El Retorno del Profeta

Publicado el 29/03/2019 en Bibliografia (228)

Título: El Retorno del Profeta

Autor: Hajjar Gibran

Editorial: Grupo Planeta -Editorial CEAC

ISBN:978-8432-920851

Comentario: Un gran rayo de luz para él que quiere "Encontrar"

 

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 29/03/2019 | Comentarios (0)

Casualidad

Publicado el 15/03/2019 en Camino (364)
¿Quién o que tiene en sus manos las circunstancias de las cosas? Podría ser este el interrogante que responde al titular pero lo curioso del asunto es que nadie sabe la verdadera respuesta o nombre con el que nos encontramos.
 
Para muchos las “intervenciones” están pre-determinadas por Dios, por los Dioses, por el destino, por el libre albedrío, por las personas cercanas, por cualquier detalle que interactúa en el momento preciso.
 
En mi particular visión de los hechos que acontecen a mi alrededor entiendo que hay “Algo o Alguien” que está completamente pendiente de mi y no creo sinceramente que sea “Dios” en persona cuando tiene a miles de millones de personas a las que atender.
 
Me sentiría especialmente agradecido de su “directa atención” pero me conformo con que un “Ángel de guarda”, como me gusta llamarlo, atiende cada acción que llevo adelante de tal manera que para mi sino, puedo considerarme un “privilegiado”.
 
A cada paso me doy cuenta de ese “complejo” conjunto de historias que van cruzándose en mi Camino haya donde voy y cuando el lugar está lo suficientemente lejos de “mis cuarteles” tengo más claro que la interacción está muy por encima de la mente humana, de la inteligencia artificial sino que se encuentra en un ámbito diferente y desconocido.
 
Llegados a este punto lo mejor es no perder “comba” estando atento a todo, pero permitiendo que las “casualidades” sean aliadas y jueguen con nuestras mismas cartas.
 
Volveré a explicarlo de nuevo, la Vida es un regalo y sobre la marcha podemos subirnos a la cresta de la ola o dejarla pasar. Ambas situaciones son factibles y en la libertad de cada uno está la posibilidad de elegir con liberalidad.
 
Con el paso del tiempo me doy cuenta que muchas veces me dejo llevar y otras remo contra corriente pero sin tener nunca claro cual es la “causa-lidad” de mi comportamiento. Algunos dicen que esto se llama “Etiología” o estudio de la causas, debe ser algo importante pero yo singularmente me decanto por el “libre albedrio” lo entiendo más natural sin la complejidad de una investigación causal.
 
¡Que fluya! 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 15/03/2019 | Comentarios (0)

Un regalo de despedida

Publicado el 14/03/2019 en Camino (364)
Esta mañana con el amanecer me he acercado a la ventana y siento una claridad especial a la que no presto gran importancia por lo que preparo la maleta con tranquilidad recogiendo todos los trastos, miro de nuevo con algo más de luz a través del cristal con la agradable sorpresa de descubrir que la luz del día es el reflejo de ella sobre la nieve del suelo.
 
Alucinado me despejó los ojos y confirmó que alguien ha tenido la maravillosa intención de regalarme una despedida como nunca hubiera imaginado. Con cierta sorpresa y algo de inquietud continuo con mi tarea de ordenar las cosas más rápidamente puesto que el traslado a la estación será algo más lento y con alguna que otra instantánea.
 
Salir a la calle y verla desierta y toda ella blanca me hacen sentir muy bien. Me sobra el gorro y los guantes quiero sentir el tacto de la nieve recién caída y a falta de compañía para arrojar unas bolas de nieve me conformo con imaginarlo y me siento feliz.
 
Una idea que me ronda por la cabeza siempre es la complicidad que hay entre la nieve y los momentos alegres que pueden llegar a crear en las personas adultas principalmente cuando ellas no están acostumbradas a vivir rodeados de ese meteoro durante varios meses.
 
Solo hay que fijarse en las tonterías que se llegan a realizar cuando uno está con los amigos y les sorprende esa precipitación. La mentalidad se convierte en la de un niño que regresa a un pasado puro donde la trascendencia la marca el momento sin complicaciones y en ese espacio vacío está todo por escribir o jugar con él.
 
Cuál hibernación, el temporal nos hace olvidar profundamente problemas aunque cree otros pero nos hace relativizar toda la vida en un instante de tranquilidad para la mente como si hubiésemos hecho una limpieza de nuestra memoria para despertar en algo similar a la magia.
 
Un día como este, con una nevada a nivel del mar y yo con las maletas semi preparadas para regresar a casa me hacen sentir especialmente contento sin tener clara la razón. Puede que sean los pasos dados, los Caminos recorridos, los trenes y estaciones de tren con paradas o de paso, los descensos en la nieve, el chapuzón en el mar, los regalos imposibles, unas noches de sueños insospechados tanto como reparadores, una experiencia que no tiene medida porque no se acaba ni hoy ni mañana. 
 
Dejaremos que el recuerdo si es que borra ciertos detalles con el manto del olvido, los cree de nuevo en unas imágenes que siempre quedarán grabadas aunque se les cambie el nombre que en origen es una nimiedad, puesto que es el conjunto del viaje lo que me tranquilizara. 
 
Llevamos una hora en sentido sur y aquí la nevada es más copiosa. 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 14/03/2019 | Comentarios (0)

Nada

Publicado el 14/03/2019 en Camino (364)
Es algo así como lo que estoy viendo ahora. Una ventisca sobre un paisaje completamente diáfano sin apenas detalles significativos. 
 
Siento como si de repente la primavera que se acercaba, hubiese decidido retirarse para dejar paso a un coletazos del señor Invierno con la nocturnidad que mostró una placidez perfecta sin el frío o la lluvia de la mañana de ayer.
 
Hoy es un momento perfecto para escribir sobre una cuartilla en blanco todo lo que el espíritu tiene guardado en esos rincones olvidados por la rutina diaria.
 
Hoy el tiempo se ralentiza, las agujas del reloj se enquistan, el parabrisas requiere una limpieza exhaustiva, los pasos y los kilómetros desean precaución porque la tormenta tiene visos de seguir su Camino hacia el norte.
 
Nada es lo que me preocupa, porque “Todo” ya está hecho, es el momento que los demás tienen que pasar a la acción porque me toca retirarme a mis cuarteles y no precisamente de invierno.
 
Espero únicamente la quietud del hogar, la paciencia de los pasos robados, el color de los brotes del jardín y unas primulas tempranas que adornen el jardín. Simples imágenes del tiempo que se anuncia.
 
La seguridad que ofrecen los ciclos de la naturaleza me hacen sentir bien ni pretenden ni buscan “nada” solamente cumplir su cometido en la línea que se supone porque es su tiempo. 
 
Y con esas pautas intentare encontrar un hueco donde buscar lo que quiero, encontrar lo que necesito, llegar a ninguna parte, conseguir una estrella o la luna aunque sean de papel de colores, hablar con los pájaros aunque trinen y no me entiendan, seguir soñando y si es posible con los ojos y el entendimiento despierto. 
 
Volar de nuevo en un ave de metal o en alas de un “sueño” que no quiero olvidar, porque los nuevos recuerdos pasan las hojas como las de un libro para iniciar un nuevo capítulo que será tal que una aventura, un cuento o fantasía que es más original.
 
¡Y fueron felices y comieron perdices! 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 14/03/2019 | Comentarios (0)

Repeticiones

Publicado el 13/03/2019 en Camino (364)
De nuevo un deja vu.
 
Quien me lee sabe de mis ensoñaciones y todo lo que ello implica por lo que sí me repito lo siento.
 
