Un lugar bajo el sol

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Me suena a titulo de libro, canción, película o lo que sea pero en estos momentos esa frase expresa explícitamente la situación. Todo el horizonte al frente y los lados están cubiertos por una espesa niebla cuando en realidad en un radio de tres kilómetros a la redonda el solo se soporta debajo de una sombrilla.

Solo se me pasa por la cabeza que el pronóstico del tiempo es acertado "nubes y claros" y por suerte nos ha tocado "cielo despejado" lo que dudo es cuanto durará semejante placidez porque según baje el sol se ira tornando en sombra esa lucidez temporal.

Lo que hay que tener en cuenta es que las piedras conservan perfectamente el calor que desde el mediodía las ha templado.

Como más arriba indicaba ahora lo que hay que hacer es desplazarse con el sol porque la sombra se va desplazando según cae, ya van dos desplazamientos en veinte minutos pero espero acabar este relato sin necesidad de moverme sino es para irme a un nuevo destino que conocer en la ciudad.

Hoy no hay pie para inmersiones acuáticas porque las olas se imponen de forma clara para intimidar y con piedras en las que apoyarse la inseguridad para mi es total. Pienso que no hay que hacer estupideces por un simple chapuzón.

Me encuentro muy a gusto en este sol y sombra, como si se tratase de un juego en el que siempre me toca mover a mi puesto que soy yo el que me muevo respecto a la luz cenital que es la que permanece fija a nuestros ojos.

Lo anecdótico de este caso es que la brisa no trae las nubes que están a la espera en el horizonte, como si sus planes fuesen para mañana.

Un pequeño informe del meteorólogo.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

Un Rap

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Otro día de excursiones e incursiones en la gran ciudad. Dicen que son once millones de habitantes de la capital y alrededores así que me puedo encontrar con todo tipo de personajes en los recorridos por las calles.

Las plazas ya sean grandes o pequeñas son escenarios ideales para mimos, cantantes, ciegos con voces clásicas, payasos malabaristas, cómicos, danzarines, charlatanes, vendedores de fe o cualquier manifestación del "ego" personal escenificado en público.

Estos días he ido descubriendo lo que llamaríamos fama urbana que no es poco pero que no se diferencian mucho de lo que te puedes encontrar en ciudades europeas.

Como curiosidad y en particular por lo que me toca he sido "homenajeado" en el autobús con unas estrofas de rap improvisado sobre la marcha. Y lo que me atrae del caso es que entre los detalles de "caballero" me ha dicho "millonario" por mi sola apariencia.

Sinceramente me ha hecho sonreír pero respecto a sus adjetivos solo puedo asegurar que soy millonario en tiempo, porque tengo el reloj por pulsera apenas representa una sencilla pauta de orientación para unos planes que no existen porque solo sirve el aleteo de un pájaro o una mariposa para que yo sienta que se para el tiempo.

Una mañana excelente para escuchar el mar, grita cuando rompe la crestas de la ola, aúlla al romper contra la costa y ronronean las piedras cuando las arrastra la resaca.

Es un cara a cara sin vencedores ni vencidos es la pelea de Atlas o el mito de Sísifo, siempre en una nueva lucha, un nuevo envite, para volver a quedar en tablas.  

El mar de primeras se lleva todo lo que pilla pero tiene la decencia de devolver lo que no es suyo junto a un agua pulverizada que la brisa del mar acerca suavemente a la cara.

Hace mucho tiempo que no recordaba la tranquilidad que supone el ruido constante del batir de las olas, es como si un coro se dedicase a acompañar el paso del tiempo con una cadencia que no se mide en segundos sino en ondas y valles empujados por el señor del viento, aquí llamado Huracán.

Mientras espero que pasen las horas olvido las prisas de la ciudad, de las obligaciones, disfruto del momento y comprendo que esa ola acaba de llegar ya no volverá a ser la misma nunca y con esa filosofia intento desenvolverme en la vida.

Más adelante ¿Quien sabe?

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

Uno más

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Cuando salgo de casa, me enseñaron "Donde fueres haz lo que vieres" y en ese fregao* me he metido hoy cuando he decidido en hora punta utilizar el transporte público. Para empezar ha sido un poco lioso llegar a la parada porque he tomado otras calles para montar en el Metropolitano.

La suerte y algo de mi orientación me han permitido llegar y reconocer la partida de la mañana pero con el agobio del regreso a casa de todos los trabajadores y estudiantes.

Las sardinas tienen en su lata mayor margen de movilidad que el que yo o cualquier otro de los ocupantes tenía que soportar. Era imposible la actuación de un carterista porque la presión sobre la superficie de mi cuerpo era total.

El bolso en bandolera me apretaba el hombro como la cadera, la rodilla de la señorita se empotraba contra mi cartera en el bolso trasero del pantalón y la mochila de otro estudiante empujaba sobre el mismo el teléfono móvil.

Con ese margen de maniobra la sensibilidad del tacto estaba a flor de piel y no había lugar para que manos extrañas hiciesen ninguna fechoría sobre mis pertenencias o las de otro pasajero.

La experiencia me hizo recordar mis tiempos capitalinos en Madrid cuando pasaba directamente al menos un par de horas en situaciones similares, lo que provoco mi aversión a las grandes ciudades por todo este tipo de molestias que hoy me han servido para refrescar los recuerdos.

En el balance creo que me defiendo bastante bien en esta ciudad como en la mayoría de las grandes ciudades que voy pisando en Centroamérica, porque mientras no abra la boca y reconozcan el acento eres uno más en la "tribu local".

Todo lo anterior no sirve para que en ciertas ocasiones pagues la primada en algunos servicios cuando te ven ¡turista a la vista! pero eso son solo algunos de los peajes que hay que pagar sin muchos problemas.

Lo que queda por delante esta noche es el regreso al hotel que espero sea más holgado que el servicio de "ida", pero además tengo la esperanza que cuando vuelva a este barrio los próximos días me organice mejor pero sin que para ello se me caigan los anillos.

Seguiremos con los experimentos

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

Por libre

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Es mi forma entender la vida, de andar, de escribir, de comer, de disfrutar... y se puede añadir cualquier otro verbo o actividad en la que quepan las acepciones más libres que se puedan entender en cada individuo.

Alguien podría pensar que soy un personaje anárquico pero creo que no entro en esa palabra porque no entiendo la vida sin orden, porque es parte innata de nuestra civilidad.

La libertad coincide con la individualidad o singularidad del "otro" para que pueda ser la expresión perfecta del entendimiento.

Ahora como quien no quiere la cosa aparezco en un restaurante de una calidad contrastada porque el chef es protagonista de un programa de televisión además de otros merecimientos que estoy pudiendo comprobar con el paladar de alguien que disfruta de los más sencillos detalles como es que te salgan a recibirte desde los fogones.

¡Chapeau!

Con un pequeño paseo he podido descubrir como las oportunidades llegan cuando uno menos se lo espera, pero creo que la razón de todas estas coincidencias esta en la constancia que siempre sabe resolver cada situación de la manera mas favorable si solo te dejas llevar por la intuición.

Este último instinto es el que me acerca a esos lugares que se convierten en sorpresas con lo que la suerte es doble junto al placer de ver cumplidas muchas de las expectativas que un viaje sin pretensiones y sin organización puede llegar a ser perfecto.

¡Hasta el momento!

Con estas pequeñas notas uno puede llegar a entender que mi vida la oriente de forma un tanto original con un sentido claro que es la libertad como saeta con el objetivo en la "Fortuna". Y si hablo de "Fortuna" lo asocio con Ventura nunca con dinero por muy bien que este venga.

Ventura viene de "viento", de lo que está por llegar, de lo que espera o lo que esperamos, es fácil entender estos términos cuando se lee en la brisa las emociones que llegan, cuando los ojos descubren luz donde nadie ve ilusión, cuando la piel se estremece sin motivo tangible, cuando el sol, sal-pimienta la vida con cada rayo.

Así vivo, de esta manera disfruto como solo se puede hacer una vez en la vida. Las oportunidades pasan y no pretendo dejar escapar ninguna que represente algún interés o el más pequeño de los conocimientos.

Un nuevo latido...

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

A buenas horas

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Con el amanecer y la nueva ubicación me he encontrado un tanto perdido puesto que no sabía donde estaba y el reloj digital me presentaba el horario de mi hogar, así que ni entraba luz por la ventana, ni eran las siete de la mañana, otra vuelta a la almohada y a seguir descansando.

Solo quedaban tres horas de sueño, apenas llegaban las seis, mi cuerpo me pedía marcha, como si el colchón quisiese echar un trasto que le estorbaba, pero me resistí mientras pude, pero a eso de las siete de la mañana ya estaba todo preparado con sombrero y gafas de sol por lo que se presagiaba desde el balcón del hotel.

Apenas había visto el plano de la ciudad un par de veces en el ordenador y otro impreso con el centro histórico, me lancé ala sorpresa de un miércoles en horario laboral y el servicio del metropolitano funcionaba a pleno rendimiento, saturado como era de esperar.

Era una forma como otra cualquiera de identificarme con la gente que me rodeaba porque mientras no abriese la boca parecía que era otro limeño más.

Ante la posibilidad de equivocarme de parada elegí la más cercana al mar con la no desdedeñable diferencia que el transporte público en la parte alta de la ciudad y había que bajar todo un "Barranco", el nombre del barrio, para presentar mis saludos al océano.

La primera opción con dudas me llevo al borde del precipicio y pude observar desde ese balcón, la altura que me separaba de las aguas, como la niebla que en el frente maritimo no dejaba ver más allá de doscientos metros.

Se puede decir que es una nota curiosa como la luz llega a las alturas y es el borde del mar el que se mantiene en una semi-oscuridad con brisa incluida que convierte en maravilloso el paseo sobre los cantos rodados de las playas.

