal un paso con la bayeta, pero como acostumbro a mirar más al horizonte que al suelo, solo lo recordaba con los comentarios de mi madre que con el paso del tiempo se fueron haciendo más espaciados puesto que ya sabía que caían en saco roto.

Ahora y con lustre me doy cuenta que mi madre tiene razón y no cuesta nada una pasada sobre el cuero, pero creo que de alguna forma necesito reafirmar que se puede vivir más tranquilamente sin tantas formas, que todo es más sencillo, que podemos pasar por la vida sin ciertas necesidades superfluas en ciertos momentos.

La mejor forma de entender cada día es mirarse al espejo y comprobar que todo está en su sitio y principalmente que en la cara hay una mueca, una sonrisa y que de los ojos sale una chispa para que te des cuenta que eres feliz y que los demás lo puedan ver reflejado en sus ojos.

Los pies y su envoltura, los zapatos, quiero pensar que es la manera en que mi madre entiende que esa alegría de vivir empieza en el mismo suelo y desde lo más terreno traslada la alegría hasta la cabeza.

Puede que haya sido necesario varias décadas para darse uno cuenta de unos principios de buenas maneras que han sido básicos para crear una forma de ser que empieza en las formas externas, por mucho que sea el interior quien guarda el verdadero secreto de la Felicidad.

Al mismo tiempo que mis zapatos lucen “de gala”, el día de hoy también se ha molestado en sacar todo el brillo del sol para que la vida sea luz, placer, magia…

¡Con estos zapatos puedo volar!

HASTA PRONTO   

Publicado por Gotas de Rocío el 18/02/2017 | Comentarios (0)

Tenía que ser hoy

Publicado el 17/02/2017 en Camino (364)

Las historias, los encuentros, las oportunidades todas tienen su Tiempo y hoy estando en  Michoacán había un hueco manifiesto para uno de los símbolos de esta tierra la mariposa.

Paseaba junto a la orilla del lago entretenido en los rompientes de las olas del lago para ver si alguna de ellas se dedicaba acercarme un pequeño detalle y tras cientos de metros apenas ninguna chispa con la que entretener la vista.

Con las mismas centrado en los guijarros veo uno completamente distinto y no era para menos porque era prácticamente negra pero con unos detalles amarillos en los bordes y con forma ventricular como un corazón.

Sencillamente era una mariposa posada al sol, sus cuatro alas eran del mismo color negro con un leve veteado de oro. El paseo ante semejante hecho tuve que parar para confirmar que ese ser que no se movía se encontraba vivo y decidí agacharme a ver si era capaz de incorporarse al dedo de la mano que le ofrecía.

Observe que el ala trasera se movía y las patas delanteras se subieron a la mano que le ofrecía así que con la tranquilidad que debía demostrar en ese momento conseguí incorporar la mano y todo el cuerpo sin que la sensación de magia que llenaba mi cuerpo no alcanzase la levedad de un ser tan frágil.

Fueron pocos los segundos que en el “Indice” la sorpresa de estos días se ha incorporado a un viaje en realidad fantástico y desde hoy “etereo”. Apenas dos segundos para comprobar que era cierta la visita que tenía frente a mis ojos.

En una expresión de racionalidad pero sin que el movimiento llegase a ningúna parte de mi cuerpo salvo la mente, pensé en inmortalizar con la otra mano la foto y ese pequeño pensamiento fue el que le dio alas para buscar otro lugar en el que solazarse sin que un humano interrumpiese su descanso reparador de energía.

La vi alejarse en un vuelo caótico, sin orden, pero lo suficientemente inteligente para que en apenas dos revueltas ya se había mimetizado con el paisaje de los arboles ribereños.

Había llegado hasta allí solo y volvía a encontrarme solo pero las sensaciones de algo tan maravilloso no podía dejarlo pasar sin que la constancia de un escrito reafirmase unos segundos que a mí me llenan de eternidad.   

Me estaba dando cuenta que dejaba millones de mariposas “Monarca” por visitar en su Reserva de la Biosfera, pero la atención que una solitaria me prestó en un rincón que no se encuentra en su Camino se merece algo más que este mini-relato.

