Satisfacción

Publicado el 06/02/2020 en Camino (364)
Muchos pueden pensar que hablo de música y es cierto pero no hablo de rock. Me refiero en realidad a todo lo que pasa en estas circunstancias tan maravillosas como conseguir que un equipo con una pequeña ciudad detrás, te hagan sentir como los ángeles.
 
La experiencia es increíble desde la distancia y puede parecer algo secundario a cierta gente, pero sin darse cuenta que esta competición nos hace sentirnos muy bien y atendidos por esas gentes que muchas veces se sienten desplazadas por el hecho de ser pequeños.
 
Ahora mismo  con este equipo inquebrantable llevamos el apoyo que más nos gusta, atrae, que es el de nuestras almas por delante y el de todos los que se sienten contentos con lo que son, porque lo que buscan lo llevan dentro sabiendo sacarlo cuando es necesario.
 
Uno se siente agradecido con el reconocimiento que llega después de un esfuerzo que consigue reforzar la identidad, la personalidad junto al concepto unificador de unos colores que siendo rojo y negro los que nos guían nunca nos importará aquellos otros que compartan un espíritu tan positivo, como creativo. 
 
Me gustaría que supiésemos entender el verdadero significado de lo que hace unas horas sobre un césped centró la imagen de millones de personas sobre un “punto del mapa” que para muchos representa la España “Vaciada” y con ese empuje que hemos dado permitirá comprender que “el que la sigue la consigue”. 
 
Otro detalle a tener en cuenta es que el orgullo de lo conseguido hasta ahora debemos mantenerlo más allá del momento y convertirlo en parte un concepto que siempre ha formado parte de un estilo que llevamos en la sangre desde niños. 
 
¡Defender… Defender… Defender! 
 
HASTA PRONTO 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 06/02/2020 | Comentarios (0)

Una Creación

Publicado el 05/02/2020 en Camino (364)
Estoy desde hace un tiempo maquinando la posibilidad de una exposición pública de un trabajo que me ha llevado unos cuantos años y que he conseguido resumirlo en pequeñas ideas libre pensadoras.
 
Vivir es una experiencia de libertad si a eso le añadimos que hay un Camino para encontrarla uno puede sentirse orgulloso de haberse sentido tocado por la fortuna y no precisamente la del oro sino de la “Creencia en uno mismo”.
 
Todo el proceso creador han sido los pasos en la senda de los peregrinos, la convivencia con los jacobipetas y las gentes que amablemente rodean todo el espacio que va desde la idea del Camino hasta el descubrimiento de la primera flecha, como si la vida hubiese dado un salto trascendente.
 
Y con esos pensamientos las jornadas pasan en ese espacio llamado “Camino de los libres” con las consecuencias imprevisibles que a uno le acompañarán de por vida en un continuo retorno mental a las trochas, los bosques o paramos que despertaron nuestros sueños más ignotos.
 
Pero empezar a trasladar unos momentos exclusivamente propios en una vivencia expositiva me anima la tranquilidad que encontré y pretendo transmitir con la humildad que alguien descubrió, que sólo caminando paso a paso le hacen a uno Libre.
 
Ahora y en lugar como el que me recibe este calificativo es la base de la misma idiosincrasia de sus gentes, pues viven en el límite del momento, como en el de los sueños.
 
Con suerte los que hemos llegado hasta aquí tenemos en nuestras manos y en la mente la posibilidad de vivir como a bien hayamos pensado crear el siguiente “paso” y no exactamente en la Peregrinación sino en el día de hoy, en nuestro entorno como en un rosario de cuentas que el tic-tac del reloj acompasa. 
 
Comprendamos la presencia de cada nueva oportunidad, - una PÁGINA, una jornada –. 
 
Un Libro = la Vida
 
HASTA PRONTO 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 05/02/2020 | Comentarios (0)

Privilegio

Publicado el 31/01/2020 en Camino (364)
Puede que ayer fuese un día importante y no por ello HOY se presenta menos impresionante que las horas pasadas. Es la ocasión para recapitular y comprender que la suerte de la amistad y el compromiso me hacen sentir como un ser tocado por un ser magnífico al que resulta imposible defraudar
.
Tal capacidad de entrega requiere de una gratitud que estando al alcance de mi mano solo es capaz de expresar una sencilla chispa que quiere ser un amanecer lleno de luz y Esperanza como la siento en este instante.
 
Intento ser claro pero la mente y el conocimiento a veces no trabajan con el Alma y ahora mis dedos sobre teclado no se encuentran alineados para traducir en palabras algo que siento por dentro cálido, hermoso y soñador del cual no pretendo desprenderme de ninguna manera.
 
Las circunstancias pueden trocarse pero lo vivido comporta un bagaje maravilloso sobr el que uno puede desarrollar más armoniosamente su vida.
 
Podemos decir que el “buen vivir”  apareja una experiencia que transforma los tonos apagados en un tornasolado que eleva la comisura de los labios levemente para que los ojos hagan chiribitas.
 
Rosa y violeta cubren el horizonte intentando el dorado transformarse en celeste desde un foco que difuso en las nubes encontrará la salida en breve a un cenit abierto en su espera.
 
Tan sencilla es la vida cuando dejamos que funcione paso a paso, latido tras latido en un ritmo que la racionalidad debiera entender pero no sabe manejarse sino es de forma empírica y hay aspectos que superan por los lados una realidad más compleja que cinematográficamente hablando lo tradujeron por “La Fuerza”.
 
Pasadas las horas, el Sol desvanece los sueños y la intimidad que las sombras cómplices de la noche dejan desbarrar el pensamiento en una fluidez que sólo el “laisse faire” puede explicar.
 
A otra cosa mariposa. 
 
HASTA PRONTO 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 31/01/2020 | Comentarios (0)

Adagio

Publicado el 21/11/2019 en Camino (364)
Siento que la vida es una “opera” u “obra” que la iniciamos cada día con un gran “adagio” como a quien le va la vida en ello y pasamos gradualmente a una experiencia que la convertiremos en piano, aria, molto vivace, o sencillamente una “opus”.
 
Con semejanzas musicales, el día a día es una composición que a falta de pentagrama lo rellenamos con “pucheros” de los más pequeños, besos de los amantes, cariño de la familia, confianza de los amigos, entrega en general. 
 
Pero hay otro tipo de notas necesarias que vamos a encerrarlas entre las “notas negras” que siendo molestas muchas veces sirven para poner en orden toda la composición rutinaria cuál marcha militar cada veinticuatro horas. 
 
Abrir los ojos por la mañana se convierte, un poco como el hecho de cruzar el portal de casa para renovar la aventura del día a día, saltar o simplemente dar un paso tras otro. Y en esas estamos cuando inicio la aventura de estos días. 
 
Como presentación me reciben con un regalo que siempre es un acierto al que nunca se me hubiese ocurrido acudir pero que ahí ha estado para abrirme las puertas de algo inesperado e increíble a la vez. 
 
Es con toda seguridad el inicio de algo desconocido, atrayente e intimidatorio a la vez con el que no pretendo otra cosa sino aprender de los maestros en la especialidad. Es la oportunidad de nuevas localizaciones con multitud de compañeros de faena con la ocasión de alcanzar a mucha más gente que de otra forma resultaría imposible. 
 
Todo va rodando como tiene que ser y como venimos predisponiendo con pequeños detalles que hacen que todo fluya muy fácilmente. 
 
A tiro pasado creo que algo que pudo parecerme entre una “encerrona” o quizás un regalo se ha convertido en una versión nueva de mi perfil en el que la privacidad es parte indisociable de mi imagen, ahora se ha convertido en un reflejo positivo con el que nunca había sabido o querido enfrentarme. 
 
Me he dejado llevar de los comentarios de gente muy próxima que aun en la subjetividad que se supone han comprendido que la presentación merece un respeto porque me gusta oír que ha sido más que digna cuando no ha existido de por medio ninguna predisposición. 
 
Se pasa por la mente la imagen que ya ha dejado de ser mía para ser compartida por gentes desconocidas que se podrán acercar a un encuentro con un peregrino y un Camino que estoy convencido les sorprenderá. 
 
¡Luces, cámara, acción! 
 
HASTA PRONTO 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 21/11/2019 | Comentarios (0)

Allá voy

Publicado el 21/11/2019 en Camino (364)
Que nadie pretenda buscar en este título un grito de guerra, es todo lo contrario, una exaltación de la amistad, del tiempo con posibilidad de encuentros, es la oportunidad de un abrazo y ya que estaremos en el sur, un poco más abajo conciliaremos sol, mar y aventuras.
 
Lo mejor de todo es la tranquilidad con la que van sucediéndose “los tiempos”, empezamos con un momento para la espera donde poder organizar unos enlaces sencillos que van a iluminar el Camino con todos los colores del otoño. Los bosques van a ser los primeros acompañantes de esta entretenida travesía.
 
Cuando lleguemos a lo más alto es posible descubrir de cerca la nieve que desde casa, ya se divisa en las cumbres como un preludio del invierno que está por llegar. Con la licencia que me permito en estas fechas decido cambiar el calor de las prendas de abrigo por la luz y la acogida de un sol tropical.
 
Una suerte así se recibe con los brazos abiertos y las meninges a la espera de una bienvenida esperada como si se hablase de un regalo por el que siempre has mantenido la esperanza de su llegada.
 
Ocho días más tarde continuo con la “escribidera”. 
 
Ya estoy de regreso intentando resumir unos encuentros en unas pocas palabras con el relato de estos renglones. La perfección no existe, el caso es que mirando atrás se puede concluir que “Mejor imposible”. 
 
Para que están los amigos sino es para poder acompañarnos mutuamente cuando las ocasiones se ponen de frente no hay que perder la oportunidad, porque resumiendo nunca se sabe si tendremos que esperar poco o mucho para juntarnos otra vez. 
 
De norte a sur, por todo el perímetro de la isla, solo o acompañado, la experiencia ha superado con creces las expectativas porque siempre la sorpresa era compañera de viaje en cada una de las salidas como en las curvas de las carreteras. 
 
El sol dejaba espacio a las nubes o a un resol, inesperado. Las sombras de las palmeras bailaban al ritmo de la brisa o del vendaval según el lugar o la jornada. El hombre del tiempo ha tenido que repasar bien los apuntes porque las cuatro estaciones las hemos vivido con naturalidad en cada aventura y en cada localización. 
 
Opino que toca hacer balance “Cum Laude”
 
HASTA PRONTO 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 21/11/2019 | Comentarios (0)

Eres novia del mar

Publicado el 15/10/2019 en Camino (364)
 
Aunque ahora mismo lo que estoy esperando es un vuelo que me deje cruzar los mares sin tener que aguantar los embates de las olas junto a una rapidez que solo la ligereza del aire con la técnica aeronáutica convierten los largos desplazamientos en un sencillo pasatiempo.
 
Hoy recurro de nuevo a un destino querido y conocido que nunca deja de sorprenderme. Es la magnífica Roma donde pretendo sentirme en casa, nunca me resulta difícil patear las calles que discretamente y lejos del bullicio de las avenidas convierte en “barrio” discreto uno de los secretos de sus “quartiere”.
 
“Mi casa” apenas se ve alterada por pequeños y curiosos detalles como el alborozo de los estudiantes a la entrada de la scuola, alguna gaviota despistada y la compañía inseparable de unos campanarios que hacen innecesario el uso de los relojes.
 
Estos tres detalles son sencillamente una aproximación a un lugar que yo lo considero perfecto y que esconde entre sus muros la “felicidad” que cada día buscamos con la oportunidad de sentirla tanto al amanecer como en el ocaso con el sencillo gesto de salir a su coqueto jardín.
 
Privilegiado por supuesto en un lugar donde la naturaleza la tienes como quien abre la primera puerta o una ventana para descubrir la luz que ilumina desde el oriente y que nos va acompañar todo el día en el clima tan amable de un otoño romano.
 
Ya estamos un poco más cerca, el avión ha despegado y en nuestro caso buscando el poniente, porque no queremos seguir el giro del reloj sino la cercanía de unas nubes en color pastel y un astro dorado como solo él sabe mostrarse.
 
Comprendiendo que está nueva recepción “en casa” ha llegado adelantada en el tiempo me permitirá disfrutar de una fracción de horas solares mayor que cuando ya es avanzado el mes de noviembre en otros años pasados en la “Ciudad Eterna”. 
 
Hoy como detalle curioso he coincidido con una pareja que visitan por primera vez este destino con la particularidad que van a mi “quartiere” por lo que el desplazamiento a mi llegada podremos compartir la charla durante casi dos horas que es el tiempo necesario para acomodarse en una metrópoli de este tamaño. 
 
Haremos lo posible para que todo sea lo más ágil y cómodo posible en un aeropuerto que llevo varios años sin visitar y en el que seguro se han producido cambios para facilitar los trámites de tránsito para no quedar mal con los nuevos compañeros. 
 
“Sei nell’anima” es la música que me permite sentirme un poco más cerca de un encuentro con una vida tan sencilla como hermosa en todo lo que representan unas vacaciones diferentes lejos de los espacios que me son comunes en el día a día.
 
Sobrevolando las islas del Mediterráneo me sale sin querer un “prego” como si en el aire también pudiesen llegar los susurros de la lengua itálica y su “comodín” nuestro “por favor” te puede salvar de cualquier leve percance en el “binario”, la ”botega”, la ”fermata” o una “trattoria”. 
 
ROMA “CITTA APERTA”
 
HASTA PRONTO 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 15/10/2019 | Comentarios (0)

Somos diferentes

Publicado el 01/04/2019 en Camino (364)
Por supuesto cada uno conservamos nuestra propia identidad pero lo que hoy me trae aquí es la recuperación de las imágenes de ayer sobre el continente europeo y no me voy a referir a los periódicos o editoriales de medios de comunicación.
 
Ayer atravesé de norte a sur y de este a oeste la práctica totalidad del territorio reconocido como Europa y lo que me sorprendió fue su igualdad porque nada presagiaba lo que se encontraba debajo.
 
Un manto de nubes durante miles de kilómetros impidió observar las tierras que se sobrevolaban, apenas una leve variación en los matices y la textura de los nimbos, los cúmulos, la niebla o cielos empedrados convertían en monotonía lo que debía de haber sido un regalo para la vista.
 
El caso que tras horas de aburrimiento tras el ventanal llegó una ilusión a mis ojos como fue la aparición de esas montañas que a veces unen y otras separan a las que llamamos Pirineos.
 
Solo verlas a mi mente llegó un paisaje hermoso y en este caso despejado que se confirmó nada más pasar sobre sus cumbres. La luz solar en este caso no rebotaba en las nubes de nuevo hacia el espacio exterior.
 
Ahora eran las tierras de la península las que se iluminaban y encendían mis ojos con una chispa que en horas anteriores no habían sido más que un “revelado en positivo” de algo parecido al algodón de relleno de un almohadón.
 
Es cierto que ha sido la naturaleza la que en este caso marcó la diferencia y convencido como estoy de ello acepto que a lo largo de la historia ese aspecto geográfico ha identificado a las gentes con un clima y un carácter propio.
 
Considerarnos mejor o peor no es el caso, es sencillamente entender que algo nos hace sentirnos singulares, llámalo Pirineos o Anticiclón de las Azores o corrientes saharianas que modelan de manera específica la identidad de un territorio magnífico.
 
Ciudades, pueblos, montañas, ríos, bosques, campos que derrochan gratitud a esa luz que tan maravillosa se cuela sin el incordio de las nubes y nos permite quitarnos de encima esas prendas de abrigo que tan imprescindibles resultan en otras latitudes.
 
E igual que nos desprendemos de protecciones nos volvemos más claros y fáciles en el trato con la gente para que la naturalidad y la simpatía puedan derrocharse porque no es necesario acumularla se genera de forma espontánea
 
¡Bien llegado!
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 01/04/2019 | Comentarios (0)

Casualidad

Publicado el 15/03/2019 en Camino (364)
¿Quién o que tiene en sus manos las circunstancias de las cosas? Podría ser este el interrogante que responde al titular pero lo curioso del asunto es que nadie sabe la verdadera respuesta o nombre con el que nos encontramos.
 
Para muchos las “intervenciones” están pre-determinadas por Dios, por los Dioses, por el destino, por el libre albedrío, por las personas cercanas, por cualquier detalle que interactúa en el momento preciso.
 
En mi particular visión de los hechos que acontecen a mi alrededor entiendo que hay “Algo o Alguien” que está completamente pendiente de mi y no creo sinceramente que sea “Dios” en persona cuando tiene a miles de millones de personas a las que atender.
 
Me sentiría especialmente agradecido de su “directa atención” pero me conformo con que un “Ángel de guarda”, como me gusta llamarlo, atiende cada acción que llevo adelante de tal manera que para mi sino, puedo considerarme un “privilegiado”.
 
A cada paso me doy cuenta de ese “complejo” conjunto de historias que van cruzándose en mi Camino haya donde voy y cuando el lugar está lo suficientemente lejos de “mis cuarteles” tengo más claro que la interacción está muy por encima de la mente humana, de la inteligencia artificial sino que se encuentra en un ámbito diferente y desconocido.
 
Llegados a este punto lo mejor es no perder “comba” estando atento a todo, pero permitiendo que las “casualidades” sean aliadas y jueguen con nuestras mismas cartas.
 
Volveré a explicarlo de nuevo, la Vida es un regalo y sobre la marcha podemos subirnos a la cresta de la ola o dejarla pasar. Ambas situaciones son factibles y en la libertad de cada uno está la posibilidad de elegir con liberalidad.
 
Con el paso del tiempo me doy cuenta que muchas veces me dejo llevar y otras remo contra corriente pero sin tener nunca claro cual es la “causa-lidad” de mi comportamiento. Algunos dicen que esto se llama “Etiología” o estudio de la causas, debe ser algo importante pero yo singularmente me decanto por el “libre albedrio” lo entiendo más natural sin la complejidad de una investigación causal.
 
¡Que fluya! 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 15/03/2019 | Comentarios (0)

Un regalo de despedida

Publicado el 14/03/2019 en Camino (364)
Esta mañana con el amanecer me he acercado a la ventana y siento una claridad especial a la que no presto gran importancia por lo que preparo la maleta con tranquilidad recogiendo todos los trastos, miro de nuevo con algo más de luz a través del cristal con la agradable sorpresa de descubrir que la luz del día es el reflejo de ella sobre la nieve del suelo.
 
Alucinado me despejó los ojos y confirmó que alguien ha tenido la maravillosa intención de regalarme una despedida como nunca hubiera imaginado. Con cierta sorpresa y algo de inquietud continuo con mi tarea de ordenar las cosas más rápidamente puesto que el traslado a la estación será algo más lento y con alguna que otra instantánea.
 
Salir a la calle y verla desierta y toda ella blanca me hacen sentir muy bien. Me sobra el gorro y los guantes quiero sentir el tacto de la nieve recién caída y a falta de compañía para arrojar unas bolas de nieve me conformo con imaginarlo y me siento feliz.
 
Una idea que me ronda por la cabeza siempre es la complicidad que hay entre la nieve y los momentos alegres que pueden llegar a crear en las personas adultas principalmente cuando ellas no están acostumbradas a vivir rodeados de ese meteoro durante varios meses.
 
Solo hay que fijarse en las tonterías que se llegan a realizar cuando uno está con los amigos y les sorprende esa precipitación. La mentalidad se convierte en la de un niño que regresa a un pasado puro donde la trascendencia la marca el momento sin complicaciones y en ese espacio vacío está todo por escribir o jugar con él.
 
Cuál hibernación, el temporal nos hace olvidar profundamente problemas aunque cree otros pero nos hace relativizar toda la vida en un instante de tranquilidad para la mente como si hubiésemos hecho una limpieza de nuestra memoria para despertar en algo similar a la magia.
 
Un día como este, con una nevada a nivel del mar y yo con las maletas semi preparadas para regresar a casa me hacen sentir especialmente contento sin tener clara la razón. Puede que sean los pasos dados, los Caminos recorridos, los trenes y estaciones de tren con paradas o de paso, los descensos en la nieve, el chapuzón en el mar, los regalos imposibles, unas noches de sueños insospechados tanto como reparadores, una experiencia que no tiene medida porque no se acaba ni hoy ni mañana. 
 
Dejaremos que el recuerdo si es que borra ciertos detalles con el manto del olvido, los cree de nuevo en unas imágenes que siempre quedarán grabadas aunque se les cambie el nombre que en origen es una nimiedad, puesto que es el conjunto del viaje lo que me tranquilizara. 
 
Llevamos una hora en sentido sur y aquí la nevada es más copiosa. 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 14/03/2019 | Comentarios (0)

Nada

Publicado el 14/03/2019 en Camino (364)
Es algo así como lo que estoy viendo ahora. Una ventisca sobre un paisaje completamente diáfano sin apenas detalles significativos. 
 
Siento como si de repente la primavera que se acercaba, hubiese decidido retirarse para dejar paso a un coletazos del señor Invierno con la nocturnidad que mostró una placidez perfecta sin el frío o la lluvia de la mañana de ayer.
 
Hoy es un momento perfecto para escribir sobre una cuartilla en blanco todo lo que el espíritu tiene guardado en esos rincones olvidados por la rutina diaria.
 
Hoy el tiempo se ralentiza, las agujas del reloj se enquistan, el parabrisas requiere una limpieza exhaustiva, los pasos y los kilómetros desean precaución porque la tormenta tiene visos de seguir su Camino hacia el norte.
 
Nada es lo que me preocupa, porque “Todo” ya está hecho, es el momento que los demás tienen que pasar a la acción porque me toca retirarme a mis cuarteles y no precisamente de invierno.
 
Espero únicamente la quietud del hogar, la paciencia de los pasos robados, el color de los brotes del jardín y unas primulas tempranas que adornen el jardín. Simples imágenes del tiempo que se anuncia.
 
La seguridad que ofrecen los ciclos de la naturaleza me hacen sentir bien ni pretenden ni buscan “nada” solamente cumplir su cometido en la línea que se supone porque es su tiempo. 
 
Y con esas pautas intentare encontrar un hueco donde buscar lo que quiero, encontrar lo que necesito, llegar a ninguna parte, conseguir una estrella o la luna aunque sean de papel de colores, hablar con los pájaros aunque trinen y no me entiendan, seguir soñando y si es posible con los ojos y el entendimiento despierto. 
 
Volar de nuevo en un ave de metal o en alas de un “sueño” que no quiero olvidar, porque los nuevos recuerdos pasan las hojas como las de un libro para iniciar un nuevo capítulo que será tal que una aventura, un cuento o fantasía que es más original.
 
¡Y fueron felices y comieron perdices! 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 14/03/2019 | Comentarios (0)

Repeticiones

Publicado el 13/03/2019 en Camino (364)
De nuevo un deja vu.
 
Quien me lee sabe de mis ensoñaciones y todo lo que ello implica por lo que sí me repito lo siento.
 
Empezando por las palabras y su contenido para mi un ¡Sueño es una realidad! De otra dimensión si alguien lo entiende así mejor, pero el caso es que yo llevo ya multitud de veces en las cuales una experiencia nueva ya ha sido experimentada o vivida en sueños por mi.
 
¿Cómo explicar que conoces un sitio cuando nunca se ha estado? Hay varias explicaciones lo vives en otra persona, lo has vivido en otra vida, lo has soñado, lo pueden explicar los especialistas diciendo que hay un proceso cerebral que convierte imágenes actuales en recuerdos de forma espontánea.
 
Me puedo permitir aceptar pruebas empíricas, PERO YO ME QUEDO CON MIS CONCLUSIONES.
 
El sueño es una referencia para todo porque es capaz de alcanzar niveles de conocimiento desconocidos para la consciencia y por tanto para el empirismo que niega cualquier forma que no tenga base en la “prueba”.
 
Comprendo perfectamente el uso de este pensamiento, PERO de nuevo deja fuera del saber a ese noventa por ciento del conocimiento que dicen que el cerebro tiene pero que no es capaz de alcanzarlo.
 
Continuo mi razonamiento. Si el diez por ciento es empirismo, al resto le doy un porcentaje, que cada uno valore persónalmente sobre los sueños, la subconsciencia o la sobreconsciencia.
 
¿Un científico puede rebatirlo? Pues va a encontrarse con un MURO imposible de saltar y no soy yo sino el descanso que ellos mismos necesitan para “empirarse” de nuevo en su machacona consciencia del diez por ciento.
 
¡Con su pan se lo coman!
 
Yo trabajo con el subconsciente porque la razón me la dan los sueños y todas las experiencias que a lo largo de mi vida y cada día me sirven para aprender que somos tan pequeños que necesitamos de la grandeza de nuestra mente para llegar donde queramos. 
 
Cuando hablo de mente me refiero especialmente a todo aquello que está dentro pero lejos de nuestro alcance y que toda las culturas han intentado alcanzar con sus modismos locales y que a mí me gusta entender en el “Conócete a ti mismo”
 
Quien haya podido llegar más lejos o tan cerca como a su Ser, puede sentirse privilegiado, pues está bastante más cerca del resto de los mortales de algo que se llama infinito, inmortalidad, a temporalidad, eternidad o sinónimos. 
 
¿Alguien sabe que significa el olor de una rosa, el vuelo de un pajarillo, el susurro del viento entre las púas de los pinos, "queixume"? 
 
Esa persona es sabia
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 13/03/2019 | Comentarios (0)

Temporal...

Publicado el 13/03/2019 en Camino (364)
O quizás viento soliviantado por unas corrientes isobáricas alteradas por algún ciclón entre costa y costa pero para una persona aficionada o apasionada por el esquí como es mi caso entiende que lo de ayer fue un “juego de niños”.
 
Temporal es cuando la práctica del deporte se convierte en imposible por las condiciones meteorológicas como por la integridad de las personas en situaciones de riesgo por imprudencias del personal como por las rachas de viento, nieve o hielo que puedan impedir el desarrollo de una jornada en la nieve. 
 
En la montaña hay muchas variables a tener en cuenta pero en el caso concreto del esquí lo que yo valoro como lo peor es la falta de visibilidad y el viento fuerte. La ventisca pueden decir otros pero eso en realidad es una parte de las consecuencias del viento que convierte la nieve en perdigones o en pegotes sobre las gafas impidiendo la visibilidad. 
 
Una forma singular y con mis respetos, particular. ¿Es que es un temporal? Supongo que habrá unos parámetros para definirlo pero también entiendo que lo que antes era una gran nevada ahora es casi un desastre nacional. 
 
Creo que se han equivocado las medidas y se “juega” con las probabilidades para un impacto menor de los efectos, pero al mismo tiempo el “miedo” aparece en la cara de la gente cuando de lo que hablamos es de los ciclos naturales. 
 
¿Se pretende acaso ordenar la naturaleza a modo de termostato de climatizador mundial o en su caso “local”? Yo creo que se está jugando con el miedo de las personas y eso no me gusta. Como también el “miedo “quieren hacerle un hueco en nuestras vidas a lo cual yo me niego y pondré lo que esté a mi alcance para evitar que se cuele en mi, una palabra que no comparto.
 
Hoy recuerdo aquí, esos días en la nieve en los que sólo puedo decir maravillas del primer día y la certeza que la nieve y sus acompañantes se preocuparon de hacernos la visita de rigor para poder escribir en estas notas la emoción de poder deslizarse por una nieve que demostró su versatilidad al pasar de hielo-dura a “primavera” con la fase intermedia de nieve polvo a media montaña o al atardecer.
 
Un aspecto a tener en cuenta es que la primavera está a una semana vista y hay que saber aceptar que las fechas no son la óptimas para poder sentir las mejores impresiones de una temporada en la nieve.
 
A pesar de algún pequeño tropezón – culpa mía por supuesto -, solo puedo contar parabienes de este regalo que mis amigos han tenido a bien ofrecerme con la pena de ser imposible poderlo compartir juntos.
 
Lo celebraremos temprano
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 13/03/2019 | Comentarios (0)

Hablar o escribir

Publicado el 13/03/2019 en Camino (364)
Este es el dilema que tiene fácil solución, mi idea es decantarme por sentirme un ser social e intento comunicarme en la medida de mis posibilidades y ayer se dio el caso en el tren que me hizo atravesar el país.
 
Durante casi seis horas estuve charlando con mis compañeros de asiento porque ellos sabían hablar inglés y además ¡Me entendían! Suficiente motivo para que me desahogase de días de silencio.
 
En algún momento creí que los aburría pero con el traductor de nuestros móviles en los casos de dudas retomamos durante todo el trayecto los diferentes tópicos que se pueden producir entre gentes de países tan diferentes.
 
Mientras me encontraba en medio de una conversación me recorría la cabeza todos los días anteriores que había tenido que compartir mi tiempo con una máquina que no estorba sino que es una buena compañía para ese tiempo de soledad que tan oportunamente suele llegar.
 
En ambos casos la oportunidad es la misma salvo que quieras trasladarlo a un medio escrito u oral y que en la primera de las expresiones quedará constancia de lo tratado mientras que con el segundo método será únicamente el aire quien lo esparza libremente y se diluya.
 
Pienso que para cada una llega su momento y hoy tanto lo necesito como lo quiero, me distraigo en esta pequeña tarea de explayarme con el teclado que no pone ningún reparo a tus expresiones salvo ese “corrector” que tanto soluciona papeletas como te crea verdaderas dudas sobre tu comprensión en lo que llevas entre manos.
 
Tendría que añadir a los dos verbos principales de este comentario, el espacio que dejo para “Andar” o más bello “Caminar” en compañía de “mi bastón” un regalo que nunca sabré valorar adecuadamente por la trascendencia que ha tenido en todo momento. 
 
Los primeros días fueron de duda puesto que no me había ubicado pero llegado “el regalo” por parte de un desconocido me sentí acogido y ya los Caminos no me resultaban extraños sino que mi bambú era una parte más de esos bosques que anteriormente habían sido su lugar de crecimiento.
 
¡Feliz cual perdiz! Escuchaba la música de sus impacto y el compás que sonaba en la grieta superior que se había formado a modo de percusión paralela. Era algo impreciso porque el firme variaba, la nota en consecuencia y la vibración otro tanto.
 
Pasado un tiempo juntos ese sonido era parte de la marcha y un regalo en el lugar que otras personas eligen la repetición de las interpretaciones musicales preferidas y que pudiéndolas oír en cualquier instante, desperdician la oportunidad que la naturaleza ofrece o que nosotros marcamos “al paso”.
 
Otra nueva ocasión para la escritura.
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 13/03/2019 | Comentarios (0)

Otro día perfecto

Publicado el 12/03/2019 en Camino (364)
Aun con todos los pequeños detalles que pueden desconcertar a cualquiera porque los considera una contrariedad y anulan el bien hacer, del curso de la vida, hoy ha sido un día Perfecto. 
 
Para aclarar bien el tema habría que detallar cuáles son las acepciones del adjetivo  “perfecto” y considerarlo todo desde una perspectiva global e integradora. 
 
Se me ocurre un ejemplo, un señor pierde un dinero que no es trascendente para él pero le supone un mínimo inconveniente, si le añadimos que ese dinero lo encuentra un necesitado. 
 
¿Alguien podría decirme si el hecho en sí es perfecto? Yo me decanto por la neutralidad porque hay dos puntos de vista enfrentados por lo que para uno es objetivamente negativo para el segundo es perfecto. 
 
Creo que no voy descaminado un pelo y veo difícil que alguien pueda referirme otro planteamiento y de esa manera de pensar intento comprender “mi vida” obteniendo unos grandes resultados en mi forma de ser y de actuar. 
 
La particularidad de la perfección es que ni existe, ni existirá como mucho podemos “mejorar” en todo aquello que nos propongamos para alcanzar una cualidad más o menos destacada pero como lleva implícito la superación nunca habrá un tope o se intentará romper. 
 
Con este mínimo resumen es posible entender que la posibilidad de entendimiento sobre que es, o no es perfecto es complicado determinarlo ni con el diccionario en la mano que puede servir de aproximación pero nunca como máxima. 
 
Respecto a esta nota aclaratoria los académicos de la lengua pueden revisar las acepciones y por tanto relativizar la “auténtica”-también complicada de explicar-naturaleza del adjetivo “perfecto”. 
 
Con todas estas disquisiciones sobre el verdadero sentido del término cuestionado creo que la mejor forma de entenderlo en cuando se contextualiza y se completa un ámbito en el que valorar una realidad concreta. 
 
Añadir a lo anterior que la colaboración amistosa y desinteresada de una “amiga” ha permitido que todo fuese como la seda, un tejido que llega a ser sublime y embriagador si es que este calificativo vale para el sentido del tacto.
 
Repetiremos una nueva experiencia con la intención de sentirnos Perfectos.
 
Hasta pronto. 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 12/03/2019 | Comentarios (0)

Los Dioses...

Publicado el 10/03/2019 en Camino (364)
Nos sean propicios.. Es una realidad y solo lo puedo agradecer. Me corre un escalofrío por la espalda como si el cielo o la tierra fuesen lo mismo. Y se me caen las lágrimas. 
 
Nada más puedo pedir. El día es perfecto solo tengo que entregarme en los brazos de lo que venga que sólo puede ser gozoso. Me acuerdo de todos mis amigos, los que me han regalado esta oportunidad y que desearía me acompañasen. 
 
¡Va por todos ustedes! 
 
Voy a tiro pasado, a recoger los acontecimientos según vaya recordándolos, para empezar era el primero en llegar al desayuno, el primero en el autobús para la estación y con más de media hora de espera yo solo en la entrada. Se me abrieron las puertas del cielo. 
 
Todo lo anterior habían sido experiencias maravillosas pero la de hoy superaría a todas las demás porque la “Luz” me iba a acompañar durante todo el día, como así fue. 
 
Siguiendo los pasos de los que abren las pistas, las huellas de la nieve sólo eran las mías y con la complicidad del sol en mi rostro a falta de espejos podía descubrir en cara una sonrisa cómplice, una belleza que del interior al exterior y al revés me llenaban de placer. 
 
La experiencia en el lugar empezó con nieve dura como era de esperar en la cumbre pero a lo largo del día todo fue una metamorfosis increíble porque según el lugar donde te encontraras o la hora a la que descendieses las condiciones de la nieve variaban extraordinariamente. 
 
Helada para empezar, pisada y un poco suelta después, en la base casi polvo que se convertiría en “primavera” a eso del mediodía. Evitando esos lugares a ciertas horas el resto de la montaña presentaba unas condiciones inmejorables para perderse entre los árboles como pocas veces he disfrutado. 
 
Subir y bajar era mi único motivo pero en el que a cada giro demostraba mi “inclinación” ante el “rostro” más cercano al que dar las gracias por una hermosa jornada que a la alegría del descenso había que añadirle un paisaje que sólo una hora o poco más estuvo cubierto de nubes muy altas. 
 
El resto del día aproveche para fotografiar todo lo que pude la montaña y principalmente el cráter que hay frente a la estación. Esa cumbre “perfecta” cónica, como debe ser un “pico” me llevó a realizar un reportaje completo primero con nubes porque no sabía que pasaría más tarde. 
 
Después con una luz cegadora que no permitía saber en la pantalla que era lo fotografiado y por la tarde aprovechando la puesta de sol, la nieve de la cumbre rosada reflejaba la luz de un Sol que ya había cubierto de sombras las laderas donde yo me encontraba. 
 
Todas esas imágenes apenas resumen la emoción de un día que “soñado” ha sido aún más hermoso y placentero. 
 
Como anécdota apuntar que en esta lugar aprecian la nieve tanto que hasta la noche los remontes están abiertos porque iluminan las pistas, una ocasión que no podía perder y para una información general, es posible y seguro esquiar en esas condiciones, el caso es que el cuerpo aguante. 
 
Hoy espera ¡Un día perfecto! 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 10/03/2019 | Comentarios (0)

Prometeo

Publicado el 09/03/2019 en Camino (364)
Un mito, una leyenda, un cuento o la misma historia de la vida. Cuando pienso en todo el regalo que para la humanidad supuso la aparición de este “Ejemplo” entiendo un poco mejor las culturas que descubro a cada paso.
 
El fuego una “propiedad” de los dioses es arrebatada por un héroe para ofrecérsela a los hombres con la consecuencia que al final le obligo a cumplir por la Eternidad un castigo impío que voluntariamente acepto.
 
La voluntad divina demuestra que esta por delante del hombre pero sin entender desde altares lejanos, que el Ser Humano es capaz de ponerse en la piel del “Héroe” para salvar la conciencia del grupo. 
 
¿Alguien entiende donde quiero llegar? Pues es muy sencillo porque en la vida todos los hombres saben enfrentar el esfuerzo al que nos vemos sometidos cada día con la regeneración que nos ofrece la noche. 
 
Es exactamente lo que ocurre a cada uno de nosotros, nos regeneramos en un nuevo organismo preparado para lo que venga, que suele ser duro y se necesita coraje para enfrentar todo un reguero de acontecimientos de diferente índole. 
 
Dicen que el cuerpo humano se regenera naturalmente cada ciertos años, no se el dato. Lo que es cierto que la sangre está continuamente cambiando, nuestro pelo crece cada día hasta el momento que cae. La piel en su continuo roce con el exterior debe crearse continuamente. 
 
Los ejemplos son infinitos y en relación o con el personaje de la historia, “las garras de una rapaz-Águila seguramente – se dedican a devorar su hígado cada día, volviendo este a regenerarse”
 
¿Quién gana la batalla? NADIE
 
Un “mandado” cumple su obligación y la respuesta es que no hay consecuencia permanentes, porque “somos creados para sobrevivir” – Aquí y Ahora-
Y la aventura no termina de nuevo “Aquí” sino que continúa mucho más allá del tiempo porque la superación es la máxima del Ser Humano en la existencia terrena como cuando solamente seamos “anima”.
 
Bendito y odiado “fuego”
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 09/03/2019 | Comentarios (0)

Inclinarse

Publicado el 07/03/2019 en Camino (364)
Es un concepto identitario de una forma de ser o quizás de entender el mundo desde una cultura singular. El último ejemplo sobre este hecho y los hay a cientos ha sido como el jefe de estación en la última parada mostraba su inclinación ante una maquina que debía de llegar a buen destino.
 
En esos términos hay que entender un gesto, un rito, unas vértebras que tienen un uso bastante más exagerado que en occidente, donde se utiliza mucho más una expresión focal de los ojos como forma de presentación y el tacto que por estos lares no es práctica habitual. 
 
Ahora mismo en una tienda tres dependientas han hecho el mismo gesto para una simple consulta sobre un artículo muy sencillo e intentaría no dedicarme a contar las veces que pueden llegar a hacerlo en una despedida.
 
Alguna razón de tipo religioso y al mismo tiempo del comportamiento personal, convierte el “gesto” en algo natural sin ninguna imposición, por lo que habrá tenido que ver en este cuento la educación desde la infancia y sobre todo en el hogar con la familia.
 
Intento llegar un poco más al fondo de la cuestión y me vienen a la mente las imágenes de los maestros y aprendices del budismo o del sintoismo en la cual el saludo es completamente igual a lo que estoy hablando ahora. 
 
Nuevo detalle que tenia olvidado, cada vez que el revisor del tren deja el vagón se da la vuelta y saluda con una inclinación más o menos aparatosa según el personaje en cuestión. Algunos generalmente los más “veteranos” llegan a quitarse la gorra en ese momento pero sin ningún rubor lo repiten en cada nuevo paso. 
 
Quiero pensar que en el caso de las diferentes empresas tengan un departamento de “buenas maneras” o “corrección” porque sino no lo entiendo es llevar la educación a su máxima expresión. 
 
Se me ocurre pensar qué hay un pequeño pero importante detalle y es que las puertas y los edificios antiguos están pensados para tener que agacharse en cada estancia. Desconozco el motivo pero lo he podido comprobar en personas a fuerza de algunos coscorrones. 
 
Sayonara
 
Hasta pronto 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 07/03/2019 | Comentarios (0)

¿Error o acierto!

Publicado el 07/03/2019 en Camino (364)
Para aquellos escrupulosos de la ortografía el título está perfectamente definido y los símbolos interrogativo y afirmativo están porque lo que empieza con una pregunta se responde con una afirmación.
 
Concluyo: En la pregunta está implícita la respuesta. 
 
Esta es la situación en la que muchas veces me encuentro y hoy es una de ellas, puesto que lo que de primeras puede considerarse un fallo atendiendo al ciclo de las circunstancias se convierte en un preciso y hermoso acierto en la conclusión del asunto. 
 
Para muchos pensadores o personas en particular el hecho del “error-caída” lo consideran una lección perfecta para un aprendizaje práctico y real con el que las personas avanzan muchas veces sin saber bien porque.
 
A todo lo comentado hay que añadirle que el hecho de dar la vuelta a un problema o levantarse ante una caída implica un crecimiento personal en las aptitudes y actitudes del individuo para saber enfrentar la Vida.
 
Cuando quien lea este planteamiento puede creer que me siento a gusto ante los inconvenientes  y no me resultan agradables, pero lo que es una certeza es que todo no puede ni tiene que ocurrir a nuestro gusto. 
 
Opino que sería una estupidez y una falta de tacto en la convivencia libre de los ciudadanos puesto que habría imposiciones de algunos sobre el resto lo cual es algo completamente ofensivo para el desarrollo de unas maneras democráticas. 
 
Y si hablamos de democracia puede que sea una representación perfecta de este ejemplo “Error-acierto” porque alguien dijo que “la democracia no es el mejor sistema político pero si el más correcto hasta el momento”. 
 
Literalmente no es esa la frase pero como nadie tiene los derechos sobre “mis pensamientos” esta sentencia la hago mía para su uso libre por quien lo desee y pueda sacar sus propias conclusiones pero sin analizar o poner en mi boca ideas que son de mi fuero interno. 
 
Acierto tiene su raíz en “certeza”, como “verdad” y esa es la razón que debe mover al mundo. 
 
Hasta pronto 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 07/03/2019 | Comentarios (0)

Templos en la bruma IV

Publicado el 07/03/2019 en Camino (364)
Seguramente será la época del año o el entorno en el que nos encontramos, pero el caso es que de nuevo hoy la lluvia muy débilmente a primera hora y algo más insistente pasadas el tiempo ha conseguido que se rompa mi paraguas.
 
Digamos la verdad, ni el agua ni el viento han tenido culpa alguna sino la obsolescencia del material, vamos que o era viejo o de los chinos. Esta anécdota la traigo a colación porque ha sido romperse y dejar de llover.
 
Un poco de suerte no viene mal o mucha porque en todo el parque no había una papelera o un lugar en el que dejar el trasto roto, con el acierto por mi parte de preguntar a unos obreros sobre un lugar para depositarlo, ellos mismos se han ofrecido a retirarlo porque no había otra posibilidad en lo que quedó de camino.
 
Cuando me siento libre y valoro mi experiencia en los templos compruebo como la lluvia todos los días se ha acordado de estar presente, como si de un velo se tratase para cubrir la majestuosidad o incluso ostentación de la riqueza del lugar.
 
Me gustaría pensar que la inmortalidad que implica la vida de los dioses, a ellos no les resulta necesario todas las riquezas que el hombre considera pocas para algo tan importante como una deidad que puede y ofrece su protección.
 
Los colores, los metales preciosos, el oro, la laca y todo el ornamento del que se ven rodeados viene a ser un regalo para nuestros ojos porque ellos no necesitan de tales manifestaciones tan aparatosas
 
De tal forma ese pudor lo manifiestan guardándose de las miradas con unas nubes bajas que alimentan los muros de musgo por todas partes y dejan que los turistas confíen un poco más en los cedros, los árboles, los cauces y todos esos trabajos que la naturaleza ha creado sin la intervención del hombre.
 
Intento creer que igual que la cultura del país se identifica con los elementos primordiales, a sus representantes celestes, también les llega el tiempo del descanso – en invierno – para poder mostrar su condición divina en todo su esplendor cuando “Amateratsu” aparezca con la alegría que le caracteriza.
 
Como protagonista de la mañana ha sido la soledad, recorriendo los templos solo o como mucho algún monje, porque los turistas han llegado cuando yo ya me retiraba. Me ha sentado muy bien y con respecto a las informaciones de las guías, he sido un privilegiado, porque ni molestaba ni me molestaban para las oraciones, las fotos o unas colas que no existieron en ningún momento. 
 
¡Atrás queda el ritmo de mi cayado¡
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 07/03/2019 | Comentarios (0)

El campo desnudo

Publicado el 06/03/2019 en Camino (364)
Esta estación invernal es una manera diferente de conocer todo desde unos principios más originales o naturales sin quitar valor a otros detalles que decoran y enriquecen la vida.
 
Cuando el campo está descansando todo a su alrededor se ralentiza, da lugar a unos momentos de introspección que suelen resultar muchas veces auténticas aventuras en el devenir diario.
 
Este tiempo la naturaleza lo emplea para desplegarse con el máximo esplendor cuando llegue su hora, mientras el hombre se pre-ocupa de estar siempre dispuesto a dar todo porque es lo que se espera de él y muchas veces la “máquina” no puede más y llega el “invierno”.
 
Con esos tonos a los que les falta el brillo y la luz de la primavera. Son todos ellos en el amplio espectro de los colores un mate que apaga la auténtica propiedad cromática de cada árbol y arbusto en este tiempo.
 
Demuestran con esa imagen una fragilidad en los nuevos brotes que quieren ser, pero necesitan el calor que apenas les llega en las crestas de las montañas como si fuesen unas raíces aéreas en busca de un Sol pobre aún de su esencia.
 
Los bosques siguen en esta temporada marcando claramente sus más evidentes diferencias entre los árboles perennes en verdes u ocres según sea su variedad pero al lado están los caducifolios que a falta de ramas cubiertas de hojas son sencillos peines para dejar pasar la brisa y el viento. 
 
Es una visión hermosa a la que no nos acostumbramos por la fijación de imágenes modelo. Un concepto similar se produce en la belleza de las personas, porque siempre identificaremos la juventud con el prototipo mientras la madurez o la senectud son ideas que alejamos en cuanto se acercan a nosotros. 
 
Y es que la belleza de “todo” está en el interior por mucho que nos fijemos en la “fachada”. 
 
Esta no es una idea mía sino del más profundo pensamiento allá donde vayas y con la aquiescencia de las mentes más preclaras resulta imposible negar la evidencia. 
 
Cuando mis pupilas observan el manto blanco bajo los pinos o los cedros descubro unas cascadas heladas que acaban en pequeños arroyos que se descuelgan por el valle puliendo a su paso unos cantos rodados que estarán ahí desde el inicio de los tiempos. 
 
¿Alguien duda de lo impresionante de esa pureza? El hielo o su transformación en líquido fluyente es parte de un paisaje “roto” por la presencia de un elemento base de la existencia de cualquiera de los seres vivos. 
 
En su poder como el de otros meteoros está la facultad de dar vida o el paso final. 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 06/03/2019 | Comentarios (0)

Un olvido

Publicado el 06/03/2019 en Camino (364)
Resulta increíble como con el menor de los equipajes haya siempre algo que se olvida en el Camino y se siente una impotencia que por debajo de “tonto” te deja completamente noqueado.
 
Lo que más me preocupa de toda esta situación es que después de repasar la habitación al menos dos veces se me haya podido escapar los objetos que debiera de haber retirado antes de su sitio.
 
Su valor es poco y en otro momento prescindible pero hoy como en los próximos días lo hubiese echado en falta con la rabia que me produce y todo el malestar que provoca un sencillo error que no creí haber cometido porque siempre repaso todo más de una vez.
 
Todo se resume en que es un regalo y no puedo ni quiero perderlo, lleva conmigo años y pondré los medios necesarios para recuperar ese presente a fin de cuentas es solo tiempo lo que me puede costar y de ese me sobra.
 
Algo a tener en cuenta es como resolver el problema por teléfono cuando uno solo habla japonés y yo solo además de mal inglés, por fin conseguimos entre palabras sueltas la solución del caso.
 
Mañana veremos el desenlace que lo espero propicio.
 
Ya es mañana, o sea hoy. Con la “tarea” hecha y con nota porque ¡El olvido! Ya es historia con final feliz, con carreras con semáforos impertinentes cuando más molestan y la amabilidad que aquieta el espíritu. 
 
Y es cierto, todo tiene arreglo puesto que incluso la muerte siendo un hecho, no es ningún desastre porque es solamente un salto cuántico sobre el que la mayoría de la gente guarda un gran desconocimiento pero que comprendida de forma tanto empírica como espiritual llegan a la misma respuesta. EL CAMBIO. 
 
Con esas palabras mayúsculas la gente se echa atrás y prefiere “lo malo conocido” y yo me apunto al carro porque aquí en “este mundo patas arriba” todo es maravilloso, tanto que hasta después de muertos los “Bodishatvas” se quedan aquí por el bien del prójimo y en su fuero interno – como dice mi amigo – porque he dejado muchas cosas por hacer. 
 
Este último pensamiento es de un cristianó apostólico, romano, practicante, así que como vamos tratando estos días. 
 
¡Que cada uno busque similitudes! 
 
¡Las diferencias son estéticas¡
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 06/03/2019 | Comentarios (0)

Ganar al tiempo II

Publicado el 06/03/2019 en Camino (364)
Me gusta el juego, cada partida llega al mismo desenlace pero la predisposición del contrincante difiere  de manera relevante en cada contienda. Hoy por ejemplo he perdido algo de sueño pero me he adelantado a la “Luz”.
 
Toda una aventura que me ha trasladado de un ayer flanqueado por el azul del mar a un amanecer en el que sólo domina el blanco en un cielo color pastel antes de llegar al celeste.
 
Un fotógrafo a estas horas hubiese quemado la máquina en cada nuevo click. Seguramente un vídeo puede ser la mejor opción para guardar el mensaje que nos trae el Sol de la mañana.
 
Dejando a un lado al astro, regresamos a otra esfera metálica o de cerámica blanca como se estilaba antiguamente para explicar como me comporto en tamaña disputa cordial con el continuo giro del reloj o más propiamente de sus agujas.
 
Cada día me propongo mis prioridades con arreglo a la susodicha “maquinita” porque mi reloj solar no está por la labor de los madrugones junto al hecho que habría que buscar una localización correcta para verlo en cada estación. 
 
Con tales premisas que suelen ser demasiadas me dispongo a elegir y en esos detalles en los cuales yo tengo las riendas, descubro que el tiempo se para y todo fluye en otra dimensión que se convierte en placer. 
 
Ahora sentado en el tren con la mirada al levante gozo de un placer que nunca se me hubiera pasado por la cabeza. Es como si hoy fuese el Sol el que ha necesitado del despertador para ir ocupando su lugar en el firmamento. 
 
Se que solo son imaginaciones pero “ellas” son las que crean mi mente y las que convierten los circuitos sinapticos en verdaderas obras de arte que de forma burda intento transmitir en estos soliloquios.
 
Cuando llegó a este punto ya considero que he obtenido una victoria por todo lo que ha supuesto una aventura matinal que me hubiese perdido entre la almohada y las mantas de un sueño que también estaba siendo reparador. 
 
Ese mismo sueño que lleva a casi todos los pasajeros del vagón a reclinar la cabeza porque su reloj empezó a trabajar en su contra antes de tiempo y sólo saben ganarle en la carrera cerrando los ojos a otra dimensión que desaparecerá con el próximo silbato del maquinista. 
 
Hoy no hay lugar para el descanso porque la jornada se presenta frenética por la presteza que pretendo imprimirla, nunca por la desazón que provoque la ansiedad, esa palabra intento hacerla desaparecer de mi diccionario porque solo crea malestar sin ningún tipo de beneficio para mi persona o las que se encuentren a mi lado. 
 
Blanco está el campo y limpio el día, para escribir una bella historia. 
 
Hasta pronto 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 06/03/2019 | Comentarios (0)

Ganar al tiempo

Publicado el 06/03/2019 en Camino (364)
Es una teoría complicada de realizar pero todos estamos de una manera u otra implicados en esta tarea ya sea en el trabajo, con la familia, en las compras, en todo momento hay un instante en el que el reloj “siempre” gana.
 
Yo pretendo conformarme con “sentir” que he podido con el de una manera elegante de guante blanco y lo consigo “olvidando” que la batalla está perdida pero ni ha habido retirada, ni se lleva ninguno de los dos el trofeo.
 
Asumidas estas premisas yo me siento siempre ganador porque llegar voy a llegar donde quiero y el reloj tiene el mismo problema regresar cual mito de Sísifo al principio como sino hubiese pasado nada anteriormente.
 
Estos días he visto un montón de relojes que no paraban y a los que yo les destinaba un fin pero de casualidad he llegado a un par de museos en los que por diferentes motivos el “tiempo” se detuvo por “desgracia” y en otros caso por “placer”.
 
La primera causa evito comentarla por la tristeza que me y nos provoca a todos, la segunda es un acto voluntario y consentido por el que la ubicación de las agujas de un reloj se colocan de tal manera que crean una sensación de armonía.
 
Sencillamente lo consideran, un abrazo, siendo la hora exacta las diez horas y diez minutos. La explicación es bella porque las manecillas se asimilan a los brazos o las manos en un sentido de amistad y cercanía para lo que debe llegar con una calidez que de otra forma no se puede entender.
 
Por ejemplo, las dos y media me hace imaginar una mano arriba y otra abajo como si estuviese parando a alguien. Ayer leía que los dioses ofrecen el paso libre a las almas puras con la mano en alto mientras que la que está en la parte inferior impide el paso de las almas impuras.
 
Puede que la casualidad o yo mismo haya entendido la historia como a mí me da cuando me voy “por los cerros de Úbeda” pero las contingencias tienen siempre su razón de ser y no creo que las mías estén más o menos erradas respecto de las de los demás.
 
Creo que mi pensamiento es libre y deseo mantenerlo en la misma dinámica todo el tiempo que la razón me permita por muchas vueltas que de él reloj o que pasen las hojas del calendario.
 
“Tempus fugit” me gusta traducirlo por “El tiempo me huye”
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 06/03/2019 | Comentarios (0)

Protecciones

Publicado el 05/03/2019 en Camino (364)
Si hay alguna nota propia del estilo japonés es su dedicación por la “Seguridad” y con toda la razón del mundo. Opino que viven en una paz total que se alterna con el desastre en el momento más inesperado y en el lugar más improbable.
 
Ante situaciones “probables” todo el país está con la vista puesta en todos los detalles, en las habitaciones del hotel no faltan las linternas, por un corte de luz debido a cualquier circunstancia, los trenes tienen instrucciones de evacuación ya sea por un tsunami o un terremoto.
 
Seguimos con un concepto que es casi una táctica militar. Todo el país está fortificado frente a las fuerzas marinas en forma de temporales, tifones o tsunamis. El problema es inevitable lo que se pretende es que las consecuencias sean lo menos gravosas posibles.
 
Como detalle que sólo valoro, en unas industrias he descubierto que las conducciones tienen unos “sifones”  que sólo los entiendo como dilataciones para evitar la rotura de las mismas por el movimiento de la tierra. 
 
Paseando por las playas, las indicaciones con las rutas de evacuación están por todas partes y su razón, buscar el punto más alto lo antes posible. 
 
En otras ocasiones y por la proximidad a los volcanes, las señales marcan los radios sobre los cuales uno debe de huir en caso de erupción con las posibles coladas o lluvia de cenizas. 
 
Todo en el país está absolutamente reglado para una reacción lo más “aceptable” ante contingencias que uno no puede llegar a entender porque es la fuerza de la naturaleza actuando en los puntos más débiles donde el hombre puede haber errado. 
 
Dudo como funciona en el país el tema de los seguros pero las pólizas tienen que tener una cantidad increíble de excepciones o notas aclaratorias además de un consorcio general para situaciones de emergencia. 
 
El hormigón se utiliza en cantidades desconocidas en mi país, las medidas de seguridad con pernios y demás anclajes sirven para mantener – según cálculos – unos márgenes de seguridad sobre los estándares normales. 
 
Es perfectamente aplicable en estos casos eso de “Más vale prevenir que curar”
 
Sin exagerar lo más mínimo estamos ante una inmensa obra de ingeniería de norte a sur y de este a oeste, dispuesta para todo tipo de contingencias y eso vale millones de vidas por lo cual entiendo el orgullo que sienten los nacionales por su país. 
 
Un placer repetir la experiencia. 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 05/03/2019 | Comentarios (0)

Monocultivo

Publicado el 05/03/2019 en Camino (364)
Llevó en mi mochila muchas cosas que voy aprendiendo sobre la marcha y tras unas semanas por “aquí” he comprendido algo del país y del “país-aje” y lo resumo fácilmente.
 
¡No hay Japón sin arroz!
 
Estadísticamente son deficitarios en la producción de arroz para consumo propio pero he podido ver como de norte a sur todos los rincones de las islas dentro de sus características propias han adoptado el monocultivo del arroz como si de una forma de vida se tratase.
 
Creo que no voy descaminado porque cuando llegue al sur vi que los canales estaban preparados para irrigar las diferentes parcelas muchas veces escalonadas para aprovechar la gravedad en el proceso de inundación de las fincas.
 
Ahora en el norte me encuentro con los mismos detalles constructivos en las tareas agrícolas de la misma gramínea. Debido a las fechas que nos encontramos los campos están yermos a la espera de la plantación en el tiempo que les lleva roturar las tierras.
 
Y la razón de ser de este “alimento” se puede comprobar en todos los menús y la comida casera que se basa en el arroz para acompañar todos los platos, de la verdura, las carnes, el pescado o sus salsas.
 
Otra idea que saco de mis lecturas o impresiones del viaje es que la religión tuvo también algo que decir respecto a que tipo de ingestión de calorías podían los creyentes optar de una forma adecuada a los preceptos que les obligaba la práctica propia.
 
De ninguna forma se puede olvidar que fuera de las zonas costeras, donde el pescado mandaba, el producto más asequible a las economías populares era un cereal que contiene las suficientes calorías para el mantenimiento de una vida sencilla en la que la hambruna puede evitarse con cierta solvencia.
 
En esta nota tengo que reconocer que por primera vez en mis viajes no he encontrado mendigos por las calles, seguramente existan pero su cultura o el hecho de que es posible una alimentación tan básica, supone un acierto además de ciertas políticas sociales que resultan eficaces en la resolución de estas situaciones.
 
Tengo que hacer mención como apéndice muy chico que sin entender del campo en varios lugares y principalmente en laderas de montañas he descubierto las plantaciones de té que en todas las ciudades y hoteles identifican otra cultura muy particular con “su Ceremonia”.
 
¡Marchando una de shasimi!
 
¡Oído cocína!
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 05/03/2019 | Comentarios (0)

Pasan las horas

Publicado el 05/03/2019 en Camino (364)
Pasan también los días, las estaciones de tren o del tiempo, los kilómetros en una línea entre temporal y espacial nos vemos inclinados a un avance continuo aunque a veces esas flecha imaginaria nos devuelva al destino de partida como un tour cerrado.
 
Creemos siempre en “un paso adelante” con la convicción de hacer lo mejor y hoy he tomado la determinación de tomar un descanso en la frenética marcha de encontrar un norte o sino al menos una meta que sea capaz de esperarme con la paciencia que a mí me falta.
 
Estoy en este “destino” porque yo siento que ya he llegado cuando hacía meses tras la reserva del viaje pensaba que ¡Hacia una locura¡ como bien me lo recordaban la familia, los amigos y conocidos cuando oían “mi osadía”. 
 
Ahora, con algún inapreciable inconveniente, ya me está pasando por la cabeza una idea más osada todavía ¡VOLVER! Sin haberme ido todavía 
 
Esta manera de pensar puede que venga determinada en el día de hoy por un sol que desde el levante ha penetrado en mis ojos y ha encendido un espíritu que ayer dormía aletargado cubierto por las ramas de los cerezos y un "gris panza burro" que sólo dejaba salir al exterior una cara con gesto gélido e inexpresivo. 
 
Cuando está mañana buscaba el norte no creía en una luz tan inesperada ni un termómetro tan ecuánime. Sólo cero grados, así que ni frío ni calor. Era necesario ponerse en marcha y ya se vería que regalo nos presentaría el nuevo día. 
 
Seguimos próximos a la costa pero en la sombra, incluso al sol se conservan los neveros por lo que supongo que aún queda mucho tiempo para que la naturaleza despierte porque sin la actividad del hombre todo seguiría otro ritmo. 
 
Y ese movimiento pausado es el que va a tomar el tren para que podamos disfrutar de unos paisajes en un entorno virgen entre las montañas y la costa. A la derecha las montañas nevadas y algún pico tan perfecto como si hubiese sido modelado a manos del hombre según sus formas y su arte. 
 
El caso es que han sido los  elementos naturales quienes han dado forma especial en cada roca, árboles, colinas una perfección que sólo se ha conseguido con la perseverancia de una madre que algunos maravillosamente llaman “Gaia”. 
 
Con la mayor y mejor de las conciencias hay que entender que estos fascinantes lugares hay que preservarlos teniendo en cuenta que a los visitantes nos gusta disfrutarlo, es la gente del lugar quien debe preocuparse de mantenerlo. 
 
Y con la misma inquietud el resto de las personas debemos de preocuparnos de nuestro entorno en la medida de las capacidades de cada uno.
Rodeate de buena gente e intenta ser uno de ellos. 
 
Es echar cada uno una mano. 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 05/03/2019 | Comentarios (0)

El paseo de los cerezos

Publicado el 04/03/2019 en Camino (364)
Es de sobra conocido y mencionado en los medios de comunicación lo que es una fiesta “nacional” y es la anual floración de los cerezos por todo el país. Hoy aquí he disfrutado de una imagen que no sale en las noticias pero es tan necesaria al ciclo natural del crecimiento que sin esta etapa la flor no llegaría a nacer.
 
Todavía estamos en invierno y los últimos coletazos del frío y la nieve están dejando paso a unos mínimos brotes que esperan el calor y la luz del sol para celebrar tan hermosa fiesta.
 
Hoy estaba yo solo en el paseo, la muchedumbre espera momentos puntuales y del tipo que la sociedad demanda, felices, coloridos, alegres en una palabra. Pero no se dan cuenta que la Maravilla de esta mañana en la soledad del manto blanco, de la desnudez de las ramas, de un cielo que se cruzaba en el horizonte, un sol que quería salir pero tenue, se intuía para mayor gozo.
 
Seguro que hay millones de personas que no piensan igual que yo porque entonces en estas fechas invernales los árboles tenían que tener también los mismos espectadores y como he podido comprobar al final del recorrido solo los podadores mientras almorzaban me acompañaron porque “era su tiempo”.
 
El letargo del frío deja a los cerezos y a todos los seres vivos, salvo al ser humano, en una fase de espera donde el ciclo natural le permita desarrollar su fuerza. El hombre y su conocimiento han podido saltar esas reglas y sus pautas son civilizadas en un salto cualitativo respecto a los demás seres vivos.
 
Con semejante avance respecto a las plantas, el hombre se sorprende de algo tan fascinante como millones de flores en unos días que se esperan en el calendario y que a falta de poder estar presente aquí en esas fechas me permito acudir al huerto para ver como los dos cerezos solitarios también me sorprenden. 
 