Esa música que dejan las olas al batir las rocas rompe la monotonía del ruido de la autopista que bordea "el circuito de playas de Lima", por el que discurre una especia de circunvalación de la ciudad.

Ese relajante paseo debe de acabar abruptamente porque si antes la bajada fue placentera, el ascenso requerirá de algo más de pericia, porque según dejaba el frescor de la niebla y la línea horizontal de la playa, ahora llegaba el sol y la cuesta arriba que siempre se me atraganta a lo que debo añadir que voy con el estomago vacío.

Siempre creía que un poco más adelante podría encontrar un lugar para un café pero entre lo temprano del horario y la ubicación junto al mar, todo se encontraba cerrado.

La oportunidad se palpaba en el aire y ya a estas horas cuando me pongo delante del cuaderno descubro el placer de un "café merecido" y un acompañamiento calórico capaz de levantar a un muerto.

Conseguido el premio, en este caso cerrar el circuito que he iniciado esta mañana solo me queda seguir trotando tranquilamente por un barrio recomendado y del que puedo decir que merece muchísimo la pena, volveré a la tarde-noche.

¡Viva el Pisco-Sour!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

Recapitulamos

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Se me ocurre pensar que en estos instantes puedo hablar de un paso del ecuador en mis vacaciones en sus dos versiones, la real y física por la cual voy a pasar al hemisferio sur, junto a la idea que ya pasando algo más de la mitad de mi estancia por tierras americanas.

Como me gusta ser preciso y me gusta hacer balance de toda una experiencia que siempre me sorprende y nunca deja lugar a la indolencia sino a la simpatía que me llevo en el corazón.

Siempre será un recuerdo y nunca habrá motivos que me impidan volver, porque aquí tengo "Una Casa", mejor "Mi Casa" donde todo está como lo deje, con los cambios que a todos nos afectan pero que no llegan a disminuir sino a incrementar el valor de las cosas importantes.

La certeza de estos es que hay que encontrar un hueco para conservarlos vivos y frescos en la mente, porque precisamente son la energía de la cual nos nutrimos en desarrollo de toda nuestra vida.

La experiencia de viajar y poder compartirlo con los amigos es de tal calado que en un porcentaje importante de la población creo que la pondrían como prioritaria en la escala de las necesidades perentorias una vez cubiertas las de la subsistencia.

Viajar es una escuela sin paredes y con alas para volar. Es un libro en el que cada cuadra cada parque enfoca el conocimiento a una nueva luz que llega a través de los libros y las palabras cuando rotando por los mundos son los pies y el cuerpo que sintonizan el compás con el espíritu más "sentido" del alma.

Algunos podrán pensar que la distancia separa cuando en realidad nos permita entender mucho mejor todo porque nos da perspectiva para poner en valor conceptos que tenemos olvidados en la cercanía que nos ofrece el hogar.

Con todos estos detalles que voy aportando la mayor de las seguridades que me salen del corazón es llevar conmigo "la casa" y no me refiero al "caracol" con sus pertenencias y su mochila, sino comprender que tu eres el que viajas, lo demás son complementos para facilitar una actividad pero es dentro de ti donde vas a llevar lo más importante, la fortaleza para romper temporalmente con la rutina, el valor para afrontar lo desconocido, la alegría de volver sobre tus pasos  poder compartir con los amigos de nuevo.

Puedo asegurar que todo es sorpresa por muchas previsiones que uno quiera programar, porque quizás sea el viento quien decida orientar la veleta con cada nueva ráfaga.

Hay que llegar un poco al caso concreto para entender que el concepto "viento" como el verbo "venir" tienen la misma raíz semántica. Así que cada vez que sentimos el viento estamos demostrando y descubriendo que nos alcanzan las experiencias que nos rodean y que apenas sabemos apreciar.

Debemos de considerar una nota técnica en el hecho de viajar y que la considero especialmente "relevante" como es la soledad. "Viajar para uno mismo". "Ir lejos para encontrarse". "Reconocer en el vecino de la lado un nuevo amigo". "saber que estás abriendo nuevas posibilidades". "Si acaso vuelas o sencillamente caminas descubres de ambas maneras la pequeñez de nuestra existencia y la grandeza de nuestro espíritu".

¡Próximo destino...!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

Nieve

Publicado el 27/03/2018 en Camino (364)

Por todas partes y a todas horas llegamos con la sorpresa de encontrarnos el paisaje limpio de ese manto blanco con el temor a no encontrarnos con una buenas condiciones para poder esquiar.

Mientras hacíamos tiempo para encontrarnos todos juntos, pasamos las horas entreteniéndonos por las calles del village pero siempre acaba apareciendo el comentario sobre el parte meteorológico y con la mirada en un cielo cubierto, las precipitaciones solo se esperaban para la madrugada, amanecer al día siguiente con semejante perspectiva solo dejamos que la fe en tales comentarios fuesen fieles a la realidad.

Por fin llego el día siguiente con la certeza de unos pronósticos que se estaban cumpliendo, por lo cual par todos las circunstancias nos lleno de euforia y dejamos que cayese algo más de nieve para poder salir con unas ganas a unas pistas que nos llamaban a gritos. 

Al ser un destino de partida nuevo y según las condiciones del terreno elegimos la opción más segura, para ponernos los esquís y poder de nuevo, tras un año de paro      , la experiencia de deslizarse por las pendientes de esta maravillosa cordillera.

Es cierto que tras los años el recuerdo de las pistas y las instalaciones todo se va poniendo en orden por la mañana aunque las precipitaciones perjudiquen de alguna manera una visibilidad perfecta, pero justamente ese es un problema es muy prescindible porque siempre encontramos un motivo para descubrir   un recorrido que nos sorprenda y que la cantidad de nieve acumulada va a provocar que las dudas anteriores se borren automáticamente.

Como les gusta a mis amigos la opción más complicada es siempre la más atractiva así que allá van ellos a lo más alto para descargar adrenalina en cada nuevo giro, con la seguridad que con buen manto de nieve les protege y les guía por el más suave y dulce de los caminos.

Yo con mi instinto y conocimiento reconozco el terreno, me decanto por una elección solitaria pero más cómoda para las prestaciones, como si fuese una máquina a las que llego sin dificultad. A esta última reflexión le debo añadir los comentarios un tanto elocuentes de los mas lanzados siempre atemperados por otros esquiadores algo más realistas y cercanos a mi forma de ver las condiciones técnicas a las que hubiese tenido que enfrentarme y que ni a mi me hubiese gustado agradecer y a los demás les hubiera interrumpido su marcha natural.

Una vez reunidos de nuevo volamos a compartir las pistas como siempre con las alternativas que suelen salir sobre la marcha, los ratos se convierten en un zig-zag con destino final siempre en el valle con la diferencia fundamental que se puede llegar facilmente o pasando ciertas penurias musculares que los no deportistas como el autor de estas notas, le pasan factura cada día según acaba uno retirándose el equipamiento y botas.

Se han descubierto miles de adelantos en toda la tecnología deportiva pero el caso de la una bota de esquí sigue en décadas de retraso, porque tengo la seguridad que todos los esquiadores opinan siempre lo mismo sobre la única alegría del día "quitarse las botas" en es instante la libertad que uno disfruta tras varias horas de cierta opresión.

Así más o menos se pasa el primer día con las actividades que generalmente en Europa decimos "apres ski" para completar el día. El descanso nos exigía una retirada a tiempo, porque quien sabe sin creer o no en los hombres del tiempo y para el día siguiente había sorpresas.

Amaneció y con cierta sorpresa me acerque para descubrir si la luz del ventanal era lo que suponía o solo mi imaginación. Con una alegría inmensa entro por mi ojos todo el azul del cielo iluminando todo el blanco resplandeciendo tanto como se había encendido mi ánimo. Me sentí feliz como si nunca hubiese sabido de la posibilidad de ese magnífico sol.

Cuando llegamos al salón todos estábamos felices a medias porque habían mirado el parte porque indicaba que en el exterior hacia menos dieciocho grados bajo cero. Tampoco entendía tal temor porque hemos estado en situaciones peores y con la posibilidad de paso del astro rey a su cenit las temperaturas debieran de cambiar al alza.

Apenas después del desayuno y con el tiempo jugando a nuestro favor el termómetro ya marcaba catorce grados bajo cero cuando salimos ala calle a calentar los motores, así con esos visos de cambio me  importaba puesto que llegaríamos a verdaderos momentos de temperaturas agradables, además que sabiendo de todas las inclemencias es tan solo cuestión de prepararse y como ya lo estábamos no hubo ningún tipo de problema.

Con semejante "panorama en azul" todo el paisaje estaba a nuestro alcance y pudiendo decidir la jornada con un horizonte mucho más fácil que en el día anterior.

Quizás descubrimos nuevas pistas porque aquí siempre hay lugares para las sorpresas y hubo de todo desde momentos de duda pero los más valientes, algo de flaqueza física para mi porque después de las horas el cuerpo estaba bastante más fatigado que el primer día.

Cierto es que llegué algo temprano a casa comprendiendo que una retirada a tiempo es una victoria, con el recuerdo de una vida inolvidable al calor del sol en todas las laderas de la montañas.

La calidez de ese día creo que ue una forma de lo más agradable de sumar a la cordialidad de nuestra amistad con una camaradería que es una de las que mantiene unas relaciones que ya buscan en muchos casos décadas de "Amistad" en mayúsculas.

Cayendo la noche me llega el recuerdo de otra de las jornadas en la nieve con la misma "estampa" cubiertos los cielos y los copos atemperando el termómetro para no dejar ningún margen para la aparición del signo negativo en la temperatura para que la comodidad del día blanco no fuese inconveniente en ningún momento.