¡Algo mío voló con ella!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 17/02/2017 | Comentarios (0)

Por fin la lluvia

Publicado el 17/02/2017 en Camino (364)

Sin enterarme de nada en la noche descubro cuando salgo a la plaza que todo el suelo esta mojado y no precisamente a manguerazos sino que la uniformidad del agua se ve confirmada por el chofer del autobús que responde con una afirmación. Al mismo tiempo el aire sopla con esa frescura de una mañana recibida con precipitaciones.

Todo esto no es propiamente ni triste ni desagradable porque el sol ha descubierto unos grandes claros por lo que su luz está omnipresente en cada espacio, detrás de cada sombra, en cada superficie, sobre el lago, empujando las olas junto a la energía de la brisa.

Hoy el tono cobrizo de las aguas del lago de Patzcuaro las he cambiado por otras azules de un lago de montaña, aquí no hay pantanal ni zonas robadas a las riberas, los bosques descansan en las mismas orillas como en un abrazo sin límites.

Es Zirahuen un nombre que ahora no se borrará de la memoria por el propio hecho de todo el tiempo que costo aprendérmelo. Ahora cada nueva ola intenta recordármelo, no son grandes ni mucho menos espectaculares pero acompasan el ritmo de mi corazón.

Al mirar al horizonte aparecen colinas cubiertas de bosques y una solitaria montaña en la que cuelgan por sus laderas plantaciones de aguacates que en este clima crecen de forma increíble gracias a la bondad de una naturaleza derrochadora.

Ese último calificativo es el que se podría adjuntar al carácter de un país, su tierra y sus  gentes que viven en cierta manera en el desconocimiento de todo lo que les rodea, puede que como pasa en otros lugares serán los de fuera quienes te enseñen la verdadera realidad que abarcas pero que no llegas a entender, de tan cerca que se tiene.

Hay muchas cosas en las que fijarse en un entorno lacustre como este, las aves acuáticas,  fochas principalmente ocupan el espacio que las garzas ayer cubrían los campos de jacintos de agua, pero otra especie no tan volátil ha hecho acto de presencia junto al vaquero, las reses han acudido a su baño matinal en un lugar que ya lo quisiera para mi más de un día.

Ya digo siendo “de postal” lo que veo, aquí no hay “posturas” ni “exposiciones” las formas perduran como cualquier otro día en la que no aparece nadie “narrando imágenes” a falta de cualidades para jugar con formas, dibujos o colores.

Todas esas representaciones las llevo grabadas en unas instantáneas que ocupan algo de memoria en un chip, pero que guardo en ese cacho de corazón donde no existe el olvido ni las aplicaciones borran algo que es intangible.

Después de un rato al sol lo mejor es retirarse antes que las neuronas perfectamente protegidas comiencen un proceso de licuación irreversible porque la maquina que utilizo como portátil se ha puesto hacer cosas que no entiendo pero que durante un cuarto de hora no me ha dejado escribir.

Dulce el lago de Zirahuen, hermoso espejo.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 17/02/2017 | Comentarios (0)

El Árbol de la Vida

Publicado el 17/02/2017 en Libre pensamiento (140)

Es una representación que seguramente se esconde en la historia de muchas culturas pero en la Tierra mexicana y en la multitud de etnias que la componen han conseguido crear toda una variedad de formas, materiales que enriquecen el propio simbolismo de esta “metafora”.

He visto objetos de cerámica de una riqueza expresiva, cromática, creativa en general que me ha subyugado, desde piezas para el más pequeño rincón como para el mayor de los altares sagrados.

Se me ocurre enumerar otras maneras de entender el “arte de la vida” y no precisamente el “barro” con lo que puede llegar a alcanzar en la imaginación de los creyentes. Me quiero acercar a las piedras y los minerales que muestran de las mismas entrañas de la tierra el valor de una creación sin apenas intervención humana.

Hay otros artificios del hombre que con la elaboración artesanal crean productos como son los metales a los cuales se le pueden añadir y materializar con formas originales de un impacto visual y magnético como son las cualidades de muchos de estos elementos.

