El Tiempo...

Publicado el 03/11/2014 en Refranes (6)

…es Oro.

…o es el que huye.

Sobre un hecho tan natural  se ha escrito de todo, y creo que todo el mundo tiene razón. Pienso que el conocimiento de la “cuarta dimensión” es un proceso infinito en el cual no hay ni principio ni fin, el caso es que hemos conseguido transformarlo en una trivialidad en la muñeca o actualmente en los móviles.

Por mi parte asumo como míos todos esos pensamientos e intentare desgranarlos poco a poco  cada uno ellos. Y si empezamos por el principio “convertirlo en Oro” cuando menos es algo especialmente atractivo en una sociedad tan materialista y racionalista. Ese mineral en todas las civilizaciones ha sido la referencia para establecer principios de casta  causando una ruptura total en la convivencia de la misma sociedad.

Pero ante semejante “desgracia” tenemos la suerte  que el propio Tiempo nos presta su brillo y su substancia para que podamos disfrutar de una inmaterialidad que por no ser tangible no deja de ser real.

Yo, mi persona, me siento completamente pleno y tan rico como cualquier millonario o billonario, trillonario, me da totalmente lo mismo, porque “tengo todo el tiempo para mi, con lo que eso significa”. Esta suerte no es tan solo mia sino de cualquiera que descubra como “nosotros somos la vida”, los que permitimos “gozar” de un tic, tac que suena como quien deja caer las monedas o el oro sobre el suelo.

A cada paso como “Garbancito” dejamos una huella que puede ser regreso pero generalmente es una dirección sin retorno, porque esa prenda dejada pasar, no regresa, porque siempre tenemos infinitos tic, tac por recorrer, dinero u oro, contante y sonante, que debemos intentar materializar en conceptos no precisamente de precio sino de “valor”.

Ahora mismo, el instante que me rodea no tiene precio, Y vale un monton, tanto que no sabría contabilizar cuantas monedas o cuanto oro podría necesitar, para descubrir que realmente soy rico.

Dejaremos el aroma de los pinos, el olor del humus, o la resina de las puas sobre el paseo y empezaremos de nuevo a contar en nuestro haber con las ventajas de un descenso a las orillas del rio para que sean los rápidos del la corriente los que suenen en mis oídos como una serenata que ni siquiera “las machinas” atronen el cauce de la vida en “Oro”.

¡Quién no “disfruta” del tiempo difícilmente será alguna vez rico!     

HASTA PRONTO                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              

Publicado por Gotas de Rocío el 03/11/2014 | Comentarios (0)

Pulvis es et in pulverum reverteris

Publicado el 12/07/2013 en Refranes (6)

En el instante presente nos encontramos con que una máxima como la descrita anteriormente tiene una traducción de " polvo eres y polvo te convertirás". Es correcta y también es literal su contenido pero como hay quien le da la vuelta a las cosas no solo hay que referirse a lo que uno o muchos en la misma línea han defendido al seguir el dictado de la Biblia. Venimos del polvo, barro y a el volveremos, no lo niego pero yo le encuentro no solo ese significado sino otro mucho más de todos los días y es que la mayoría de las parejas en cuanto pueden echan un polvo con la asiduidad y el gusto que le tengan al asunto "vuelven al polvo".

¿Es irreverente lo dicho o simplemente vulgar? Porque está al alcance de todos este vocabulario ( sexta acepción en el diccionario de la RAE), yo simplemente lo veo natural, que es eso de cenizas, barro, y demás elementos terrestres, el polvo es algo vivo nada de materia inerte a simple vista. Sino que se lo pregunten al cabo de nueve meses, no es exactamente barro lo que aparece pero si que tiene sus raíces en el polvo.

Y si aún y todo seguimos pensando en el dicho pero nos equivocamos en la grafía que muchas veces nos da verdaderos quebraderos de cabeza la ( b y la v ) así que sin darnos cuenta cambiamos esa "v" por una "b" ya no hablamos de nada de barro sino que un gallego o alguien que conozca el idioma en las cartas de los restaurantes, estaríamos hablando del popular polbo (pulpo), ese octópodo que tan exquisitamente se saborea en las mesas más exquisitas. Si polvo, no es lo mismo que polbo, hay que tener mucho cuidado con la ortografía. Además en este caso el barro sería más bien sustituido por el agua o en su caso por el fango del fondo de los mares.