Hemos recorrido cada uno según sus capacidades o ganas de rutas que más nos apetecía y hoy con mucho placer puedo reconocer que estoy satisfecho por todo lo realizado.

He recorrido pistas que otros días me hubiesen resultado imposibles y con el sencillo de hoy casi nunca he tenido problemas en el descanso y una vez acabados los descensos poder comprobar que las "señoras agujetas" no han aparecido, creyendo que es posible que esa tranquilidad me haya permitido sentirme durante un buen rato delante de un cuaderno para trasladar pequeños retazos de unos días que por "suerte" he podido disfrutar en unas cuantas ocasiones y que mientras esté en mi animo intentaré seguir "celebrando anualmente".

Año nuevo, esquí nuevo

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/03/2018 | Comentarios (0)

Jornada partida

Publicado el 27/03/2018 en Camino (364)

Seguramente el título no se como ha salido pero algo tiene que ver como se van desarrollando la jornada , puesto que la mañana ha quedado con espacio para ciertos cometidos y a estas horas de la tarde después de una "reunión de trabajos" solo queda rematar los flecos de última hora.

Como era de esperar toda la conversación y la charla se ha desarrollado de forma más que amistosa, en realidad ha sido una fiesta, con el detalle de la familia como motivo principal a destacar.

Cuando uno echa mano del reloj y comprueba que las horas han pasado sin apenas uno darse cuenta de como las agujas le persiguen sin tregua decidimos que es el momento de retomar cada uno sus actividades diarias.

Yo tomo la ruta más fácil a casa porque además de no tener tareas en la ciudad en la habitación me esperaba la maleta para el próximo destino y en este caso había que organizarse bien porque es muy voluminoso todo el equipamiento para la nieve.

Tras todas las tareas organizativas me doy cuenta que desde primera hora de la mañana el esfuerzo me pasa la cuenta y debo retirarme temprano a la cama, apenas tengo fuerzas para mantener los ojos abiertos y es mejor seguir el destino de los sentidos porque caigo en la cama un bebe.

¡Cuatro esquinas tiene mi cama!

¡Cuatro ángeles la velan!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/03/2018 | Comentarios (0)

Encuentro

Publicado el 27/03/2018 en Camino (364)

Tras apenas un año de mi última visita a los amigos mexicanos, me siento contento como si hubiese hecho mi tarea escolar pero con las ganas que para tales menesteres juveniles no era capaz de demostrar.

En este caso el tiempo corría en mi contra porque nunca llegaba el momento preciso en el que era requerido. Resumiendo el tiempo se acortaba, ahora mismo y con una espera de casi trescientos sesenta y cinco días ya los voy saludando en la medida de su disponibilidad.

La llegada, original respecto a otras ocasiones puesto que era un amigo con el que siempre me encontraba al final, en grupo. El caso es que fue al menos una cosa curiosa, una anécdota que poder contar aquí.

Acabadas las presentaciones tomamos dirección "a casa" y utilizo las comillas porque ¡Así me tratan! ¡Así me siento! puede que sean los años, van para las dos décadas que nos conocemos y no es solo el tiempo quien templa la amistad sino el carácter personal propio, tanto del que presta apoyo como del que lo recibe.

A mi me gusta omitir opiniones personales sobre mi, fallaría en la objetividad pero debo de reconocer las cualidades que estos amigos tan lejanos en la distancia demuestran unos valores tan ricos en los que debería intentar reflejarme, porque son una lección en cada uno de sus recibimientos.

Desde el primer día, la oportunidad de cruzar de casualidad nuestros caminos en una ciudad nos acerco para poder hablar de infinidad de cosas en un tú a tú, con la posibilidad de encontrar a terceras personas de una gran personalidad.

Como nota intermedia me permito añadir en esta lista a tres jóvenes que también me han demostrado su amabilidad durante mi estancia vacacional para que no fuese tan solitaria con unos pequeños gestos que precisan mi reconocimiento.

Llegado el inicio de febrero toca el plato fuerte, prácticamente están todos en la misma ciudad así que nada más dejar las maletas en el suelo vienen los abrazos y comprobar que las cosas siguen igual, que el recibimiento es familiar, sin necesidad de recurrir a formalismos porque es como si no hubiese pasado el tiempo.

Hablo siempre de la distancia temporal y por supuesto hay infinidad de historias que contar y en más de una ocasión debo de contenerme porque estoy convencido que lo mío y el habla es "por exceso".

Con los días lo mejor planificados posibles voy encontrando huecos para cada uno, porque yo soy el más interesado en aprovechar la oportunidad que me brinda el hecho de saltar el charco para estos momentos.

Así que no veinticuatro horas en la ciudad y ya a primera hora de la mañana una ocasión "por sorpresa" para hablar con uno de los últimos fichajes en la lista de "carnales" como le gusta decir a él. Lo más especial es que en la mesa además de haber unos platos exquisitos de desayuno yo me decanto por unos tequilas para ir entrando en ambiente tapatío.

Completada la mañana, había ya programadas actividades lúdico -gastronómicas para la tarde así que decidí relajarme en casa para poder conocer en condiciones óptimas a los nuevos amigos en la mesa de juegos. Fue sinceramente una reunión en la que creo que todos salimos contentos salvo los que perdieron la partida pero eso a fin de cuentas es un detalle secundario.

Y llegó el tercer día en el que desde la cama tengo que salir pitando porque es otra la encomienda que me espera para desayunar en un café con otro amigo que como todos los demás tiene la agenda completa y buscar un hueco para ordenar ciertos detalles de las vacaciones como de nuestro devenir diario en la vida.

Hasta aquí el pequeño resumen de cuarenta y ocho horas   en las que el verdadero relax ha sido la posibilidad de platicar como les gusta decir "aquí" y que no pretendo dejar para mucho más tarde porque en una hora larga nos sentaremos con otra familia alrededor de una mesa para departir sobre lo que surja.

¡Quedan tantas cosas pendientes!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/03/2018 | Comentarios (0)

Leer

Publicado el 27/03/2018 en Camino (364)

En este momento no puedo acceder al diccionario y sencillamente me gustaría para aceptar cuales son acepciones académicamente recogidas . A pesar de todo siempre cabe la posibilidad de remitirse al conocimiento que a uno le han dado los años.

Así "leer" es "descubrir los fonemas y lo que ellos pueden significar para poder descifrar el mensaje".

Esta es la definición que me viene a la cabeza a vuela pluma. Lo que yo quiero explicar en este relato es que el concepto es mucho más amplio puesto que las palabras "fonemas" puede y según el caso debe ser sustituido por otras palabras como son "gestos", "agua", "sonrisas", "ruidos", "colores", "luces", y todos los términos que cada uno quiera añadir a esta breve lista.

¿Como se puede leer el mar o el viento? Puede que alguien diga que en realidad de lo que se habla es de interpretación y no lo puedo negar, pero que es la "lectura" sino interpretación de unos signos a los que se ha dado un significado, pues todos los demás hechos de la realidad tienen su razón de ser y la posibilidad de "leerlos".

A más nubes les suele acompañar una brisa o el viento, a las olas del mar el mismo personaje las arrastra para romper en crestas en alta mar o en la orilla al contacto con la arena del lecho marítimo.

Los colores también se leen desde las señales de circulación a la mera educación infantil para poder entender la forma en que desarrollar la vida ordenadamente.

Cuando hablamos de personas podemos leer en sus gestos y maneras como van a actuar ante tus requerimientos, a esto algunos lo llaman "empatia" pero consiste  en el mismo hecho de saber "entender" lo que tan solo es la comisura de los labios o la chispa en unos ojos color caramelo.

Es divertido "leer" no solo los libros sino las piedras "lo llaman arqueología" que en su silencio son capaces de guardar unos secretos pueden llevarnos al pasado incluso a ese "polvo de estrellas" del cual estamos hechos.

En un nuevo giro de tuerca leer los pensamientos consiste en escribirlos de una forma correcta, improvisada, alocada, profunda, donde sea la intuición del lector la que le lleve a glosar los términos del dictado de su mano.

Leer la mente es pensar, comprender o aprender lo que tantas , como miles de millones de conexiones neuronales trabajan para que uno se siente ante un cuaderno y dibuje sobre el papel en blanco, entre lo divino y lo humano, entre la claridad y la sombra, donde la certeza solo forme parte de la duda.

A quien no le gustaría leer el cielo y me da igual ese cielo "astronómico" como el "religioso" como el propiamente "poético" o "amoroso" que es el más bello de los "espacios"

En ese terreno me encanta moverme. En los "espacios abiertos" donde los límites no existen porque ni siquiera se plantean, donde una sencilla losa es suficiente para bailar un "chotis" y eso si que es difícil.

 + Libros  + Libres

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/03/2018 | Comentarios (0)

Tecnologías

Publicado el 27/03/2018 en Camino (364)

Uno ya curado de espantos, sabe que si las cosas pueden salir, hay que estar seguros que saldrán peor. Lo que algunos llaman la ley de Murphy.

Hace ya unas semanas cuando llegue a estas tierras intenté ubicarme yo primero y después lo que debe ser de forma automática "además de predeterminada" se rebeló y no hubo forma de cambiar la hora, "a la central" en lugar de "la del este".

Yo como soy un poco negado para las tecnologías me puse en manos de un profesional que tampoco consiguió nada así que desde mi llegada he estado viviendo con una hora  de retraso para todo.

Comprendiendo que no he tenido horarios ni obligaciones apenas me he preocupado del reloj en estos días y he sido feliz en este paraíso llamado México.

Ayer por casualidad, aunque ya lo había visto en ocasiones anteriores, me planteo la duda de la noche. ¿Que horario usará mi móvil para el despertador? ¿El que marca en grande o el que marca en chico?