Lo que no he podido evitar es retratar esos grises y esas sombras que las entenderé mucho mejor cuando en el dominical allá por mayo me recuerden que ese paseo solitario ahora es una pergola en tonos rosas durante unos días. 
 
Tengo suficiente imaginación para suponer la experiencia pero nadie sabrá, más que yo, lo hermoso de la blancura antes del rosado.
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 04/03/2019 | Comentarios (0)

Una pega

Publicado el 04/03/2019 en Camino (364)
Asombrado de la limpieza del país no puedo dejar de hacer un comentario anécdotico pero que creo necesario para la conciencia del país, de sus gentes y de las costas limítrofes que también son culpables.
 
Llevó ya varios miles de kilómetros por el país y lo encuentro todo prácticamente perfecto salvo cuando me acerco a las costas a un lado y otro de sus islas.
 
Reconozco que no se puede ser perfecto, que estamos fuera de temporada, que la limpieza de la costa y playas es muy cara, que los temporales cada vez que llegan destrozan el trabajo realizado.
 
El caso es que después de ver cientos de playas desde el tren o a pie, hay zonas donde los restos no biológicos se acumulan desde hace años y eso ya es lo que no me gusta.
 
Que haya troncos, ramas, algas es algo natural a lo que no tengo nada que decir pero que todos los plásticos o restos no biodegradables estén sobre las rocas o la arena me apena soberanamente en un entorno en el que todo está inmaculado.
 
Esto que acabo de comentar, en el caso de España es un detalle que es motivo de noticias en los periódicos porque seguramente vivimos en muchos lugares de la imagen de unos arenales impecables para la visión de los turistas.
 
Aquí acercarse al mar es solo para los pescadores, el mar o el océano según donde te encuentres las corrientes son muy frías así que prefieren usar los “onsen” como forma más agradable de acercarse a un baño.
 
Sobre todo esto hay que hacer una referencia expresa a la conciencia de la sociedad que como conjunto es la responsable de todas las inmundicias que en cualquier lugar del mundo arrojamos al mar y que será devuelto “porque no es suyo” en un lugar indefinido de la costa.
 
Es un problema de ámbito mundial pero el hecho concreto de encontrarse los restos en tu país es ya una responsabilidad local aunque sea solo un detalle estético.
 
En algún momento habrá que empezar.
 
Hasta pronto 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 04/03/2019 | Comentarios (0)

Esto también es Japón

Publicado el 04/03/2019 en Camino (364)
Pasan por la cabeza los estereotipos de un país ultramoderno y no puedo negarlo pero no es esa la imagen sobre la que yo pueda hablar sino otra mucho más natural e identificada con la naturaleza del país no con la de su desarrollo.
 
Me cruzo con la gente allá donde voy pero busco espacios en los que pueda encontrar esa paz o tranquilidad que a este país le ha otorgado el honor de una vida más longeva y eso además de identificarlo con los adelantos científicos tiene mucho que ver con un ritmo de vida que quiero entenderlo “al compás”.
 
Ahora mismo tengo el mar en una calma maravillosa que deja que los pensamientos fluyan y no en una corriente fluvial sino encrespada en las olas para romper en espuma sobre las rocas y diluirse en la arena suavemente sin ningún tipo de roce brusco.
 
Entiendo que algo así tienen los nativos son capaces de adaptarse a unas condiciones que igual de plácidas son en la mayoría de los casos, siempre hay “oportunidades” para algunos, en los que su singularidad les hace más fuertes para enfrentarse a todo lo que venga. 
 
Podría resumirse en eso de “Sin esfuerzo no hay gloria” o dichos similares. En orden a estos datos por detrás nos encontramos los españoles y con las diferencias que se suponen estar al otro lado del mundo me permiten deducir que solo hay un dato que nos separa y es el “ORDEN”. 
 
Comprendo muchas cosas y la complejidad de las interacciones humanas son un ejemplo de ello y sin ser sociólogo o ninguna otra “logia” las evidencias me remiten a un concepto que en España es realmente un desconocido. 
 
Aquí la referencia es clara “la convivencia” es el ritmo de la vida. Aceptado como principio es el “prójimo” en quien se piensa de forma desinteresada puesto que el va a recibir un tratamiento similar, admitiendo así la correspondencia de los comportamientos. 
 
Aceptando ideas, la modernidad está junto a la naturalidad, el orden necesita de las rupturas, la convivencia encuentra su contrario en las creencias propias. El día a dia a día está repleto de oportunidades para crecer. 
 
Es la mejor forma de llegar a Ser Sabios. 
 
Hasta pronto. 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 04/03/2019 | Comentarios (0)

Pensar en inglés

Publicado el 04/03/2019 en Camino (364)
Es una forma de entenderse pero con la cual no me siento identificado. Al salir a la calle y ver este sol espléndido, solo me sale el “wonderful” y me deja intrigado. ¿Acaso estoy diluyéndome en la globalización? 
 
Me siento muy bien como ayer con el recepcionista del hotel estuve media hora charlando y nada de japonés – por mi desconocimiento – como tampoco en castellano por la misma razón. Era el idioma del “imperio” quien dominaba la situación.
 
Quiero pensar que sin su aprendizaje y la práctica, todo este viaje y muchos otros solo serían entelequias sin posibilidad de nuevos conocimientos para mi mente y para mi crecimiento porque cuanto más abres tus neuronas más crecen.
 
Es algo similar al amor o los besos, a mayor entrega, mayor recompensa.
 
Lo curioso del caso es que aún resultando difícil entendernos en Japón en otro idioma que no sea el local es relativamente difícil, sólo las generaciones jóvenes están algo más preparadas o en lugares donde el turista es el protagonista del “cuento”. 
 
Hoy en una ciudad tan grande y con los atractivos que se le reconocen, la Soledad disfrutada hasta ahora, se ha visto truncada por la aglomeración de gente que junto a la hora del trabajo, los turistas ya se contaban por decenas en el vagón. Con lo cual ya no era el único “bicho raro”. 
 
Podría dirigirme a los foráneos para pedir que te hagan una foto, pero para eso sirve sencillamente la mímica, una práctica artística que he conseguido perfeccionar bastante mejor que mi inglés. 
 
Por suerte ayer en un error mío, me equivoque de autobús y sin perderme, una señora salió en mi ayuda porque vio que el conductor “ni papa”. Con mis ideas y la predisposición de la señora mientras esperaba el autobús de regreso, mantuve una charla “en inglee” como diría un andaluz, que me evadió de todas mis elucubraciones mentales sobre mi “error” de principio. 
 
Creo que se puede hacer un resumen brevisimo sobre el tema. Ese idioma común es una buena herramienta para salir del paso. 
 
¡Sencillamente! 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 04/03/2019 | Comentarios (0)

Tori

Publicado el 04/03/2019 en Camino (364)
Lo he buscado en el traductor y me dice que significa “pájaro” por lo que entiendo que son dos palabras diferentes o hay algún detalle ortográfico que hace que los significados no sean los correctos.
 
Con la acepción con la que voy a trabajar es la primera que aparece y está referida a una “puerta” y me resulta bastante complicado asimilar semejantes conceptos salvo en el detalle que a los pájaros se le suponen alas, sus “asimilados” en el “término” también oscilan en sus hojas. 
 
Si seguimos comparando en lugar de unas “aves con plumas” podemos hablar de los propios “ángeles” una palabra bella para acompañar en el paso de la Vida a la VIDA y tal y como aparecen los “Toris” en muchos templos acabaremos hablando de los ciclos de la Vida, las reencarnaciones o la sencillez de un nanosegundo de realidad.
 
Esas “puertas” son en mi modesta opinión los “pasos”, la “existencia”, de los demás que son los que nos adelantaron para poner una nueva huella delante que nos resulte más fácil la transición de un tiempo y una dimensión que se mide en horas, días o años según juguemos nuestras papeletas. 
 
Con estas premisas de cultura oriental podemos acudir a otros conceptos más cercanos a nuestra mentalidad como puede ser el “Vía Crucis”en sus etapas o estaciones y en la obra de Dante en la que todo son ascensiones o “puertas” en la aproximación a la Eternidad. 
 
Con un concepto bastante conocido hemos topado y ahí es donde me explayo más cómodamente porque la raíz de la palabra viene de “eter” una forma un tanto especial del “Aire”. 
 
¿Qué acabó de escribir?! La Eternidad es el aire que respiramos en cada momento! Así que es  posible, es que es cierto que la Vida se va en un suspiro.
 
Y por lo tanto una mayor longevidad lo que puede demostrar es que se ha conseguido encontrar “Un Camino” indeterminado o “EL CAMINO” exactamente determinado o según algún religioso “pre-destinado”. 
 
Seguimos enlazando términos y ahora todo lo “pre” significa adelantar acontecimientos y eso es algo a lo que nosotros sabemos y debemos enfrentarnos sin la necesidad de que sean otros u “OTRO” que algunos denominan “UNO”. 
 
¿Alguien creo que “UNO” tiene tanta “pre”-ocupación por cada persona en concreto? Somos nosotros y nuestra elección la que nos manifiesta nuestro futuro, ni siquiera las creencias nos influyen porque ahí llega la Humanidad de cada Ser para convertirnos en ejemplo, en luz, en “tori”. 
 
O sea en pájaro, puede leerse paloma ¿Espíritu Santo? 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 04/03/2019 | Comentarios (0)

Ochenta y ocho templos o más

Publicado el 03/03/2019 en Camino (364)
Cuando ayer estaba paseando por la ciudad pude comprobar como por todos aquellos lugares que pasaras encontraría algún lugar “sagrado” que acostumbran a llamar templo y que en nuestro país serían iglesias.
 
Lo que me atrae del título y por tanto del caso es la competencia que en este caso una ciudad puede con toda la tradición de una isla especialmente apropiada para “Caminar” o “Peregrinar” en el entorno de un paisaje “urbano” o “montañoso”.
 
Un sábado era un día ideal para recorrer unos edificios que a los foráneos nos resultan espectaculares por las mismas diferencias manifiestas en los trabajos. Cuando aquí es la madera,  con mejor adaptación a los terremotos, es la piedra la que nosotros usamos de forma habitual.
 
Esta similitud en el número de edificios religiosos tiene una notable variante en las creencias de las cuales son identificados cada uno de dichos edificios. Podemos distinguir dos corrientes principales la Sintoista y la Budista con las variantes que cada uno de sus primeros practicantes fue capaz de inculcar a sus creyentes o más bien “seguidores”. 
 
Desconozco sus creencias salvo algún detalle sobre Buda, el Camino Zen o el Confucionismo, por lo que no pretendo meterme en líos de los que no sabría salir. 
 
Lo que sí qué tengo claro es que la novedad en las construcciones, la novedad en los ritos, el “cultivo” de la diferencia me hacen convertirme en un defensor de los aspectos comunes que son innatos al hombre aquí y en Sebastopol. 
 
En todas hay castas, estratos, status llamémosles sacerdotes, monjes, maestros, guías o como en cada religión se entienda. Respecto a las formas hay unos estilos que yo conozco del románico pasando al gótico, renacimiento o barroco como ejemplo. En oriente esas mismas maneras artísticas se identifican con otros nombres pero tienen un significado que también hay que saber traducir. 
 
La dualidad de la “Iluminación” o la “Oscuridad” es un “juego” en el que participan todas las formas de pensamiento y en concreto las que se denominan religiosas. Comprendido lo anterior el ecumenismo puede ser lo apropiado en una relación interreligiosa o más bien una formulación “heterodoxa” de unos principios COMUNES. 
 
Confirmando más ideas en esa onda la “Eternidad” podríamos asimilarlo al “Nirvana”. Sin ser teólogo puedo asegurar que ambas ideas tienen un mismo principio como si tratásemos de las ramas de un tronco común como es la HUMANIDAD. 
 
Lo llevaba barruntando años y he tenido que llegar al otro lado del mundo para entender lo que son sólo detalles estéticos. 
 
¿Que me quedará por descubrir? 
 
¡La cuadratura del círculo es ya una evidencia! 
 
Hasta pronto 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 03/03/2019 | Comentarios (0)

Templos en la bruma III

Publicado el 28/02/2019 en Camino (364)
La lluvia desde anoche no ha dado tregua y esta mañana he necesitado un paraguas para dar el paseo matinal que me había propuesto antes de acostarme. La precipitación era suave y sin viento por lo que en lugar de ser molesta la considere un buen acompañante.
 
Con un pequeño detalle informativo del recorrido fui eligiendo la ruta que parecía la correcta y visto el  resultado dudo que haya otra mejor porque en el tiempo esperado conseguí llegar al lugar del templo. 
 
Durante el principio del Camino la lluvia molesto un poco por la ocupación de las manos no por el agua que caía mansamente o porque en el otro brazo jugaba con mi “regalo”, un bordón de bambú. 
 
En una gran obra de malabarismo conseguí sin paradas, desayunar “en marcha” un buen pastel de chocolate acompañado de café con leche y sin tirar nada al suelo – siempre impoluto, no hay papeleras-. 
 
Me reía del papelón que cualquier persona pudiera fijarse en mi, pero era la hora del trabajo y todos los coches se concentraban en su destino no en la ruta. Tranquilo aproveche en un instante curioso, vi como en un arbusto lleno de gorriones, que tras un silbido salieron hacia el tejado más próximo. 
 
¡Aquello era una señal! Me había hecho recordar que cuando hice la maleta, olvidé un regalo en la habitación. Alarmado ¡un Regalo es algo muy importante! Pare de inmediato y lo primero que se me ocurrió fue llamar al hotel, esperando que contestasen en inglés y tuve suerte. Explique claramente donde y que tenían que buscar por lo que solo quedaba esperar el buen resultado. 
 
Por un tiempo la mente la seguía manteniendo en el recuento de las cosas en la habitación y recuerdo que algo no cuadraba pero no le puse mayor interés y de ahí esos lodos, que horas más tarde se solucionaron con una sonrisa de la recepcionista al entregarme “el objeto perdido”. Fuimos cómplices con la mirada. 
 
Creo que ya he adelantado acontecimientos y yo apenas llevaba una hora de marcha, el paraguas se había convertido en estorbo o en segunda cachava motivo que agradecí porque se fueron abriendo algunos claros en el cielo sin descubrir el azul pero intuyéndolo. 
 
La proximidad de la meta era evidente, el tiempo transcurrido, las casas de un pequeño pueblo y las ganas que yo ponía en descubrir por delante de “la bruma” unos bosques que escondían un tesoro “esperado” que no deseado, - el matiz es importante. 
 
Llegué a la avenida y el “Tori” levantaba el telón de un lugar “sagrado” por la elección de los “dioses” ni la de los hombres porque es la “Naturaleza” quien ha demostrado que una localización como esa tiene algo de “Mágico”. 
 
Me incline ante la puerta y el jardín que los hombres habían creado se convertían en un atrezzo necesario para envolver, un regalo, como son los templos de todo el recinto creado para el “descanso de los dioses”. 
 
Tras una consulta necesaria me confirman que puedo fotografiar todo, con lo que el móvil empieza a echar humo y los autorretratos pueden llegar a aburrirme, pero cada ángulo requiere mi atención, sencillamente “ahí” hay “algo intangible”. 
 
Hice todo lo que pude para comprender el japonés pero me sentía perdido y solo dejé que las sensaciones llegasen al alma, porque las entendederas estaban a años luz de una cultura y una religión que sigue siendo desconocida. 
 
Admitido que lo que tenía pendiente con los dioses estaba hecho, me había propuesto acercarme al mar y en un acto de “gusto” por mi parte realizar un remojón expiatorio de todo lo que me sobra. 
 
La playa estaba tan desierta o más que el templo – allí estaban al menos los monjes – sobre la arena tres personas, dos perros y un “intruso” con intenciones de “chapuzón”. Sobre las rocas dejé mis ropas y sabiendo de la “frescura” del agua, me olvide de todo y lo que era la orilla se adentraba en el mar decenas de metros y mis pies empezaban a enrojecerse. 
 
Lo que eran cincuenta centímetros de agua sin olas se convirtió en mi “bañera” si es que no quería salir con pulmonía de tercer grado. Una breve ablución y regreso a la orilla donde la frialdad de la mañana en ese momento era la de una calefacción central después del baño. 
 
Deje en las rocas un presente por el recibimiento y porque en la cima de la roca había un pequeño templo que será algo así como una dádiva a la bondad del mar para con sus gentes. 
 
Ya con todos los planes realizados tocaba deshacer las horas pasadas de una forma eficiente y sin darme cuenta llegué a la parada del autobús que me llevaría a buscar mis cosas y a resolver el enigma del regalo, que ya he adelantado. 
 
Una mañana tan completa ha conseguido que me quede frito en el siguiente tren. 
 
Hasta pronto 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 28/02/2019 | Comentarios (0)

Regeneración

Publicado el 28/02/2019 en Camino (364)
Esta mañana he entendido algo que solo la historia puede explicar y que junto a la experiencia hacen que un pueblo como al que intento acercarme ha podido ir asimilando en su fuero interno como es necesaria una forma de reconstrucción permanente. 
 
Hoy he visto como un terremoto hace tres años afecto a la isla y en concreto después de los años se pueden ver las huellas de la devastación en las murallas del castillo y en sus torres que ahora se mantienen por los trabajos de restauración que durarán décadas.
 
Me produce tristeza este desastre pero entre que hay que entender a la naturaleza y que el resto de la ciudad a día de hoy, no me muestra ningún destrozo evidente para el desarrollo cotidiano de la vida y que haya estado presente en alguno de los paseos por sus calles y jardines.
 
Comprendo que es una prueba del orgullo, saber hacer y el impresionante esfuerzo que las gentes de este país sean capaces de ponerse en marcha para un objetivo común y ya no sólo en unas ruinas concretas sino en las diferentes pruebas que tanto la fuerza de la tierra del fuego y las aguas han modelado su “Espíritu”.
 
Es una realidad que va más allá de un estilo de vida, porque el sencillo paso del tiempo deja siempre una nueva prueba que superar y esto crea carácter con una predisposición especial para reponerse de una “caída” que en otro lugar, de otra forma, con diferentes consecuencias será un nuevo desliz en el que se intentará amortiguar el daño.
 
Con esta última idea es con la que entiendo muchas de las infraestructuras que por todo el país están preparando para las contingencias que se producirán con total pero impredecible seguridad.
 
Por mi cabeza no pasan conocimientos de ingeniería o arquitectura pero a simple vista y con los datos que yo conozco en mi país, las propuestas de futuro que aquí acostumbran no se diluyen en la arena o la rapidez de un “salir del paso”.
 
Aquí la base son unos buenos cimientos en los que sustentar un futuro más seguro en la seguridad total que ninguna certeza puede ser predeterminada.
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 28/02/2019 | Comentarios (0)

Un record

Publicado el 28/02/2019 en Camino (364)
Le estoy ganando la partida al sol. Hoy lo he pillado con la bata de “boatine” cuando ya llevo más de una hora en la calle y él sin aparecer salvo con unos amagos de una claridad apenas perceptible.
 
Dejaremos que Él haga su tarea que lo que me trae hoy aquí son las conexiones que en un número de siete van a batir mi récord en un solo día. Nunca pretendo hacer uso de cada jornada de un hecho exclusivo o quizás si, lo que más bien intento es cumplir unos planes que estando escritos no tienen ninguna obligación para mí, salvo la de originar unas pautas de orden en las que poder moverme en un país inolvidable por razones siempre agradables.
 
Junto a la costa las nubes se están haciendo presentes por lo que supongo que hoy no disfrutaremos del sol deslumbrante de ayer. Que en esos “parasoles” rebote la luz y dejen pasar la claridad es el efecto similar al del cristal traslúcido, protegen de la intensidad sin perder la “fuerza” del “Mago” de las estrellas. 
 
El caso es que le estoy poniendo mucha marcha a todo lo que hago cada día desde que puedo orientarme sin necesidad de las farolas y “faroles” que  son el reclamo de la mayoría de los locales nocturnos de las ciudades, tanto para restaurantes y bares como locales con otras actividades más originales o sensuales. 
 
Como ahora es el mar quien marca el horizonte solo necesito observar su brillo plateado en una bahía interior que es refugio contra cualquier temporal en época de tifones. Hoy su planitud es la mejor muestra que el viento nos ha querido regalar un placer como es el de un paseo por los muelles “con vistas”. 
 
Teniendo en cuenta lo que voy visitando en estos días desde el primer día tengo que entender que hay muchos lugares que no han sido visitados por los naturales del país y yo les llevo una gran ventaja que no pretendo dejar en ningún momento “mientras el cuerpo aguante”. 
 
La actividad creo que es mi principal móvil pero en el que la nota de un nuevo lugar o espacio encienden una llama que sólo la puede apagar la inquietud de hollar caminos nuevos, paisajes luminosos o umbrosos. Es indiferente la ocasión puesto que no está en mi mano la opción de una elección sobre los meteoros que sabiamente saben resolver los ciclos con una naturalidad que el hombre nunca comprenderá. 
 
Siguiente parada…. ¡El Sol! 
 
Hasta pronto 
 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 28/02/2019 | Comentarios (0)

Sin muros

Publicado el 28/02/2019 en Camino (364)
El título que traigo ahora puede interpretarse sobre muchos contextos y yo le traigo ahora respecto “a los muertos” porque me ha sorprendido en mis prejuicios como “la muerte” es vecina a la que no se la puede poner “muros”.
 
En mi entorno y en las costumbres occidentales se acostumbra seguramente por razones religiosas una separación total entre “la vida y la muerte” aunque en los preceptos que el propio cristianismo entiende sólo es “un paso” el que separa estas dos “vidas”. 
 
A fin de cuentas la “segunda parte”  la explican claramente como la “Vida Eterna” ¿A que viene entonces esa separación que nosotros creamos en la realidad cuando no tiene ningún sentido respecto a nuestras enseñanzas originales? 
 
Por todos los recorridos que llevo en estas semanas compruebo que aquí no hay espacio para las separaciones entre una vida tangible y algo que solo suponemos lejano pero nunca deseado. 
 
En mi forma de pensar, nunca llegaré a entender a los orientales, los ancestros además de estar ahí al lado en la siguiente calle sin necesidad de un lugar distante – fuera de las murallas como se estilaba en la edad media y seguimos sus pasos – aquí además de los “campos Santos” lo que se acostumbra es a mantener en las propias casas “altares” para recordar a los seres queridos con la dedicación de una presencia permanente basada en principios religiosos de no se bien cual de las “razones” sea en este caso la apropiada. 
 
En la antigüedad tengo entendido que griegos y romanos ofrecían en ceremonias similares un reconocimiento al pasado familiar y ahora de nuevo lo encuentro dos milenios después y medio mundo entre ambos “estilos”
 
Consecuencia ¿Somos acaso tan diferentes? ¿Hemos avanzado o vamos marcha atrás? 
 
Estas preguntas y otras en la misma línea son las que complican o dejo que hagan discurrir a las neuronas y no se queden aletargadas pues ya tendrán todo e tiempo del mundo para descansar cuando me toque dar ese “paso”. 
 
Como otro de mis “patinazos“ mentales la ocasión que cada día nos ofrece el sueño puede ser un fiel reflejo de lo que en un espacio prolongado “sin horarios” nos va a regalar una “Vida Eterna” con momentos y situaciones increíbles en una relación en cadena que estoy convencido que nos hará sentir realizados cada vez un poquito más. 
 
Algo así es lo que algunos buscan desde un principio ya en esta vida pero con semejante visión se están perdiendo las verdades que en este tiempo a flor de piel nos permite crecer y crear las pautas para disfrutar del Camino con la felicidad que cada día podemos encontrar en nuestro corazón. 
 
¡Seamos una chispa de luz para los demás! 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 28/02/2019 | Comentarios (0)

Amanecer

Publicado el 26/02/2019 en Camino (364)
Es espléndido cuando un día como hoy el sol se “derrama” suavemente desde primera hora sobre la ciudad y sus gentes, cuando se me ha cruzado su círculo dorado en una travesía solo se me ha ocurrido una palabra ¡Gracias! 
 
Y ahora mismo en un banco de un parque me encuentro conmovido con esa pequeña estrella que nos hace ponernos en marcha cada día con la seguridad que nuevas alegrías van a llegar según vaya él llegando a su cenit qué ni es el mediodía ni la puesta porque nosotros seguimos girando aunque en ciertos momentos no le veamos.
 
La tranquilidad del parque y la hora temprana en la que me encuentro me obligaría a estar mejor arropado pero en su mejor sentido, siento cada poro de mi piel que se encuentra vivo aún con los leves escalofríos del amanecer.
 
A mi espalda espera la visita de hoy y espero desde las alturas comprender mejor algo que me resulta complicado soberanamente y entre otras cosas es el lenguaje japonés y su falta de inquietud por la absorción de culturas foráneas.
 
Puede que lo que acabo de escribir deba de aplicarmelo a mi y a mí país porque hay aspectos que se repiten en ambas formas de vida. El concepto familiar, la cultura local todo o casi todo sólo se ve edulcorado por las buenas maneras, pero es igual prácticamente.
 
Gira el sol unos grados y las manecillas del reloj lo hacen de la misma manera y es que tenemos en nuestras muñecas al propio Dios del Tiempo, al Dios del Sol, o del Firmamento que gira constantemente hasta repetir el ciclo. 
 
Cuando usamos el reloj tenemos la. oportunidad de elegir si el giro que nos mueve es el del segundero, las manecillas de los minutos o las horas para poder desarrollar la vida de forma más armónica si nos adaptamos a un ciclo más o menos breve. 
 
Pasado el trance del día tenemos otra forma de contar el tiempo, otra vuelta de tuerca que son los calendarios que ordenadamente se refieren a los días – dos vueltas a la esfera- después la semana, meses, años, lustro, décadas, centurias y otras medidas que al ser humano en este momento le resultan inabarcable. 
 
Así pasamos la vida algunos con el reloj en la frente en lugar de la muñeca y conseguimos que dos conceptos que empiezan por el principio “el Alfa” nos mantengan en el A-qui y A-hora (este último concepto en términos semánticos significaría “sin tiempo” puesto que el prefijo “A” del griego “sin, aparte de” y “hora” fracción de tiempo. 
 
Resumiendo el día es a cada instante “UN INFINITO”
 
Hasta pronto 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 26/02/2019 | Comentarios (0)

Los niños

Publicado el 25/02/2019 en Camino (364)
Hace unos días mi curiosidad, se vio superada por la de perseverancia de los niños en un día de excursión para ellos y de “practicas” al mismo tiempo.
 
Yo había visitado poco antes un maravilloso castillo “blanco” que a la luz del sol deslumbraba tanto por su aspecto exterior como por las líneas lisas de los grandes tableros de madera que constituían la estructura del edificio junto a su sencilla y elegante decoración.
 
Recorrí todos los pisos de lo que en España llamaríamos la Torre del Homenaje, el lugar para los reyes y señores feudales, sin dejar de lado otras dependencias que completaban la visita con un margen de error breve en mi horario.
 
A paso ligero dejando muchas informaciones por digerir empecé una retirada antes que dejarme caer derrotado por una máquina que domina la cuarta dimensión. Para nada la angustia o el ansia me dominaban pero es cierto que los márgenes temporales con que acostumbro a trabajar a esas horas se movían en mis “límites”.
 
Así mantenía en alerta el pensamiento cuando compruebo que un grupo de niños me rodean dudando cuál podía ser el motivo con la atención que merecia la situación me predispongo a sus preguntas y empieza el más atrevido con una frase en inglés en la que decía que estaban estudiando esa lengua y que querían practicarla haciendo unas preguntas a los turistas.
 
Con ese detalle “turista” ya me había respondido yo solo a la primera pregunta, sobre su interés por mi. Era el “bicho raro” con el que experimentar y por supuesto me dejé llevar por unas cuantas preguntas que todos querían hacer aunque uno de ellos llevaba la “voz cantante”.
 
En realidad todo consistía en resumen en una presentación de su trabajo de clase “en la calle” con un mapamundi en el cual ellos debían de colocar una pegatina sobre el país al que se refería el encuestado.
 
Fue fácil y alguno cuando mencione mi país se sorprendió como si lo reconociese mientras que otros no sabían ubicar “algo” que estaba al otro lado del mundo. Felices con su pegatina junto a otras de encuestas anteriores se despidieron todos con una gran sonrisa, supongo que su profesor les preguntaría alguna cuestión sobre los países “marcados”.
 
Sonriendo yo también, ese grupo de jovencitos, tendrían entre diez y doce años, continué a la estación pero sin haber pasado dos minutos, la maniobra envolvente empezó con otro grupo. Las preguntas eran las mismas pero les dejé que se extendiesen tranquilamente para llegar al mismo lugar en el mapa y el mismo color rojo para el lugar “conquistado”.
 
Pero más tarde llego el tercer grupo al que les ahorre la necesidad de la presentación como de las preguntas, indicando claramente en el desplegable donde colocar “la ficha”. El trabajo resultaba curioso, entretenido y me gustaba mucho la cara que ponían todos ante las preguntas de su trabajo como del hecho de tener la oportunidad de hablar con un extraño sin que el caso tuviese nada de especial “solo una lección”.
 
Con el cuarto grupo cierta ansiedad me llevaba a mirar el reloj con mayor rapidez que en ocasiones anteriores y en este caso ya decidí poner de mi parte mi mejor inglés y además de adelantarme a sus preguntas les añadí que tenía un tren esperando y no podía entretenerme mucho.
 
Llegaron nuevos grupos y yo no veía ningún autobús ni tampoco turistas así que yo era la atracción del momento. Seguro que acababan de bajar toda la excursión y en un país donde los turistas no abundan ¡Me tocó el premio gordo! 
 
Pegatinas llegue al menos a colocar diez. Las últimas era yo el que hacía todo el trámite, puede que no ejercitasen todo el inglés que sabían, el caso es que mi cursillo de cinco minutos les tuvo que sorprender porque yo mismo me di cuenta que me estaba soltando. 
 
En fin ¡Gracias chavales me hubiera gustado dedicarles más tiempo! 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 25/02/2019 | Comentarios (0)

Todo al reves

Publicado el 25/02/2019 en Camino (364)
Respecto a nuestra visión, que siendo propia y natural para los que así la entendemos, no tiene porqué significar que sea la “verdadera”.
 
Ayer entre en una librería y tras fijarme en cosas sin importancia para mi, comprendí que estaba obviando las formas locales. Se escribe – que me lo confirmen – de arriba abajo primero y de izquierda a derecha después por lo tanto la apertura de un libro es de por sí una experiencia original aunque no entiendas nada. 
 
Otro concepto que difiere es que a diferencia de la teja romana, utilizada mayoritariamente en mi país aquí la disposición es al contrario el canal es cóncavo y desagua en el eje principal mientras que nosotros usamos un sistema doble para la recepción de la lluvia. 
 
Nadie tiene la razón pero en ambos casos funciona. 
 
Seguimos con las diferencias en este caso bastante notables como es su sentido para dirigir la  orientación puesto que toman como referencia es la izquierda – según se mire – y esto se refleja en muchos de los detalles del funcionamiento de la conducción como las colas o la forma de guardar la preferencia en los cruces o las propias escaleras mecánicas. 
 
Hoy después de varios intentos y no es la primera ocasión, las llaves abren al revés y siempre tengo que intentarlo varias veces porque no me doy cuenta del detalle. Es que uno es lento de reflejos 
 
Se me escurren en la mente otras cosas que también son ”del revés” pero creo que de alguna manera está curiosidad es apropiada porque estamos al otro lado del mundo y la bipolaridad es una idea que hay que entender para que los flujos se desarrollen con naturalidad. 
 
Como forma de pensar y tras una mínima incursión en esta cultura oriental hemos de relatar que en el siglo diecinueve muchos nacionales salieron hacia Norteamérica y Europa, principalmente al Reino Unido para intentar una modernización del país obteniendo de esta manera el resultado que ahora podemos disfrutar. 
 
Creo que ha quedado claro que “del revés” es sinceramente otra forma tan correcta de ser como la nuestra pero siempre hay que tener en la cabeza que las pautas preestablecidas no tienen porqué ser las únicas o las correctas.
 
Solo hay que llegar a buen puerto. 
 
Hasta pronto 
 
 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 25/02/2019 | Comentarios (0)

A tiempo

Publicado el 24/02/2019 en Camino (364)
Cuando me levanto esta mañana tengo la duda de donde dirigirme temprano a “algún” destino y pasando por mi cabeza diferentes ideas comprendo que es una hora intempestiva para hacer visitas – siempre abren más tarde – por lo que me dirijo a la estación en donde optimizar un poco de mi tiempo.
 
Las dudas me corroen porque he intentado una excursión en la que se me plantean muchas dudas que voy descubriendo sobre la marcha. Primero el tren. Debo de preguntar porque estoy perdido y es en información donde me dirigen correctamente pero reconcomiéndome todavía las preguntas acudo a dos personas diferentes del tren.
 
Como dicen que a la tercera va la vencida – lo compruebo – porque he dado en el clavo. Al fin encuentro alguien que habla inglés con la que además me entiende y yo destapo mis orejas para ese idioma que apenas dominó.
 
Resumiendo la charla intento enfocarla como surge y llegamos a la conclusión que ambos vamos al mismo sitio, - es una familia con las tres generaciones juntas – a lo que planteo la posibilidad de poder acompañarlos y practicar un poco la conversación que la tengo olvidada salvo para las gestiones del hotel y los restaurantes.
 
Ellos me descubren que a donde voy es a una isla, cosa que desconocía y me hacía dudar pero como un “Pigmalion” me dejó llevar desde el tren hasta el “Tori” más fotografiado según me cuentan.
 
Tras el tren llego al muelle y “de repente” siento un “deja vu” que me resulta completamente familiar como si la imagen que veo la llevase guardada en la memoria del subconsciente. Lo comento con la familia y lo entienden perfectamente. 
 
Con un ferry de por medio podemos observar a estribor lo que más tarde estará por unos segundos en mis manos. Todo el trayecto es una continua sucesión de fotos pero lo que de veras impresiona es llegar a pie a la base de la “puerta” con el mayor de los respetos porque para mi esa imagen es un recuerdo de mi infancia cuando llevaba a la escuela un cuaderno con esas fotos que ni siquiera hubiera podido creer vivirlas en directo. 
 
Bajamos a la arena para tocar directamente la madera de un anciano árbol que ahora se enfrenta al agua salina del mar y a los temporales que Eolo tiene a bien enviar. A sus pies impresiona más su magnitud y entiendo que es un significado profundo que está dentro de mí pero que no se interpretar. 
 
Me inclino en una reverencia ante el ejemplo que ese monumento muestra desde cada rincón de su base al mensaje de sus alturas y sin negar la maravilla que supone ver surgir de las aguas esa obra de arte prefiero haberla sentido con el tacto porque la vista sobre las aguas he conseguido obtenerla también en el camino de regreso, ya que habremos llegado en el primer momento con la bajamar. 
 
Todo esto no podía acabar así, quedaba por delante el templo y una serie de rituales que he conseguido entender gracias a “Teru” en su paciente “formación” de mi inmersión particular en la religión Sintoista. 
 
Han pasado un par de horas “en familia” y me permito pedirles un recuerdo fotográfico de todo el grupo como despedida en agradecimiento a su colaboración y por su compañía. 
 
Algo mágico tiene este día y no es el sol – que brilla, e ilumina también la mente.
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 24/02/2019 | Comentarios (0)

Sin misterios

Publicado el 23/02/2019 en Camino (364)
Poco a poco voy encontrando la marcha a esto de salir a la calle tanto en las horas de luz como por la noche. “El secreto está en la ubicación”. Así que se encuentra el lugar indicado sin grandes complicaciones en este país porque todo lo marca el tren.
 
Intento buscar siempre algo cercano a las vías y allí aparecen los hoteles, tiendas, mercados y los lugares históricos que son los que específicamente atraen a los turistas como yo.
 
Hoy me he aventurado en una escapada que supone eficientemente una pérdida de tiempo respecto a un expreso pero la majestuosidad del paisaje y su lentitud lo merecen. Sobre el pequeño y único vagón están los locales y los que se dedican a la fotografía a tiempo completo.
 
Junto al mar una infinidad de valles los va enlazando el tren en una cadena verde en donde las mínimas planicies junto a los ríos son los huecos que la naturaleza de los bosques ha permitido colonizar porque las laderas cuelgan verticales en la hondura de los cursos fluviales.
 
Sinceramente la elección de hoy ha sido acertada porque el sol ha decidido acompañar con su luz tanto el azul celeste como el verde de la foresta. Si a este comentario le añades como decimos en mi tierra “quien con azul y verde se atreve por guapo se tiene”. Hemos obtenido un día pletórico. 
 
En realidad es una maravilla que muchos viajeros difícilmente descubrirán porque sólo se dejan dirigir por las “flechas” que registran las guías al uso que buscan de alguna manera aprovechar las jornadas de vacaciones como la premonición, si de un exprimidor se tratase.
 
Yo en mi caso juego con ventaja porque no sigo a nadie ni espero que nadie continúe mi ejemplo puesto que entiendo que una libertad como la mía está al alcance de todos en la medida de sus posibilidades.
 
Acabo de perder la cuenta de los puentes y túneles cruzados lo que demuestra la ingeniería que ha sido capaz de movilizar este país.
 
Los árboles han sido podados literalmente por el paso continuo del tren, otra forma no usual de mantener a raya el arte y el orden en el medio natural consiguiendo algo que actualmente llamamos sostenibilidad.
 
Con una cantidad increíble de paradas por delante me dejo llevar por las imágenes que muestran los ventanales.
 
Hasta pronto.
 

Publicado por Gotas de Rocío el 23/02/2019 | Comentarios (0)

Los árboles

Publicado el 23/02/2019 en Camino (364)
Sigue mi cabeza dando vueltas a esa cultura de las plantas y en concreto de los árboles porque en todo mi recorrido por las islas he descubierto como gracias al trabajo del hombre se han conseguido obras que la naturaleza motu propio le resulta complicado sino casi imposible de obtener.
 
El arte “Bonsái” en realidad desconozco su traducción pero será algo así “el arte de las plantas pequeñas” en mi versión libre. Ayudados de la perseverancia, el cuidado, junto al cariño por esos seres vivos tan longevos – superan al hombre con diferencia – podemos descubrir que es posible un manzano en un salón con frutos como avellanas.
 
Difícil de creer pero a las pruebas me remito. Cuando ese trabajo se hace al aire libre los trabajos pueden resultar algo más sencillos y “naturales” con lo que la mano del hombre resta al curso natural del crecimiento vegetal.
 
Vistos los trabajos en los jardines de las casas, entiendo como en veinte metros cuadrados hay casi un parque con una variación importante en la mezcla de especies arbóreas, arbustos y la nota de color de las flores trabajadas las últimas de una manera menos agresiva por tener un desarrollo de temporada sin opción a un trabajo complejo.
 
Toda esta reflexión viene relacionada con la impresión que guardo yo de la naturaleza compleja de los olivos en los que su desarrollo ha hecho su papel esculpiendo obras maravillosas que me cautivan.
 
En un árbol de estas características ha sido el viento, la lluvia, el sol, los que han creado con seguramente pequeñas intervenciones del hombre lo que son una expresión viva del paso de los siglos en una medida de tiempo que a nosotros nos resulta inconcebible.
 
Intentar comparar la naturaleza y el trabajo del hombre son conceptos en cierto modo asimilables pues al hombre nunca se le podrá negar su misma naturaleza por muy humana que la supongamos somos parte de el mismo ciclo.
 
Quiero entender que en esta cultura la vida al aire libre ha sido tratada de una manera muy especial para poder alcanzar la majestuosidad de un ser vivo en un lugar donde no está en su medio propio. 
 
Ahora es “moda” con los olivos trasladarlos a lugares donde nunca antes se habían visto introduciendo en esta ecuación la ética de un ataque agresivo al árbol con la disculpa de un valor estético que yo lo aprecio pero en el que no me gustaría intervenir. 
 
Lo más aceptable en mi forma de pensar es que lo adecuado sería disfrutar de su encanto en el espacio que le ha visto crecer. 
 
¿Bonsái u olivo? Me quedo con los dos. 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 23/02/2019 | Comentarios (0)

Ikebana, jardinería, corrección

Publicado el 23/02/2019 en Camino (364)
La analogía es una palabra que puede utilizarse de forma diversa según. El contexto en el que nos movamos y en este momento me vienen a la mente el título de este artículo por lo mismo que el sentido puedo aplicarlo al caso.
 
La “similitud” es la referencia que acerca los conceptos y comprendidos dentro del entorno de un país los términos anteriores, me descubro que todo es lo mismo.
 
Resumiendo- “Ikebana” es algo así como el arte de la decoración floral. La “jardinería” sería lo mismo en los espacios abiertos y habilitados para el esparcimiento en una naturaleza humanizada. Y por fin la “Corrección”, el arte de la convivencia entre los seres humanos.
 
Como solo lo entiendo de una manera, estas tres palabras o formas de entender la vida se asimilan incluso se solapan en esta cultura donde los árboles y las plantas en general deben de seguir un orden preestablecido puesto que las interferencias entre ellos está a la orden del día y hay que buscar una norma de convivencia.
 
La realidad de un país superpoblado conlleva a unos límites espaciales muy evidentes por lo que la opción de elegir un orden conlleva que los jardines mínimos de cada casa no invadan a la más pequeña expresión de las macetas del vecino y en muchos casos las carreteras o las vías del tren entre millones de casos.
 
Ahí llega la jardinería que se encarga de recoger en la unidad de cada individuo y su entorno una maravillosa conjunción de singularidades en armonía con el entorno. La poda de cada planta tiene significado tanto funcional como estético para resolverse lo que hubiera sido un problema en una obra de arte.
 
Los árboles con cientos de años apenas ocupan lo que es la amplitud de un retoño. Y ese trabajo se ha conseguido con un esfuerzo y cuidado continuado por todas las generaciones de cada familia como por la sociedad en particular en los lugares comunes.
 
Creo que hasta ahora se me ha podido entender pero llega la analogía en el caso de las personas y me gustaría hacerlo con la “corrección” a la que me refiero en un principio.
 
Desde la escuela y en el hogar la juventud ha aprendido de sus “monitores” las maneras  con el carácter que debe de interactuar con sus familiares, amigos o el resto de las personas que formamos la sociedad. 
 
A este importante detalle puede que haya que añadirle la sencillez de una mensaje “Zen” que impregna el comportamiento de una manera sino innata adquirida desde la niñez para una conexión en la que el “roce” es apenas inexistente porque son ellos mismos los que aprenden algo que a los occidentales todavía nos cuesta entender. 
 
“La libertad termina en donde se encuentra con la de los otros”
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 23/02/2019 | Comentarios (0)

La conexión

Publicado el 22/02/2019 en Camino (364)
Es una situación, un instante, un concepto que como cualquier palabra hay que entenderla en su contexto y en mi caso, además de tenerla que usar en plural debo de relacionarla directamente con los trenes y los andenes.
 
Cada día es una batalla más o menos cruenta o un sencillo paseo militar. Lo importante son los contendientes, por un lado el pasajero y por el otro las dimensiones de la estación en la que se celebra la contienda.
 
Como protagonista de los diferentes entuertos me descubro en diferentes facetas según me encuentre cada día, su respectivo descanso reparador o no y esos detalles subjetivos que pueden complicar un poco el desenlace deseado o no.
 
Puedo asegurar que hay además un segundo, tercero, cuarto y hasta “tropecientos” parámetros de una ecuación que empieza con el tamaño de la estación, el número de andenes, la hora de máxima o menor de afluencia de gente, la diligencia de la plantilla de taquilleros y resto de imponderables que permiten una “conexión” fluida o no.
 
Los primeros días decidí sin saber como funcionaba la Red ferroviaria, actuar por mi cuenta y creo que salí bien parado de la experiencia porque conseguí enlazar cuatro trenes sin margen para el error y con esa alegría me he defendido hasta el día de ayer.
 
Esa jornada fue maravilloso en el aspecto meteorológico, un día luminoso un paisaje arrebatador, la compañía de la escritura que salía de mi mente sin querer, pero como inconveniente descubrí lo que es un tren “local”
 
Uno “local” puede ser entretenido pero al mismo tiempo agotador debido a las continuas paradas con sus respectivos arranques en un país donde los pueblos son casi ciudades, donde acaba uno empieza el siguiente y en unos tiempos que apenas permitían a la máquina demostrar todo su poder, debía de nuevo parar.
 
Esta demostración que no había otra opción me ha decantado por otro sistema mucho más rápido para moverme y son los “expresos” o los “trenes bala” que te llevan de un extremo al otro del país sin darte cuenta. En las diferentes cabeceras de línea ya podremos decidirnos por servicios locales.
 
Un apuente que debo de hacer es que atendiendo a la amabilidad de la gente he comprendido que lo mejor es acercarse a una oficina de información con los planes ya previstos y ellos te preparan el viaje con todo lo necesario para que el viaje sea perfecto.
 
¡Próxima estación…..!
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 22/02/2019 | Comentarios (0)

La Montaña

Publicado el 22/02/2019 en Camino (364)
Tiene que tener un significado más allá de las acepciones académicas porque en todos los países ese espacio generalmente lo ocupan espíritus libres o al menos no sometidos a las normas del resto del grupo.
 
Las diferencias entre las culturas son apreciables pero sólo de fachada porque en las “alturas” todo se siente de una manera distinta y para ello a las pruebas me remito. Siempre en esos rincones de difícil acceso alguien encuentra una “Chispa” de luz con la que entender con “otros ojos” la Vida.
 
Todo lo que traslado a este comentario lo llevó muy cerca, tanto como en el corazón puesto que es mi orgullo celebrar cada día su recuerdo y muy especialmente en la fiesta que conmemora su vida.
 
En el resto de culturas siempre se ha buscado los ejes más cercanos a las alturas y si estos se encontraban inaccesibles existía la posibilidad de buscar lugares ajenos a las influencias del grupo.
 
Yo me pregunto cual es la razón de esa ruptura que a mí me gusta llamar singularidad por la que algunas personas se aíslan de unas conductas gregarias que no les ofrecen la posibilidad de desarrollarse en la faceta desconocida para el resto de la humanidad y que ellos creen haber hallado.
 
Siempre en un alto se encuentran los episodios que han determinado las religiones a lo largo y ancho del mundo, así que podemos pensar que allá donde nos encontramos la esencia del Ser humano es igual sin apenas diferencias salvo las que cada grupo en su respectivo ecosistema ha creído conveniente adoptar.
 
Me resulta poco acertado hablar de globalización cuando lo que se están juntando son las culturas porque les llegó su momento y no una imposición de unos poderes por encima de otros.
 
En las alturas el aire sopla más fuerte y seguramente hace que los pensamientos fluyan como si de otro flujo sinaptico participa al hombre de su capacidad para la Creación de pensamientos no tan profundos sino completamente etéreos que pasan desapercibidos por todos hasta que alguien le da las alas para convertirse en “Creencia”.
 
¡Que bello concepto cuántico!
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 22/02/2019 | Comentarios (0)

Video o foto

Publicado el 20/02/2019 en Camino (364)
Es la pregunta del millón cuando te encuentras con una cultura tan diferente porque todo te sorprende y quieres registrarlo sin falta, como por ejemplo la foto que acabo de ver – las vías del tren por encima de las olas en un rompiente.
 
El recorrido ferroviario de hoy ha estado salpicado por imágenes en el más amplio espectro de paisajes, montañas, bosques, aldeas, bahías, playas, cabos, arrecifes y todo aquello en lo que el mar, propiamente el océano, se encarga de mostrar amablemente en un día soleado como el de hoy.
 
La diferencia respecto a ayer es más que evidente. Los guantes no hay que quitárselos, el paraguas no estorba y la luz se impone a la bruma. En una apuesta lo trascendental del caso es que hoy juego a caballo ganador.
 
Otro problema a tener en cuenta es que viajando en tren no hay lugar para un segundo perfecto con lo que gana el video pero no es una opción que me agrade demasiado, me atrae con diferencia el “momento”.
 
El motivo por el cual nos aferramos a la costumbre de “retratarnos” es una excusa para no olvidar algo generalmente cordial, amable, curioso en el que siempre podremos añadir un recuerdo de la memoria pero tras años de “momentos” uno pierde la noción de una cantidad de información que difícilmente puede ser procesada pasado largo tiempo.
 
Me asombran aquellas personas que en apenas una semana acumulan miles de fotos que pasarán a un archivo del que pronto se olvidarán con la inutilidad de un sencillo esfuerzo al que muchas veces no habría que darle tal importancia.
 
Yo creo en las fotos y los videos pero con la mesura que a todo hay que ofrecerle puesto que la realidad reflejada en los datos de los nuevos sistemas de grabación es difícil que vuelva a repetirse en muchos casos. Con lo cual la bondad de la fotografía es de agradecer..
 
Por circunstancias o importantes detalles algunas imágenes que desearíamos guardar es imposible porque ciertas normas prohíben la toma de fotos motivo que comprendo y comparto..
 
Hay instantes para el recuerdo mental mientras que otros por originales se quedan en la base de datos. 
 
Por favor ¡Miren a la cámara¡
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 20/02/2019 | Comentarios (0)

Templos en la bruma II

Publicado el 20/02/2019 en Camino (364)
Cuando sólo llevaba una hora sin trastos me creí libre pero un nuevo parásito se aferro a mi y convivimos en una armonía beneficiosa por lo menos para mi. 
 
Lo habíamos dejado en el paseo pero la realidad es que yo no había llegado allí de tiendas sino para otra idea más compleja del “paso a paso” estaba en un Camino, en el de aprender y puede que mas adelante lo convierto en Peregrinación.
 
Este es el concepto que se mimetiza mejor con la realidad de todas las personas que se encontraban en las mismas  circunstancias. Era un “español rodeado” de naturales del país, porque sólo al salir del recinto sagrado me cruce con un occidental.
 
Las horas previas todas las caras en sus variantes conservaban unos rasgos cuando menos orientales por lo que entiendo que todos eran “paisanos” o se presumía. Con semejante compañía y en manifiesta minoría sólo tuve claro lo que siempre me enseñaron.
 
¡Donde fueres haz lo que vieres! Y con ese ejercicio como pauta en todo lo que hacía, por delante existía el sentido de la vista principalmente o la premonición de lo que por delante debiera de acontecer.
 
Para empezar algo tópico en lugares sagrados “no hacer fotos”, de primeras esa la tenía asumida pero lo curioso del caso es que apenas encontré cuatro casos contados de una infracción de la norma y como ejemplo de orden tampoco encontré responsables de disuadir a los turistas nacionales al noventa y nueve por ciento.
 
Con ese grado de orden lo único importante es seguir las flechas algo que suelo realizar cuando toca puesto que todas las indicaciones estaban en el idioma nativo.
 
Como aperitivo empezamos por los “Tori” o puertas de acceso en las cuales había que demostrar respeto inclinándose antes, en el caso de la entrada o a la salida repetir la operación una vez atravesada la puerta a modo de despedida.
 
Segunda o tercera lección no importa el orden. Cuando se entra en un templo sintoista hay que limpiarse las manos de forma ritual con un cazo de madera y algunos llegan a mojar sus labios como fin a la entrada a un espacio sagrado.
 
El carácter de esta religión les lleva a una sencillez en las formas de todo el entorno que alcanza desde las piedras del paseo o sus colores, la poda de los árboles en versión bonsais tamaño humano en todo el recinto de las zonas ajardinadas.
 
Respecto a los cedros centenarios su respeto es sumo porque han protegido siempre los templos que tanto al sol como a la tierra le han sido erigidos y en concreto a la agricultura, le debemos una consideración que va más allá de las generaciones pasadas como de las venideras.
 
En todo el recinto las explicaciones eran inexistentes salvo en japonés y de forma muy sucinta, así que sólo cabe entender las cosas según su sencillez aplicando el principio de Ockham, “lo más sencillo es seguramente lo correcto”. 
 
Ante los diferentes templos una ofrenda, dos inclinaciones de la cabeza como llegada y despedida junto a dos palmadas. Todo sencillo, como su decoración de los templos, sin necesidad de fotos o de preguntas.
 
Las últimas son las que uno tiene que hacerse para sencillamente SER. 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 20/02/2019 | Comentarios (0)

Templos en la bruma

Publicado el 20/02/2019 en Camino (364)
La mañana no se presentaba propicia porque todo el mundo llevaba consigo un paraguas de diferentes formas o ponchos para la lluvia. A esas horas todavía no había precipitaciones y no eran un problema porque entre la estación del tren y los traslados, el hecho de una capucha era prescindible.
 
Más adelante ya pude comprobar tras los cristales que mi tranquilidad desaparecería en cuanto dejase el vagón porque según llegábamos al sur las gotas de lluvia se hacían cada vez más presentes junto a los regueros que dibujaban con la ayuda de la gravedad y de la corriente exterior.
 
Mi forma de pensar entendió que como todo pasa podría llegar a escampar más tarde pero eso fue solo una suposición mía, porque durante todo el día un sirimiri me caló por suerte solo exteriormente. Bueno y los zapatos, aunque solo me dí cuenta al descalzarme.
 
Cada día tiene una planificación inevitable y es la posibilidad de dejar los trastos en algún lugar cómodo para mis visitas como para la estancia y esa mañana a la puerta de la estación me esperaban unas gotas atomizadas que en el trayecto al hotel hicieron algo de mella en la calidez de las prendas de abrigo. 
 
Ya tenía las manos libres por un segundo, porque muy amable el recepcionista me ofreció un paraguas que inteligentemente agarre – porque me salvo el pellejo de una buena manta de agua -. 
 
Cómo quien sale de las trincheras a la calle “el para la lluvia” estuvo abriéndose y cerrándose como no recuerdo haber hecho en la vida, a fin de cuentas fueron más de seis horas paseando acompañado de unas nubes y una humedad galopante. 
 
La lluvia era parte del problema, la humedad era la que llegaba a descomponerse y debías de acudir por un corto espacio de tiempo a cubierto en alguno de los comercios abiertos para los turistas con una calefacción a todo trapo que disipada dudas a la hora de volver a abrir ese mini toldo con patas que en ocasiones se convierten las calles.
 
De un lugar a otro la mañana y el inicio de la tarde fue un continuo trajín entre “manos libres” como los teléfonos o “echar mano del paraguas”
 
Y colorín colorado al hotel “calado” hemos llegado. 
 
Hasta pronto 
 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 20/02/2019 | Comentarios (0)

Cenar

Publicado el 20/02/2019 en Camino (364)
Algo tan trivial y con lo que llevo varios días sin enfrentarme es a un menú que ni entiendo ni me permite la posibilidad de actuar correctamente o sencillamente dentro de mis propios gustos.
 
El otro día por fin me lie la manta a la cabeza porque en un paseo por la ciudad descubrí algo que se podría identificar como “zona de ambiente”. Con semejante presentación no iba a esperar más días para romper el miedo a una aventura gastronómica de la cual todo el mundo que la conoce no ha salido defraudado.
 
Calle arriba, hasta donde las luces se diluyen, atendí los más mínimos detalles que no estuviesen en su caligrafía tradicional y con suerte acepte a reconocer los números que sólo tenían un significado “precio” pero ¿de que?.
 
¿Carne, pescado, vegetariano o quizás “tofu”? Pocas veces me ha resultado complicado decidir que probar porque acepto casi todo pero me sentía impotente ante la falta de información.
 
Con semejante desastre aproveche para fijarme en los casos contados de fotos de los menús pero sin poder entender que era cada cosa ni adjuntar a la imagen los contenidos de la respectiva comanda.
 
En el Camino de regreso decido concentrarme y no acabar a las puertas de un supermercado que ya tenía localizado. Analizo de nuevo algo que haya podido saltarme en la primera fase y recuerdo que al inicio vi un local que “me dijo algo” con ese objetivo fui saltando etapa por etapa, bares, restaurantes y locales callejeros sin atisbo de una solución sencilla del tema.
 
Sin otra opción que llegar al hotel con una bolsa de vituallas hice dos amagos de entrar al primer restaurante que había echado el ojo. Y a la tercera abrí la puerta como si fuese aquello una faena taurina “en la que matar o morir”.
 
Lo primero que aprendes en estos días es ¿Habla inglés? Dirigiéndome al camarero y la respuesta habitual. ¡No! Pero en un batiburrillo de mímica inglés y japonés nos convencimos ambas partes que elegiría con la vista porque sobre el gusto no había problema.
 
Acomodome frente a la barra al estilo japonés junto a las diferentes propuestas del cocinero y sobre la marcha fue completando el plato y ante las ganas de comer todo estaba bueno pero con la duda de comer con palillos o con los dedos porque los cubiertos tradicionales occidentales brillaban por su ausencia.
 
En mi vida no soy soberbio pero tampoco me achanto así que fijándome primero en el resto de comensales sobre sus costumbres a la mesa descubro que o habían finalizado o les atraía más la charla. Debía de tomar la siguiente posibilidad “hablar con el señor de al lado” con la siguiente pregunta ¿Habla inglés?
 
Con una mínima suerte sabía de cuatro contadas palabras – las mismas que yo en japonés – “jugando” en su casa. Volvimos a cada paso a la mímica y con un poco de tiempo y paciencia conseguimos mantener lo que algunos llamarían “conversación”.
 
En apenas media hora entendí algo de su cultura, de sus dioses, sus ancestros y unas tradiciones que les permiten conseguir esa paz y corrección que a mí me está dejando sorprendido.
 
Apunté sus consejos en papel para que no se me olviden y espero alcanzarlos.
 
Arigato
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 20/02/2019 | Comentarios (0)

Tiempo para mi

Publicado el 20/02/2019 en Camino (364)
El descanso para mi es una ocasión que se presenta en cada instante porque entiendo que es una oportunidad que nos ofrece el “Aquí y Ahora” si sabemos aceptarlo en el abanico de opciones que el tic-tac del reloj nos presenta.
 
Hoy con un sueño reconfortante tras una excursión agotadora siento que la vida se abre ante mis pasos de forma irreconocible porque me está regalando ese silencio que no se encuentra en la noche ni en la cama.
 
Es un silencio consciente donde las perturbaciones son mínimas y la corrección de la compañía es un ejemplo a seguir incluso asimilar como propio para “encontrar lo que necesitas y no buscar lo que quieres”.
 
Primera lección de la mañana que en días pasados me ha resultado imposible de aprehenderla. Siempre he buscado un plan y a falta de dos dedos de frente he necesitado algo menos de una semana para lo que un niño aprende en cinco minutos.
 
Esa dinámica absurda es la que mueve a las personas a un comportamiento vecino de la apariencia y extraño a la personalidad. Aceptamos la vida que nos muestran pero no sabemos que hay una opción innata mucho más interesante y reconfortante.
 
Desde esos pensamientos la pauta más importante a seguir es una relación amistosa con la “pulsera con agujas”, uso este término porque es como pretendo avanzar en mi vida sin que el reloj marque mi comportamiento. Como mucho ordene ciertas exigencias que son de carácter social y de índole obligatoria. 
 
La soledad en muchos instantes de mi vida es una maravillosa compañía para buscar un poco más adentro dejando que el exterior no condicione de forma insalvable un rumbo caracterizado por la singularidad que de por sí me enriquece y al resto de personas que me rodean le sirve para una mayor armonía. 
 
Si yo estoy bien, los demás pueden hacer uso de esa ventaja y asumir lo que a ellos les beneficie de una manera cercana a sus inquietudes para adoptar ese beneficio del que se van a ver gratificados cuando sus más allegados son recibidos de esta misma manera, sin intereses sino con la determinación de un igual. 
 
Todas y muchas más luces se encienden cada vez que yo me adelanto al tiempo y no solo moviendo la cuerda del reloj a mi antojo sino “creando” siempre expectativas asumibles para el día a día. 
 
¡Ya casi es la hora!
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 20/02/2019 | Comentarios (0)

Pasear. Caminar. Peregrinar II

Publicado el 19/02/2019 en Camino (364)
Ahí lo dejé con el lenguaje como vínculo pero lo que me ha traído a este relato es la vinculación que une estas tres palabras que en un diccionario de sinónimos añadiría por ejemplo “andar”, “recorrer” y muchos más que desconozco o no quieren salir a la palestra.
 
Y para empezar esto viene de mi jornada por los bosques donde además de pasear, pude también pensar, oír, repicar y un montón de cosas que se pueden hacer en cuatro horas deambulando – otro sinónimo – con una meta a ocho kilómetros pero sin ninguna prisa porque el Camino siempre estará ahí esperando.
 
El inicio fue por una cuesta, en ascenso, el caso es que fue más fácil porque atravesaba una antigua aldea que ha sabido conservar el estilo historico y me ha permitido experimentar con la esencia de un pasado olvidado en las ciudades actuales.
 
Recorridos los primeros kilómetros al sol me sobraba ropa sin saber que más adelante la orientación de las montañas al norte me sumergirá en un paseo renqueante evitando pistas de hielo en las zonas umbrosas.
 
La primera parte creí que sería por poco tiempo pero el descenso hasta el final me hizo entender que necesitaría un bordón como tercer apoyo para evitar los resbalones que ya había padecido.
 
Busque a los lados cualquier rama pero aunque flexible, muy endeble, motivo por el cual duro poco y en cuanto vi una más robusta para mi corpulencia no hice más que partirla a la medida y la seguridad, pasó a ser un mayor grado de tranquilidad.
 
Con la senda por delante, en un claro encontré a la primera persona que vivía en y por la ruta. Tenía una especie de albergue en lo que era su casa y ofrecía té a todo aquel que en un día soleado pero helador agradecería enormemente.
 
La comunicación fue complicada sin traductor español – japonés y sin interlocutor en inglés la mímica y los gestos permitieron entendernos, al calor del fuego y de una bebida caliente. La segunda parte fue más hermosa porque puso en mis manos un cuaderno de notas al que traslade mis pensamientos que no fueron pocos.
 
Lo que no pude imaginar es que el señor habiéndose fijado en mi rústico bastón se molesto en regalarme una caña de bambú que yo tuve a bien agradecer como mejor supe. El resto del Camino ya no sería un paseo solitario sino una charla emocional con el toque del bordón sobre el firme de roca, hielo, grava o arena.
 
El compás de la madera, vino acompañado de otro repiqueteo de las campanas que como aviso evitan que los osos se acerquen, algo posible pero lejano en mi visión de una ruta muy bella pero civilizada para un plantígrado.
 
Con esta serie de notas, ruta, albergue, té, bordón, mochila. Me sentí Peregrino por unas horas, por un día, por un país o sencillamente por la vida. 
 
¿Es quizás pasear una peregrinación personal al interior? 
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 19/02/2019 | Comentarios (0)

Pasear. Caminar. Peregrinar

Publicado el 18/02/2019 en Camino (364)
Una nota común define estos términos que pueden casi utilizarse como sinónimos por el sencillo hecho de poner un pie por delante del otro con continuidad y un fin más o menos determinado.
 
