La privacidad

Publicado el 12/04/2018 en Tecnología (8)

Un concepto claro pero nada "claro". A mi me encanta pero siempre hay un "pero" tras otro "pero".

Ahora todo cuelga de un hilo porque alguien que quiso hacer las cosas bien y por supuesto en interés suyo y de todos "PERO" desbordado por la inmensidad de su trabajo cayo en las redes más oscuras que no se mueven "por bellos ideales" sino por la consistencia y tangibilidad del dinero.

En una sociedad totalmente "des-informada" la existencia de un "mega ordenador" "interactivo y retroalimentado" llamado "Caralibro" es una golosina para todas las paranoias hermosas como despreciables y con tal tarjeta de presentación todo es una debacle porque hasta sus padrinos son ahora los que le acusan de "su desastre".

La realidad es múltiple y cuando el prisma es poliédrico en la inmensidad del conocimiento de esa "Biblioteca de unidades de información" es imposible entenderla desde la oscuridad de la privacidad, cuando somos nosotros los que queremos estar en el "candelabro".

Que hay malas artes y que se han dejado muchas puertas abiertas es cierto pero lo que siempre es imposible "cerrar las puertas al campo" que es lo que en realidad se ha creado en un "bosque informativo" en el que ya las conexiones funcionan con un sistema propio de ecosistema en el que es imposible impedir las intromisiones espurias.

Me parece normal que se busquen respuestas a unos fallos garrafales en la seguridad y en la privacidad, "PERO" desde que se entra en un espacio que no es privado por definición "Caralibro", perder la tranquilidad de la "privacidad" está supeditado a la dictadura de los intereses marcados desde el "Poder".

Que hay un culpable, ¡seguro! que es el que va a pagar ¡seguro que no!. Todos estamos en el mismo cuento porque la privacidad de Internet nunca ha existido puesto que siempre ha existido una "Identidad Personal" y esa ha estado en manos de gobiernos y estamentos del poder.

Si ahora hay terceros que se alían con el poder para su propio interés como para el de terceros nunca me deja de sorprender porque si hemos llegado hasta aquí es porque hemos abierto un "Nuevo Portal" a la verdadera información donde los tramposos seguirán creciendo si es más fácil hacerse rico vendiendo, trapicheando con lo que no es suyo.

El sistema financiero se alimenta de las mismas estrategias jugando con lo que no es suyo e ingresando en sus bolsillos lo que no les pertenece, así que la única solución es que la gente pueda vivir de su propio trabajo de una forma además de eficiente, con la energía de unos ingresos "suficientes" para una vida digna.

Lo que pretendo llegando hasta aquí es comprender que la construcción de algo tan grande e importante debe de mantenerse en su realidad actual con los matices necesarios para poder siendo las raíces de otro nuevo ecosistema informático que seguramente llegue a ser mucho más grande, rico y privado hasta que haya terceros que habiendo engordado bien sus meta datos le hagan llegar otro "Nuevo" "San Martín"

Puede continuar el espectáculo

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 12/04/2018 | Comentarios (2)

Pasan los días

Publicado el 04/04/2018 en Camino (364)

Como si aquí en las alturas el tiempo no siguiese girando. Intentamos detenerlo, evitar que pase pero por mucha relatividad o inventos parecidos, cual antiarrugas, llega el espacio para el resumen.

Por suerte la oportunidad que me ofrece mi forma de viajar es la manera de entender las agujas de un reloj, para poder apuntar en un sentido u otro.

Así a veces el futuro está claro en el norte, las obligaciones que nos manejan de forma directa.

Cuando es el sur quien predomina es todo mucho más difícil de entender porque las preferencias particulares de cada uno chocan generalmente con las posibilidades reales de nuestra vida diaria.

Podríamos hablar también de los "cuartos" o más bien digamos del "Este y Oeste" que como los sentidos anteriores son paradójicos y que más bien yo los entiendo como el "Si" y el "No".

Todas las mañanas son la misma historia 2decidir el tiempo", AHORA y el lugar AQUÍ con la condición que alguien que está en continuo movimiento tiene entre sus manos y sus pies muchas más opciones que aquellos que se establecen en la rutina.

A nadie sorprende que esté en muchas ocasiones con los objetivos encontrados pero siento y aseguro que por suerte mis elecciones acostumbran a tener resultados positivos, agradables o como suelo entender nunca se puede sustituir  el "momento" por un condicional "Si" que es pura elucubración y por lo tanto sin ningún significado auténtico y veraz.

Hoy toda la aventura ha consistido en lo más impresionante , alcanzar lo más alto y culminarlo todavía un poco más allá.