Sí, tengo un teléfono curioso tiene dos horarios y yo creo que lo hace por joder, porque no hay otra manera de entender esa disfunción o duplicidad de horarios.

Con toda la tranquilidad del mundo me acuesto porque esa hora de diferencia no me preocupa, ya me he encargado de adelantar todo para resolver ese retraso. Lo haré todo con una hora de margen para saltarme los inconvenientes posibles.

Me levanto antes del timbre del despertador y con parsimonia ordeno las cuatro cosas que me quedan por guardar en la maleta, desayuno y observo por la ventana el amanecer, sus inicios, con la seguridad que el paseo que me espera hasta el muelle del ferry.

Al no ser mi primera visita a la oficina de boletos y al decir la hora me descubren lo que comentaba la principio. ¡Vivo una hora retrasado! Intento que me lo explique pero son ya las siete y dos minutos hora local y el ferry de las siete ya ha salido. Muestro el teléfono, el horario que marca el de pulsera, pero los hechos, es que mi conexión se ha perdido aún con la hora de adelanto que llevaba.

Convencido del desastre pero con la idea de solucionar el problema me lanzo al muelle y atendiendo un comentario de la señorita de los boletos pregunto por los lancheros y me señala a la derecha.

A lo lejos veo el ferry que he perdido y ya solo espero que el sablazo del lanchero no me rompa la línea de crédito. Me acerco con cara compungida pero sin "interpretar", me sentía estupido y pregunto por el viaje a tierra firme. Cuando oigo los pesos que me va a cobrar "interiormente me río" pero solo se me ocurre preguntar ¿Llegaremos antes que el ferry?

El capitán me confirma que es posible, pero sin perder tiempo, arrojo la maleta en la lancha y espero dos segundos a que la ola ponga la barca a tiro y "a bordo".

Cuando estoy acomodado y vamos a salir aparece el señor, que me acompaño en el paseo desde el hotel al muelle y monta en la lancha como si fuese mi Ángel de la Guarda.

El pasaje ya en sus asientos y con el chaleco salvavidas soltamos amarras, con mi vista en un barco que nos precede pero que poco a poco vamos alcanzando para amarrar en el mismo destino, pero con la ventaja que yo estoy más cerca de las dársenas de los autobuses.

Por fin alcance el enlace, con lo cual ya soy o fui más feliz.

¡El viaje continua quizás no tiene fin!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/03/2018 | Comentarios (0)

Cabo Mosquito

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Tras varios días en la isla también conocida como "de los mosquitos" apenas he tenido encontronazos contados con esos seres minusculos.

El primero fue una mosca en la habitazión que molesto hasta que se apago la luz y al día siguiente le abrí la ventana al amanecer -estaba pegada al cristal- y me despedí de ella.

Los días posteriores salvo dos pequeñas molestias en el paseo, apenas pudieron chuparme la sangre, porque desaparecieron sin más.

Hoy como despedida, puesto que mañana cambiamos de destino, la isla y el cabo han querido hacer honor a su nombre y durante un par de horas he sido la mayor atracción que tenía "entre manos".

Al principio junto a la laguna mareal que en días anteriores no había causado problemas, salen los primeros insectos y me pillan despistado. Pasa el tiempo y descubro que pesadez e incordio es relativamente proporcional a mi malestar con gestos y aspavientos para quitármelos de encima pero no sirve para nada.

Comprendida la situación, me alejo al mar, donde espero que no me ataquen al estar fuera de su ámbito terrestre, pero seguían erré que erré con la tranquilidad que a mi me producía el hecho de llevar el agua hasta las rodillas y el resto del cuerpo a cubierto.

Disfrutada esa tranquilidad y ya la laguna muy lejos, salgo de la seguridad del mar y veo que vuelven a la carga. Los veo actuar de dos en dos y al principio me tocan un poco las narices pero por arte de birlibirloque se me enciende el sentido de la anticipación y empiezo a desquitarme de los primeros picotazos.

Consigo prácticamente que cada picotazo o intento se convierta en "victima" el bicho con alas, bueno los bichos. Podría exagerar pero -Virgencita que me quede como estoy-

creo haber derribado entre doce y quince kamikazes entre pies y pantorrillas.

En un acto de buena voluntad y desarrollándose los hechos en una playa los insectos, -los mosquitos son más pequeños- han recibido en la arena cristiana sepultura, como también he podido deleitarme con la posibilidad de la entrega de los "difuntos" a las olas del mar.

En mi vida he conseguido atrapar una mosca pero está visto que "hoy" o "yo" estábamos con las cartas marcadas para solucionar todo a base de cachetazos. Aceptando la solución y viendo como eran de tamaño, yo creo que antes de iniciar el vuelo de huida sus alas no tan pequeñas se enredaban en el vello de las piernas.

Creo que esa era la ventaja para poder conseguir tal número de bajas y una buena cantidad de disparates, soltando adrenalina de una manera importante cada vez que sepultaba uno de esos bichos con alas. Comprendida que la batalla por hoy la daba por finalizada regrese de nuevo al mar como medida de autoprotección, ante nuevas hordas de mosquitos vengadores.

Por supuesto ni me he molestado en buscar las picaduras pero espero que no me hayan dejado ningún recuerdo desagradable porque sangre han chupado poca.

Cuando en medio del agua a más de cien metros de la línea de costa aparece una libélula o similar pero al verla me sale espontáneamente sin vocalizar nada ¡un dron! y de repente el bicho sale disparado como un cohete hacia el cielo en lugar de seguir el vuelo horizontal que llevaba.

Yo ya me creo cualquier cosa, por la playa ya voy viendo varios de esos cacharros que particularmente no me gustan por muchas virtudes que se les quieran atribuir.

Es más fácil ¡Volar sin alas!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

¿Como contar?

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Cuando la verdad está en la sombra, cuando el destello nos deslumbra y ciega al mismo tiempo. Obtener respuestas es tan fácil como hacer preguntas. Buscar resulta complicado cuando no se tiene un objetivo.

Para ver mejor cerrar los ojos y abrir la mente.

Solo un párrafo para comprimir uno de los mayores conocimientos de la historia, que por evidentes se consideran sin valor e inútiles para una eficacia que impera en la más frágil actualidad.

Hoy o se es una "aplicación" o los libros son el arte del pasado, la jubilación, el descanso y el retiro paso a paso, la sabiduría, la Vida convertida en algoritmo.

Comprender, buscar más allá de las palabras, de los sentidos, aceptar la intuición como respuesta siempre en duda, la interrogación no como signo ortográfico, sino como forma de vida y el horizonte como un fin "in-alcanzable".

Solo palabras porque los sentimientos galopan sin estribos que los sostengan, dejando en cada gesto la respuesta de un "Gracias".

¿Es más cierto lo más próximo por su cercanía o por evitar preguntas ?

Me conformo con un poco de Luz a pesar de toda la que me rodea, para poder ordenar un batiburrillo que ya quisiera ser "madeja".

La cuestión es que si hemos llegado hasta aquí podemos permitirnos la licencia de unos minutos más, unos días e incluso años de espera como todos los que nos han precedido y se han planteado las mismas dudas sin que hayan conseguido gran cosa o así ellos lo crean que es un concepto nimio sin razón para no tenerlo en cuenta.

Al menos se me ha presentado una razón para seguir, creyendo, pensando, conociendo, sabiendo y por supuesto "Esperando".

Hay tiempo para todo lo que merece la pena y solo, ese después o mañana se convertirán en respuesta clara y contundente para poder actuar con criterio veraz y paciente.

Cuando hablo de "Paciente" me refiero a aquel "que todo lo sabe" pues del griego "pa" que significa "todo" y "ciencia" que puede resumirse en "Sabiduría" o "Conocimiento", así que abramos un poco las meninges, que todo es más evidente de lo que creemos.

Se me olvidaba "Gracias" por ese espectáculo de luz y sonido que no habrá quien lo repita con la misma maestría.

¡Decía...mos!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

Escalofríos

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Es una sensación que no se si tendrá algo que ver con la palabra porque semánticamente no sabría explicarlo.

Se me ocurre pensar que generalmente como dice el diccionario estos se producen generalmente cuando hay un momento de frío o de contraste en la temperatura del cuerpo y como tal no va descaminado el vocabulario porque lo que estamos observando es un cambio drástico por alguna de las relaciones que nos rodea ya sean de tipo somático o exteriores.

Hay una escala de frío que es bastante similar entre la realidad y su expresión escrita pero hay otro tipo de escalofrío en los que no tiene nada que ver la temperatura sino el miedo ante una situación que nos provoca "desazón" o "terror".

Es la segunda acepción un tanto original porque asociar, frío y miedo, es bastante original o acertado, lo que si tengo claro es que hay una tercera acepción de este término que no aparece en los diccionarios y es la posibilidad de "provocar dichos escalofrios" con el simple tacto en las zonas corporales precisas, así que se pierde tanto la sensación de miedo, puesto que es conocido, pero si hay ese cambio neuronal en las terminaciones nerviosas.

Entendido esto, el escalofrío es bastante más amplio que lo que el diccionario comprende. Además hay otro detalle que vamos a darle un orden "es la cuarta acepción". Sino se producen los hechos referidos porque hay ocasiones que sin razón "ventosa" principalmente nos volvemos "al acecho" porque toda la medula espinal se enciende de arriba a abajo "escala" directamente.

Puedo pensar en detalles o motivos que son capaces de provocar ese súbito cambio perceptivo en las personas.

A todo lo expuesto hay que reconocer que cuando tal escalofrío del tipo que sea sabemos que todo lo que esta alrededor lo vemos con otros ojos.