A partir de ese punto se pueden llegar a encontrar variantes, matices que especifiquen más exactamente lo que se quiere expresar de forma más ortodoxa a las acepciones que el diccionario les aplica oficialmente.
 
Como forma de comunicación del grupo es apropiado tener unos significados correctos porque es en realidad el motivo del lenguaje basado en un orden al que de alguna manera hay que dejar margen para que los académicos puedan justificar su trabajo.
 
En un mundo que no es el mío pero del que debo de servirme para comunicarme con los demás me arrogo la licencia de expresar con las mismas palabras unos sentidos figurados o sencillamente aleatorios. 
 
Puede que sea una forma de anarquía o de libertad cuando uno quiere hablar de aspectos de una vida propia o unos instantes que no quiero entenderlos en palabras de terceros sino en la integridad de una manifestación singular de mi existencia.
 
La posibilidad que el lenguaje nos permite es la libre combinación de conceptos que la contextualización y la composición del escritor le abre para poder utilizar los conceptos como a el “autor” – de auto, como propio, de si mismo – así que nadie puede pretender poner puertas al campo de la literatura.
 
Si en todo el tiempo de la comunicación humana y en un etapa más cercana desde la escritura formal, la infinidad de formas de intercambio de información o poesía con apenas unos veintitantas letras – según cada lenguaje- y una serie de signos ortográficos permiten, que según pasan los años la cantidad ingente de nuevas obras escritas para deleite de su creador y en algunos casos para disfrute de los posibles lectores.
 
En ocasiones como ésta la alegría que puedo encontrar en la escritura para sacar de mi cabeza ideas que fluyen y que a continuación de arremolinarse en la mente bajan tranquilamente por las conexiones sinápticas hasta unos dedos “encendidos” en transmitir experiencias que me han servido y que me interesa compartir.
 
Es una copia de algún lugar “Los libros nos hacen más libres”
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 18/02/2019 | Comentarios (0)

Solamente - Diferentes

Publicado el 18/02/2019 en Camino (364)
Propiamente hoy es el tercer día de mi estancia rodeado de una cultura “diferente” y poco a poco voy asimilando cada día una palabra – que no es poco – y otros aspectos que rompen mi forma de ordenar las ideas según mis pautas preestablecidas o de prejuicio.
 
Con los planes a medias – me atraen las gratas sorpresas- decidí que era hora de saber que es el “estilo japonés” y que mejor que empezar por la casa – en mi caso una casa por horas – que llamamos hotel y mas propiamente aquí “ryokan”.
 
Suponiendo su cultura Zen algo podría imaginar pero todo lo que uno piensa se ve superado por la realidad. De primeras olvidar tu calzado a la puerta me agrada porque deseo estar descalzo siempre pero las maneras exigen zapatillas, ¡porque no!. 
 
La segunda me alcanza en toda la frente, la habitación casi vacía, colchón – futon – en el suelo, un almohadón como silla y una mesa a la altura de las rodillas. En cierto modo sobraba espacio para todo pero dejando las maletas ya habrá ocasión de mentalizarnos.
 
Tuve toda la tarde para conocer mi primer templo budista y de nuevo impreisonarme de como el arte oriental con “matices” es una visión “naciente” de nuestro “barroco”. El exceso la exaltación de las formas abigarradas de los gestos Soberbios. De la bondad y la belleza frente a la maldad y la exacerbación.
 
Cuando salía del templo no encontré ni me llevé ninguna “llave material”, de un lugar para que todos encuentren la suya. Me conforme con saber que esa llave está dentro de cada Ser Humano y que la posibilidad de encontrar las puertas infinitas donde usarla nos acerca en un salto cuantico o interdimensional  al encuentro de una vida plena junto a un futuro cercano.
 
La oportunidad o suerte de encontrar “la llave” ha llegado acompañada de una manera más comprensiva de los huecos que todavía quedan en mi mente por rellenar y aprender de todas las experiencias de la existencia.
 
Con la lección aprendida regrese “a casa” con la mente abierta y lo que antes era vacío ahora era yo el que completaba la escena por lo que me puse manos a la obra y adopte las formas propias con una visita al “rotemburo” para que el cuerpo consiga la tranquilidad para un sueño reparador.
 
Trámites cumplidos contemplo mi estancia como mi hogar y de tal guisa dispongo todo por los rincones dejando claramente la mesa libre de trastos para una cena local con lo que se me ocurrió encontrar en un supermercado. El agua preparada y la pasta esperando un buen remojon hirviendo, acomodome sobre el almohadón para intentar la posición de loto que fue imposible pero si que los palillos me sirvieron fácilmente para llenar el estómago.
 
Hay que reconocer que a falta de buen vino en una semi-ceremonia del té, prepare una infusión con el que la casa ofrecía gentilmente. Todo iba tomando forma en los estereotipos de ese oriente desconocido que no es difícil de asimilar.
 
Ya sólo quedan los sueños seguramente con los ojos rasgados.
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 18/02/2019 | Comentarios (0)

Una de miedo

Publicado el 18/02/2019 en Camino (364)
Puede que creáis que estoy un poco “para allá” pero es más bien todo lo contrario. Leía ayer en una guía en la que había un paseo – cosa que me place – donde existe la posibilidad remota de cruzarse con osos.
 
Esa última palabra resultó mágica para decidir dar un recorrido por antiguas rutas de postas-que diríamos en mi tierra- que unían la capital durante la cultura Edo hasta que llegó la modernidad con los ferrocarriles y la velocidad sustituyo al encanto de la naturaleza.
 
Si alguien piensa en el miedo como las fieras está equivocado. Es la propia “soledad” la que nos provoca esta situación de espanto ante lo desconocido porque hemos olvidado que nosotros también fuimos parte de ese encanto natural que fluye dentro del Ser pero que se encuentra en algún rincón perdido y sale como me ha ocurrido hoy.
 
Para las personas que no son capaces de entender el Silencio y el Vacío que pueden encontrar en medio de un bosque – como en su conciencia – el ruido de las campanas asustara tanto a los osos como a la osadía de enfrentarse a uno mismo sin los trastos y tareas que acumulamos cada día a modo de componendas. 
 
En lo que llevo de viaje, esta mañana va a ser el primer día que estaré “solo” y el esfuerzo físico pase factura por la tarde. Algo que no me preocupa porque la “recarga de las baterías” está asegurada y su fecha de caducidad es indefinida. 
 
Ahora mismo atravieso bosques, campos y ríos pero los veo pasar sin apreciarlos ni oírlos o tocarlos. Los barrancos pueden ser verdaderos acantilados y te descubren la infinitesimalidad de lo que realmente somos como la maravillosa elegancia de una inteligencia innata que nos ha permitido salvar esos vacíos en los torrentes con puentes o todas las demás exigencias que “La Madre Naturaleza” nos exige a cada paso. 
 
Si el paisaje que ahora veo y que está al alcance de todos los viajeros es inimitable, quiero pensar que la ruta de la mañana debe ser espectacular si se dignan a recomendarla en los libros y mis amigos nativos también me reconocen su “singularidad”. 
 
Estamos en invierno y la nieve junto a las heladas forman parte del hecho cotidiano y la presencia del sol convierte la dualidad del paisaje en una visión completa de la existencia. 
 
La luz es a la conciencia, lo que la sombra al alma
 
Hasta pronto 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 18/02/2019 | Comentarios (0)

La Sorpresa

Publicado el 17/02/2019 en Camino (364)
Cuando decidí acercarme a este país sabía que me encontraría con unas costumbres que se diferencian con claridad de las mas próximas y conocidas por lo que en este momento de descanso pretendo elegir un nuevo destino para llegar a un lugar desconocido para que me ilustre mejor sobre lo que apenas empiezo a entender. 
 
Las cábalas son varias y dejaré que sea la marcha de los acontecimientos la que decida dirigir un poco ordenadamente unas experiencias que van tan lejos como las aldeas que en este país son siempre ciudades en los términos en los que yo me muevo. 
 
Cuando uno se pone en marcha las opciones se abren como las páginas de un libro y este ha sido el caso, he abierto el mapa por donde no lo hice ayer y he cambiado completamente los planes. 
 
La montaña y el campo quieren estar presentes estos días y con la información que he podido obtener tengo que seguir al norte y en la espera de esta estación el viento frío de las montañas nevadas es una carta de presentación para saber a lo que me enfrento. 
 
Hoy según he leído me toca descubrir la historia auténtica de una época de los antiguos reinos, así que nos aplicaremos en abrir las meninges para comprender todo el poso que en cada lugar han ido dejando las generaciones anteriores. 
 
Lo que quiero traer ahora al caso es la organización en la que tienes que entrar si quieres saber un poco por donde te mueves, porque me estoy sorprendiendo a cada paso como es aquí el orden de las cosas. 
 
Por no preguntar en una estación de conexión se me han escapado dos trenes en un margen de veinte minutos pero por suerte creo que la espera me traerá la posibilidad de cambiar los trenes locales con infinidad de paradas por un servicio expreso mucho más rápido. 
 
Dejó por lo tanto el relato porque el reloj marca la hora y la puntualidad es lo más importante en el servicio ferroviario del país. Las líneas son las mismas pero el confort y la suavidad con que funciona este nuevo servicio ha merecido la pena. 
 
El día invernal no implica que tenga que ser triste porque hay un sol enorme que no calienta como en el trópico pero junto al azul nos anima a ponernos cual lagarto en la solana porque hay unas fantásticas panorámicas de toda la cordillera. 
 
Tal como van las cosas habrá que optimizar el día con diferentes excursiones, pues el descanso ha sido reparador y hay cuerda para rato.
 
Hasta pronto. 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 17/02/2019 | Comentarios (0)

La Bienvenida

Publicado el 16/02/2019 en Camino (364)
Ayer la impresión de la llegada me dejó un tanto absorto en la creación del hombre, la posibilidad de una organización tan correcta y cercana a lo humano pero gregaria como un panal de abejas que en mi pensamiento son los insectos que ponen en marcha la misma naturaleza.
 
Todo lo anterior quiere ser un piropo, una flor a una cultura pero hoy quiero que sea la proximidad del campo la que tranquilice un poco más una excitación que desde mi llegada mantiene una sonrisa en la comisura de mis labios.
 
La grandiosidad de una estación de tren no se compara con una montaña pero creo que ambas son símbolos de una cultura que sin saberlo ha asimilado los conceptos en una forma equilibrada y hermosa al mismo tiempo.
 
Desde primeras el viaje ha recorrido el espacio urbano durante más de una hora con el abigarramiento que me suponía en un país superpoblado donde el espacio “plano” es un lujo que se encuentra sobrexplotado y en las zonas montañosas han sido capaces de colgarse de las laderas de las montañas sin perder la fuerza que la vegetación primaria les rodea. 
 
El traqueteo del tren acompaña la escritura mientras espero encontrar por los ventanales los contornos de una montaña que representa el corazón de un país. Una cumbre cercana al cielo con el frío que las alturas supone y la suavidad con la que sus laderas se convierten en hermosos bosque antes de llegar a la cercanía del hombre. 
 
Sin ningún tipo de pacto el día se ha despertado azul y luminoso como si quisiera ser un regalo para aquellos que nos acercamos con humildad a un espacio sagrado por la conciencia del hombre y por la propia idiosincrasia que da razón a una belleza eterna para la medida del Ser Humano. 
 
Creo, deseo, Espero – de Esperanza- que estas horas me sirvan para encontrar lo que tenga que ser. 
 
Ya se ve la nieve en sus faldas y su grandiosidad la magnífica el hecho de acercarnos a sus pies. 
 
Han pasado las horas y es el poniente quien convierte la nieve en un rosa, algodón de azúcar la cima. Para llegar a este instante he buscado en el valle la mejor visión pero las imágenes anteriores desmerecen toda la transición desde un montón de nubes que descubrían el cráter a un telón que pasó a paso se difumino como si ahora empezase el auténtico espectáculo. 
 
Apenas es ya solo sombra, oscura como a veces se encuentra el alma esperando la luz del nuevo día que como hoy solo dejaba fotografiar reflejos sin definir formas precisas. 
 
Tan siquiera el horizonte lo inmuta solo se mimetiza en un conjunto que empuja al sueño como si de un regalo se tratase. 
 
Una Montaña inmensa como la Paz que le acompaña. 
 
Hasta pronto 
 
 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 16/02/2019 | Comentarios (0)

Los Ángeles de la guarda

Publicado el 15/02/2019 en Camino (364)
Llegar a esta gran ciudad y perderme a la primera fue todo uno. La llegada al aeropuerto fue un juego de niños comparado con lo que se me venía en cima en pocos momentos. La estación de trenes. Puede que la principal de la ciudad mueve una cantidad ingente de personas con una armonía casi perfecta dentro de una entropía total.
 
Pase de un nivel a otro hasta que comprobé que necesitaba ayuda de un mapa – ellos son mi salvación siempre- con un par de ellos en la mano busco la salida norte pero me fijo en un nombre que identifica tanto norte como sur así que en otro directorio con la frase “usted está aquí” sé que estoy en la otra punta.
 
Gracias a Dios miro el mapa, giro ciento ochenta grados y el pasadizo del mapa se encuentra a mi espalda enfilo con la muchedumbre la recta – es la hora de finalizar el trabajo – y al poco siento algo en el ojo ¡Voy a perder la lentilla! Paro inmediatamente y con los dedos la engancho de casualidad.
 
Por mi cabeza pasa mi buena fortuna y el hecho del ahorro por no tener que comprar otra. Pero siempre hay una inoportuna brisa que se lleva de mi dedo el tesoro por el que yo apostaba. Asustado dejo todo sin apenas moverme y busco en mis ropas en el suelo con todo el trajín de gente pasando junto a mi.
 
Pasados unos minutos sin acierto llegan dos jovencitas, estudiantes y me preguntan “en inglés” si pueden ayudarme. Les explico el problema y empezamos los tres a retomar la búsqueda. En un momento, me preguntan cómo fue todo, echamos marcha atrás y al colocarme sobre la maleta Judith descubre sobre la etiqueta del embarque del vuelo que ahí estaba la lentilla.
 
Con una ventura-porque fue el viento—me coloco esta vez contra él para que no haya sorpresas y mis ojos vuelven a tener el mismo campo visual. 
 
Mis “ARIGATO” no son capaces de demostrar mi agradecimiento, me ayudaron en todo, me ofrecieron gotas para los ojos, un espejo y siempre se preocuparon de mi ojo y mi vista en general, así que tuve que ofrecer un regalo y las invité a tomar un refresco o algo que les apetecierá. Buscamos varios lugares pero todos estaban repletos de gente esperando y ninguno de los tres estaba por la labor así que nos despedimos “a la japonesa” sin besos. 
 
Me permití el lujo de explicar cuál era el estilo español para las despedidas y más cuando su ayuda fue tan importante pero eso del “contacto” físico no se estila por estos lares y ahora lo entiendo ¡Eran mis ángeles de la guarda! 
 
ARIGATO JUDITH Y NANA
 
Hasta pronto
 

Publicado por Gotas de Rocío el 15/02/2019 | Comentarios (0)

Prueba superada

Publicado el 14/02/2019 en Camino (364)
Estos días de tranquilidad para poner las cosas en orden cuando todavía se tiene tiempo, es un placer que no se sabe apreciar cuando el reloj tiene la sartén por el mango y eres tú el que sigue su compás, nunca el tuyo.
 
Soy capaz de jugar con el tiempo porque he intentado jugar sus mismas reglas que ni yo mismo entiendo pero mi sexto sentido es quien decide el Camino a seguir porque su sabiduría está muy por encima de un consciente perdido en vaguedades que no llevan a ningún lugar.
 
Hoy para algunos hubiera de haber sido el primer día por estos lares porque la ciudad habría abierto mi percepción de lo propio del lugar, pero sin haber estado nunca la siento similar a otras que en este país siguen un “estilo de vida” propio, repetido de costa a costa y de isla en isla. 
 
Fuera del ámbito urbano es donde se encuentran las peculiaridades del carácter “Aloha” donde la naturaleza del medio ambiente como de la espontaneidad de los nativos impregna el día a día de forma pausada o pautada como si fuese música.
 
Aquí frente al mar recapitulo horas pasadas recorriendo pasó a paso – literalmente – las calles que ya conocí con cuatro ruedas y que ahora suponen una organización que hasta ahora se solucionaba con el almacén que llevaba en el “carro” para un “por si acaso”.
 
De primeras con un día por delante la maleta ya está preparada y la intendencia se ha encargado que lo que queda del día sea para disfrutarlo con la mayor de las parsimonias.  Y en ello estoy, nada me falta y poco necesito.
 
Con un plano en la mano organizo el recorrido porque van a ser unas horas gastando suela sin margen para el error, porque eso supone sudar y no me apetece especialmente. La opción pudo ser más corta pero me he decantado por la más sencilla, donde las dudas van a ser mínimas o inexistentes.
 
Tras unos cuantos kilómetros llegó al centro de la ciudad e intento buscar mi objetivo que no está lejos porque las instrucciones son claras, bordeo el edificio principal y al frente está el monumento homenaje a un “servidor” de los más desfavorecidos por la enfermedad y por el abandono. 
 
Cuando todas las autoridades, el pueblo y la iglesia reconocen de esta manera la trascendencia de su labor de entrega creo que lo que yo intente ayer fue un pequeño “bluff” sin valor y que hoy en cambio me hacen sentir más pleno. 
 
Siempre la tarea es apropiada a los medios o al menos se intenta y  por fin creo que yo ya he hecho parte de mi encomienda de una forma diferente pero con un resultado próximo al deseado. 
 
Gracias por esta oportunidad. 
 
Hasta pronto
 

Publicado por Gotas de Rocío el 14/02/2019 | Comentarios (0)

Otra isla

Publicado el 13/02/2019 en Camino (364)
Hoy había que madrugar porque el avión no espera, voy con tiempo suficiente pero siempre hay pequeños detalles que van minando la confianza, el ordenador del alquiler de vehículos no funciona – a esperar—el autobús a la terminal se retrasa más de los debido.
 
Para finalizar cuando llegó al aeropuerto y miro los horarios mi vuelo no aparece. Los nervios me pierden y pregunto a varias personas que no saben explicarme nada. Ante la duda y viendo la cola de información, me acerco a un “servicio primera clase” y con amabilidad le planteo mi problema y con todo cuidado ella deja su mostrador y me acompaña a la parada del autobús del aeropuerto que une todas las terminales. Tenía que llegar a la T- 8 y estaba en la T-2 como a mas de tres kilómetros de distancia.
 
Gracias a su atención todo fue sobre la marcha. La compañía de vuelos local tenía un mini espacio en el que ni siquiera había control de embarque directamente cuando presentabas el pasaporte te confirmaban el vuelo y al lado la sala de espera desde donde te llamarían personalmente. Nada de megafonía volamos seis personas.
 
La avioneta de juguete pero la altura de crucero es perfecta para poder admirar todo el paisaje, las costas, casi como si fuese un recorrido turístico. Yo había preparado todo para una visita a la isla pero cual es mi sorpresa que el camino de acceso a mi destino está cortado desde hace meses por un deslizamiento en la montaña así que la única oportunidad es el vuelo de nuevo en avioneta que por circunstancias de horario me es imposible coordinar.
 
Me conformo  entonces con la posibilidad de llegar hasta el mirador que apenas me separa unos cinco kilómetros inaccesibles pero al menos me quito el mono de una pequeña aventura truncada.
 
Durante un buen rato me cuesta digerir “el traspiés” pero debo entender que lo imposible esta fuera de mi alcance y me queda por ver toda la isla. La intención  es un circuito completo con la información que previamente conseguí. Empecé perdiendome en una de las carreteras cuando intérprete mal el mapa pero como me preocupan poco los pequeños errores conecté la brujula y busqué todas las posibles orientaciones. 
 
El norte, mi meta me llevó hasta el mirador que desde las montañas dominaba la península norte. Mi destino imposible. El caso es que, cual regalo de consolación pude ver lo que en el pasado fue una antigua leprosería debido a su inaccesibilidad. 
 
Con la tarea “hecha” organice el día con cierta tranquilidad puesto que tenía ahora mayor margen de maniobra, que nunca es poco para todos los planes que había preparado para esa jornada.
 
Ir al sur era prácticamente irrealizable hubiese caído al mar por lo que decidí ir al este buscando un lugar que se antojaba maravilloso porque su pronunciación en castellano es algo así como “Al agua”. 
 
Estaba lejos pero “el que la sigue la consigue” como así fue después de cruzar ríos, sobre las carreteras, desprendimientos de rocas y hasta de palmera, poste de luz, curvas increíbles, tramos para un único vehículo con las rocas a un lado y al otro el océano. Todo una maravilla y el final de película. 
 
La playa recogida como una concha con un barranco que dejaba desembocar su cauce junto a la playa y unas olas con la fuerza que me gusta, no como en la costa sur que bordeada de arrecifes es toda una balsa en la que pude observar a un pescador a más de un kilómetro de distancia con el agua por debajo de la cintura. 
 
Había que regresar y ahora sabía lo que me esperaba. El caso es que estaba equivocado porque la sorpresa llegó cuando en el retorno descubro las montañas nevadas de la isla vecina. Tengo que parar, es una imagen que la fotografía no va a servir de gran cosa pero siempre será un recordatorio porque a lo largo de varios kilometros pare hasta cuatro veces para conseguir una mejor panorámica. 
 
Por otra parte hacer el viaje en sentido inverso me dio la oportunidad de ver como la isla y sus rincones con playas enlazadas como en una cadena y qué en el sentido ida sólo había podido suponerlas. 
 
A pesar del contratiempo inicial el día era perfecto y me quedaba el oeste por reconocer como el Mago de Oz buscaba a las brujas correspondientes. Allí me esperaba una playa que acababa de sobrevolar por la mañana. 
 
Con el reloj de mi parte y algún despiste en carreteras secundarias llegue a la playa que de primeras me decepcionó pues no eran más que rocas y arrecifes. ¡Imposible el baño! 
 
Dejó que el bosque que me rodeaba desaparezca a medida que avanzo y observo que a un kilómetro la arena es la que se extiende como alfombra para saltar en las olas con mucha precaución. 
 
Ese es mi lugar, unas diez personas en una playa de varios kilometros pero ninguna en el agua. Me faltaban unos minutos para un magnífico chapuzón en unas aguas resacosas como pude comprobar. Necesitaba anclarme al suelo porque las olas se imponían si tú no eras capaz de controlarlas. Fueron dos o tres baños los que me di para poder regresar al pueblo a reponer fuerzas. 
 
Y hasta aquí hemos llegado, comimos lo que había, que no eran perdices y el vuelo de regreso fue perfecto porque se adelanto y con la puesta de sol en las nubes fue todo mucho más bonito. 
 
Seguiremos buscando más islas
 
Hasta pronto 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 13/02/2019 | Comentarios (0)

Su Majestad II

Publicado el 12/02/2019 en Camino (364)
Hoy tengo o pretendo hacer un resumen de todo lo que ayer pude observar paso a paso aunque estoy seguro que me resultará imposible mantener un orden cronológico porque las ideas se amontonan y la tarde se superpone a la mañana, el caso es que lo intentaremos.
 
A primer hora como todos los días el plan era el mismo pero ayer nada más salir a la calle comprobé que el aire soplaba con fuerza y para eso ya estaba preparado pero el resto del personal que escucho las noticias del tiempo con el añadido de ser domingo retuvo a todos los nativos en sus casas. 
 
Calles y carreteras semidesiertas para mi tranquilidad así que con los planes que no son tales, me voy acercando a la primera parada, una playa de las que son de mi gusto, lejos del gentío y con olas de grado apreciable para entretenimiento de un niño “de varías décadas”. 
 
A lo lejos aprecio la soledad de la arena y compruebo que estoy solo. Algún coche contempla las banderas rojas que ya ondeaban el día anterior pero hoy nadie se lanza, ni siquiera los surfistas. Yo no había llegado hasta allí para nada – para nadar- me cambio y salto con las olas un buen rato sin revolcones porque estaba alerta al encontrarme solo. 
 
En media hora salgo del agua y mientras regreso al vehículo llega un coche de la policía lo que me hace pensar que el socorrista ha llamado para que me den un aviso o incluso una multa, pero por suerte el agente que ya me encuentra paseando por la arena creo que se ve obligado a omitir la reprimenda. 
 
Después de los menesteres de acicalamiento recorro un pequeño paseo por una ruta que no me es desconocida y observo como a este lado de las montañas el aire es más suave y el turquesa del mar está remarcado por las crestas que levanta el viento. Con esa imagen de agua atomizada y un sol increíble solo puede ocurrir una cosa y es que aparezca el arco iris con cada ola, creándome un bienestar que siempre me produce ese meteoro tan especial y que junto a la palabra “Aloha” forman la matrícula de este estado. 
 
Cuando el sol me resulta molesto – me gusta en pequeñas dosis – tomo las de Villadiego y ahora tocaba acudir a la ciudad para hacer unos recados que me servirán sin haberlo pensado en la excursión del día siguiente (esto es parte de otra historia). 
 
Un pequeño picnic en la playa y lo que empezó con un sol clamoroso acabó en chaparrón tropical que me llevó a recoger las vituallas rápidamente para buscar resguardo. Estas variaciones en el clima están a la orden del día como las orientaciones de las playas para recibir las olas de una forma más o menos peligrosa para los bañistas. 
 
Retomo de nuevo la carretera y en esta ocasión voy descubriendo que la fuerza del mar puede con todo. Los arcenes que dan al mar están todos destrozados y las indicaciones de peligro derribadas por el vendaval. Este no era el problema más grave porque la circulación fluía normalmente. 
Unos kilómetros adelante el tráfico se bloqueo y temí por un corte de  carreteras por la invasión de las olas u otros motivos. El caso es que no estaba equivocado en parte. El atasco lo provocaban los propios turistas que paraban al borde de la carretera para ver el espectáculo de las olas encrespadas en toda la Costa Norte. 
 
Esas imágenes impactantes – tengo video pero desmerece la realidad- se añaden al hecho que donde dos días antes había tomado un picnic frente a las rocas se encontraba cerrado porque las olas cubrían la zona que me sirvió para el almuerzo. 
 
Incorporándome al atasco a dos millas por hora, se podía perfectamente desde el coche observar las imágenes que poco más tarde serían anecdóticas puesto que las olas llegaban a unos cinco metros del coche y a unos veinte centímetros por debajo de las ruedas. 
 
Nunca había visto algo así, lo que ocurre es que el cuento no acaba, la marcha se ralentiza y compruebo que en varios lugares el mar el día anterior u horas antes había cubierto el asfalto con piedras unas veces, otras con arena a modo de dunas, también había troncos apartados en los laterales. 
 
Visto lo anterior de forma prudente se me quitaron las ganas de bañarme aunque siempre hay algún surfero que salta como loco en una ocasión tan propicia para sus hazañas bajo su propio riesgo. 
 
Y colorín colorado este cuento seguirá con nuevas “Hazañas”. 
 
Hasta pronto. 
 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 12/02/2019 | Comentarios (0)

Algo imposible

Publicado el 12/02/2019 en Camino (364)

Qizás sea un sueño. Quizás volar lo haga posible. Quizás la inmensidad del océano no sea una barrera sino el lazo que nos une. Quizás el aire envuelve sin duda la vida. El caso es que hoy estoy aquí donde alguna vez nunca pensé que llegaría. 

Es más allá. Es donde la luz cambia por el tiempo. Donde el calor de la tierra se convierte en movimiento fugaz para esculpirse sobre antiguas lenguas de fuego. Hoy he logrado ponerme en marcha de nuevo buscando una isla que conocí en mi infancia gracias a la buena ventura de una maravillosa persona.

Ese Santo en el estricto sentido de la palabra fue imposible borrarlo como algo que te impregna y de lo que no puedes librarte porque está dentro de ti, es tu propio Ser. Lo que nos hace humanos en la voluntad de hacer el bien en la medida de nuestras posibilidades llegando en algunos casos a la entrega total.

Mi intención es sencillamente entender que una persona extraña a estas tierras fue capaz de entender como nadie el concepto ALOHA y MAHALO para todo tipo de personas y principalmente para los más desfavorecidos., los abandonados, los leprosos.

Con esta tarea que pretendo dedicarle un tiempo importante aprovecharé para “perderme” en otra pequeña isla que seguramente por desconocida tiene muchas más luces que todos los rascacielos de la gran ciudad que sobrevolare en apenas una hora con el alba abriendo la pista.

Tengo que agradecer “a quien ya sabe” que el tiempo que hoy se presenta hará del vuelo un paseo por las nubes en un “juguete” que no ascenderá como un avión de clase turbina. Volará supuestamente bajo para disfrutar del paisaje y del inmenso placer de no tener que pasar ningún control de seguridad con todas las esperas y molestias que implica un vuelo comercial.

Un detalle a tener en cuenta es la amabilidad increíble que me han demostrado las personas con las que he tenido que conversar por diferentes motivos. Todas han tenido un comportamiento ejemplar y que me han ayudado de forma desinteresada. ¡MAHALO!

Como hace años vuelvo a surcar los aires en avioneta de hélice con la aventura que supone volver al pasado, en otra vuelta de tuerca que nos sitúa siempre al principio de los tiempos. En cada realidad de diferentes aspectos siempre regresamos a los orígenes cuál razón de ley.

Hasta pronto

 

Publicado por Gotas de Rocío el 12/02/2019 | Comentarios (0)

Su Majestad

Publicado el 11/02/2019 en Camino (364)

El viento ha estado presente todo el día en todo el perímetro de la isla. Tan pronto estaba en la costa como en la montaña nada quedaba libre de la influencia de este meteoro. Sólo la necesidad de protegerse de él te llevaba a otro refugio en el que tras los cristales podías apreciar el gusto que se daba el aire para revolcar lo que se encontraba a su alcance.

Entre otros detalles que voy a destacar es la fuerza que imprime a la superficie del mar, otro fluido como él, primo hermano de andanzas y que se llevan a las mil maravillas. Hoy por ti mañana por mi, el H2O se deja impulsar por el O mayúsculo que forma de manera indisoluble un origen parejo en su ADN.
 
Cuando el hermano mayor se anima consigue atraer a su juego a las olas del mar para que dejen su tono manso de rebaño para convertirse en animales salvajes que enfrentan a todo lo que se mueve sin importarle condición.
 
Ante tamaña circunstancia los nativos de esta tierra han conseguido dominar la furia para su propio beneficio en todo lo que servía a sus labores necesarias como la pesca y en la faceta que a mí más me gusta “el surf”.
 
Los aficionados a este deporte no sólo los nativos esperan pacientes a que esa ola perfecta aparezca y pidiéndole permiso cabalgar un buen rato hasta la orilla o brincar al final de su ojo a la siguiente oportunidad de “volar” sobre las aguas.
 
Toda esa experiencia requiere de un tiempo y un esfuerzo que ya no quiero disponer y me preocupo unicamente de “amarrar” mis pies al suelo marino como un ancla y sólo soltar amarras cuando el empuje de la ola rebasa mi capacidad de resistir.
 
Esos lances sacan toda la adrenalina que hay en mi para no volverme una pelota en manos del mar y saber que por lo menos la cabeza debe salir a la superficie si los pies no han conseguido anclarse. Aquí empieza la lección de “defensa propia”, estando a merced de las corrientes nunca hay que enfrentarlas, solo “Ser Agua” y comportarse de la misma guisa.
 
Si te balancea déjate llevar, si hay corriente siguela pero espera la siguiente ola que te dejará en la orilla, si la primera no lo consigue, todas las demás te acercarán a la proximidad de un suelo firme y una arena seca.
 
El mar es respeto pero con la seguridad que ambos compartimos los mismos ciclos y en una cordial entente podemos disfrutar de la mutua compañía, muy agradable para mi y no creo que despreciable para un elemento vivo de la naturaleza como nosotros.
 
En todos los pasajes anteriores el aire ha quedado difuso entre las palabras “acuáticas” ahora tendremos que hablar de como influye en todos las demás partes de la tierra, de la arena, a las palmeras, de nuestro sentido del equilibrio, a la salud mental, del aterrizaje de los aviones, a la resistencia de los “vientos” en una sencilla tienda de campaña. 
 
Ayer sobre la carretera había pequeñas dunas y el viento desplazaba la arena contra la piel sino estabas cubierto o picaba la carrocería del coche en continuas ráfagas provocando que la placidez de “detrás del cristal” sólo fuese momentánea.
 
Otra cara que también impone ritmo al empuje del viento son los árboles y en la isla las palmeras que bailan al ritmo que Eolo tiene bien pautado consiguiendo crear una danza que no tiene orden salvo el de seguir de pie.
 
Quisiera seguir con las “batallas” del viento y las nubes el caso es que dan tregua cuando quieren y hoy han decidido jugar fuerte.
 
Hasta pronto
 
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 11/02/2019 | Comentarios (0)

Un lapso

Publicado el 09/02/2019 en Camino (364)
 
Hoy como la mayor parte de los días, la noche tal como la deje estaba a la espera que llegase a despedirla porque somos hermanos gemelos cuando le velo su tranquilidad en mi descanso y ella se encarga de recoger todas las vivencias de las “aves nocturnas”.
 
El sueño ha sido brillante como las luces que bordean la bahía desde el más alto rascacielos a las farolas de cada paseo. La noche sirve para multitud de actividades y no me refiero a las lúdicas propiamente.
 
Es el alma, la esencia la que me trae hasta este encuentro con el cuaderno de notas versión 2.0. Cuando uno disfruta como yo y otros miles de millones de personas se siente entre un grupo de amigos que son capaces de trasladarlo a cualquiera de las maravillas que son capaces los sueños.
 
El sonido rítmico de las olas crea un compás increíble con cada nueva ola y siendo una sencilla rutina cada una marca su compás con la misma suavidad que en las tormentas puede convertirse en un ogro.
 
Son sutiles los matices que la superficie del océano va despejando a medida que la luz aparece tímidamente pero con seguridad por el oriente. Lo que apenas era apreciable hace instantes, las crestas blancas ahora se diluyen en un azul oscuro que quiere convertirse en plata.
 
En ese juego de matices, los edificios acristalados adoptan como propios los reflejos del amanecer para jugar con el horizonte despejado y desnudo. Quisiera saber cual es el lugar concreto del alba para poder acercarme a descubrirlo. Ese es mi empeño para los proximos días.
 
La lentitud en mi escritura va dando paso a unos colores desconocidos hace unos minutos. La soledad del parque se ha convertido en un ir y venir de paseantes, deportistas, corredores y yo creo que hasta maratónianos.
 
Para los septentrionales eso de un reloj de doce horas no cuadra. En otras latitudes no coinciden las horas de ocaso y amanecer, aspecto que aquí viene siendo parejo.
 
Como he comentado antes el paisanaje se enriquece con grupos “de terapia” de lo que sea, el caso es que alrededor de un monitor un monton de jubilados parecen estar rezando. Un poco más allá está el grupo de yoga que ya descubrí ayer y varios bañistas que aprovechan las primeras luces a modo de relajante.
 
Opino que poco a poco voy formando parte de este lugar como si estuviese en un rincón de casa. Todo es conocido y tampoco es tan diferente, salvo por la temperatura, el mar y la paz que tengo enfrente porque la rutina, el trabajo y el frenesí están muy “lejos” a mi espalda. 
 
Las farolas ya se han apagado. 
 
Hasta pronto
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 09/02/2019 | Comentarios (0)

La firma

Publicado el 06/02/2019 en Camino (364)

Publicado por Gotas de Rocío el 06/02/2019 | Comentarios (0)

Antipodas

Publicado el 06/02/2019 en Camino (364)

Geográficamente ese punto se encuentra mucho más al sur pero si atendemos al reloj estamos a once horas de diferencia de mi horario “casero”. Resumiendo estoy al otro lado del Mundo sin apenas darme cuenta. 

Hay gente que habla del Jet-lag pero para evitar ese cambio tan brutal he decidido tomarme dos semanas de intervalo para hacer todo como “Dios Manda”. Es algo así como esa frase hecha que dice “vísteme despacio que tengo prisa”.

El caso es que yo no tengo ninguna premura por llegar o por hacer, tengo un horario y un calendario completamente abierto a lo que se presente, son las ventajas de un reloj automático que se acompasa al ritmo propio. Si te paras, él se para, es el perfecto acompañante.

Con esa premisa inicio la segunda parte de mi viaje porque es la soledad mi única compañía a la que aprecio especialmente porque es difícil que te defraude, la conozco de hace décadas y siempre ha sido fiel en el trato y en la cordialidad del “cara a cara” por lo que no espero de ella más que sinceridad.

Un concepto realmente increíble y que es capaz de aprehender lo mejor de cada uno en todos los detalles que son innatos al Ser Humano. Sincerarse es un comportamiento propio y natural que debemos llevar adelante a cada paso con el fin de encontrar nuestro verdadero Camino.

Es una gran oportunidad de elegir como en una rosa de los vientos si el sentido de la vida va a nuestro ritmo o dejamos que sea la ventura – de viento – la que tome las decisiones más o menos trascendentes que desde el primer instante del nacimiento nos convierten en un “homo-viator” al que nada lo detiene porque su ciclo es sencillamente infinitamente centrífugo y por supuesto opuestamente centrípeto.

Semejante paradoja es real por si misma en el punto que la dualidad del individuo “singular” es la propia esencia en la que las personas nos realizamos. Resultaría inexplicable la belleza sin la fealdad o la tristeza sin la felicidad. Podríamos en el lenguaje recurrir a conceptos antónimos para analizar las consecuencias de una vivencia innata o para algunos predestinada que debe ser tamizada por el latido del cuerpo y el sentir del “anima”.

Volando o dejando escapar el alma son dos maneras de encontrar ese sentido tan volátil y tan complejo que maneja y dirige nuestro cerebro o más concretamente el “pensamiento” por unas rutas que podemos saber a donde nos llevan pero sin la certeza que tal fin sea el idealizado.

Hasta pronto

Publicado por Gotas de Rocío el 06/02/2019 | Comentarios (0)

En manos de los sueños

Publicado el 05/02/2019 en Camino (364)

Este fin de semana tan tranquilo en la montaña esta siendo perfecto en todos los aspectos pero de una forma más evidente en la fase nocturna del descanso y del sueño. Cada día cuando llegaba la hora de retirarse me dejaba caer en el lecho como si hubiese alcanzado la Paz. 

Acercarse a la cama se ha convertido en una manera de dormir y descansar con el añadido del sueño pacificador del alma, siendo los dos, cuerpo y espíritu un mismo compás en el que la palabra armonía completaba la música de las hojas al viento.

El “Nevado” era y es la estrella del horizonte en una localización que se convierte con el crepúsculo en la dirección que marca el paso, como si tratásemos de utilizar sus laderas a modo de escalera para buscar esa “UTOPIA” llamada “CIELO”.

A falta de esquemas o ideas, lo más cercano que siento es una energía maravillosa que alcanza cualquiera de los extremos de mi cuerpo cual símil del “Hombre de Vitrubio”. Es fantástico como todo sigue un canal imaginario pero sensorialmente real.

Como siempre he entendido y aprendido a esta realidad le faltaba la presencia de uno de los fundamentos de la vida “el agua” que desde los diferentes surtidores ha acompañado la magia que siempre ha rodeado a este pueblo lejano en el espacio pero próximo al corazón.

Unos días en y con, esta tranquilidad, se descubre la naturalidad que tan olvidada tenemos y que tan beneficiosa nos resulta. Por sorpresa y con la resolución del interesado , se descubre la libertad que nos da alas para volar sin necesidad de levantar siquiera los pies del suelo.

Por lo tanto guardaremos ese hueco para nuevas oportunidades en las que encontrar lugares en donde se pueda respirar con tal intensidad el “Verdadero Sentido De La Vida”.

Hasta pronto

Publicado por Gotas de Rocío el 05/02/2019 | Comentarios (0)

En la montaña

Publicado el 05/02/2019 en Camino (364)

Alguien podría pensar que salimos de la ciudad para encontrar la tranquilidad de la naturaleza y es seguro que acierta porque desde el encuentro con la “Hacienda” todo ha sido cercano al encanto. 

La “pelea” con el tráfico durante más de una hora de alguna manera es un detonante para que llegando a estas alturas sólo uno piense en la luz de las estrellas de un firmamento solo para aquel que quiere en esa ocasión hacerlo suyo.

Uno, al menos yo, no se cual de esos luceros quisiera me sirviera de guía en las horas que se esconden detrás del Sol. Es tal la claridad de este aire montano que en el menor espacio de cielo aparecen astros que en otros lugares es imposible observar.

Según se acercaba el ocaso la sensación de felicidad se encontraba arropada por un horizonte en tonos pastel que con la mayor sinceridad daban calor y luz a mi corazón según “él” se aproximaba a la oscuridad casi total, puesto que la luna se encargaba de orientar esa transición de la vigilia al descanso.

Antes de retirarnos había que reunirse junto a unas riquísimas viandas que convierten al tiempo en un suspiro porque siempre alrededor de la mesa se consigue más fácilmente el encuentro deseado con los amigos.

Lo más anecdótico del caso es que cuando se acercan el resto de los amigos descubrimos que hay un detalle lúdico que nos une y nos ponemos en la tarea de completar el juego con la meta evidente de completar la partida.

Como aficionado pero con muchas tablas en “grandes partidas” la de hoy es para aficionados como si ya jugase con las cartas marcadas así que decido tomar como pupilos a mis compañeros y les enseño los trucos elementales para que nadie les pueda ganar en otra jugada.

Con alegría compruebo a la mañana siguiente que han aprendido fácilmente esas estrategias para que no haya sorpresas cuando tengan en una nueva oportunidad de acercarse al tablero para jugar con todas las piezas.

Mientras ellos siguieron durante un buen rato la partida yo me retire a descansar y después de unos cuantos sueños ininterrumpidos he vuelto a conseguir un descanso que echaba en falta y que ha vuelto a ponerme en forma.

Por todo lo anterior el amanecer he descubierto la maravilla de localización que la noche guardo para verlo todo con una luz y temperatura veraniega.

Hasta pronto

Publicado por Gotas de Rocío el 05/02/2019 | Comentarios (0)

La primera despedida

Publicado el 05/02/2019 en Camino (364)

La noche aún permanecía en el exterior cuando apenas éramos capaces de abrir completamente los ojos. Lo curioso del caso es que no había margen para los descuidos porque el avión no esperaba. 

Según me vestía., cerraba la maleta, tomaba el café y me limpiaba los dientes, todo ello en un margen de cinco minutos cuando de repente alguien levanta suavemente la voz y dice ¡El Zorro!

Dejo todo y me acerco a la terraza para ver con más tranquilidad la visita que la noche anterior me hizo el “anfitrión salvaje” de la casa. Salvo que vive en el exterior estamos en su territorio y es normal que venga a visitar sus dominios.

Ahí estaba recorriendo y olisqueando los rincones y los lugares más altos. Le daban igual las luces o que hubiese cuatro espectadores observándole el sabía y quería demostrar que jugaba en casa, se acerco al cristal que nos separaba como si estuviese en ese momento cuidando de sus cachorros.

Nunca en sus brillantes ojos hubo asomo de temor o miedo. Es posible que la prudencia o astucia que los caracteriza les permita la osadía de acercarse a los seres humanos porque les reconoce como un ser social con el que es posible convivir respetando cada uno su espacio.

Para mi estaba siendo una experiencia increíble con el móvil en la mano dispare todas las fotos que pude como si en la próxima instantánea ya fuese a desaparecer el “protagonista”. También recordé que alguno de los amigos no habían visto una ocasión semejante por lo que sin meditar la suficiente “grite” un nombre y el zorro apenas se dio cuenta del grito “solo se giró “ sin mayor sorpresa.

Lo asombroso llegó después cuando al arrojar un gran trozo de pan apareció el segundo zorro que no tuvo ningún miramiento a la hora de llevarse en la boca ese gran bocado que el primero de ellos no había sabido apreciar.

En todo ese tiempo empleado en observar los animales uno de ellos se subió a un montón de nieve y descanso mientras el segundo merodeaba junto a los ventanales. Aproveche su tranquilidad para mirar el reloj y saber que había margen para seguir observando la elegancia del más presumido de “ellos”.

Me permití ponerle mi nombre porque deseaba que algo de mi se quedase en la belleza natural que desprendía un “ser” como ese capaz de comprender que el espacio siendo común él ha sabido compartirlo.

Las agujas avanzan y debo despedirme en cuclillas de “mi hermano zorro” porque “él” se siente tan cómodo que no se mueve. Un adiós que me alegra porque se que la naturaleza me ha regalado la ilusión y la certeza que estamos juntos en esta vida que es mucho más grande que sólo aquello que nos rodea.

Gracias a quien las merezca por un regalo tan hermoso. Espero y deseo volver a encontrarnos.

Hasta pronto

 

 

Publicado por Gotas de Rocío el 05/02/2019 | Comentarios (0)

En el aire

Publicado el 27/01/2019 en Camino (364)

Es maravillosa la oportunidad de “ser aire” o “estar en el aire”. Cuando se vuela o se sueña las oportunidades que te ofrece la vida son infinitas y en la convicción de cada uno está la energía para elegir las opciones más agradables para todos y en concreto para el que está o es aire.

 
Desde este momento hemos elegido un destino bello en la presentación, armonioso en la naturaleza, amistoso en la compañía. Con semejante presentación todo se convierte en un juego de malabarismo para que la vida nos ofrezca todo un ramo de oportunidades a cada instante.
 
Todavía a estas horas nos acompaña la luna pero resulta paradójico que en nuestro viaje al norte a mi izquierda está la oscuridad total mientras que a la derecha el espectro cromático se inicia en el rojo para ir identificando un azul eléctrico según intentamos buscar las estrellas más arriba.
 
Con algo de suerte el sol lo dejamos de refilón a la cola para que las nubes se conviertan en brochazos de pinturas pastel rosa y de un naranja ceroso como si hubiese sido abrillantado para nuestra visión hermosa del alba.
 
Ahora quisiera traer a estas líneas la satisfacción que me embarga por el reencuentro con esos amigos que ya forman parte de mi vida como solo ellos han sabido ganarse una amistad que voy a mantener de todas las maneras posibles.
 
Regresando a esa cualidad tan deseada “Amistad” solo puede mantenerse en el aire y en gran parte en el corazón como si un aroma tan leve y sublime llegase al lugar más distante por muchos kilómetros que nos separase
 
El caso es que la distancia hay muchas formas de acortarlas y tras diferentes intentos todo se resuelve en un día que puede ser hoy mismo. Todo lo que ansío hoy lo tengo al alcance de la mano y lo que tenga que ser mañana ya llegará para regocijo de presentes y ausentes.
 
La vida la transitamos como mejor sabemos, como mejor nos han enseñado o como mejor aprendemos paso a paso porque es la ocasión ideal para llegar a ese espacio interior que siempre está ahí pero siempre es difícil llegar porque nos encargamos nosotros mismos de esconderlo tras la rutina del día a día. 
 
Y HOY es una de esas jornadas que hay que registrar en el calendario de las celebraciones por millones de motivos, que siempre son gratos desde que uno pone el pie en el suelo al saltar de la cama.
 
Hasta pronto
 
 
 

Publicado por Gotas de Rocío el 27/01/2019 | Comentarios (0)

Una nueva grabación

Publicado el 24/01/2019 en Camino (364)

Hoy he vuelto a darme un paseo por toda la urbanización con mi compañero de aventuras Lucas ha sido entretenido aunque hay que reconocer que el perro tiene más fuerza que yo y he tenido que esforzarme para que no me llevarse por delante en un mal momento. El perro se está desarrollando en un ambiente cerrado cómo es la casa entonces cada vez que le sacan de paseo se pone como loco pensando en todos los perros que deje atrás y sobre cuando se cruza con algún grupo de chuchos de paseo es una pequeña Odisea se pone de tal forma que parece que se va a lanzar sobre todos, así que tengo que disculparme muchas veces con los guías de los perros porque es bastante aparatoso su comportamiento. 

Esta mañana he conseguido pasar un ratito tranquilo, bueno con la tirantez de una correa que no paraba de dar estrincones pero siempre muy agradable porque después he tenido la oportunidad de darme un chapuzón. que me ha dejado como nuevo. Ayer lo hice al revés y hoy me siento mucho mejor porque lo he hecho a primera hora de la mañana lo que me ha permitido sentirme más relajado ahora mismo creo que en este momento mi amigo Lucas está en el parque jardín de la casa esperando a que yo le haga unas cuantos remates para jugar conmigo, intentaré seguir haciendo uso de mis dotes futbolísticas que son más bien nulas.

Este pequeño tiempo de tranquilidad lo estoy empleando para aclararme con este nuevo medio de comunicación que ha sido una sorpresa para mí. Que es facilitar de forma muy importante todo lo que está relacionado con los relatos y excursiones que voy a realizar durante estos días al mismo tiempo y comprendiendo que es una forma de comunicación nueva por lo que voy a aprender a sortear todos los inconvenientes que supone una conversacion más rápida y asi espero que de esta manera conseguir armonizar un poco el ritmo del dialogo para aceptar que hay otras personas que pueden participar en el hecho de la comunicación y al mismo tiempo contar hasta diez cuando tenga que hacer algún tipo de comentario sobre un tema.

De todo lo anterior hay que precisar que al usar un idioma extranjero va a resultar una tarea más bien provechosa por todo lo que implica la posible racionalización y mentalización de un comportamiento más tranquilo y sosegado a la hora de realizar las cosas sobre todo en el asunto que la conversación puede plantear dudas con el uso de los términos correctos.

Con todo lo que implica este sistema de grabación estoy comprobando que lo que en la actual escritura manual o ya sea a través del teclado puede desarrollarse en 10 minutos con la nueva opción de grabación vocal me permite hacer unos relatos lo suficientemente rápidos y al mismo tiempo cómodos para completar en un determinado lapso de tiempo breve con un resultado más o menos satisfactorio. Me planteo si es mejor la escritura manual o este sistema pero la comodidad es que en este momento lo valoró de una forma porque me parece una opción excepcional.

Tengo todavía por delante unos 20 minutos hasta que pasen a recogerme para ir a una cita este mediodía y con el sistema antiguo esto que estoy haciendo ahora de una forma tan eficiente me hubiese resultado imposible porque ni siquiera me hubiese dado tiempo a sentarme delante del ordenador cosa que en este momento y de esta manera tan especial, me permite una libertad que sé que al mismo tiempo la parte de la comunicación que lleva la racionalización del pensamiento pero también es un efecto enriquecedor y hasta cierto punto la opción de no llegar a pensar las cosas en el momento preciso tiene un valor añadido.

Aquí en este lado del océano me encuentro sinceramente y lo llevo repitiendo desde hace años como en casa y nunca mejor en casa de mis amigos y MIS AMIGOS con mayúsculas algo qué es difícil hacer con la voz sin teclado a mano que pueda explicar y hacer valorar este concepto de una forma más precisa.

Todo hasta el momento se está desarrollando de una forma equilibrada tranquila y se marca las pautas de tiempo que a mí me gusta sin prisas ni nada que interrumpa el desarrollo normal de la vida y la naturaleza sin la intervención del hombre hoy he intentado y lo pretendo seguir haciendo en estos días para buscar una forma más natural de poder vivir las opciones que nosotros mismos nos imponemos en nuestro quehacer diario.

Lo dejo por ahora porque a este paso me parece que si en dos días he hecho ya tres grabaciones no quiero ni pensar a este ritmo todo lo que puedo llegar a documentar en este tipo de texto por lo que intentaré ser lo más preciso posible en todo lo que intente reflejar en estos documentos que voy a registrar diariamente.

Lo que sí qué preciso es una pequeña ayuda para construir o aprender una de las opciones que me ofrece el programa para poder grabar y documentar todo los registros que tengo para pasarlos a su archivo correspondiente porque desconozco en este momento cuáles son las opciones que me permiten la posibilidad de registrar todos los documentos y poder hacer las copias correspondientes para de una forma ordenada y adecuada hacer un uso fácil y correcto de todo lo que vaya aconteciendo en los diferentes relatos.

Hasta pronto

Publicado por Gotas de Rocío el 24/01/2019 | Comentarios (0)

Con la grabadora

Publicado el 24/01/2019 en Camino (364)

Buenos días esta mañana después de dar un paseo por el parque hemos tenido varios encuentros con los amigos de Lucas y no han sabido más que ponerse a ladrar como bellacos.

Esto de los dictados por voz en la tableta me resulta todavía muy complicado de entender pero como todo en la vida hay que ponerse en marcha en algún momento, así que hoy hemos empezado muy bien tranquilamente con la “novedad” y espero que este sistema de dictado sirva para poder facilitarme el trabajo de la escritura en el tiempo.

En estos momentos no se me ocurre ningún otro tema más sobre el que pueda escribir porque es bastante complicado el registro de las impresiones tal como se ven sin que el tiempo y el espacio necesarios que te otorga la escritura puedan obtener el resultado más apropiado a las impresiones que uno quiere transmitir.

La inmediatez de la palabra es una excelente decisión a la hora de poder registrar momentos y recuerdos de cada instante pero le resulta necesario el poso del tiempo porque con esta filosofía del momento es complicado entenderse de una forma más bien correcta, haría falta un interlocutor para que el resultado fuese lo más acertado y completo posible

Estoy viendo a Lucas como me mira esperando que le eché de nuevo al balón para irle a buscar como si fuese un portero más de fútbol pero ahora mismo acabo de descubrir este juguete llamado tableta y me parece que tendrá que esperar a otra ocasión.

Me resulta rarísimo entender qué estoy hablando con una máquina y que ella traslada a la escritura todos mis pensamientos.

Hasta pronto. 

Publicado por Gotas de Rocío el 24/01/2019 | Comentarios (0)

El bello durniente

Publicado el 24/01/2019 en Camino (364)

Creo que lo de esta tarde ha sido una experiencia cuando menos curiosa. Me he despertado a las 9:00 de la noche después de más de 5 horas de sueño creo que es más bien debido a lo que se llama Jet lag, el asunto es que esta tarde teníamos una cena de amigos a la que he llegado yo un poco tarde, pero bueno todo se ha solucionado porque he sido exacto con el tiempo para llegar a la cena 

Cuando bajo lo curioso del asunto es que todos estaban ya metidos en su partida de dominó y siempre tiene que haber alguien que sustituya a la siguiente pareja en el caso de cambio yo lo más que podría ser ha sido acercarme hasta la barra del bar y prepararme cómo dirían aquí un cóctel y charlar con los que no estaban con las fichas de juego. Todo ha sido perfecto porque en este tiempo prácticamente no he dejado de hablar algo que no resulta nada extraño en mi persona porque soy así de pesado aunque tengo la suerte de que algunos me aguantan porque sólo me encuentran de año en año. (aquí se le pueden añadir una sonrisas)

Con todas las historias que hay que contar en apenas dos días que llevo fuera de casa está a día de hoy se lleva la palma porque todavía yo no me lo puedo creer. Hasta aquí todo perfecto aún con el lapsus temporal de una siesta un poco larga.

Una vez llegado el tiempo del final de la partida los jugadores hemos pasado directamente a la mesa de la pitanza que entiendo más entretenida que el juego o por lo menos a mí es lo que me parece me siento bastante más cercano a un buen plato de comida que unas fichas de juego que pueden llegar a entretenerte pero sólo en un aspecto mental lo que de veras necesita un verdadero apoyo es el estómago para poder seguir desarrollando la vida y la capacidad mental para poder disputar una partida de dominó o de cualquier otro juego.

Ahora mismo me estoy dando cuenta que he descubierto un “juego”, qué es bastante atractivo pero sólo en los momentos en los que te encuentras tranquilo y sólo para poder hablar con un trasto llamado tableta y que no te consideren un trastornado mental. Se me ocurre pensar qué tiene que haber un sistema para realizar estas mismas funciones sin necesidad de que otros se sientan amenazados por alguien que habla con una pantalla. Yo lo más que siento en este momento es que me estoy partiendo de risa sólo pensando en las tonterías que voy a hacer con este “juego de palabras” entre las manos.

Creo que un aspecto de la soledad que implicaba el viaje que inicio estos días va a ser de alguna forma desfigurado o alterado por la posibilidad que acabo de descubrir esta mañana con este aparatito y que me va a permitir no sentirme apartado del grupo de los amigos o de mi propia sombra porque va a facilitar la ausencia de un teclado que me resulta bastante complicado de utilizar y que al mismo tiempo es muchísimo más lento en las funciones de la escritura.

Esto es más que evidente pero sólo queda por delante casi 60 días para poder disfrutar de toda una experiencia qué espero poder relatar de la forma más amena e interesante posible para todo aquel que quiera estar un poco más cerca de lo que es un viaje o una experiencia

Regresando al tema de la partida hemos acabado relativamente pronto con todo lo que conlleva el juego así que directamente en la cena hemos empezado a charlar o como se diría antiguamente a departir sobre lo divino y lo humano, llegando el turno a todos los participantes en la tertulia pero siempre con una participación importante del “menda” porque él, o sea yo, no tiene ningún reparo en abrir la boca en cualquier momento.

Los temas de la conversación han sido bastante variados pero siempre había un aspecto un poco más importante que centraba parte de la conversación y es el hecho de todos los detalles que conlleva un viaje y más cuando es en la situación en la que lo voy a realizar yo como es el espacio tan amplio de casi dos meses fuera de casa

Otros temas a los que nos hemos referido estaban relacionados con la posibilidad de viaje o lo que sería un traslado en el espacio a lo largo de un camino como es el camino de Santiago. A cualquier persona a la que te refieres sobre este tema sí ha conocido un poco de los temas relacionados con él, siempre le resulta interesante la oportunidad de poder compartir los momentos de una aventura qué va más allá del simple hecho del traslado sino que es una peregrinación tanto en el aspecto físico como en el mental o espiritual.

Hay algunos en este momento que les gusta utilizar tal palabra para referirse a un cambio de mentalidad y de sentimiento respecto a momentos puntuales de la vida que se van trasladando a cada paso a lo largo de toda la ruta

Algunos de los que estamos junto a la mesa hemos podido compartir los instantes que nos interesaban después de haber vivido una experiencia caminera o peregrina, otros comprenden qué les falta un pequeño matiz para entender lo que es en concreto un camino de conocimiento y de aprendizaje fuera de todo lo que son las pautas actuales de enseñanza.

En esta peregrinación se aprende como cada pequeño descubrimiento, como cada paso, cómo un nuevo día es parte de un ciclo que trasladado a la vida diaria es similar o análogo a lo que es el camino de Santiago.

Después de la siesta y aunque haya sido muy larga ahora mismo se me está abriendo la boca como si hubiese llevado todo el día detrás de alguna labor o un trabajo especial que sólo ha consistido en un paseo y como ya dicho el cambio horario para motivar que me encuentre en este momento con los ojos que se me caen poco a poco, bueno son realmente los párpados. Buenas noches y encontraremos otro momento para seguir con esta conversación.

Añado a la circunstancia puntual de este “conversar” en la que lo más interesante de todo ello, es que se da tanto la posibilidad de revisar todo el texto que ha registrado el ordenador porque compruebo que hay muchos detalles que no es capaz de comprender un procesador de voz y que la escritura añade un componente de conocimiento importante a todo lo que es la expresión puramente verbal.

Buscaremos el tiempo para dicho cometido y esperemos conseguir un resultado lo más aceptable posible para poder disfrutar más adelante de todo lo que puede significar un tiempo fuera del hogar qué a día de hoy ha sido sustituido por una familia adoptiva a la que nunca le podré estar lo suficientemente agradecido

Hasta pronto. 

Publicado por Gotas de Rocío el 24/01/2019 | Comentarios (0)

La primera en la frente

Publicado el 24/01/2019 en Camino (364)

Todo parece controlado y lo mas importante esta en su sitio pero pasa el tiempo y siempre recuerdas cosas que estaban relativamente organizadas y descubres que nada más empezar hay un pequeño hueco que ha quedado vacío. 

La trascendencia del hecho es puramente anímica y aunque pueda decir que no importa si que es cierto que hay un voluntario que “se ha quedado” en casa pero entiendo que era ese el lugar que “el” quería compartir.

Sinceramente lo echaré en falta por toda la fidelidad que me ha demostrado y que hoy haya querido volar el solo, lo considero especialmente bello, hermoso al mismo que valiente. Necesita respirar, siento que ha sido y va a ser una prueba, un paso adelante siempre a la búsqueda del sol por muy oscuros que puedan parecer los Caminos.

Han pasado las horas y la nocturnidad en la que me movía se ha convertido en un amanecer a dos bandas, mientras por la derecha la luna buscaba el resguardo del horizonte entre suaves lienzos de niebla, por la izquierda el sol se encargaba de romper las nubes altas para deshacer el hielo que cubre todos los campos.

Hasta aquí ha llegado lo que podríamos llamar Nostalgia o un despertar aletargado, pero acaba llegando la hora de un Sol y un cielo azul limpio que deja a las claras la realidad de una experiencia que empieza de nuevo para mayor alegría de mi vida.

Puede parecer una carrera pero es un Camino que pretendo disfrutarlo paso a paso como si en cada huella dejase no solo el desgaste de la suela sino esa vida que quiero convertirla en sorpresa, en ilusión y porque no en placer.

Deslumbra el sol que se dispersa por el vagón, como la premonición de algo que se presenta fantástico. Asombrado o mejor “alucinado” por tanta maravilla que regala el horizonte, solo puedo dejar que todo siga su curso porque una intervención mía además de ser insignificante solo la supongo una piedra en el Camino

Es el día, como la armonía de los compases que acompañan la mañana para conseguir que el más sencillo de los detalles que nos rodean se conviertan en algo sublime para mayor regocijo de la jornada que poco a poco vamos echando a la “mochila”.

Hasta pronto. 

Publicado por Gotas de Rocío el 24/01/2019 | Comentarios (0)

Pasan los días

Publicado el 04/04/2018 en Camino (364)

Como si aquí en las alturas el tiempo no siguiese girando. Intentamos detenerlo, evitar que pase pero por mucha relatividad o inventos parecidos, cual antiarrugas, llega el espacio para el resumen.

Por suerte la oportunidad que me ofrece mi forma de viajar es la manera de entender las agujas de un reloj, para poder apuntar en un sentido u otro.

Así a veces el futuro está claro en el norte, las obligaciones que nos manejan de forma directa.

Cuando es el sur quien predomina es todo mucho más difícil de entender porque las preferencias particulares de cada uno chocan generalmente con las posibilidades reales de nuestra vida diaria.

Podríamos hablar también de los "cuartos" o más bien digamos del "Este y Oeste" que como los sentidos anteriores son paradójicos y que más bien yo los entiendo como el "Si" y el "No".

Todas las mañanas son la misma historia 2decidir el tiempo", AHORA y el lugar AQUÍ con la condición que alguien que está en continuo movimiento tiene entre sus manos y sus pies muchas más opciones que aquellos que se establecen en la rutina.