Empezando por las palabras y su contenido para mi un ¡Sueño es una realidad! De otra dimensión si alguien lo entiende así mejor, pero el caso es que yo llevo ya multitud de veces en las cuales una experiencia nueva ya ha sido experimentada o vivida en sueños por mi.
 
¿Cómo explicar que conoces un sitio cuando nunca se ha estado? Hay varias explicaciones lo vives en otra persona, lo has vivido en otra vida, lo has soñado, lo pueden explicar los especialistas diciendo que hay un proceso cerebral que convierte imágenes actuales en recuerdos de forma espontánea.
 
Me puedo permitir aceptar pruebas empíricas, PERO YO ME QUEDO CON MIS CONCLUSIONES.
 
El sueño es una referencia para todo porque es capaz de alcanzar niveles de conocimiento desconocidos para la consciencia y por tanto para el empirismo que niega cualquier forma que no tenga base en la “prueba”.
 
Comprendo perfectamente el uso de este pensamiento, PERO de nuevo deja fuera del saber a ese noventa por ciento del conocimiento que dicen que el cerebro tiene pero que no es capaz de alcanzarlo.
 
Continuo mi razonamiento. Si el diez por ciento es empirismo, al resto le doy un porcentaje, que cada uno valore persónalmente sobre los sueños, la subconsciencia o la sobreconsciencia.
 
¿Un científico puede rebatirlo? Pues va a encontrarse con un MURO imposible de saltar y no soy yo sino el descanso que ellos mismos necesitan para “empirarse” de nuevo en su machacona consciencia del diez por ciento.
 
¡Con su pan se lo coman!
 
Yo trabajo con el subconsciente porque la razón me la dan los sueños y todas las experiencias que a lo largo de mi vida y cada día me sirven para aprender que somos tan pequeños que necesitamos de la grandeza de nuestra mente para llegar donde queramos. 
 
Cuando hablo de mente me refiero especialmente a todo aquello que está dentro pero lejos de nuestro alcance y que toda las culturas han intentado alcanzar con sus modismos locales y que a mí me gusta entender en el “Conócete a ti mismo”
 
Quien haya podido llegar más lejos o tan cerca como a su Ser, puede sentirse privilegiado, pues está bastante más cerca del resto de los mortales de algo que se llama infinito, inmortalidad, a temporalidad, eternidad o sinónimos. 
 
¿Alguien sabe que significa el olor de una rosa, el vuelo de un pajarillo, el susurro del viento entre las púas de los pinos, "queixume"? 
 
Esa persona es sabia
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 13/03/2019 | Comentarios (0)

Temporal...

Publicado el 13/03/2019 en Camino (364)
O quizás viento soliviantado por unas corrientes isobáricas alteradas por algún ciclón entre costa y costa pero para una persona aficionada o apasionada por el esquí como es mi caso entiende que lo de ayer fue un “juego de niños”.
 
Temporal es cuando la práctica del deporte se convierte en imposible por las condiciones meteorológicas como por la integridad de las personas en situaciones de riesgo por imprudencias del personal como por las rachas de viento, nieve o hielo que puedan impedir el desarrollo de una jornada en la nieve. 
 
En la montaña hay muchas variables a tener en cuenta pero en el caso concreto del esquí lo que yo valoro como lo peor es la falta de visibilidad y el viento fuerte. La ventisca pueden decir otros pero eso en realidad es una parte de las consecuencias del viento que convierte la nieve en perdigones o en pegotes sobre las gafas impidiendo la visibilidad. 
 
Una forma singular y con mis respetos, particular. ¿Es que es un temporal? Supongo que habrá unos parámetros para definirlo pero también entiendo que lo que antes era una gran nevada ahora es casi un desastre nacional. 
 
Creo que se han equivocado las medidas y se “juega” con las probabilidades para un impacto menor de los efectos, pero al mismo tiempo el “miedo” aparece en la cara de la gente cuando de lo que hablamos es de los ciclos naturales. 
 
¿Se pretende acaso ordenar la naturaleza a modo de termostato de climatizador mundial o en su caso “local”? Yo creo que se está jugando con el miedo de las personas y eso no me gusta. Como también el “miedo “quieren hacerle un hueco en nuestras vidas a lo cual yo me niego y pondré lo que esté a mi alcance para evitar que se cuele en mi, una palabra que no comparto.
 
Hoy recuerdo aquí, esos días en la nieve en los que sólo puedo decir maravillas del primer día y la certeza que la nieve y sus acompañantes se preocuparon de hacernos la visita de rigor para poder escribir en estas notas la emoción de poder deslizarse por una nieve que demostró su versatilidad al pasar de hielo-dura a “primavera” con la fase intermedia de nieve polvo a media montaña o al atardecer.
 
Un aspecto a tener en cuenta es que la primavera está a una semana vista y hay que saber aceptar que las fechas no son la óptimas para poder sentir las mejores impresiones de una temporada en la nieve.
 
A pesar de algún pequeño tropezón – culpa mía por supuesto -, solo puedo contar parabienes de este regalo que mis amigos han tenido a bien ofrecerme con la pena de ser imposible poderlo compartir juntos.
 
Lo celebraremos temprano
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 13/03/2019 | Comentarios (0)

Hablar o escribir

Publicado el 13/03/2019 en Camino (364)
Este es el dilema que tiene fácil solución, mi idea es decantarme por sentirme un ser social e intento comunicarme en la medida de mis posibilidades y ayer se dio el caso en el tren que me hizo atravesar el país.
 
Durante casi seis horas estuve charlando con mis compañeros de asiento porque ellos sabían hablar inglés y además ¡Me entendían! Suficiente motivo para que me desahogase de días de silencio.
 
En algún momento creí que los aburría pero con el traductor de nuestros móviles en los casos de dudas retomamos durante todo el trayecto los diferentes tópicos que se pueden producir entre gentes de países tan diferentes.
 
Mientras me encontraba en medio de una conversación me recorría la cabeza todos los días anteriores que había tenido que compartir mi tiempo con una máquina que no estorba sino que es una buena compañía para ese tiempo de soledad que tan oportunamente suele llegar.
 
En ambos casos la oportunidad es la misma salvo que quieras trasladarlo a un medio escrito u oral y que en la primera de las expresiones quedará constancia de lo tratado mientras que con el segundo método será únicamente el aire quien lo esparza libremente y se diluya.
 
Pienso que para cada una llega su momento y hoy tanto lo necesito como lo quiero, me distraigo en esta pequeña tarea de explayarme con el teclado que no pone ningún reparo a tus expresiones salvo ese “corrector” que tanto soluciona papeletas como te crea verdaderas dudas sobre tu comprensión en lo que llevas entre manos.
 
Tendría que añadir a los dos verbos principales de este comentario, el espacio que dejo para “Andar” o más bello “Caminar” en compañía de “mi bastón” un regalo que nunca sabré valorar adecuadamente por la trascendencia que ha tenido en todo momento. 
 
Los primeros días fueron de duda puesto que no me había ubicado pero llegado “el regalo” por parte de un desconocido me sentí acogido y ya los Caminos no me resultaban extraños sino que mi bambú era una parte más de esos bosques que anteriormente habían sido su lugar de crecimiento.
 
¡Feliz cual perdiz! Escuchaba la música de sus impacto y el compás que sonaba en la grieta superior que se había formado a modo de percusión paralela. Era algo impreciso porque el firme variaba, la nota en consecuencia y la vibración otro tanto.
 
Pasado un tiempo juntos ese sonido era parte de la marcha y un regalo en el lugar que otras personas eligen la repetición de las interpretaciones musicales preferidas y que pudiéndolas oír en cualquier instante, desperdician la oportunidad que la naturaleza ofrece o que nosotros marcamos “al paso”.
 