Con una Gran Paz

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/04/2018 | Comentarios (0)

Otro país

Publicado el 04/04/2018 en Camino (364)

Por mi cabeza pasaban varios planes y tuve que tomar una decisión, continuar por el sur del Perú o pasar a Bolivia, puede que la tranquilidad de los desplazamientos alrededor del lago me animasen a decantarme por esta opción, la otra era relativamente complicada y muchas horas de traslados que pueden ser una buena excusa para la próxima visita.

En esta ocasión como en días pasados la lluvia nocturna y la del amanecer complicaron en cierto modo las visitas pero fue cediendo y dejando paso a un día esplendido. Me interesa y me resulta curioso el detalle de los tramites aduaneros en tierra porque casi siempre los padezco en aeropuertos y en este caso la película era completamente distinta.

Una "fauna" humana rodeaba la sala de migraciones, turistas de autobús, mochileros, gente de la tierra, comerciantes, carros, bicicletas, perros paseando. Era lo más parecido a un mercadillo salvo por la cola que respetuosamente guardaba la gente para tan solo conseguir un "sello".

De un país a otro había diferencias y puede que fuese más sencillo en Perú porque la eficacia de los bolivianos era más propio de un agente norteamericano. Completadas estas menudencias en una hora seguimos el camino que ya tenía en mente de hace años y que nunca había estado tan cerca.

Descubrí lo primero , unas gentes encantadoras que se molestaron en todo momento para que todo saliese perfecto, como puedo corroborar. Las diferentes visitas fueron breves porque el lugar era sencillo de ver y los paraguas a primera hora complicaban el simple hecho de disparar una foto.

Allá para el mediodía pudimos salir a la calle y todo el parque arqueológico sin otro estorbo que el móvil para las fotos, observe la inmensidad del trabajo realizado como el esfuerzo necesario para culminar la reconstrucción de todos los templos y que de alguna manera creo que es casi mejor que se queden como están.

Los guías, cada uno en su cometido excepcionales, así que salimos de nuevo para seguir otros nuevos tramites aduaneros que al ser vespertinos se desarrollaron bastante rápidos, para volver a llegar a las orillas del Titicaca.

En esta ocasión las vistas eran perfectas sobre el lago desde la habitación, cosa que en casi ninguna ocasión me ha ocurrido en este viaje. Cansado de todo el trote no me deje vencer y salí a la calle a dar un paseo sin la compañía de los guías. ¡Yo solo ante lo desconocido! pero solucione pronto los problemas sobre mi estancia y las excursiones que tenía claras.

Cada pregunta tenía la misma respuesta ¡la visita es imposible!, parecía casi una situación de guerra. La historia es que dos comunidades indígenas se pelean por los ingresos turísticos y mientras tanto nadie puede entrar en la zona norte de la isla.

El amanecer del día siguiente estaba nublado pero con visos de superar las nubes en poco tiempo como así fue. El Sol salió para dar pie al nombre de la isla y con esa misma ilusión conseguí encontrar una familia que tras una pequeña conversación - el era guía turístico de la zona norte en paro- para que el me mostrase más fácilmente todos los lugares que no están al alcance de cualquiera.

Allá par el mediodía nos despedimos y yo regrese tranquilamente como estaba meditado a una de las playas prácticamente inaccesibles desde tierra. Tengo que reconocer que fue casi un acto de fe bajar hasta esa manta de agua por veredas, trochas y saltos entre rocas porque no había otra opción.

Con alegría pero con el temor al regreso-ascenso me preparé para el baño y con dudas pensé en la temperatura del agua , así que tras el primer paso comprobé que habían exagerado la frialdad del lago, me sentí como en un verano del Cantábrico.

La sudada de la bajada con un gran sol de protagonista se templo en el lago sagrado y yo sencillamente descanse porque había borrado de mi lista una de las tareas pendientes.

Volví a cambiarme  tras el baño pero lo hice con calma como si en ese momento iniciase de nuevo el ascenso a una gran "cumbre".

Con intención pero con pausas alcance la cima y sin pensarlo más me fui a descansar porque me encontraba literalmente "muerto".

En esas estaba descansando y la lluvia volvió hacer acto de presencia toda la noche y parte de la mañana, para convertir el paseo de descenso en una catarata increíble que había que recorrer si queríamos llegar al barco que nos devolvería a tierra firme.

A lo lejos en el puerto y con los pies y calzados calados esperamos el barco y viendo que la isla a visitar estaba despejada me olvide de regresar a casa y añadí una nueva excursión para esa mañana.

Tenía la idea de quedarme pero era muy pequeña la isla y me iba a resultar aburrida la jornada por lo que regresé a la isla grande donde debía de conectar con otro barco para el regreso.