Hoy he tenido entre muchos casos, uno que me ha sorprendido porque por mi cabeza pasaba una idea "ayer estaban aquí las rayas" y en apenas tres o cuatro segundos descubro como sus aletas sobresalían del agua en grupo.

El escalofrío no podría ser miedo porque lo pensaba, la profundidad del agua, una palma, no es suficiente para pensar en un escualo, el hecho de ser un movimiento paralelo de las aletas, cerraba dudas que nunca pasaron por mi cabeza.

Intento comprender la situación y solo cabe sea solo el pensamiento quien provoque por si solo o por terceros inaprensibles lo que está ahí al alcance de la mano.

Me atrae en este caso pensar que el escalofrío es una respuesta corporal a una intervención extraña que no tiene que porque estar solo con la temperatura sino más bien con el "aire", "éter", en todas sus versiones.

Desde el vendaval , a la brisa, al susurro o simple aliento vital. Todo ello es "viento" o "el que viene".....

Una emoción que surge de una melodía.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

Maravillosa rutina

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Cuando alguien se encuentra en un espacio natural tan maravilloso como en el que me encuentro cada actividad que llevo a cabo se convierte en novedosa un hermoso "per se".

Todo hasta lo más rutinario de los comportamientos traen una sorpresa siempre agradable por mucho que alguien quiera convencerme que la rutina puede ser estresante.

Las opciones que cada día puedo encontrar a mi alcance no son necesarias para sentirme pleno y confundido con orto de los turistas que nos movemos por las diferentes cuadras o casi siempre frente a la playa.

Para otras personas, otras edades puede que sea necesario el ajetreo de una retahíla de compromisos, actividades y encuentros pero yo me siento perfecto en una serie de experiencias que me llenan sin tener que preocuparme por llenar un "carnet de baile".

Y de nuevo en el malecón, buscando esa "chispa" que algunos denominan, "sundanzig", o algo parecido.

Debe ser la luz que tanto al amanecer como al atardecer se encargan de ponerme las pilas como si fuese la conexión y la desconexión de la red. Un símil vulgar pero que viene al caso.

La mañana es el inicio natural de la Vida a la que los hombres le hemos añadido la electricidad para seguir "conectados" sin que se produzca ningún corte en el suministro, por unas cuantas horas que el sol se permita de descanso.

La Luz y la Sombra, lo conocido y lo desconocido, la novedad y la rutina. Todo es y tiene el encanto de los ojos con que miramos y hoy tras tres jornadas de ocasos interminables, descubriré que el de hoy es tan hermoso como el primero.

La última línea la he escrito sin mirar y parece la un inicio porque estaba pensando en grabar las imágenes que son irrepetibles al menos en veinticuatro horas, pero quien sabe si mañana todo estará en el mismo escenario con los mismos papeles o la dirección de escena se encargará de reubicar a los actores alrededor del protagonista.

Y la Luz tras el Ocaso.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

Panta Rei

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Son cosas que me recuerdan los años de estudiante en la escuela cuando todavía alguna de las materias eran el latín y el griego. Ahora no se como ni que es lo que se enseña, pero creo que todo aquello que no tenga un efecto práctico inmediato en el conocimiento del alumno es descartado como así creo que ha pasado con las "lenguas muertas".

El latín y el griego no los tengo por difuntos pero apartados de los círculos normales de la enseñanza. Lo que es necesario precisar es que semejante titular tan solo significa "Todo fluye".

Con este pensamiento he identificado mi vida y en esta semana he descubierto la verdad de un conocimiento que se ha plantado ante mis narices, porque desde hace unos días planteaba una serie de actuaciones en mis ratos de descanso pero nunca encontraba la manera apropiada para estos quehaceres.

Esta mañana en mitad del paseo me encuentro con la solución que no sabía como buscar. Me acerco sencillamente a una señorita que me atiende muy amable y tras explicarle el caso, me dirige al jefe de operaciones con el que charlo un buen rato para aclarar el tema que tenía entre manos.

Perfectamente explicados los puntos me indica lo que debo hacer en el pueblo y unas horas más tarde soluciono todas mis dudas quedando completamente satisfecho porque he hecho lo que creía acertado.

Con todas estas circunstancias como tarea hecha me planteo que hoy los astros me serán propicios y debo seguir en la consecución de los trabajos de Hércules, llamados así no por su dureza sino por la ansiedad que genera su no conclusión.

Todo puede parecer una estupidez pero después de cuatro días con el dinero de bolsillo "justísimo", veo que hay cola en el único cajero, por lo que espero que hoy a la quinta será la vencida.

Como detalle de suspense las chicas "nórdicas" tienen problemas por lo que la angustia me alcanza y a su requerimiento, las ayudo en lo que está en mis posibilidades pero no consigo nada, así que me pongo en lo peor. ¿Volverá a denegarme los pesos a mi?

Delante del "trasto" doy a todos los botones como requieren las sucesivas pantallas y compruebo que ¡Hoy Sí! por fin puedo hacer todo lo necesario porque tengo dinero en el bolsillo gracias a un "plástico".

Lo que me pasa por la cabeza es que hubiese ocurrido, como una vez me paso, sin dinero, sin operatividad en el cajero y fuera de casa. Desde entonces intento siempre cubrirme las espaldas para estas contingencias.

Puedo resumir que dejando al tiempo su paso pero sin descuido , las cosas se solucionan y de ahí tanto el titular,

Como "El tiempo todo lo cura".

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

Los Pórticos

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Es una palabra que no se por arte de que formas se me ha metido en la cabeza y llevo toda la mañana esperando para encontrar el momento de pensar, además de escribir todas estas ideas matinales.

Creo que había que buscar lo primero , la raíz de esta palabra y creo que vendrá del latín en una versión evolucionada de la "puerta" en castellano.

La idea que me trae es que un "pórtico" es un lugar de paso, de transición, como son las puertas pero en el pórtico caben muchas más posibilidades que en la puerta, porque  se puede entender exclusivamente como entrada o salida sin la necesidad de la cancela que impide el paso.

En una misión no tan solo lingüística sino arquitectónica el pórtico puede ir desde lo que identificamos como vestíbulo, terraza, pero sin dudar que también es una sencilla estructura basada en dos pilares unidos por la parte superior con algún tipo de tirante, viga a dos aguas o en forma de arco bóveda, como se puede encontrar en las iglesias o en una nave industrial.

Siempre estamos entendiendo que hay multitud de acepciones para las palabras pero hay que buscar, según mi forma de pensar, una idea que muchas veces define el concepto de una manera global en la que pueden verse incluidas todos las acepciones de forma conceptual.

Si buscamos la palabra Pórtico, antes hablamos de puerta o de paso como base sobre la que trabajar, lo que entiendo más difícil de comprender son los pórticos o pasos que cada día atravesamos de forma inconsciente como es en nuestro "paso" por la Vida.

Tanto de forma voluntaria como involuntariamente cruzamos pórticos que nos conducen en nuevas etapas, en las que debemos dejar al tiempo.

Donde me encuentro, los pórticos muchas veces solo se identifican con dos columnas o pies en los laterales dejando que sea el cielo quien de forma metafórica cierre la cumbre.

Otras tantas veces es el paso entre dos palmeras o árboles los que dan paso a un lugar por descubrir y generalmente para sorpresa uno acierta con la elección de ese "Adelante". El caso es que cuando me equivoco además de enmendar el fallo lo más sencillo es salirse por la tangente.

Dudo que todo el paseo de varias horas haya podido compilarlo en apenas una hojas, pero como bien decía lo importante es la idea central, lo demás son solo detalles que se adaptan a cada caso y poco más.

¡Me pido dar la comba!

HASTA PRONTO.

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

Donde. Cuando. Como

Publicado el 22/03/2018 en Camino (364)

Por fin tenemos asiento de primera fila para una "Puesta de Sol" o "puesta de largo" porque me ha tenido toda una semana para poder descubrir la magia de la "desluz". Vamos que alguien se encarga de cortar el interruptor y casi nos deja en "modo pausa".

Como espectador y escritor al mismo tiempo tengo que dejar las cosas de lado porque todavía no se hacerlas a la vez. Ahora una nube me permite tomar las riendas de unas notas con una tranquilidad porque hay poco que ver y con la imágenes que pienso guardar en el móvil será posible distinguir como languidece el sol.

Hace apenas diez minutos era imposible mirar el sol de frente, ahora con la nubes de parapeto deja que los ojos levemente se posen en el circulo solar.

Las nubes empiezan a colorearse en tonos rojizos, rosas, naranjos según su proximidad al sol dejando las alturas para los brillos más luminosos.

Ya no hay dudas la puesta será con todo lujo de detalles porque nada se interpone entre "nosotros".

Tendré que concentrarme algo más en la escritura porque mirar el sol de forma tan continua está llegando a nublar mi vista.

En el horizonte solo hay dos rayas, la del mar y la de la nube en la parte superior, así que el escenario está preparado para el primer actor que tal como han levantado el telón se deja ver con majestad como lo debe hacer un Rey o para algunos un Dios.

Ayer ese mismo sol, solo se vio velado por las nubes y ya fue maravilloso, hoy tenerlo presente y en soledad hace que las nubes preciosas pierdan su color delicadamente.

Antes que desaparezca la claridad que precede al crepúsculo me permito descifrar que el sol una vez llegado al horizonte tarda unos dos minutos y veinte segundos en esconderse completamente y ahora solo queda un fondo rosa por poco tiempo. Son las diecisiete cuarenta y cinco.

¡Aleluya!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 22/03/2018 | Comentarios (0)

Agua

Publicado el 22/03/2018 en Camino (364)

Estos días he ido tomando todos los elementos primordiales no los de la tabla periódica y le ha tocado a uno de los fluidos que es esencial para la naturaleza, para la vida y que como curiosidad más que importante, tiene su presentación en cualquiera de las tres formas físicas de la existencia, sólida, líquida y gaseosa.