Hasta ahora el dicho ha perdido sus connotaciones pesimistas y creo que todavía me queda un nuevo remedio ante semejantes estrecheces de miras porque por la cabeza solo se me pasa una idea inevitable y que asciende en la propia esencia de las palabras  que estamos tratando. El Cosmos es "polvo de estrellas" y ¿que no somos los hombres sino estrellas con luz propia?. Es seguro que no deslumbramos más que a los que nos rodeana lo mejor ni eso, pero está claro que cada vez que nos convertimos en polvo, cenizas, pasamos a formar parte de ese espacio en continua expansión llamado "Cosmos".

Si ahí están todos y cada uno de nuestros seres queridos en estrellas del firmamento que brillan tanto como sus compañeras, como el "barro" vidriado que vemos en la alacena de una cocina. Sí somos seres brillantes aunque no nos damos cuenta hasta el último momento, pero es ahí cuando una madre dice a su hija.

-Tu padre no se ha ido es esa "estrella" que te acompaña cada noche-

Y es cierto hay hombres que cuando nos dejan no se convierten en barro o cenizas, se transforman en "Guías", "Estrellas", "Rosa de los Vientos", para los que quedamos aquí.

¡Así que nada de barro o polvo, lo que hay en este dicho es "Luz"!.

Hasta pronto.  

Publicado por Gotas de Rocío el 12/07/2013 | Comentarios (0)

Libertad

Publicado el 09/10/2012 en Refranes (6)

"Solo se puede guardar la Libertad desde la Dependencia del prójimo".

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 09/10/2012 | Comentarios (0)

Sapientia

Publicado el 24/09/2012 en Refranes (6)

 

Escribir es un proceso que me trae "de cabeza", me lo planteo como una obligación y en realidad me gusta. pero es algo paradójico porque cada vez que me pongo a ello es como saltar un "muro" y no es solo el de la redacción , la sintaxis, la ortografía, que ya son de por si bastante altos. Lo que de veras me produce "miedo" es el ponerme a escribir sobre algo que ya estará más que tratado por todo tipo de entendidos en cada tema.

Yo solo hablo sin conocimiento, de oídas, porque me apetece y con esta carta de presentación poco o nada puedo conseguir salvo el encontrarme apenas un rato cada día dando rienda suelta a las palabras "escritas", las "pronunciadas" también tienen su efecto y grave incluso según los casos, pero las que se trasladan al papel o a la pantalla van a dejar otro tipo de huella más indeleble.

Es algo parecido a lo que ocurre con la enseñanza, los catedráticos, los "maestros"( bella palabra para los que enseñan a los más pequeños) en su magisterio hacen uso de la oratoria para mostrar lo que ellos saben pero es el aprendiz el que debe de trasladar todo "eso"-el conocimiento mostrado-, a sus apuntes para que de una manera más fuerte quede gravado en nuestro entendimiento.

Así lo que hago ahora con este pequeño texto es trasladar las "voces" de mi pensamiento a un formato tangible, porque igual que estos llegan a la mente pasan tan rápidos como han llegado. Después de años en toda mi vida estudiantil, eso de escribir por obligación, se ha convertido o intento que se convierta en devoción porque al menos sirve para poner en marcha una de las cosas importantes que aprendí en mis años universitarios.

"Sapientia aedificavit sibi domun" que podemos traducirlo como "La Sabiduría edifico una casa para si". No se si es la traducción literal correcta pero cualquier variación que implica cambio podría ser valida. Por ejemplo, sustituir "Sabiduría" por "Saber" o en lugar de "para si" decir "se edificó". Todo son matices que a cada uno le atraerán más o menos.