Otra nueva ocasión para la escritura.
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 13/03/2019 | Comentarios (0)

Otro día perfecto

Publicado el 12/03/2019 en Camino (364)
Aun con todos los pequeños detalles que pueden desconcertar a cualquiera porque los considera una contrariedad y anulan el bien hacer, del curso de la vida, hoy ha sido un día Perfecto. 
 
Para aclarar bien el tema habría que detallar cuáles son las acepciones del adjetivo  “perfecto” y considerarlo todo desde una perspectiva global e integradora. 
 
Se me ocurre un ejemplo, un señor pierde un dinero que no es trascendente para él pero le supone un mínimo inconveniente, si le añadimos que ese dinero lo encuentra un necesitado. 
 
¿Alguien podría decirme si el hecho en sí es perfecto? Yo me decanto por la neutralidad porque hay dos puntos de vista enfrentados por lo que para uno es objetivamente negativo para el segundo es perfecto. 
 
Creo que no voy descaminado un pelo y veo difícil que alguien pueda referirme otro planteamiento y de esa manera de pensar intento comprender “mi vida” obteniendo unos grandes resultados en mi forma de ser y de actuar. 
 
La particularidad de la perfección es que ni existe, ni existirá como mucho podemos “mejorar” en todo aquello que nos propongamos para alcanzar una cualidad más o menos destacada pero como lleva implícito la superación nunca habrá un tope o se intentará romper. 
 
Con este mínimo resumen es posible entender que la posibilidad de entendimiento sobre que es, o no es perfecto es complicado determinarlo ni con el diccionario en la mano que puede servir de aproximación pero nunca como máxima. 
 
Respecto a esta nota aclaratoria los académicos de la lengua pueden revisar las acepciones y por tanto relativizar la “auténtica”-también complicada de explicar-naturaleza del adjetivo “perfecto”. 
 
Con todas estas disquisiciones sobre el verdadero sentido del término cuestionado creo que la mejor forma de entenderlo en cuando se contextualiza y se completa un ámbito en el que valorar una realidad concreta. 
 
Añadir a lo anterior que la colaboración amistosa y desinteresada de una “amiga” ha permitido que todo fuese como la seda, un tejido que llega a ser sublime y embriagador si es que este calificativo vale para el sentido del tacto.
 
Repetiremos una nueva experiencia con la intención de sentirnos Perfectos.
 
Hasta pronto. 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 12/03/2019 | Comentarios (0)

Los Dioses...

Publicado el 10/03/2019 en Camino (364)
Nos sean propicios.. Es una realidad y solo lo puedo agradecer. Me corre un escalofrío por la espalda como si el cielo o la tierra fuesen lo mismo. Y se me caen las lágrimas. 
 
Nada más puedo pedir. El día es perfecto solo tengo que entregarme en los brazos de lo que venga que sólo puede ser gozoso. Me acuerdo de todos mis amigos, los que me han regalado esta oportunidad y que desearía me acompañasen. 
 
¡Va por todos ustedes! 
 
Voy a tiro pasado, a recoger los acontecimientos según vaya recordándolos, para empezar era el primero en llegar al desayuno, el primero en el autobús para la estación y con más de media hora de espera yo solo en la entrada. Se me abrieron las puertas del cielo. 
 
Todo lo anterior habían sido experiencias maravillosas pero la de hoy superaría a todas las demás porque la “Luz” me iba a acompañar durante todo el día, como así fue. 
 
Siguiendo los pasos de los que abren las pistas, las huellas de la nieve sólo eran las mías y con la complicidad del sol en mi rostro a falta de espejos podía descubrir en cara una sonrisa cómplice, una belleza que del interior al exterior y al revés me llenaban de placer. 
 
La experiencia en el lugar empezó con nieve dura como era de esperar en la cumbre pero a lo largo del día todo fue una metamorfosis increíble porque según el lugar donde te encontraras o la hora a la que descendieses las condiciones de la nieve variaban extraordinariamente. 
 
Helada para empezar, pisada y un poco suelta después, en la base casi polvo que se convertiría en “primavera” a eso del mediodía. Evitando esos lugares a ciertas horas el resto de la montaña presentaba unas condiciones inmejorables para perderse entre los árboles como pocas veces he disfrutado. 
 
Subir y bajar era mi único motivo pero en el que a cada giro demostraba mi “inclinación” ante el “rostro” más cercano al que dar las gracias por una hermosa jornada que a la alegría del descenso había que añadirle un paisaje que sólo una hora o poco más estuvo cubierto de nubes muy altas. 
 
El resto del día aproveche para fotografiar todo lo que pude la montaña y principalmente el cráter que hay frente a la estación. Esa cumbre “perfecta” cónica, como debe ser un “pico” me llevó a realizar un reportaje completo primero con nubes porque no sabía que pasaría más tarde. 
 
Después con una luz cegadora que no permitía saber en la pantalla que era lo fotografiado y por la tarde aprovechando la puesta de sol, la nieve de la cumbre rosada reflejaba la luz de un Sol que ya había cubierto de sombras las laderas donde yo me encontraba. 
 
Todas esas imágenes apenas resumen la emoción de un día que “soñado” ha sido aún más hermoso y placentero. 
 
Como anécdota apuntar que en esta lugar aprecian la nieve tanto que hasta la noche los remontes están abiertos porque iluminan las pistas, una ocasión que no podía perder y para una información general, es posible y seguro esquiar en esas condiciones, el caso es que el cuerpo aguante. 
 
Hoy espera ¡Un día perfecto! 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 10/03/2019 | Comentarios (0)

Prometeo

Publicado el 09/03/2019 en Camino (364)
Un mito, una leyenda, un cuento o la misma historia de la vida. Cuando pienso en todo el regalo que para la humanidad supuso la aparición de este “Ejemplo” entiendo un poco mejor las culturas que descubro a cada paso.
 
El fuego una “propiedad” de los dioses es arrebatada por un héroe para ofrecérsela a los hombres con la consecuencia que al final le obligo a cumplir por la Eternidad un castigo impío que voluntariamente acepto.
 
La voluntad divina demuestra que esta por delante del hombre pero sin entender desde altares lejanos, que el Ser Humano es capaz de ponerse en la piel del “Héroe” para salvar la conciencia del grupo. 
 
¿Alguien entiende donde quiero llegar? Pues es muy sencillo porque en la vida todos los hombres saben enfrentar el esfuerzo al que nos vemos sometidos cada día con la regeneración que nos ofrece la noche. 
 
Es exactamente lo que ocurre a cada uno de nosotros, nos regeneramos en un nuevo organismo preparado para lo que venga, que suele ser duro y se necesita coraje para enfrentar todo un reguero de acontecimientos de diferente índole. 
 
Dicen que el cuerpo humano se regenera naturalmente cada ciertos años, no se el dato. Lo que es cierto que la sangre está continuamente cambiando, nuestro pelo crece cada día hasta el momento que cae. La piel en su continuo roce con el exterior debe crearse continuamente. 
 
Los ejemplos son infinitos y en relación o con el personaje de la historia, “las garras de una rapaz-Águila seguramente – se dedican a devorar su hígado cada día, volviendo este a regenerarse”
 
¿Quién gana la batalla? NADIE
 
Un “mandado” cumple su obligación y la respuesta es que no hay consecuencia permanentes, porque “somos creados para sobrevivir” – Aquí y Ahora-
Y la aventura no termina de nuevo “Aquí” sino que continúa mucho más allá del tiempo porque la superación es la máxima del Ser Humano en la existencia terrena como cuando solamente seamos “anima”.
 