Me queda una tarea pendiente

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/04/2018 | Comentarios (0)

Algo para recordar

Publicado el 04/04/2018 en Camino (364)

El programa de actividades de estos días y una climatología que ayer no presagiaba nada bueno, me obligó a dejar las notas de viaje y ahora con tranquilidad resumo tres días tan intensos.

La nota principal de estas jornadas ha sido el sosiego pero sin dejar de lado las actividades. Fue ya el domingo cuando tras un breve vuelo tome la iniciativa de salir a preparar todos los planes para el día siguiente y todo se fue al traste porque me animaron a hacer un recorrido que no tenía planeado.

Ya en el autobús me di cuenta que eran las tres y había desayunado a las siete de la mañana y sin posibilidad de una buena pitanza decidí tomarlo con pausa "día de dieta" menos mal que el paseo no fue exigente y la tranquilidad del lugar como del grupo permitió que todo surgiera con facilidad porque para mi satisfacción todos éramos hispano parlantes, no había bilingüismo a la vista.

Con la excursión en marcha en un momento me hace el guía un comentario sobre las diferentes excursiones y me cuenta que la visita al lago Titicaca puede ser interesante, dos días entre barcos e islas. Se me hace jugosa y apalabrada sobre la marcha, me decido a trastocar todo para descubrir el otro lado del turismo sostenible que llaman aquí.

De regreso al hotel preparo todo programar lo que van a ser los próximos días que se presentan cuando menos novedosos e inspiradores pero donde intento no dejar los sueltos que me van a obligar a precipitarme y es lo último que deseo.

La noche además de larga fue algo ruidosa porque tras los cristales resonaba una especie de diluvio y ya todo estaba en marcha, aproveché para tomar un paraguas en el hotel y aún así compre un poncho de agua porque lo que caía y lo que presagiaba no era nada halagüeño.

Llegamos a la primera parada con el paraguas en mano porque se hacia necesario pero al abrigo de una cabaña nos fueron enseñando como se desarrolla la vida en los "Uros" y aprovechado este tiempo podemos comprobar que al salir empieza a clarear y la lluvia se ha convertido en "calabobos".

Esa alegría manifiesta para todos nos lleva a embarcar de nuevo hasta el destino principal, todo se va arreglando allá arriba y el azul toma la presencia en todo el centro del lago donde nos íbamos a encontrar durante unas horas.

Sabía de las explicaciones del guía como se desarrollaría ese día y fue realmente curioso y atractivo poder compartir con una familia un tiempo que iba acercarnos la cultura que ha permanecido así durante siglos, son pocos los cambios en la vida diaria y es la comunidad la que se encarga de ordenar muchas de las maneras históricas.

Empezando por la agricultura básica para la supervivencia no han llegado ni la maquinaria, ni los coches, asfalto, hasta ni existen los animales de tiro. Es un espacio nuevo para un urbanita. La vida se desenvuelve en lo que llamamos elemental, apenas hay cuatro comodidades, luz con placa fotovoltaica, sin agua corriente, letrina. Para la ducha hay que bajar al lago.

Todo esto que parecen inconvenientes es sustituido por una amabilidad increíble. Participamos cada familia con su grupo en la rutina diaria y por último nos reunimos en una fiesta típica "para los turistas" en la que para participar nos vestimos como es ritual para ocasiones especiales.

El festejo nos permite compartir momentos que a mi me resultan muy agradables porque suelo estar solo y el grupo es amable además de todas las familias que participan de este particular estilo turístico.

La noche cerrada nos despertó sin llegar amanecer porque los truenos y la lluvia golpeaban la chapa metálica del techo de la cabaña así que al día siguiente, hoy, la aventura podía estar pasada por agua. Con sorpresa para todos el amanecer estaba despejado y pudimos seguir el recorrido por las islas después de despedirnos de nuestras "familias" que en mi caso han dejado un grato recuerdo.

La última isla fue exigente en su ascenso, toda ella aterrazada permitía unas bellas vistas del lago y de unas laderas verdes tras las lluvias con torrentes por todos lados y es que al encontrarnos en plena época de lluvias son las que nos vuelven a recibir en tierra después de un gran día soleado.

Atrás quedo el leve balanceo

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/04/2018 | Comentarios (0)

Valle Sagrado

Publicado el 04/04/2018 en Camino (364)

Es sencillamente otra cultura que sorprende a la vista, a todos los sentidos porque aquí la realidad es distinta. Las apariencias resultan similares pero hay matices y sutilezas que solo aquí y por esta gente se percibe.