Lo que de verdad me atrae de esta frase es que no se sinceramente como interpretarla. Se me ocurre que primariamente la "Sabiduría" está por encima de "casi" todo y que como tal debe de tener su propio espacio de crecimiento, pero no de una forma física, sino como algo "más allá" como una entelequia.

En segundo lugar me encuentro que ese mismo "Saber" como sinónimo de "Sabiduría" quiere "ser" tener una existencia más terrenal y es por lo que entiendo que necesita una localización espacial que propiamente sea la "Universidad" que lleva tal lema por emblema.

Y en tercer lugar, ¿puede que haya hasta un cuarto, un quinto....? que la repetida "Sapientia" quiere que cada uno de sus miembros sea la "casa para si". Este último apartado es el que más me gusta no desmereciendo a los anteriores. Aquí cada uno de los estudiantes-aprendices "es la Sabiduría" ¡en un efecto multiplicador increíble! porque puede que no tenga una hipoteca o un techo propio pero se que junto a mis compañeros de fatigas soy refugio de algo importante y me siento muy contento.

Refiriéndome a los dos planteamientos anteriores hay que considerarlos como básicos, el primero porque como entelequia, de ahí origina "todo", es la "caja del saber" y la propia Universidad, la institución es la que irá trasladando ese saber a todo aquel que quiera recibirlo.

Si resumimos más que una frase, es un principio.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 24/09/2012 | Comentarios (2)

ROMA

Publicado el 23/09/2012 en Refranes (6)

 

La cultura clásica, digamos la de andar por casa utiliza muchas veces frases hechas que no sabe muy bien de donde vienen y aunque en ciertos casos hay medios para descubrir esos conocimientos, como son los libros ( método especialmente trabajoso) hay otros que son más simples y que están a golpe de "clic" ( algunos lo llaman "San" Google ), pero aún y todo me permito acudir a un tercer sistema de conocimiento que posiblemente no es al que más se recurre, pero con el que se obtienen buenos resultados y a ese lo vamos a llamar "el sentido común".

Para muchos esta parte "tercera" o "trinitaria" la dejamos olvidada porque a veces el "sentido común" es el menos común de los sentidos. Creemos que a todos nos afecta y nos beneficia pero pasa en muchos casos de puntillas sin darnos cuenta.

Así tantas veces oyendo los dichos nos enclaustramos en las palabras, mejor en las acepciones que creemos "establecidas" y dejamos que la riqueza de una expresión se quede prácticamente reducida a la nada.

Todas las frases, cada frase, cada palabra dice una cosa pero de su estudio con el diccionario ( algo al alcance de cualquiera, incluso de los internautas) podemos enriquecer su significado con acepciones riquísimas.

También jugando con el lenguaje, es lo que hacen los escritores, por eso lo son, podemos "crear" nuestro propio "mundo". No es maravilloso este regalo, puede parecer un "cuento" pero es la realidad, ya lo he dicho en más de una ocasión, crear no es lo mismo que "creer" pero cuando crees, creas, es fácil solo dejarse llevar y creer creando.

Me encuentro ahora con la idea que me traía al principio de estos párrafos, la frase en cuestión es fácil, histórica, conocida de todos o casi todos y que su origen estará, en vaya usted a saber cuando, eso yo, ya no lo sé, ni tampoco me importa, aunque estoy dispuesto a oír comentarios al respecto.

"Todos los Caminos conducen a Roma". Así la frase es simple, no supone más que un mero enunciado, pero en el que encuentro varias palabras que me dicen mucho. Por el principio, "Todos", no deja lugar a la duda, la integridad, la generalidad que implica este adjetivo, da la trascendencia que supone acompañar a un sustantivo como "Caminos" que siempre escribo con mayúscula "porqué se lo merece". Si le añades "Conducen" añade sentido-dirección a un término que históricamente de tan trillado y explotado ha perdido su verdadero significado "ROMA".

Esa ciudad tan maravillosa, apenas descubierta en mis visitas me ha demostrado que es el paradigma de "todo" y principalmente de lo "único" importante el "AMOR". Creo que lo habéis visto pero si queréis os lo explico, tan solo hay que leer la palabra al revés y descubriréis que una ciudad puede significar lo "deseable", lo "real" AMOR-ROMA.