En madera he descubierto obras de arte que en esos casos concretos el artista ha sido la naturaleza la que ha creado con las diferentes meteoros piezas en las cuales el hombre es meramente la de un ser admirado de la conjunción en un resultado propiamente conceptual.

Podría seguir enumerando lienzos, como el papel, tela o papiro para reflejar la imaginación más propiamente colorista de las pinturas para jugar con las pupilas de los observadores.

Y para no alargar en exceso conceptos propios de cada artista, será el cristal el que con sus brillos encienda esas chispas que una creación contemporánea debe de descubrir en cada uno de los espectadores del arte.

Hasta aquí hemos tratado la forma del “Árbol” dejando de lado todos los símbolos que son los que le han llevado a estar presente en la cultura de manera tan evidente.

Son los seres vivos más longevos de la tierra, convirtiendo sus partes en representación y forma del crecimiento humano y por ende de la civilización. La identificación es fiel y exacta sin pie a la duda. El caso más cercano un día como hoy y en la tierra que me encuentro es la  “Ceiba” el modelo en que la cosmovisión de la vida se aúpa en las ramas de esta belleza natural.

Para otras personas con visiones unidas a la religión ese “Árbol de la Vida” es la propia generación de una creencia que los siglos han ido confirmando en el incosnciente de sus creyentes como una forma de anclar en la Tierra el propio concepto de nuestra naturaleza divina.

“El Árbol”… ¡Imagen de la Creación Infinita!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 17/02/2017 | Comentarios (0)

Las cosas pequeñas

Publicado el 16/02/2017 en Camino (364)

A la gente o algunas personas lo que verdaderamente les importa son las cosas sencillas, sin complicaciones, en una manera de entender la vida como es una entrega diaria de todo tipo de bondades que no tienen precio y si mucho valor.

Despertar cada día tiene un componente vital que de rutinario no le damos la más mínima importancia y es ese suspiro al estirar todo el cuerpo cuando de nuevo respiramos con el conocimiento que la noche dejamos descansar.

Tras esos momentos de verdadera consciencia todo debemos de conceptuarlo en “Aquí y Ahora” para atrevernos a descubrir el verdadero sentido de la vida que no exactamente el “dinero”. El objetivo que muchos admiran como único fin de la existencia.

Hablaba el otro día del “vil metal”, aunque precisamente ahora lo que funciona es el “plástico”, allá donde te mueves. Intentaban convencerme que el monto de las cantidades obtenidas son las que miden la “personalidad” de cada sujeto, concepto que por supuesto no comparto.

La singularidad de las personas la marcan su carácter y en una parte los términos económicos en los que se mueve. Hoy esta ciudad que me acoge es algo cercano abarcable, humano, perfecto para poder vivir la realidad del momento.

Al igual que el espacio que te rodea, las personas, los detalles que forman parte de tu presencia son la manera perfecta de conjugar el verbo “Vivir”. En mi “cada día” siento que las gracias se las merecen todos los que están junto a mi, ya sea en la proximidad como en la distancia.

Se que de alguna manera todos tenemos el “Mundo” en la palma de la mano. Algunos creeran que digo tonterías o que estoy borracho pero sencillamente esta es una de la “verdades más certeras y cercanas” lo que es claro es que como todos somos oficialmente miopes, sabemos ver mal de lejos y mucho peor de cerca.

Es algo así como un sueño esas creencias de ¡Mañana será otro día!, solo existen los ¡Hoy! Y si no sabemos como defendernos en ese momento tampoco vamos a saber hacerlo en ese “Presente Diferido” que algunos llaman “Futuro”.

Sinceramente las pequeñas cosas, las que no cuestan dinero, las que se reciben sin pensar, los “dones” que propiamente ya llevamos en el “Tratamiento” se refieren a un concepto que en su brevedad incluye la realidad del Mundo “AMOR”.

La frondosidad de un árbol, la belleza de las flores, la frescura del agua, son como muchas otras manifestaciones del ciclo vital la demostración que la Felicidad la descubrimos que sale de nosotros cuando convertimos nuestra existencia en luz para los demás.