Cada mañana y en vista de lo que tenga a deparar el día una buena dosis de agua en su forma clásica    y por supuesto sin enfriar- no lo aguanto-, es la mejor terapia para todos los kilómetros que me quedan por recorrer. Intento todos los días iniciarme con varias horas de paseo por la playa que es realmente inmensa en las horas de bajamar.

He llegado a plantearme un día la "excursión total" acercarme a cabo "Catoche" pero lo considero un excentricidad no exenta de ciertas dificultades que no pretendo asumir a estas alturas de mi vida. Se me antoja que ni es imposible ni soy incapaz pero lo que me importa es que no necesito demostrarme nada para que cualquier contratiempo estropee estos días.

La tarea es sencilla serían unos cuarenta kilómetros que he recorrido en muchas ocasiones así que hoy podrían ser aceptables pero me echa atrás la soledad y los imponderables que en este caso pueden complicar una idea un poco absurda.

Pienso que no es tanto la tontería que acabo de pensar sino que mi cuerpo necesita la marcha como terapia que había olvidado y le estoy encontrando el encanto en la tranquilidad de un retiro como me he planteado estos días, sin planes, ni horarios, sino según salgan las cosas.

Esto anterior es propiamente el "efecto reparador del agua" ¡ que fluya! y estoy convencido que eso es lo que necesito, a falta de "ser agua" convertirme en ella lo que solo puedo hacer acercándome a ella o intentando dejar que los pasos y mi mente se dejan llevar por la naturalidad del ciclo de la Vida.

A esta idea de los ciclos, el agua también le encuentra sus respuestas que en el caso de los mares y oceanos, lo denominamos "Corrientes". Ellas se preocupan de poner en orden cada cosa en sus sitio cuando toca. A fin de cuentas la gota de agua que hoy está a mis pies, en un mes, un año, me resulta complicado saber donde estará y para ella no hay ninguna preocupación.

Con ese postulado me gusta presentar los días en una experiencia nueva que convierta cada vuelta en novedad, cambio, revolución - que sin querer es "dar vueltas" -, más o menos deprisa, más o menos con cambios, más o menos facilitadores de una nueva visión de la realidad.

Todo esto para hablar del Agua y sino de ella de alguna de sus propiedades, olvidando la más global que se puede decir de ella y es que en un porcentaje elevadísimo casi toda ella es una disolución con sal como quien habla de un plato de cocina.

A estas alturas que todas las reservas de agua son marinas y por tanto imposibles para el consumo humano pero de algún lado habrá salido esta combinación porque si miramos un poco más arriba en el "Aire" nos encontramos que otro fluido menos denso también tiene un combinación mágica de disolución de elementos para favorecer la vida en la Tierra y por ende de los seres humanos.

La idea que yo tenía cuando empezaba a escribir no era llegar "aquí" pero todo ha sido a causa de "Panta rei" y con esa fluidez la mente me ha traído a estos lares, que ni es lo esperado, porque pocos o ninguno de los planes solo han conseguido que

¡El Agua se lleve el cántaro a la fuente!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 22/03/2018 | Comentarios (0)

El Árbol de la Vida

Publicado el 21/03/2018 en Camino (364)

Es una imagen que guardo de las tiendas, negocios y lugares en México donde tienen a bien representar la Vida en unas obras de arte principalmente en cerámica con toda la creatividad que esta sociedad multicultural es capaz de representar.

Hoy caminando por la playa he visto esa misma imagen del "Árbol de la Vida" en los "árboles del mar" que no son sino las algas que el oleaje a arrastrado hasta la orilla y que conservan la rigidez de un tronco como el de cualquier ejemplar terrestre.

Los tengo ahora delante y observo como cada uno tiene las mismas referencias, la raíz, el tallo aunque el detalle de las hojas en el caso de estas algas está unido a los parásitos que se adhieren a sus formas de manera aleatoria.

Como no hay ninguno igual entre los árboles que he encontrado en la arena, hay diferencias en su aspecto, formas o tamaño pero me siguen refiriendo al concepto mexicano del "Árbol de la Vida" con la especialidad que en este caso no ha efectuado el hombre ninguna actuación material salvo retirarla de la playa para ocupar otro espacio más humano como puede ser mi casa.

Al igual que he encontrado estas maravillas en un lugar virgen, había gran cantidad de objetos para verdaderos descubridores porque llegar hasta allí cuando menos requería de un esfuerzo de cierta relevancia para la obtención de semejantes "recuerdos".

He recordado que el equipaje es una observación necesaria cada vez que se habla de peso y maletas en transporte aéreo, así que por el camino he dejado cachitos de historia porque no hay lugar donde llevarlo.

Como todo esto tiene una segunda, tercera incluso cuarta parte tengo en mente y a los hechos me remito, que hoy he conseguido nuevas obras de arte para poder crear un verdadero "Bosque de la Vida". Es solo una idea pero ya me la estoy imaginando en su sitio y con la composición porque son realmente hermosas las piezas individualmente así que en conjunto formaran algo cercano a la perfección.

Hoy por la mañana ha sido un tanto sorprendente porque he llegado a sentir escalofríos con las ráfagas de viento pero a medida que han pasado las horas me he sentido además de muy a gusto, feliz, porque descubría por fin un día de los que se suponen en estas tierras. -Nota- Todavía no he necesitado el aire acondicionado y si por el contrario una manta por la noche.

¡Ya "luce" en casa!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 21/03/2018 | Comentarios (0)

Viento

Publicado el 21/03/2018 en Camino (364)

Me estoy dando cuenta que la naturaleza me rodea por todas partes y este amanecer el actor que ha llamado a la puerta ha sido la autoridad de "Eolo" o "Huracán" "el díos del viento" como es conocido en esta tierras.

Con semejante carta de presentación se me ha ocurrido echar mano del sombrero porque al sol siempre hay que tenerle mucho respeto, pero ha sido una gran aventura mantener mi cabeza cubierta porque cualquier amago de levantarla suponía poner las alas del mismo en "modo cometa" para que la paja saliese rumbo al mar, como así ha ocurrido en algo que era inevitable, con baño sorpresa para rescatarlo.

Alguien podría pensar que lo fácil hubiese sido desprenderse de la molestia pero el sol sin ser cargante siempre estaba recordando la necesidad de protegerse. Como detalle de la primera hora era la doble sensación de "ceguera" y "humillación".

El primer sustantivo del casos destacados es debido a que al agachar la cabeza para proteger el sombrero, ese mismo ala me impedía ver más allá de los dos siguientes pasos, por lo cual me sentía bastante molesto, porque lo que busco en el mar es el horizonte y dejar vagar la mirada en lontananza.

Y cuando me refiero a "humillación" no supone sacar chepa pero si tener que bajar la vista o levantar la mano para sujetar el sombrero y no salga con la primera ráfaga que llegue.

Puedo asegurar que diez horas después de haber peleado con esa fiera que llega por todos lo lados me pasa por la cabeza la posibilidad que ciertas situaciones puntuales del viento provoquen momentos de "locura" -documentadas científicamente- a ciertas personas en determinadas circunstancias.

En la continua pelea que enfrentaba para no perder la cubierta se me ocurre que puedo ponerlo en la tripa y a lo mejor la propia fuerza del viento es capaz de mantenerlo en su sitio, para mi sorpresa comprendo que no es ninguna tontería, porque ¡se mantiene en la vertical".

Sorprendido por mi sagacidad- ¡Si no puedes, únete! lo más que puedo hacer es llevar los brazos algo más próximos al cuerpo para evitar que salga de nuevo por lo aires. En resumen solapo con mis brazos las alas pero es la presión y la fuerza del aire la que mantiene el efecto "premamá" del sombrero.

Tras varias horas de entretenido paseo y no solo por el viento sino por una experiencia general del nuevo día con las novedades que siempre llegan, entre las que encuentro que el tiempo se está convirtiendo en un concepto bastante elástico porque las oportunidades de un día a otro son siempre diferentes para mi alegría y sorpresa.

En resumen después de varios días en esta costa me permito anticipar como el día tiene la opción de desarrollarse con un compás diferente al de la vida diaria, por lo que creo acertado aprovechar la mañana para hacer todo lo importante porque la tarde es una opción prácticamente descartada.

Veremos como se presenta la próxima jornada porque todo aquí es un tanto confuso para una mente septentrional.

Otro giro "derviche"

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 21/03/2018 | Comentarios (0)

Nubes

Publicado el 21/03/2018 en Camino (364)

Casi todo el mundo echa pestes de las nubes pero en su versión más usual presta un servicio que nunca valoramos suficientemente.

Puede que en uno de los casos más molestos que nos podemos encontrar es cuando estamos de vacaciones en la playa y sentimos la "necesidad" de disfrutar de un sol "garantizado" cosa que yo no comparto de ninguna manera.

Alguien puede pensar que estoy loco, pero cambiaría ese epíteto por el de "práctico".

Cuando salgo a la playa ni me gusta tumbarme al sol ni quiero transportar ninguna sombrilla, porque ni me voy a sentar y siempre confío en la presencia de esos "toldos" naturales que tienen a bien ir cambiando de posición según sople el relente.

Con las mismas puedo asegurar que un paseo con las temperaturas del trópico y sin protección solar o vestimenta apropiada, con la acción de las nubes permite que podamos caminar sin el riesgo de unas quemaduras de primer grado en las primeras horas en la arena.

Así que agradeciendo lo que algunos creen inconvenientes ¡Bienvenidas sean!