Es un juego de letras, consideradlo un "cuento", más bien un "sueño" y "creedlo" como mejor "creáis" pero es una verdad entre otras muchas. Esa ciudad es "AMOR" y para algunos que especialmente la padezcan, la sufrirán, seguramente la odiaran, pero es lo que hay del Amor al odio, un "oído".

Siempre eterno 

HASTA PRONTO

 

Publicado por Gotas de Rocío el 23/09/2012 | Comentarios (2)

Escribir un libro

Publicado el 20/09/2012 en Refranes (6)

 

Hay multitud de refranes, para todos los gustos y por supuesto si alguien plantea uno en una determinada dirección vendrá otro y le dará la vuelta, el caso es que ninguno estará equivocado.

Hoy me trae aquí un dicho que he oído muchas veces pero que después de valorarlo objetivamente me ha llevado a diferentes conclusiones. Así:

Escribir un libro.

Plantar un árbol.

Tener un hijo.

Este sería el enunciado original y me parece que cualquiera de las tres sentencias que refleja son claras, precisas y suponen un fin al que la mayoría de los hombres estaríamos dispuestos a llegar, cada uno a su debido tiempo.

Hasta aquí puede que todos estemos de acuerdo pero pasándolo "este" a conceptos matemáticos nos podemos encontrar con que el término de los factores altera el producto de forma manifiesta.

Escribir un árbol.

Plantar un hijo.

Tener un libro.

La primera frase es especialmente romántica y no será la última vez que alguna pareja deje su huella en la corteza de un árbol, o el trabajo que un artista de la jardinería o de los bonsáis crea obras de arte con las ramas y las hojas. La segunda frase es la que me produce más respeto, hay ciertos padres que lo que pretenden con su educación es "eso", "plantar un hijo" hacen lo mismo que el jardinero solo dejan las ramas que creen apropiadas para su desarrollo limitando el crecimiento de la propia esencia del hijo que puede crecer de maneras inimaginables para sus progenitores. La tercera frase no tiene especial comentario salvo el que supone que la tenencia del libro asuma que el conocimiento que se transmite en el mismo haya pasado a formar parte de nuestro ser.

Queda por último otra vuelta de tuerca 

Escribir un hijo

Plantar un libro

Tener un árbol

Ahí es donde más le duele. Estamos como en el caso anterior hablando de padres jardineros, mejor escritores que deciden que a falta de ponerse delante de un papel o de un teclado para ir ordenando "su" vida, deciden ordenar la de sus "sucesores" sin darse cuenta que uno y otro se diplomaron al mismo tiempo y que puestos a sumar mejor es que sean los dos y no solo uno el que decida como desarrollar un proyecto de vida que no va a ser el "suyo" sino el de "otro". Poco a poco, paso a paso se van escribiendo versos que son difíciles de borrar que impiden que haya un proceso "natural".

Respecto a lo de "Plantar un libro" se me ocurre pensar que como "semilla" sería especialmente productivo que el conocimiento se expandiese, pero nos encontraríamos con el caso de ciertos libros que para muchos son prescindibles, que serían arbustos (con todo mi respecto a los arbustos y a la biodiversidad) que no dejaran ver el bosque del Gran Conocimiento. Sería una masa forestal impresionante donde todo el ADN estaría al alcance, algo parecido a lo que ocurre en las selvas donde se busca el nuevo saber.

Y por último "Tener un árbol", es más bien todo lo contrario lo que puedes hacer es sembrarlo, plantarlo o comprarlo junto a su predio, pero será "él" quien te tenga, generalmente los árboles son los seres vivos más longevos, nosotros vivimos unas decenas de años, "ellos" llegan a cientos e incluso en algunos casos a miles de años. ¿Quien tiene a quien? Y hablando de términos ecológicos, quien nos ofrece el aire, quien asimila el dióxido de carbono. ¡Quien "tiene" un árbol, tiene un tesoro!

¿Con cual de los tres refranes te quedas?

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/09/2012 | Comentarios (0)