Bendito y odiado “fuego”
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 09/03/2019 | Comentarios (0)

Inclinarse

Publicado el 07/03/2019 en Camino (364)
Es un concepto identitario de una forma de ser o quizás de entender el mundo desde una cultura singular. El último ejemplo sobre este hecho y los hay a cientos ha sido como el jefe de estación en la última parada mostraba su inclinación ante una maquina que debía de llegar a buen destino.
 
En esos términos hay que entender un gesto, un rito, unas vértebras que tienen un uso bastante más exagerado que en occidente, donde se utiliza mucho más una expresión focal de los ojos como forma de presentación y el tacto que por estos lares no es práctica habitual. 
 
Ahora mismo en una tienda tres dependientas han hecho el mismo gesto para una simple consulta sobre un artículo muy sencillo e intentaría no dedicarme a contar las veces que pueden llegar a hacerlo en una despedida.
 
Alguna razón de tipo religioso y al mismo tiempo del comportamiento personal, convierte el “gesto” en algo natural sin ninguna imposición, por lo que habrá tenido que ver en este cuento la educación desde la infancia y sobre todo en el hogar con la familia.
 
Intento llegar un poco más al fondo de la cuestión y me vienen a la mente las imágenes de los maestros y aprendices del budismo o del sintoismo en la cual el saludo es completamente igual a lo que estoy hablando ahora. 
 
Nuevo detalle que tenia olvidado, cada vez que el revisor del tren deja el vagón se da la vuelta y saluda con una inclinación más o menos aparatosa según el personaje en cuestión. Algunos generalmente los más “veteranos” llegan a quitarse la gorra en ese momento pero sin ningún rubor lo repiten en cada nuevo paso. 
 
Quiero pensar que en el caso de las diferentes empresas tengan un departamento de “buenas maneras” o “corrección” porque sino no lo entiendo es llevar la educación a su máxima expresión. 
 
Se me ocurre pensar qué hay un pequeño pero importante detalle y es que las puertas y los edificios antiguos están pensados para tener que agacharse en cada estancia. Desconozco el motivo pero lo he podido comprobar en personas a fuerza de algunos coscorrones. 
 
Sayonara
 
Hasta pronto 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 07/03/2019 | Comentarios (0)

¿Error o acierto!

Publicado el 07/03/2019 en Camino (364)
Para aquellos escrupulosos de la ortografía el título está perfectamente definido y los símbolos interrogativo y afirmativo están porque lo que empieza con una pregunta se responde con una afirmación.
 
Concluyo: En la pregunta está implícita la respuesta. 
 
Esta es la situación en la que muchas veces me encuentro y hoy es una de ellas, puesto que lo que de primeras puede considerarse un fallo atendiendo al ciclo de las circunstancias se convierte en un preciso y hermoso acierto en la conclusión del asunto. 
 
Para muchos pensadores o personas en particular el hecho del “error-caída” lo consideran una lección perfecta para un aprendizaje práctico y real con el que las personas avanzan muchas veces sin saber bien porque.
 
A todo lo comentado hay que añadirle que el hecho de dar la vuelta a un problema o levantarse ante una caída implica un crecimiento personal en las aptitudes y actitudes del individuo para saber enfrentar la Vida.
 
Cuando quien lea este planteamiento puede creer que me siento a gusto ante los inconvenientes  y no me resultan agradables, pero lo que es una certeza es que todo no puede ni tiene que ocurrir a nuestro gusto. 
 
Opino que sería una estupidez y una falta de tacto en la convivencia libre de los ciudadanos puesto que habría imposiciones de algunos sobre el resto lo cual es algo completamente ofensivo para el desarrollo de unas maneras democráticas. 
 
Y si hablamos de democracia puede que sea una representación perfecta de este ejemplo “Error-acierto” porque alguien dijo que “la democracia no es el mejor sistema político pero si el más correcto hasta el momento”. 
 
Literalmente no es esa la frase pero como nadie tiene los derechos sobre “mis pensamientos” esta sentencia la hago mía para su uso libre por quien lo desee y pueda sacar sus propias conclusiones pero sin analizar o poner en mi boca ideas que son de mi fuero interno. 
 
Acierto tiene su raíz en “certeza”, como “verdad” y esa es la razón que debe mover al mundo. 
 
Hasta pronto 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 07/03/2019 | Comentarios (0)

Templos en la bruma IV

Publicado el 07/03/2019 en Camino (364)
Seguramente será la época del año o el entorno en el que nos encontramos, pero el caso es que de nuevo hoy la lluvia muy débilmente a primera hora y algo más insistente pasadas el tiempo ha conseguido que se rompa mi paraguas.
 
Digamos la verdad, ni el agua ni el viento han tenido culpa alguna sino la obsolescencia del material, vamos que o era viejo o de los chinos. Esta anécdota la traigo a colación porque ha sido romperse y dejar de llover.
 
Un poco de suerte no viene mal o mucha porque en todo el parque no había una papelera o un lugar en el que dejar el trasto roto, con el acierto por mi parte de preguntar a unos obreros sobre un lugar para depositarlo, ellos mismos se han ofrecido a retirarlo porque no había otra posibilidad en lo que quedó de camino.
 
Cuando me siento libre y valoro mi experiencia en los templos compruebo como la lluvia todos los días se ha acordado de estar presente, como si de un velo se tratase para cubrir la majestuosidad o incluso ostentación de la riqueza del lugar.
 
Me gustaría pensar que la inmortalidad que implica la vida de los dioses, a ellos no les resulta necesario todas las riquezas que el hombre considera pocas para algo tan importante como una deidad que puede y ofrece su protección.
 
Los colores, los metales preciosos, el oro, la laca y todo el ornamento del que se ven rodeados viene a ser un regalo para nuestros ojos porque ellos no necesitan de tales manifestaciones tan aparatosas
 
De tal forma ese pudor lo manifiestan guardándose de las miradas con unas nubes bajas que alimentan los muros de musgo por todas partes y dejan que los turistas confíen un poco más en los cedros, los árboles, los cauces y todos esos trabajos que la naturaleza ha creado sin la intervención del hombre.
 
Intento creer que igual que la cultura del país se identifica con los elementos primordiales, a sus representantes celestes, también les llega el tiempo del descanso – en invierno – para poder mostrar su condición divina en todo su esplendor cuando “Amateratsu” aparezca con la alegría que le caracteriza.
 
Como protagonista de la mañana ha sido la soledad, recorriendo los templos solo o como mucho algún monje, porque los turistas han llegado cuando yo ya me retiraba. Me ha sentado muy bien y con respecto a las informaciones de las guías, he sido un privilegiado, porque ni molestaba ni me molestaban para las oraciones, las fotos o unas colas que no existieron en ningún momento. 
 
¡Atrás queda el ritmo de mi cayado¡
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 07/03/2019 | Comentarios (0)

El campo desnudo

Publicado el 06/03/2019 en Camino (364)
Esta estación invernal es una manera diferente de conocer todo desde unos principios más originales o naturales sin quitar valor a otros detalles que decoran y enriquecen la vida.
 
Cuando el campo está descansando todo a su alrededor se ralentiza, da lugar a unos momentos de introspección que suelen resultar muchas veces auténticas aventuras en el devenir diario.
 
Este tiempo la naturaleza lo emplea para desplegarse con el máximo esplendor cuando llegue su hora, mientras el hombre se pre-ocupa de estar siempre dispuesto a dar todo porque es lo que se espera de él y muchas veces la “máquina” no puede más y llega el “invierno”.
 
Con esos tonos a los que les falta el brillo y la luz de la primavera. Son todos ellos en el amplio espectro de los colores un mate que apaga la auténtica propiedad cromática de cada árbol y arbusto en este tiempo.
 