A nadie sorprende que esté en muchas ocasiones con los objetivos encontrados pero siento y aseguro que por suerte mis elecciones acostumbran a tener resultados positivos, agradables o como suelo entender nunca se puede sustituir  el "momento" por un condicional "Si" que es pura elucubración y por lo tanto sin ningún significado auténtico y veraz.

Hoy toda la aventura ha consistido en lo más impresionante , alcanzar lo más alto y culminarlo todavía un poco más allá.

Con una Gran Paz

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/04/2018 | Comentarios (0)

Otro país

Publicado el 04/04/2018 en Camino (364)

Por mi cabeza pasaban varios planes y tuve que tomar una decisión, continuar por el sur del Perú o pasar a Bolivia, puede que la tranquilidad de los desplazamientos alrededor del lago me animasen a decantarme por esta opción, la otra era relativamente complicada y muchas horas de traslados que pueden ser una buena excusa para la próxima visita.

En esta ocasión como en días pasados la lluvia nocturna y la del amanecer complicaron en cierto modo las visitas pero fue cediendo y dejando paso a un día esplendido. Me interesa y me resulta curioso el detalle de los tramites aduaneros en tierra porque casi siempre los padezco en aeropuertos y en este caso la película era completamente distinta.

Una "fauna" humana rodeaba la sala de migraciones, turistas de autobús, mochileros, gente de la tierra, comerciantes, carros, bicicletas, perros paseando. Era lo más parecido a un mercadillo salvo por la cola que respetuosamente guardaba la gente para tan solo conseguir un "sello".

De un país a otro había diferencias y puede que fuese más sencillo en Perú porque la eficacia de los bolivianos era más propio de un agente norteamericano. Completadas estas menudencias en una hora seguimos el camino que ya tenía en mente de hace años y que nunca había estado tan cerca.

Descubrí lo primero , unas gentes encantadoras que se molestaron en todo momento para que todo saliese perfecto, como puedo corroborar. Las diferentes visitas fueron breves porque el lugar era sencillo de ver y los paraguas a primera hora complicaban el simple hecho de disparar una foto.

Allá para el mediodía pudimos salir a la calle y todo el parque arqueológico sin otro estorbo que el móvil para las fotos, observe la inmensidad del trabajo realizado como el esfuerzo necesario para culminar la reconstrucción de todos los templos y que de alguna manera creo que es casi mejor que se queden como están.

Los guías, cada uno en su cometido excepcionales, así que salimos de nuevo para seguir otros nuevos tramites aduaneros que al ser vespertinos se desarrollaron bastante rápidos, para volver a llegar a las orillas del Titicaca.

En esta ocasión las vistas eran perfectas sobre el lago desde la habitación, cosa que en casi ninguna ocasión me ha ocurrido en este viaje. Cansado de todo el trote no me deje vencer y salí a la calle a dar un paseo sin la compañía de los guías. ¡Yo solo ante lo desconocido! pero solucione pronto los problemas sobre mi estancia y las excursiones que tenía claras.

Cada pregunta tenía la misma respuesta ¡la visita es imposible!, parecía casi una situación de guerra. La historia es que dos comunidades indígenas se pelean por los ingresos turísticos y mientras tanto nadie puede entrar en la zona norte de la isla.

El amanecer del día siguiente estaba nublado pero con visos de superar las nubes en poco tiempo como así fue. El Sol salió para dar pie al nombre de la isla y con esa misma ilusión conseguí encontrar una familia que tras una pequeña conversación - el era guía turístico de la zona norte en paro- para que el me mostrase más fácilmente todos los lugares que no están al alcance de cualquiera.

Allá par el mediodía nos despedimos y yo regrese tranquilamente como estaba meditado a una de las playas prácticamente inaccesibles desde tierra. Tengo que reconocer que fue casi un acto de fe bajar hasta esa manta de agua por veredas, trochas y saltos entre rocas porque no había otra opción.

Con alegría pero con el temor al regreso-ascenso me preparé para el baño y con dudas pensé en la temperatura del agua , así que tras el primer paso comprobé que habían exagerado la frialdad del lago, me sentí como en un verano del Cantábrico.

La sudada de la bajada con un gran sol de protagonista se templo en el lago sagrado y yo sencillamente descanse porque había borrado de mi lista una de las tareas pendientes.

Volví a cambiarme  tras el baño pero lo hice con calma como si en ese momento iniciase de nuevo el ascenso a una gran "cumbre".

Con intención pero con pausas alcance la cima y sin pensarlo más me fui a descansar porque me encontraba literalmente "muerto".

En esas estaba descansando y la lluvia volvió hacer acto de presencia toda la noche y parte de la mañana, para convertir el paseo de descenso en una catarata increíble que había que recorrer si queríamos llegar al barco que nos devolvería a tierra firme.

A lo lejos en el puerto y con los pies y calzados calados esperamos el barco y viendo que la isla a visitar estaba despejada me olvide de regresar a casa y añadí una nueva excursión para esa mañana.

Tenía la idea de quedarme pero era muy pequeña la isla y me iba a resultar aburrida la jornada por lo que regresé a la isla grande donde debía de conectar con otro barco para el regreso.

Me queda una tarea pendiente

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/04/2018 | Comentarios (0)

Algo para recordar

Publicado el 04/04/2018 en Camino (364)

El programa de actividades de estos días y una climatología que ayer no presagiaba nada bueno, me obligó a dejar las notas de viaje y ahora con tranquilidad resumo tres días tan intensos.

La nota principal de estas jornadas ha sido el sosiego pero sin dejar de lado las actividades. Fue ya el domingo cuando tras un breve vuelo tome la iniciativa de salir a preparar todos los planes para el día siguiente y todo se fue al traste porque me animaron a hacer un recorrido que no tenía planeado.

Ya en el autobús me di cuenta que eran las tres y había desayunado a las siete de la mañana y sin posibilidad de una buena pitanza decidí tomarlo con pausa "día de dieta" menos mal que el paseo no fue exigente y la tranquilidad del lugar como del grupo permitió que todo surgiera con facilidad porque para mi satisfacción todos éramos hispano parlantes, no había bilingüismo a la vista.

Con la excursión en marcha en un momento me hace el guía un comentario sobre las diferentes excursiones y me cuenta que la visita al lago Titicaca puede ser interesante, dos días entre barcos e islas. Se me hace jugosa y apalabrada sobre la marcha, me decido a trastocar todo para descubrir el otro lado del turismo sostenible que llaman aquí.

De regreso al hotel preparo todo programar lo que van a ser los próximos días que se presentan cuando menos novedosos e inspiradores pero donde intento no dejar los sueltos que me van a obligar a precipitarme y es lo último que deseo.

La noche además de larga fue algo ruidosa porque tras los cristales resonaba una especie de diluvio y ya todo estaba en marcha, aproveché para tomar un paraguas en el hotel y aún así compre un poncho de agua porque lo que caía y lo que presagiaba no era nada halagüeño.

Llegamos a la primera parada con el paraguas en mano porque se hacia necesario pero al abrigo de una cabaña nos fueron enseñando como se desarrolla la vida en los "Uros" y aprovechado este tiempo podemos comprobar que al salir empieza a clarear y la lluvia se ha convertido en "calabobos".

Esa alegría manifiesta para todos nos lleva a embarcar de nuevo hasta el destino principal, todo se va arreglando allá arriba y el azul toma la presencia en todo el centro del lago donde nos íbamos a encontrar durante unas horas.

Sabía de las explicaciones del guía como se desarrollaría ese día y fue realmente curioso y atractivo poder compartir con una familia un tiempo que iba acercarnos la cultura que ha permanecido así durante siglos, son pocos los cambios en la vida diaria y es la comunidad la que se encarga de ordenar muchas de las maneras históricas.

Empezando por la agricultura básica para la supervivencia no han llegado ni la maquinaria, ni los coches, asfalto, hasta ni existen los animales de tiro. Es un espacio nuevo para un urbanita. La vida se desenvuelve en lo que llamamos elemental, apenas hay cuatro comodidades, luz con placa fotovoltaica, sin agua corriente, letrina. Para la ducha hay que bajar al lago.

Todo esto que parecen inconvenientes es sustituido por una amabilidad increíble. Participamos cada familia con su grupo en la rutina diaria y por último nos reunimos en una fiesta típica "para los turistas" en la que para participar nos vestimos como es ritual para ocasiones especiales.

El festejo nos permite compartir momentos que a mi me resultan muy agradables porque suelo estar solo y el grupo es amable además de todas las familias que participan de este particular estilo turístico.

La noche cerrada nos despertó sin llegar amanecer porque los truenos y la lluvia golpeaban la chapa metálica del techo de la cabaña así que al día siguiente, hoy, la aventura podía estar pasada por agua. Con sorpresa para todos el amanecer estaba despejado y pudimos seguir el recorrido por las islas después de despedirnos de nuestras "familias" que en mi caso han dejado un grato recuerdo.

La última isla fue exigente en su ascenso, toda ella aterrazada permitía unas bellas vistas del lago y de unas laderas verdes tras las lluvias con torrentes por todos lados y es que al encontrarnos en plena época de lluvias son las que nos vuelven a recibir en tierra después de un gran día soleado.

Atrás quedo el leve balanceo

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/04/2018 | Comentarios (0)

Valle Sagrado

Publicado el 04/04/2018 en Camino (364)

Es sencillamente otra cultura que sorprende a la vista, a todos los sentidos porque aquí la realidad es distinta. Las apariencias resultan similares pero hay matices y sutilezas que solo aquí y por esta gente se percibe.

Su forma de entender la vida se acerca a la pautas occidentales más modernas pero hay cantidad de gentes que intentan con su cultura propia mantener un estilo al margen de las tendencias actuales.

He encontrado gente maravillosa que se ha preocupado que todo este en orden para mi descanso y para todo tipo de actividades que he llevado a cabo. En lo hoteles sin necesidad de gran  cantidad de estrellas han sustituido esos galones con amabilidad, confianza y un servicio esmerado.

Cuando en los restaurantes las dudas en la carta surgían siempre eran capaces de encontrar la situación a mis deseos, lo que me llevo a acudir a dicho lugar en varias ocasiones porque me sentía en casa.

Lo que puedo destacar como más oportuno y acertado en estos días ha sido el encuentro entre organizado y ocasional con gente que comparte muchas de mis ideas y que también son capaces de comprender todas esas cosas que no se ven a simple vista.

Con esta carta de presentación la posibilidad de conversación se ha extendido de forma más que dilatada para tratar esos temas que muchas veces son difíciles de realizar en tu entorno cercano.

Se abren muchos interrogantes que han esperado el momento de salir a la luz y sin tener unos conceptos invariables la solución es posible expresarla de una manera comprensible para todo el que quiere entender.

Como tiene su tiempo he podido prolongar el encuentro en una nueva ocasión para poder seguir llegando a unos principios ya reconocidos pero que se encontraban cubiertos de una pátina de polvo muy gruesa.

Con esta misma oportunidad he dejado abierta la posibilidad de un contacto permanente para las dudas que surgen en la vida diaria.

Todas las jornadas entre estas montañas sus nubes y su altura me han abierto la visión a otras perspectivas más amplias en lo que en medio de la nada ha parecido la persona que estaba esperando sin yo saberlo.

Comprender esta casualidad me resulta difícil, pero con la magia que me ha rodeado estos días me siento algo más libre para saber que los pasos que voy dando, se encuentran en el sentido de la Luz y lo más próximo a una Verdad, sin ángulos, sin interpretaciones, diáfana, que no pretendo abandonar.

Es tan fácil como una oración.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/04/2018 | Comentarios (0)

Suertudo

Publicado el 04/04/2018 en Camino (364)

La palabra para mi existe aunque dudo que aparezca en el diccionario. Semánticamente tiene su razón de ser y yo no lo voy a poner en duda. Además tiene unas propiedades innatas el concepto porque no lo he utilizado yo sino que es la expresión de un amigo para referirse a mi persona.

Verla escrita me ha "encendido" una sonrisa en la cara porque creo sinceramente que algo o alguien me permite disfrutar de un adjetivo de semejante naturaleza.

Me siento totalmente identificado con el significado porque considero que son terceras personas y aquellas que están más próximas las que van a conocernos mucho mejor que nosotros mismos.

En el mismo instante cuando leo el mensaje que remite el "palabro" experimento una sensación de realidad como si quien lo ha escrito estuviese a mi lado y comprendiese la Felicidad en la que me encuentro en ese preciso momento y anteriormente.

La elección del adjetivo la considero apropiada porque yo mismo entiendo la vida como una paleta de colores donde la luz, el brillo y el cromatismo del "Tiempo" va acompañado de una realidad siempre hermosa aún en las situaciones más difíciles.

Estos días de fiesta son propicios para las ocasiones placenteras y agradables puesto que se intenta que todo se desarrolle en la plenitud de todas sus formas y con algún que otro mini-inconveniente, debo de reconocerlo "me sonríe" e intento ser "espejo" de una naturaleza prodiga en dones.

Me voy a remitir al día de ayer cuando leí el "epíteto" y comprendo que había acertado en el momento porque todo ese día e había desarrollado en una sucesiva serie de encuentros ocasionales y felices para que todo rodase cuesta abajo sin frenos pero con la seguridad de una entereza que pocas veces he sentido.

Para empezar en un amanecer en el que la oscuridad cubría todo, una persona se acerca y amablemente se presenta "como Guía" y de primeras sale de mi boca una negativa, ero reconozco que "una primera impresión puede que sea predisposición y no buena razón" por lo que decido iniciar un breve interrogatorio que consiste en preguntar su nombre, con lo cual las tornas se cruzan y convierto en positivo la elección de la mañana.

En las tres horas siguientes alguien va a dirigir mis pasos de una forma inteligente, lo que para mi hubiese sido una prueba de obstáculos y con ese tiempo de dudad en un lugar desconocido la niebla consigue que la seguridad de la compañía me permita mayor soltura en todas mis actitudes y aptitudes.

El recorrido compartido con una agradable e interesante conversación fue encendiendo el conocimiento mutuo de dos culturas que se vio expresado en una manifestación atmosférica como fue la apertura de claros que a eso de las nueve de la mañana dejo un paisaje espectacular y diáfano en todas las direcciones.

Me sentía feliz, había comprobado la intimidad que acompaña la niebla y ahora un sol tras las nubes destacaba el verde de la selva y los prados junto al gris del granito de todas las construcciones, una ocasión perfecta para empezar a descargar la batería del móvil en fotografías magnificas porque el decorado no tiene parecido.

Completado el circuito nos despedimos y gracias al conocimiento del sistema, "mi guía" me dirigió a la puerta falsa para poder continuar el recorrido sin necesidad de nuevos tramites burocráticos.

Fue una despedida cordial como si fuésemos más que guía-cliente. Nos deseamos "Buen Camino" y a mi tengo que adelantar me resulto perfecto.

Esa alegría de alguna forma se vio controlada por el hecho que todo lo que quedaba por delante era ascensión así que era mejor evitar la efusividad, pasar a la tranquilidad y como uso, al "paso quedo" que sería la forma de avanzar para disfrutar del panorama y la belleza de todo lo que me rodeaba.

"Piano, piano se llega lontano" y con constancia llegue a la "Puerta del Sol" para ver todo el paisaje de la montaña con una sonrisa que ni en la cumbre del Everest hubiese sido tan hermosa.

Por un rato el descanso fue grato por la falta de esfuerzo pero con la consciencia de un terreno resbaladizo y estrecho en el que los resbalones y caídas podían aparecer aunque puedo reconocer que solo fueron conatos.

En un nuevo cruce buscaba otra ruta de ascensión que fue más sencilla de lo esperado pero con la nota intimidatoria por la cual debía de firmar en un libro la exoneración de responsabilidad civil del parque por lo que pudiera ocurrir "más adelante".

La ruta tuvo la intensidad de unos precipicios increíbles y unas construcciones incas que siempre resultando magníficas en este caso desafiaban la verticalidad. Había llegado al final del recorrido pero el regreso me permitió la posibilidad de un segundo recorrido por la ciudadela para descubrir nuevos lugares que el primer paseo había quedado de lado por la aglomeración de gente y ahora se presentaba para mi solo con la felicidad que esa situación siempre me provoca.

Recorrer los palacios , las plazas, todo fue calido pero el que iba a considerarse descanso , alcanzar la salida, me obligo a una opción conocida pero de primeras descartada.

¡Me anime a descender por el recorrido peatonal! hasta la ciudad, siendo una opción acertada y de la que no me arrepiento reconozco que los miles de peldaños pasaron factura a mis rodillas, pero nada que no se solucione con unas horas de descanso.

Cuando llegue abajo y un poco después al hotel, me sentí completo y según me cambiaba el cielo se abrió el diluvio durante cuatro horas.

¡Soy Suertudo!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/04/2018 | Comentarios (0)

Los "guardianes de la montaña"

Publicado el 03/04/2018 en Camino (364)

Llegar a las cumbres además de utilizar los medios de locomoción acercan la cultura durante siglos escondidas a un montón de turistas que "invadimos" unas formas de vida que debieran observarse de una forma más respetuosa.

De esa manera, con cuidado y secreto, justo lo que ahora falta, la herencia ha podido llegar en ciertos lugares como es este parque arqueológico y por supuesto "maravilla" de una manera un tacto intacta.

Paseaba por sus sendas y vi una indicación que me mostraba una de las ideas que mejor quiero traer ahora aquí. "La casa del Guardián".

Es la mejor idea para comprender mi sentimiento respecto a este lugar y que no estaría mal mantenerlo en todas partes.

Empezando por un concepto básico en la protección de "algo mágico" ha sido la misma naturaleza la que se ha encargado de cerrar el paso a "extraños" de todas las formas posibles, montañas impracticables, desfiladeros imposibles, ríos y torrentes impetuosos, vegetación salvaje que solo salvan angostos senderos.

El conjunto solo fue descubierto en un acto, yo creo de "fe". Se podía tener constancia de "algún lugar" pero encontrarlo en medio de la selva tuvo que ser una sencilla iluminación para que en el futuro - el momento actual- intentemos comprender una maravilla inexplicable.

Ante la llegada inexorable de la civilización occidental, la naturaleza- Tierra- fue esculpida para poder alcanzar con facilidad "la magia" pero tuvo la oportunidad de recurrir a otro elemento primordial como es el agua en alguna de sus vertientes.

Las nubes por mucho que lo intentan cada día dan tregua temporalmente y la niebla como nuevo guardián oculta a la vista "la majestad de lo intangible". Solo la paciencia del hombre ante la atmósfera hacer ese hueco para formar parte de una historia que todavía creamos y que algún día entenderemos.

Pero también hay otra versión del agua que es la lluvia, la que echa atrás a muchas personas que no entienden que las piedras ordenadas de una manera técnicamente original se unen a la orografía del terreno para que la gente pueda pensar, elucubrar y dejar que la mente vuele como el cóndor andino.

El conjunto que rodea las construcciones se ha conjurado para preservar el secreto y entre los más osados se encuentran las mariposas que van recorriendo todos los rincones y rutas que circundan el centro estelar que se ha transformado en un espacio terrestre y humano.

Junto a "La casa del Guardián" unos guerreros sin armas, salvo el aleteo de sus alas se congregaron en ese lugar por un buen rato e hicieron las veces de defensores del lugar, protegían el Camino histórico de la ciudad y sin barreras identificaban cada visitante, cada paisano, cada "extraño".

Atendiendo con intención el vuelo de "los guerreros" se podía observar como la forma de las alas jugaban con el sol como si fuese un sístole , diástole. Una vez el sol reflejaba el amarillo, el dorado exactamente y otras el celeste o cobalto.

Como una sesión de hipnotismo me tenía paralizado, no quería romper el encuentro de tres mariposas frente a mis ojos mientras otra media docena hacia guardia por los muros de la construcción "del Guardián".

Tuve la posibilidad de una foto porque fueron decenas las veces que salieron a mi paso, pero preferí retener todos los matices y detalles en mi retina que no en los datos de una tarjeta.

En el regreso al descanso, por el recorrido pude encontrarme con otras "pimpilimpausa" de variados colores que consideré flanquearon mi paso como en un desfile hasta "presentarme los honores" con una imagen que si quise retratar sobre mi mano.

UN MOMENTO ÚNICO

Semejantes "guardianes" nunca faltaran en el cerro porque están en su medio y con la inestimable ayuda de los oficiales que la civilización ha puesto para ordenar el frenesí humano del turismo.

Gracias a todos los que se preocupan del patrimonio como de las personas.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/04/2018 | Comentarios (0)

Al fin

Publicado el 03/04/2018 en Camino (364)

Esta mañana desde primera hora me he encontrado bien como si me hubiese las pilas y creo que todo viene motivado por uno de los intereses en este viaje "Llegar a Machu Picchu".

Por mi cabeza en todo el tiempo que lleva desde la planificación del salto del charco veía en el horizonte que llegaría el día pero muchos podrían ser los problemas para unos planes tan lejanos y al mismo tiempo tan complicados, porque he sido yo de mi mano el que me he preocupado de todo y ha sido un trabajo entretenimiento que ha llegado y sigue produciéndome quebraderos de cabeza.

Quiero hacer cosas, tantas y tan complicadas que me llevan de norte a sur y de este a oeste. Me resulta complicado cerrar planes desde la distancia cuando voy comprobando que si uno se mueve sobre el terreno es todo mucho más fácil.

En la ciudad de Cuzco pude encontrar esas razones para la espera al ver que se abrían las posibilidades sobre la marcha y es en lo que estoy confiando de nuevo.

Para más "recochineo" la mayoría de las veces que intento organizar algo por la red las claves y los accesos están bloqueados para mi móvil. Dudo si las causas serán propias o ajenas.

Me es lo mismo esta mañana como el camino hasta la entrada a la reserva lo conocía me he dejado llevar del placer del sueño y aunque un autobús no es lo más cómodo para unas cabezaditas, repetir las imágenes del día anterior ha sido un buen tratamiento para el sueño.

Una vez despertado, mis compañeros de butaca íbamos en el asiento de atrás me han saludado con un ¡Buenos días! pero he debido seguir el hilo de la conversación en inglés para irles adelantando algo del viaje que quedaba hasta llegar al tren.

Cuando llego a la estación se me aparece un "ángel" que me soluciona el problema de la maleta porque solo se permiten equipajes o mochilas de poco peso y yo llevo mi maletón, paso por la puerta de atrás sin ningún control, como el puto "Sheriff", hay una frase que siempre recordaré ¡Él viene conmigo!

Me acompaña a la sala de espera y me avisa de todo, agradecido me siento, pero hay que cumplir con las aguas menores y busco una pareja de españoles para que vigilen el equipaje y con la disculpa al preguntar por su origen me dicen que son de Logroño y me entra la risa floja, nos damos la mano y me presento con una sonrisa diciendo de donde soy y sorprendidos me comentan que hay pocos españoles en su Camino.

Nos toca el mismo vagón pero de punta a punta y yo me encuentro con dos encantadoras compañeras de viaje canadienses con lo que resuelvo que mis virtudes anglófonas deben de volver a ocupar todo mi tiempo salvo las atenciones de los camareros que resultan siempre un remanso de paz en mi mente, cuando trabaja en su idioma materno.

La duración del viaje ha sido lo de menos, lo más gratificante lo he podido disfrutar en esos momentos en que la piel se me erizaba desde el lóbulo central, una energía salía a todo mi cuerpo y sabía que ¡Era Feliz!

Las razones o el porque de esas sensaciones las desconozco pero ver la naturaleza, los cambios en el paisaje, las montañas, la luz, el río encabritado y con síntomas de crecida por la temporada de lluvias, era todo un conjunto para que, como ahora mismo, el cuerpo me responde con un escalofrío y no debido a la temperatura.

Tengo entendido que aquí hay una piedra magnética y algo de razón tiene que haber en esos "latigazos".

Llegados a la estación cada uno determina su destino y yo buscando el hotel me aconsejan que vaya al balneario a descansar y al pie de la letra me dejo relajar en unas aguas que me han sentado como un bálsamo.

¡Mañana viene lo mejor!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/04/2018 | Comentarios (0)

A pecho descubierto

Publicado el 03/04/2018 en Camino (364)

Una mañana más con el inconveniente de tener que usar el despertador, una minucia ante la excursión que habíamos preparado la guía y yo sobre la marcha.

De alguna manera fue un juego con las cartas descubiertas, cada uno presentábamos las opciones que teníamos a mano y de forma clara combinamos todo para que la partida fuera perfecta.

Como un reloj suizo, el guía apareció a la hora exacta, yo con mi previsión me permití la licencia de adelantar mi llegada porque es mis costumbre.

Poco a poco el grupo fue formalizándose y la partida tomo el destino de las montañas para llegar al punto más alto de la ruta. Sin entrar en detalles las primeras observaciones relatadas por el guía consiguieron encender mi luz como pocas veces.

Siempre había encontrado mi lugar al final de la lista y hoy pasaba a ser el inicio de todo, un programa que se iba y se repetirá cíclicamente sin que para ello tenga nada que hacer.

Es bonito seguir la ruta sin tener que seguir los pasos de nadie, sencillamente observar como la vida se presenta con la naturalidad del tiempo. Más allá se mostraba un vacío que había que llenar de imágenes y la mejor forma de ocupar el espacio eran los paisajes que pasaban por mi cabeza en el frescor de unas alturas que habían calado en mi ser.

Con el curso de los acontecimientos en punto y hora salimos con destino a un experimento histórico que fue en realidad una lección didáctica de ciencia, lógica, astronomía y libertad de ensayo para mentes abiertas a representaciones icónicas de la vida terrena.

Resulta de una gran imaginación poder entender esta cultura si uno no aprende desde niño lo que es la naturaleza rodeada de la majestad de las montañas que han moldeado el estilo de vida durante milenios sin un gran detonante que no haya surgido de sus mismas entrañas.

Para que no pasasen por alto la más mínima duda le pusimos a la mañana una pizca de sal que es la que suele salvar todos los platos y que con la presentación que nos han hecho a uno solo le queda la duda de porque las maravillas más elementales se escondan donde solo los sabios saben encontrarlas.

Ya estaríamos en la tercera, cuarta o quinta etapa del día y nos sirvió al menos a mi, para descubrir que las palabras tienen muchos significados que los que les otorga la academia de la lengua, así que "Sagrado" no tiene nada que ver con la "religiosidad" sino con la feracidad del instinto de la madre tierra, que le ha regalado la más bella expresión de un paisaje humanizado.

Confirmados todos mis presagios continuamos la ruta para descubrir que una o varias laderas de las montañas son capaces de ser la expresión de una forma de vida donde confluyen una cosmogonía en la que nadie queda de lado. El conjunto es parte y cada elemento se convierte en complejo.

Es paradoja, es imposible de explicar y al mismo tiempo de entender, la explicación está ante los ojos pero es difícil que se manifieste para un profano, aunque solo nos queda la fe para sentir lo que me llega a los ojos sino al corazón.

Bajar a tierra tiene alguna que otra dificultad porque hay que recordar que esta jornada es un tobogán y volveremos a buscar las alturas tras descubrir la fuerza salvaje de las corrientes de los ríos que cruzamos en cada curva, tras cada nuevo tope porque hoy todo fluye con naturalidad.

Con el último ascenso descubro que mis esperanzas ya se han cumplido, que la novedad de mañana me alegrará como pocas veces, pero que la realidad de las últimas doce horas han llegado al conocimiento porque no había ideas preconcebidas y todo eran soluciones.

¡El Cielo es testigo!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/04/2018 | Comentarios (0)

Un poco de todo

Publicado el 01/04/2018 en Camino (364)

Es difícil poner un poco de sentido a todo lo que ha ido pasando a lo largo del día, puesto que la noche previa fue cuando menos bastante original ( fue la policía la que me dirigió al restaurante porque había un control que me impedía el paso a la plaza acordonada para evitar una manifestación).

Como detalle previo es curiosa la anécdota porque la manifestación era contra una ley que obliga a un contrato de prácticas de tres años sin cobrar un duro. Yo hubiese ido con los estudiantes. Vaya robo legal, porque el proceso legislativo sigue adelante.

Nota- Cuando regresé a Lima el proyecto de ley se había derogado ¡Menos mal!

Olvidados los temas de la calle y con un buen descanso el amanecer de todos los días me ha llevado a preparar la maleta y ocupar las primeras horas hasta ir al aeropuerto por los alrededores del centro histórico. Con la naturalidad que da la estancia por unos días en el mismo lugar me siento feliz como en casa. Reconozco hasta algunos de los baches y los mejores "recortes" a los coches y autobuses en las avenidas y despistando a los municipales o sin fijarme en los semaforos.

Me siento tranquilo como si fuese fiesta y tan solo esperase una sorpresa que por supuesto iba a llegar.

El sol ya picaba y era hora de recoger los bártulos y poner tierra de por medio, había que volar a las montañas y por mucho interés que ponía en los monitores con los horarios no sirvió de nada llegar con tiempo a la aeronave porque no había llegado y encima se retraso hora y media.

Para mis años de viajero esta no es ningún problema porque pocas veces me he visto en una de estas, además me dio tiempo a una cabezadita en la sala de espera, algo fuera de lo normal en mi caso y que ha servido para refrescarme mentalmente y poder aguantar las horas de espera.

Por fin volamos pero en esta ocasión las nubes apenas han permitido poder admirar el paisaje salvo alguna ladera cubierta por la nieve. Este detalle lo han confirmado en destino porque solo se explican el frío que hace porque n las cumbres ha nevado.

Es mejor no adelantarse a los acontecimientos y el aterrizaje es bastante bonito al descubrir el valle después de un mar de algodones de todas las texturas, la maleta sale rápida, el taxi a la puerta y el hotel en una calle estrecha como a mi me gusta y apenas a cien metros de la Plaza de Armas de la ciudad.

Todo volvía a ir sobre ruedas, un pequeño abrigo según aconsejaba el taxista, pues con el ocaso el termómetro baja mucho y estamos pasados los tres mil metros, por lo que mi organismo no ha tenido, hasta el momento contratiempo alguno.

Ya en el taxi descubrí las calles y callejuelas por las que había ido creciendo "Cuzco" y me sorprendía que mi elección del lugar de reposo iba a estar animada por la noche ¡es la zona de copas! así que en uno de esos instantes que no van a faltar estos días cuando llegue el aburrimiento. Atravesar el portal y ¡La Juventud baila!.

Todo esto lo estoy comprobando ahora cuando llega la medianoche con la música y los "antros" en efervescencia pero esto puede que este bien pero no es lo más bonito, lo verdaderamente atrayente ha sido todos los descubrimientos según paseaba, por los soportales, los mercados, tiendas, restaurantes y cada nueva persona con la que charlaba, eran todo amabilidad.

En los negocios todo y siempre una sonrisa, en el restaurante las atenciones han sido pocas, me han puesto al día de todo lo que hay que hacer para poder aprovechar mejor el tiempo.

Hay también una mención especial a un joven que en una oficina me ha prestado toda la ayuda precisa para estos días con una deferencia digna de agradecer porque siempre que había nuevas dudas, él era capaz de responder con una sonrisa sin el más mínimo detalle de nerviosismo o pesadez por su parte, el caso es que he quedado que volveré.

Solo han pasado cinco horas de mi aterrizaje y he conseguido en un par de horas resolver todas las dudas que en mi caso me han llevado días incluso semanas para tener que llegar hasta aquí sin nada definido.

Otro detalle a tener en cuenta es que paseando he encontrado autenticas maravillas para mi y para mi casa porque los colores son lo más bello de estas tierras montañosas con una riqueza cultural que ya pudiera llevármela en la maleta.

Pero eso lo dejamos para otro día.

HASTA PRONTO.

Publicado por Gotas de Rocío el 01/04/2018 | Comentarios (0)

Un lugar bajo el sol

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Me suena a titulo de libro, canción, película o lo que sea pero en estos momentos esa frase expresa explícitamente la situación. Todo el horizonte al frente y los lados están cubiertos por una espesa niebla cuando en realidad en un radio de tres kilómetros a la redonda el solo se soporta debajo de una sombrilla.

Solo se me pasa por la cabeza que el pronóstico del tiempo es acertado "nubes y claros" y por suerte nos ha tocado "cielo despejado" lo que dudo es cuanto durará semejante placidez porque según baje el sol se ira tornando en sombra esa lucidez temporal.

Lo que hay que tener en cuenta es que las piedras conservan perfectamente el calor que desde el mediodía las ha templado.

Como más arriba indicaba ahora lo que hay que hacer es desplazarse con el sol porque la sombra se va desplazando según cae, ya van dos desplazamientos en veinte minutos pero espero acabar este relato sin necesidad de moverme sino es para irme a un nuevo destino que conocer en la ciudad.

Hoy no hay pie para inmersiones acuáticas porque las olas se imponen de forma clara para intimidar y con piedras en las que apoyarse la inseguridad para mi es total. Pienso que no hay que hacer estupideces por un simple chapuzón.

Me encuentro muy a gusto en este sol y sombra, como si se tratase de un juego en el que siempre me toca mover a mi puesto que soy yo el que me muevo respecto a la luz cenital que es la que permanece fija a nuestros ojos.

Lo anecdótico de este caso es que la brisa no trae las nubes que están a la espera en el horizonte, como si sus planes fuesen para mañana.

Un pequeño informe del meteorólogo.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

Un Rap

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Otro día de excursiones e incursiones en la gran ciudad. Dicen que son once millones de habitantes de la capital y alrededores así que me puedo encontrar con todo tipo de personajes en los recorridos por las calles.

Las plazas ya sean grandes o pequeñas son escenarios ideales para mimos, cantantes, ciegos con voces clásicas, payasos malabaristas, cómicos, danzarines, charlatanes, vendedores de fe o cualquier manifestación del "ego" personal escenificado en público.

Estos días he ido descubriendo lo que llamaríamos fama urbana que no es poco pero que no se diferencian mucho de lo que te puedes encontrar en ciudades europeas.

Como curiosidad y en particular por lo que me toca he sido "homenajeado" en el autobús con unas estrofas de rap improvisado sobre la marcha. Y lo que me atrae del caso es que entre los detalles de "caballero" me ha dicho "millonario" por mi sola apariencia.

Sinceramente me ha hecho sonreír pero respecto a sus adjetivos solo puedo asegurar que soy millonario en tiempo, porque tengo el reloj por pulsera apenas representa una sencilla pauta de orientación para unos planes que no existen porque solo sirve el aleteo de un pájaro o una mariposa para que yo sienta que se para el tiempo.

Una mañana excelente para escuchar el mar, grita cuando rompe la crestas de la ola, aúlla al romper contra la costa y ronronean las piedras cuando las arrastra la resaca.

Es un cara a cara sin vencedores ni vencidos es la pelea de Atlas o el mito de Sísifo, siempre en una nueva lucha, un nuevo envite, para volver a quedar en tablas.  

El mar de primeras se lleva todo lo que pilla pero tiene la decencia de devolver lo que no es suyo junto a un agua pulverizada que la brisa del mar acerca suavemente a la cara.

Hace mucho tiempo que no recordaba la tranquilidad que supone el ruido constante del batir de las olas, es como si un coro se dedicase a acompañar el paso del tiempo con una cadencia que no se mide en segundos sino en ondas y valles empujados por el señor del viento, aquí llamado Huracán.

Mientras espero que pasen las horas olvido las prisas de la ciudad, de las obligaciones, disfruto del momento y comprendo que esa ola acaba de llegar ya no volverá a ser la misma nunca y con esa filosofia intento desenvolverme en la vida.

Más adelante ¿Quien sabe?

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

Uno más

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Cuando salgo de casa, me enseñaron "Donde fueres haz lo que vieres" y en ese fregao* me he metido hoy cuando he decidido en hora punta utilizar el transporte público. Para empezar ha sido un poco lioso llegar a la parada porque he tomado otras calles para montar en el Metropolitano.

La suerte y algo de mi orientación me han permitido llegar y reconocer la partida de la mañana pero con el agobio del regreso a casa de todos los trabajadores y estudiantes.

Las sardinas tienen en su lata mayor margen de movilidad que el que yo o cualquier otro de los ocupantes tenía que soportar. Era imposible la actuación de un carterista porque la presión sobre la superficie de mi cuerpo era total.

El bolso en bandolera me apretaba el hombro como la cadera, la rodilla de la señorita se empotraba contra mi cartera en el bolso trasero del pantalón y la mochila de otro estudiante empujaba sobre el mismo el teléfono móvil.

Con ese margen de maniobra la sensibilidad del tacto estaba a flor de piel y no había lugar para que manos extrañas hiciesen ninguna fechoría sobre mis pertenencias o las de otro pasajero.

La experiencia me hizo recordar mis tiempos capitalinos en Madrid cuando pasaba directamente al menos un par de horas en situaciones similares, lo que provoco mi aversión a las grandes ciudades por todo este tipo de molestias que hoy me han servido para refrescar los recuerdos.

En el balance creo que me defiendo bastante bien en esta ciudad como en la mayoría de las grandes ciudades que voy pisando en Centroamérica, porque mientras no abra la boca y reconozcan el acento eres uno más en la "tribu local".

Todo lo anterior no sirve para que en ciertas ocasiones pagues la primada en algunos servicios cuando te ven ¡turista a la vista! pero eso son solo algunos de los peajes que hay que pagar sin muchos problemas.

Lo que queda por delante esta noche es el regreso al hotel que espero sea más holgado que el servicio de "ida", pero además tengo la esperanza que cuando vuelva a este barrio los próximos días me organice mejor pero sin que para ello se me caigan los anillos.

Seguiremos con los experimentos

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

Por libre

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Es mi forma entender la vida, de andar, de escribir, de comer, de disfrutar... y se puede añadir cualquier otro verbo o actividad en la que quepan las acepciones más libres que se puedan entender en cada individuo.

Alguien podría pensar que soy un personaje anárquico pero creo que no entro en esa palabra porque no entiendo la vida sin orden, porque es parte innata de nuestra civilidad.

La libertad coincide con la individualidad o singularidad del "otro" para que pueda ser la expresión perfecta del entendimiento.

Ahora como quien no quiere la cosa aparezco en un restaurante de una calidad contrastada porque el chef es protagonista de un programa de televisión además de otros merecimientos que estoy pudiendo comprobar con el paladar de alguien que disfruta de los más sencillos detalles como es que te salgan a recibirte desde los fogones.

¡Chapeau!

Con un pequeño paseo he podido descubrir como las oportunidades llegan cuando uno menos se lo espera, pero creo que la razón de todas estas coincidencias esta en la constancia que siempre sabe resolver cada situación de la manera mas favorable si solo te dejas llevar por la intuición.

Este último instinto es el que me acerca a esos lugares que se convierten en sorpresas con lo que la suerte es doble junto al placer de ver cumplidas muchas de las expectativas que un viaje sin pretensiones y sin organización puede llegar a ser perfecto.

¡Hasta el momento!

Con estas pequeñas notas uno puede llegar a entender que mi vida la oriente de forma un tanto original con un sentido claro que es la libertad como saeta con el objetivo en la "Fortuna". Y si hablo de "Fortuna" lo asocio con Ventura nunca con dinero por muy bien que este venga.

Ventura viene de "viento", de lo que está por llegar, de lo que espera o lo que esperamos, es fácil entender estos términos cuando se lee en la brisa las emociones que llegan, cuando los ojos descubren luz donde nadie ve ilusión, cuando la piel se estremece sin motivo tangible, cuando el sol, sal-pimienta la vida con cada rayo.

Así vivo, de esta manera disfruto como solo se puede hacer una vez en la vida. Las oportunidades pasan y no pretendo dejar escapar ninguna que represente algún interés o el más pequeño de los conocimientos.

Un nuevo latido...

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

A buenas horas

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Con el amanecer y la nueva ubicación me he encontrado un tanto perdido puesto que no sabía donde estaba y el reloj digital me presentaba el horario de mi hogar, así que ni entraba luz por la ventana, ni eran las siete de la mañana, otra vuelta a la almohada y a seguir descansando.

Solo quedaban tres horas de sueño, apenas llegaban las seis, mi cuerpo me pedía marcha, como si el colchón quisiese echar un trasto que le estorbaba, pero me resistí mientras pude, pero a eso de las siete de la mañana ya estaba todo preparado con sombrero y gafas de sol por lo que se presagiaba desde el balcón del hotel.

Apenas había visto el plano de la ciudad un par de veces en el ordenador y otro impreso con el centro histórico, me lancé ala sorpresa de un miércoles en horario laboral y el servicio del metropolitano funcionaba a pleno rendimiento, saturado como era de esperar.

Era una forma como otra cualquiera de identificarme con la gente que me rodeaba porque mientras no abriese la boca parecía que era otro limeño más.

Ante la posibilidad de equivocarme de parada elegí la más cercana al mar con la no desdedeñable diferencia que el transporte público en la parte alta de la ciudad y había que bajar todo un "Barranco", el nombre del barrio, para presentar mis saludos al océano.

La primera opción con dudas me llevo al borde del precipicio y pude observar desde ese balcón, la altura que me separaba de las aguas, como la niebla que en el frente maritimo no dejaba ver más allá de doscientos metros.

Se puede decir que es una nota curiosa como la luz llega a las alturas y es el borde del mar el que se mantiene en una semi-oscuridad con brisa incluida que convierte en maravilloso el paseo sobre los cantos rodados de las playas.

Esa música que dejan las olas al batir las rocas rompe la monotonía del ruido de la autopista que bordea "el circuito de playas de Lima", por el que discurre una especia de circunvalación de la ciudad.

Ese relajante paseo debe de acabar abruptamente porque si antes la bajada fue placentera, el ascenso requerirá de algo más de pericia, porque según dejaba el frescor de la niebla y la línea horizontal de la playa, ahora llegaba el sol y la cuesta arriba que siempre se me atraganta a lo que debo añadir que voy con el estomago vacío.

Siempre creía que un poco más adelante podría encontrar un lugar para un café pero entre lo temprano del horario y la ubicación junto al mar, todo se encontraba cerrado.

La oportunidad se palpaba en el aire y ya a estas horas cuando me pongo delante del cuaderno descubro el placer de un "café merecido" y un acompañamiento calórico capaz de levantar a un muerto.

Conseguido el premio, en este caso cerrar el circuito que he iniciado esta mañana solo me queda seguir trotando tranquilamente por un barrio recomendado y del que puedo decir que merece muchísimo la pena, volveré a la tarde-noche.

¡Viva el Pisco-Sour!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

Recapitulamos

Publicado el 28/03/2018 en Camino (364)

Se me ocurre pensar que en estos instantes puedo hablar de un paso del ecuador en mis vacaciones en sus dos versiones, la real y física por la cual voy a pasar al hemisferio sur, junto a la idea que ya pasando algo más de la mitad de mi estancia por tierras americanas.

Como me gusta ser preciso y me gusta hacer balance de toda una experiencia que siempre me sorprende y nunca deja lugar a la indolencia sino a la simpatía que me llevo en el corazón.

Siempre será un recuerdo y nunca habrá motivos que me impidan volver, porque aquí tengo "Una Casa", mejor "Mi Casa" donde todo está como lo deje, con los cambios que a todos nos afectan pero que no llegan a disminuir sino a incrementar el valor de las cosas importantes.

La certeza de estos es que hay que encontrar un hueco para conservarlos vivos y frescos en la mente, porque precisamente son la energía de la cual nos nutrimos en desarrollo de toda nuestra vida.

La experiencia de viajar y poder compartirlo con los amigos es de tal calado que en un porcentaje importante de la población creo que la pondrían como prioritaria en la escala de las necesidades perentorias una vez cubiertas las de la subsistencia.

Viajar es una escuela sin paredes y con alas para volar. Es un libro en el que cada cuadra cada parque enfoca el conocimiento a una nueva luz que llega a través de los libros y las palabras cuando rotando por los mundos son los pies y el cuerpo que sintonizan el compás con el espíritu más "sentido" del alma.

Algunos podrán pensar que la distancia separa cuando en realidad nos permita entender mucho mejor todo porque nos da perspectiva para poner en valor conceptos que tenemos olvidados en la cercanía que nos ofrece el hogar.

Con todos estos detalles que voy aportando la mayor de las seguridades que me salen del corazón es llevar conmigo "la casa" y no me refiero al "caracol" con sus pertenencias y su mochila, sino comprender que tu eres el que viajas, lo demás son complementos para facilitar una actividad pero es dentro de ti donde vas a llevar lo más importante, la fortaleza para romper temporalmente con la rutina, el valor para afrontar lo desconocido, la alegría de volver sobre tus pasos  poder compartir con los amigos de nuevo.

Puedo asegurar que todo es sorpresa por muchas previsiones que uno quiera programar, porque quizás sea el viento quien decida orientar la veleta con cada nueva ráfaga.

Hay que llegar un poco al caso concreto para entender que el concepto "viento" como el verbo "venir" tienen la misma raíz semántica. Así que cada vez que sentimos el viento estamos demostrando y descubriendo que nos alcanzan las experiencias que nos rodean y que apenas sabemos apreciar.

Debemos de considerar una nota técnica en el hecho de viajar y que la considero especialmente "relevante" como es la soledad. "Viajar para uno mismo". "Ir lejos para encontrarse". "Reconocer en el vecino de la lado un nuevo amigo". "saber que estás abriendo nuevas posibilidades". "Si acaso vuelas o sencillamente caminas descubres de ambas maneras la pequeñez de nuestra existencia y la grandeza de nuestro espíritu".

¡Próximo destino...!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/03/2018 | Comentarios (0)

Nieve

Publicado el 27/03/2018 en Camino (364)

Por todas partes y a todas horas llegamos con la sorpresa de encontrarnos el paisaje limpio de ese manto blanco con el temor a no encontrarnos con una buenas condiciones para poder esquiar.

Mientras hacíamos tiempo para encontrarnos todos juntos, pasamos las horas entreteniéndonos por las calles del village pero siempre acaba apareciendo el comentario sobre el parte meteorológico y con la mirada en un cielo cubierto, las precipitaciones solo se esperaban para la madrugada, amanecer al día siguiente con semejante perspectiva solo dejamos que la fe en tales comentarios fuesen fieles a la realidad.

Por fin llego el día siguiente con la certeza de unos pronósticos que se estaban cumpliendo, por lo cual par todos las circunstancias nos lleno de euforia y dejamos que cayese algo más de nieve para poder salir con unas ganas a unas pistas que nos llamaban a gritos. 

Al ser un destino de partida nuevo y según las condiciones del terreno elegimos la opción más segura, para ponernos los esquís y poder de nuevo, tras un año de paro      , la experiencia de deslizarse por las pendientes de esta maravillosa cordillera.

Es cierto que tras los años el recuerdo de las pistas y las instalaciones todo se va poniendo en orden por la mañana aunque las precipitaciones perjudiquen de alguna manera una visibilidad perfecta, pero justamente ese es un problema es muy prescindible porque siempre encontramos un motivo para descubrir   un recorrido que nos sorprenda y que la cantidad de nieve acumulada va a provocar que las dudas anteriores se borren automáticamente.

Como les gusta a mis amigos la opción más complicada es siempre la más atractiva así que allá van ellos a lo más alto para descargar adrenalina en cada nuevo giro, con la seguridad que con buen manto de nieve les protege y les guía por el más suave y dulce de los caminos.

Yo con mi instinto y conocimiento reconozco el terreno, me decanto por una elección solitaria pero más cómoda para las prestaciones, como si fuese una máquina a las que llego sin dificultad. A esta última reflexión le debo añadir los comentarios un tanto elocuentes de los mas lanzados siempre atemperados por otros esquiadores algo más realistas y cercanos a mi forma de ver las condiciones técnicas a las que hubiese tenido que enfrentarme y que ni a mi me hubiese gustado agradecer y a los demás les hubiera interrumpido su marcha natural.

Una vez reunidos de nuevo volamos a compartir las pistas como siempre con las alternativas que suelen salir sobre la marcha, los ratos se convierten en un zig-zag con destino final siempre en el valle con la diferencia fundamental que se puede llegar facilmente o pasando ciertas penurias musculares que los no deportistas como el autor de estas notas, le pasan factura cada día según acaba uno retirándose el equipamiento y botas.

Se han descubierto miles de adelantos en toda la tecnología deportiva pero el caso de la una bota de esquí sigue en décadas de retraso, porque tengo la seguridad que todos los esquiadores opinan siempre lo mismo sobre la única alegría del día "quitarse las botas" en es instante la libertad que uno disfruta tras varias horas de cierta opresión.

Así más o menos se pasa el primer día con las actividades que generalmente en Europa decimos "apres ski" para completar el día. El descanso nos exigía una retirada a tiempo, porque quien sabe sin creer o no en los hombres del tiempo y para el día siguiente había sorpresas.

Amaneció y con cierta sorpresa me acerque para descubrir si la luz del ventanal era lo que suponía o solo mi imaginación. Con una alegría inmensa entro por mi ojos todo el azul del cielo iluminando todo el blanco resplandeciendo tanto como se había encendido mi ánimo. Me sentí feliz como si nunca hubiese sabido de la posibilidad de ese magnífico sol.

Cuando llegamos al salón todos estábamos felices a medias porque habían mirado el parte porque indicaba que en el exterior hacia menos dieciocho grados bajo cero. Tampoco entendía tal temor porque hemos estado en situaciones peores y con la posibilidad de paso del astro rey a su cenit las temperaturas debieran de cambiar al alza.

Apenas después del desayuno y con el tiempo jugando a nuestro favor el termómetro ya marcaba catorce grados bajo cero cuando salimos ala calle a calentar los motores, así con esos visos de cambio me  importaba puesto que llegaríamos a verdaderos momentos de temperaturas agradables, además que sabiendo de todas las inclemencias es tan solo cuestión de prepararse y como ya lo estábamos no hubo ningún tipo de problema.

Con semejante "panorama en azul" todo el paisaje estaba a nuestro alcance y pudiendo decidir la jornada con un horizonte mucho más fácil que en el día anterior.

Quizás descubrimos nuevas pistas porque aquí siempre hay lugares para las sorpresas y hubo de todo desde momentos de duda pero los más valientes, algo de flaqueza física para mi porque después de las horas el cuerpo estaba bastante más fatigado que el primer día.

Cierto es que llegué algo temprano a casa comprendiendo que una retirada a tiempo es una victoria, con el recuerdo de una vida inolvidable al calor del sol en todas las laderas de la montañas.

La calidez de ese día creo que ue una forma de lo más agradable de sumar a la cordialidad de nuestra amistad con una camaradería que es una de las que mantiene unas relaciones que ya buscan en muchos casos décadas de "Amistad" en mayúsculas.

Cayendo la noche me llega el recuerdo de otra de las jornadas en la nieve con la misma "estampa" cubiertos los cielos y los copos atemperando el termómetro para no dejar ningún margen para la aparición del signo negativo en la temperatura para que la comodidad del día blanco no fuese inconveniente en ningún momento.

Hemos recorrido cada uno según sus capacidades o ganas de rutas que más nos apetecía y hoy con mucho placer puedo reconocer que estoy satisfecho por todo lo realizado.

He recorrido pistas que otros días me hubiesen resultado imposibles y con el sencillo de hoy casi nunca he tenido problemas en el descanso y una vez acabados los descensos poder comprobar que las "señoras agujetas" no han aparecido, creyendo que es posible que esa tranquilidad me haya permitido sentirme durante un buen rato delante de un cuaderno para trasladar pequeños retazos de unos días que por "suerte" he podido disfrutar en unas cuantas ocasiones y que mientras esté en mi animo intentaré seguir "celebrando anualmente".

Año nuevo, esquí nuevo

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/03/2018 | Comentarios (0)

Jornada partida

Publicado el 27/03/2018 en Camino (364)

Seguramente el título no se como ha salido pero algo tiene que ver como se van desarrollando la jornada , puesto que la mañana ha quedado con espacio para ciertos cometidos y a estas horas de la tarde después de una "reunión de trabajos" solo queda rematar los flecos de última hora.

Como era de esperar toda la conversación y la charla se ha desarrollado de forma más que amistosa, en realidad ha sido una fiesta, con el detalle de la familia como motivo principal a destacar.

Cuando uno echa mano del reloj y comprueba que las horas han pasado sin apenas uno darse cuenta de como las agujas le persiguen sin tregua decidimos que es el momento de retomar cada uno sus actividades diarias.

Yo tomo la ruta más fácil a casa porque además de no tener tareas en la ciudad en la habitación me esperaba la maleta para el próximo destino y en este caso había que organizarse bien porque es muy voluminoso todo el equipamiento para la nieve.

Tras todas las tareas organizativas me doy cuenta que desde primera hora de la mañana el esfuerzo me pasa la cuenta y debo retirarme temprano a la cama, apenas tengo fuerzas para mantener los ojos abiertos y es mejor seguir el destino de los sentidos porque caigo en la cama un bebe.

¡Cuatro esquinas tiene mi cama!

¡Cuatro ángeles la velan!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/03/2018 | Comentarios (0)

Encuentro

Publicado el 27/03/2018 en Camino (364)

Tras apenas un año de mi última visita a los amigos mexicanos, me siento contento como si hubiese hecho mi tarea escolar pero con las ganas que para tales menesteres juveniles no era capaz de demostrar.

En este caso el tiempo corría en mi contra porque nunca llegaba el momento preciso en el que era requerido. Resumiendo el tiempo se acortaba, ahora mismo y con una espera de casi trescientos sesenta y cinco días ya los voy saludando en la medida de su disponibilidad.

La llegada, original respecto a otras ocasiones puesto que era un amigo con el que siempre me encontraba al final, en grupo. El caso es que fue al menos una cosa curiosa, una anécdota que poder contar aquí.

Acabadas las presentaciones tomamos dirección "a casa" y utilizo las comillas porque ¡Así me tratan! ¡Así me siento! puede que sean los años, van para las dos décadas que nos conocemos y no es solo el tiempo quien templa la amistad sino el carácter personal propio, tanto del que presta apoyo como del que lo recibe.

A mi me gusta omitir opiniones personales sobre mi, fallaría en la objetividad pero debo de reconocer las cualidades que estos amigos tan lejanos en la distancia demuestran unos valores tan ricos en los que debería intentar reflejarme, porque son una lección en cada uno de sus recibimientos.

Desde el primer día, la oportunidad de cruzar de casualidad nuestros caminos en una ciudad nos acerco para poder hablar de infinidad de cosas en un tú a tú, con la posibilidad de encontrar a terceras personas de una gran personalidad.

Como nota intermedia me permito añadir en esta lista a tres jóvenes que también me han demostrado su amabilidad durante mi estancia vacacional para que no fuese tan solitaria con unos pequeños gestos que precisan mi reconocimiento.

Llegado el inicio de febrero toca el plato fuerte, prácticamente están todos en la misma ciudad así que nada más dejar las maletas en el suelo vienen los abrazos y comprobar que las cosas siguen igual, que el recibimiento es familiar, sin necesidad de recurrir a formalismos porque es como si no hubiese pasado el tiempo.

Hablo siempre de la distancia temporal y por supuesto hay infinidad de historias que contar y en más de una ocasión debo de contenerme porque estoy convencido que lo mío y el habla es "por exceso".

Con los días lo mejor planificados posibles voy encontrando huecos para cada uno, porque yo soy el más interesado en aprovechar la oportunidad que me brinda el hecho de saltar el charco para estos momentos.

Así que no veinticuatro horas en la ciudad y ya a primera hora de la mañana una ocasión "por sorpresa" para hablar con uno de los últimos fichajes en la lista de "carnales" como le gusta decir a él. Lo más especial es que en la mesa además de haber unos platos exquisitos de desayuno yo me decanto por unos tequilas para ir entrando en ambiente tapatío.

Completada la mañana, había ya programadas actividades lúdico -gastronómicas para la tarde así que decidí relajarme en casa para poder conocer en condiciones óptimas a los nuevos amigos en la mesa de juegos. Fue sinceramente una reunión en la que creo que todos salimos contentos salvo los que perdieron la partida pero eso a fin de cuentas es un detalle secundario.

Y llegó el tercer día en el que desde la cama tengo que salir pitando porque es otra la encomienda que me espera para desayunar en un café con otro amigo que como todos los demás tiene la agenda completa y buscar un hueco para ordenar ciertos detalles de las vacaciones como de nuestro devenir diario en la vida.

Hasta aquí el pequeño resumen de cuarenta y ocho horas   en las que el verdadero relax ha sido la posibilidad de platicar como les gusta decir "aquí" y que no pretendo dejar para mucho más tarde porque en una hora larga nos sentaremos con otra familia alrededor de una mesa para departir sobre lo que surja.

¡Quedan tantas cosas pendientes!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/03/2018 | Comentarios (0)

Leer

Publicado el 27/03/2018 en Camino (364)

En este momento no puedo acceder al diccionario y sencillamente me gustaría para aceptar cuales son acepciones académicamente recogidas . A pesar de todo siempre cabe la posibilidad de remitirse al conocimiento que a uno le han dado los años.

Así "leer" es "descubrir los fonemas y lo que ellos pueden significar para poder descifrar el mensaje".

Esta es la definición que me viene a la cabeza a vuela pluma. Lo que yo quiero explicar en este relato es que el concepto es mucho más amplio puesto que las palabras "fonemas" puede y según el caso debe ser sustituido por otras palabras como son "gestos", "agua", "sonrisas", "ruidos", "colores", "luces", y todos los términos que cada uno quiera añadir a esta breve lista.

¿Como se puede leer el mar o el viento? Puede que alguien diga que en realidad de lo que se habla es de interpretación y no lo puedo negar, pero que es la "lectura" sino interpretación de unos signos a los que se ha dado un significado, pues todos los demás hechos de la realidad tienen su razón de ser y la posibilidad de "leerlos".

A más nubes les suele acompañar una brisa o el viento, a las olas del mar el mismo personaje las arrastra para romper en crestas en alta mar o en la orilla al contacto con la arena del lecho marítimo.

Los colores también se leen desde las señales de circulación a la mera educación infantil para poder entender la forma en que desarrollar la vida ordenadamente.

Cuando hablamos de personas podemos leer en sus gestos y maneras como van a actuar ante tus requerimientos, a esto algunos lo llaman "empatia" pero consiste  en el mismo hecho de saber "entender" lo que tan solo es la comisura de los labios o la chispa en unos ojos color caramelo.

Es divertido "leer" no solo los libros sino las piedras "lo llaman arqueología" que en su silencio son capaces de guardar unos secretos pueden llevarnos al pasado incluso a ese "polvo de estrellas" del cual estamos hechos.

En un nuevo giro de tuerca leer los pensamientos consiste en escribirlos de una forma correcta, improvisada, alocada, profunda, donde sea la intuición del lector la que le lleve a glosar los términos del dictado de su mano.

Leer la mente es pensar, comprender o aprender lo que tantas , como miles de millones de conexiones neuronales trabajan para que uno se siente ante un cuaderno y dibuje sobre el papel en blanco, entre lo divino y lo humano, entre la claridad y la sombra, donde la certeza solo forme parte de la duda.

A quien no le gustaría leer el cielo y me da igual ese cielo "astronómico" como el "religioso" como el propiamente "poético" o "amoroso" que es el más bello de los "espacios"

En ese terreno me encanta moverme. En los "espacios abiertos" donde los límites no existen porque ni siquiera se plantean, donde una sencilla losa es suficiente para bailar un "chotis" y eso si que es difícil.

 + Libros  + Libres

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/03/2018 | Comentarios (0)

Tecnologías

Publicado el 27/03/2018 en Camino (364)

Uno ya curado de espantos, sabe que si las cosas pueden salir, hay que estar seguros que saldrán peor. Lo que algunos llaman la ley de Murphy.

Hace ya unas semanas cuando llegue a estas tierras intenté ubicarme yo primero y después lo que debe ser de forma automática "además de predeterminada" se rebeló y no hubo forma de cambiar la hora, "a la central" en lugar de "la del este".

Yo como soy un poco negado para las tecnologías me puse en manos de un profesional que tampoco consiguió nada así que desde mi llegada he estado viviendo con una hora  de retraso para todo.

Comprendiendo que no he tenido horarios ni obligaciones apenas me he preocupado del reloj en estos días y he sido feliz en este paraíso llamado México.

Ayer por casualidad, aunque ya lo había visto en ocasiones anteriores, me planteo la duda de la noche. ¿Que horario usará mi móvil para el despertador? ¿El que marca en grande o el que marca en chico?

Sí, tengo un teléfono curioso tiene dos horarios y yo creo que lo hace por joder, porque no hay otra manera de entender esa disfunción o duplicidad de horarios.

Con toda la tranquilidad del mundo me acuesto porque esa hora de diferencia no me preocupa, ya me he encargado de adelantar todo para resolver ese retraso. Lo haré todo con una hora de margen para saltarme los inconvenientes posibles.

Me levanto antes del timbre del despertador y con parsimonia ordeno las cuatro cosas que me quedan por guardar en la maleta, desayuno y observo por la ventana el amanecer, sus inicios, con la seguridad que el paseo que me espera hasta el muelle del ferry.

Al no ser mi primera visita a la oficina de boletos y al decir la hora me descubren lo que comentaba la principio. ¡Vivo una hora retrasado! Intento que me lo explique pero son ya las siete y dos minutos hora local y el ferry de las siete ya ha salido. Muestro el teléfono, el horario que marca el de pulsera, pero los hechos, es que mi conexión se ha perdido aún con la hora de adelanto que llevaba.

Convencido del desastre pero con la idea de solucionar el problema me lanzo al muelle y atendiendo un comentario de la señorita de los boletos pregunto por los lancheros y me señala a la derecha.

A lo lejos veo el ferry que he perdido y ya solo espero que el sablazo del lanchero no me rompa la línea de crédito. Me acerco con cara compungida pero sin "interpretar", me sentía estupido y pregunto por el viaje a tierra firme. Cuando oigo los pesos que me va a cobrar "interiormente me río" pero solo se me ocurre preguntar ¿Llegaremos antes que el ferry?

El capitán me confirma que es posible, pero sin perder tiempo, arrojo la maleta en la lancha y espero dos segundos a que la ola ponga la barca a tiro y "a bordo".

Cuando estoy acomodado y vamos a salir aparece el señor, que me acompaño en el paseo desde el hotel al muelle y monta en la lancha como si fuese mi Ángel de la Guarda.

El pasaje ya en sus asientos y con el chaleco salvavidas soltamos amarras, con mi vista en un barco que nos precede pero que poco a poco vamos alcanzando para amarrar en el mismo destino, pero con la ventaja que yo estoy más cerca de las dársenas de los autobuses.

Por fin alcance el enlace, con lo cual ya soy o fui más feliz.

¡El viaje continua quizás no tiene fin!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/03/2018 | Comentarios (0)

Cabo Mosquito

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Tras varios días en la isla también conocida como "de los mosquitos" apenas he tenido encontronazos contados con esos seres minusculos.

El primero fue una mosca en la habitazión que molesto hasta que se apago la luz y al día siguiente le abrí la ventana al amanecer -estaba pegada al cristal- y me despedí de ella.