¡Qué los vientos sean propicios!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 16/02/2017 | Comentarios (0)

Siempre el mar

Publicado el 13/02/2017 en Camino (364)

Es una “Verdad” para “mi” alguien de tierra adentro que en un “baremo de perfección” de lo que podemos valorar la ciudadanía el hecho de encontrarse alguien junto al mar las puntuaciones a esas localidades sería de un cinco sobre diez.

Acabo de regresar de un Pacifico que desconocía por su propia cualidad nominal de “tranquilo” y por fin ha hecho honor a su verdadero espíritu. Sobre la arena las olas se han deslizado suavemente arrojando, de vez en cuando algún canto rodado que destacase sobre la uniformidad de la playa.

Con el juego de la marea, las corrientes, la resaca o su falta sirve para entender la manera de vivir el ciclo del agua y propiamente de la vida.

Bañarse en el océano es una incursión tan cercana al día como el interés con el que cada mañana decidimos olvidarnos de la temperatura del agua, como del bullicio de las calles o del trabajo y conseguir “hacer el muerto” en esas aguas refrescantes y tonificantes que son bastante más bonancibles que las de la propia orilla, que solamente es “rompiente”.

Descubierta la bonanza de un suave balanceo solo me preocupaba la reflexión de los rayos del sol sobre la piel y el mar me ocupan en reconocer donde me establezco respecto a mis referencias en la costa, las sombrillas y que no me alejen peligrosamente hacia un horizonte desconocido.

Como cualquier bañista no estamos preparados como los navegantes para llegar más lejos de unos cientos de metros de Tierra. El caso, es el de la vida conformarnos con un baño o más bien embarcarnos en una nave que nos lleve allende los mares.

De momento con mi naturaleza “mesetaria” eso de dejar mi suerte en manos de un capitán de barco lo dejaré para más adelante cuando llegue a esa “segunda mocedad” que algunos dignamente denominan “Tercera edad”.

Son términos que a mí me gusta referir porque el hecho de la “Jubilación” es para eso mismo para celebrar para descubrir, la montaña para los más valientes y la costa para los que ya creen que la vida es propiamente “solaz” y “dolce far niente”.

Las propias olas pueden ser perfectamente ese arrullo que una siesta bien merecida disfruta desde el recién nacido, al más anciano del planeta, con todas las variables intermedias, estudiantes, operarios, albañiles, profesores, funcionarios, enfermeras, doctores, congresistas y demás políticos.

Es algo así como esa música ambiental que intenta crear un ambiente perfecto para que lo que tenga que ser llegue de la forma más relajante posible, porque las novedades además de cuando llegan las olas “sorpresa” nos gusta tener todo en estado de revista y más propiamente en una playa donde los pequeños y también mayores pueden ser arrastrados por la corriente o esa resaca imprevista.

Con la Bahía “por Bandera”

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 13/02/2017 | Comentarios (0)

¡La Verdad os hará libres!

Publicado el 10/02/2017 en Libre pensamiento (140)

Frase Magistral, quizás Máxima, seguramente Certeza, posible Confirmación. De cualquier forma la mejor manera de comprender la realidad con unos sentidos fieles a lo que debe ser el “Conocimiento” en mayúscula que otros llaman “Sabiduría”.

Atendiendo como cada persona piensa, debiera de atender lo anterior pero la existencia de los “puntos de vista” altera la percepción que los sentidos y principalmente el “de la Vista” porque en su mayor parte o todo lo importante lo filtramos por los ojos.

Así que aceptar “Verdad” como concepto “univoco” es algo prácticamente imposible porque las acepciones, comentarios, glosas, apuntes se convierten en matices que cada uno considera como único valor aceptable.

Recurriendo a la Real Academia Española encontramos siete notas que diferencian los matices de un único concepto pero todas se mueven en una especie de conjunto congruente de ideas sobre las que bascula toda “Verdad” incluso la de la “mala”.

Se puede concluir que además de ser un autentico “sustantivo en singular” la realidad diaria nos vuelca el saber en el mismo sustantivo en “plural”, porque nos rodeamos de “verdades”, el caso es que ninguna es con mayúscula, a los que se podría llamar principios o argumentos en los que calibrar nuestra vida un tanto desordenada.