Demuestran con esa imagen una fragilidad en los nuevos brotes que quieren ser, pero necesitan el calor que apenas les llega en las crestas de las montañas como si fuesen unas raíces aéreas en busca de un Sol pobre aún de su esencia.
 
Los bosques siguen en esta temporada marcando claramente sus más evidentes diferencias entre los árboles perennes en verdes u ocres según sea su variedad pero al lado están los caducifolios que a falta de ramas cubiertas de hojas son sencillos peines para dejar pasar la brisa y el viento. 
 
Es una visión hermosa a la que no nos acostumbramos por la fijación de imágenes modelo. Un concepto similar se produce en la belleza de las personas, porque siempre identificaremos la juventud con el prototipo mientras la madurez o la senectud son ideas que alejamos en cuanto se acercan a nosotros. 
 
Y es que la belleza de “todo” está en el interior por mucho que nos fijemos en la “fachada”. 
 
Esta no es una idea mía sino del más profundo pensamiento allá donde vayas y con la aquiescencia de las mentes más preclaras resulta imposible negar la evidencia. 
 
Cuando mis pupilas observan el manto blanco bajo los pinos o los cedros descubro unas cascadas heladas que acaban en pequeños arroyos que se descuelgan por el valle puliendo a su paso unos cantos rodados que estarán ahí desde el inicio de los tiempos. 
 
¿Alguien duda de lo impresionante de esa pureza? El hielo o su transformación en líquido fluyente es parte de un paisaje “roto” por la presencia de un elemento base de la existencia de cualquiera de los seres vivos. 
 
En su poder como el de otros meteoros está la facultad de dar vida o el paso final. 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 06/03/2019 | Comentarios (0)

Un olvido

Publicado el 06/03/2019 en Camino (364)
Resulta increíble como con el menor de los equipajes haya siempre algo que se olvida en el Camino y se siente una impotencia que por debajo de “tonto” te deja completamente noqueado.
 
Lo que más me preocupa de toda esta situación es que después de repasar la habitación al menos dos veces se me haya podido escapar los objetos que debiera de haber retirado antes de su sitio.
 
Su valor es poco y en otro momento prescindible pero hoy como en los próximos días lo hubiese echado en falta con la rabia que me produce y todo el malestar que provoca un sencillo error que no creí haber cometido porque siempre repaso todo más de una vez.
 
Todo se resume en que es un regalo y no puedo ni quiero perderlo, lleva conmigo años y pondré los medios necesarios para recuperar ese presente a fin de cuentas es solo tiempo lo que me puede costar y de ese me sobra.
 
Algo a tener en cuenta es como resolver el problema por teléfono cuando uno solo habla japonés y yo solo además de mal inglés, por fin conseguimos entre palabras sueltas la solución del caso.
 
Mañana veremos el desenlace que lo espero propicio.
 
Ya es mañana, o sea hoy. Con la “tarea” hecha y con nota porque ¡El olvido! Ya es historia con final feliz, con carreras con semáforos impertinentes cuando más molestan y la amabilidad que aquieta el espíritu. 
 
Y es cierto, todo tiene arreglo puesto que incluso la muerte siendo un hecho, no es ningún desastre porque es solamente un salto cuántico sobre el que la mayoría de la gente guarda un gran desconocimiento pero que comprendida de forma tanto empírica como espiritual llegan a la misma respuesta. EL CAMBIO. 
 
Con esas palabras mayúsculas la gente se echa atrás y prefiere “lo malo conocido” y yo me apunto al carro porque aquí en “este mundo patas arriba” todo es maravilloso, tanto que hasta después de muertos los “Bodishatvas” se quedan aquí por el bien del prójimo y en su fuero interno – como dice mi amigo – porque he dejado muchas cosas por hacer. 
 
Este último pensamiento es de un cristianó apostólico, romano, practicante, así que como vamos tratando estos días. 
 
¡Que cada uno busque similitudes! 
 
¡Las diferencias son estéticas¡
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 06/03/2019 | Comentarios (0)

Ganar al tiempo II

Publicado el 06/03/2019 en Camino (364)
Me gusta el juego, cada partida llega al mismo desenlace pero la predisposición del contrincante difiere  de manera relevante en cada contienda. Hoy por ejemplo he perdido algo de sueño pero me he adelantado a la “Luz”.
 
Toda una aventura que me ha trasladado de un ayer flanqueado por el azul del mar a un amanecer en el que sólo domina el blanco en un cielo color pastel antes de llegar al celeste.
 
Un fotógrafo a estas horas hubiese quemado la máquina en cada nuevo click. Seguramente un vídeo puede ser la mejor opción para guardar el mensaje que nos trae el Sol de la mañana.
 
Dejando a un lado al astro, regresamos a otra esfera metálica o de cerámica blanca como se estilaba antiguamente para explicar como me comporto en tamaña disputa cordial con el continuo giro del reloj o más propiamente de sus agujas.
 
Cada día me propongo mis prioridades con arreglo a la susodicha “maquinita” porque mi reloj solar no está por la labor de los madrugones junto al hecho que habría que buscar una localización correcta para verlo en cada estación. 
 
Con tales premisas que suelen ser demasiadas me dispongo a elegir y en esos detalles en los cuales yo tengo las riendas, descubro que el tiempo se para y todo fluye en otra dimensión que se convierte en placer. 
 
Ahora sentado en el tren con la mirada al levante gozo de un placer que nunca se me hubiera pasado por la cabeza. Es como si hoy fuese el Sol el que ha necesitado del despertador para ir ocupando su lugar en el firmamento. 
 
Se que solo son imaginaciones pero “ellas” son las que crean mi mente y las que convierten los circuitos sinapticos en verdaderas obras de arte que de forma burda intento transmitir en estos soliloquios.
 
Cuando llegó a este punto ya considero que he obtenido una victoria por todo lo que ha supuesto una aventura matinal que me hubiese perdido entre la almohada y las mantas de un sueño que también estaba siendo reparador. 
 
Ese mismo sueño que lleva a casi todos los pasajeros del vagón a reclinar la cabeza porque su reloj empezó a trabajar en su contra antes de tiempo y sólo saben ganarle en la carrera cerrando los ojos a otra dimensión que desaparecerá con el próximo silbato del maquinista. 
 
Hoy no hay lugar para el descanso porque la jornada se presenta frenética por la presteza que pretendo imprimirla, nunca por la desazón que provoque la ansiedad, esa palabra intento hacerla desaparecer de mi diccionario porque solo crea malestar sin ningún tipo de beneficio para mi persona o las que se encuentren a mi lado. 
 
Blanco está el campo y limpio el día, para escribir una bella historia. 
 
Hasta pronto 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 06/03/2019 | Comentarios (0)

Ganar al tiempo

Publicado el 06/03/2019 en Camino (364)
Es una teoría complicada de realizar pero todos estamos de una manera u otra implicados en esta tarea ya sea en el trabajo, con la familia, en las compras, en todo momento hay un instante en el que el reloj “siempre” gana.
 
Yo pretendo conformarme con “sentir” que he podido con el de una manera elegante de guante blanco y lo consigo “olvidando” que la batalla está perdida pero ni ha habido retirada, ni se lleva ninguno de los dos el trofeo.
 
Asumidas estas premisas yo me siento siempre ganador porque llegar voy a llegar donde quiero y el reloj tiene el mismo problema regresar cual mito de Sísifo al principio como sino hubiese pasado nada anteriormente.
 
Estos días he visto un montón de relojes que no paraban y a los que yo les destinaba un fin pero de casualidad he llegado a un par de museos en los que por diferentes motivos el “tiempo” se detuvo por “desgracia” y en otros caso por “placer”.
 