Los días posteriores salvo dos pequeñas molestias en el paseo, apenas pudieron chuparme la sangre, porque desaparecieron sin más.

Hoy como despedida, puesto que mañana cambiamos de destino, la isla y el cabo han querido hacer honor a su nombre y durante un par de horas he sido la mayor atracción que tenía "entre manos".

Al principio junto a la laguna mareal que en días anteriores no había causado problemas, salen los primeros insectos y me pillan despistado. Pasa el tiempo y descubro que pesadez e incordio es relativamente proporcional a mi malestar con gestos y aspavientos para quitármelos de encima pero no sirve para nada.

Comprendida la situación, me alejo al mar, donde espero que no me ataquen al estar fuera de su ámbito terrestre, pero seguían erré que erré con la tranquilidad que a mi me producía el hecho de llevar el agua hasta las rodillas y el resto del cuerpo a cubierto.

Disfrutada esa tranquilidad y ya la laguna muy lejos, salgo de la seguridad del mar y veo que vuelven a la carga. Los veo actuar de dos en dos y al principio me tocan un poco las narices pero por arte de birlibirloque se me enciende el sentido de la anticipación y empiezo a desquitarme de los primeros picotazos.

Consigo prácticamente que cada picotazo o intento se convierta en "victima" el bicho con alas, bueno los bichos. Podría exagerar pero -Virgencita que me quede como estoy-

creo haber derribado entre doce y quince kamikazes entre pies y pantorrillas.

En un acto de buena voluntad y desarrollándose los hechos en una playa los insectos, -los mosquitos son más pequeños- han recibido en la arena cristiana sepultura, como también he podido deleitarme con la posibilidad de la entrega de los "difuntos" a las olas del mar.

En mi vida he conseguido atrapar una mosca pero está visto que "hoy" o "yo" estábamos con las cartas marcadas para solucionar todo a base de cachetazos. Aceptando la solución y viendo como eran de tamaño, yo creo que antes de iniciar el vuelo de huida sus alas no tan pequeñas se enredaban en el vello de las piernas.

Creo que esa era la ventaja para poder conseguir tal número de bajas y una buena cantidad de disparates, soltando adrenalina de una manera importante cada vez que sepultaba uno de esos bichos con alas. Comprendida que la batalla por hoy la daba por finalizada regrese de nuevo al mar como medida de autoprotección, ante nuevas hordas de mosquitos vengadores.

Por supuesto ni me he molestado en buscar las picaduras pero espero que no me hayan dejado ningún recuerdo desagradable porque sangre han chupado poca.

Cuando en medio del agua a más de cien metros de la línea de costa aparece una libélula o similar pero al verla me sale espontáneamente sin vocalizar nada ¡un dron! y de repente el bicho sale disparado como un cohete hacia el cielo en lugar de seguir el vuelo horizontal que llevaba.

Yo ya me creo cualquier cosa, por la playa ya voy viendo varios de esos cacharros que particularmente no me gustan por muchas virtudes que se les quieran atribuir.

Es más fácil ¡Volar sin alas!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

¿Como contar?

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Cuando la verdad está en la sombra, cuando el destello nos deslumbra y ciega al mismo tiempo. Obtener respuestas es tan fácil como hacer preguntas. Buscar resulta complicado cuando no se tiene un objetivo.

Para ver mejor cerrar los ojos y abrir la mente.

Solo un párrafo para comprimir uno de los mayores conocimientos de la historia, que por evidentes se consideran sin valor e inútiles para una eficacia que impera en la más frágil actualidad.

Hoy o se es una "aplicación" o los libros son el arte del pasado, la jubilación, el descanso y el retiro paso a paso, la sabiduría, la Vida convertida en algoritmo.

Comprender, buscar más allá de las palabras, de los sentidos, aceptar la intuición como respuesta siempre en duda, la interrogación no como signo ortográfico, sino como forma de vida y el horizonte como un fin "in-alcanzable".

Solo palabras porque los sentimientos galopan sin estribos que los sostengan, dejando en cada gesto la respuesta de un "Gracias".

¿Es más cierto lo más próximo por su cercanía o por evitar preguntas ?

Me conformo con un poco de Luz a pesar de toda la que me rodea, para poder ordenar un batiburrillo que ya quisiera ser "madeja".

La cuestión es que si hemos llegado hasta aquí podemos permitirnos la licencia de unos minutos más, unos días e incluso años de espera como todos los que nos han precedido y se han planteado las mismas dudas sin que hayan conseguido gran cosa o así ellos lo crean que es un concepto nimio sin razón para no tenerlo en cuenta.

Al menos se me ha presentado una razón para seguir, creyendo, pensando, conociendo, sabiendo y por supuesto "Esperando".

Hay tiempo para todo lo que merece la pena y solo, ese después o mañana se convertirán en respuesta clara y contundente para poder actuar con criterio veraz y paciente.

Cuando hablo de "Paciente" me refiero a aquel "que todo lo sabe" pues del griego "pa" que significa "todo" y "ciencia" que puede resumirse en "Sabiduría" o "Conocimiento", así que abramos un poco las meninges, que todo es más evidente de lo que creemos.

Se me olvidaba "Gracias" por ese espectáculo de luz y sonido que no habrá quien lo repita con la misma maestría.

¡Decía...mos!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

Escalofríos

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Es una sensación que no se si tendrá algo que ver con la palabra porque semánticamente no sabría explicarlo.

Se me ocurre pensar que generalmente como dice el diccionario estos se producen generalmente cuando hay un momento de frío o de contraste en la temperatura del cuerpo y como tal no va descaminado el vocabulario porque lo que estamos observando es un cambio drástico por alguna de las relaciones que nos rodea ya sean de tipo somático o exteriores.

Hay una escala de frío que es bastante similar entre la realidad y su expresión escrita pero hay otro tipo de escalofrío en los que no tiene nada que ver la temperatura sino el miedo ante una situación que nos provoca "desazón" o "terror".

Es la segunda acepción un tanto original porque asociar, frío y miedo, es bastante original o acertado, lo que si tengo claro es que hay una tercera acepción de este término que no aparece en los diccionarios y es la posibilidad de "provocar dichos escalofrios" con el simple tacto en las zonas corporales precisas, así que se pierde tanto la sensación de miedo, puesto que es conocido, pero si hay ese cambio neuronal en las terminaciones nerviosas.

Entendido esto, el escalofrío es bastante más amplio que lo que el diccionario comprende. Además hay otro detalle que vamos a darle un orden "es la cuarta acepción". Sino se producen los hechos referidos porque hay ocasiones que sin razón "ventosa" principalmente nos volvemos "al acecho" porque toda la medula espinal se enciende de arriba a abajo "escala" directamente.

Puedo pensar en detalles o motivos que son capaces de provocar ese súbito cambio perceptivo en las personas.

A todo lo expuesto hay que reconocer que cuando tal escalofrío del tipo que sea sabemos que todo lo que esta alrededor lo vemos con otros ojos.

Hoy he tenido entre muchos casos, uno que me ha sorprendido porque por mi cabeza pasaba una idea "ayer estaban aquí las rayas" y en apenas tres o cuatro segundos descubro como sus aletas sobresalían del agua en grupo.

El escalofrío no podría ser miedo porque lo pensaba, la profundidad del agua, una palma, no es suficiente para pensar en un escualo, el hecho de ser un movimiento paralelo de las aletas, cerraba dudas que nunca pasaron por mi cabeza.

Intento comprender la situación y solo cabe sea solo el pensamiento quien provoque por si solo o por terceros inaprensibles lo que está ahí al alcance de la mano.

Me atrae en este caso pensar que el escalofrío es una respuesta corporal a una intervención extraña que no tiene que porque estar solo con la temperatura sino más bien con el "aire", "éter", en todas sus versiones.

Desde el vendaval , a la brisa, al susurro o simple aliento vital. Todo ello es "viento" o "el que viene".....

Una emoción que surge de una melodía.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

Maravillosa rutina

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Cuando alguien se encuentra en un espacio natural tan maravilloso como en el que me encuentro cada actividad que llevo a cabo se convierte en novedosa un hermoso "per se".

Todo hasta lo más rutinario de los comportamientos traen una sorpresa siempre agradable por mucho que alguien quiera convencerme que la rutina puede ser estresante.

Las opciones que cada día puedo encontrar a mi alcance no son necesarias para sentirme pleno y confundido con orto de los turistas que nos movemos por las diferentes cuadras o casi siempre frente a la playa.

Para otras personas, otras edades puede que sea necesario el ajetreo de una retahíla de compromisos, actividades y encuentros pero yo me siento perfecto en una serie de experiencias que me llenan sin tener que preocuparme por llenar un "carnet de baile".

Y de nuevo en el malecón, buscando esa "chispa" que algunos denominan, "sundanzig", o algo parecido.

Debe ser la luz que tanto al amanecer como al atardecer se encargan de ponerme las pilas como si fuese la conexión y la desconexión de la red. Un símil vulgar pero que viene al caso.

La mañana es el inicio natural de la Vida a la que los hombres le hemos añadido la electricidad para seguir "conectados" sin que se produzca ningún corte en el suministro, por unas cuantas horas que el sol se permita de descanso.

La Luz y la Sombra, lo conocido y lo desconocido, la novedad y la rutina. Todo es y tiene el encanto de los ojos con que miramos y hoy tras tres jornadas de ocasos interminables, descubriré que el de hoy es tan hermoso como el primero.

La última línea la he escrito sin mirar y parece la un inicio porque estaba pensando en grabar las imágenes que son irrepetibles al menos en veinticuatro horas, pero quien sabe si mañana todo estará en el mismo escenario con los mismos papeles o la dirección de escena se encargará de reubicar a los actores alrededor del protagonista.

Y la Luz tras el Ocaso.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

Panta Rei

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Son cosas que me recuerdan los años de estudiante en la escuela cuando todavía alguna de las materias eran el latín y el griego. Ahora no se como ni que es lo que se enseña, pero creo que todo aquello que no tenga un efecto práctico inmediato en el conocimiento del alumno es descartado como así creo que ha pasado con las "lenguas muertas".

El latín y el griego no los tengo por difuntos pero apartados de los círculos normales de la enseñanza. Lo que es necesario precisar es que semejante titular tan solo significa "Todo fluye".

Con este pensamiento he identificado mi vida y en esta semana he descubierto la verdad de un conocimiento que se ha plantado ante mis narices, porque desde hace unos días planteaba una serie de actuaciones en mis ratos de descanso pero nunca encontraba la manera apropiada para estos quehaceres.

Esta mañana en mitad del paseo me encuentro con la solución que no sabía como buscar. Me acerco sencillamente a una señorita que me atiende muy amable y tras explicarle el caso, me dirige al jefe de operaciones con el que charlo un buen rato para aclarar el tema que tenía entre manos.

Perfectamente explicados los puntos me indica lo que debo hacer en el pueblo y unas horas más tarde soluciono todas mis dudas quedando completamente satisfecho porque he hecho lo que creía acertado.

Con todas estas circunstancias como tarea hecha me planteo que hoy los astros me serán propicios y debo seguir en la consecución de los trabajos de Hércules, llamados así no por su dureza sino por la ansiedad que genera su no conclusión.

Todo puede parecer una estupidez pero después de cuatro días con el dinero de bolsillo "justísimo", veo que hay cola en el único cajero, por lo que espero que hoy a la quinta será la vencida.

Como detalle de suspense las chicas "nórdicas" tienen problemas por lo que la angustia me alcanza y a su requerimiento, las ayudo en lo que está en mis posibilidades pero no consigo nada, así que me pongo en lo peor. ¿Volverá a denegarme los pesos a mi?

Delante del "trasto" doy a todos los botones como requieren las sucesivas pantallas y compruebo que ¡Hoy Sí! por fin puedo hacer todo lo necesario porque tengo dinero en el bolsillo gracias a un "plástico".

Lo que me pasa por la cabeza es que hubiese ocurrido, como una vez me paso, sin dinero, sin operatividad en el cajero y fuera de casa. Desde entonces intento siempre cubrirme las espaldas para estas contingencias.

Puedo resumir que dejando al tiempo su paso pero sin descuido , las cosas se solucionan y de ahí tanto el titular,

Como "El tiempo todo lo cura".

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

Los Pórticos

Publicado el 23/03/2018 en Camino (364)

Es una palabra que no se por arte de que formas se me ha metido en la cabeza y llevo toda la mañana esperando para encontrar el momento de pensar, además de escribir todas estas ideas matinales.

Creo que había que buscar lo primero , la raíz de esta palabra y creo que vendrá del latín en una versión evolucionada de la "puerta" en castellano.

La idea que me trae es que un "pórtico" es un lugar de paso, de transición, como son las puertas pero en el pórtico caben muchas más posibilidades que en la puerta, porque  se puede entender exclusivamente como entrada o salida sin la necesidad de la cancela que impide el paso.

En una misión no tan solo lingüística sino arquitectónica el pórtico puede ir desde lo que identificamos como vestíbulo, terraza, pero sin dudar que también es una sencilla estructura basada en dos pilares unidos por la parte superior con algún tipo de tirante, viga a dos aguas o en forma de arco bóveda, como se puede encontrar en las iglesias o en una nave industrial.

Siempre estamos entendiendo que hay multitud de acepciones para las palabras pero hay que buscar, según mi forma de pensar, una idea que muchas veces define el concepto de una manera global en la que pueden verse incluidas todos las acepciones de forma conceptual.

Si buscamos la palabra Pórtico, antes hablamos de puerta o de paso como base sobre la que trabajar, lo que entiendo más difícil de comprender son los pórticos o pasos que cada día atravesamos de forma inconsciente como es en nuestro "paso" por la Vida.

Tanto de forma voluntaria como involuntariamente cruzamos pórticos que nos conducen en nuevas etapas, en las que debemos dejar al tiempo.

Donde me encuentro, los pórticos muchas veces solo se identifican con dos columnas o pies en los laterales dejando que sea el cielo quien de forma metafórica cierre la cumbre.

Otras tantas veces es el paso entre dos palmeras o árboles los que dan paso a un lugar por descubrir y generalmente para sorpresa uno acierta con la elección de ese "Adelante". El caso es que cuando me equivoco además de enmendar el fallo lo más sencillo es salirse por la tangente.

Dudo que todo el paseo de varias horas haya podido compilarlo en apenas una hojas, pero como bien decía lo importante es la idea central, lo demás son solo detalles que se adaptan a cada caso y poco más.

¡Me pido dar la comba!

HASTA PRONTO.

Publicado por Gotas de Rocío el 23/03/2018 | Comentarios (0)

Donde. Cuando. Como

Publicado el 22/03/2018 en Camino (364)

Por fin tenemos asiento de primera fila para una "Puesta de Sol" o "puesta de largo" porque me ha tenido toda una semana para poder descubrir la magia de la "desluz". Vamos que alguien se encarga de cortar el interruptor y casi nos deja en "modo pausa".

Como espectador y escritor al mismo tiempo tengo que dejar las cosas de lado porque todavía no se hacerlas a la vez. Ahora una nube me permite tomar las riendas de unas notas con una tranquilidad porque hay poco que ver y con la imágenes que pienso guardar en el móvil será posible distinguir como languidece el sol.

Hace apenas diez minutos era imposible mirar el sol de frente, ahora con la nubes de parapeto deja que los ojos levemente se posen en el circulo solar.

Las nubes empiezan a colorearse en tonos rojizos, rosas, naranjos según su proximidad al sol dejando las alturas para los brillos más luminosos.

Ya no hay dudas la puesta será con todo lujo de detalles porque nada se interpone entre "nosotros".

Tendré que concentrarme algo más en la escritura porque mirar el sol de forma tan continua está llegando a nublar mi vista.

En el horizonte solo hay dos rayas, la del mar y la de la nube en la parte superior, así que el escenario está preparado para el primer actor que tal como han levantado el telón se deja ver con majestad como lo debe hacer un Rey o para algunos un Dios.

Ayer ese mismo sol, solo se vio velado por las nubes y ya fue maravilloso, hoy tenerlo presente y en soledad hace que las nubes preciosas pierdan su color delicadamente.

Antes que desaparezca la claridad que precede al crepúsculo me permito descifrar que el sol una vez llegado al horizonte tarda unos dos minutos y veinte segundos en esconderse completamente y ahora solo queda un fondo rosa por poco tiempo. Son las diecisiete cuarenta y cinco.

¡Aleluya!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 22/03/2018 | Comentarios (0)

Agua

Publicado el 22/03/2018 en Camino (364)

Estos días he ido tomando todos los elementos primordiales no los de la tabla periódica y le ha tocado a uno de los fluidos que es esencial para la naturaleza, para la vida y que como curiosidad más que importante, tiene su presentación en cualquiera de las tres formas físicas de la existencia, sólida, líquida y gaseosa.

Cada mañana y en vista de lo que tenga a deparar el día una buena dosis de agua en su forma clásica    y por supuesto sin enfriar- no lo aguanto-, es la mejor terapia para todos los kilómetros que me quedan por recorrer. Intento todos los días iniciarme con varias horas de paseo por la playa que es realmente inmensa en las horas de bajamar.

He llegado a plantearme un día la "excursión total" acercarme a cabo "Catoche" pero lo considero un excentricidad no exenta de ciertas dificultades que no pretendo asumir a estas alturas de mi vida. Se me antoja que ni es imposible ni soy incapaz pero lo que me importa es que no necesito demostrarme nada para que cualquier contratiempo estropee estos días.

La tarea es sencilla serían unos cuarenta kilómetros que he recorrido en muchas ocasiones así que hoy podrían ser aceptables pero me echa atrás la soledad y los imponderables que en este caso pueden complicar una idea un poco absurda.

Pienso que no es tanto la tontería que acabo de pensar sino que mi cuerpo necesita la marcha como terapia que había olvidado y le estoy encontrando el encanto en la tranquilidad de un retiro como me he planteado estos días, sin planes, ni horarios, sino según salgan las cosas.

Esto anterior es propiamente el "efecto reparador del agua" ¡ que fluya! y estoy convencido que eso es lo que necesito, a falta de "ser agua" convertirme en ella lo que solo puedo hacer acercándome a ella o intentando dejar que los pasos y mi mente se dejan llevar por la naturalidad del ciclo de la Vida.

A esta idea de los ciclos, el agua también le encuentra sus respuestas que en el caso de los mares y oceanos, lo denominamos "Corrientes". Ellas se preocupan de poner en orden cada cosa en sus sitio cuando toca. A fin de cuentas la gota de agua que hoy está a mis pies, en un mes, un año, me resulta complicado saber donde estará y para ella no hay ninguna preocupación.

Con ese postulado me gusta presentar los días en una experiencia nueva que convierta cada vuelta en novedad, cambio, revolución - que sin querer es "dar vueltas" -, más o menos deprisa, más o menos con cambios, más o menos facilitadores de una nueva visión de la realidad.

Todo esto para hablar del Agua y sino de ella de alguna de sus propiedades, olvidando la más global que se puede decir de ella y es que en un porcentaje elevadísimo casi toda ella es una disolución con sal como quien habla de un plato de cocina.

A estas alturas que todas las reservas de agua son marinas y por tanto imposibles para el consumo humano pero de algún lado habrá salido esta combinación porque si miramos un poco más arriba en el "Aire" nos encontramos que otro fluido menos denso también tiene un combinación mágica de disolución de elementos para favorecer la vida en la Tierra y por ende de los seres humanos.

La idea que yo tenía cuando empezaba a escribir no era llegar "aquí" pero todo ha sido a causa de "Panta rei" y con esa fluidez la mente me ha traído a estos lares, que ni es lo esperado, porque pocos o ninguno de los planes solo han conseguido que

¡El Agua se lleve el cántaro a la fuente!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 22/03/2018 | Comentarios (0)

El Árbol de la Vida

Publicado el 21/03/2018 en Camino (364)

Es una imagen que guardo de las tiendas, negocios y lugares en México donde tienen a bien representar la Vida en unas obras de arte principalmente en cerámica con toda la creatividad que esta sociedad multicultural es capaz de representar.

Hoy caminando por la playa he visto esa misma imagen del "Árbol de la Vida" en los "árboles del mar" que no son sino las algas que el oleaje a arrastrado hasta la orilla y que conservan la rigidez de un tronco como el de cualquier ejemplar terrestre.

Los tengo ahora delante y observo como cada uno tiene las mismas referencias, la raíz, el tallo aunque el detalle de las hojas en el caso de estas algas está unido a los parásitos que se adhieren a sus formas de manera aleatoria.

Como no hay ninguno igual entre los árboles que he encontrado en la arena, hay diferencias en su aspecto, formas o tamaño pero me siguen refiriendo al concepto mexicano del "Árbol de la Vida" con la especialidad que en este caso no ha efectuado el hombre ninguna actuación material salvo retirarla de la playa para ocupar otro espacio más humano como puede ser mi casa.

Al igual que he encontrado estas maravillas en un lugar virgen, había gran cantidad de objetos para verdaderos descubridores porque llegar hasta allí cuando menos requería de un esfuerzo de cierta relevancia para la obtención de semejantes "recuerdos".

He recordado que el equipaje es una observación necesaria cada vez que se habla de peso y maletas en transporte aéreo, así que por el camino he dejado cachitos de historia porque no hay lugar donde llevarlo.

Como todo esto tiene una segunda, tercera incluso cuarta parte tengo en mente y a los hechos me remito, que hoy he conseguido nuevas obras de arte para poder crear un verdadero "Bosque de la Vida". Es solo una idea pero ya me la estoy imaginando en su sitio y con la composición porque son realmente hermosas las piezas individualmente así que en conjunto formaran algo cercano a la perfección.

Hoy por la mañana ha sido un tanto sorprendente porque he llegado a sentir escalofríos con las ráfagas de viento pero a medida que han pasado las horas me he sentido además de muy a gusto, feliz, porque descubría por fin un día de los que se suponen en estas tierras. -Nota- Todavía no he necesitado el aire acondicionado y si por el contrario una manta por la noche.

¡Ya "luce" en casa!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 21/03/2018 | Comentarios (0)

Viento

Publicado el 21/03/2018 en Camino (364)

Me estoy dando cuenta que la naturaleza me rodea por todas partes y este amanecer el actor que ha llamado a la puerta ha sido la autoridad de "Eolo" o "Huracán" "el díos del viento" como es conocido en esta tierras.

Con semejante carta de presentación se me ha ocurrido echar mano del sombrero porque al sol siempre hay que tenerle mucho respeto, pero ha sido una gran aventura mantener mi cabeza cubierta porque cualquier amago de levantarla suponía poner las alas del mismo en "modo cometa" para que la paja saliese rumbo al mar, como así ha ocurrido en algo que era inevitable, con baño sorpresa para rescatarlo.

Alguien podría pensar que lo fácil hubiese sido desprenderse de la molestia pero el sol sin ser cargante siempre estaba recordando la necesidad de protegerse. Como detalle de la primera hora era la doble sensación de "ceguera" y "humillación".

El primer sustantivo del casos destacados es debido a que al agachar la cabeza para proteger el sombrero, ese mismo ala me impedía ver más allá de los dos siguientes pasos, por lo cual me sentía bastante molesto, porque lo que busco en el mar es el horizonte y dejar vagar la mirada en lontananza.

Y cuando me refiero a "humillación" no supone sacar chepa pero si tener que bajar la vista o levantar la mano para sujetar el sombrero y no salga con la primera ráfaga que llegue.

Puedo asegurar que diez horas después de haber peleado con esa fiera que llega por todos lo lados me pasa por la cabeza la posibilidad que ciertas situaciones puntuales del viento provoquen momentos de "locura" -documentadas científicamente- a ciertas personas en determinadas circunstancias.

En la continua pelea que enfrentaba para no perder la cubierta se me ocurre que puedo ponerlo en la tripa y a lo mejor la propia fuerza del viento es capaz de mantenerlo en su sitio, para mi sorpresa comprendo que no es ninguna tontería, porque ¡se mantiene en la vertical".

Sorprendido por mi sagacidad- ¡Si no puedes, únete! lo más que puedo hacer es llevar los brazos algo más próximos al cuerpo para evitar que salga de nuevo por lo aires. En resumen solapo con mis brazos las alas pero es la presión y la fuerza del aire la que mantiene el efecto "premamá" del sombrero.

Tras varias horas de entretenido paseo y no solo por el viento sino por una experiencia general del nuevo día con las novedades que siempre llegan, entre las que encuentro que el tiempo se está convirtiendo en un concepto bastante elástico porque las oportunidades de un día a otro son siempre diferentes para mi alegría y sorpresa.

En resumen después de varios días en esta costa me permito anticipar como el día tiene la opción de desarrollarse con un compás diferente al de la vida diaria, por lo que creo acertado aprovechar la mañana para hacer todo lo importante porque la tarde es una opción prácticamente descartada.

Veremos como se presenta la próxima jornada porque todo aquí es un tanto confuso para una mente septentrional.

Otro giro "derviche"

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 21/03/2018 | Comentarios (0)

Nubes

Publicado el 21/03/2018 en Camino (364)

Casi todo el mundo echa pestes de las nubes pero en su versión más usual presta un servicio que nunca valoramos suficientemente.

Puede que en uno de los casos más molestos que nos podemos encontrar es cuando estamos de vacaciones en la playa y sentimos la "necesidad" de disfrutar de un sol "garantizado" cosa que yo no comparto de ninguna manera.

Alguien puede pensar que estoy loco, pero cambiaría ese epíteto por el de "práctico".

Cuando salgo a la playa ni me gusta tumbarme al sol ni quiero transportar ninguna sombrilla, porque ni me voy a sentar y siempre confío en la presencia de esos "toldos" naturales que tienen a bien ir cambiando de posición según sople el relente.

Con las mismas puedo asegurar que un paseo con las temperaturas del trópico y sin protección solar o vestimenta apropiada, con la acción de las nubes permite que podamos caminar sin el riesgo de unas quemaduras de primer grado en las primeras horas en la arena.

Así que agradeciendo lo que algunos creen inconvenientes ¡Bienvenidas sean!

Seguro que ahora viene otro y me tira todo con los planteamientos contrarios y seguramente también tendrá su razón, pero lo que está claro es que la tierra se mueve en estos ciclos y ni podemos cambiarlo ni opino que se conveniente para nadie.

Las nubes están ahí por algo, que científicamente tendrá su explicación y en lo que no puedo entrar por desconocimiento.

Se me pasa por la cabeza que una sombra es un símil de una nube y con semejante emparejamiento no es que salga muy bien parado el concepto porque casi siempre las acepciones no son valoradas desde un punto de vista positivo, alejando la posibilidad de una valoración objetiva de algo que es agua en su faceta aérea.

Si, es algo así como "Donde va Vicente va la gente" y cuando se valora por la generalidad algo como negativo, ¡olvídate! la causa está perdida.

Yo solo tengo que reconocer que en algún instante las nubes han estado ahí para incordio de ciertas circunstancias como es la visión de la Luna, una puesta de Sol, o en su defecto durante mucho tiempo, una sequía pertinaz que no hay por donde pillarla.

Hasta aquí he hablado de mis opiniones sobre las nubes pero seguro que se pueden tratar muchas notas sobre cada una de sus acepciones así como de los mismos tipos de presentaciones, porque ni todas traen agua aunque su apariencia las delate.

Me permito añadir un detalle respecto a las nubes y por tanto "al clima", queremos que como en nuestra casa haya "aire acondicionado" o "calefacción" al gusto y eso permítanme decirlo ¡Es imposible! y por supuesto no me gustaría pensar que fuese posible, sería uno de los motivos para el desastre en el planeta Tierra.

Hoy tampoco veremos la puesta de Sol.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 21/03/2018 | Comentarios (0)

Amable compañía

Publicado el 21/03/2018 en Camino (364)

Pasan por la cabeza un montón de ideas pero la que me viene a la cabeza es la "compañía" y la culpa que tiene la lluvia de sentarme, para pasar al papel todo el conocimiento que día a día uno descubre bajo las piedras o tras las palmeras cuando te encuentras en estas latitudes.

Hoy o por lo que queda del día me parece que vamos a estar acompañados de un meteoro que para los lugareños y para el negocio turístico, podría irse a otro lado pero a mi tampoco me preocupa porque siempre hay un motivo para algo.

Con la oportunidad que ofrece este mirador que encuentro durante el paseo me sirve para una pequeña lección de pesca o de naturaleza.

En el horizonte se pueden ver varios delfines que saltan y aves que revolotean al mismo tiempo. Para un profano sería un detalle sin importancia pero los comentarios del camarero, me hacen entender toda la relación entre los actores.

Concluyendo ¡Hay un posible banco de sardinas! que no se ve pero que los delfines intentan deshacer el cardumen para llenar sus barrigas con las piezas que se salen del esquema defensivo. Con la misma complacencia las aves esperan encontrar parte de la pitanza y por eso el sobrevuelo.

Como tercer invitado llega la nave de turistas para avistar de cerca los cetáceos al aviso de esos detalles anteriores que los profesionales del mar saben entender a la primera.

Este espectáculo no tiene precio y debo recurrir a los recuerdos para explicarlo, porque desde la distancia, la experiencia de estas imágenes para mi desconocidas me han mantenido abstraído durante un buen rato.

A propósito del "Agua vertical" que sigue en su suave y sutil presencia, observo como hace un juego según cae sobre las mesas y salpica, como resbala en las palmas y gotea en un continuo e incesante "gota malaya", como hace burbujas sobre la superficie del mar, como en las hamacas se queda creando formas que dan pie a la imaginación para crear conceptos.

Todo esto, tal como viene me plantea la posibilidad de organizar el regreso "a casa" que en estos momentos esta algo desplazado de mi ubicación.

El que me lea creerá que es pura estrategia pero yo más bien creo que la palabra apropiada es "intuición", porque el efecto del agua es constante y no tiene visos de ceder por mucho que aparezca algún claro en el fondo.

Tomamos la tangente

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 21/03/2018 | Comentarios (0)

Miedo "al cuadrado"

Publicado el 20/03/2018 en Camino (364)

El título es uno que ya he repetido en más de una ocasión por eso simplemente le he añadido las "comillas".

Es cierto que el miedo puede tener categorías que pueden valorarse en diferentes escalas pero en si el miedo es como a mi me gusta definirlo, como: ¡La aversión a no enfrentar "algo"!

Se puede uno referir a variados temas según a uno le afecten pero solo entiendo un "muro" cualquier "fobia" a la que hay que enfrentar con martillo pilón, pala o bola de derrumbe, tampoco descarto la dinamita para hacer volar por los aires después que uno se ha puesto a cubierto.

Primero es el muro pero muchas veces ese pánico está en el mismo lado, así que cuando los hechos que enfrentamos se diluyen si sabemos que ese miedo está enfrente mismo porque por suerte es un espejo.

Si tú eres capaz de diluir tus pensamientos más terribles en tu propia mente el miedo puede pasar a ser temeridad pero sin llegar a ese punto, lo más aceptable sería la prudencia.

Así con la mente fría todo se hace más tranquilamente, la ansiedad desaparece y cuando menos el problema si resulta imposible derribarlo, lo evitamos con maniobras de todo tipo que consiguen mantenernos en es situación estable cercana a la quietud.

Oir el agua es una forma fulminante de alejar el miedo y encontrar la paz que con su paso activa el flujo vital que el desconocimiento tiene "atorado".

Alguien puede pensar que solo son palabras y es cierto pero todo lo escrito está basado en mi propia experiencia diaria y a cada paso me encuentro con la oportunidad de poder ponerme a prueba.

Hoy ha sido muy curioso un problema por la mañana, pero lo mejor ha resultado que en lugar de asustarme me he echado a reír porque en este caso el miedo solo era una idea en mi mente, que directamente he borrado, para seguir con el curso de la jornada.

Aplicando lo anterior, las "maniobras disuasorias", me pongo en marcha e inicio con la recarga de la artillería pesada para responder a una ofensa que no tiene sentido pero que no puede quedar sin respuesta.

Conseguidas las fuerzas propias para la respuesta, me encargo de encarar con sus mismas artes, una respuesta que cuando menos le va a poner los pelos de punta porque como diríamos vulgarmente: ¡La mía es más grande!

A las pruebas me remito. Es tan sencillo como acudir a mis archivos y ahí está todo documentado así como del texto de este escrito.

Lo curioso del caso es que una vez respondida la afrenta, me he quedado como unas pascuas, sabiendo que la respuesta además de correcta a descompuesto a mi interlocutor porque no sabe como traducirla por la pobreza que le precede - y no hablo de dinero - sino de falta de "alma" para aterrorizar al personal ¡porque si!

Creo que se ha encontrado con alguien que solo traga, lo estrictamente necesario y si de ello se puede extraer alguna consecuencia beneficiosa.

Solo cabe la Luz ante la oscuridad.

Solo la Razón ante la estupidez.

Solo la Verdad ante la ignorancia.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/03/2018 | Comentarios (0)

Puesta de Sol

Publicado el 20/03/2018 en Camino (364)

Hay que acabar el día, mejor las horas de Luz y ya que no hemos podido ver salir el sol - soy poco madrugador- ¡nada madrugador! Me siento obligado a sentarme en este malecón para ver una de las maravillas diarias que cada persona puede disfrutar allá donde se encuentre.

Hoy cabe la posibilidad de ver en el horizonte el ocaso pero todo esta sujeto a las inquietudes de una naturaleza tropical y de por si impredecible.

A falta de un buen rato las opciones se van cerrando y no para un espectáculo en todo su esplendor sino para un ¡Suspendido por indisposición de los "artistas"!

Atendido el caso, la voluntad y el quehacer del actor principal no me cabe duda pero todo sin complicaciones y la primera es que no creo que levanten el telón. Han dicho las nubes que "rien de rien" llamadlo "huelga de brazos caídos" o como quieras pero las dudas se cumplen por momentos. Al fondo donde debiera verse el sol, solo se descubre una cortina de nubes descargando con ganas y mejor que haya decidido actuar en esa pista y no en otra más cercana.

Sin grandes pretensiones de meteorólogo, solo se me ocurre pensar que si sigue lloviendo de esa forma a lo mejor hasta aparece un claro para que el "rayo verde" nos deslumbre en su instante mágico.

Aquí al aire libre lo más que puedo hacer es aprovechar una luz que va desapareciendo im perceptiblemente pero sin opción a "un paso atrás". Mientras pueda este asiento duro como la piedra me mantendrá por un rato ante el cuaderno de notas.

Siguiendo el hilo conductor del tiempo, puedo comprobar con los naturales del país, que el clima está un poco loco, porque en estas fechas, "Esto", no es lo más habitual entre los datos históricos que se tienen de la zona, así que el personal se lleva las manos a la cabeza.

Reloj en mano, tengo que reconocer que ya solo queda la luz del crepúsculo, pero nada de resplandor o brillos, es la misma claridad la que nos mantiene a unos locos mirando al poniente, sabiendo que el sol ya ha cruzado la línea del horizonte.

Intentaría muchas cosas o al menos son muchas las que pasan por mi cabeza, pero creo que la más eficaz de todas será levantar el campamento porque nunca desechamos la ocasión para volver en próximos días, el segundo mayor espectáculo del mundo.

Si hay dudas el Primero es el "Amanecer".

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/03/2018 | Comentarios (0)

Tranquilidad

Publicado el 20/03/2018 en Camino (364)

Tengo que reconocer que el descanso hoy ha sido "pleno" la intensidad del día anterior me acercaron a un punto en el que necesitaba reposo y lo he conseguido tras catorce horas de sueño.

Ese horario un tanto particular me ha permitido como no acostumbro a hacer para recorrerme durante más de tres horas parte de los inmensos arenales que rodea solo en sus proximidades la localidad de Holbox. Todo lo que hay más allá de su perímetro es naturaleza y playas inmensas.

Pero todo hoy ha venido relacionado con el concepto del título "la paz", del sueño, de un desayuno en toda regla, del paseo, de las compras necesarias y para cerrar semejante situación "óptima", he encontrado la solución al problema que me traía un tanto despistado.

Me explico, mientras iba observando todos los detalles de las calles, las tiendas, mis búsquedas y demás informaciones que tengo la misión de conseguir, llego a la que directamente me interesaba y que la descubrí de casualidad mientras creía leer otras cosas.

Sorprendido, di un paso atrás, abrí bien los ojos y analicé lo que de forma arbitraria había leído, para comprender que la solución llegaba como quien siente la "brisa".

Desde que hice la contratación del vuelo de regreso dude de si había contado con el horario o había metido la pata. Durante todos esos días siempre regresaba a mi mente,

¿Llegaré a tiempo? ¿Cuantos enlaces tengo que realizar?¿Posibles retrasos? ¿Otros imponderables?.

El caso es que ahora todo está cuadrado y perfecto, quedando incluso margen para incontingencias. Esa tranquilidad y que haya llegado tan pronto me va a permitir poder disfrutar estos días con el mayor de los placeres que ya podía esperar.

Como remate del mediodía y como bien explicaba antes- las tareas hechas- repondríamos fuerzas en un ambiente lo más relajante posible y no podría ser de otra forma sino frente al mar.

Unos platillos mexicanos con el toque justo de picante y la vida como el sol que ha convertido el día de hoy en un placer "caribeño" permitiendo que ¡Todo fluya! placidamente.

¡Solo espera el mar!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/03/2018 | Comentarios (0)

Nuevo Amanecer

Publicado el 20/03/2018 en Camino (364)

Acabo de tener un sueño maravilloso, por titularlo de alguna manera la escena consistía en recomponer los pedazos de la historia de una forma "veraz y creíble".

En un salto cuántico estaba tan pronto con los personajes de 1800 o principios de 1900 y convertíamos las verdades publicadas o "conocidas" en contraste con los datos reales del momento preciso para conseguir hablar con los actores de cada caso concreto no con los redactores de la actualidad.

En este montaje participo gente tanto próxima a mi en la actualidad como personas famosas con las que apenas tengo relación pero que me trataron como a un miembro más de la familia.

Todo fueron confesiones, verdades reveladoras, fachadas destruidas, tópicos muy típicos que ocultaban los velos de la censura de su tiempo.

El caso es que atacamos todos los frentes, la política, la sociedad, la policía, las buenas maneras y lo que está detrás del atrezzo. Fue toda una "Explosión" el experimento porque unos y otros se sentían felices de todo lo que les había costado recuperar una realidad que hasta eses momento había sido distorsionada, - y hablo de cualquier instante de la historia-.

He hablado del "salto cuántico" por definir de alguna manera como podía estar en el pasado y el presente al mismo tiempo, e incluso he hecho mis pinitos en los saltos "al futuro" pero lo importante es la confirmación de unos hechos contrastados y presentados en la actualidad ante un público "actual" que ha debido de cambiar su punto de vista de una etapa histórica en la que la sombra no dejaba ver la claridad y la verdadera luz para la cultura pero que queda al margen de los libros "Por el Interés te quiero Andrés".

En la misma línea tengo que guardar una mención especial a la revisión que sobre la historia y las gentes de mi "pueblo", me dedique a interpolar dentro de esta obra para descubrir que de veras son la verdad de mis creadores.

Todo el trabajo ha sido excepcional y lo más llamativo del caso, es el relevo que las generaciones actuales demostraron en su interés por revisar esa situación del "Aquí y Ahora" para descubrir lo que hay de verdad en él y ponerlo al descubierto como habíamos hecho con el pasado.

En un detalle de sinceridad plantee que todo lo que habíamos hecho y todo lo pendiente tendría un problema y es el hecho que debíamos ser nosotros mismos los que trataríamos con la necesaria objetividad unos hechos totalmente subjetivos con nombres y apellidos así que habría que aplicarse a una política de datos que nos permitiesen alcanzar el fin de una verdad siempre relativa pero más cercana al hecho que no a las valoraciones.

Otro salto, pero esta vez en el Camino, hay que poner en este momento la vida en tierra, desplazarse en distancias fáciles para poderlas hacer por carretera. Con este nuevo viaje mi intención es conocer un espacio natural que hasta día de hoy ha podido huir de las masas turísticas todo ello debido a una localización un tanto complicada porque en realidad hablo de una isla virgen.

Aprovecharé la ocasión para poder poner en orden algunas cosas   porque allí el tiempo es un concepto que voy a intentar borrarlo de la mente en una labor "sanitaria" para todo lo que tengo que enfrentar en este emocionante año que iniciamos.

Un paso adelante.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/03/2018 | Comentarios (0)

¡Compártelo!

Publicado el 19/03/2018 en Camino (364)

Sencillo y claro al mismo tiempo. Uno intenta - y a veces lo consigue-disfrutar como un niño porque es la única y verdadera manera de vivir.

A ellos, siempre dentro de las posibilidades de cada uno se les entrega todo sin miramientos, es, su sonrisa clara o un "puchero" lo que centra la atención y consigue su premio que a temprana edad es la necesidad de alimento o cariño.

Este último detalle es el que más nos falta y nos altera a los adultos por lo cual dejamos de prestar atención a la verdadera naturaleza para perdernos en la realidad social.

Cuando en unos días como los de esta semana te encuentras con todo el rosario de amigos que tengo a bien recuperar en cuanto puedo, descubres que algo tan sutil como la felicidad está a la vuelta de la esquina y también tomas la debida perspectiva, sabes que hay que dejarse llevar para que sea más fácil la vida.

Enfrentar la corriente puede ser otra manera de vivir y de fortalecerse en la que se requiere un valor especial porque todos los demás nos vemos recompensados con el esfuerzo.

Retomo la escribidera un poco más tarde con el sol bien alto y los pies sobre una arena limpia y si es que no brilla es debido a que se encuentra debajo de una sombrilla.

Alguien decía que el Caribe es tranquilo, pero hoy con el viento que sopla se ha levantado con ganas de fiesta para entretener a los bañistas, así que la bandera roja flamea a lo largo de todo el arenal.

Un paseo de más de dos hora me ha cansado lo suficiente como para desplomarme directamente sobre la hamaca y con los gemelos un poco cargados del firme irregular de la arena.

Si eran las olas las que rompían a los pies, como se hundían bajo el efecto de la corriente. Si recorría la arena seca esta se deformaba como la plastilina para dejar una huella irrepetible a cada paso con el consiguiente esfuerzo para la planta del pie.

Cualquiera que lea lo anterior puede pensar que soy de mantequilla- que dirían en mi tierra- pero lo que en realidad siento es que cada paso de mi piel ¡Esta vivo!

Siento el aire, el sol, la lluvia, el mar, la arena, todo es realmente ¡perfecto! es una experiencia de vida, nada virtual o de parque temático. Solo se me ocurre observar el horizonte y descubrir que mientras yo me protejo hoy a la sombra, donde debiera de encontrarme está cayendo un tromba de agua impresionante con el cielo completamente negro y no descarto que esas nubes me alcancen porque no serán bienvenidas.

Creo que ha sido una gota la que acaba de rozar mi brazo y el sol aunque cae de manera transversal entre nubes se preocupa que el viento se acerque o aleje nubes como en una partida de cartas.

Acudo a los pensamientos de la mañana y en una soledad compartida- en una playa es difícil sentirse solo- intentaba buscar en la ribera alguna pequeña piedra que recoger, pero solo he conseguido restos  calcáreos de conchas grandes y es que la coloración de estas playas blancas tiene su razón de ser en la descomposición de las conchas marinas a lo largo de la vida de la tierra en las orillas de los continentes.

Tan blanca y suave como las azucenas.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 19/03/2018 | Comentarios (0)

Hoy

Publicado el 19/03/2018 en Camino (364)
Hace unas horas que han comenzado las andanzas  de un turista sin sentido y  con las posibilidades que ofrece el tiempo libre , nos  dedicaremos en este arte de la soledad  que apenas dominamos pero que da la oportunidad de un sentido tan solo.
 
Escribir, además de imaginación requiere una cierta "conversación" entre el titular de las ideas , El "cerebro" y el ejecutor material de las fechorías, " la mano".
 
Es también de un proceso creativo una forma de constatación de lo que pasa por la cabeza, pero solo de aquello publicable  porque la "pelota" siempre le da por desparramarse en autenticas tonterías. 
 
En esas estamos y desde la madrugada todo ha empezado bien. A diferencia de otras ocasiones he dormido feliz y contento con la consciencia encendida mientras dormía. Ha sido un sueño espectacular la realidad se desarrollaba de una forma correcta para  todo el mundo, no había espacio para el error o las malas interpretaciones.
 
Casi podría asegurar que no era tal sueño sino la realización de unas esperanzas, porque la evolución de los acontecimientos era "teledirigida" por mi conciencia, una manera feliz y alegre de entender la vida con la simplicidad de los acontecimientos cotidianos.
 
Poder escuchar el despertador tras el descanso me pone las pilas al momento para poder acabar de cerrar las maletas y descubrir que la ciudad a primera hora sigue otro ritmo que pocas veces veo y que tampoco me atrae especialmente teniendo una hermosa almohada por compañía.  
 
SI LA VIDA TE SONRIE
 
HASTA PRONTO
 

Publicado por Gotas de Rocío el 19/03/2018 | Comentarios (0)

Como los 90

Publicado el 10/01/2018 en Camino (364)

En aquellos años hice unos cuantos viajes de forma "aventurera" con el destino asegurado pero al mismo tiempo convertía cada día en una aventura.

Así ha sido esta semana, había planes o simples ideas de lo que se podría hacer, pero lo mejor de todo era la sorpresa que iba a encontrarme cada amanecer.

He exprimido los días lo mejor que he podido sin dejar nada importante por hacer y como soy persona de segundas oportunidades siempre queda la opción del regreso, convencido que han quedado grandes cosas en el tintero.

Todos los días como en los toros ha corrido su suerte y yo la he disfrutado como nunca. El caso del miércoles y jueves han sido excepcionales porque todas esas horas de luz, para viajar y conocer se convertían en noche para regresar de nuevo a casa pero siempre con la duda de cuando y como llegar.

Esta situación se debe a que esos días elegí un medio de transporte en el que no había más que una norma básica a tener en cuenta de primeras el precio del billete "único" que permitía elegir destino salvo que no valía para los trenes rápidos.

Los traslados en regionales eran interesantes porque los pueblos pasaban despacio y siempre con la opción de bajar a cada momento y esperar el siguiente servicio ferroviario.

Así por ejemplo ayer cuando elegí la parada se me apareció un ángel que me soluciono todos los problemas que yo ya me había planteado y con algo de documentación turística me permitieron planificar todo el día de una manera precisa y aleatoria al mismo tiempo.

Uno tras otro los horarios, los pueblos, los diferentes medios de transporte iban encajando como en un puzzle. Descubrí pequeñas localidades de las que nunca hubiese oído hablar sino me informaron, de casualidad, el día anterior.

Y en esos mercados encontré algo que me parecía necesario y típico de estas fechas como referencia para próximos años, "Un calendario de Adviento".

La idea original para el inicio de la Navidad y como recordatorio de todos los presentes que cada día recibimos de forma completamente natural. Solo se me ocurre pensar que es la representación y la espera de algo deseado durante mucho tiempo que se va a recibir con gran alegría y fiesta.

Feliz cual perdiz con mi regalo en la bolsa para un momento y la suerte con mayúsculas se aparece ante mis ojos para mayor regocijo personal.

Con todas estas andanzas la tarea a primera hora de tarde ya estaba hecha pero aún el reloj daba la oportunidad de seguir explorando las orillas del Rhin.

A favor de la corriente

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 10/01/2018 | Comentarios (0)

Por unos segundos

Publicado el 10/01/2018 en Camino (364)

¡Un milagro! Parece increíble pero es cierto. Se ha dicho toda la vida "el tiempo es oro" y a veces dejarlo pasar es la mejor forma des disfrutar de la riqueza que no se valora en el vil metal.

Aceptar el tiempo es sentirse rico, es comprender lo que somos, descubrir donde estamos, saber que queremos, buscar nuestras necesidades, sonreír aunque cueste, brillar aunque sientas la oscuridad.

Esas ideas y muchas más se han amontonado en mi cabeza cuando he viso como perdía el ferry y me ha entrado la "risa floja", vamos que "me he partido el eje".

A es pequeña espera le ha continuado una consecuencia evidente como es la perdida de la siguiente conexión ferroviaria en las mismas circunstancias por segundos, un minuto quizás.

Atendidos todos los detalles esa media hora en el reloj ha sido perfecta para llegar al siguiente destino con todos los comercios que a mi me interesan cerrados, una forma de ver la vida sin culpa de no querer comprarlo porque en realidad nunca ha existido esa posibilidad.

Mi bolsillo y la tarjeta de crédito han descansado por un rato y de la misma manera la maleta todavía entrará en los parámetros de peso y medidas cuando llegue al aeropuerto.

También hay que dejar claro que la parada ha sido perfecta porque esta pequeña localidad se lo merecía, es encantadora, recogida, con las notas típicas de un paisaje urbano digno de fotografiar, pero p ara el que mi cámara no tiene, las aptitudes suficientes.¡ Habrá que volver! de día o en verano.

Esta última idea descartada porque creo que la pequeña ciudad estará tomada por tropas de turistas invadiendo de forma incruenta todas las murallas y puertas de la ciudad que se mantienen abiertas a todas horas.

Bacharach

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 10/01/2018 | Comentarios (0)

Difícil elegir

Publicado el 09/01/2018 en Camino (364)

Todo lo que veo, oigo, ( el motor del barco) me complican la cantidad de sensaciones con las que me enfrento.

Quiero ver y grabar todo en el cerebro.

Quiero escribir impresiones en palabras cortas de fonemas y amplias de significados.

Quiero sacar fotos, sin batería.

Disfruto del balanceo de un barco. La lluvia cae fuera y el calor del comedor de la nave convierte en placer una cerveza exquisitamente servida.

Este recorrido me recuerda fácilmente todas las maquetas de tren que veo en cada ocasión. Las casas, trenes, barcos, ciudades, parque, carreteras....todo está en una franja de algo más de un kilómetro donde el río se ensancha, porque en los laterales o hay rápidos, bajíos o muchos veces árboles en islas que la riada en estos momentos ha cubierto.

Ahora mismo mirando por proa del barco veo un carguero al que creo adelantaremos porque nos acercamos con rapidez.

Sobre la marcha me viene una pregunta ala cabeza. Ahora estamos en el tramo más ancho y el río baja impetuoso, cuando llegue a Loreley, lo más estrecho este agua tiene que tener una profundidad relativamente importante porque sino no cabría este inmenso caudal por tan angosto valle.

Y volvemos a la andadas, otro adelantamiento pero en este caso es un barco que ayer me encontré amarrado en Coblenza y vamos a cruzarnos en el mismo instante tres cruceros y un carguero a unos ocho metros el adelantamiento y de frente apenas cuatro metros los dos barcos que bajaban por el río.

Todo esto y más repite en las dos riberas porque siguen paralelas las carreteras y el tre el curso que fluye con enorme fuerza.

Para haceros una idea de lo que es este tramo, en ciertos sitios los pilares de la carretera van sobre el mismo cauce o como voladizos sobre el río, no hay espacio para más.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 09/01/2018 | Comentarios (0)

Un último repaso

Publicado el 09/01/2018 en Camino (364)

Hoy va a ser un gran día, en el cielo ha sido posible ver la luna entre alguna nube cuando todavía el sol era un sueño.

Recorridas las calles y las plazas, los campanarios y tejados convertidos en sombras dejaban un espectacular azul como fondo.

Al mismo tiempo pasar las tras un mirador por el que la luz entra a raudales es conseguir que en una semana haya podido descubrir esa Alemania real que no viene en los folletos turísticos.

Donde el tiempo climático se soluciona con un aire acondicionado o la calefacción de un autobús.

En mi caso he estado buscando en cada lugar lo mejor que podía encontrar, el alero de una casa, el toldo de una tienda o el reconfortante café de un bar cuando aparece por arte de magia en el instante preciso. Un bar en este país es "rara avis" no como en mi casa, que salen como setas.

Con esa suerte que busco, la idea es que hoy comprenda un poco mejor el carácter de unas gentes que como en mi tierra lo define el fluir de un gran río.

A lo largo del día veré como se desarrollan los acontecimientos porque la aventura no ha hecho más que comenzar, así que dados al aire y esperemos lo que sea, porque lo miraremos con una sonrisa en la comisura de los labios.

Volver sobre los pasos es muchas veces una experiencia enriquecedora porque las sorpresas pueden seguir llegando sin que se produzcan los pálpitos de la primera ocasión, porque la nueva oportunidad te permite ir conociendo cosas que ya te hubiera gustado saberlas con anterioridad, pero no me duele para nada todo lo vivido porque estoy seguro que cada vez he tenido mi tiempo y es tontería pensar en el "condicional", "Si acaso...".

Es pre-ocuparse cuando de ninguna manera el "prefijo" es necesario para nada salvo para "perjudicar" o "prejuiciar" actitudes y lo verdaderamente necesario es "ocuparse", "actuar", "vivir el presente" con la naturalidad que sale de nuestra mente.

Siempre lo repito y no me canso "Carpe Diem" como en su versión más moderna "la navaja de Ockham"- "A cualquier problema la solución sencilla es la correcta".

Con esa clara sencillez acabo de simular unas tentativas para este jueves, que es la traca final de la semana de vacaciones que he ocupado de disfrutar como creo que ha sido lo mejor, con todas las circunstancias en un sentido u otro.

Estamos de nuevo junto al Rhin y sigue asombrándome la grandeza y el poder que se observa en sus aguas turbulentas del deshielo.

¡Y la nave va!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 09/01/2018 | Comentarios (0)

Perder el tiempo

Publicado el 09/01/2018 en Camino (364)

Un placer del que poca gente puede decir que ha disfrutado. la actualidad de la vida impone pautas que son lacras en su aplicación pero bastante certeras en su realización.

El caso es que todos acaban haciendo lo mismo, poca gente sale a mirar por la ventana, observar el paisaje, oír el sonido del viento o el trino de los pájaros. Una charla sin compromisos, unas pautas ordenadas, el paseo ¡porque sí!, perder la vista en el horizonte y descubrir que todo es bello, todo ocupa su lugar, hasta la perdida del tiempo resulta maravilloso porque a todo se le encuentra el preciso encanto del "dolce far niente".

En una nueva parada he visto algo que me ha gustado, porque he creído ver un jardín cuando en realidad era un cementerio con la elegancia de una naturaleza que rodea de vida la sepulturas que allí estaban.

En esta última idea, una forma como otra cualquiera de ver la belleza donde otras personas solo encuentran desolación.

Lo que de alguna forma en mi manera de ser es triste, es el gris, porque no entiendo ese color que abandona la luz del blanco pero no quiere reconocerse en el vacío del negro.

Es una tierra de nadie donde a lo mejor es el mejor lugar para encontrarse, en el medio, pero el caso es que la fuerza ha desaparecido pues el color con todo lo que implica, deja en el gris una paleta que siempre es multicolor.

Van pasando las horas y lo que en la mañana era una visión buscando el horizonte ahora se queda a corta distancia porque las nubes han bajado e impiden que las retinas se pierdan en las crestas de las colinas con viñedos y un cuarto de hora más hora tarde ya son solo las farolas los focos de atención.

Llego la noche apenas recién tomado el café.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 09/01/2018 | Comentarios (0)

A las fuentes

Publicado el 09/01/2018 en Camino (364)

Puede decirse que según dejamos el "plano" de la tierra del Rhin, el curso del río en su parte alta empieza a rodearse de colinas porque no pueden llamarse montañas, quizás algo más adelante, corriente arriba, el desfiladero que ha creado el curso fluvial será algo más espectacular como para hacerlo en barco.

Después de un rato por fin regreso a las riberas del río donde es especialmente ancho y esta mostrando en mi modo de ver una crecida magnifica que ya anoche pudimos apreciar en el paseo vespertino.

Cada parada del tren va mostrando un poco del carácter local de sus edificaciones con las particularidades que diferencian cada uno de estos ducados, principados, obispados o burgos libres que han creado la historia de Alemania.

He pensado en ir apuntando los diferentes pueblos pero la lista iba a ser muy triste para recordar todo el color y las formas de las construcciones junto a la misma altura de las aguas que hay en varias curvas que hemos cruzado. Bajan con el agua del deshielo de las pasadas nevadas.

En algunos lugares hay que reconocer el valor a los pobladores de las riberas el río porque apenas en muchas casas sus portales están apenas a un par de metros de una corriente que es fuerte y con las crecidas no quiero ni pensarlo.

Tras tomar unos videos, me quedo con una impresión maravillosa de este recorrido, me da pena ponerme a escribir cuando delante tengo unas imágenes preciosas. En Boppard he tenido una impresión triste de un momento en el cual se podrían ver las murallas pero un tren ha cruzado en ese instante precisamente dejando unas imágenes borrosas e intercaladas de los muros.

El caso es en todo el recorrido del tren en este tramo son las montañas las que convierten el río en un canal en el que la única escapatoria es seguir el rio.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 09/01/2018 | Comentarios (0)

Por un café

Publicado el 09/01/2018 en Camino (364)

Y una larga espera. tengo clara cuales mi intención estos pocos días que faltan para recorrer la zona del Rhin y lo voy hacer con la tranquilidad de tren local y su paso ligero como el del río que lo flanquea.

Son apenas unas horas pero todas ellas para el sosiego y dejar que la mente fluya en unos momentos a favor pero empezando contracorriente ahora que todavía quedan fuerzas renovadas de un día lleno de luz y con cielos entre nubes y claros.

Hoy es Santa Lucía, la magia de descubrir un rayo en la oscuridad, la alegría por delante de la tristeza, la paz sobre el enfrentamiento.

Lucir es dejar que la vida salga de nuestros corazones y pensamiento, que toda adversidad se quede atrás o sencillamente se olvide porque aunque sean necesarias las que se vana a quedar en el alma son la felicidad de los amigos, la ilusión de un nuevo paisaje, las campanas que no tienen porque sonar, solo es necesario que te hagan vibrar.

Vivir y vibrar, es posible que vengan de la misma raíz porque en cierto modo la música es al pentagramas lo que la vida a nuestros pasos y latidos.

Se puede hablar de clave "de Sol" o compás de tres por cuatro, al igual que la tensión , el pulso o las sinapsis en sus interacciones.

Creo pensar que para conseguir esa comunión entre la vida y el ritmo, es ciertamente complicada porque pocas han sido y son maestros para entender la sinfonía que completamos cada día.

Este amanecer con todo lo que apenas ha transcurrido en tres horas, da para todo un libro, los preparativos de la fiesta, las velas, que no podían faltar, pasteles, regalos, sorpresas y unas sonrisas que dibujaban una expresión entre incredulidad y adulación.

A partir de ahí todo tiene que llegar a su tiempo y esta tarde podremos decir que celebraremos un gran "Aria" para ir cerrando etapas.

¡Arriba el telón!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 09/01/2018 | Comentarios (0)

El Sacro Imperio

Publicado el 08/01/2018 en Camino (364)

Hoy hemos echado mano a los trenes y vamos a llegar a la sede de la Corono Imperial, lo que para muchos es la herencia del Imperio Romano.

La mañana, exactamente el amanecer como uno puede esperar en estas tierras no es luminoso y además le cuesta mucho salir el sol, es como en casa donde la luz es un poco más manifiesta.

De primeras y como aperitivo he tocado una sesión de marabunta ferroviaria tanto en trenes como en metro y demás medios de transporte porque era la hora punta incorporarse al trabajo. Me ha gustado ver como se unían los trenes en los andenes y fluía todo con naturalidad a un ritmo casi frenético.

Estoy convencido que sin la ayuda de Carol todo hubiese sido más complicado porque la estación era más bien un hormiguero en el que buscar tu lugar requeria cierto empeño y precisión.

Con un pequeño retraso la combinación del tren la he realizado sin problemas, pero con la suficiente fijación para que los errores no me obliguen a cambios innecesarios. Lo que ahora me motiva es descubrir una ciudad de la que espero mucho porque entiendo que un centro histórico par toda la historia europea.

De una manera simbólica su situación en el mapa es sintomática del corazón que late en una conexión de rutas y naciones que han querido permanecer juntas dentro de la diversidad cultural o de lenguas de tres países a tiro de piedra.

Una nota a tener en cuenta en esta mañana como espero en días sucesivos es la dedicación que pretendo aplicar a las notas de viaje de cada jornada en este cuaderno.

Hoy la altura deja claro junto a la temperatura que la nieve es solo un suspiro estrellas gotas de un débil pero constante aguacero, los paseos se convierten en un juego de goteras en la cabeza y hombres como un juego de la oca saltando de adoquín en adoquín para salvar los charcos.

En esas historias sencillas y al mismo tiempo entretenidos que hacen sacar una sonrisa porque he sido yo quien he elegido y con semejante compañía "la lluvia" solo se puede crecer.

Las estrechas calles dan pie a pasar delante de todo tipo de comercio en donde el chocolate y los dulces son el atractivo más destacado de todas las tiendas que veo. Solo se me ocurre pensar que la influencia que el chocolate belga tiene apenas a unos kilómetros es determinante.

En un primer momento solo las calles son las que deciden la ruta pero es la impresionante catedral que se descubre en apenas unas manzanas como un templo magnífico al que hay que reservar un buen rato de esta mañana.

Todo el centro histórico conserva un estilo propio en la que tan pronto encuentras modelos alemanes, como típicamente franceses o de Holanda o Bélgica.

Creo que en cierto modo es una "melange" donde seguramente se cruzan lo mejor de cada casa.

Con la tranquilidad que me ofrece la inexistencia de la prisa ola urgencia he pasado y repasado todo lo que se  ha puesto delante de mis ojos  sin ninguna preocupación porque entre otras circunstancias he encontrado algunos de los encargo que tenía pendientes desde hace algún tiempo.

Ha sido preciso ser constante y no cejar en la búsqueda, nada más llegar, allá por el sábado, pilla tan lejos, encontré el presente perfecto que me ha sido encomendado. Hoy han debido de ocupar el pensamiento otras ideas y por suerte se han cumplido, quizás la casualidad o mejor ¡Tenía que ocurrir!

Es una forma de pensar o entender la vida y creo que en mi han entregado con libro de instrucciones con las que manejar más fácilmente el día a día "Allá donde voy". Algunos lo llaman "orientación" otros "sentido común" yo me decanto por la palabra "intuición que es lo más cercano para actúa con el corazón.

Son el pálpito el que me obliga a ser ya actuar como soy  no podría entenderlo de otras manera ya que está fuera de lugar, sería como sacarme de quicio( que no necesito descubrirlo porque para eso está el diccionario) o perder el frágil equilibrio de cuerpo y mente sano".

¡Salve!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 08/01/2018 | Comentarios (0)

Siegburg

Publicado el 08/01/2018 en Camino (364)

Puede que la Fortuna sea algo que hay que buscar, en mi modesta opinión tengo claro que llega cuando estás receptivo, cuando nunca esperas sino que disfrutas (que viene de "obtener los frutos" ) y yo creo que se conjugar ese verbo en todos las acepciones, tiempos verbales, porque se perfectamente lo que quiero de la vida cuyos frutos son las sonrisas, las bendiciones del cielo en versión nieve, las luces cuando la tormenta cubre cualquier iluminación natural.