Su forma de entender la vida se acerca a la pautas occidentales más modernas pero hay cantidad de gentes que intentan con su cultura propia mantener un estilo al margen de las tendencias actuales.

He encontrado gente maravillosa que se ha preocupado que todo este en orden para mi descanso y para todo tipo de actividades que he llevado a cabo. En lo hoteles sin necesidad de gran  cantidad de estrellas han sustituido esos galones con amabilidad, confianza y un servicio esmerado.

Cuando en los restaurantes las dudas en la carta surgían siempre eran capaces de encontrar la situación a mis deseos, lo que me llevo a acudir a dicho lugar en varias ocasiones porque me sentía en casa.

Lo que puedo destacar como más oportuno y acertado en estos días ha sido el encuentro entre organizado y ocasional con gente que comparte muchas de mis ideas y que también son capaces de comprender todas esas cosas que no se ven a simple vista.

Con esta carta de presentación la posibilidad de conversación se ha extendido de forma más que dilatada para tratar esos temas que muchas veces son difíciles de realizar en tu entorno cercano.

Se abren muchos interrogantes que han esperado el momento de salir a la luz y sin tener unos conceptos invariables la solución es posible expresarla de una manera comprensible para todo el que quiere entender.

Como tiene su tiempo he podido prolongar el encuentro en una nueva ocasión para poder seguir llegando a unos principios ya reconocidos pero que se encontraban cubiertos de una pátina de polvo muy gruesa.

Con esta misma oportunidad he dejado abierta la posibilidad de un contacto permanente para las dudas que surgen en la vida diaria.

Todas las jornadas entre estas montañas sus nubes y su altura me han abierto la visión a otras perspectivas más amplias en lo que en medio de la nada ha parecido la persona que estaba esperando sin yo saberlo.

Comprender esta casualidad me resulta difícil, pero con la magia que me ha rodeado estos días me siento algo más libre para saber que los pasos que voy dando, se encuentran en el sentido de la Luz y lo más próximo a una Verdad, sin ángulos, sin interpretaciones, diáfana, que no pretendo abandonar.

Es tan fácil como una oración.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/04/2018 | Comentarios (0)

Suertudo

Publicado el 04/04/2018 en Camino (364)

La palabra para mi existe aunque dudo que aparezca en el diccionario. Semánticamente tiene su razón de ser y yo no lo voy a poner en duda. Además tiene unas propiedades innatas el concepto porque no lo he utilizado yo sino que es la expresión de un amigo para referirse a mi persona.

Verla escrita me ha "encendido" una sonrisa en la cara porque creo sinceramente que algo o alguien me permite disfrutar de un adjetivo de semejante naturaleza.

Me siento totalmente identificado con el significado porque considero que son terceras personas y aquellas que están más próximas las que van a conocernos mucho mejor que nosotros mismos.

En el mismo instante cuando leo el mensaje que remite el "palabro" experimento una sensación de realidad como si quien lo ha escrito estuviese a mi lado y comprendiese la Felicidad en la que me encuentro en ese preciso momento y anteriormente.

La elección del adjetivo la considero apropiada porque yo mismo entiendo la vida como una paleta de colores donde la luz, el brillo y el cromatismo del "Tiempo" va acompañado de una realidad siempre hermosa aún en las situaciones más difíciles.

Estos días de fiesta son propicios para las ocasiones placenteras y agradables puesto que se intenta que todo se desarrolle en la plenitud de todas sus formas y con algún que otro mini-inconveniente, debo de reconocerlo "me sonríe" e intento ser "espejo" de una naturaleza prodiga en dones.

Me voy a remitir al día de ayer cuando leí el "epíteto" y comprendo que había acertado en el momento porque todo ese día e había desarrollado en una sucesiva serie de encuentros ocasionales y felices para que todo rodase cuesta abajo sin frenos pero con la seguridad de una entereza que pocas veces he sentido.

Para empezar en un amanecer en el que la oscuridad cubría todo, una persona se acerca y amablemente se presenta "como Guía" y de primeras sale de mi boca una negativa, ero reconozco que "una primera impresión puede que sea predisposición y no buena razón" por lo que decido iniciar un breve interrogatorio que consiste en preguntar su nombre, con lo cual las tornas se cruzan y convierto en positivo la elección de la mañana.

En las tres horas siguientes alguien va a dirigir mis pasos de una forma inteligente, lo que para mi hubiese sido una prueba de obstáculos y con ese tiempo de dudad en un lugar desconocido la niebla consigue que la seguridad de la compañía me permita mayor soltura en todas mis actitudes y aptitudes.