La primera causa evito comentarla por la tristeza que me y nos provoca a todos, la segunda es un acto voluntario y consentido por el que la ubicación de las agujas de un reloj se colocan de tal manera que crean una sensación de armonía.
 
Sencillamente lo consideran, un abrazo, siendo la hora exacta las diez horas y diez minutos. La explicación es bella porque las manecillas se asimilan a los brazos o las manos en un sentido de amistad y cercanía para lo que debe llegar con una calidez que de otra forma no se puede entender.
 
Por ejemplo, las dos y media me hace imaginar una mano arriba y otra abajo como si estuviese parando a alguien. Ayer leía que los dioses ofrecen el paso libre a las almas puras con la mano en alto mientras que la que está en la parte inferior impide el paso de las almas impuras.
 
Puede que la casualidad o yo mismo haya entendido la historia como a mí me da cuando me voy “por los cerros de Úbeda” pero las contingencias tienen siempre su razón de ser y no creo que las mías estén más o menos erradas respecto de las de los demás.
 
Creo que mi pensamiento es libre y deseo mantenerlo en la misma dinámica todo el tiempo que la razón me permita por muchas vueltas que de él reloj o que pasen las hojas del calendario.
 
“Tempus fugit” me gusta traducirlo por “El tiempo me huye”
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 06/03/2019 | Comentarios (0)

Protecciones

Publicado el 05/03/2019 en Camino (364)
Si hay alguna nota propia del estilo japonés es su dedicación por la “Seguridad” y con toda la razón del mundo. Opino que viven en una paz total que se alterna con el desastre en el momento más inesperado y en el lugar más improbable.
 
Ante situaciones “probables” todo el país está con la vista puesta en todos los detalles, en las habitaciones del hotel no faltan las linternas, por un corte de luz debido a cualquier circunstancia, los trenes tienen instrucciones de evacuación ya sea por un tsunami o un terremoto.
 
Seguimos con un concepto que es casi una táctica militar. Todo el país está fortificado frente a las fuerzas marinas en forma de temporales, tifones o tsunamis. El problema es inevitable lo que se pretende es que las consecuencias sean lo menos gravosas posibles.
 
Como detalle que sólo valoro, en unas industrias he descubierto que las conducciones tienen unos “sifones”  que sólo los entiendo como dilataciones para evitar la rotura de las mismas por el movimiento de la tierra. 
 
Paseando por las playas, las indicaciones con las rutas de evacuación están por todas partes y su razón, buscar el punto más alto lo antes posible. 
 
En otras ocasiones y por la proximidad a los volcanes, las señales marcan los radios sobre los cuales uno debe de huir en caso de erupción con las posibles coladas o lluvia de cenizas. 
 
Todo en el país está absolutamente reglado para una reacción lo más “aceptable” ante contingencias que uno no puede llegar a entender porque es la fuerza de la naturaleza actuando en los puntos más débiles donde el hombre puede haber errado. 
 
Dudo como funciona en el país el tema de los seguros pero las pólizas tienen que tener una cantidad increíble de excepciones o notas aclaratorias además de un consorcio general para situaciones de emergencia. 
 
El hormigón se utiliza en cantidades desconocidas en mi país, las medidas de seguridad con pernios y demás anclajes sirven para mantener – según cálculos – unos márgenes de seguridad sobre los estándares normales. 
 
Es perfectamente aplicable en estos casos eso de “Más vale prevenir que curar”
 
Sin exagerar lo más mínimo estamos ante una inmensa obra de ingeniería de norte a sur y de este a oeste, dispuesta para todo tipo de contingencias y eso vale millones de vidas por lo cual entiendo el orgullo que sienten los nacionales por su país. 
 
Un placer repetir la experiencia. 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 05/03/2019 | Comentarios (0)

Monocultivo

Publicado el 05/03/2019 en Camino (364)
Llevó en mi mochila muchas cosas que voy aprendiendo sobre la marcha y tras unas semanas por “aquí” he comprendido algo del país y del “país-aje” y lo resumo fácilmente.
 
¡No hay Japón sin arroz!
 
Estadísticamente son deficitarios en la producción de arroz para consumo propio pero he podido ver como de norte a sur todos los rincones de las islas dentro de sus características propias han adoptado el monocultivo del arroz como si de una forma de vida se tratase.
 
Creo que no voy descaminado porque cuando llegue al sur vi que los canales estaban preparados para irrigar las diferentes parcelas muchas veces escalonadas para aprovechar la gravedad en el proceso de inundación de las fincas.
 
Ahora en el norte me encuentro con los mismos detalles constructivos en las tareas agrícolas de la misma gramínea. Debido a las fechas que nos encontramos los campos están yermos a la espera de la plantación en el tiempo que les lleva roturar las tierras.
 
Y la razón de ser de este “alimento” se puede comprobar en todos los menús y la comida casera que se basa en el arroz para acompañar todos los platos, de la verdura, las carnes, el pescado o sus salsas.
 
Otra idea que saco de mis lecturas o impresiones del viaje es que la religión tuvo también algo que decir respecto a que tipo de ingestión de calorías podían los creyentes optar de una forma adecuada a los preceptos que les obligaba la práctica propia.
 
De ninguna forma se puede olvidar que fuera de las zonas costeras, donde el pescado mandaba, el producto más asequible a las economías populares era un cereal que contiene las suficientes calorías para el mantenimiento de una vida sencilla en la que la hambruna puede evitarse con cierta solvencia.
 
En esta nota tengo que reconocer que por primera vez en mis viajes no he encontrado mendigos por las calles, seguramente existan pero su cultura o el hecho de que es posible una alimentación tan básica, supone un acierto además de ciertas políticas sociales que resultan eficaces en la resolución de estas situaciones.
 
Tengo que hacer mención como apéndice muy chico que sin entender del campo en varios lugares y principalmente en laderas de montañas he descubierto las plantaciones de té que en todas las ciudades y hoteles identifican otra cultura muy particular con “su Ceremonia”.
 
¡Marchando una de shasimi!
 
¡Oído cocína!
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 05/03/2019 | Comentarios (0)

Pasan las horas

Publicado el 05/03/2019 en Camino (364)
Pasan también los días, las estaciones de tren o del tiempo, los kilómetros en una línea entre temporal y espacial nos vemos inclinados a un avance continuo aunque a veces esas flecha imaginaria nos devuelva al destino de partida como un tour cerrado.
 
Creemos siempre en “un paso adelante” con la convicción de hacer lo mejor y hoy he tomado la determinación de tomar un descanso en la frenética marcha de encontrar un norte o sino al menos una meta que sea capaz de esperarme con la paciencia que a mí me falta.
 
Estoy en este “destino” porque yo siento que ya he llegado cuando hacía meses tras la reserva del viaje pensaba que ¡Hacia una locura¡ como bien me lo recordaban la familia, los amigos y conocidos cuando oían “mi osadía”. 
 
Ahora, con algún inapreciable inconveniente, ya me está pasando por la cabeza una idea más osada todavía ¡VOLVER! Sin haberme ido todavía 
 
Esta manera de pensar puede que venga determinada en el día de hoy por un sol que desde el levante ha penetrado en mis ojos y ha encendido un espíritu que ayer dormía aletargado cubierto por las ramas de los cerezos y un "gris panza burro" que sólo dejaba salir al exterior una cara con gesto gélido e inexpresivo. 
 
Cuando está mañana buscaba el norte no creía en una luz tan inesperada ni un termómetro tan ecuánime. Sólo cero grados, así que ni frío ni calor. Era necesario ponerse en marcha y ya se vería que regalo nos presentaría el nuevo día. 
 