El "fruto" del "disfrute" es sencillamente el tiempo, el "tic-tac", un diapasón con la cadencia del latido de un corazón, conseguir ese ritmo es perfecto porque es permitir que la realidad de la vida fluya, formar parte del ciclo, nadar a favor de la corriente, sin esfuerzos superfluos que literalmente son inútiles.

Alguien me enseño una máxima perfecta para este contexto y además es sencillo "Panta Rei" que significa "todo fluye". En la actualidad hay pensadores, escritores que de ese concepto de hace milenios, pretenden extraer las mismas ideas para sus libros cuando ya todo está inventado.

En este mercado estoy descubriendo que todo lo verdaderamente natural es lo que repiten los siglos y los milenios, solo hay una idea que nos diferencia de Roma o Grecia Clásica y es concepto "chip" o la palabra "Información".

Aceptado este concepto, la vida del homo sapiens, nunca se ha perdido porque está ahí fuera en la calle y recurre siempre al pasado para descubrir la cotidianeidad que le permite vivir.

El caso es que queremos ir un paso por delante y pasamos a ser homo informático, creyendo que damos un paso adelante pero no es tal paso, es "salto y en muchos casos "al vacío", con la sorpresa que puede deparar la llegada a un destino desconocido  para bien o para mal.

"Heute", mis pasos están en manos de un ángel que con sus alas me ha permitido, me está permitiendo bailar sobre el manto blanco con la naturalidad de un paisano, cuando mi naturaleza es la un meridional.

Con semejante ayuda uno se siente feliz, todo son alegrías, en ciertos términos se podría hablar incluso de tentaciones, porque todo es ilusión, paz, encuentro, aquello que trae el "viento".

Tras unas horas de un telón blanco, ha llegado el instante  para la imagen de un pasiaje limpio como solo ocurre tras las nevadas. Se respira mejor, todo está claro como si a las gafas les pasas su bayeta. Los matices aparecen, los gestos son evidentes, no es necesario utilizar la mano para protegerse de la precipitación, desaparecen las arrugas del ceño.

Me siento alguien como yo, como si volase, los tejados se convierten en la visión natural en el camino durante estas horas, antes de regresar a la gran ciudad.

También las colinas y las alamedas son el reflejo de unas llamas que alimentan la vida de la madre naturaleza.

La reflexión que la nieve en un primer momento niega se convierte en espejo de una imagen nueva para ese futuro próximo.

Auf wiedersen

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 08/01/2018 | Comentarios (0)

Con Aroma

Publicado el 08/01/2018 en Camino (364)

A Colonia, pero vamos a dejarlo en una idea nada más porque la Colonia de la cual hablo, se expresa en alemán y con varios cientos de miles de habitantes.

Es una gran ciudad que deseo conocer con la mayor de las tranquilidades, tengo en cuenta varias visitas programadas pero todo esta a la libre elección del momento y el tiempo preciso.

Lo más importante siempre es la oportunidad y esa nunca la dejo escapar porque es la verdadera sorpresa que hay tras cada Camino. Con la misma idea del "Aroma" solo puede resultar una ciudad amable, preparada para recibir alas visitas con el "olor" que muchos años en casa he disfrutado "4711".

Puede que sea un dato significativo como la del lugar de su creación cual "Agua de Colonia". Hasta entonces se hablaba yo creo, de esencias, perfumes, pero el "agua" tuvo que añadir ese matiz distinto como era y es la frescura.

Había roto esas tendencias a los matices fuertes, pomposo donde el toque refrescante del "agua" hacía más sutil la presencia de una brisa siquiera inspirada ya perdida.

Convirtió el sello en una marca más propia para el uso masculino sin necesidad del romanticismo de una esencia. Se estableció en las posibilidades de cada uno en un complemento más de belleza etérea para la ocasión de cada mañana y porque no del "ahora".

Dejando de lado las elucubraciones que la pituitaria es capaz de descubrir, estos días es la de la hora del paseo, la tranquilidad, el fluir en el río, de las agujas del reloj sin obligaciones.

Paso a las luces, al vino caliente, la vida a otro ritmo germánico del que espero aprender algo más que el "Danke". Su estilo de vida del que estoy convencido, es diferente al mío, tendré que observarlo para comprender lo que la distancia y el desconocimiento separa a las gentes y a las naciones.

La noche ya llego a estas latitudes apenas nos separaba unos minutos de reloj pero lo justo para que uno lo note y al mismo tiempo la nubosidad adelante dicho ocaso. Observado este detalle solo me queda sorprenderme con las luces de las calles, las sombras, el brillo de las decoraciones callejeras.

De manera clara el tiempo de "Adviento" es especialmente celebrado en estas tierras. Esta palabra tan hermosa es propiamente un cultismo que tiene una utilidad generalizada para la gente pero es claro que la literalidad del término es "El que Viene"

Así a palo seco es toda una aventura la palabra porque se puede confundir con el "Viento" quizás "aire" o "brisa".

Cuando vuelo en realidad soy o formo parte del viento y también "del que viene". Es así un tiempo para la cercanía, la proximidad, los encuentros y seguro que los milagros.

Creo que estar de nuevo en Camino a un destino perfecto ya es suficiente milagro del que no quiero desprenderme sin ni siquiera haber comenzado.

Allí me esperan y yo deseo encontrarlos porque es así como de veras se disfruta de la vida, con la levedad del

Carpe Diem

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 08/01/2018 | Comentarios (0)

Con Cariño

Publicado el 05/01/2018 en Camino (364)

Todas las cosas tienen un principio y un final. hoy ha amanecido con la mejor de las suertes pero según las horas y el sol han han ido avanzando han llegado los problemas, bueno el problema en singular.

Yo intento, mantener las cosas en orden dejando que las probabilidades que un inconveniente sea ni el más leve asomo a cualquier contingencia.

El caso es que mi ordenador portátil con apenas seis meses de vida y apenas dos de uso real. ¡Me ha dejado en la estacada! Por su parte no ha existido ningún detalle que hiciese suponer un fallo.

He estado casi una hora escribiendo mis escritos en un programa de word y cuando después de cerrarlo correctamente. Una hora más tarde ¡Ha dicho imaginariamente!

¡Que nasti de plasti! "Vamos" ¡Qué me den!.

Todo esto es lo que de alguna manera me tiene ¡arrebatado! pero tengo que reconocer que un "trasto" no puede deslucir un día especialmente hermoso en la versión estética como en la vida al pie de la calle.

Y llego a estos comentarios porque desde la mañana me he encontrado con varios "Ángeles" para dirigir mis pasos. Sus nombres imaginarios por supuesto eran "Felisa y Gloria" y con su pequeña participación del instante han convertido la niebla de la ría en una "Galicia en siete soles".

Con los kilómetros a la espalda en la posición de copiloto uno ha podido ir soltando lastre o mala leche porque siempre hay tiempo para el olvido. A Gloria la alegría espero que la descubra esta tarde cuando regrese a casa. De Felisa espero que la pueda ver "Feliz" cuando ese detalle se encuentre entre sus manos.

Acudiendo ahora a otras imágenes y situaciones me encuentro con mi tocayo para llegar donde las alturas están no solo al alcance de seres etéreos sino de la funcio0nalidad del personaje que llega a pie.

Allí arriba el "Aspa" es el homenaje a un santo que busco entre los sitios más perdidos el tenía mejores vistas y mayor luz.

Esas rocas en "clavado" sobre el océano  son imágenes para grabar en la mente de los espíritus más despiertos, porque solo su recuerdo es la mejor forma de regresar con el simple hecho de visualizar las imágenes en un ordenador o un móvil.

Con la tarea hecha para la eternidad "mía y de los míos" solo debía dejarme caer poco a poco hasta la costa y la tranquilidad de la ría. Las facilidades fueron todas y yo no quería ser quien las perdiese, así que callejeando al final de una muy agradable conversación conseguí volver a sentar mis reales en un lugar perfecto, increíble y lleno de luz junto a los reflejos del mar.

Así estamos y de la misma forma me siento porque en esta tierra tan mitificada por las lluvias es tan luminosa como la más mediterránea.

Es un descanso tras una animada mañana.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 05/01/2018 | Comentarios (0)

Medianoche

Publicado el 05/01/2018 en Camino (364)

Un instante que dura lo que doce campanadas y unas uvas que justamente se han adelantado algo más de un mes de una manera informal, sin tener yo idea de esto salvo por la hora del reloj.

Ha sido increíble, todo tiene su significado, su tiempo y hoy la oportunidad ha llegado que ni pintiparado.

Me siento feliz por todo lo anterior, por todo lo que va a llegar y principalmente porque este momento está cercano a la plenitud. Incluso una lagrima se escapa libremente en una explosión de felicidad, porque todo está en su sitio y yo regreso a mis reales y donde de veras me encuentro bien a pesar de todas las maravillas y experiencias que he podido vivir allí donde sale el sol un poco antes por el esta y que se llama Italia.

Aquí el significado de la comunicación es natural, el que he aprendido desde niño y la posibilidad de encontrarme con otros idiomas es bastante remota.

Lo que me obliga a extenderme un poco es como la secuencia de todo el tiempo desde el amanecer a la media noche de hoy , ha ido creando una especie de red en la que cada puntada estaba en su sitio, con un resultado que como en mis mejores años de juventud me lleva a retirarme en las mejores condiciones para toda una semana que se presenta llena de emociones de todo tipo.

Creo que me va faltar tiempo para todo lo que tengo pendiente en estas fechas tan significadas para mi y para muchísima gente, aunque lo que más me preocupa son los que me rodean.

Mañana será otro día, con aventuras por descubrir, encuentros, esperados y una llegada a casa después de semanas en el extranjero, pero en un país por el que siento tanta cercanía como a mi propia casa y con más razón estos días que me he sentido feliz con la familia adoptiva como por las compañeras de faena en la "Ciudad Eterna".

Se debe de pasar página pero el poso siempre queda y las vivencias de estos días me han descubierto la alegría que está en todas partes siempre y cuando uno quiera ir a buscarla.

En la Puerta del Sol....

HASTA PRONTO    

Publicado por Gotas de Rocío el 05/01/2018 | Comentarios (0)

Conducir

Publicado el 04/01/2018 en Camino (364)

Es un verbo que tendrá su definición y debe ser algo así como "dirigir a un sitio o destino". Actualmente y en este lugar la verdadera acción ejecutada con este concepto es "llevar una machina".

Hay que añadirle a este ejercicio se le deben de sumar unas normas que se recogen en el código de circulación. Hasta aquí nada que resulte difícil de entender pero cuando uno se encuentra en Italia y concretamente en Sicilia, las reglas del juego son "singulares".

Todas las señales son las mismas pero lo que cambia totalmente es la disposición que el conductor está dispuesto a aplicar en sus evoluciones viarias de una manera de lo más particular y con la oportunidad de una sorpresa en el momento más inesperado.

Podemos empezar con los ciclomotores " Un caso aparte", las indicaciones de maniobras no existen, la velocidad puede ser la de una autostrada en una calle de vecinos, la aceleración y su reverberación es algo que se incrementa proporcionalmente a la tranquilidad de la vía y su saturación.

En las autoescuelas la prueba reina de los motoristas deben ser "los bolos", eso de cambiar de izquierda a derecha sin orden y sentido solo la aventura de dar una puntada del derecho y otra del revés, vamos un zig-zag y una sensación de verticalidad que a mi más bien me resulta de vértigo.

El detalle de sus infracciones son exactamente igual que las de las machinas con la particularidad de moverte sobre dos ruedas más versátil y en mi visión más peligrosa. "La carroceria eres tú".

Pasamos a los verdaderos personajes de los increíbles atascos de esta ciudad y de muchas otras. Intentaré especificar algunas de las infracciones más comunes sin orden de importancia sino según me lleguen.

"Linea continua", es una raya perfectamente visible pero que los parabrisas o gafas de los conductores la vuelven invisible.

Si es la "raya del arcén" propiamente no existe, se pisa como si un carril más se tratase, de esta manera nos encontramos con un carril más en cada sentido y las maniobras de adelantamiento son espectacularmente peligrosas para alguien no iniciado en el "estilo siciliano".

En más de una ocasión he creído que alguna avería de chapa o pintura era inevitable pero por milímetros ¡Libraban!

Seguimos con la líneas continuas de "carriles bus" son meramente testimoniales puesto que si son de dirección contraria se ve perfectamente que no viene nadie así que se toma posesión de dicho carril. Si viniese por detrás se acelera un poco más y en un hueco se regresa al carril correcto.

Esta maniobra es tan propia de motos como machinas, aquí la gente es libre, saben perfectamente lo que hacen pero con la tranquilidad "non fare niente".

Otro espacio continuo son las "isletas" que deben ser un poco liberales por ser fino, porque nadie las respeta ni a su paso o para la gran experiencia de un aparcamiento "como es debido", ocupar una plaza azul oficial es algo de novatos o primos.

Hablamos ahora de los aparcamientos y el resumen es breve "cualquier lugar es bueno" valen aceras, vados, esquinas estrechas, hasta plazas especiales de minusvalidos o las de la propia policía.

En mi forma de entender el estacionamiento solo he encontrado la posibilidad de los "parcheggio" de pago porque una plaza libre solo la he encontrado en horas fuera del horario de trabajo o en calles apartadas.

Hay una palabra mágica "Stop" que pocas veces he visto respetarla, si hay visibilidad uno la salta a la torera y da igual que sea el propio autobús o camión con el peligro que implica.

Otro de los detalles que hay que reconocer en estas carreteras es que en su mayoria son vías estrechas y de montaña por lo cual el cruce con otro en dirección contraria es especialmente delicado y más si eres pasajero de un autobús de dimensiones importantes.

Se me ocurre pensar que no se como las carrocerías de los vehículos grandes todavía mantienen los colores del primer día sin apenas roces.

Hay muchísimos detalles que podría mencionar pero ahora es más complicado, porque es cuando estás en la strada cuando ves los problemas. Mención especial es la de los "Semáforos" su existencia es solo para dar color que no funcionalidad porque todos deben ser daltónicos, nadie diferencia entre rojo y verde, lo que directamente convierte en cruces bloqueados porque en realidad cada conductor es rey de su machina y hace lo que le place en cada momento y lugar.

¡Circulen por favor!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/01/2018 | Comentarios (0)

Perspectivas

Publicado el 04/01/2018 en Camino (364)

Unos pocos días en la ciudad dan pie a entender como la ciudad que piso estos días fue capaz tras un desastre mayúsculo como es su desaparición bajo un manto de lava para convertirse en una "visión con perspectivas".

Cualquiera de sus ejes es un ejemplo de racionalidad, de las laderas, el descenso natural al mar en cualquiera de sus puntos de la costa.

Sus puertas han mantenido la idea medieval o quizás protohistóricas de cerrar la comunidad de los extraños en las horas de oscuridad. El barroco sencillamente identifico el concepto de puerta pero no el de barrera, porque es abierto sin opción en una localidad en la que el puerto esta completamente expuesta al exterior y sus influencias como fue a lo largo de toda su historia.

La lava fundió la ciudad y renació barroca, pero sus señas de identidad fueron forjándose en la influencia "allende los mares" sabiendo que sobre una fragua, el Etna se crearía no solo una ciudad sino una forma de ser en el respeto a la belleza a la Luz y el Conocimiento.

Cada día la intención es siempre buscar el mar porque la dirección es la de las calles y apenas tengo tiempo para pensar los pasos siguientes, el plan va solo en el primero, los demás son solo la virtualidad del momento o la de ese destello, aroma, brisa, desnivel, charco, piedra que alteran en un sentido u otro el destino final o meta que pocas veces son reales porque estoy dispuesto al cambio sobre la marcha.

Apenas he descubierto unas pocas perspectivas pero puedo asegurar que aquí hay cientos tantas atendiendo a las vías.

Si por el contrario uno se dedica al mundo fotográfico, la cantidad de edificios, monumentos, palacios, jardines, arte en general, convierte cada instantánea en una realidad infinita en el tiempo.

Pasan por mi mente los gatos que de una manera u otra protagonizan instantes secretos como los de ese gato negro que esta mañana me miro a los ojos diciendo ¿Qué pintas tú aquí?. Otros que evitan la más cercana proximidad. Los que solo cruzan sin atender a los humanos ni a las machinas.

También son importantes los perros, pero por detalles de otro tipo, el primero porque suelen ir atados a su correa y es el amo quien decide y quien deja por el Camino los "regalos" que el jefe tiene que recoger y que casi siempre evita. Convirtiendo ciertas calles secundarias en una especie de circuito de obstáculos, de lo que el perro no tiene la culpa.

Otro horario propio y especial es de la entrada en los institutos para los jóvenes, me devuelve a ese tiempo algo lejano ya en el que puede actuase con la desfachatez propia de la edad en las circunstancias del momento propio que no se puede repetir después de treinta y tantos años.

Además y con una vitalidad propia del amanecer son los mercados los que desde las primeras horas, incluso en sombras todavía van mostrando sus existencias de todo tipo, verduras, carne, embutidos, quesos, los pescateros que para mi son el gremio más cualificado por la particularidad de sus viandas, que algunos finamente denominan "productos del mar".

Ayer un pulpo se escapaba de la caja por el pavimento del mercado y tuvimos que avisar al pescatero que ni se había dado cuenta. Me recordó una película de dibujos animados en la que tan solo puedo imaginar el fin.

¡Todo fresco, del día!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/01/2018 | Comentarios (0)

Etna

Publicado el 03/01/2018 en Camino (364)

Es el nombre más clásico que sabemos sobre este volcán pero me explican que aquí, a sus pies lo conocen mejor como "Aetnea". Como en todos los sitios, la peculiaridad o los localismos es parte de la idiosincrasia  de las gentes. Esa pequeñas diferencias son las que nos definen y nos convierten en especiales a cada uno de los seres humanos.

Todos pertenecemos a un grupo, social, étnico, familiar, del que apenas nos diferenciamos ya sea Italia, Canadá, España o Japón ..... (aquí puede añadirse el país que a uno más le apetezca ) pero tras esas cualidades "Humanas" se encuentran las diferencias sociales o locales que crean cada una de las culturas a lo largo del Mundo.

En el caso concreto de esta isla su carácter viene determinado de la antigüedad, a Grecia como primer concepto histórico tangible. Roma y posteriores influencias consiguen que el propio idioma y el ritmo de la vida sean esencialmente propios.

Comprendidos estos parámetros debemos añadir un término que es definitivo, la insularidad de una isla de dimensiones importantes que le permiten crear unas notas dominantes para un estilo con nombre propio.

Alguien que haya descubierto o al menos entendido el "latín" y en su defecto "El Genitivo" debe considerarse una persona con suerte, perdón con "Mucha" suerte.

Resumiendo el genitivo viene "de"  ¡Eso mismo! "De Donde", de su genero, de su matriz, de su esencia y si a todo eso le asocias una localización como es "de" Sicilia, las precisiones y singularidad de tal territorio confieren a este punto del mapa, la referencia para el mismo "Corazón".

Aquí la lava está a flor de piel, apenas un suspiro y la "Signora" muestra su color y calor ardiente con la mayor naturalidad en unas evoluciones que tienen a bien ponerse en escena de vez en cuando para maravilla o temor según quien sea el espectador de tal majestuosidad.

Haber llegado casi a su cima por encima de un mar de nubes es mas cercana a sentirse un pájaro, a descansar sobre esos "algodones" y olvidar que el viento te desplace a su voluntad.

La altura siempre despierta algo en mi y por suerte agradable, dicen que el sol es más fuerte en las alturas y algo de razón tienen, pero a mi me atrae ocasionalmente y será el motivo por el que aprecio más, cada una de estas visitas.

Hablaba de la cima, del fuego, de la grandeza pero el Camino hasta ese lugar mágico esta cubierto de un manto vital como es toda su naturaleza arbórea autóctona como Humana.

En un principio donde las características del terreno y la altitud son propicias para el hombre que se encarga de optimizar las propiedades que se encuentran en ese solar. En orden los bosques, saltan en diferentes especies y a medida que bajamos las huertas, los bancales, las vides, los frutales.

Más arriba el clima toma las riendas del lugar y es la cualidad de los "silvestre" y de la fuerza la que tiene que convertir ese espacio ahora en otoño, en un cuadro de colores de los pinos, abetos y robles de todas las especies en aquellos lugares que no han sido ocupadas por las lenguas de lava.

Se me ocurre que uno tiene que buscar un fin, pero resulta difícil después de la excursión de hoy como interrumpir algo precioso y con esa duda ha sido la naturaleza la que en cinco minutos me ha sacado del ensimismamiento en que me encontraba.

Si, la niebla de unas nubes se han encargado de echarnos a la carretera para escapar de la oscuridad que nos empezaba a envolver. Sencillamente ha sido una nube porque en apenas dos kilómetros la visibilidad era total y varios centenares de metros por debajo de nuestra parada se demostraba que había sido una broma de Eolo al echarnos encima las nubes. Ya habíamos empezado a descender y los giros de la carretera nos iban devolviendo imágenes claras del Aetnea.

Pero ya será cuestión, de una nueva visita.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/01/2018 | Comentarios (0)

Lungo Mare

Publicado el 03/01/2018 en Camino (364)

Un descanso muy agradable en el que no han faltado las aventuras de los sueños, que recargan las pilas para que cuando volvamos a levantarnos la mente este disponible para una nueva jornada por las "Vías" de esta gran ciudad.

El hecho anecdótico de estar acostumbrado a un despertar temprano hoy me ha empujado a dejar el lecho mucho antes de lo que pensaba porque los planes en cada nuevo vistazo se convierte en aventura.

Salir a la calle es disfrutar de un sol maravilloso y cálido para las fechas que nos encontramos pero hay que entender esto es el sur por mucha nieve que la cumbre de la "Signora" se moleste en conservar.

La opción de la mañana como la puerta del hotel me ofrece la posibilidad de tomar cualquiera de las direcciones de una brújula y a esas horas lo más fácil es buscar el "este" como quien organiza la vida desde un principio inteligente para todo lo que queda por llegar.

Poco a poco las horas van pasando y es hora de iniciar de nuevo, pero en compañía, el "percorso" matinal de una forma completamente distinta donde cada esquina, palacio, es un pedazo de historia que uno va descubriendo de las explicaciones de quien ama la ciudad y la muestra con toda su vitalidad.

La "passeggiatta" no tiene desperdicio, vamos de un lugar a otro pero con el razonamiento de quien sabe donde está y convierte el desorden de la ciudad antigua en un puzzle donde van encajando todas las piezas.

En una ciudad tan grande siempre quedan lugares para descubrir, pero los detalles que siempre aparecen referidos en todas las guías han pasado a formar parte de un conocimiento que intentaré poner en marcha el resto de los días que quedan por disfrutar esta semana.

Recorriendo primero el plano superficial pero hay que bajar a las cuevas naturales que también recorren la ciudad tras la erupción del volcán hace siglos. Seguidamente subimos a la zona alta para continuar con las sorpresas que Maria siempre guarda para que todo salga más hermoso.

Así que un momento de reposo es lo propio para que de nuevo a la tarde vuelva a reconocer esos espacios abiertos a las orillas del mar Jónico en un pequeñísimo puerto pesquero.

Tras el relajante paseo a la vera de las olas me toca volver al ajetreo de las calles, los coches y el tráfico es algo especialmente alucinante para un conductor español o al menos de mi forma de "manejar la machina".

Las señales son específicamente informativas lo que no significa que tengan que cumplirse así que la primera elección es actuar como peatón "al libre albedrío" con la precaución debida.

Mañana o dentro de un rato nadie sabe que pasará pero al menos la lección está aprendida.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/01/2018 | Comentarios (0)

Vado Vía

Publicado el 03/01/2018 en Camino (364)

¡E' arribo súbito! Sin apenas esperas porque el ansia por llegar consumía los minutos como si fuesen propiamente segundos. Sentí el vuelo como un suspiro y la llegada al aeropuerto como un regalo porque allí me encontraría con cicerones particulares.

El hecho de estar con gente de tu tierra aunque solo sea de oídas es un motivo más para celebrar el día, con el elemento adicional de poder hablar en tu idioma con la tranquilidad de sentir al otro lado un interlocutor que se mueve en tu lengua con destreza y naturalidad porque es el suyo.

Mediterráneo, es una barrera que nos separa o en realidad une las costas y los pueblos siempre que estos quieran entenderse.

De esta forma tan sencilla acercando la ciudad a un profano, descubriendo que en un pasado común en la tierra que nos vio nacer a las dos partes convierte ese vinculo en "Amistad", confirmada alrededor de una mesa, con unas viandas, frutos del mar que han convertido en placer un hecho rutinario como la degustación de unos productos excelentes.

Llega la tarde y esa familia siciliana tiene que regresar a sus obligaciones porque aún los domingos siempre hay cosas en la agenda que se deben cumplir. Con suerte y mucha todavia, un pequeño grupo decidimos poner rumbo a la costa norte porque a un comentario mio la elección se convierte en certeza y la bellísima ciudad de Taormina será el escenario del siguiente paseo.

"La machina" recorre en un tiempo breve el espacio que nos separan y de la mano de Maria subimos la última cuesta suavemente para descubrir todos los detalles que ella poco a poco me muestra como en tiempos pasados ella pasó por sus calles.

Hace que te fijes en los detalles, asombra la lucidez que transmite  su conversación, se siente feliz de mostrar con orgullo ese lugar en el que creció y en mi corazón descubro que hay un lugar especial para esa vía donde la luz de los faroles como el leve "tramonto" convierte en sombras rincones propiamente poéticos.

Es fácil enamorarse de estos edificios, paseos donde el hombre se ha convertido en arquitecto de la naturaleza. Donde una ladera es la vida de toda una ciudad, como las escaleras son el instrumento que armoniza los desniveles al paso del ser humano.

En un paseo tranquilo y una panorámica infinitas veces aclamada me siento contento, porque desde la mañana esperaba un gran día pero las expectativas están previstas para ser superadas y hoy con toda mi conformidad y por supuesto mi gratitud.

Hay una frase que me gusta y suelo utilizarla en muchas ocasiones "La Vida Es Bella" y aunque este en nuestra mano convertir ese adjetivo en una realidad son muchas las veces las personas que nos rodean las que de veras las convierten en un sueño maravilloso en el instante de la "Consciencia".

Regresar se convierte en algo breve pero con la suficiente entidad como para volverá encontrar un rincón en el que poder guardar un espacio a la intimidad de este escrito o la tranquilidad de una cerveza donde uno no se lo espera.

Es así con el paso de las horas como de veras uno se da cuenta de todo lo que queda por llegar y de lo que por supuesto nunca llegaremos a ver pero si a reconocer.

Apenas queda ya por hoy un tiempo para dejarnos llevar cuesta abajo y buscar ese reposo reconfortante para que mañana el Levante nos traiga de nuevo la Luz.

Primo giorno

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/01/2018 | Comentarios (0)

Al Sur

Publicado el 02/01/2018 en Camino (364)

Y un poco más allá. En esta ocasión toca encontrarme con la tranquilidad de una isla que ha sido parte de nuestra historia, la pasada, y la que nos toca vivir en esta realidad llamada "Europa".

Tras muchos intentos he conseguido cuadrar la oportunidad de acercarme a una cultura que se remonta a la antigüedad y donde lo más próximo y mejor documentado es su ascendencia griega.

Los usos y costumbres son italianos por supuesto pero el carácter meridional es la carta de presentación que mejor puede definir este territorio. Además de todo esto, la singularidad de un espacio que lo rodea el "mar nuestro" es una apreciación que hay que entender dentro de la historia de siglos, cambios y aventuras que imprimen a cualquier población una riqueza increíble.

Podría sentirme, como en casa y así lo percibo porque un pasado común nos ha permitido descubrir que las diferencias o las distancias son cualidades que se pueden solventar fácilmente si uno se pone en el lugar que siempre está a su alcance.

En mi caso, me resulta especialmente sencilla la ocasión de llegar a una ciudad en la que sin quererlo, ya "me piace" porque casualidades de la vida, sin saberlo, "La familia" me espera sin que por mi parte haya hecho gran cosa.

La espera, un día como hoy es doble tanto por mi deseo de llegar como por el recibimiento que amablemente me van a permitir compartir todo "insieme".

Estos "guiños" lingüísticos al italianos es mi manera de demostrar que me resulta cercano un idioma con las mismas raíces que el mío propio. Semejante oportunidad es la mejor forma para que todo llegue a feliz término sin ni siquiera haber empezado.

Por suerte, para un turista como ejerzo estos días, un sol magnífico se ha instalado en el cielo para acompañarme en ese "Sur" tan deseado y siempre desconocido. En este momento estoy intentando aceptar como mejor voy a poder elegir entre todas las opciones que me presentan como las que tengo delante, siendo como son infinitas para una sencilla semana en una isla de dimensiones importantes.

Sin conocer apenas lo que hay, solo lo supongo, pretendo la libertad limitada que ofrecen los transportes públicos que facilitan de forma importante la ubicación rápida en cualquier territorio. Suponen cierta rigidez, pero la naturaleza propia de mis desplazamientos es muy sencilla "senza fretta". Digamos que propiamente estoy libre para lo que tenga bien presentarse sobre la marcha.

La vida puede ser de muchas maneras pero pienso que la mía se adapta perfectamente a un concepto de sencillez y tranquilidad que mucha gente con la que me cruzo, intenta conseguir pero les resulta especialmente difícil.

Yo he "aceptado lo términos del contrato" como en cualquier aplicación moderna y me siento realmente bien puesto domino la situación en cada momento, con unas cláusulas abiertas a mi libre disposición.

Esta es la opción más deseada por los que me rodean y aún intentando traspolarla les resulta complicado conseguirlo. Una forma fácil de entender este modo de vida es delante de un maravilloso café que despierta los sentidos y deja que la libertad del "pensiero" tome carta de naturaleza y poder dejar "Panta Rei".

Algunos se preguntan ¿Qué quiero decir? y es muy sencillo cuando te lo explican "Todo fluye" y por supuesto las corrientes que bañan esta "Isla" y territorios adyacentes, desde las alturas que propicia cualquier vuelo comercial he tenido la oportunidad de observar la más alta cumbre de la cordillera Apenina cubierta por una bella capa de nieve.

Ayer pensé subir a la "colina de mi barrio" pero las nubes me hicieron olvidar la idea y esta pequeña espera me ha permitido obtener una visión majestuosa de la "Montaña", que siempre me ha atraído.

Lo que más adelante me espera es la posible vista de las Islas y de la inmensidad de un enorme volcán en activo, siempre con el consentimiento de las nubes que se vislumbran en el horizonte.

Poco a poco las ideas se van hilvanando para que este pequeño texto sirva de recuerdo de una maravillosa semana en un "paese" como la "mía casa".

Así de sencillamente es como me gusta o intento vivir la vida ¡como en casa! y es que me enseñaron que "Allá donde fueres haz lo que vieres" y con tal sabiduría me permite aceptar todo lo que puedo encontrar a lo largo del "Camino", que es como me apetece llamar a la "Vida".

Acercarnos al sur un día como hoy no parece que sea lo más propio de estas tierras porque una gran masa de nubosa se interpone entre el mar y el cielo, solo me consuela la posibilidad que las nubes no estén tan altas como esa cumbre a más de tres mil metros.

En esa espera me viene a la memoria la distancia y el cariño que dejo "in dietro". Donde la acogida me ha sido ofrecida, cuando debiera ser yo el que tengo que preocuparme de los demás.

Son así las cosas, cuando menos te lo esperas, siempre grata, llama a tu puerta y es placer abrirla para poder compartir esos detalles que están por venir.

Es un amanecer la primera emoción del día y cuando el sol se permite elevarse desde el horizonte solo cabe la posibilidad de disfrutar de las sensaciones. Dejaremos el volcán para el regreso, las nubes han impedido verlo, pero bajo ese "algodón" están las colinas y los valles que no van a dejar de asombrarme.

SICILIA A LA VISTA

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 02/01/2018 | Comentarios (0)

Bibamus

Publicado el 30/12/2017 en Camino (364)

Una parada después de toda una mañana caminando y aprendiendo  de nuevo a escribir  de forma manuscrita es la mejor forma de descubrir que ante la dificultad, la solución está a la vuelta de la esquina y es más fácil de lo que pensamos.

Este descanso es especialmente agradable porque la localización del local no me resulta extraña sino más bien hogareña. Repito y descubro que los cambios en este caso no me han distorsionado los planes, las circunstancias solo se han alterado, más todo es una cuestión de tiempo.

Es que son dos años los que me distancian de mi ultima visita. Y si que he descubierto las diferencias con situaciones anteriores y principalmente para mejor.

La nota es que me he dado cuenta que he olvidado, hemos olvidado escribir y como la referencia entre la mente y la mano de esta manera estamos en una relación mucho más intima.

Recuerdo exactamente cuando hace días descubrí problemas para ponerme delante de un dictado y me resulta complicado hacer una prueba de mis capacidades para la escritura manual.

Ahora me doy cuenta como acabo de comentar que hay dificultades para todos y en el caso concreto de la ciudad y el barrio en el que me encuentro las señoras deben de ser todas unas profesionales de la "passegiattas" porque unos tacones y el adoquinado de las "vías" es una "scuola" para aprender a caminar.

Avanti!!!!!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 30/12/2017 | Comentarios (0)

Ya llego

Publicado el 04/11/2017 en Camino (364)

He tenido toda una mañana para redescubrir esos lugares que ya conozco pero que sirven como punto de ubicación y al mismo tiempo para reconocer los cambios que el dinamismo de esta ciudad imprime a toda actividad.

Una tienda que me atraía especialmente y en la que he entrado para buscar algún regalo, ¡Ha pasado a la historia! Era muy bonita con cosas y detalles especialmente curiosos como acercarme cada vez que paro por aquí.

Ha sido algo así como la canción de Sabina, en la que le cambian un cine por una oficina bancaria. Me entro cierta rabia porque ahora tengo de nuevo que empezar a vagar por las calles buscando una originalidad que es como una piedra preciosa difícil y cara de encontrar.

Lo más interesante del caso es que con la disponibilidad de tiempo de la que suelo adornar cada escapada puedo permitirme el lujo de comprobar la tranquilidad que produce sentirse descolgado del reloj, aunque este en la muñeca, de la cadencia de los transportes y sus posibles incidencias, de poder esperar a que te atiendan sin agobios.

Entiendo poco a poco esa filosofías del ¡Despacio por favor! Porque a mí me permite encontrarme mejor anímicamente, es una sensación de Libertad en la que puedes realizar todas esas cosas que de otra manera es imposible.

Ahora mismo es la espera en el aeropuerto la que libera un espacio para recuperar momentos de la mañana como ir preparando los planes para mis próximos días en ese “Maravilloso caos” como me gusta llamar a la “Caput Mundi”.

¡Magari sean estos giorni una repetición de los placeres de esos otoños romanos pasados pero con la oportunidad de cambiar “El Sabor del Tiempo” porque ante nosotros se abre un nuevo presente, que otros llaman futuro.

Es mi sencilla forma de entender los hechos que vendrán en la mejor experiencia que puede suponer el estudio de los ciclos que vivimos de una forma cadenciosa como si de un paseo sin fin se tratase.

Puede que Roma sea la mejor representación de cómo una ciudad es capaz de reinventarse, en cada época, con cada cultura, cada día como si el telón se levantase en una nueva “obra” , de ópera-  de teatro, sainete o zarzuela, todo según la partitura que interpretemos.

¡Música maestro!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/11/2017 | Comentarios (0)

Sol

Publicado el 04/11/2017 en Camino (364)

¡A Media Noche! Es difícil de creer pero lo curioso del caso es que todo es estrictamente exacto. Seguramente alguien tenga sus dudas pero todo hay que entenderlo en el contexto del lugar y el momento.

“Sol” en este caso complementa a otro sustantivo como es “Puerta” así que podemos olvidarnos de identificarlo con el “astro rey” y pensar que es una mera referencia geográfica. Comprendida la diferencia entre el Planeta con su significado en la Tierra es comprensible que no haya luz en la noche sino que sea tan solo una ubicación sin ninguna contradicción a la que poder apelar.

Como quien no quiere la cosa he aparecido en la alturas y puedo entender ahora un poco mejor esa sensación del treinta y uno de diciembre con miles de personas – hoy, solo soy yo quien las imagino- pero la intensidad de la vida me lleva a creer en lo que tan solo me han transmitido anualmente la pantalla del televisor.

Hermano, ¡este cubata va a tu salud! Sé que no tendrás problema en invitarme el caso es que no es ese el motivo, sencillamente los pasos me han traido hasta un lugar de tan cercano, olvidado por la rutina.

Estas horas han sido completamente diferentes a las de otras ocasiones, porque he tomado la determinación de continuar las ideas que fluían por mi cabeza sin dejar que el pensamiento interfiriese en nuevas direcciones que saltaban de barrio en barrio. Hoy todo ha sido un dictado sin puntos y apartes.

El sonido de la ciudad desde estas alturas llega pero se difumina entre todo el cielo que intentamos abarcar sin apenas levantar unas decenas de metros del suelo. Lo que si podemos entender los que queremos es que la “Luz” de ese “Sol” algunos la queremos reflejada en las  cuatro esferas que en todas las direcciones iluminan el “Sueño” de los que desean “Flotar”.

Ahora mismo con cada nueva brisa me siento que dejo escapar una imagen de felicidad para que otro la reciba al vuelo y como mayor regalo unas leves gotas de lluvia alegran mi espíritu y creo que el de un campo que clama por una bendición del cielo.

Cada momento tiene su instante y este es tan difícil de encontrar que yo solo puedo sentirme agradecido porque la vida conmigo se ha mostrado y sigue siendo venturosa como pocas veces hubiese podido creer.

Por mi parte haremos lo que podamos para conseguir que la Vida sonría como siempre sabe hacerlo cada amanecer o en el arrullo de un nuevo ocaso como quien no pierde la comba en un nuevo salto, en la suerte de una apuesta, en el vértigo de la altura…..

En la sensación del viento en la cara.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/11/2017 | Comentarios (0)

El "Hecho"

Publicado el 03/11/2017 en Camino (364)

Un término tan indefinido puede dar pie a multitud de interpretaciones pero yo solo quiero referirme al detalle del fin de semana que estoy empezando a “celebrar”. Las musas en el barrio de “las letras” creen que se han juntado hoy todas para que el descanso llegue con mucha más tranquilidad.

Ponerme encima del teclado y dejar que todo continúe su curso,  que los dedos decidan su ritmo, que las ideas se adelanten a las pulsaciones, que el “humor” y una “sonrisa” sean la definición de un momento “Feliz”.

Creo que la misma música de los camareros de Madrid marca el compás de la vida una vez que cruzas el portón de cada local. Unas veces la espera es más prolongada, otras la locura de cien “comandas” son calambres para que el estrés se convierte en alegría.

Por la cabeza me pasan muchos pensamientos pero me voy a quedar con uno de ellos, en el cual puedo reflejarme fielmente - ¡Me siento en casa! -. He encontrado en estas calles esa naturalidad que solo se encuentra en el hogar.

Es necesario reconocer que como en la “mili” el valor ¡Se Supone! Y el continuo goteo, más bien riada de turistas complican la vida de los camareros para poder entenderse en esas lenguas de allende las fronteras y los mares.

Ahora me vienen a la memoria las delicias que estos días se están disfrutando en todo mi “pueblo”, porque unas jornadas de “setas y caza” es el tema que escenifica la opción de beber un vino, con la misma referencia, que un pincho es aquí casi un capricho de dioses.

Con todas estas referencias Uno se va dando cuenta que lo mejor de todo es aquello que tenemos alrededor, lo que nos resulta fresco, grácil o quizás majestuoso. Me siento en la certeza que cada vez que salgo de mi entorno, algunos lo llaman “zona de confort”, entiendo que mi suerte es la que me trajo la sangre de mi tierra.

Sin tener que partir ¡Regresar! es el motivo que mueve todo, la chispa del chisquero, la canica y su “gua”, la más etérea sombra de cualquier luz, vivir para poder recordar o toda paradoja que sirva a cada uno para entender .

¡Qué Bello es VIVIR!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/11/2017 | Comentarios (0)

Para mi solo

Publicado el 03/11/2017 en Camino (364)

Como en muchos sitios madrugar es la obligación de mucha gente y el Placer de unos pocos. Yo me siento comprendido dentro del segundo grupo y como nota de este comentario apunto que me han puesto un tren “especial” para mi solito.

Un privilegio que no tiene precio y que me permite ver salir el sol por el horizonte marítimo. El recorrido no va a ser largo, tengo claro que las cosas hay que saber aprovecharlas poco a poco sin esa prisa en la que se ha convertido la rutina diaria.

De nuevo el azul ha dado el salto desde la superficie del océano hasta la cúpula cenital, las nubes pueden ser las estelas de los aviones y poco más, lo que sí que cala a la intemperie es ese rocío que cubre todo lo que se encuentre fuera de cualquier protección.

El estrecho paso que deja el ferrocarril en esta tierra tan rica se convierte en latigazos de todo tipo de ramas y arbustos sobre las ventanillas que deben permanecer cerradas porque de no ser así sería un riesgo para los pasajeros.

Salvo en contadas excepciones que el paisaje se abre en apeaderos, vistas sobre la ría o algún prado, la opción de este recorrido es sumergirse en un bosque encantado con sus “túneles arbóreos o los de la misma roca. Todo ello da pie a que Uno pueda concentrarse en sus propios pensamientos más fácilmente.

En pocos minutos tendré que dejar esta tarea porque el destino de hoy es un “agarimo” que voy a intentar conseguir de todas las maneras posibles pero para eso hay que ponerse en situación y eso requiere atender las circunstancias del Aquí y Ahora que varían a cada instante.

-Retomo el texto meses después y con centenares de kilómetros de distancia-

Fue cuando cerré el portátil antes de bajar del tren que se rompió cualquier conexión entre mis ideas y la posibilidad de pasar las mismas al archivo de Word, durante más de una semana tuve todo el tiempo para mí porque la reparación de este “cacharro” quedaba fuera de mis limitados conocimientos de informática.

Situado de nuevo en aquellos días, conseguí que nada más bajar del tren me encontrase con un “Angel” que me acerco en coche hasta mi destino sin necesidad de ninguna espera al transporte público.

Galicia estaba demostrando estos días que solo sabe demostrarme “Cariño” en un septiembre luminoso como pocas veces se ha visto en la “Mariña”. Era el océano a los pies quien envolvía estos recuerdos, pero mi cabeza se encontraba en las alturas allá donde solo los santos y los héroes son capaces de llegar.

Faltaba poco para “hacer cima” y con esa compañía que los “Ángeles” muestran en sus alas,  convertí un sueño en realidad –regresar donde había dejado mi pasado-. Con alegría y con toda la luz de un sol sobre un cielo y un mar “Atrapados en azul” dejé que poco a poco fuese bajando mi cuerpo y mi alma a la altura del mar.

¡Sic tibi terra levis!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/11/2017 | Comentarios (0)

Nueva Temporada

Publicado el 03/11/2017 en Camino (364)

Se me había olvidado lo que es el “Foro” después de mucho tiempo sin pisar sus calles pero esta experiencia se recupera en el propio pulso de la primera cola al salir del tren y tomar las escaleras elevadoras.

Las taquillas, el “cercanías”, las líneas de metro, los flujos de peatones te obligan muchas veces en una determinada dirección que posiblemente no sea la tuya, así que nunca hay que olvidar la brújula con el destino bien definido.

Como en las muchas oportunidades que he estado viviendo entre estas calles me encuentro con la tranquilidad que da el hecho de saber donde me encuentro sin necesidad que ningún trasto me lleve guiado por una pantalla sin enterarme de todo lo que me rodea.

En un “circuito” nada turístico y como por supuesto suelo hacer en “solitario” he recorrido unas cuantas calles aleatoriamente y me han llevado hasta el Teatro Real frente al cartel de la temporada de ópera, con la circunstancia que hoy era “Carmen” quien levantaba el telón.

Todavía un tanto obnubilado por la idea me acerco a taquilla con los dedos cruzados y me dicen que no hay nada que hacer, “Agotadas”, pero no desespero y vuelvo a inquirir ¿existe la posibilidad de alguna devolución? Directamente, ¡No! Y me dirigen muy amablemente a la reventa a la puerta del Teatro.

Es todo esto casi una aventura pero no cejo y me acerco al hotel a “Ducharme y ponerme mis mejores galas” se que solo en tres ocasiones en mi vida he intentado esto y solo una de ellas se consumo en un éxito y hoy por desgracia para “mi gusto”, como “ahorro” para mi bolsillo tendré que visualizarlo en “TuTubo”.

Comprendida toda mi desgracia, una vez que la representación se ha iniciado me decanto por desviar los “fondos operísticos” a la cultura enológica en la que quiero parecerme al mayor de los tenores de la escena tabernaria.

Un olfato aguzado por las luces de neón y las gentes en las terrazas me sirven para alinear el paso sin temor salvo por las aglomeraciones que intento evitar en todo momento e inspiro el aire para que los vapores del Rioja enciendan mi pituitaria.

Atrás quedan lugares conocidos y otros nuevos, pero demasiados cercanos al eje del centro histórico. Me permito seguir deambulando y en tres casos localizo locales en los cuales me resulta posible hablar con el camarero y me atienden con la tranquilidad de un profesional.

Es ese tercer bar en donde me permito sentarme un rato para finalizar el relato que hace unas horas inicie frente al primer plato del menú del día, pasadas las tres p.m.

Ahora espera la cena u otra “calda” vinos.

HASTA PRONTO

 

 

 

 

 

 

 

Publicado por Gotas de Rocío el 03/11/2017 | Comentarios (0)

Vivir

Publicado el 19/09/2017 en Camino (364)

Creo que es una de las acepciones que tiene que significar la denominación de esta localidad bañada por el Cantábrico. Escondida en un recodo de la costa donde la olas entran con mucha suavidad.

Esa es la mejor forma tengo de entender la vida en –Viveiro- algún “local-paisano” pensará que estoy equivocado porque como en todo hay matices, pero como en este caso estoy dentro de mis escritos, las palabras seguirán una línea típicamente personal.

Como una ciudad peculiar dentro de “A Mariña” hay que precisar que todo en sus calles recuerda un pasado de siglos de historia en sus “Portas”, murallas, cantones y términos que te remiten directamente a siglos medievales en un primer paso, pero que en toda su naturalidad te instala en lo más moderno del siglo XXI.

Pocas son las horas que he podido disfrutar de esta realidad del norte de Galicia pero a poco que pongas interés, las agradables sorpresas están a cada paso de esquina. He conseguido sentirme integrado en un lugar del que me distancian centenares de kilómetros pero en el que la alegría demostrada por las partes, el Sol, la ciudad y mi persona aceptan sentirse en comunión.

En toda esta jornada las opciones se han abierto de manera sorpresiva sin alterar el ir y venir de las cosas. Ha sido algo así como el ir y venir de la olas en la ria, como en el mar abierto. Todo dejaba paso a un “tempo” que alimentaba las vivencias que Uno intentaba convertir en la experiencia especial de cada día.

Desde el centro del casco histórico la aventura se convierte en experiencias que resultan increíbles en la actualidad de un turista que descubre como el pasado está a tiro de piedra. Sin ninguna predisposición especial me encuentro de forma circunstancial con un “natural del país” que trabajo en el avance que esta tierra necesito en su momento y que nunca debe de faltar.

Sus experiencias me descubrieron como con pico y una barrena, la modernidad llego a las comunicaciones terrestres como a las marítimas en su versión “farera” alumbró la luz de unas costas en las que los pecios hundidos, muchas veces son más fieles a la navegación que “unas luces” perdidas en costas increíbles.

Esa historia que se llama faro de Ortegal fue una de sus obras y una sensación de vértigo años después me sorprendieron de forma increíble.

Toda la “Luz” ahora para México tras un nuevo seísmo.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 19/09/2017 | Comentarios (0)

Una Playa

Publicado el 19/09/2017 en Camino (364)

Esta mañana y durante todo el sueño la organización del día ha estado marcada por una idea que desde mil novecientos noventa y ocho ha rondado mi cabeza desvelándome un  par de veces y haciendo cambios de última hora sobre la marcha.

Anoche al llegar un lunes a una ciudad medio adormecida no pude conseguir toda la información que necesitaba pero el tiempo como sabiamente es reconocido ¡lo arregla todo! La espera se hizo larga porque el taxi no venía y la paciencia lo resolvió todo con un autobús que me traslado al mismo lugar –playa- por un precio seis veces menor.

Convencido de la bondad y suerte del momento ya tengo asignado ese ahorro a menesteres de gran enjundia y que alegrarán el espíritu de una jornada memorable. Ese último adjetivo es apropiado a cada uno de los días que hasta ahora voy disfrutando.

El domingo recobre capacidades perdidas o al menos olvidadas que me han servido para ir por la vida de una forma menos estirada, quizás tensa y llegue a una ciudad que en cuatro paredes que conozco se convierten en mi casa cada vez que las traspaso.

Mis anfitriones son maestros de la oportunidad, siempre están “al quite”. Un hueco se encuentra donde ellos quieren y donde mejor me guardan, los detalles que en la hospitalidad se denominan “Excelencia” en su caso “son la Marca de la Casa” ¡Gracias! ¡Siempre!

El destino era claro pero teníamos una tarea pendiente, así que siguiendo las directrices de un “mago” y unas viandas desprendidas del mejor de los fogones, comprendí que la suerte está hecha para aquel que quiere “asirla”.

“Mirand-o” por el retrovisor el “foco de luz” que dejamos, se iba difuminando en la distancia pero eso no significaba que su fuerza se apagase simplemente se centró en su espacio propio. Donde cada uno sabemos que es el “lar” que por estas tierras saben perfectamente distinguir.

Llegados hasta aquí, apenas ocho horas atrás empezaba a ordenar mis cosas para saber qué es lo que al inicio de estos párrafos empezaba –una visita a una playa- .

Playa se puede escribir con minúsculas o mayúsculas y el caso de hoy es como “tú quieras” porque creo que es el primer caso en Galicia, España y resto del mundo donde la gente no se baña en la playa solo la “pasea” y para más coña te piden “permiso documental” para poder bajar a la arena.

Yo cual “Ser especial” soy el único que me baño en el océano y lo compruebo durante más de una hora. Llego a considerar que seré multado por “bañarme” en una playa, pero el caso es que estamos en “As Catedrais” y uno no puede ponerse en “paños menores” en lo que algunos denominan “Aguas Santas”.

¡Feliz Chapuzón, por supuesto!

HASTA PRONTO

 

 

Publicado por Gotas de Rocío el 19/09/2017 | Comentarios (0)

Siete años después

Publicado el 17/09/2017 en Camino (364)

Es tan solo un espacio de tiempo en el cual el adverbio temporal podría ser perfectamente sustituido por un “Antes” pues el motivo para incluirlo en el título es algo que solo sirve como  testimonio personal.

Hace un tiempo fui un personaje más de un cuento llamado “Historia” y del que me escapé por mis propios medios pero del que no pude descolgarme con todas las consecuencias, así que como quien no quiere la cosa retomamos el papel donde lo dejamos.

Estos últimos días he tenido que pensar de nuevo en claves indescifrables, más bien olvidadas durante tiempos de innegable tranquilidad hogareña. El que lea esto pensará que hablo de imaginaciones o sueños pero no tiene nada de extraño la singularidad que supone ponerse otra vez en marcha de nuevo.

Ahora las vías del tren son las que me acercan a la primera parada de una fiesta que no ha hecho mas que comenzar. Este medio de transporte ha sido el que me reconfortará durante unas horas puesto que mi equipaje será cargado sobre la espalda la mayor parte de estos días.

El paisaje en estos momentos va pasando rápidamente, sin tener nada que ver con la velocidad de un paseante, el barbecho da paso a las montañas y como van siempre de la mano son los valles los que deciden ocupar el protagonismo de la imagen.

Es difícil describir un terreno que por próximo es conocido y la capacidad para la sorpresa es algo que queda en quincuagésimo lugar. Pasamos deprisa y aunque la conducción no requiere de mi atención es un ligero apunte el que puedo precisar en las imágenes ya grabadas de anteriores viajes.

Atendido que no es problema el traslado de un lugar a otro, lo que me trae de cabeza es como responderá mi cuerpo a esa experiencia olvidada que es la “mochila”. Yo he intentado cumplir las pautas que aprendí y entendí objetivas para un correcto uso de ese compañero durante muchas horas.

El miedo no es aceptable, lo más la duda o el primer contacto con un peso que hacía tiempo no conocía mi columna. Se que aguantará no hay otra opción y ante una negativa siempre se puede recurrir a una segunda oportunidad o tercera. Nunca existen imposibles solo suficientes oportunidades y yo las intento buscar.

Así es como lo intento una y otra vez, hoy ha sido el tren como podía cambiarlo por el coche pero ese traqueteo hubiese sido insustituible a la hora de liberar estas manos de la esclavitud de un volante para intentar plasmar en palabras lo que en otras ocasiones solo son imágenes.

Poco a poco llega la puesta de sol, el final de la jornada y el inicio de un encuentro con un pasado que hace décadas me dejo sobrecogido y necesitaba redescubrir.

Quedan horas para “Una Maravilla”

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 17/09/2017 | Comentarios (0)

Los Hijos del Sol

Publicado el 30/05/2017 en Camino (364)

Es una sencilla definición para un pueblo que vivió allá en los Andes hace muchos siglos y que ahora en sus descendientes conservarán un legado cultural que les permite encontrarse más cerca del astro Rey aunque tan solo sea por la propia altura de la cordillera.

Las circunstancias propias de esta cultura como de otras es la que da carácter a sus miembros y en las latitudes que nos movemos junto al “Final de la Tierra” es para entender que la luz cenital es una referencia para cada “Uno”.

El caso es que actualmente a este lugar junto al Océano llegan muchas más personas que las que en realidad viven propiamente en la Costa da Morte y es tan propio como el sencillo impulso que nos hace levantarnos cada día y que para los peregrinos es la única motivación.

Amanecer, incluso esperar que se produzca en medio de la naturaleza, es la experiencia que seduce a los Caminantes durante unos momentos mágicos y que a lo largo de toda la jornada se convierte en la flecha que nos guía hasta el siguiente Ocaso.

Comprendida la dinámica de flujos, los jacobipetas se encuentran siempre en la misma tesitura por la mañana y al atardecer ¡Se han convertido en los “Hijos del Sol”! Y su forma de pensar e incluso aceptar la Vida se convierte en cambio total de actitud ante los mismos hechos.

Todos estos detalles para la mayoría de los peregrinos pasa desapercibido pero la respuesta que el mismo toma es intentar reconocerse en una nueva ruta donde la sombra que él proyecta sea la que marque el Camino a seguir.

Irremisiblemente el hecho de repetir una peregrinación muchas veces sin motivo aparente es la opción que nuestro fuero interno nos coloca de nuevo ante la perspectiva de regresar donde la “Luz” es el principio primordial.

Con semejante comportamiento cada uno en una primera ocasión o en futuros encuentros va comprendiendo las razones íntimas que lo mueven así que en cierto modo despiertan a una nueva realidad que deja de lado la apariencia del “Estar”.

Con esa energía que tenemos del hecho de nuestra naturaleza más profunda – hay científicos y poetas – que “los Seres Humanos somos polvo de estrellas”. Esa rotundidad en los conceptos obliga a un planteamiento nuevo sobre “Pulver eris el pulver reverteris” porque solo cumplimos la primera parte de la sentencia.

Nuestra luz interior se encuentra perfectamente en ese “Conócete a ti mismo (descubrirás tu luz) y tendrás el Universo en tu mano” Ya lo decía en Delfos pero pocos son los capaces de molestarse en buscar el autentico significado a las palabras.

Es en nuestra mente, cabeza, corazón o espíritu donde prende la mecha de los pasos del peregrino para alcanzar una meta que está tan cerca como la creamos, y donde cualquier experiencia exterior o meta aparente, es la fase previa para llegar a donde “Ya Somos”.

Volver es encontrar la propia casa bajo el “Campus Stellae”

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 30/05/2017 | Comentarios (0)

Cuenta atras

Publicado el 29/05/2017 en Camino (364)

Empezamos una nueva semana en la que finalizo mi estancia en el “Fin del Mundo”. De una forma natural entiendo que los tiempos y plazos están para cumplirlos y este es el caso de mis obligaciones con esta tierra.

Volveré a la menor oportunidad que tenga porque me encuentro perfectamente aquí donde se esconde el sol, donde el reloj solar es sincero mostrando el Camino al descanso sin la intromisiones de las luces artificiales.

Todos los amaneceres y las puestas de sol han sido la referencia durante unos días para que de nuevo el ciclo vital se inicie con las pilas recargadas para un año de experiencias que esperan en un futuro próximo.

La oportunidad que ofrecen los encuentros  junto al calor de los amigos es de tal riqueza que solo es necesaria considerarla desde el “valor” que no “precio” cuando en realidad se entregan en cada visita, en la circunstancia exacta.

A veces me planteo en estos días la misma Vida porque las demostraciones de satisfacción y plenitud presentes es lo que olvidamos en la “Vida Cotidiana”, siendo el “Camino de los hombres libres” donde de veras “Somos”.

Junto al Océano las olas nos recuerdan el paso inexorable de los minutos, las horas, el tiempo y el Ahora que es la verdadera referencia en la que debemos movernos y existir. Desde Aquí se puede comprender perfectamente la infinitud junto a la medida del Ser Humano.

Tenemos claro gracias a los científicos desde hace siglos que todo en la tierra es finito pero la existencia real de las personas abarca limites mensurables y conceptos como inmortalidad o infinito resultan complicados de comprender, solo en pequeñas dosis el hombre acepta su condición.

Es quizás cuando próximo el final entiende que cada generación es una nueva ola, es la representación de un nuevo comienzo, un brote  que cederá también el testigo a nuevas semillas, para que la naturaleza y la misma existencia del hombre en la Tierra se comprometa con una evolución verdadera, sin matices espurios.

Al lado la inmensidad y la nano existencia de una persona son claves para fundir ambos en una palabra hermosa como entendimiento, sabiduría, compromiso.

Un salto en las olas, el aleteo de un pájaro o una mariposa, un parpadeo, una sonrisa, un instante es la referencia para la felicidad.

¡Donde vaya la marea!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 29/05/2017 | Comentarios (0)

Trébol

Publicado el 28/05/2017 en Camino (364)

Es de la forma más curiosa como ocurren todas las cosas. El otro día, no recuerdo el motivo, estuve pensando en una palabra que se repetía continuamente en mi cabeza, el caso es que no comprendía a que se debía esa revolución de la neurona.

Con la dedicación a otros trabajos conseguía en cierto modo olvidarme de esa fijación de forma intermitente porque a la vuelta de un pensamiento regresaba irremisiblemente. El asunto lo deje por inútil y decidí que podría guardar un espacio para ese término.

Un rato más tarde entretenido como estaba con un libro aparecen y traen un enorme ramo de flores para alegrar la estancia pero no es la apariencia de las mismas la que me atrajo de forma evidente, fue el secreto que María llevaba entre las manos.

Con la discreción que se debe demostrar ante una excepción natural me mostro lo que había encontrado y cuál es mi sorpresa que “telepáticamente” ella había decidido actuar mientras yo solo me dejaba llevar por la mente.

La cuestión es que ella acababa de responderme a la pregunta que toda la tarde me había obsesionado, pude observar como ella había encontrado ese secreto que está a la vista de todos pero pocos son los que pueden “divisarlo”, en realidad lo que hay que hacer es buscar en el propio montón y aparecen.

Todo lo que hasta aquí cuento ha ido ocurriendo en diferentes días así como el momento de sentarme a escribirlo, es por tanto que entre la distancia temporal de los hechos y su descripción ocurren muchas más cosas.

Al día siguiente me encuentro que hay una peregrina que circunstancialmente comenta que en un prado ella en muy poco tiempo ha encontrado “diez” plantas de esas mismas características y me regala una. Hecho que agradezco profundamente.

Pasan los días y por fin me pongo a escribir estos detalles de forma conjunta y por la mañana en un rato defino la idea de lo que quiero contar en los primeros párrafos, pero lo dejo a medias hasta que llegue de nuevo la inspiración.

Esa misma tarde se acerco otra chica y al mostrar unos papeles se ve claramente que ella también es una persona con suerte porque las “cuatro hojas” estaban todas perfectamente secas en el transcurso de esa jornada pues fue a primera hora cuando lo encontró. Contrastados los horarios ella encontraba la planta y yo escribía sobre ella al mismo tiempo.

Por lo que veo y compruebo la suerte está ahí fuera, bastante cerca, creo que no me puedo quejar de nada, ¡es cierto!

¡Si alguien tiene suerte, yo tengo suerte!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/05/2017 | Comentarios (0)

Zafarrancho

Publicado el 27/05/2017 en Camino (364)

Lo esperaba pero no podía creerlo hasta que lo vi con mis propios ojos, la gente literalmente estaba entregada al descanso en la sombra porque el sol en el día de hoy se había convertido en una pesadilla.

Con un poco de suerte, algo de mano izquierda y lo que algunos llaman “fluir”, todo volvió a su cauce, cada uno encontró su lugar con la tranquilidad que necesitaban y que al mismo tiempo me transmitieron.

Pude descubrir que entre la multitud, aunque el grupo no era tan numeroso, también puede existir la armonía, en ese espacio llamado Camino. Las horas pasaron y la oportunidad de compartir ese encuentro con unas cuantas nacionalidades convirtió en mágica la experiencia.

Las distancias, los países, las culturas eran diferentes, pero la “común-icación” fue real para cada uno de nosotros porque ese “don de lenguas y de gentes” es el símbolo que comparten todos los peregrinos a lo largo de una “Travesía” que puede llegar a un mes incluso más.

Esta oportunidad que nos regala la Vida a los que decidimos convertirnos en “francos” (acudir al diccionario Larousse o al de la RAE) por un tiempo es la versión moderna de “Ser” nosotros mismos.

Cuando convertimos nuestra Vida en Camino, olvidamos las realidades “aparentes” que nos “obligan” a “Estar” pendientes de la familia, el trabajo, la hipoteca, todas es obligaciones por las cuales la existencia se convierte muchas veces en dificultad, problemas y diligencias varias que borran cualquier realidad propia e intima.

Mi modesta opinión, no por ello nada despreciable, puede ser entendida en la perspectiva de un lugar, más bien ruta fuera de la realidad tangible, porque lo que mueve a los Caminantes es inaprensible, intangible, comprensible desde los pies cansados, los kilómetros en la piel pero con el Alma satisfecha, plena y feliz.