Seguro que ahora viene otro y me tira todo con los planteamientos contrarios y seguramente también tendrá su razón, pero lo que está claro es que la tierra se mueve en estos ciclos y ni podemos cambiarlo ni opino que se conveniente para nadie.

Las nubes están ahí por algo, que científicamente tendrá su explicación y en lo que no puedo entrar por desconocimiento.

Se me pasa por la cabeza que una sombra es un símil de una nube y con semejante emparejamiento no es que salga muy bien parado el concepto porque casi siempre las acepciones no son valoradas desde un punto de vista positivo, alejando la posibilidad de una valoración objetiva de algo que es agua en su faceta aérea.

Si, es algo así como "Donde va Vicente va la gente" y cuando se valora por la generalidad algo como negativo, ¡olvídate! la causa está perdida.

Yo solo tengo que reconocer que en algún instante las nubes han estado ahí para incordio de ciertas circunstancias como es la visión de la Luna, una puesta de Sol, o en su defecto durante mucho tiempo, una sequía pertinaz que no hay por donde pillarla.

Hasta aquí he hablado de mis opiniones sobre las nubes pero seguro que se pueden tratar muchas notas sobre cada una de sus acepciones así como de los mismos tipos de presentaciones, porque ni todas traen agua aunque su apariencia las delate.

Me permito añadir un detalle respecto a las nubes y por tanto "al clima", queremos que como en nuestra casa haya "aire acondicionado" o "calefacción" al gusto y eso permítanme decirlo ¡Es imposible! y por supuesto no me gustaría pensar que fuese posible, sería uno de los motivos para el desastre en el planeta Tierra.

Hoy tampoco veremos la puesta de Sol.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 21/03/2018 | Comentarios (0)

Amable compañía

Publicado el 21/03/2018 en Camino (364)

Pasan por la cabeza un montón de ideas pero la que me viene a la cabeza es la "compañía" y la culpa que tiene la lluvia de sentarme, para pasar al papel todo el conocimiento que día a día uno descubre bajo las piedras o tras las palmeras cuando te encuentras en estas latitudes.

Hoy o por lo que queda del día me parece que vamos a estar acompañados de un meteoro que para los lugareños y para el negocio turístico, podría irse a otro lado pero a mi tampoco me preocupa porque siempre hay un motivo para algo.

Con la oportunidad que ofrece este mirador que encuentro durante el paseo me sirve para una pequeña lección de pesca o de naturaleza.

En el horizonte se pueden ver varios delfines que saltan y aves que revolotean al mismo tiempo. Para un profano sería un detalle sin importancia pero los comentarios del camarero, me hacen entender toda la relación entre los actores.

Concluyendo ¡Hay un posible banco de sardinas! que no se ve pero que los delfines intentan deshacer el cardumen para llenar sus barrigas con las piezas que se salen del esquema defensivo. Con la misma complacencia las aves esperan encontrar parte de la pitanza y por eso el sobrevuelo.

Como tercer invitado llega la nave de turistas para avistar de cerca los cetáceos al aviso de esos detalles anteriores que los profesionales del mar saben entender a la primera.

Este espectáculo no tiene precio y debo recurrir a los recuerdos para explicarlo, porque desde la distancia, la experiencia de estas imágenes para mi desconocidas me han mantenido abstraído durante un buen rato.

A propósito del "Agua vertical" que sigue en su suave y sutil presencia, observo como hace un juego según cae sobre las mesas y salpica, como resbala en las palmas y gotea en un continuo e incesante "gota malaya", como hace burbujas sobre la superficie del mar, como en las hamacas se queda creando formas que dan pie a la imaginación para crear conceptos.

Todo esto, tal como viene me plantea la posibilidad de organizar el regreso "a casa" que en estos momentos esta algo desplazado de mi ubicación.

El que me lea creerá que es pura estrategia pero yo más bien creo que la palabra apropiada es "intuición", porque el efecto del agua es constante y no tiene visos de ceder por mucho que aparezca algún claro en el fondo.

Tomamos la tangente

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 21/03/2018 | Comentarios (0)

Miedo "al cuadrado"

Publicado el 20/03/2018 en Camino (364)

El título es uno que ya he repetido en más de una ocasión por eso simplemente le he añadido las "comillas".

Es cierto que el miedo puede tener categorías que pueden valorarse en diferentes escalas pero en si el miedo es como a mi me gusta definirlo, como: ¡La aversión a no enfrentar "algo"!

Se puede uno referir a variados temas según a uno le afecten pero solo entiendo un "muro" cualquier "fobia" a la que hay que enfrentar con martillo pilón, pala o bola de derrumbe, tampoco descarto la dinamita para hacer volar por los aires después que uno se ha puesto a cubierto.

Primero es el muro pero muchas veces ese pánico está en el mismo lado, así que cuando los hechos que enfrentamos se diluyen si sabemos que ese miedo está enfrente mismo porque por suerte es un espejo.

Si tú eres capaz de diluir tus pensamientos más terribles en tu propia mente el miedo puede pasar a ser temeridad pero sin llegar a ese punto, lo más aceptable sería la prudencia.

Así con la mente fría todo se hace más tranquilamente, la ansiedad desaparece y cuando menos el problema si resulta imposible derribarlo, lo evitamos con maniobras de todo tipo que consiguen mantenernos en es situación estable cercana a la quietud.

Oir el agua es una forma fulminante de alejar el miedo y encontrar la paz que con su paso activa el flujo vital que el desconocimiento tiene "atorado".

Alguien puede pensar que solo son palabras y es cierto pero todo lo escrito está basado en mi propia experiencia diaria y a cada paso me encuentro con la oportunidad de poder ponerme a prueba.

Hoy ha sido muy curioso un problema por la mañana, pero lo mejor ha resultado que en lugar de asustarme me he echado a reír porque en este caso el miedo solo era una idea en mi mente, que directamente he borrado, para seguir con el curso de la jornada.

Aplicando lo anterior, las "maniobras disuasorias", me pongo en marcha e inicio con la recarga de la artillería pesada para responder a una ofensa que no tiene sentido pero que no puede quedar sin respuesta.

Conseguidas las fuerzas propias para la respuesta, me encargo de encarar con sus mismas artes, una respuesta que cuando menos le va a poner los pelos de punta porque como diríamos vulgarmente: ¡La mía es más grande!

A las pruebas me remito. Es tan sencillo como acudir a mis archivos y ahí está todo documentado así como del texto de este escrito.

Lo curioso del caso es que una vez respondida la afrenta, me he quedado como unas pascuas, sabiendo que la respuesta además de correcta a descompuesto a mi interlocutor porque no sabe como traducirla por la pobreza que le precede - y no hablo de dinero - sino de falta de "alma" para aterrorizar al personal ¡porque si!

Creo que se ha encontrado con alguien que solo traga, lo estrictamente necesario y si de ello se puede extraer alguna consecuencia beneficiosa.

Solo cabe la Luz ante la oscuridad.

Solo la Razón ante la estupidez.

Solo la Verdad ante la ignorancia.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/03/2018 | Comentarios (0)

Puesta de Sol

Publicado el 20/03/2018 en Camino (364)

Hay que acabar el día, mejor las horas de Luz y ya que no hemos podido ver salir el sol - soy poco madrugador- ¡nada madrugador! Me siento obligado a sentarme en este malecón para ver una de las maravillas diarias que cada persona puede disfrutar allá donde se encuentre.

Hoy cabe la posibilidad de ver en el horizonte el ocaso pero todo esta sujeto a las inquietudes de una naturaleza tropical y de por si impredecible.

A falta de un buen rato las opciones se van cerrando y no para un espectáculo en todo su esplendor sino para un ¡Suspendido por indisposición de los "artistas"!

Atendido el caso, la voluntad y el quehacer del actor principal no me cabe duda pero todo sin complicaciones y la primera es que no creo que levanten el telón. Han dicho las nubes que "rien de rien" llamadlo "huelga de brazos caídos" o como quieras pero las dudas se cumplen por momentos. Al fondo donde debiera verse el sol, solo se descubre una cortina de nubes descargando con ganas y mejor que haya decidido actuar en esa pista y no en otra más cercana.

Sin grandes pretensiones de meteorólogo, solo se me ocurre pensar que si sigue lloviendo de esa forma a lo mejor hasta aparece un claro para que el "rayo verde" nos deslumbre en su instante mágico.

Aquí al aire libre lo más que puedo hacer es aprovechar una luz que va desapareciendo im perceptiblemente pero sin opción a "un paso atrás". Mientras pueda este asiento duro como la piedra me mantendrá por un rato ante el cuaderno de notas.

Siguiendo el hilo conductor del tiempo, puedo comprobar con los naturales del país, que el clima está un poco loco, porque en estas fechas, "Esto", no es lo más habitual entre los datos históricos que se tienen de la zona, así que el personal se lleva las manos a la cabeza.

Reloj en mano, tengo que reconocer que ya solo queda la luz del crepúsculo, pero nada de resplandor o brillos, es la misma claridad la que nos mantiene a unos locos mirando al poniente, sabiendo que el sol ya ha cruzado la línea del horizonte.

Intentaría muchas cosas o al menos son muchas las que pasan por mi cabeza, pero creo que la más eficaz de todas será levantar el campamento porque nunca desechamos la ocasión para volver en próximos días, el segundo mayor espectáculo del mundo.

Si hay dudas el Primero es el "Amanecer".

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/03/2018 | Comentarios (0)

Tranquilidad

Publicado el 20/03/2018 en Camino (364)

Tengo que reconocer que el descanso hoy ha sido "pleno" la intensidad del día anterior me acercaron a un punto en el que necesitaba reposo y lo he conseguido tras catorce horas de sueño.