Seguimos próximos a la costa pero en la sombra, incluso al sol se conservan los neveros por lo que supongo que aún queda mucho tiempo para que la naturaleza despierte porque sin la actividad del hombre todo seguiría otro ritmo. 
 
Y ese movimiento pausado es el que va a tomar el tren para que podamos disfrutar de unos paisajes en un entorno virgen entre las montañas y la costa. A la derecha las montañas nevadas y algún pico tan perfecto como si hubiese sido modelado a manos del hombre según sus formas y su arte. 
 
El caso es que han sido los  elementos naturales quienes han dado forma especial en cada roca, árboles, colinas una perfección que sólo se ha conseguido con la perseverancia de una madre que algunos maravillosamente llaman “Gaia”. 
 
Con la mayor y mejor de las conciencias hay que entender que estos fascinantes lugares hay que preservarlos teniendo en cuenta que a los visitantes nos gusta disfrutarlo, es la gente del lugar quien debe preocuparse de mantenerlo. 
 
Y con la misma inquietud el resto de las personas debemos de preocuparnos de nuestro entorno en la medida de las capacidades de cada uno.
Rodeate de buena gente e intenta ser uno de ellos. 
 
Es echar cada uno una mano. 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 05/03/2019 | Comentarios (0)

El paseo de los cerezos

Publicado el 04/03/2019 en Camino (364)
Es de sobra conocido y mencionado en los medios de comunicación lo que es una fiesta “nacional” y es la anual floración de los cerezos por todo el país. Hoy aquí he disfrutado de una imagen que no sale en las noticias pero es tan necesaria al ciclo natural del crecimiento que sin esta etapa la flor no llegaría a nacer.
 
Todavía estamos en invierno y los últimos coletazos del frío y la nieve están dejando paso a unos mínimos brotes que esperan el calor y la luz del sol para celebrar tan hermosa fiesta.
 
Hoy estaba yo solo en el paseo, la muchedumbre espera momentos puntuales y del tipo que la sociedad demanda, felices, coloridos, alegres en una palabra. Pero no se dan cuenta que la Maravilla de esta mañana en la soledad del manto blanco, de la desnudez de las ramas, de un cielo que se cruzaba en el horizonte, un sol que quería salir pero tenue, se intuía para mayor gozo.
 
Seguro que hay millones de personas que no piensan igual que yo porque entonces en estas fechas invernales los árboles tenían que tener también los mismos espectadores y como he podido comprobar al final del recorrido solo los podadores mientras almorzaban me acompañaron porque “era su tiempo”.
 
El letargo del frío deja a los cerezos y a todos los seres vivos, salvo al ser humano, en una fase de espera donde el ciclo natural le permita desarrollar su fuerza. El hombre y su conocimiento han podido saltar esas reglas y sus pautas son civilizadas en un salto cualitativo respecto a los demás seres vivos.
 
Con semejante avance respecto a las plantas, el hombre se sorprende de algo tan fascinante como millones de flores en unos días que se esperan en el calendario y que a falta de poder estar presente aquí en esas fechas me permito acudir al huerto para ver como los dos cerezos solitarios también me sorprenden. 
 
Lo que no he podido evitar es retratar esos grises y esas sombras que las entenderé mucho mejor cuando en el dominical allá por mayo me recuerden que ese paseo solitario ahora es una pergola en tonos rosas durante unos días. 
 
Tengo suficiente imaginación para suponer la experiencia pero nadie sabrá, más que yo, lo hermoso de la blancura antes del rosado.
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 04/03/2019 | Comentarios (0)

Una pega

Publicado el 04/03/2019 en Camino (364)
Asombrado de la limpieza del país no puedo dejar de hacer un comentario anécdotico pero que creo necesario para la conciencia del país, de sus gentes y de las costas limítrofes que también son culpables.
 
Llevó ya varios miles de kilómetros por el país y lo encuentro todo prácticamente perfecto salvo cuando me acerco a las costas a un lado y otro de sus islas.
 
Reconozco que no se puede ser perfecto, que estamos fuera de temporada, que la limpieza de la costa y playas es muy cara, que los temporales cada vez que llegan destrozan el trabajo realizado.
 
El caso es que después de ver cientos de playas desde el tren o a pie, hay zonas donde los restos no biológicos se acumulan desde hace años y eso ya es lo que no me gusta.
 
Que haya troncos, ramas, algas es algo natural a lo que no tengo nada que decir pero que todos los plásticos o restos no biodegradables estén sobre las rocas o la arena me apena soberanamente en un entorno en el que todo está inmaculado.
 
Esto que acabo de comentar, en el caso de España es un detalle que es motivo de noticias en los periódicos porque seguramente vivimos en muchos lugares de la imagen de unos arenales impecables para la visión de los turistas.
 
Aquí acercarse al mar es solo para los pescadores, el mar o el océano según donde te encuentres las corrientes son muy frías así que prefieren usar los “onsen” como forma más agradable de acercarse a un baño.
 
Sobre todo esto hay que hacer una referencia expresa a la conciencia de la sociedad que como conjunto es la responsable de todas las inmundicias que en cualquier lugar del mundo arrojamos al mar y que será devuelto “porque no es suyo” en un lugar indefinido de la costa.
 
Es un problema de ámbito mundial pero el hecho concreto de encontrarse los restos en tu país es ya una responsabilidad local aunque sea solo un detalle estético.
 
En algún momento habrá que empezar.
 
Hasta pronto 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 04/03/2019 | Comentarios (0)

Esto también es Japón

Publicado el 04/03/2019 en Camino (364)
Pasan por la cabeza los estereotipos de un país ultramoderno y no puedo negarlo pero no es esa la imagen sobre la que yo pueda hablar sino otra mucho más natural e identificada con la naturaleza del país no con la de su desarrollo.
 
Me cruzo con la gente allá donde voy pero busco espacios en los que pueda encontrar esa paz o tranquilidad que a este país le ha otorgado el honor de una vida más longeva y eso además de identificarlo con los adelantos científicos tiene mucho que ver con un ritmo de vida que quiero entenderlo “al compás”.
 
Ahora mismo tengo el mar en una calma maravillosa que deja que los pensamientos fluyan y no en una corriente fluvial sino encrespada en las olas para romper en espuma sobre las rocas y diluirse en la arena suavemente sin ningún tipo de roce brusco.
 
Entiendo que algo así tienen los nativos son capaces de adaptarse a unas condiciones que igual de plácidas son en la mayoría de los casos, siempre hay “oportunidades” para algunos, en los que su singularidad les hace más fuertes para enfrentarse a todo lo que venga. 
 
Podría resumirse en eso de “Sin esfuerzo no hay gloria” o dichos similares. En orden a estos datos por detrás nos encontramos los españoles y con las diferencias que se suponen estar al otro lado del mundo me permiten deducir que solo hay un dato que nos separa y es el “ORDEN”. 
 
Comprendo muchas cosas y la complejidad de las interacciones humanas son un ejemplo de ello y sin ser sociólogo o ninguna otra “logia” las evidencias me remiten a un concepto que en España es realmente un desconocido. 
 
Aquí la referencia es clara “la convivencia” es el ritmo de la vida. Aceptado como principio es el “prójimo” en quien se piensa de forma desinteresada puesto que el va a recibir un tratamiento similar, admitiendo así la correspondencia de los comportamientos. 
 
Aceptando ideas, la modernidad está junto a la naturalidad, el orden necesita de las rupturas, la convivencia encuentra su contrario en las creencias propias. El día a dia a día está repleto de oportunidades para crecer. 
 
Es la mejor forma de llegar a Ser Sabios. 
 