Tras ese tiempo, como cada instante, tiene su plazo de caducidad y con esa alegría-tristeza, paradójica, descubrimos que debemos iniciar de nuevo otro pequeño primer paso que nos abrirá las imágenes de ese “despertar” que inicialmente no llega con el momento de incorporarnos, sino cuando los ojos se fijan en ese eje amarillo con sentido en el Fin del Mundo.

¡Sentir es posible, SER inevitable!

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 27/05/2017 | Comentarios (0)

Turquesa

Publicado el 24/05/2017 en Camino (364)

Puede ser una piedra pero no es a eso a lo que yo quiero referirme, el verdadero motivo para acercar aquí esta palabra es el Océano que a pleno sol hoy presentaba un color maravilloso como si hubiese sido un pintor el que se molestase en pintar los tonos de toda la costa.

En un estado un tanto sorprendido iba descubriendo que cuando me acercaba a diferentes arenales el “turquesa” se hacía dueño de todo ese litoral dejando lo que denominamos “azul marino” para la distancia.

Otros lugares se precian de tener unos colores especiales pero hoy de forma contundente se han confirmado mis ilusiones, el turquesa que nos presentan como único del Caribe lo he visto aquí mismo en Galicia en la Costa da Morte y no tenía nada que envidiar al Trópico.

Con una pequeña diferencia el agua aquí es “gratamente” refrescante ¡para mi gusto! Estoy seguro que muchísimas personas considerarán un baño en el Atlantico propiamente una locura a estas alturas del calendario.

Entrando en detalles puramente estéticos he comprobado que los colores vienen definidos por diferentes matices que van desde la reflexión del sol, la claridad del cielo, la transparencia de las aguas, el fondo arenoso y otras circunstancias de menor consideración.

La presencia de un fondo arenoso y dorado explica o me permite entender el contraste que el prisma formado por la marea convierte la luz en ese color casi esmeralda. Trasladadas estas impresiones a otros aspectos de la Vida me descubren y confirman que el Mundo además de ser muy pequeño, lo tenemos mucho más cerca de lo que creemos.

Experimentar la opción de viajar, cruzar el “Charco” es particularmente gratificante pero esa visita puede ser sustituida, visto lo anterior, en un desplazamiento mucho más corto accesible a mucha más gente.

Ahora mismo es evidente todo lo que digo y lo creo a pies juntillas, pero también tengo que reconocer un detalle nada desdeñable de toda esta historia. El caso es que esas tonalidades en realidad eran un efecto óptico provocado por las gafas polarizadas que usaba entonces.

Motivo por el cual tengo que reconocer la verdad de un refrán que como suele ser ¡Confirman la realidad! Y es que “La vida es del color del –Cristal- con que se mira”. Así que retiradas las lentes los colores ya se acercaban más a un azul como generalmente representamos el mar.

Algunos pensarán que es un desengaño pero yo no lo entiendo así porque volviendo al tema de los refranes a mí me gusta ver “la botella medio llena”, ¡vamos! Que entiendo la vida desde un punto de vista además de “relativo” ¡Siempre positivo!

Con el cielo completamente azul buscaremos matices.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 24/05/2017 | Comentarios (0)

Ceremonia

Publicado el 22/05/2017 en Camino (364)

El nuevo día se ha convertido en una nueva experiencia llena de oportunidades y encuentros lo suficientemente agradables para poder convertirlos en un relato. Me permitiré omitir nombres y alterar ciertos hechos para no destruir la magia de un recuerdo que nos pertenece únicamente a los que allí estuvimos.

Alguien, mucha gente pretende que la vida necesita ser difundida para sentirse más aceptado en esos grupos llamados “redes sociales”. Yo de alguna manera con mis comentarios aquí intento mantener esa línea pero con la norma del anonimato como único principio.

Con semejante premisa me siento totalmente identificado porque mi espacio me gusta compartirlo con aquellas personas que están cerca de mí toda la vida, como en situaciones las que lo hacen en situaciones puntuales.

Estos días cuando “Uno” parte de sus origines para descubrir el mundo y sus gentes acepta que la maravilla de la convivencia puede convertirse en un encuentro perfecto en el que las formas pueden quedar en un segundo plano y el cara a cara, cruzar miradas en vivo y en directo que ni las video llamadas pueden transmitir.

Anoche todo fue informal, en su propio orden, tranquilo con las debidas sorpresas, amable como solo se obtiene con la humildad, alegre porque la risa siempre estuvo presente, plena, porque no fue necesario nada que ya no tuviésemos.

El caso es que las distancias y oportunamente las horas giran sin tregua para que  llegue la ocasión de la despedida, con la sorpresa de un instante que por primera vez me ha mostrado como unas “formas” sencillas y propiamente acertadas han comunicado a los participantes una continuidad en el recuerdo de lo que yo he sentido como una “Ceremonia”.

Solamente los pájaros y los árboles han sido testigos de un silencio sobrecogedor, de un sol matinal que nos ha iluminado, una brisa y unos fragancias que han sido tan volátiles como el mismo aire que nos las acerco.

Tras un breve intervalo, tal como vino se fue la inspiración pero quedó para siempre un regalo en mi recuerdo grabado en piedra para que en ciertas ocasiones tranquilas pueda recrearme en la experiencia de una “comun-ión” tan hermosa.

Y como es propio del caso las gentes partieron para dejar lugar a los nuevos ocupantes pasando el testigo de una forma tan leve como un sencillo.

¡Ultreia e Suseia!

HASTA PRONTO  

Publicado por Gotas de Rocío el 22/05/2017 | Comentarios (0)

Aracnofobia

Publicado el 19/05/2017 en Camino (364)

Podéis pensar que es el título de una película, pero no tiene nada que ver con el cine y mucho menos con desastres de ficción llenos de gigantes con patas atacando a unos personajes atemorizados.

Es tan solo una anécdota que me ha ocurrido esta mañana mientras estaba en la cocina fregando la vajilla. De repente noto como una cosa minúscula cae sobre mi cuello pero aprecio que se mueve, así que lo más fácil, sin ver nada, es pensar en algún insecto o araña más exactamente ha caído del techo.

Dejo el estropajo, miro sobre mi hombro y ahí estaba la araña de un tamaño aceptable, en el que se podía observar claramente la fisonomía de su exoesqueleto sin poner mucho interés en las tenazas de la boca porque en ningún momento sentí picotazo.

Con la mayor de las tranquilidades me dirigí a la calle con mi acompañante y ahora sobre el pecho, “el bicho” fue literalmente empujado al césped pero se resistió a descolgarse de su anfitrión y con una seda recién confeccionada se dejo mecer por un rato hasta que con mi mano corte la conexión y vi como partía la susodicha hacia la protección de los arbustos.

Sin otro detalle que contar, regresé a mis tareas pero me vino a la cabeza la palabra que define el “pánico a los insectos de ocho patas” y salió esto de mi cabeza trasladándolo al teclado.

La idea es entender el concepto “fobia” relacionado con las arañas. La “phobia” o con “f” es el miedo o mejor el pánico a cualquier cosa que le pongas ese sufijo. Solo se me ocurre pensar que la gente en algún pasado próximo o lejano, quizás en otro multiverso los papeles estén cambiados a modo de “Planeta de los simios” y los arácnidos tengan también su planeta con el “Ser humano” subyugado.

Entendido el párrafo anterior puede que haya un motivo para ese terror, otro caso no me cabe en la cabeza, porque ni siquiera los sueños son lo suficientemente consistentes para exacerbar el ánimo de tal manera

Por suerte creo que sin estar libre de fobias, creo que las tengo controladas, aunque seguro que alguien me descubre alguna “manía” que nunca llegara a esa situación en la que las personas pierden los papeles.

A fin de cuentas uno está en el campo y resulta apropiado que los octópodos se coman los insectos y nos dejen más tranquilos a los individuos de dos patas. Además tampoco creo que estén enviando las arañas a modo de drones para invadir el planeta o sean la única o de las pocas especies que sobreviven a esas hecatombes cinematográficas tan al estilo norte-americano

En los dos casos son ficciones así que más tranquilidad. Si el hecho viene porque en otra vida fuimos envenenados con su picadura a estas horas después de siglos ya hemos creado los anti-cuerpos o las medicinas para combatirlos, de nuevo se solicita evitar la histeria. Es evidente que no nos lleva a ningún lugar

Hay “bichos de dos patas” que son bastante más ‘H… .. P…”

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 19/05/2017 | Comentarios (0)

Olas Asesinas

Publicado el 18/05/2017 en Camino (364)

Cuando me acerco siempre a la orilla del mar o cualquier superficie acuática con olas o sin ellas pongo siempre muchísimo interés en el lugar donde “anclo” mis pies, porque de ellos depende directamente el regreso a la orilla en perfectas condiciones.

Si me refiero al calificativo del título es porque por desgracia como en la vida diaria hay olas y personas que como encuentren una víctima propicia por la falta de unos buenos anclajes cada momento puede volverse la situación en un pequeño desastre y si la ola viene con mala leche el revolcón acaba de cualquier manera menos la deseada.

En muchas ocasiones hablo o escribo sobre las vueltas, los giros, los círculos, las cadencias y el caso del Océano no escapa de esa historia tan irremediable, sus corrientes siempre en redondo.

Con la costumbre y según el caso cada número aleatorio de ondulaciones hay “una” que rompe esquemas, así que nunca hay que dar la espalda a ese juego del agua salvo que se hayan determinado con anterioridad la buena disposición de la siguiente cresta.

Sinceramente y la mayoría de las veces, todo es un sencillo entretenimiento en el que tú eres la ficha o el peón que suele caer siempre con el primer despiste, si es suave puedes desde trastabillear, perder pie, hacer la lavadora, tragar agua –este último suele el más molesto pero nada que no se arregle con unas risas.

El problema más gordo sin entrar en desastres personales, es cuando el descuido te lleva a creer que las pertenencias sobre la toalla están lo suficientemente lejos de la fuerza del mar y es ahí cuando las olas “asesinas” sin ningún tipo de pudor ascienden con impetu hasta arriba y calan todo lo que pillan por delante, incluso llevándose algún objeto flotando entre la espuma.

Observada esta situación en la distancia, las manos se llevan a la cabeza, se intenta correr con el agua por la cintura y cuando se llega se comprueba como casi todo chorrea y en mente solo cabe pensar que se haya librado el móvil de la refriega.

Asumidos los daños, que sencillamente son molestos, que no tengas ropa para cambiarte o que por suerte la dejaste en el coche y la arena que pasaran varios lavados en la maquina y todavía dejará restos cuando la uses de nuevo.

Es esta una de las batallas cuando busco el lugar apropiado para instalarme con un margen de seguridad lo suficientemente definitivo para no tener que estar perdiendo el tiempo en previsiones del alcance del próximo embate.

Lo más que pretendo cada vez que me acerco al Océano es el “Respeto” que no miedo el que me impulsa siempre a regresar desde mi refugio tierra dentro a estas orillas donde el horizonte tiene la blancura de la espuma, el azul del cielo en una imagen infinita y en constante movimiento.  

¡Levamos anclas!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 18/05/2017 | Comentarios (0)

Día de fiesta

Publicado el 17/05/2017 en Camino (364)

Así sin apenas saber nada descubres que hoy es el “Día das letras galegas”, pero es un detalle que para ciertas personas no supone ningún cambio porque en este tiempo no hay fiestas, todos los días al pie del cañón.

Cuando finaliza la primavera es el espacio para el encuentro con la naturaleza porque la luz y la climatología se ponen de acuerdo para que en un total caos, no hay espacio para las previsiones “acertadas”, se consiga de una manera inexorable el ciclo de la vida.

En estas tierras mágicas que se convierten en imán para un grupo de gentes de todo el mundo, sin que se tengan muy claras las motivaciones de cada uno, se acepta como natural la llegada de la “marea peregrina” buscando un puerto en el que encontrar respuestas.

Con ese espacio lineal a modo de “flecha” todas las miradas siguen la puesta del sol en el “occid-ente” –del latín occidere-matar-, así que es aquí, donde “rompemos” todos los esquemas para buscar una nueva forma de entender la vida que ya hemos dejado atrás por muchas apariencias que sigamos manteniendo.

Después de experimentar-vivir “El Camino”, las cosas sufren un cambio, ya no son lo imprescindibles que parecían, continúan estando ahí pero su valoración ahora es considerada de una manera más aleatoria y por supuesto menos trascendente.

Para algún cinéfilo estar “Aquí - Ahora” es decidir entre - la pastilla roja o la azul - y con la opción de haber comprobado, estado, en las dos versiones, la elección te va a permitir sentirse atraído unas veces por lo conocido mientras que la oportunidad de ese nuevo escenario en otra dimensión se vuelve propiamente la realidad de los “Hombres Libres”.

Algunos que hayan seguido relatos anteriores pueden acudir a  la hemeroteca y buscar “Iter francorum” sería aburrido volver a explicar otro “latinajo”.

Con todo ese cumulo de razones o ideas, creo que debo de retirarme a un espacio abierto en el exterior donde el viento y la naturaleza deje que mi pensamiento se vuelva un poco más libre de formas que no sean las primordiales.

Donde el sentido sea propiamente “Ser”, donde “fluir”, lo conjuguemos en todas sus formas verbales, donde la razón no olvide a su vecina la intuición, donde la “Navaja de Ockham” – la solución simple es la que resuelve los problemas -.

Aventurarse en este “Camino” es sencillamente enriquecedor.

¡Vívelo! Que no te lo cuenten.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 17/05/2017 | Comentarios (0)

Pepucho

Publicado el 16/05/2017 en Camino (364)

Un rincón imprescindible para poder disfrutar del paisaje de la Costa da Morte, como de sus faros marinos que son las Islas Sisargas. En este balcón el horizonte al noroeste es una experiencia que debiera ser recorrida paso a paso en lugar de en un coche, pero con un programa como el que he preparado para hoy, tendré que dejar la experiencia pedestre para otro día.

Antes de este relax visual frente al océano he tenido que cumplir el cometido que traía en la libreta de obligaciones y por cierto como no podía imaginar he conseguido descubrir alguno de los secretos que se guardan como un tesoro en el mundo de la alfarería u oleiros como dicen aquí en “galego”.

Con una atención excelente, atravesé los pasillos donde los artistas decoraban las piezas para llegar al almacén donde me permitieron elegir la pieza que debía completar la que se rompió en el uso “creativo” de una de las fuerzas de la naturaleza, el fuego en comunión con el orujo.

Todo el mundo por estas tierras sabe de lo que se habla cuando se pronuncia la palabra “Queimada”, para profanos, es una fiesta en la cual a modo de ceremonia las llamas reúnen en un circulo tanto real como intangible a todos los que quieren encontrarse con los amigos.

Hago este comentario porque el propio texto-“conxuro” con un contenido bastante explicito, añade una frase que para mi es el símbolo central del encuentro con el fuego – literalmente:

“….que los amigos que están fora participen con nos de esta queimada”.

Cuando se oyen esas palabras yo siento que vale la pena todo el “experimento” porque todo fluye de una forma más agradable y las “gorxas” se afinan en tonos alegres de fiesta más allá de los presentes.

Ahora de nuevo junto al mar descubro que el término microclima se puede aplicar perfectamente en esta costa, porque tras un sol de justicia en el interior, la playa y los puertos están abocados a una niebla con margen de visibilidad pero limitando el horizonte a apenas unos trescientos metros, así que la bahía no puede verse de manera completa.

Una sorpresa agradable de esta ciudad costera es que la playa llega casi hasta la plaza convirtiéndose en paseo marítimo todo el enorme arenal sin necesidad de tener que desplazarse con el coche, como en muchas playas apartadas y rematadas por acantilados.

Intento hacer algo de tiempo para ver si este meteoro levanta para comprender la magnitud de un lugar que estimo será digna de unas cuantas instantáneas pero el tiempo marca mucho mis pasos puesto que tengo que cumplir unos sencillos pero fijos horarios.

Atendiendo que todavía me quedan nuevos destinos en la costa compruebo que en toda la zona costera durante decenas de kilómetros la fuerza del sol no ha sido capaz de descomponer una bruma que viene del mar y convierte los promontorios rocosos en islas entre las nubes.

¡Misión cumplida!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 16/05/2017 | Comentarios (0)

Su Majestad, El "Sueño'

Publicado el 03/03/2017 en Camino (364)

Es Todopoderoso no hay quien no se rinda a sus intenciones, puedes engañarle durante un tiempo pero pasado el efecto de triquiñuelas como ponerse a cocinar, hacer deporte, tener que trabajar o actividades similares. Siempre se cae.

Yo tengo una serie de virtudes o de desgracias porque para mí es el “Rey”, siempre está dispuesto para acogerme en su descanso perfecto, caigo sin rechistar y sin poner ningún pero porque para mí significa tranquilidad.

Cuando las cosas se complican la paciencia y el recogimiento son el verdadero bálsamo que te regresa a la normalidad. Asi que contar hasta setenta veces siete se vuelve en un recurso de vital importancia para poder sentirse uno en sus cabales.

La cuestión es ¿En que consiste el proceso del sueño? Es seguro que hay técnicos en la materia pero si a ellos les llevo años conocer las cualidades del “descanso”, la utilidad del “sueño” se mueve en otros parámetros.

El descanso es algo particularmente físico con lo cual es algo prácticamente real, efectivo, tangible en el que los datos y la información es comprensible por el conocimiento humano. Si por el contrario hablamos del sueño, tratamos de un concepto imaginario donde ni siquiera los mas entendidos en la materia llegan a comprender las imágenes oníricas que hemos reflejado en nuestra mente.

Por suerte el regalo que acostumbro a disfrutar son pensamientos de una naturaleza digamos normales. Tengo verdaderas experiencias trascendentes, pero el grueso de mis sueños esta en cuestiones cotidianas en la que generalmente es el “factor tiempo” el que rompe la unidad de las ideas vividas.

Comprendida la cuarta dimensión fuera de los conceptos racionales esta tiene una explicación mas clara y donde nos pone la experiencia del sueño sobre la naturaleza de la verdadera naturaleza del Ser.

El hombre en sus tres dimensiones se desarrolla pero es la cuarta, y el propio sueño, la idea que le permite crecer y evolucionar. El caso es que cada persona va conociendo su particular proceso de conocimiento y aprendizaje sobre la marcha sin que nadie le enseñe ni lecciones ni atajos para lo que es la Singularidad de cada persona.

 Como principio básico solo me permito aconsejar, recomendar al que quiera entender que el Sueño es un regalo, es una experiencia, hay que disfrutarlo y si se quiere compartirlo con quien se tiene cerca, porque es la única riqueza por la que nadie nos demandara nada.

¡Nunca dejéis de soñar!

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 03/03/2017 | Comentarios (0)

Michoacán

Publicado el 20/02/2017 en Camino (364)

Han sido años de espera, pero estoy seguro que ahora era el momento de llegar. Es difícil muchas veces elegir cuando debes conocer un sitio o realizar cualquier trabajo y hoy me doy cuenta que han sido las fechas y las condiciones ideales para visitar un trocito de este gran estado.

Un detalle a tener en cuenta para esta decisión fueron los consejos de los amigos tanto hace años para esperar otras fechas como ahora para reconocer que la situación de “seguridad” había cambiado de forma manifiesta.

Yo tengo que reconocer que no he hecho ningún cambio sobre un recorrido turístico cualquiera, así que moviéndose uno en espacios controlados la posibilidad de una emergencia era más bien escasa.

He hecho una vida normal, he viajado solo todo el tiempo, los transportes públicos como los taxis los he usado siempre que ha sido necesario y la tranquilidad era la que merodeaba siempre mi mente.

Me he permitido paseos a pie por sitios abandonados por la población en la naturaleza y en las ciudades y jamás ha pasado la más mínima situación de inseguridad y nunca me he sentido ningún héroe en medio de una loca aventura.

Seguramente hayan de producirse más pasos adelante para una tranquilidad más efectiva para los ciudadanos de esta tierra pero al turista no tiene ningún problema en desplazarse con libertad y confianza.

En mi caso se pueden manejar dos variables que pueden actuar a favor o en contra de la situación en la que he disfrutado de este tiempo. Es temporada baja y hay pocos turistas, lo típico para poder sentirse más indefenso por la inexistencia del grupo, pero al mismo tiempo es la tranquilidad porque los maleantes no tienen en perspectiva una gran ganancia, porque somos unas migajas.

Cambiados los términos, muchos turistas, puede que lleve aparejado “más maleantes” y el grupo “numeroso” sirve de protección a la generalidad pero implica al mismo tiempo que el que queda fuera se puede convertir en presa de los tiburones. Es todo esto lo mismo que la pesca en un cardumen, sin salir del grupo estás seguro, pero mejor no quedarte en la periferia.

En todo el artículo he hablado de un concepto importante para mucha gente “la seguridad en este estado” y creo que ha quedado bien claro. Con las precauciones normales de cualquier viajero en cualquier país un turista está seguro en Michoacán.

Ahora hay que prestar atención a todos los lugares que merecen una visita y que me resultará imposible mencionar en su totalidad, así que lo apropiado es atender los consejos de una oficina turística para que ellos recomienden las mejores elecciones según las fechas.

Michoacán es un estado que se puede disfrutar en PAZ

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/02/2017 | Comentarios (0)

El mismo escenario

Publicado el 19/02/2017 en Camino (364)

Sencillamente hemos dejado pasar las horas, hemos vivido en presente algo que ya es pasado, saltamos de las fases solares a las lunares, la lontananza se convierte en desconocimiento la belleza solo la alcanzamos cuando una vela ilumina la oscuridad.

Ahora en la misma plaza con la misma vista todo es diferente la genialidad del invento es que los gigantes que daban sombra ahora son sustituidos por otros objetos altaneros que con su luz superior congregan a sus pies a las gentes para poder observar la realidad.

Los cruces, paseos, asientos son los mismos pero los frecuentados son los que tienen un farol próximo. Nos dejamos asombrar por la vista un sentido fundamental perdiendo la perspectiva de los gatos con un mayor dilatación de las pupilas y olvidando esos rincones donde las parejas se sienten más cómodas de las miradas ajenas.

Al mismo tiempo existen otros paisanos que celebran la misma nocturnidad como la sombra de los árboles durante el día al descubrir en esa frescura la quintaesencia de lo que algunos llaman Camino, ya sea manejarse en la oscuridad utilizando la luz para poder descubrir el sentido o para otros la meta.

Como curiosidad y en clara contradicción con el día, la noche nos libera de las aves que dominan los cielos sobre los parterres y las crestas de los árboles, es ahora un espacio en el que los niños apenas se alejan de sus padres, no tienen a ningún animal que perseguir y la misma disposición de los padres a no perder de vista a sus retoños.

Es el tiempo de la juventud de los que encuentran en un ambiente “desconocido” por falta de luz, la fuerza para osar las acciones que la luz matinal no propicia tan decorosamente. Ahora es el fuego del corazón el que late con más fuerza pues ha estado durante la vigilia esperando el instante del crepúsculo.

Ahora ya ni siquiera el poniente nos sirve de referencia ya solo es la oscuridad la dama de la noche y con su complicidad espera a que el sueño en los paseantes los retire plácidamente a un hogar en el que la luz nunca falta y donde la imaginación en el reposo guarda un registro en el inconsciente.

Pasarán las horas como en días pasados y el espacio se convertirá en vacio según llegue la medianoche y más allá. Los trasnochadores irán también retirándose y las hojas podrán susurrar entre ellas las historias que el ruido de los humanos no han dejado de distorsionar durante muchas horas.

En realidad lo que llega cuando las agujas del reloj llegan al cenit, es el envés de la luz, es la respuesta a los hechos, es la inexistencia, es el descanso tras la actividad, es vivir sin darnos cuenta.

¡Es el Tiempo de los Sueños!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 19/02/2017 | Comentarios (0)

Plaza

Publicado el 18/02/2017 en Camino (364)

Zocalo, Patio de Armas todos espacios abiertos al solaz de los ciudadanos en todas sus variedades de edad, desde los más tiernos infantes a los jubilados con todas sus capacidades de movilidad como verbales están dispuestos a realizar las actividades propias de su caso.

Los más pequeños se dedican a buscar con carreras a las palomas, –otros ejemplares imposibles de olvidar en un jardín- y con la tozudez de un niño convenciendo a sus padres para que les compre chucherias para arrojar a las “ratas con plumas” y convertir en juego una diversión que para el patrimonio histórico de las ciudades es una lacra que solo destruye la historia de las ciudades.

Con un lugar tan apacible como el que disfruto, descubro que hay espacio también para las artes y los pintores buscan como reflejar en el lienzo tanto la realidad que les rodea como las ensoñaciones que les puede producir un sol canicular sobre una testa ya suficientemente alumbrada por la creatividad de un espíritu libre.

Todo el paseo es propiamente una obra maestra en donde los jardineros tienen el protagonismo para la creación de ese lugar donde los juegos del agua, el césped, los árboles, las flores son las nos encontremos el resto de las personas felices y dichosos de disfrutar de la armonía de una naturaleza civilizada que esos maestros han sabido trasladar desde el campo al corazón de las ciudades.

Como referencia las plazas son también el lugar en el cual los recién llegados y los turistas asientan sus reales momentaneamente para con un mapa de la localidad deciden “atacar” el siguiente destino de su programa que han metido con calzador las visitas que debieran ocupar un par de días y que se reduzcan a unas seis horas de movilidad frenética.

La forma de entender la vida por mi parte es un tanto distinta y la presencia de “Mesie Reloj” cumple la mera función de “pulsera” porque Cronos se encarga de su ciclo sin necesidad que le diga yo, como debe de hacerlo.

Mi ocupación es ver como en esta plaza cada uno de sus ocupantes va ocupando su lugar a medida que pasamos de una edad a otra. Empezamos recorriéndolo en una coche de bebe con la mirada fija en la rama de los arboles y esos rostros que se asomaban a ver esa miniatura que sonrojaba a los padres.

Pasamos a la silla y ya mirando de frente, todo eran preguntas, hasta que dimos el salto para perseguir las palomas, con la seguridad que las carreras siguientes iban a ser para quedar a la hora justa con los amigos o la “amiga” –entre comillas- en unos paseos en pareja donde la amistad se convertirá en Amor.

Retomando el ciclo en la actividad de Padres con cochecito a los que alguna pequeña arruga les marcará el rostro según vayan pasando por todo ese proceso anterior mientras el hijo crece y los achaques se convierten en más momentos de tranquilidad sentados en el parque viendo que la vida ha pasado y lo que fue ahí sigue permaneciendo a la sombra de esos gigantes cuyas raíces son el sostén de nuevos ciclos vitales.

Así es el Tiempo. Una nueva Edad.

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 18/02/2017 | Comentarios (0)

...y los zapatos mágicos

Publicado el 18/02/2017 en Camino (364)

Una mañana bien temprano el aquí presente se da cuenta que sus instrumentos de baile, paseo y demás aventuras camineras estaban bien poco, presentables así que como en otras ocasiones que tiene a mano una “boleada” los zapatos mágicos volverían a relumbrar a su paso por las calles.

En este país la oportunidad de presumir de un calzado brillante y en un “boleo” se convierte el personaje en un dandy protagonista de una historia digna de contar. Para muchos personajes de la moda, el brillo o el estilo a la hora de calzar esa prenda identifica la personalidad de cada persona.

Yo he vivido en primera persona, durante mi juventud la obligación diaria de tener que lustrar los zapatos, circunstancia que mi independencia consiguió dar al traste porque esa costumbre no paso a formar parte de mi fuero interno.

Con mi nueva vida en solitario la dejadez en mis pisadas paso a formar parte de un estilo de vida algo más abandonado, descuidado pero no “dejado”. Es cierto que si miraba al suelo descubria que no vendría nada mal un paso con la bayeta, pero como acostumbro a mirar más al horizonte que al suelo, solo lo recordaba con los comentarios de mi madre que con el paso del tiempo se fueron haciendo más espaciados puesto que ya sabía que caían en saco roto.

Ahora y con lustre me doy cuenta que mi madre tiene razón y no cuesta nada una pasada sobre el cuero, pero creo que de alguna forma necesito reafirmar que se puede vivir más tranquilamente sin tantas formas, que todo es más sencillo, que podemos pasar por la vida sin ciertas necesidades superfluas en ciertos momentos.

La mejor forma de entender cada día es mirarse al espejo y comprobar que todo está en su sitio y principalmente que en la cara hay una mueca, una sonrisa y que de los ojos sale una chispa para que te des cuenta que eres feliz y que los demás lo puedan ver reflejado en sus ojos.

Los pies y su envoltura, los zapatos, quiero pensar que es la manera en que mi madre entiende que esa alegría de vivir empieza en el mismo suelo y desde lo más terreno traslada la alegría hasta la cabeza.

Puede que haya sido necesario varias décadas para darse uno cuenta de unos principios de buenas maneras que han sido básicos para crear una forma de ser que empieza en las formas externas, por mucho que sea el interior quien guarda el verdadero secreto de la Felicidad.

Al mismo tiempo que mis zapatos lucen “de gala”, el día de hoy también se ha molestado en sacar todo el brillo del sol para que la vida sea luz, placer, magia…

¡Con estos zapatos puedo volar!

HASTA PRONTO   

Publicado por Gotas de Rocío el 18/02/2017 | Comentarios (0)

Tenía que ser hoy

Publicado el 17/02/2017 en Camino (364)

Las historias, los encuentros, las oportunidades todas tienen su Tiempo y hoy estando en  Michoacán había un hueco manifiesto para uno de los símbolos de esta tierra la mariposa.

Paseaba junto a la orilla del lago entretenido en los rompientes de las olas del lago para ver si alguna de ellas se dedicaba acercarme un pequeño detalle y tras cientos de metros apenas ninguna chispa con la que entretener la vista.

Con las mismas centrado en los guijarros veo uno completamente distinto y no era para menos porque era prácticamente negra pero con unos detalles amarillos en los bordes y con forma ventricular como un corazón.

Sencillamente era una mariposa posada al sol, sus cuatro alas eran del mismo color negro con un leve veteado de oro. El paseo ante semejante hecho tuve que parar para confirmar que ese ser que no se movía se encontraba vivo y decidí agacharme a ver si era capaz de incorporarse al dedo de la mano que le ofrecía.

Observe que el ala trasera se movía y las patas delanteras se subieron a la mano que le ofrecía así que con la tranquilidad que debía demostrar en ese momento conseguí incorporar la mano y todo el cuerpo sin que la sensación de magia que llenaba mi cuerpo no alcanzase la levedad de un ser tan frágil.

Fueron pocos los segundos que en el “Indice” la sorpresa de estos días se ha incorporado a un viaje en realidad fantástico y desde hoy “etereo”. Apenas dos segundos para comprobar que era cierta la visita que tenía frente a mis ojos.

En una expresión de racionalidad pero sin que el movimiento llegase a ningúna parte de mi cuerpo salvo la mente, pensé en inmortalizar con la otra mano la foto y ese pequeño pensamiento fue el que le dio alas para buscar otro lugar en el que solazarse sin que un humano interrumpiese su descanso reparador de energía.

La vi alejarse en un vuelo caótico, sin orden, pero lo suficientemente inteligente para que en apenas dos revueltas ya se había mimetizado con el paisaje de los arboles ribereños.

Había llegado hasta allí solo y volvía a encontrarme solo pero las sensaciones de algo tan maravilloso no podía dejarlo pasar sin que la constancia de un escrito reafirmase unos segundos que a mí me llenan de eternidad.   

Me estaba dando cuenta que dejaba millones de mariposas “Monarca” por visitar en su Reserva de la Biosfera, pero la atención que una solitaria me prestó en un rincón que no se encuentra en su Camino se merece algo más que este mini-relato.

¡Algo mío voló con ella!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 17/02/2017 | Comentarios (0)

Por fin la lluvia

Publicado el 17/02/2017 en Camino (364)

Sin enterarme de nada en la noche descubro cuando salgo a la plaza que todo el suelo esta mojado y no precisamente a manguerazos sino que la uniformidad del agua se ve confirmada por el chofer del autobús que responde con una afirmación. Al mismo tiempo el aire sopla con esa frescura de una mañana recibida con precipitaciones.

Todo esto no es propiamente ni triste ni desagradable porque el sol ha descubierto unos grandes claros por lo que su luz está omnipresente en cada espacio, detrás de cada sombra, en cada superficie, sobre el lago, empujando las olas junto a la energía de la brisa.

Hoy el tono cobrizo de las aguas del lago de Patzcuaro las he cambiado por otras azules de un lago de montaña, aquí no hay pantanal ni zonas robadas a las riberas, los bosques descansan en las mismas orillas como en un abrazo sin límites.

Es Zirahuen un nombre que ahora no se borrará de la memoria por el propio hecho de todo el tiempo que costo aprendérmelo. Ahora cada nueva ola intenta recordármelo, no son grandes ni mucho menos espectaculares pero acompasan el ritmo de mi corazón.

Al mirar al horizonte aparecen colinas cubiertas de bosques y una solitaria montaña en la que cuelgan por sus laderas plantaciones de aguacates que en este clima crecen de forma increíble gracias a la bondad de una naturaleza derrochadora.

Ese último calificativo es el que se podría adjuntar al carácter de un país, su tierra y sus  gentes que viven en cierta manera en el desconocimiento de todo lo que les rodea, puede que como pasa en otros lugares serán los de fuera quienes te enseñen la verdadera realidad que abarcas pero que no llegas a entender, de tan cerca que se tiene.

Hay muchas cosas en las que fijarse en un entorno lacustre como este, las aves acuáticas,  fochas principalmente ocupan el espacio que las garzas ayer cubrían los campos de jacintos de agua, pero otra especie no tan volátil ha hecho acto de presencia junto al vaquero, las reses han acudido a su baño matinal en un lugar que ya lo quisiera para mi más de un día.

Ya digo siendo “de postal” lo que veo, aquí no hay “posturas” ni “exposiciones” las formas perduran como cualquier otro día en la que no aparece nadie “narrando imágenes” a falta de cualidades para jugar con formas, dibujos o colores.

Todas esas representaciones las llevo grabadas en unas instantáneas que ocupan algo de memoria en un chip, pero que guardo en ese cacho de corazón donde no existe el olvido ni las aplicaciones borran algo que es intangible.

Después de un rato al sol lo mejor es retirarse antes que las neuronas perfectamente protegidas comiencen un proceso de licuación irreversible porque la maquina que utilizo como portátil se ha puesto hacer cosas que no entiendo pero que durante un cuarto de hora no me ha dejado escribir.

Dulce el lago de Zirahuen, hermoso espejo.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 17/02/2017 | Comentarios (0)

Las cosas pequeñas

Publicado el 16/02/2017 en Camino (364)

A la gente o algunas personas lo que verdaderamente les importa son las cosas sencillas, sin complicaciones, en una manera de entender la vida como es una entrega diaria de todo tipo de bondades que no tienen precio y si mucho valor.

Despertar cada día tiene un componente vital que de rutinario no le damos la más mínima importancia y es ese suspiro al estirar todo el cuerpo cuando de nuevo respiramos con el conocimiento que la noche dejamos descansar.

Tras esos momentos de verdadera consciencia todo debemos de conceptuarlo en “Aquí y Ahora” para atrevernos a descubrir el verdadero sentido de la vida que no exactamente el “dinero”. El objetivo que muchos admiran como único fin de la existencia.

Hablaba el otro día del “vil metal”, aunque precisamente ahora lo que funciona es el “plástico”, allá donde te mueves. Intentaban convencerme que el monto de las cantidades obtenidas son las que miden la “personalidad” de cada sujeto, concepto que por supuesto no comparto.

La singularidad de las personas la marcan su carácter y en una parte los términos económicos en los que se mueve. Hoy esta ciudad que me acoge es algo cercano abarcable, humano, perfecto para poder vivir la realidad del momento.

Al igual que el espacio que te rodea, las personas, los detalles que forman parte de tu presencia son la manera perfecta de conjugar el verbo “Vivir”. En mi “cada día” siento que las gracias se las merecen todos los que están junto a mi, ya sea en la proximidad como en la distancia.

Se que de alguna manera todos tenemos el “Mundo” en la palma de la mano. Algunos creeran que digo tonterías o que estoy borracho pero sencillamente esta es una de la “verdades más certeras y cercanas” lo que es claro es que como todos somos oficialmente miopes, sabemos ver mal de lejos y mucho peor de cerca.

Es algo así como un sueño esas creencias de ¡Mañana será otro día!, solo existen los ¡Hoy! Y si no sabemos como defendernos en ese momento tampoco vamos a saber hacerlo en ese “Presente Diferido” que algunos llaman “Futuro”.

Sinceramente las pequeñas cosas, las que no cuestan dinero, las que se reciben sin pensar, los “dones” que propiamente ya llevamos en el “Tratamiento” se refieren a un concepto que en su brevedad incluye la realidad del Mundo “AMOR”.

La frondosidad de un árbol, la belleza de las flores, la frescura del agua, son como muchas otras manifestaciones del ciclo vital la demostración que la Felicidad la descubrimos que sale de nosotros cuando convertimos nuestra existencia en luz para los demás.

¡Qué los vientos sean propicios!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 16/02/2017 | Comentarios (0)

Siempre el mar

Publicado el 13/02/2017 en Camino (364)

Es una “Verdad” para “mi” alguien de tierra adentro que en un “baremo de perfección” de lo que podemos valorar la ciudadanía el hecho de encontrarse alguien junto al mar las puntuaciones a esas localidades sería de un cinco sobre diez.

Acabo de regresar de un Pacifico que desconocía por su propia cualidad nominal de “tranquilo” y por fin ha hecho honor a su verdadero espíritu. Sobre la arena las olas se han deslizado suavemente arrojando, de vez en cuando algún canto rodado que destacase sobre la uniformidad de la playa.

Con el juego de la marea, las corrientes, la resaca o su falta sirve para entender la manera de vivir el ciclo del agua y propiamente de la vida.

Bañarse en el océano es una incursión tan cercana al día como el interés con el que cada mañana decidimos olvidarnos de la temperatura del agua, como del bullicio de las calles o del trabajo y conseguir “hacer el muerto” en esas aguas refrescantes y tonificantes que son bastante más bonancibles que las de la propia orilla, que solamente es “rompiente”.

Descubierta la bonanza de un suave balanceo solo me preocupaba la reflexión de los rayos del sol sobre la piel y el mar me ocupan en reconocer donde me establezco respecto a mis referencias en la costa, las sombrillas y que no me alejen peligrosamente hacia un horizonte desconocido.

Como cualquier bañista no estamos preparados como los navegantes para llegar más lejos de unos cientos de metros de Tierra. El caso, es el de la vida conformarnos con un baño o más bien embarcarnos en una nave que nos lleve allende los mares.

De momento con mi naturaleza “mesetaria” eso de dejar mi suerte en manos de un capitán de barco lo dejaré para más adelante cuando llegue a esa “segunda mocedad” que algunos dignamente denominan “Tercera edad”.

Son términos que a mí me gusta referir porque el hecho de la “Jubilación” es para eso mismo para celebrar para descubrir, la montaña para los más valientes y la costa para los que ya creen que la vida es propiamente “solaz” y “dolce far niente”.

Las propias olas pueden ser perfectamente ese arrullo que una siesta bien merecida disfruta desde el recién nacido, al más anciano del planeta, con todas las variables intermedias, estudiantes, operarios, albañiles, profesores, funcionarios, enfermeras, doctores, congresistas y demás políticos.

Es algo así como esa música ambiental que intenta crear un ambiente perfecto para que lo que tenga que ser llegue de la forma más relajante posible, porque las novedades además de cuando llegan las olas “sorpresa” nos gusta tener todo en estado de revista y más propiamente en una playa donde los pequeños y también mayores pueden ser arrastrados por la corriente o esa resaca imprevista.

Con la Bahía “por Bandera”

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 13/02/2017 | Comentarios (0)

Guerrero Negro

Publicado el 27/01/2017 en Camino (364)

Cualquiera puede pensar que estoy hablando de un video juego, un comic, un personaje “manga” u otra historia épica. El caso es que están equivocados que así lo crean porque sencillamente es el nombre de un lugar en el cual las protagonistas son las “Ballenas”.

A estas alturas del año y en el lugar de la costa que nos resguarda la posibilidad de localizar esos cetáceos es directamente proporcional a las ganas que tengan ellas de hacer caso a unos bípedos que se pierden por poder acariciar a uno de los seres “animados” más grande de la Tierra.

La inquietud la noche anterior es manifiesta, porque la posibilidad de regresar es complicada por lo tanto, Esperanza y Sueños se convierten en una oportunidad “Única” y podría añadir que “Irrepetible” porque aún regresando al mismo lugar, encontrar los mamíferos acuáticos es casi seguro que no sean los de ocasiones anteriores.

Con tranquilidad, “la que se debe suponer” - para aquellos que hicieron la “mili”- es una  circunstancia complementaria a todo predicado. Mañana no habrá que actuar tan solo observar el horizonte, las olas y las corrientes que nos acerquen esa gran matrona del océano y espíritu de las aguas para que todo continúe fluyendo.

Ante la imposibilidad que “ellas” se nos acerquen, la oferta de mi presencia a su lado es la mejor forma de mostrar mi admiración por su constancia y el cariño por “Gaia” como solo otros seres vivos están mostrando y el “Ser Humano” está olvidando, pero gracias a muchas personas con cierta sensibilidad queremos y deseamos re-descubrir.

Cuando retomo el relato ha pasado una semana y tengo tantas cosas que contar que me resulta complicado hilvanar todas las circunstancias del viaje. De primeras un temporal que duro cuatro días en toda la costa californiana nos tuvo prácticamente inmovilizados en casa con la imposibilidad de salir al mar para acercarnos a las ballenas.

Una pena grande pero guardo la intención de regresar a ver ese espectáculo natural en las bahías y lagunas de Baja California. Con el mismo interés o mayor la climatología adversa no pudo con nuestras intenciones de encontrarnos con un grupo de gente, una familia que siempre estuvo al lado para conseguir que la luz y la fiesta fuera la protagonista de esa semana por mucho “agua y viento que nos rodease”.

Cuando todo se calmo poco a poco pudimos disfrutar de esos espacios naturales que componen la orografía de una zona semi-desértica, que más bien parecían unos prados y bosques primaverales de otras latitudes.

Un detalle a tener en cuenta es que cuando sobrevolaba la península californiana rumbo a mi nuevo destino observe como varias sierras como la de San Pedro Martir, La Rumorosa y otras que no recuerdo el nombre se habían cubierto de un manto blanco, confirmando los comentarios que mis amigos me adelantaron cuando vieron la crudeza del temporal.

Ahora mismo en el centro del continente, los cielos azules y las temperaturas más dulces incluso calurosas al mediodía, hacen que las perspectivas de un cambio en la indumentaria sea más que inevitable.

¡Jalisco como en casa!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/01/2017 | Comentarios (0)

Libertad

Publicado el 20/01/2017 en Camino (364)

Una palabra que significa “Todo” y como dirían algún personaje “Y más allá”, así es como me siento, tras unos días rodeado de una gente próxima encantadora, amable y un territorio que guarda gracias a sus paisanos un espacio natural digno del “Edén”.

Así las horas y los días van pasando para alegría de los que llegamos de otras latitudes para descubrir que la naturaleza, es el regalo más maravilloso que podemos dis-frutar –de frutos-.

Este es un oasis donde la conexión con todos los personajes de la historia constituyen un conjunto es parte de su idiosincrasia, palabras como “Hola”, “Buenos días”, “Encantado”, “Muy Amable” salen al cruce en cada paseo, haciendo la compra como en la respectiva visita turística o a las tiendas de recuerdos.

Al mismo tiempo cuando descubres que ya has conseguido aclimatarte a este horario tan diferente al de nuestro norte, sabes que las horas corren con otro “tempo”, la luz se asoma por los ventanales “de mañana” cuando la costumbre es no verlo en el horizonte hasta pasada ya al menos una hora larga o propiamente dos.

Hoy buscaremos en las alturas, donde los picos esconden sus secretos, las imágenes de una historia de siglos, de nuestro pasado común y de las Esperanzas de ese futuro imaginado que poco a poco convertimos en realidad.

Regresado de “La Misión” toca recapitular y hacer balance de una pequeña aventura que se inició a las puertas de casa cuando a falta de asientos en cabina nos toco acomodarnos en la caja trasera del vehículo como en otras ocasiones he visto a muchas personas utilizando todas las utilidades de ese medio de transporte.

De alguna manera era un motivo para conocer una experiencia cuando menos curiosa y sobre todo imposible de realizar en mi pueblo sin que la autoridad te ponga una multa. Puedo asegurar que tanto a la ida como a la vuelta el asiento ha sido tan cómodo como puede esperar y las panorámicas en cualquiera de ambos sentidos sin nada que entorpezca la visión solo se resume en “Espectacular”.

Al hecho del traslado hay que añadirle el motivo principal de la visita y puedo asegurar que San Javier merece el desvío pues resulta increíble descubrir como aquellos misioneros, más bien pioneros abrieron Camino donde antes solo existía una naturaleza comprensible y maravillosa para las etnias locales.

La Sierra, los barrancos, los cactus y la dificultad de encontrar agua convirtieron su esfuerzo en epopeya cuando uno lo ve con el paso de los siglos. Nosotros varios siglos después y sobre  ruedas hemos disfrutado del lugar, de una compañía como son los amigos y de la familiaridad que ellos siempre están dispuestos a ofrecer.

Como buenos viajeros que somos, mañana continuaremos rumbo al norte, cual peregrinación del Tercer Milenio.    

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/01/2017 | Comentarios (0)

¡Hay Wifi!

Publicado el 19/01/2017 en Camino (364)

¡Pues va a ser que no! ¡Jo….lines! Pero a cambio tenemos piscina, palmeras y sol desde el amanecer. Creo que en estas condiciones me quedo colgado como una paraguaya o mejor en una hamaca, al estilo “dolce far niente”.

Estas tierras californianas están dispuestas a recibir a todo aquel que se acerque a un mundo de secarrales cactus y auténticos oasis rodeados de Hoteles con nombres de canciones universales que son un canto a la libertad del viento y por tanto del alma.

Ayer las olas del Pacifico no eran junto a la arena tan “Tranquilas” eran propiamente “escandalosas” y lo suficientemente grandes para sobrepasar mi cabeza y hacerme retejar hasta las zonas más altas de la orilla.

Nunca me arrepentiré de la prudencia que me dejo en el límite de la marea porque la resaca era de fuerza considerable con lo que las posibilidades de salir flotando en las corrientes era directamente proporcional a mi posible anclaje a la arena en la que me hundía según retrocedían las olas.

Retomo la historia allá donde la deje hace días y me encuentro en la misma situación, continuo sin “conexión”. Creo que posiblemente hayan sido unos de los mejores días porque olvidada por completo mi relación con el exterior, he concentrado mis esfuerzos en los amigos y las oportunidades que me ha dado, descubrir y compartir con gente realmente encantadora.

Comprendiendo que rodeado de “Todos Santos” la posible consecuencia de semejante encuentro depararía unas consecuencias más bien increíbles e inenarrables, tomé la decisión de acudir al término más apropiado a esa circunstancia, que es “La Paz” y puedo asegurar que se cruzo en mi Camino con la alegría que puede provocar ese estado de “quietud”.

Acostumbrándome a las bondades de un clima maravilloso –en estas fechas- decidimos en la nueva jornada salir a recorrer unas costas salvajes y abandonadas por las masas de turistas y descubrimos que el Caribe o al menos sus colores estaban a tiro de piedra.

Un tanto, quizás “Un mucho”, la playa nos dejo desconcertados dudábamos si los turquesas venían directamente fletados de Cancún o Belice pero las sierras que cortaban el horizonte nos ponían de nuevo en una maravilla de tierra llamada “Baja California Sur”.

Poco a poco fuimos despertando en la experiencia que esa aventura nos había aguardado como si fuese un tesoro. El/Los momento/s desde el amanecer hasta el regreso al punto de partida a mi me habían hecho sentirme como un aventurero “coronado” por unas horas y con la seguridad que lo vivido nunca lo voy a olvidar.

Transcurridas las horas y compartiendo con los amigos los detalles de este día nos ha servido para refrescar instantes que todavía me erizan la piel.

¡Mañana seguiremos en la nube!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 19/01/2017 | Comentarios (0)

Las fases de un sueño

Publicado el 19/01/2017 en Camino (364)

La noche pasada, centrándome únicamente en el plazo que va desde el momento de acostarse hasta el “Despertar” ha sido una experiencia que un científico consideraría digna de estudio y cuando menos “empírica”.

Las comillas del “Despertar” hay que explicarlas porque con ellas reconozco y me sirven para darme cuenta que lo que la luz de la mañana había traído no supuso ningún desvelo porque recordaba y continuo con el pensamiento fresco, ningún detalle importante se había borrado del “consciente”.

El detalle al que quiero referirme con el “empirismo” es la forma en que las imágenes han ido cruzando mi mente en tres turnos diferentes. Creo que propiamente podría hablar de las típicas trilogías de una novela, con sus intervalos entre las diferentes entregas.

Así que hoy dejando a un lado la temática del sueño y los motivos del mismo- especialmente agradables-, quiero traer aquí a colación la suerte que he podido disfrutar por la noche porque según se producían los sueños llegaba yo a la conclusión que la historia no era realidad sino un sueño con un toque de verdad tangible por lo cual la magia de esa aventura se rompia en pedazos.

Desvelado y entristecido por la perdida de imágenes y situaciones tan maravillosas me revolvía en la posibilidad de regresar a esa inspiración que placenteramente había convertido mi descanso en algo cercano al “Agape”.

Creo que mi convicción era de tal calado que tras una “pelea” con pensamientos intrusos las imágenes y sensaciones retomaron el Camino que yo deseaba y regresé de nuevo a un lugar que había dejado atrás y que se encontraba en el Paraiso por el placer que convertía el sueño en mi subconsciente y en el consciente.

Dejando transcurrir el tiempo el sueño llegó a una situación digamos que automáticamente se convirtió en riesgo y salto la alarma con lo cual la ruptura lineal del “Cuento” me dejo con los ojos como platos mirando al techo.

El problema aparecia de nuevo, ¡quería regresar! Acaso era posible una nueva oportunidad de reescribir un nuevo capitulo y la Esperanza no me defraudo porque allá donde lo había dejado consiguió instalarme en los brazos de Morfeo como sin ningún interludio.

Ahora, pocas horas después de incorporarme de la cama todavía intento comprender como he sido capaz de entrelazar la historia con todas las intromisiones que se han producido y al mismo tiempo alcanzar la tranquilidad que puede ofrecer ¡Completar un sueño!

Cuando me he levantado además de conservar su recuerdo me complacía la certeza que el final al que había conseguido llegar era el marco perfecto de la plenitud, de la belleza en resumen, de la Humanidad que nos aguarda.

¡Camarero, el próximo sueño de la misma carta!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 19/01/2017 | Comentarios (0)

Aeropuertos

Publicado el 14/01/2017 en Camino (364)

Creo que es la nueva forma de “corriente de flujos” que existe en este momento en la sociedad moderna, todo ha sido un salto cualitativo del movimiento sobre la tierra con las limitaciones que la orografía obliga en todo desplazamiento a ser el aire el medio usado más eficazmente.

Esa es una de las razones para que la movilidad aérea haya crecido espectacularmente pero no es la única ni la más importante. Es en la actualidad el propio “conocimiento y la cultura” el impulso a un encuentro de personas que muchas veces se cruzan puntualmente y que puede convertirse en una amistad.

Hoy a eso de la madrugada cuando todos los pasajeros permanecen soñolientos sobre sus equipajes a la espera de su tarjeta de embarque hay oportunidad para charlar cuando todos tenemos la necesidad de compartir ese viaje en solitario que para muchos se convierte en una cuesta arriba difícil de digerir.

En esas estamos y las circunstancias han unido a una brasileña, un paraguayo y un español compartiendo los tramites del embarque, cuando uno o al menos yo, se siente indefenso por el celo con el que somos tratados los que en ese momento dejamos de ser ciudadanos para convertirnos en potenciales delincuentes por el hecho de llevar unas botas de tacón, o un envase de colonia un poco grande.

Todo sea por la dichosa “seguridad Total” que es imposible, pero a la que hay que añadirle un toque de humanidad que solo nos podemos ofrecer los mismos pasajeros en las mismas circunstancias tan desagradables.

Con esa complicidad lo más agradable es poder compartir otro tipo de experiencias como es un café portugués mientras la megafonía va separándonos a cada uno a su plataforma de embarque. Una sencilla despedida que puede traducirse en futuras visitas en el espacio común que compartimos España.

Como en todos los vuelos transoceánicos, la capacidad de los aviones muchas veces se ve superada por el interés de las personas por comunicarse, asi que no hay espacio para plazas vacias. –Detalle que puedo desmentir porque he podido dormir con tres asientos para mi solo-

La espera hay que convertirla en entretenimiento para poder soportar las horas que exigen las rutinas de estos vuelos que son casi interminables. Vale de todo un poco, libros, escritura, ordenadores, juegos, películas y una vez ya en tierra dejas que las cosas vayan pasando con tranquilidad en el desembarque el control de aduanas y la facturación porque todavía tengo cuatro horas para el despegue de mi último vuelo de hoy.

Adiós Florida, ¡Arriba México!

HASTA PRONTO

 

 

 

 

Publicado por Gotas de Rocío el 14/01/2017 | Comentarios (0)

El Foro en el "Central"

Publicado el 12/01/2017 en Camino (364)

Donde todo ocurre, donde se cruzan los Caminos, donde los Encuentros tienen el valor de las esencias. Aquí donde muchos acabamos parando esporádicamente podemos observar lo más característico del país sin necesidad de moverte de un barrio o en un par de ellos para conseguir una visión global de un concepto tan denostado que muchos omiten su mención ESPAÑA.

El caso es que yo lo llevo a gala mi identidad como “español” y no por las alegrías deportivas, ¡que también! sino porque entiendo que formo parte de algo muy, muy grande que es difícil ya de identificar, porque por estas tierras son recibidos millones de personas que poco a poco van creando un “tipo” nuevo, tan peculiar como lo era antes y tan moderno como los cambios que vamos absorbiendo.

Siento todo lo anterior como cualquier otro día, pero tengo hoy la verdadera convicción que voy a echar en falta todas esas cosas sencillas y rutinarias que tras veinticuatro horas tendré que convertir en conceptos más mestizos, como los que ya conozco y me resultan cercanos allá en tierras americanas.

Es un salto, el de un simple “Charco” que convierte la naturaleza continental europea de clima templado en un espacio propio del Trópico en el cual no caben las medias tintas. Hay que saber cambiar el chip porque si no lo haces tú será el Sol quien se encargue de recordarte el salto de latitud.

Como en el cambio de las costumbres en el aderezo de las comidas –el picante- que es una manera muy buena de irse aclimatando a la idiosincrasia del “chile” en todas sus versiones – moderadas, aceptables, o solo para valientes-, el caso es que pocas veces he dejado pasar la oportunidad de “catar” un poco, lo más osado de la carta.

La vida es un cuadro de colores en el que se puede pasar de los tonos suaves y pastel a las opciones más audaces de brillos y luz en toda la gama de la banda infraroja. Acabo de ver como el sol pintaba las nubes por el poniente desde el balcón más “Real” de todo Madrid.

Han sido unos veinte minutos hipnotizado por el juego de luces y por tanto de cromatismo para llevar en la cámara como en el recuerdo, la reverberación del último sol de la jornada, de tal forma que la noche nunca pueda llegar a ser tan oscura, ni con la luna llena que será esta noche o mañana cuando nos deleite con su “suave influjo”.

Todas estas experiencias, amaneceres, -el de hoy tras la niebla en Castilla pero con la nitidez de una fuerza “dorada” para despejar toda la niebla del valle-, atardeceres, que hacen crecer el espíritu y extraen de cada corazón una sonrisa.

Esta y así es “Mi Tierra” como diría Nino Bravo, como “La Tuya” hermosa por momentos, vital en cada latido, luminosa, como el reflejo que cualquiera desprende bajo un astro tan puntual que cada día a su hora le tenemos de acompañante de nuestros pasos.

En unas horas salgo en “Tu busca”, aunque sé que no te alcanzaré.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 12/01/2017 | Comentarios (0)

Un chaval con estrella

Publicado el 17/12/2016 en Camino (364)

He estado unos pocos días en esta tierra y algo creo que he aprendido ¡Que quiero volver!

Uno de los motivos para semejante aseveración es que después de haber contrastado opiniones con varios paisanos -naturales del país- me han confirmado que en la isla suele llover unos diez días al año y he podido disfrutar de uno de ellos “a cubierto”.

La primera impresión era más bien de pesar pero he comprendido que en realidad este hecho ha sido un privilegio que pocos pueden haber disfrutado, como también comentaba otro día, ese agua del cielo ha convertido una isla volcánica –tonos ocres- en un espacio verde.

Esta es una de las propias aventuras de hoy, porque cada día he experimentado el encuentro con gentes de lo más diverso y siempre he aprendido algo de ellas.

Ahora toca rebobinar porque es la cuenta atrás de estas vacaciones y toca recopilar datos informaciones, además de detalles que deseo repetir como muchos, que he dejado en la recamara para futuras visitas.

Tendría en estos momentos que regreso a casa –veo los aviones desde el ventanal- dar las gracias tanto a esos conductores de guaguas que me han dejado donde quería llegar pero no sabia “cuando y donde”, a los recepcionistas que me solucionaron las pocas necesidades que tuve que tramitar con su solícita ayuda.

A esos cruces de miradas, de encuentros, de paciencia, de “oportunidad” porque me han solucionado unas cuantas papeletas que de otra forma hubiesen hecho estas jornadas más complicadas.

Se puede decir que el viaje esta siendo más suave que la seda, opino que el adjetivo apropiado en lugar de suave debiera ser “leve” porque ha sido algo próximo a la “levitación” las cosas las disfrutaba, no sucedían.

El tiempo, tanto atmosférico, como cronológico se ha aliado para que todo fuese algo así como la “cuadratura del circulo” –un concepto de difícil explicación para una mente racionalista y científica.

En el titulo me he planteado la sustitución de la palabra “Suerte” por “Estrella” porque se pueden utilizar como sinónimos y la noción primera es algo bello pero con las notas de la "ventura" algo que por mucho explicarlo es algo incognoscible -está relacionado con el "viento"-, por otro lado la segunda es la referencia a un concepto “Luminoso” y reflejado en el firmamento o en el corazón de cada uno de los “Seres Humanos”.

A fin de cuentas somos Energía, por tanto “Luz” y como “Unidad” ese foco, que como fuego, nos expandimos con la intensidad que pretendamos comprender de nuestra consciencia y en la realidad de la que formamos parte.

Solo os recuerdo“Carpe Diem”

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 17/12/2016 | Comentarios (0)

Generosidad

Publicado el 15/12/2016 en Camino (364)

Es la sustantivación de un adjetivo calificativo especialmente Agradable de pronunciar y como todo aquello que lleva implícito la Alegria es con toda seguridad la forma más bella de vivir.

Con unos conceptos bastante erróneos a los que hemos llegado en nuestra madurez por diferentes medios al “Generoso” por estar “fuera de lugar” –léase el artículo anterior- se le ha tratado de “prodigo” con todas las connotaciones que para la civilización occidental supone de concepto peyorativo.

Prodigarse es un sinónimo de “entrega” y “desprendimiento” pero no tiene nada que ver con “olvido” o “dejadez”. Cuando en la actualidad alguien es generoso va contra los principios formales que imperan en nuestra vida un “avaricioso sentido del egoísmo”.

He leído a algún sabio que hay personas que solo saben conjugar los pronombres posesivos en primera persona del singular –Yo, Mi, Me, Conmigo- fuera de eso parece que el espacio es un desierto y como mucho nuestra esfera la ampliamos a familia y amigos sencillamente.

Con semejante perpectiva la posibilidad de una vida plena y por lo tanto feliz queda encerrada en una burbuja sin posibilidad de expansión y sin horizontes que vislumbrar.

Estos días en esta tierra que en términos coloquiales era pobre porque prácticamente era un desierto sus gentes de forma generosa se hicieron cargo de lo poco que les entregaba su hábitat, lava, algo de rocio para convertir los campos en tierras de cultivo.

Otro paso posterior fue abrir los brazos a las gentes que vienen del exterior y en ese proceso la riqueza, algo desconocido hasta entonces empezó a llegar, para instalarse y conseguir dar al traste con una pobreza que se soluciono con entrega.

Ejemplos de todo tipo llenan la historia de las gentes entregadas a los demás, entre los que están los voluntarios “reconocidos” como los que de forma callada se alían para colaborar con terceras personas formando un “nudo interminable”.

Como explicarlo más brevemente, cuanto más das más recibes, habría que pensar que ese si que es un “egoísmo bien entendido”. A mi siempre me ha gustado ese dicho que “el dinero es redondo para que ruede” o ese otro “que los billetes se hacen de papel para que se pudran si no se mueven”.

Hoy por poner un hecho circunstancial le he dado -tiempo al tiempo y me ha entregado un tiempo (meteorológico) perfecto, con el viento justo, con las olas perfectas, con las nubes como toldo”-.

Además como muestra de bondad en la arena he encontrado más tesoros de los que esperaba de este lugar tan especial. Me encantan estos presentes porque sencillamente me alegra regalarlos a quienes los aprecian de primeras o que más adelante los comprendan.

Siempre lo repito “Do ut des”.

¡Doy para que des!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 15/12/2016 | Comentarios (0)

Bendita sombra

Publicado el 14/12/2016 en Camino (364)

Sé que esta frase puede ser interpretada de diferentes maneras pero la primera y la más física está relacionada con el cuerpo humano. Algunos cuando la lean y determinada su ubicación en el mapa, entenderá que tal enunciado es una broma de mal gusto, porque la luz les falta en sus días y en otro lugar como es este a la altura del desierto del Sahara, es “lo dicho” ¡Una bendición!

Pretendía a estas horas de la mañana pasear por todo el muelle orientado al amanecer y en cuanto he encontrado un “reducto” a la sombra, he creido que ese era mi lugar. Me gusta pensar “Los pastelitos se derriten al sol” y solo con pensarlo me rio como un loco con la precaución de no asustar a los vecinos.

Estos calores “agradecidos siempre” cuando venimos de un otoño en su plenitud, es un regalo pero como para todo hay que acostumbrarse y me siento en la protección de un toldo más tranquilo y feliz que a plena luz.

Lo que me gustaría trasladar con este pensamiento es que la iluminación es base fundamental sin la cual el concepto de sombra no tendría la “agradabilidad” que acompaña su dualidad o emparejamiento.

En otros estudios científicos donde la materia hay que entenderla junto a la “materia oscura” permite aceptar la complementariedad que cada concepto necesita para su compresión correcta.

Otros términos que asemejan a la causa-efecto “luz-sombra” se añaden otros principios “bien-mal”, “perdón-venganza”, “humildad-soberbia”, etcétera, hasta completar cada palabra del diccionario de antónimos que pesar, ¡pesa como un demonio!