El recorrido compartido con una agradable e interesante conversación fue encendiendo el conocimiento mutuo de dos culturas que se vio expresado en una manifestación atmosférica como fue la apertura de claros que a eso de las nueve de la mañana dejo un paisaje espectacular y diáfano en todas las direcciones.

Me sentía feliz, había comprobado la intimidad que acompaña la niebla y ahora un sol tras las nubes destacaba el verde de la selva y los prados junto al gris del granito de todas las construcciones, una ocasión perfecta para empezar a descargar la batería del móvil en fotografías magnificas porque el decorado no tiene parecido.

Completado el circuito nos despedimos y gracias al conocimiento del sistema, "mi guía" me dirigió a la puerta falsa para poder continuar el recorrido sin necesidad de nuevos tramites burocráticos.

Fue una despedida cordial como si fuésemos más que guía-cliente. Nos deseamos "Buen Camino" y a mi tengo que adelantar me resulto perfecto.

Esa alegría de alguna forma se vio controlada por el hecho que todo lo que quedaba por delante era ascensión así que era mejor evitar la efusividad, pasar a la tranquilidad y como uso, al "paso quedo" que sería la forma de avanzar para disfrutar del panorama y la belleza de todo lo que me rodeaba.

"Piano, piano se llega lontano" y con constancia llegue a la "Puerta del Sol" para ver todo el paisaje de la montaña con una sonrisa que ni en la cumbre del Everest hubiese sido tan hermosa.

Por un rato el descanso fue grato por la falta de esfuerzo pero con la consciencia de un terreno resbaladizo y estrecho en el que los resbalones y caídas podían aparecer aunque puedo reconocer que solo fueron conatos.

En un nuevo cruce buscaba otra ruta de ascensión que fue más sencilla de lo esperado pero con la nota intimidatoria por la cual debía de firmar en un libro la exoneración de responsabilidad civil del parque por lo que pudiera ocurrir "más adelante".

La ruta tuvo la intensidad de unos precipicios increíbles y unas construcciones incas que siempre resultando magníficas en este caso desafiaban la verticalidad. Había llegado al final del recorrido pero el regreso me permitió la posibilidad de un segundo recorrido por la ciudadela para descubrir nuevos lugares que el primer paseo había quedado de lado por la aglomeración de gente y ahora se presentaba para mi solo con la felicidad que esa situación siempre me provoca.

Recorrer los palacios , las plazas, todo fue calido pero el que iba a considerarse descanso , alcanzar la salida, me obligo a una opción conocida pero de primeras descartada.

¡Me anime a descender por el recorrido peatonal! hasta la ciudad, siendo una opción acertada y de la que no me arrepiento reconozco que los miles de peldaños pasaron factura a mis rodillas, pero nada que no se solucione con unas horas de descanso.

Cuando llegue abajo y un poco después al hotel, me sentí completo y según me cambiaba el cielo se abrió el diluvio durante cuatro horas.

¡Soy Suertudo!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/04/2018 | Comentarios (0)

Los "guardianes de la montaña"

Publicado el 03/04/2018 en Camino (364)

Llegar a las cumbres además de utilizar los medios de locomoción acercan la cultura durante siglos escondidas a un montón de turistas que "invadimos" unas formas de vida que debieran observarse de una forma más respetuosa.

De esa manera, con cuidado y secreto, justo lo que ahora falta, la herencia ha podido llegar en ciertos lugares como es este parque arqueológico y por supuesto "maravilla" de una manera un tacto intacta.

Paseaba por sus sendas y vi una indicación que me mostraba una de las ideas que mejor quiero traer ahora aquí. "La casa del Guardián".

Es la mejor idea para comprender mi sentimiento respecto a este lugar y que no estaría mal mantenerlo en todas partes.

Empezando por un concepto básico en la protección de "algo mágico" ha sido la misma naturaleza la que se ha encargado de cerrar el paso a "extraños" de todas las formas posibles, montañas impracticables, desfiladeros imposibles, ríos y torrentes impetuosos, vegetación salvaje que solo salvan angostos senderos.

El conjunto solo fue descubierto en un acto, yo creo de "fe". Se podía tener constancia de "algún lugar" pero encontrarlo en medio de la selva tuvo que ser una sencilla iluminación para que en el futuro - el momento actual- intentemos comprender una maravilla inexplicable.

Ante la llegada inexorable de la civilización occidental, la naturaleza- Tierra- fue esculpida para poder alcanzar con facilidad "la magia" pero tuvo la oportunidad de recurrir a otro elemento primordial como es el agua en alguna de sus vertientes.