Hasta pronto. 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 04/03/2019 | Comentarios (0)

Pensar en inglés

Publicado el 04/03/2019 en Camino (364)
Es una forma de entenderse pero con la cual no me siento identificado. Al salir a la calle y ver este sol espléndido, solo me sale el “wonderful” y me deja intrigado. ¿Acaso estoy diluyéndome en la globalización? 
 
Me siento muy bien como ayer con el recepcionista del hotel estuve media hora charlando y nada de japonés – por mi desconocimiento – como tampoco en castellano por la misma razón. Era el idioma del “imperio” quien dominaba la situación.
 
Quiero pensar que sin su aprendizaje y la práctica, todo este viaje y muchos otros solo serían entelequias sin posibilidad de nuevos conocimientos para mi mente y para mi crecimiento porque cuanto más abres tus neuronas más crecen.
 
Es algo similar al amor o los besos, a mayor entrega, mayor recompensa.
 
Lo curioso del caso es que aún resultando difícil entendernos en Japón en otro idioma que no sea el local es relativamente difícil, sólo las generaciones jóvenes están algo más preparadas o en lugares donde el turista es el protagonista del “cuento”. 
 
Hoy en una ciudad tan grande y con los atractivos que se le reconocen, la Soledad disfrutada hasta ahora, se ha visto truncada por la aglomeración de gente que junto a la hora del trabajo, los turistas ya se contaban por decenas en el vagón. Con lo cual ya no era el único “bicho raro”. 
 
Podría dirigirme a los foráneos para pedir que te hagan una foto, pero para eso sirve sencillamente la mímica, una práctica artística que he conseguido perfeccionar bastante mejor que mi inglés. 
 
Por suerte ayer en un error mío, me equivoque de autobús y sin perderme, una señora salió en mi ayuda porque vio que el conductor “ni papa”. Con mis ideas y la predisposición de la señora mientras esperaba el autobús de regreso, mantuve una charla “en inglee” como diría un andaluz, que me evadió de todas mis elucubraciones mentales sobre mi “error” de principio. 
 
Creo que se puede hacer un resumen brevisimo sobre el tema. Ese idioma común es una buena herramienta para salir del paso. 
 
¡Sencillamente! 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 04/03/2019 | Comentarios (0)

Tori

Publicado el 04/03/2019 en Camino (364)
Lo he buscado en el traductor y me dice que significa “pájaro” por lo que entiendo que son dos palabras diferentes o hay algún detalle ortográfico que hace que los significados no sean los correctos.
 
Con la acepción con la que voy a trabajar es la primera que aparece y está referida a una “puerta” y me resulta bastante complicado asimilar semejantes conceptos salvo en el detalle que a los pájaros se le suponen alas, sus “asimilados” en el “término” también oscilan en sus hojas. 
 
Si seguimos comparando en lugar de unas “aves con plumas” podemos hablar de los propios “ángeles” una palabra bella para acompañar en el paso de la Vida a la VIDA y tal y como aparecen los “Toris” en muchos templos acabaremos hablando de los ciclos de la Vida, las reencarnaciones o la sencillez de un nanosegundo de realidad.
 
Esas “puertas” son en mi modesta opinión los “pasos”, la “existencia”, de los demás que son los que nos adelantaron para poner una nueva huella delante que nos resulte más fácil la transición de un tiempo y una dimensión que se mide en horas, días o años según juguemos nuestras papeletas. 
 
Con estas premisas de cultura oriental podemos acudir a otros conceptos más cercanos a nuestra mentalidad como puede ser el “Vía Crucis”en sus etapas o estaciones y en la obra de Dante en la que todo son ascensiones o “puertas” en la aproximación a la Eternidad. 
 
Con un concepto bastante conocido hemos topado y ahí es donde me explayo más cómodamente porque la raíz de la palabra viene de “eter” una forma un tanto especial del “Aire”. 
 
¿Qué acabó de escribir?! La Eternidad es el aire que respiramos en cada momento! Así que es  posible, es que es cierto que la Vida se va en un suspiro.
 
Y por lo tanto una mayor longevidad lo que puede demostrar es que se ha conseguido encontrar “Un Camino” indeterminado o “EL CAMINO” exactamente determinado o según algún religioso “pre-destinado”. 
 
Seguimos enlazando términos y ahora todo lo “pre” significa adelantar acontecimientos y eso es algo a lo que nosotros sabemos y debemos enfrentarnos sin la necesidad de que sean otros u “OTRO” que algunos denominan “UNO”. 
 
¿Alguien creo que “UNO” tiene tanta “pre”-ocupación por cada persona en concreto? Somos nosotros y nuestra elección la que nos manifiesta nuestro futuro, ni siquiera las creencias nos influyen porque ahí llega la Humanidad de cada Ser para convertirnos en ejemplo, en luz, en “tori”. 
 
O sea en pájaro, puede leerse paloma ¿Espíritu Santo? 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 04/03/2019 | Comentarios (0)

Ochenta y ocho templos o más

Publicado el 03/03/2019 en Camino (364)
Cuando ayer estaba paseando por la ciudad pude comprobar como por todos aquellos lugares que pasaras encontraría algún lugar “sagrado” que acostumbran a llamar templo y que en nuestro país serían iglesias.
 
Lo que me atrae del título y por tanto del caso es la competencia que en este caso una ciudad puede con toda la tradición de una isla especialmente apropiada para “Caminar” o “Peregrinar” en el entorno de un paisaje “urbano” o “montañoso”.
 
Un sábado era un día ideal para recorrer unos edificios que a los foráneos nos resultan espectaculares por las mismas diferencias manifiestas en los trabajos. Cuando aquí es la madera,  con mejor adaptación a los terremotos, es la piedra la que nosotros usamos de forma habitual.
 
Esta similitud en el número de edificios religiosos tiene una notable variante en las creencias de las cuales son identificados cada uno de dichos edificios. Podemos distinguir dos corrientes principales la Sintoista y la Budista con las variantes que cada uno de sus primeros practicantes fue capaz de inculcar a sus creyentes o más bien “seguidores”. 
 
Desconozco sus creencias salvo algún detalle sobre Buda, el Camino Zen o el Confucionismo, por lo que no pretendo meterme en líos de los que no sabría salir. 
 
Lo que sí qué tengo claro es que la novedad en las construcciones, la novedad en los ritos, el “cultivo” de la diferencia me hacen convertirme en un defensor de los aspectos comunes que son innatos al hombre aquí y en Sebastopol. 
 
En todas hay castas, estratos, status llamémosles sacerdotes, monjes, maestros, guías o como en cada religión se entienda. Respecto a las formas hay unos estilos que yo conozco del románico pasando al gótico, renacimiento o barroco como ejemplo. En oriente esas mismas maneras artísticas se identifican con otros nombres pero tienen un significado que también hay que saber traducir. 
 
La dualidad de la “Iluminación” o la “Oscuridad” es un “juego” en el que participan todas las formas de pensamiento y en concreto las que se denominan religiosas. Comprendido lo anterior el ecumenismo puede ser lo apropiado en una relación interreligiosa o más bien una formulación “heterodoxa” de unos principios COMUNES. 
 
Confirmando más ideas en esa onda la “Eternidad” podríamos asimilarlo al “Nirvana”. Sin ser teólogo puedo asegurar que ambas ideas tienen un mismo principio como si tratásemos de las ramas de un tronco común como es la HUMANIDAD. 
 
Lo llevaba barruntando años y he tenido que llegar al otro lado del mundo para entender lo que son sólo detalles estéticos. 
 
¿Que me quedará por descubrir? 
 
¡La cuadratura del círculo es ya una evidencia! 
 
Hasta pronto 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 03/03/2019 | Comentarios (0)