Ese horario un tanto particular me ha permitido como no acostumbro a hacer para recorrerme durante más de tres horas parte de los inmensos arenales que rodea solo en sus proximidades la localidad de Holbox. Todo lo que hay más allá de su perímetro es naturaleza y playas inmensas.

Pero todo hoy ha venido relacionado con el concepto del título "la paz", del sueño, de un desayuno en toda regla, del paseo, de las compras necesarias y para cerrar semejante situación "óptima", he encontrado la solución al problema que me traía un tanto despistado.

Me explico, mientras iba observando todos los detalles de las calles, las tiendas, mis búsquedas y demás informaciones que tengo la misión de conseguir, llego a la que directamente me interesaba y que la descubrí de casualidad mientras creía leer otras cosas.

Sorprendido, di un paso atrás, abrí bien los ojos y analicé lo que de forma arbitraria había leído, para comprender que la solución llegaba como quien siente la "brisa".

Desde que hice la contratación del vuelo de regreso dude de si había contado con el horario o había metido la pata. Durante todos esos días siempre regresaba a mi mente,

¿Llegaré a tiempo? ¿Cuantos enlaces tengo que realizar?¿Posibles retrasos? ¿Otros imponderables?.

El caso es que ahora todo está cuadrado y perfecto, quedando incluso margen para incontingencias. Esa tranquilidad y que haya llegado tan pronto me va a permitir poder disfrutar estos días con el mayor de los placeres que ya podía esperar.

Como remate del mediodía y como bien explicaba antes- las tareas hechas- repondríamos fuerzas en un ambiente lo más relajante posible y no podría ser de otra forma sino frente al mar.

Unos platillos mexicanos con el toque justo de picante y la vida como el sol que ha convertido el día de hoy en un placer "caribeño" permitiendo que ¡Todo fluya! placidamente.

¡Solo espera el mar!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/03/2018 | Comentarios (0)

Nuevo Amanecer

Publicado el 20/03/2018 en Camino (364)

Acabo de tener un sueño maravilloso, por titularlo de alguna manera la escena consistía en recomponer los pedazos de la historia de una forma "veraz y creíble".

En un salto cuántico estaba tan pronto con los personajes de 1800 o principios de 1900 y convertíamos las verdades publicadas o "conocidas" en contraste con los datos reales del momento preciso para conseguir hablar con los actores de cada caso concreto no con los redactores de la actualidad.

En este montaje participo gente tanto próxima a mi en la actualidad como personas famosas con las que apenas tengo relación pero que me trataron como a un miembro más de la familia.

Todo fueron confesiones, verdades reveladoras, fachadas destruidas, tópicos muy típicos que ocultaban los velos de la censura de su tiempo.

El caso es que atacamos todos los frentes, la política, la sociedad, la policía, las buenas maneras y lo que está detrás del atrezzo. Fue toda una "Explosión" el experimento porque unos y otros se sentían felices de todo lo que les había costado recuperar una realidad que hasta eses momento había sido distorsionada, - y hablo de cualquier instante de la historia-.

He hablado del "salto cuántico" por definir de alguna manera como podía estar en el pasado y el presente al mismo tiempo, e incluso he hecho mis pinitos en los saltos "al futuro" pero lo importante es la confirmación de unos hechos contrastados y presentados en la actualidad ante un público "actual" que ha debido de cambiar su punto de vista de una etapa histórica en la que la sombra no dejaba ver la claridad y la verdadera luz para la cultura pero que queda al margen de los libros "Por el Interés te quiero Andrés".

En la misma línea tengo que guardar una mención especial a la revisión que sobre la historia y las gentes de mi "pueblo", me dedique a interpolar dentro de esta obra para descubrir que de veras son la verdad de mis creadores.

Todo el trabajo ha sido excepcional y lo más llamativo del caso, es el relevo que las generaciones actuales demostraron en su interés por revisar esa situación del "Aquí y Ahora" para descubrir lo que hay de verdad en él y ponerlo al descubierto como habíamos hecho con el pasado.

En un detalle de sinceridad plantee que todo lo que habíamos hecho y todo lo pendiente tendría un problema y es el hecho que debíamos ser nosotros mismos los que trataríamos con la necesaria objetividad unos hechos totalmente subjetivos con nombres y apellidos así que habría que aplicarse a una política de datos que nos permitiesen alcanzar el fin de una verdad siempre relativa pero más cercana al hecho que no a las valoraciones.

Otro salto, pero esta vez en el Camino, hay que poner en este momento la vida en tierra, desplazarse en distancias fáciles para poderlas hacer por carretera. Con este nuevo viaje mi intención es conocer un espacio natural que hasta día de hoy ha podido huir de las masas turísticas todo ello debido a una localización un tanto complicada porque en realidad hablo de una isla virgen.

Aprovecharé la ocasión para poder poner en orden algunas cosas   porque allí el tiempo es un concepto que voy a intentar borrarlo de la mente en una labor "sanitaria" para todo lo que tengo que enfrentar en este emocionante año que iniciamos.

Un paso adelante.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/03/2018 | Comentarios (0)

¡Compártelo!

Publicado el 19/03/2018 en Camino (364)

Sencillo y claro al mismo tiempo. Uno intenta - y a veces lo consigue-disfrutar como un niño porque es la única y verdadera manera de vivir.

A ellos, siempre dentro de las posibilidades de cada uno se les entrega todo sin miramientos, es, su sonrisa clara o un "puchero" lo que centra la atención y consigue su premio que a temprana edad es la necesidad de alimento o cariño.

Este último detalle es el que más nos falta y nos altera a los adultos por lo cual dejamos de prestar atención a la verdadera naturaleza para perdernos en la realidad social.

Cuando en unos días como los de esta semana te encuentras con todo el rosario de amigos que tengo a bien recuperar en cuanto puedo, descubres que algo tan sutil como la felicidad está a la vuelta de la esquina y también tomas la debida perspectiva, sabes que hay que dejarse llevar para que sea más fácil la vida.

Enfrentar la corriente puede ser otra manera de vivir y de fortalecerse en la que se requiere un valor especial porque todos los demás nos vemos recompensados con el esfuerzo.

Retomo la escribidera un poco más tarde con el sol bien alto y los pies sobre una arena limpia y si es que no brilla es debido a que se encuentra debajo de una sombrilla.

Alguien decía que el Caribe es tranquilo, pero hoy con el viento que sopla se ha levantado con ganas de fiesta para entretener a los bañistas, así que la bandera roja flamea a lo largo de todo el arenal.

Un paseo de más de dos hora me ha cansado lo suficiente como para desplomarme directamente sobre la hamaca y con los gemelos un poco cargados del firme irregular de la arena.

Si eran las olas las que rompían a los pies, como se hundían bajo el efecto de la corriente. Si recorría la arena seca esta se deformaba como la plastilina para dejar una huella irrepetible a cada paso con el consiguiente esfuerzo para la planta del pie.

Cualquiera que lea lo anterior puede pensar que soy de mantequilla- que dirían en mi tierra- pero lo que en realidad siento es que cada paso de mi piel ¡Esta vivo!

Siento el aire, el sol, la lluvia, el mar, la arena, todo es realmente ¡perfecto! es una experiencia de vida, nada virtual o de parque temático. Solo se me ocurre observar el horizonte y descubrir que mientras yo me protejo hoy a la sombra, donde debiera de encontrarme está cayendo un tromba de agua impresionante con el cielo completamente negro y no descarto que esas nubes me alcancen porque no serán bienvenidas.

Creo que ha sido una gota la que acaba de rozar mi brazo y el sol aunque cae de manera transversal entre nubes se preocupa que el viento se acerque o aleje nubes como en una partida de cartas.

Acudo a los pensamientos de la mañana y en una soledad compartida- en una playa es difícil sentirse solo- intentaba buscar en la ribera alguna pequeña piedra que recoger, pero solo he conseguido restos  calcáreos de conchas grandes y es que la coloración de estas playas blancas tiene su razón de ser en la descomposición de las conchas marinas a lo largo de la vida de la tierra en las orillas de los continentes.

Tan blanca y suave como las azucenas.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 19/03/2018 | Comentarios (0)

Hoy

Publicado el 19/03/2018 en Camino (364)
Hace unas horas que han comenzado las andanzas  de un turista sin sentido y  con las posibilidades que ofrece el tiempo libre , nos  dedicaremos en este arte de la soledad  que apenas dominamos pero que da la oportunidad de un sentido tan solo.
 
Escribir, además de imaginación requiere una cierta "conversación" entre el titular de las ideas , El "cerebro" y el ejecutor material de las fechorías, " la mano".
 
Es también de un proceso creativo una forma de constatación de lo que pasa por la cabeza, pero solo de aquello publicable  porque la "pelota" siempre le da por desparramarse en autenticas tonterías. 
 
En esas estamos y desde la madrugada todo ha empezado bien. A diferencia de otras ocasiones he dormido feliz y contento con la consciencia encendida mientras dormía. Ha sido un sueño espectacular la realidad se desarrollaba de una forma correcta para  todo el mundo, no había espacio para el error o las malas interpretaciones.
 
Casi podría asegurar que no era tal sueño sino la realización de unas esperanzas, porque la evolución de los acontecimientos era "teledirigida" por mi conciencia, una manera feliz y alegre de entender la vida con la simplicidad de los acontecimientos cotidianos.
 
Poder escuchar el despertador tras el descanso me pone las pilas al momento para poder acabar de cerrar las maletas y descubrir que la ciudad a primera hora sigue otro ritmo que pocas veces veo y que tampoco me atrae especialmente teniendo una hermosa almohada por compañía.  
 
SI LA VIDA TE SONRIE
 
HASTA PRONTO
 

Publicado por Gotas de Rocío el 19/03/2018 | Comentarios (0)