Las nubes por mucho que lo intentan cada día dan tregua temporalmente y la niebla como nuevo guardián oculta a la vista "la majestad de lo intangible". Solo la paciencia del hombre ante la atmósfera hacer ese hueco para formar parte de una historia que todavía creamos y que algún día entenderemos.

Pero también hay otra versión del agua que es la lluvia, la que echa atrás a muchas personas que no entienden que las piedras ordenadas de una manera técnicamente original se unen a la orografía del terreno para que la gente pueda pensar, elucubrar y dejar que la mente vuele como el cóndor andino.

El conjunto que rodea las construcciones se ha conjurado para preservar el secreto y entre los más osados se encuentran las mariposas que van recorriendo todos los rincones y rutas que circundan el centro estelar que se ha transformado en un espacio terrestre y humano.

Junto a "La casa del Guardián" unos guerreros sin armas, salvo el aleteo de sus alas se congregaron en ese lugar por un buen rato e hicieron las veces de defensores del lugar, protegían el Camino histórico de la ciudad y sin barreras identificaban cada visitante, cada paisano, cada "extraño".

Atendiendo con intención el vuelo de "los guerreros" se podía observar como la forma de las alas jugaban con el sol como si fuese un sístole , diástole. Una vez el sol reflejaba el amarillo, el dorado exactamente y otras el celeste o cobalto.

Como una sesión de hipnotismo me tenía paralizado, no quería romper el encuentro de tres mariposas frente a mis ojos mientras otra media docena hacia guardia por los muros de la construcción "del Guardián".

Tuve la posibilidad de una foto porque fueron decenas las veces que salieron a mi paso, pero preferí retener todos los matices y detalles en mi retina que no en los datos de una tarjeta.

En el regreso al descanso, por el recorrido pude encontrarme con otras "pimpilimpausa" de variados colores que consideré flanquearon mi paso como en un desfile hasta "presentarme los honores" con una imagen que si quise retratar sobre mi mano.

UN MOMENTO ÚNICO

Semejantes "guardianes" nunca faltaran en el cerro porque están en su medio y con la inestimable ayuda de los oficiales que la civilización ha puesto para ordenar el frenesí humano del turismo.

Gracias a todos los que se preocupan del patrimonio como de las personas.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/04/2018 | Comentarios (0)

Al fin

Publicado el 03/04/2018 en Camino (364)

Esta mañana desde primera hora me he encontrado bien como si me hubiese las pilas y creo que todo viene motivado por uno de los intereses en este viaje "Llegar a Machu Picchu".

Por mi cabeza en todo el tiempo que lleva desde la planificación del salto del charco veía en el horizonte que llegaría el día pero muchos podrían ser los problemas para unos planes tan lejanos y al mismo tiempo tan complicados, porque he sido yo de mi mano el que me he preocupado de todo y ha sido un trabajo entretenimiento que ha llegado y sigue produciéndome quebraderos de cabeza.

Quiero hacer cosas, tantas y tan complicadas que me llevan de norte a sur y de este a oeste. Me resulta complicado cerrar planes desde la distancia cuando voy comprobando que si uno se mueve sobre el terreno es todo mucho más fácil.

En la ciudad de Cuzco pude encontrar esas razones para la espera al ver que se abrían las posibilidades sobre la marcha y es en lo que estoy confiando de nuevo.

Para más "recochineo" la mayoría de las veces que intento organizar algo por la red las claves y los accesos están bloqueados para mi móvil. Dudo si las causas serán propias o ajenas.

Me es lo mismo esta mañana como el camino hasta la entrada a la reserva lo conocía me he dejado llevar del placer del sueño y aunque un autobús no es lo más cómodo para unas cabezaditas, repetir las imágenes del día anterior ha sido un buen tratamiento para el sueño.

Una vez despertado, mis compañeros de butaca íbamos en el asiento de atrás me han saludado con un ¡Buenos días! pero he debido seguir el hilo de la conversación en inglés para irles adelantando algo del viaje que quedaba hasta llegar al tren.

Cuando llego a la estación se me aparece un "ángel" que me soluciona el problema de la maleta porque solo se permiten equipajes o mochilas de poco peso y yo llevo mi maletón, paso por la puerta de atrás sin ningún control, como el puto "Sheriff", hay una frase que siempre recordaré ¡Él viene conmigo!

Me acompaña a la sala de espera y me avisa de todo, agradecido me siento, pero hay que cumplir con las aguas menores y busco una pareja de españoles para que vigilen el equipaje y con la disculpa al preguntar por su origen me dicen que son de Logroño y me entra la risa floja, nos damos la mano y me presento con una sonrisa diciendo de donde soy y sorprendidos me comentan que hay pocos españoles en su Camino.