Alcanzar una norma, un objetivo, una sencilla “Verdad” que nos sirva de espejo y guía en el que poder centrar los giros que da la existencia diaria.

En las alturas, aquí donde una visión de trescientos sesenta grados y una brisa más que juguetona revuelve los pensamientos para que más adelante pueda ordenarlos en un mini relato de la creencia que yo conceptúo como Verdad.

Recuperando la tranquilidad del valle me permito ordenar esas ideas básicas que Eolo se ha molestado en desordenar y ¡Sí! Tengo la certeza de “Verdad”, sin artículos determinados o indeterminados que caricaturicen un concepto tan imprescindible en cada ciclo.

En el caso concreto que me ha acercado a esta máxima es un recorrido bastante sencillo por la claridad de la ruta pero en el que la capacidad de las personas les llevará a una consecución de esa elevación material e inmaterial de los conceptos que nos rodean.

Me explican que es necesario intentarlo veinte veces para descubrir esa realidad que nos trae, para otros hay que vivir cientos de años, algo que únicamente en la realidad solo se puede conseguir en esas religiones donde cabe la reencarnación.

Es por lo tanto la longevidad una parte importante para poder llegar a esa “Verdad primigenia” que propiamente está en el hecho de todos conocido o al menos oído del “Gran Uno” o “Uno Grande”.

Por casualidad en este caso los factores si que alteran el resultado del producto.

La Vida nos reserva la “Experiencia” de la “Edad”.

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 10/02/2017 | Comentarios (0)

¿Donde está?

Publicado el 03/02/2017 en Libre pensamiento (140)

-La Felicidad- Creo que esta mañana ¡nos han presentado! cuando desde el balcón de Mi Posada, el azul y todo el paisaje en colores descendía de las montañas a la ciudad “Rosa”. Y uso ese término de color porque es el tono predominante de los edificios coloniales de todo el centro histórico.

Es por tanto “un suspiro” y no dejarlo escapar, como mucho, que el aire empuje los lacrimales para volcar la intensidad de un sentimiento inabarcable y fijar los ojos mucho más allá de lo que dice el sentido de la vista sustituyéndolo por algo llamado intuición.

Volviendo a las sensaciones de esta mañana, podría decir que la situación era prácticamente similar a la de otros días, un buen descanso, un sencillo desayuno y como diferencia un sol majestuoso que a veces es difícil de localizar en otras latitudes boreales.

Pero, siempre, pero, el detonante no puede ser un astro porque ese todos los días está presente, así que la “esencia” de tal “Feliz fenómeno” debo buscarlo en otros ámbitos y no precisamente lejos porque siento que algo dentro de mi es lo que convierte esas sinapsis eléctricas en flujos intensos de “Vida” y propiamente de “Felicidad”.

Entendiendo que nuestra “Unidad” es la que se encarga de crear esa “química” que los médicos identifican en procesos metabólicos y estudiados empíricamente pero que no son capaces de trasladarlos a la realidad del día a día del ciudadano.

Comprendo de alguna manera que una sensación de este calado es imposible mantenerla constantemente puesto que dejaría de ser algo más propio de la “causalidad” o “casualidad”.

Así una repetición permanente de dicho “estado” alteraría la consciencia y olvidando la trascendencia que tiene la Felicidad como “instante clave” se resolvería en una involución convirtiendo la “Ocasión” por “rutina”.

Me gustaría comprender la marcha de la naturaleza interior para poder trasladar la experiencia como algo alcanzable sin la necesidad de oportunidades excepcionales sino con los síntomas del más leve parpadeo.

Obtenida la respuesta tras muchos estudios y pensamientos hay que resumir que la Felicidad es un comportamiento propio especialmente en el que factores externos pueden llegar a maximizar los resultados para una perfecta consecución de ese “estado de ánimo”.

Las últimas palabras lo certifican es una cualidad innata del “Ser” en el contexto que le rodea. Aceptemos pues nuestra esencia y obtendremos todos esos dones que están al alcance de la mano y que siendo de gran valor en todos los aspectos nunca tienen un precio.

¡Un paso adelante!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/02/2017 | Comentarios (0)