Nos toca el mismo vagón pero de punta a punta y yo me encuentro con dos encantadoras compañeras de viaje canadienses con lo que resuelvo que mis virtudes anglófonas deben de volver a ocupar todo mi tiempo salvo las atenciones de los camareros que resultan siempre un remanso de paz en mi mente, cuando trabaja en su idioma materno.

La duración del viaje ha sido lo de menos, lo más gratificante lo he podido disfrutar en esos momentos en que la piel se me erizaba desde el lóbulo central, una energía salía a todo mi cuerpo y sabía que ¡Era Feliz!

Las razones o el porque de esas sensaciones las desconozco pero ver la naturaleza, los cambios en el paisaje, las montañas, la luz, el río encabritado y con síntomas de crecida por la temporada de lluvias, era todo un conjunto para que, como ahora mismo, el cuerpo me responde con un escalofrío y no debido a la temperatura.

Tengo entendido que aquí hay una piedra magnética y algo de razón tiene que haber en esos "latigazos".

Llegados a la estación cada uno determina su destino y yo buscando el hotel me aconsejan que vaya al balneario a descansar y al pie de la letra me dejo relajar en unas aguas que me han sentado como un bálsamo.

¡Mañana viene lo mejor!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/04/2018 | Comentarios (0)

A pecho descubierto

Publicado el 03/04/2018 en Camino (364)

Una mañana más con el inconveniente de tener que usar el despertador, una minucia ante la excursión que habíamos preparado la guía y yo sobre la marcha.

De alguna manera fue un juego con las cartas descubiertas, cada uno presentábamos las opciones que teníamos a mano y de forma clara combinamos todo para que la partida fuera perfecta.

Como un reloj suizo, el guía apareció a la hora exacta, yo con mi previsión me permití la licencia de adelantar mi llegada porque es mis costumbre.

Poco a poco el grupo fue formalizándose y la partida tomo el destino de las montañas para llegar al punto más alto de la ruta. Sin entrar en detalles las primeras observaciones relatadas por el guía consiguieron encender mi luz como pocas veces.

Siempre había encontrado mi lugar al final de la lista y hoy pasaba a ser el inicio de todo, un programa que se iba y se repetirá cíclicamente sin que para ello tenga nada que hacer.

Es bonito seguir la ruta sin tener que seguir los pasos de nadie, sencillamente observar como la vida se presenta con la naturalidad del tiempo. Más allá se mostraba un vacío que había que llenar de imágenes y la mejor forma de ocupar el espacio eran los paisajes que pasaban por mi cabeza en el frescor de unas alturas que habían calado en mi ser.

Con el curso de los acontecimientos en punto y hora salimos con destino a un experimento histórico que fue en realidad una lección didáctica de ciencia, lógica, astronomía y libertad de ensayo para mentes abiertas a representaciones icónicas de la vida terrena.

Resulta de una gran imaginación poder entender esta cultura si uno no aprende desde niño lo que es la naturaleza rodeada de la majestad de las montañas que han moldeado el estilo de vida durante milenios sin un gran detonante que no haya surgido de sus mismas entrañas.

Para que no pasasen por alto la más mínima duda le pusimos a la mañana una pizca de sal que es la que suele salvar todos los platos y que con la presentación que nos han hecho a uno solo le queda la duda de porque las maravillas más elementales se escondan donde solo los sabios saben encontrarlas.

Ya estaríamos en la tercera, cuarta o quinta etapa del día y nos sirvió al menos a mi, para descubrir que las palabras tienen muchos significados que los que les otorga la academia de la lengua, así que "Sagrado" no tiene nada que ver con la "religiosidad" sino con la feracidad del instinto de la madre tierra, que le ha regalado la más bella expresión de un paisaje humanizado.

Confirmados todos mis presagios continuamos la ruta para descubrir que una o varias laderas de las montañas son capaces de ser la expresión de una forma de vida donde confluyen una cosmogonía en la que nadie queda de lado. El conjunto es parte y cada elemento se convierte en complejo.

Es paradoja, es imposible de explicar y al mismo tiempo de entender, la explicación está ante los ojos pero es difícil que se manifieste para un profano, aunque solo nos queda la fe para sentir lo que me llega a los ojos sino al corazón.

Bajar a tierra tiene alguna que otra dificultad porque hay que recordar que esta jornada es un tobogán y volveremos a buscar las alturas tras descubrir la fuerza salvaje de las corrientes de los ríos que cruzamos en cada curva, tras cada nuevo tope porque hoy todo fluye con naturalidad.

Con el último ascenso descubro que mis esperanzas ya se han cumplido, que la novedad de mañana me alegrará como pocas veces, pero que la realidad de las últimas doce horas han llegado al conocimiento porque no había ideas preconcebidas y todo eran soluciones.

¡El Cielo es testigo!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/04/2018 | Comentarios (0)

Un poco de todo

Publicado el 01/04/2018 en Camino (364)

Es difícil poner un poco de sentido a todo lo que ha ido pasando a lo largo del día, puesto que la noche previa fue cuando menos bastante original ( fue la policía la que me dirigió al restaurante porque había un control que me impedía el paso a la plaza acordonada para evitar una manifestación).

Como detalle previo es curiosa la anécdota porque la manifestación era contra una ley que obliga a un contrato de prácticas de tres años sin cobrar un duro. Yo hubiese ido con los estudiantes. Vaya robo legal, porque el proceso legislativo sigue adelante.

Nota- Cuando regresé a Lima el proyecto de ley se había derogado ¡Menos mal!

Olvidados los temas de la calle y con un buen descanso el amanecer de todos los días me ha llevado a preparar la maleta y ocupar las primeras horas hasta ir al aeropuerto por los alrededores del centro histórico. Con la naturalidad que da la estancia por unos días en el mismo lugar me siento feliz como en casa. Reconozco hasta algunos de los baches y los mejores "recortes" a los coches y autobuses en las avenidas y despistando a los municipales o sin fijarme en los semaforos.

Me siento tranquilo como si fuese fiesta y tan solo esperase una sorpresa que por supuesto iba a llegar.

El sol ya picaba y era hora de recoger los bártulos y poner tierra de por medio, había que volar a las montañas y por mucho interés que ponía en los monitores con los horarios no sirvió de nada llegar con tiempo a la aeronave porque no había llegado y encima se retraso hora y media.

Para mis años de viajero esta no es ningún problema porque pocas veces me he visto en una de estas, además me dio tiempo a una cabezadita en la sala de espera, algo fuera de lo normal en mi caso y que ha servido para refrescarme mentalmente y poder aguantar las horas de espera.

Por fin volamos pero en esta ocasión las nubes apenas han permitido poder admirar el paisaje salvo alguna ladera cubierta por la nieve. Este detalle lo han confirmado en destino porque solo se explican el frío que hace porque n las cumbres ha nevado.

Es mejor no adelantarse a los acontecimientos y el aterrizaje es bastante bonito al descubrir el valle después de un mar de algodones de todas las texturas, la maleta sale rápida, el taxi a la puerta y el hotel en una calle estrecha como a mi me gusta y apenas a cien metros de la Plaza de Armas de la ciudad.

Todo volvía a ir sobre ruedas, un pequeño abrigo según aconsejaba el taxista, pues con el ocaso el termómetro baja mucho y estamos pasados los tres mil metros, por lo que mi organismo no ha tenido, hasta el momento contratiempo alguno.

Ya en el taxi descubrí las calles y callejuelas por las que había ido creciendo "Cuzco" y me sorprendía que mi elección del lugar de reposo iba a estar animada por la noche ¡es la zona de copas! así que en uno de esos instantes que no van a faltar estos días cuando llegue el aburrimiento. Atravesar el portal y ¡La Juventud baila!.

Todo esto lo estoy comprobando ahora cuando llega la medianoche con la música y los "antros" en efervescencia pero esto puede que este bien pero no es lo más bonito, lo verdaderamente atrayente ha sido todos los descubrimientos según paseaba, por los soportales, los mercados, tiendas, restaurantes y cada nueva persona con la que charlaba, eran todo amabilidad.

En los negocios todo y siempre una sonrisa, en el restaurante las atenciones han sido pocas, me han puesto al día de todo lo que hay que hacer para poder aprovechar mejor el tiempo.

Hay también una mención especial a un joven que en una oficina me ha prestado toda la ayuda precisa para estos días con una deferencia digna de agradecer porque siempre que había nuevas dudas, él era capaz de responder con una sonrisa sin el más mínimo detalle de nerviosismo o pesadez por su parte, el caso es que he quedado que volveré.

Solo han pasado cinco horas de mi aterrizaje y he conseguido en un par de horas resolver todas las dudas que en mi caso me han llevado días incluso semanas para tener que llegar hasta aquí sin nada definido.

Otro detalle a tener en cuenta es que paseando he encontrado autenticas maravillas para mi y para mi casa porque los colores son lo más bello de estas tierras montañosas con una riqueza cultural que ya pudiera llevármela en la maleta.

Pero eso lo dejamos para otro día.

HASTA PRONTO.

Publicado por Gotas de Rocío el 01/04/2018 | Comentarios (0)