Si alguien ha llegado a entender lo que arriba describo, es bastante afortunado, lo que voy a intentar explicar es que para empezar y teniendo claro el “principio de Unidad o Único” en la realidad-apariencia que vivimos no somos capaces de vivir sin la dualidad de la existencia.

Vivir solo en la Luz nos convertiría en el mismo concepto “brillo” pasando anteriormente por una previa combustión que nos transmutaría en cenizas seguidas del correspondiente soplo para volar a la Iluminación.

En el otro lado la sombra puede ser tan plena como algunos la identifican con el “infierno”, pero ese espacio siendo “aparente” para cierta gente, es solo una transición fugaz, porque también ahí somos cenizas con la misma posibilidad de volar con la más leve brisa a otro espacio ¡más claro!

Como he llegado hasta aquí, escribiendo, mientras disfruto de unas vacaciones es algo que no comprendo porque mi mente y el teclado son los que deciden el plan de cada mini-relato, yo sencillamente soy el intermediario por mucho que me crea autor.

Para escribir hace falta una idea y desarrollarla. Yo solo llego a unos escasos párrafos porque la musa, otra “iluminada” llega en dosis mínimas a un cerebro que no creo que tenga ni más ni menos neuronas que la media, pero en el que no he sido capaz de desarrollar el espacio cerebral de la “Creación” literaria.

Aprovecho la sombra porque el sol empieza a doblar la esquina y tengo una jornada de abanico a todas horas.

Espero no perder el bus

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 14/12/2016 | Comentarios (0)

Un roto o un descosido

Publicado el 13/12/2016 en Camino (364)

Otra frase hecha que me viene al pelo, porque según dicen los amigos “valgo pa tó”. Creo que lleven algo de razón porque las oportunidades cuando de veras son interesantes las acostumbro a pillar al vuelo o al menos si existe la posibilidad de planificarme.

Ahora mismo estoy cavilando como cuadrar opciones para cruzar la isla al otro lado, al sur o donde el transporte público me lleve. Mi destino el horizonte, la suerte la quiero por compañera y el destino me permito escribirlo a cada paso, “eso creo” con verdadera certeza.

Con la compañía casi siempre agradable de una maquinita a la que contarle mis batallitas a falta de un acompañante de aventuras, es la mejor forma de dejar constancia de esos detalles que pasados los años se convertirán en sombras difíciles de recordar.

A estas horas que el sol declina y la luz “no quema” es ocasión de hacer un nuevo alto en el Camino porque tan solo me espera el descanso pero nunca es algo por lo que pierda los papeles sino es estrictamente necesario.

Llegar a “casa”, creo que habrá tiempo de estar recogido cuando sea el momento, pasar unas cuantas horas decidiendo la mejor opción de fechas, precios de vuelo, hoteles y los preparativos de estas vacaciones requiere exprimirlas o como diría algún cantante ¡Mientras el cuerpo aguante”.

Alguien escucha esa frase y se cree que estoy en la crisis de los “ y tantos” puede que tenga los síntomas pero todavía la cabeza no solo la he perdido sino que además ni me he molestado en encontrarla.

Es más natural eso de “dejarse llevar” en este tiempo donde no hay obligaciones o motivos para las responsabilidades, lo más hermoso es que estos días pretendo e incluso he conseguido descubrir el amanecer sin ningún tipo de pereza matinal con lo cual mañana volveré a las andadas.

El reloj es un entretenimiento que no gobierna nada, solo sirve de diapasón para que todo participe del ciclo o los ciclos, de las pausas, los intermedios y las tensiones de situaciones con las que a veces, sin querer, toca lidiar.

También es un trasto que avisa cuando tiene que salir la luna que hoy toca en “Llena total” con cielos despejados así que la experiencia de ensimismarse cada veintiocho días se vuelve esta noche en una alternativa para la magia.

Llegada la hora de retirarse se hace con mucha más tranquilidad sabiendo que ese “reflejo” se encarga de velar por los sueños de los “bellos durmientes” como en un cuento de esos antiguos de fantasía pero sin efectos especiales, salvo la varita mágica del hada madrina.

Dejemos que el arco que marca Selene sea tan perfecto como cualquier otro día y las esperanzas más escondidas se conviertan en realidad.

¡Mañana más!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 13/12/2016 | Comentarios (0)

Refranes

Publicado el 13/12/2016 en Camino (364)

Es algo así como el saber popular pero todo tiene su razón de ser y al mismo tiempo su contrario. Hoy tenía en mente ese de “trece martes….” Pero solo me quedo con la primera parte porque tal fecha es la propia de una santa que con las puertas del invierno abriéndose es clamorosamente recibida.

Lucia y con ese reconocimiento que anualmente se le hace hoy a tenido a bien ponerse de acuerdo con el sol y “Lucir” no es que luzca “Brilla”. Es un sol que junto a las olas y la brisa marina se hace soportable y cuando en media hora aproximadamente el agua alcance mis pies el termómetro bajará unos pocos grados.

Puedo creer que en mi situación no sé si aguantaré mucho más tiempo “asolinandome”. Un chapuzón será bastante gratificante, pasado un rato y cumplida la promesa uno puede de nuevo presentar batalla al sol por poco tiempo.

Antes y aún se sigue diciendo ¡Que Santa Lucia te conserve la vista!, pues frente al sol sin gafas y ni una bendita sombra a la vista esperaremos en cuidar bien los ojos de este derroche de luz que justifica plenamente el color blanco de las casas.

Debo de aclarar que la vista de Lanzarote desde esta posición es todo un espectáculo aunque por motivos de orientación lo único que aprecio es la sombra de su contorno de cumbres porque el contraluz a estas horas de la mañana no hay forma de evitarlo.

Un corto paseo, la isla no da para escaparse o perderse he ido a visitar una taberna con unos buenos toldos para que se cumpla el refrán, “quien a buena sombra se arrima buena sombra le cobija” y no veáis lo agradable que resulta, esa “umbra”, junto a una “birra”, una ración de “lapas con mojo”.

Es una forma de estar en el cielo sin esperar a ningún momento programado, ni a la decisión de un Tercero, es la sensación de sentirse bien en cada momento, que la fantasía de un paisaje de cuentos seamos capaces de crearla sobre la marcha, aceptando la vida si es, como viene o con los requiebros que sean necesarios.

Son las corrientes del “Rio” las que ahora nos llevan en su lomo, cortando crestas, jugando con las olas, imaginando delfines al lado de estribor. Todo en un contraste de azules de arriba abajo y de este a oeste.

Hay que asegurar que con el  mar en calma como se encuentra hoy, el balanceo del barco es bastante entretenido perro no apropiado para gentes de tierra adentro. Puedo asegurar que es una atracción de feria por el mismo precio.

Tenía la convicción que hoy “Trece” sabría recompensarme con un día difícil de olvidar con regalos y sorpresas incluidos.

Y apenas llevamos cuatro días, ¡puede esperarnos lo que sea!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 13/12/2016 | Comentarios (0)

Interrupciones

Publicado el 12/12/2016 en Camino (364)

He escrito “de” y cambia a “cursiva” cuando quería escribir, del monton”

Otra vez se pasa a cursiva cuando yo mando “normal” sin hacerme caso.

Sin hacer nada. Ha cerrado el mensaje anterior abriendo este a su antojo ¿es normal?

Todo lo que continua es una prueba más de cómo las “Interrupciones” tienen su sentido.

Ahora mismo pretendo retirar mi “énfasis” por un lenguaje “normal” y puede parecer posible siempre y cuando el teclado acepte la opción “solicitada” y denegada por quincuagésima vez.

Lo que concluyo de estas situaciones es que o “lo dejas” o te aburren para nada. Unas cuantas horas de ansiedad para el lector sirven para que se den cuenta de la falta con la que necesitan una “nueva entrega” sin los problemas que de forma estúpida “ellos mismos” censuran.

Atendidas todas las cuestiones está claro que UNO puede tener la sartén por el mango pero como buen cocinero, cualidades de las que carezco, al cocinero le hacen falta unos buenos ingredientes y sobre ese tema me considero un buen proveedor que solo atiende los pedidos de los clientes que no ponen trabas a un trabajo exigente.

Tengo por desgracia un parpadeo en pantalla que es bastante molesto así que lo más fácil es corregirlo apagando el ordenador o acudiendo a las “recetas de la abuela”  

Así que por la tangente o la secante, es lo mismo, es tan fácil como definir la línea con las intersecciones que fueren necesarias, porque para que buscar una meta, cuando cada etapa tiene su propio fin.

Ahora mismo rodeado de la singularidad de un pueblo blanco a UNO le vienen recuerdos de un libro de juventud donde la protagonista con nombre de princesa guanche convierte su vida en aventura y tras décadas en los anaqueles de mi casa hoy he sido capaz de ubicar al personaje de una de las trilogías de Vázquez-Figueroa.

Todos los colores en esta estampa son blanco y “volcán” – si es que el último se puede considerar un color. Lo que pasado un tiempo si que tiene nombre es “Solpor”, ese preciso instante entre la tarde y la noche, cuando en el horizonte se esconde el sol dejando todo el lienzo celeste al juego de todo el espectro ocular

Con la sencillez de un giro la línea de la que antes hablaba se convierte en lazo para conseguir observar todo lo que circunstancialmente había dejado detrás y que hay que reconocer que merece la pena por un paisaje que convertido a estas horas en juego de sombras ha sido una sorpresa para los ojos en primer lugar y para el espíritu de forma todavía mas palpable.

Llega la hora del retorno, del día y con la tranquilidad que produce la plenitud de un día completo de experiencias solo queda el descanso como siguiente tarea pero sin atender tanto a las estrellas que ya empiezan a aparecer como a un reloj que no quiere reposar en la mesilla a hora tan temprana.

Me despedía de Lobos, pero ahí sigue en la sombra

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 12/12/2016 | Comentarios (0)

Sobre la marcha

Publicado el 12/12/2016 en Camino (364)

Las cosas tienen un orden pero por mucho que uno quiera creer que es UNO quien toma el curso de las cosas son las circunstancias del momento las que se  imponen para que todo esté donde tiene que estar.

Esta mañana el plan era más o menos definido pero el caso es que ha salido manga por hombro porque según decidía una idea debía de cambiar el rumbo de los pasos porque de nada sirven las predicciones.

Como es normal a estas alturas de la historia, los planes se han trastocado pero debo de reconocer que para bien, me he acercado donde de primeras no había pensado y ha salido perfecto.

Ahora mismo me encuentro en la misma situación porque no se por donde van a “salir los tiros” pero nada de asustarse porque son “postas”, como los carteros, los mensajeros, cual Hermes.

Pasan las horas, incluso en ese lapso la luna ha crecido un poco, las nubes nos han asustado a primera hora pero solo los madrugadores hemos visto el cielo cubierto, apenas han pasado las horas y los últimos en desayunar han tenido que buscar la sombra porque es necesario todo protector por estas latitudes.

Ayer tome rumbo al norte y no pude detenerme en contar las batallitas con las olas. Hoy en un sur mucho más domesticado unos “arrecifes” modernos protegen las arenas de la violencia natural de las aguas atlánticas.

Para llegar al limite sur de la isla he recorrido un paseo de casi una hora por la isla y he podido comprobar como los “Conejeros” cuidan, más exactamente “miman” su tierra, creo que por algo es “Reserva de la Biosfera”.

En mi visita he podido comprobar cómo un paisaje normalmente volcánico con los matices de ocres y negros como predominantes, estos días se han visto sustituidos por unos verdes matizados en cada rincón porque la semana anterior las lluvias algo prolongadas han convertido las semillas que se enquistan en el subsuelo en un hervidero de color haya por donde vayas.

Está es por tanto una ocasión singular porque no ocurre ni mucho menos con regularidad sino que es la suerte con la que me he encontrado la que me han permitido sentirme protagonista de una oportunidad de lujo que no está al alcance de todos.

Como siempre que hay una ida es necesario el retorno, espero que la luz en ese caso cuando venga del poniente convierta todas las montañas volcánicas que hemos y volveremos a rodear en otras versiones cromáticas para que los ojos disfruten de un panorama cambiante al paso del sol.

Isla de Lobos…. ¡Lo dejaremos para otro día!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 12/12/2016 | Comentarios (0)

La Universidad de la Creación

Publicado el 05/12/2016 en Camino (364)

Son conceptos individuales, como contemporáneos, compartidos, paradójicos, exclusivos, inmensos o diminutos. Toda la trascendencia de los mismos esté relacionada  con la expresión que les queramos dar por el momento "que nos traiga".

La Humanidad es un concepto vital que es difícil expresar en cualquier manera de su autorrealización, pero se que a cada paso estamos en manos de los conceptos que están abriendo estas cortas notas de reflexión.

El Ser Humano en todo su avance diario sin necesidad de pensar en grandes sabios es algo al alcance de cada UNO  de nosotros con la peculiaridad que le otorga la diversidad que todos los hombres en su rincón de "existencia".

Todo es un proceso que en la actualidad y la sociedad occidental habla de "formación continua" de una forma organizada, pero la realidad en cada momento de actividad obliga a una visión mucho más amplia.

Algunos creen que la creación la unen a creatividad, cercenando uno de los aspectos cruciales del "Verbo Crear" que es de por si un concepto sin límites y alcanza cada poro de nuestro ser.

Llega del pensamiento, a la expresión corporal, a la música, a la fabricación, artesanía, a el hecho del "Ser", conseguir todo tipo de actividad es la forma en la cual nos encontramos en ese espacio "creador" (puede que sea un concepto más amplio).

Esa inmensidad que es la realidad que manejamos en nuestras manos son la misma experiencia que un toque de "Divinidad" llevamos en nuestro espíritu con ganas de salir a ese espacio exterior con la riqueza que supone compartir los conocimientos y la sabiduría que llega del último recién nacido al último en abandonarnos en su forma física en este mundo.

Conseguir hacernos fuertes en nuestras creencias y convicciones es una base sobre la que trabajar pero sin cerrar las puertas a las nuevas expectativas que a cada paso se van abriendo sin ser aparente semejante riqueza sino somos capaces de descubrir que un sencillo susurro o brisa se convierten en la inspiración para la mayor creación descubierta en ese momento.

Empezaba con el concepto "UNI-VERSO" y puede que alguien no entiende la "UNIdad" con el detalle de la "Palabra", pero lo que en realidad debemos de entender aquí "que cada estrella es un verso de luz que descubrimos sobre el papel para conseguir que la maravilla de la existencia sigue imparable"

El Sol poniente se diluye en el Horizonte

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 05/12/2016 | Comentarios (0)

La Historia Interminable

Publicado el 28/10/2016 en Camino (364)

Siendo un libro maravilloso, su autor, Michael Ende, parte de sus personajes, creo que están sueltos en este momento por la realidad con dragón incluido –Atreyu- para resolver aquellos entuertos en los que no somos capaces de defendernos los humanos nosotros solos.

Con el olvido que supone recordar ese libro después de décadas solo entiendo que como tal cuento tiene unos visos de realidad como cualquier comentario que hiciese Vladimir Propp en sus estudios sobre los escritos y “leyendas” infantiles ¡con moraleja! Por supuesto.

En esas estamos porque según muchos estudiosos “la vida es cuento” a la que nosotros nos molestamos en traducirla en “Realidad” con las consecuencias y obligaciones que un libro denominado “Génesis” convirtió el “edén”- que se traduce por “placer” en su lenguaje original–  en “el sudor de tu frente”.

El cambio es bastante triste “placer por esfuerzo” es el “cuento” que nos han contado a los cristianos en nuestra creencia y a las demás religiones me permito eludirlas porque seguro que puedo errar, pero tengo la convicción que actúan y comparten pautas similares.

Llegados a este punto me planteo la posibilidad de ser parte de un cuento o su variable en una realidad que nos hacen creer tangible. Asumidos cualquiera de los dos personajes entiendo que me resulta indiferente la opción.

Tengo claro “mi papel” como el de un personaje – viene del griego personare “careta”- es así como me considero “Ser Humano”, que tiene ante si las opciones de abrir la obra en una escena u otra convirtiendo las representaciones en una Historia Interminable sin principio ni fin, algo así como un uroboros.                                                                                                                  

Semejante “actor” como poco puede llevar a la locura al director de escena en primer lugar, pero al técnico de attrezzo, o vestuarios les obliga a tirarse de los pelos. Es una historia en la que el guión está por escribir o en realidad se hace texto y acción sobre la marcha.

Con esas aptitudes es con las que cada mañana nos levantamos para enfrentar la vida. Con la incógnita del después, más tarde, al rato, todo es una expectativa, la sorpresa del siguiente acto.

Conseguido, por lo visto, la tranquilidad del director de escena, uno se permite unos pinitos hasta regresar a la rigidez del estereotipo o del papel pautado de los músicos. Acepto el reto de una “Escena Alternativa” que conseguirá muchas veces el cambio o la evolución como de la tragedia, al teatro de comedias o los sainetes.

Siempre el cambio, la evolución, la ruptura para conseguir que el conocimiento se asiente para que el crecimiento sigua formando parte de nuestra naturaleza.

Estoy seguro ¡Hay Segunda parte! ¡Y Tercera!....

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/10/2016 | Comentarios (0)

Plazas

Publicado el 28/10/2016 en Camino (364)

Son un espacio para compartir los encuentros, las casualidades, los milagros, el mercado, unas flores o las verduras más frescas, pero los momentos más grandiosos de todas las plazas suelen ser cuando las gentes se sientan en su contorno para “arreglar el mundo”.

Esos momentos pueden ser a lo largo del día con diferentes motivos para su visita. De mañana los cafes y el chocolate con churros es cita inevitable, como complemento y a gusto del consumidor uno puede consultar el periódico o pasar olímpicamente de las noticias.

Un poco más tarde, pero no mucho según el gremio al que pertenezcan, panaderos y otros madrugadores, llega la hora del almuerzo con unos pequeños reconstituyentes en los que según el gusto del interesado ya puede aparecer las bebidas con grado alcohólico.

Volvemos a  retomar el reloj y allá pasado el mediodía o quizás las trece horas se tercia en mi caso un vermú con aceituna incluida y un pincho con el que acompañar la celebración de esa bebida aromática, en realidad, es vino con hierbas. El sol a esas horas y en días como el de hoy obligan a una elección clave “Terraza de sombra” porque Lorenzo está en plan cañero desde hace unos meses. Algunos hablan de cambio climático. ¡Creo que llevan algo de razón!

Apenas nos hemos movido de local según sean sus características –bar, restaurante, tapas, casa de comidas, zute, asador- podemos seguir en la plaza y pasar a sentarnos delante de un mantel, me gustan de algodón, pero acepto los individuales de papel. Con una carta en la mano podemos ir eligiendo la comanda y el vino- ¡que por algo lo bendicen!

Todo el ritual de la comida en ese espacio público exige de unos ritos entre los que destaca como mínimo un brindis según decida el maestro de ceremonias. Entre plato y plato las confidencias o acuerdos comerciales, si fuese comida de negocios, el caso es que todo eso no acaba porque si, son los cafes y digestivos los que cierran una sobremesa más o menos larga que en mi familia suele alargarse a las tres horas.

Cerrado el restaurante y muchas veces “echando” a los clientes aparece un lapso de tiempo de cierta tranquilidad para ir tomando carrerilla para el momento cumbre del día, las madres de compras con su café con su intermedio, los operarios acabada la jornada aprovechan para pasear a los retoños, si estamos –como es casi todo el año- en temporada, el futbol reúne a los aficionados frente a las pantallas y después el resto de los mortales que decidimos que el hecho social se produce en la calle, en las plazas , bares de forma más humana.

Llegados a este punto que se alarga hasta la hora de la cena, hay que diferenciar un tanto entre fines de semana o laborables, los viernes y sábado reunen en estos días a una mayor efervescencia pero todo ello viene aderezado por una climatología más o menos benigna para que el resultado sea el óptimo.

Consumido el plazo para las cenas nos encontramos que todavía hay algún local que tienen a bien presentarse como “Bar de Copas”. En el podemos seguir libando los mismos licores o pasar a esas combinaciones de bebidas –sin o con- al gusto y dejar que la medianoche llegue y no queramos enterarnos que hay que recogerse.

Este ha sido perfectamente el recorrido que alguien con la suficiente fuerza mental y gástrica podría realizar cual juego de la oca de casilla en casilla- traducido “bar a bar”- a lo largo de un día en una plaza, tirando de cartera en lugar de dados y teniendo cuidado de no perderse ni en el juego ni en las malas maneras que le llevarían directamente a la cárcel.

¡Otra partida!

HASTA PRONTO      

Publicado por Gotas de Rocío el 28/10/2016 | Comentarios (0)

Hacer las cosas

Publicado el 28/10/2016 en Camino (364)

Hay un montón de maneras de “hacer las cosas” o digamos “pasar por la vida”, según algunos cada uno lo puede hacer como bien tenga a entender, parece comprensible, pero creo que yo más bien me decantaría por un concepto dual, o ¡se hacen bien o se  hacen mal!

Estos días voy comprobando como “se pasa la vida” no continuo que me da yuyu. Recuerdo a Jorge Manrique . Y creo que yo más que pasarla la estoy exprimiendo. Es tontería eso de ya lo haré pero si hay que hacerlo hay que poner en una lista todas las cuestiones pendientes porque también es cierto que el tiempo es el que marca generalmente el pulso de los acontecimientos.

Aquí en el eje de las sierras, con los montes por frontera, he buscado el lugar ideal para descansar, porque como ya he dicho, las cosas se hacen bien, rodeado de un entorno que solo él, hace que te desprendas de tus vestimentas actuales para mentalmente convertirte en caballero de un palacio que la nobleza de sus sillares han podido mantener hasta la actualidad.

Es este descubrimiento una experiencia que la guardo de joven y que nunca dejo pasar la oportunidad porque es una forma de entender la historia sin necesidad de recurrir a los libros , porque es mejor la tangilidad de un hermoso butacón,  los arcos campaneles, los claustros, las escalinatas, las alcobas y esos detalles que solo un palacio puede mostrar y en España tenemos la oportunidad de sentirnos “Señores” como título nobiliario con el sencillo movimiento de vaciar algo los bolsillos.

Un “Parador” es ¡una forma de hacer bien las cosas! Semejante empresa, pues es un negocio, ha conseguido convertir lugares muchas veces ruinas, en espacios para la paz y la tranquilidad trasladando todo ese esfuerzo en una manera de crear riqueza económica y cultural alrededor de sus actuaciones.

Estos condicionantes por lo que significa la “Leyenda” de “Paradores” un ente explícitamente privado no hubiese acometido muchos de los proyectos con los que esta empresa ha intentado revalorizar espacios urbanos degradados y ser reflejo en los que otros emprendedores se han fijado.

¡Sí! esta es la forma de hacer las cosas, con una visión de conjunto, con un objetivo “Nobleza obliga” y una amabilidad que es parte de su sello. Así este tipo de “ética”  haría que las cosas serían diferentes en cualquiera de los ámbitos de la sociedad del que queramos hablar.

En el día a día, las prisas, la optimización, la eurozación, el correr para nada, convierten la sociedad en una mera fabrica de dinero para ciertos grandes o medianos empresarios que no hacen sino incrementar sus ingresos sin repercutir los beneficios en la sociedad que se los ha generado.

La acumulación se convierte en lujos y dispendios absurdos, cuando una buena gestión de esos ingresos orientada correctamente puede alcanzar desde el propio entorno empresarial y social a otras actividades de tipo humanitario que han perdido sus ingresos desde las instituciones privadas como de los propios estados.

Creo que un espacio como este hace que uno descubra alguno de los valores que de veras esconden estas piedras y admitiendo la prestancia del edificio, fueron a fin de cuentas los oficiales de la época los que dieron esplendor a esta obra de arte. Son ellos los que entre la obra de cantería confirieron la verdadera naturaleza de su ser.

A fin de cuentas no eran los señores los que se fijaban en los mejores maestros para construir sus obras, así que no hago más que atender al título que nos precede.

¡Si las cosas se hacen bien permanecen!  

HASTA PRONTO  

                                            

Publicado por Gotas de Rocío el 28/10/2016 | Comentarios (0)

Señales

Publicado el 28/10/2016 en Camino (364)

Estudiemos el término desde aspectos linguistico, icónico, pictórico, educativo, circulatorio, onírico o el que vaya surgiendo sobre la marcha.

A día de hoy y los que somos conductores lo primero que atendemos cada vez que vemos una “señal” es una información que tiene un significado según color, ideograma o demás símbolos para ponernos en situación y saber que hay que hacer porque después vienen “los malos” que en realidad son "los buenos” y te cascan una receta que onerosamente nos encargamos de reclamar pero que casi siempre toca apoquinarla.

Cuando ese conductor se ha tenido que exponer a unas cuantas de esas sabe perfectamente como actuar ante todo tipo de “señales” porque suponen que existe una respuesta detrás de todos esos símbolos.

El caso es que deduciendo de estas ideas y de ciertas notas linguisticas “señal” es igual a un  “significado”, a una “indicación”, a un “sentido”, a una “respuesta”. Con el código de circulación en la mano uno puede saber a que se refiere cada elemento “indicativo” en la ruta.

Cuando en otros casos alguien habla de “Señales” tiene que tener claro a que código de interpretación se refiere, porque solo con esas normas apropiadas uno puede llegar a entender y saber el significado de lo que esta “observando”.

Para ciertas personas hay ciertos libros que son el abecedario de la vida así que se remiten a ellos a cada paso porque las señales son “Evidentes”. Entre toda esa cantidad de libros están las enciclopedias, los diccionarios y todo tipo de libros según gremios, oficios, actividades menestrales.

Hay además lo que propiamente son “Libros” recogidos en obras magistrales, como la Biblia, La Tora, El Corán, Los Vedas según las diferentes creencias que a lo largo del mundo se han ido extendiendo.

Como tercer apartado nos encontramos con obras puntuales de difícil catalogación pero que incluyen como presentación la palabra “Código” y este puede ser el caso del famoso “Voynich”.

Para tener todo el terreno por lo menos delimitado, quedan las tablas sumerias, o los manuscritos apócrifos, los jeroglíficos egipcios, las estelas mayas, los glifos y toda las culturas incaicas, quechua, tarahumara, anahazi que me es imposible reflejar y por supuesto explicar tan brevemente.

Con semejante cúmulo de informaciones “contrastadas” la gente se pierde en la visión de “señales” sin el debido contraste de una “interpretación comparativa” como es debido.

UNO puede saber mucho del libro del Esplendor, pero si no lo relaciona con el Antiguo Testamento, se queda cojo, si tampoco lo compara con las interpretaciones “vedas” que son anteriores en conocimiento, la cojera es doble, propiamente con síntomas de amputación.

Así están las cosas, cuando el origen de todo según los expertos “el Voynich” nadie es capaz de desentrañarlo, a que viene la tontería de querer ver “señales” donde solo hay “hechos”, “circunstancias” todas ellas tangenciales sin dar en la diana.

Todo el mundo puede mirar y ver lo que quiera porque

¡Para eso están los colores!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/10/2016 | Comentarios (0)

Capado

Publicado el 27/10/2016 en Camino (364)

Acepciones del concepto: La primera la omito por evidente. Me interesa la segunda.

Cualidad de Disminuir o Cercenar algo”

Si semejante “triste opción” es la que me están provocando aquellos que saben de quien estoy hablando. ¡Les pueden dar por donde amargan los pepinos!

Cuando alguien desea “por sus medios o potencialidades” cercenar algo es por varios motivos y tampoco es cuestión de extenderse mucho.

Sencillamente “Les interesa” supongo que han descubierto un “oscuro objeto de deseo” y como a un “Rey Midas” les puede la codicia para caer en un agujero sin fondo.

Si alguien tiene que crecer lo más apropiado es ayudarle con los medios adecuados, nunca con zancadillas y trampas, que poco a poco los perros viejos van descubriendo sin necesidad de caer en ellas.

Con todos estos antecedentes me gustaría saber ¿Cuáles son las razones para este acoso a mi ordenador, mis informaciones y mi vida privada?

Tengo claro que detrás de todo esto no es que haya un “gracioso”, por ser decoroso, hay mucha gente o personas determinadas con cierto poder para que sus actuaciones puedan pasar todas las trabas y “seguridades” que nos venden en Internet.

Aquí hablamos de ¿ondas o partículas? Si eso de la física cuántica, con esos sencillos y fáciles conceptos a uno le pueden amargar la existencia, ¡si este se deja! ¡Y yo no me dejo!

Cada vez que escribo algo con la suficiente carga de profundidad el ordenador me prepara una de indios, se me ocurre que debo de añadir a la opción “pantallazo” una cámara de video vigilancia para que quede constancia de las pirulas que sufro de una forma inocente, porque no sé cual es el motivo, de tal "pifostio" en el portatil.

Nadie se ha dignado a contarme que es lo que pasa, ni la más mínima “señal”, observación para “entender” todo. Solo se me ocurre que tras mi apariencia hay algo “ignoto” para mi, pero bastante claro para esas “Harpías” que detrás de una nube actuan con una libertad que yo y sobre mi persona no les he permitido. ¡Queda claro!

Otra de las posibles acepciones de “capar, cercenar” en este caso, consiste en que "deje de escribir", pero sobre eso que se olviden, porque o me cortan la línea o toman otras iniciativas más complicadas.

Tan “Interesante”, “Loco”, “Oculto”, “Indescifrable”, “Polémico” ¡debo ser! que no debe llegar a oídos de nadie, ni siquiera a los que saben de su trascendencia.

Todo en realidad es absurdo, que yo tenga que explicar lo que otros ya saben pero no quieren reconocer, lo dejan como mucho en espacios limitados y acotados para que no lleguen a conocimiento general.

Como sabemos que los hipocritas siempre se esconden.

¡Hasta luego Lucas!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 27/10/2016 | Comentarios (0)

Bellotas

Publicado el 26/10/2016 en Camino (364)

Puede ser una palabra un tanto sencilla y bastante comprensible si escribo desde Extremadura. Es para los que no lo tengan claro, el fruto de la encina principalmente, puesto que ese fruto en realidad es el de toda la familia de "quercus", es algo similar a lo de las piñas a las coníferas con matices.

El caso es que yo no quiero hablar o escribir de botánica sino sencillamente de mi “encuentro” con este fruto a lo largo de mis vacaciones en estas tierras. Cuando alguien, yo, estoy paseando por la dehesa no me sorprende encontrar bellotas bajo las encinas o en los paseos que las rodean.

Si paseas por las tiendas de regalos, el recuerdo recurrente es ese mismo fruto, PERO, lo que no entiendo es que por todo el casco histórico de Cáceres con las encinas contadas en su entorno, uno vaya encontrando en cada rincón una bellota cual cámara de seguridad en el centro de Londres.

El comentario puede parecer incoherente, pero si lo escribo aquí es porque me da mucho que pensar. Yo es que pienso en lo que cualquier otro considere indiferente. Fijándome propiamente en la localización, la maduración, la ubicación de los frutos me recuerda esto mucho a los cuentos de Hansel y Gretel o a otro como Garbancito.

Si algunos todavía recuerdan esas “Historias” con Mayúscula el asunto es que había que recordar un Camino y es la sensación que yo he sentido cada vez que una bellota aparecía en la siguiente esquina.

Unas flores silvestres o de jardín, como unas hojas vuelan fácilmente de un lugar a otro y aparecer a decenas de metros o en otra calle paralela, ¿PERO UNA BELLOTA? El viento puede hacer maravillas pero que algo que pesa una decena o varias de gramos es más bien increíble.

Está claro alguien con una cestita a modo de caperucita se dedica a recorrer las calles de Cáceres para sembrar encinas en el empedrado como si fuese una finca de la dehesas. Como referencia y bien pensado en lenguaje agrícola, se situaban junto a una protección, pared, muro para protegerse de pisadas como para poder crecer con fuerza sin intervenciones naturales como vientos o climatologías adversas. Aunque lo tenían más jodido con una sencilla patada de un turista.

Mañana será otro día y seguro que hay cosas mucho más trascendentes en las que pensar pero las circunstancias de estos días pasados y mi experiencia en la tercera fase con las bellotas mutantes creo que servirá para seguir entreteniendo un rato mi cabeza para crear otro guion tan loco como los últimos que se supone disfrutamos de la factoría americana del cine.

Con semejante “trauma”, ahora todo son “sindromes” he decidido dar un paso adelante y pasarme al enemigo, así que me convertí en “consumidor del licor de bellota” producto típico en los estantes de bares, restaurantes y que tengo la certeza que mi padre en su sabiduría guarda una de esas botellas junto a todos los espirituosos, recuerdo que la vi el otro día junto al Don Julio.

Salud

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 26/10/2016 | Comentarios (0)

Sacralidad

Publicado el 26/10/2016 en Camino (364)

¿Buscamos el diccionario o me dejo llevar por años de “aprendizaje”?

S.S. ha abierto una “urna” que estaba perfectamente regulada en su desregulación. Alguien por mucha autoridad que tenga es capaz de decir a personas con el conocimiento que se les reconoce lo que deben hacer con sus semejantes.

A una decisión de este tipo hay que añadirle la explicación como a los niños para que todo el mundo sepa lo que tiene que hacer. No valen imposiciones ni decisiones unilaterales que no tienen pies ni cabeza, salvo en el conocimiento del que dicta la norma.

Si alguien toma una determinación de este tipo como “determinar el lugar del enterramiento de un familiar”, ¡no vale! El ¡Porque yo lo digo! Las explicaciones son muy parciales y de difícil justificación.

Incluye esta “obligación”, para el que la quiera aceptar, una idea que es posible que los medios informativos en papel como en televisión no hayan sabido explicar, el caso es que a mí me ha resultado “estúpida” por ser correcto.

Se entiende que los restos de los difuntos necesitan un lugar “sagrado” porque “alguien” ha dicho que ese lugar “es sagrado” y hay que guardar los restos en ese “espacio”.

¿Cuál es el motivo de la sacralidad? ¿Qué significa estar en sagrado? Hay muchas más preguntas que se resumen en las anteriores, pero desde mi forma de pensar que es igual que la de cualquiera.

Un lago, el océano, el pie de un haya, los Caminos de peregrinos, los picos de las montañas, la corriente de un rio y los lugares que toda persona puede decidir para “entregar sus cenizas” me parecen tan correctos como un cementerio “al uso”.

Esos espacios que nos han visto crecer son tan maravillosos para seguir otro Camino “de los muertos” como un lugar limitado por muros por mucho “titulo” de “Sagrado” que tenga.

Me resulta, con la libertad que me caracteriza, un poco extraño mantener en casa o en una “compresión máxima” un colgante con los restos de un familiar. En esa historia hay una conexión que no llega a romperse con un lazo que es “entre” la vida y la muerte, no existe ruptura y como tal la entiendo.

Para mí “toda” la tierra es sagrada no es preciso que alguien decida donde existe mayor “sacralidad”. Se me ocurre pensar que hay cierta gente que solo entiende a los espíritus de los muertos en espacios cerrados para que nos dejen tranquilos pero lo importante es saber que aunque estamos rodeados de espíritus que a partir de ahora una mayor afluencia no atormente a mucha gente por la indisposición en la que puedan encontrarse.

¡Las cenizas al viento! Sin que se le echen a nadie encima

HASTA PRONTO   

Publicado por Gotas de Rocío el 26/10/2016 | Comentarios (0)

Siguen las sorpresas

Publicado el 26/10/2016 en Camino (364)

En esta ocasión la ciudad visitada tiene un nombre destacado en la historia de España por los personajes ilustres que vieron la luz aquí y consiguieron la prosperidad para todo un aprendiz de Imperio.

Con sus aventuras transoceánicas ampliaron el mapa hasta entonces limitado por la “mar incógnita” hasta descubrir el Pacífico y convertirse en el motivo de un refrán “Vale un Perú”.

Trujillo la vislumbre desde la autovía hace muchos años en una escapada futbolera a Badajoz y tuve que esperar muchos años para subir al cerro que desde el autobús era solo un sueño.

Como todo la espera tiene su recompensa y creo que es mejor conocer la ciudad como lo he hecho hoy solo y con “casualidades” incluidas, que rodeado de forofos amantes de las cervezas mucho más que de las piedras y la historia que en cada esquina se siente como si fuesen los mismos rayos del sol.

Alguien podría hacer comparaciones y yo me atrevo a entender que Cáceres, casco histórico, es una copia o al revés de Trujillo. Puede que la capital haya absorbido parte del carácter o la riqueza que en términos de nobleza y sobriedad se descubre tras el Arco de la Estrella. Mientras tanto la fortaleza y villa medieval de Trujillo ha sabido conservar un espíritu más natural menos emperifollado pero tan magnífico y excelente como para otro “Patrimonio de la Humanidad”

Todo en la localidad, en su casco histórico, es increíble, como días pasados esperaré a descubrirla por la noche a la luz de las farolas y si tocase con algún “cuarto de la luna”, creo que por desgracia no toca “llena” la experiencia habrá sido tan maravillosa.

Por cierto el amanecer, me tocaba ir oeste-este, lo he hecho con el sol como guía, no necesitaba señales de tráfico mi destino estaba en el naciente y a esas horas todavía el sol no levantaba suficiente y era como un faro en la dehesa. Obligaba a desviar algo la mirada porque el parasol no servía de nada, estaba demasiado bajo y totalmente dorado.

Cada día se está convirtiendo en un descubrimiento. Paseando sin rumbo, sin destino concreto he estado a punto de encontrar lo que llevo buscando desde hace algún tiempo en donde menos me lo esperaba. ¡El que la sigue la consigue!

Me siento mejor al saber donde se puede encontrar la verdadera “sagezza” y para descubrirlo no hay mas que hinchar bien los pulmones y dejar que el cuerpo haga lo que tiene que hacer. Precisamente nuestra intervención, nuestra consciencia, es la que debe evitarse.

La “Verdad” esta en el viento, aire, en la brisa que nos rodea cada instante. Ahora que el rosa pastel cubre el poniente solo hay que dejar que su intensidad cromática se extienda y agote de tal manera que la llegada de la noche sea una alfombra para que luceros y estrellas conviertan en realidad los sueños de los niños.

¡Cuando la luz seamos nosotros!

HASTA PRONTO

 

Publicado por Gotas de Rocío el 26/10/2016 | Comentarios (0)

Dedicado

Publicado el 25/10/2016 en Camino (364)

Alguien a quien tengo por Amig@ “del alma” me ha pedido que le reporte las andanzas del “Presente” o autor de estos escritos porque no sé si duda de mi o es que cree que no puedo mentir perfectamente con cada aventura.

El caso es que me pongo a ello. Esta tarde he salido a buscar “esas cosas” que tanto me gustan y que tengo que reconocer es difícil encontrar en tu ciudad, porque lo que buscas siempre es la novedad, algo distinto y si encima sorprende o ¡te alcanza! pues ya tienes para una buena temporada.

Tengo que explicar que si alguien me sigue, sabe de mi amor por la tranquilidad y la soledad, así que las sorpresas siendo bien recibidas las acostumbro a encontrar en los sitios más insospechados y de las maneras más increíbles.

Soy especialmente sencillo pero me permito disfrutar de lo más excepcional según surja, los prejuicios e ideas preconcebidas pueden ser referencia pero no significan nada a la hora de participar en aquello que encuentro acertado –de certeza-.

Por si no ha quedado claro mi disponibilidad por el hecho de tener todas mis obligaciones controladas, o ¡eso creo! Me conceden la libertad y la consciencia para comportarme en parámetros que para otros son imposibles.

Hasta aquí alguien puede pensar que estoy en una presentación y es cierto, pero, ¡siempre hay un “pero”! en unos pocos y cortos párrafos es imposible explicar una vida lo suficientemente larga para seguir siendo un parvo y corta para todo lo que espero de ella.

En mi mente hay “Sueños” como en la de todos, “Ilusiones” como en los niños, “Esperanzas” como en los padres, “lagrimas” principalmente por la risa, “escalofríos” cuando sopla el cierzo, “sonrisas” como cuando me levanto, “euforia” ¡siempre! Es mi estado de ánimo perfecto.

Con el octavo párrafo creo que no llegaré hacerme un auto-psicoanálisis, tampoco me preocupa porque con eso de la “formación continua” por donde habría que empezar es por “dentro”, formarnos a nosotros mismos, algo así decían en Delfos.

Sería una buena base sobre la que instalar todos esos complejos, condicionantes que de forma aleatoria instalamos en nuestra vida y que se convierten en espacios de comodidad fuera de los cuales la vida nos resulta complicada o incluso nos provoca miedo y ese “sustantivo” no me gusta conjugarlo ni en presente ni en futuro, lo más rebobinar y descubrir que si hubo momentos de “aturdimiento”.

Llegados a este punto solo creo que queda pasar el informe gastronómico-nocturno, “ligerito” como acostumbra mi dietista y alguien un poco consciente como “a veces” acostumbro a actuar.

Una tosta con “Queso de Torta del casar derretido” y una buena jarra de cerveza helada- me sobra el chaleco en la terraza- En este punto dejo el tema del avituallamiento, porque si lo cuento todo me caerá un chorreo de cuidado. Cubatas, ¡que no tenía que contarlo!.

¡Todo este rollo para pasar el menú!

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 25/10/2016 | Comentarios (0)

Al quinto día

Publicado el 25/10/2016 en Camino (364)

Vimos el sol. ¡Bueno! Lo que quería expresar es que el cielo azul “tan imaginado”  se ha abierto sobre la ciudad y ha sido muy agradable sentir que uno podía desprenderse de alguna prenda para poder pasear más a gusto.

Horas por la ciudad sin destino, sin obligaciones y sin horarios, según vayan las oportunidades abriéndose al paso. Habiendo circunvalado el perímetro amurallado he llegado prácticamente donde lo deje hace un par de horas.

Cuando descubro en una esquina un local que el día de ayer estaba cerrado -lunes- no dejo pasar la oportunidad y me desplomo sobre la silla. Sin darme cuenta el movimiento me había tenido despistado pero sinceramente estaba cansado, el menú me ha repuesto para poder seguir cresteando por todo el cerro que domina la ciudad.

El postre siendo el fin de “fiesta”, lo estoy degustando con verdadero placer porque como en el caso de los platos anteriores ahora no  hay que preocuparse porque se enfrie. Como nota para mi curiosa, es la naturaleza del pastel que poco a poco voy acabando. Está hecho con “algarrobas” un fruto que antiguamente se utilizaba en la alimentación humana pero que en muchos casos paso a ser alimento para animales.

Como en muchas cosas creo que esta prueba gastronómica demuestra que muchas veces lo que creemos un paso adelante es la perdida de una cultura que en el caso del “algarrobo” ha sido una perdida que creo que podrá ser recuperable en esa nueva manía de los programas de cocina que tan de moda se prodigan en las televisiones.

Un pequeño “inconveniente”, por darle nombre, se ha producido al acabar la comida. ¡No  hay café!, así que toca paseíto hasta el próximo local, he contado los pasos, setenta y dos, para encontrarme sentado de nuevo junto a una dosis de cafeína y un aguardiente que facilite la digestión de un placer de dioses.

En mi modesta opinión eso de la gula no debiera ser ningún pecado, porque disfrutar de la alimentación como debiéramos hacerlo todos, no tiene nada de pecaminoso, sirve para dar las calorías necesarias al cuerpo y el placer para aquel que quiera gozar de una experiencia especial cada día, en cada cocina, en cada hogar.

Un detalle a tener en cuenta respecto a esta mañana es que las hordas de turistas o están todavía en los comedores pero ni en las calles me he cruzado con nadie ni en el local hay más compañía que la de la música ambiente, consigo entender porque me siento tan bien acompañado de “Madame Soledad”.

Es por lo tanto, tiempo para finalizar este entretenimiento que es la escritura para volver a pasear con la tranquilidad que estas horas deja el reloj para los que estamos un tanto “perdidos”.

¡Hay primero que perderse para poder encontrarse!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 25/10/2016 | Comentarios (0)

La Terrona

Publicado el 25/10/2016 en Camino (364)

Hoy rodeado de todo lo que significa cultura, civilización, humanidad, echo una mirada al día de ayer y salto literalmente a lo más prehistórico que es la misma naturaleza.

Aconsejado por mi hermano que me recomendó encarecidamente al “conocerme” que no olvidase en mi viaje a Extremadura acercarme a un lugar que no recordaban bien el nombre tras el paso de los años, para descubrir una maravilla en el grupo de los “Quercus ilex”.

Curioso el nombre, pues es sencillamente una encina “vulgaris” y “corrientis” como concepto genérico, pero que “particularmente” es un espécimen digno de estudio y de protección porque por si mismo su existencia hubiese desaparecido o su desarrollo quien sabe por donde habría evolucionado.

El aspecto propiamente humano de este árbol, es que en su longevidad, lo datan en ochocientos años, se hubiese desmembrado por el peso de las ramas, que son propiamente troncos por su tamaño.

Según leo el peso de la madera hubiese desgarrado la misma fuerza que ella tiene para aguantar todo tipo de elementos atmosféricos como lluvia, vendavales o la carga de la nieve, añadido al efecto gravedad de cualquier rama de dimensiones extraordinarias.

Escribo este breve comentario sobre una maravilla que me gustaría se conservase como la descubrí ayer, ¡yo solo! Y el hecho de que mucha gente ya conozca esta espectacular encina me retrae por la masificación, pero entiendo que al público en general no se le pueden esconder una maravilla que es de todos “entre comillas” aunque esté en una propiedad privada.

Tras el resto de las encinas y apenas escondida por la magnitud de sus dimensiones apareció donde poco a poco se suponía que me habían dicho, más lejos, también hubiese llegado.

Cuando la “sospeche” tras el parabrisas se me iluminó la cara, porque toda la noche la lluvia me había hecho elucubrar con la suspensión de la visita por el tema de la lluvia y el barro que pudiese encontrar en los caminos rurales.

El caso es que todos los alrededores eran un lugar para los pájaros y las aves (abubillas, mirlos, verderones, pinzones, herrerillos, zuritas, etcétera) y semejante coro con la brisa del viento en las ramas me aconsejaban que mis pasos fuesen lo suficientemente leves sobre la tierra para no disturbar ese instante magnífico.

Sintiéndome tan feliz como estaba creo que hasta las avecillas apenas se alejaron de ese bípedo que circulaba por el perímetro de su “reino”. Las ramas eran y son lo suficientemente grandes como para estar cerca del humano pero sin riesgo para su integridad. Yo también debía ser para los “plumíferos” una “rara avis”.

Permanecí un buen rato en la dehesa conservando en mi mente algo que era increíble y que mi inconsciente se había preocupado de no olvidar para que durante toda mi vida me acuerde de lo que es un “Ser vivo” con cientos de años sobre su copa.

¡Volveré!

HASTA PRONTO                                                             

Publicado por Gotas de Rocío el 25/10/2016 | Comentarios (0)

Cáceres

Publicado el 24/10/2016 en Camino (364)

¿Cómo se pueden explicar en un mini relato las impresiones que me he producido esta maravilla?

He estado décadas pensando en recorrer estas calles tan estrechas, ese “Patrimonio de la Humanidad” que cumple ya treinta años, esa ciudad fortificada, el renacimiento, toda una cultura tras unos muros infranqueables.

Se me pone la carne de gallina cuando pienso en ese paseo solitario al mediodía, difícil elegir una panorámica, porque todas eran motivo para una exposición fotográfica y la tarjeta de memoria está en las últimas.

Hoy en un arrojo incomprensible renuncio a mí, tan querida siesta, porque no se puede estar en misa y repicando, así como el tiempo nunca dejo que tome las riendas de cada jornada, hoy tendré que hacer una gran reflexión a la hora de elegir los destinos a recorrer.

Como es de suponer el ensanche de la ciudad tendrá su encanto pero la noche pienso también dedicárselo a las mismas calles para descubrir unas sensaciones que sencillamente solo supongo.

Se habla muchas veces de películas de época y poder caminar por estas calles es como formar parte del reparto de actores de la última saga de conquistadores. Todo es historia y un detalle tan sencillo como que en todas ellas no exista más que el empedrado convierte el paseo en una comunión con la tierra.

Retomo la “escribidera” tras la puesta de sol, ¡bueno! Entrada la noche y descubro otra imagen de la ciudad que ya se dejaba ver desde el lucernario de mi buhardilla. Los focos como en un teatro han sacado los colores a esa piedra para que en el lienzo negro del cielo convierten en magia la piedra tallada.

Durante un buen rato esas nubes que la oscuridad oculta han permitido un breve paseo por parte de la zona amurallada pero mi dejadez, he prescindido del paraguas y la intensidad del chaparrón me han obligado a regresar al refugio de los soportales.

La opción no presentaba dudas, el paseo de la tarde me había abierto los ojos porque lugares donde guarecerse de las precipitaciones eran escasos, bares, parador, restaurantes o Atrio quedaban lejos de mi localización, como de mi bolsillo.

Con esas y en solitario en la pole position del arco de la Estrella he bajado las escaleras con la tranquilidad de saber que la mojadura, ni me iba a calar en demasía y por lo tanto ninguna neumonía estaba a la vista. Las precipitaciones y el escenario me parecían más propios de Santiago de Compostela que de Cáceres.

Al refugio de los arcos el pañuelo que llevo al cuello, ha hecho las veces de una toalla de aseo para mis pelos, sin preocuparme del desorden de la melena y a falta de espejo o por el poco cuidado que me presta “la fachada” sería curioso hacerme un autorretrato o usar la cámara del móvil para descubrir el adefesio que “comparto”.

Tras la lluvia siempre escampa.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 24/10/2016 | Comentarios (0)

Llueve

Publicado el 24/10/2016 en Camino (364)

Ayer ya estábamos predispuestos para las precipitaciones pero el día de hoy y la noche precedente se han molestado en recordarnos que este meteoro acuoso es parte de la vida por muy perdido que le tengamos en el consciente.

En mi ciudad las lluvias durante todo el verano han dejado un rastro de apenas una decena de litros repartidos en alguna nube vespertina y chaparroncitos nocturnos que han dejado el cauce de los ríos al borde del colapso.

Con esas y creyendo en las promesas que siempre el “Sur” muestra a los del “Norte”, me lance sin conocimiento a buscar esos placeres broncíneos que ese sol casi prometido está omnipresente cada día.

Ante semejante panorama y a estas horas de la mañana creo que debo de replantearme los planes para la jornada de hoy porque la compañía de la naturaleza cuando el agua está de por medio se convierte en un inconveniente en la mayoría de las vertientes laborales o lúdicas.

Los beneficiados somos en general todos siempre y cuando no sean precipitaciones desmesuradas, pero a la mayoría de los agricultores cada gota a su debido tiempo son millones, sueños más placenteros, horas de descanso porque ni puede realizar sus labores porque el terreno no acepta la entrada de maquinaria y propiamente desde la visión monetaria del negocio, el ahorro en energía y regadío por aspersión tienen un claro ahorro en el bolsillo.

Conocido como es ese mundo para mi, creo que es la única forma de mantener a las gentes del campo tranquilas por unos días porque seguramente tras “tres días” de lluvia consideraran que es demasiado y despotricaran que el cielo no hace más que darles disgustos. Es parte de la idiosincrasia de unas personas que no dependen de un techo en el que guarecerse sino del ancho y caprichoso cielo.

Todo el día por delante y el sol se resiste en asomarse, pero no es su culpa, yo he sido el madrugador, dejaremos que poco a poco la claridad vaya haciendo acto de presencia para no perdernos desde la salida.

Es evidente que la luz va a llegar enseguida así que no es preciso empezar con mal pie las rutas programadas para un día montaraz en una tierra que desconozco pero que estoy seguro que la amo.

Hasta hoy, lo que he visto es digno de imágenes paradisiacas, en las que la falta de playas o “mares del sur” es sustituida por una vegetación que es considerado un ecosistema dentro de los parámetros de protección de las autoridades competentes.

Las dehesas son un espacio natural que en el norte es desconocido, porque allí las masas arbóreas se concentran y espesan en bosques cerrados mientras que aquí el tipo de encinas, olivos, quejigos y “quercus” en general abren sus ramas con libertad sin necesidad de chocar con las de sus vecinos.

“El Hombre y la Tierra”

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 24/10/2016 | Comentarios (0)

Inteligencia

Publicado el 23/10/2016 en Camino (364)

Yo soy inteligente o es el ordenador el inteligente.

Tengo la certeza del primer sujeto y su calificativo no así de la segunda parte de la disyuntiva.

Las maquinas y el portátil lo es, están preparados para responder a nuestros requerimientos. Por lo que después de haber realizado varias decenas de pulsaciones en la pantalla táctil solo he recibido respuestas en las funciones que “la maquina o el de la puerta de atrás” ha decidido permitir mi acceso.

Se da la circunstancia que en este caso no hay wifi conectada, así que el problema es propio del equipo o de esas “galletitas” que solo joden los programas por “útiles” que nos las vendan.

Todas estas interferencias quiero pensar que no solo me pasan a mí. Nunca pretendo el mal para los demás pero si esto no fuese así tendría un problema muy serio en el que pensar y lo voy a resumir en una frase breve.

MI ORDENADOR ESTÁ “CAPADO” Y MIS INFORMACIONES POR LO TANTO ¡TAMBIÉN!

Como tengo la certeza “que soy inteligente” y continuo de forma consciente todas mis actuaciones en términos informáticos solo puedo determinar las “mayúsculas” que arriba marcan mis pasos.

Puedo comprobar que los virus y especialmente “los que se sirven de ellos” son unos Des-Graciados, Des-almados por ser correcto. Pero me resultaría mucho más fácil y vulgar acordarme de los padres y madres que desconocen u obvian a que se dedican sus hijos.

Yo me repito “soy” un hombre de “letras” y se perfectamente que las palabras son como espadas que usadas correctamente pueden causar muchísimo más daño que cualquier arma o similar al uso.

Por ejemplo cuando prefijamos un “des” ante un sustantivo le estamos “negando” en esa cualidad, así que un ser “sin gracia” o “sin alma” sería como encontrarse ante la anti materia o la materia oscura.

Si no hay “Alma” o “Gracia” uno se puede dar por perdido para la existencia, a lo sumo sería un “ente” quizás “sombra” de lo que en realidad es un verdadero “Ser” como “Yo soy”.

¡Él que quiera entender…..Manzanas traigo!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/10/2016 | Comentarios (0)

La Atmosfera

Publicado el 23/10/2016 en Camino (364)

Creemos que la tenemos dominada, bueno, puede parecer algo pretencioso, a lo sumo podemos predecir “con cierta precisión” su comportamiento. Esto es lo máximo que cualquier profesional del medio se atrevería a suscribir.

Todo el fin de semana ha sido igual en estas tierras generalmente soleadas pero esa estrella la deje en esta ocasión en casa y las nubes de una forma u otra han cubierto el cielo todos los días.

Curiosamente cuando me levanto y salgo de paseo acudo a la pantalla del móvil y aparece un claro “Parcialmente nublado” lo que me permite elegir las prendas que llevaba por la mañana. Pasado apenas unos diez minutos comienzan a caer cuatro gotas que no me impiden la visita por la ciudad, pero según el minutero avanza, la persistencia del “goteo” me “invita” a entrar en la primera taberna que encuentro.

Ocupo mi plaza como un futbolero más junto a una cerveza y una pantalla gigante y solo me falta sacar la bufanda de mi equipo pero no es el caso porque el partido es otro que no me interesa para nada. En esas decido consultar la información del meteorólogo de bolsillo y para mi sorpresa la imagen y mensaje que leo son completamente distintos. (Entiendo que ha existido una actualización de datos) Por lo que leo “Mayormente nublado” y teatralizando la situación un par de rayos salen de las nubes para conseguir mentalizar al usuario de las precauciones propias del caso.

Con el sonido de la tele uno no se da cuenta de lo que está cayendo afuera. Tras el ventanal sobre el suelo salpica la lluvia de forma persistente y los paraguas se encargan de cambiar el paisaje urbano.

Al paso que va la burra, traducido, con la que esta cayendo me tomaré las cervezas justas y escucharé todos los goles de los locutores ¡si es preciso! Con las mismas tengo detrás la sala del restaurante así que hoy no me voy a ir con el estomago vacio ni los pelos mojados.

Si alguien se le ocurre analizar estos comentarios le puede pasar por la mente que está delante de un pasota y no iría descaminado porque soy un tanto veleta cuando no hay nada que sea preciso defender.

Por suerte tengo en mi muñeca izquierda un instrumento que trabaja para mi, o al menos lo intento, cuando generalmente esas maquinaria –llamada Reloj-, es la pesadilla de todo pichi. Usualmente sirve de pulsera porque pocas veces me preocupa donde señalan las agujas, si hay hambre se come, si tengo sueño duermo, todo según marque el biorritmo propio, nunca un tic-tac anónimo y sin espíritu.

Esa frialdad con la que trato a “Mi Reloj” no es tal, le quiero como a pocas cosas y es difícil encontrarme sin él porque a fin de cuentas por el hecho de ser “automático” ¡Su vida! Va asociada directamente a la mía, somos simbióticos el me “da” la hora y yo le regalo “el pulso”.

Yo entiendo lo anterior de forma poética porque lo siento más bello, que la banalización de una pantalla electrónica por muy completa y llena de aplicaciones que desvirtúan la realidad de cada uno de los objetos.

Son las campanadas las que ponen “Punto final”.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/10/2016 | Comentarios (0)

El Foro

Publicado el 23/10/2016 en Camino (364)

Ese nombre que ahora ha quedado relegado a unos términos en desuso es lo más parecido a lo que he podido encontrar hoy en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida.

Toda la construcción del edificio creo que ha intentado trasladar en todo sus símbolos el hecho de encontrarnos rodeados de un diorama romano. El ejemplo más sencillo lo vemos en el concepto exterior, el ladrillo, algo que la cultura del imperio supo utilizar de mil maneras diferentes según la versatilidad de mismo.

Sirve para construir todo tipo de elementos en las edificaciones, paredes, cubiertas, gradas, bóvedas y la creación de estos bloques no suponen ningún problema por la facilidad de su fabricación con unos componentes de localización inmediata.

Al ladrillo el arquitecto ha sido capaz de exigirle toda sus facetas para que en un edificio incluya todas las posibles opciones de las construcciones romanas. La primera impresión es desconcertante porque los arcos se convierten con su altura en propiamente un cielo porticado.

Es así el espacio central del “foro romano” antiguamente abierto, en plaza donde son los laterales unidades independientes en lugar de los pórticos que rodeaban ese “Ágora”.

Las gentes aprovechaban la oportunidad de sentirse en un pasado lejano porque las obras que reúne este “Gran Museo” son de una excepcionalidad difícil de encontrar en pocos lugares donde Roma puso su emblema “S.P.Q.R.”.

De primeras el continente es el que atrae al visitante, pero apenas se desvía la mirada del “eje” las obras expuestas confirman la calidad de las obras de arte que se han conseguido reunir en un espacio enorme en contenidos y pequeño en estructura.

Se puede hablar de escultura, de cerámicas, bronces, numismática, pintura, mosaicos. De conceptos, como las artes, profesiones, la guerra, la vida cotidiana junto a la muerte y esas oportunidades tenían todas, un rincón donde quedar expuestas.

Había momentos en que te sorprendías viendo unos lienzos cubiertos en toda su altura por mosaicos de diferentes excavaciones para acomplejar al visitante de la simpleza de nuestra vida y la majestad de épocas pasadas.

Convirtiendo este ¡Encuentro! “la visita” con un museo en algo especial, como pocas veces he experimentado, porque para finalizar en los subterráneos, la cripta formaba parte de la base de todo lo que había sido expuesto en las plantas superiores.

Las formas y los contenidos han sido magníficamente escenificados para disfrutar de un viaje al pasado sin necesidad de fantasías cinematográficas.

Mérida “Merece y sabe lo que tiene”. Solo hay que descubrirlo.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/10/2016 | Comentarios (0)

Los Elementos

Publicado el 23/10/2016 en Camino (364)

Cuando uno observa cómo pasa el mundo a su alrededor desde un punto fijo empieza a entender el “antropocentrismo”. En esas estamos cuando utilizamos nuestra presencia como una referencia desde la cual observar el entorno.

En este rato en la plaza he descubierto como agua, viento, luz y fuego también eran participes de los juegos infantiles.

Todo el eje sobre el que se vertebraban los elementos era y es la fuente principal, donde el juego de los surtidores era el deseado la mayor parte del tiempo para centrar sus esfuerzos en el eje central de la fontana.

Así debían de desarrollarse las cosas, pero en muchos casos Eolo, localmente llamado Viento se ha decidido a participar en una nueva oportunidad de juegos “acuáticos”. Usando sus recursos de diferentes rachas más o menos rasas ha desubicado los chorros de agua y en varias versiones ha convertido el agua en pulverización que con el cruce de los rayos del sol y los efectos ópticos ha permitido crear sencillas irisaciones en el aire que solo han sido perceptibles instantáneamente. Si una versión mini de los arco iris en medio de todo el bullicio, pero que seguramente solo habrán visto algunos ojos expectantes.

Otras versiones del viento se han molestado en remojar algún paseante que no se percato de los juegos de agua y aire dejando en sus prendas y en el solar de la plaza una marca evidente de su paso fuera de las estrecheces de plato de agua.

Todo esto en una fracción de tiempo más bien breve me ha permitido comprender como el Ser humano ocupa un espacio en la vida que a veces es ella la que pasa y nosotros los que permanecemos.

Por las propiedades especificas del hombre, somos nosotros los que nos movemos y no nos damos cuenta que la vida circula a su ritmo sin posibilidad de convertirlos en paralelos salvo en casos tan concretos como este o instantes especiales donde abstraídos de nuestro ego vemos con otros ojos que despiertan nuestra inconsciencia.

Las horas pasan y la “Fontana” intenta mantener la simetría y lo va a conseguir porque como suele pasar con el ocaso, el viento se tranquiliza y ya no son precisas esas prendas para el frio.

Han pasado las horas. Yo dormido ni me he enterado de toda el agua que ha caído esta noche, hay charcos por todos los lados y como hay pequeñas pendientes en las calles el discurrir del agua lleva a las alcantarillas y seguidamente al Guadiana.

Oyes a los vecinos y están contentos porque por fin llego el agua a unas tierras ávidas del líquido elemento tan escaso estos últimos meses. Y como ya comentaba ayer acercándote a zonas arbóreas los aromas del pino y demás flores desprenden ese frescor propio de la naturaleza.

¡Comienza el Tour!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/10/2016 | Comentarios (0)

Llega el crepusculo

Publicado el 23/10/2016 en Camino (364)

Más tarde la noche y con ese “destello” que para algunos produce la oscuridad me encuentro con que el problema que hacía meses este portátil me “hostigaba” vuelve a las andadas.

Ahora el salto se produce en la pantalla del ordenador sin que yo toque ninguno de los iconos y al mismo tiempo las emisiones de señales, pulsaciones aleatorias de la pantalla llegan a desconcertarme.

La solución es fácil, abandonar este ordenador y pasar a una tableta mucho más moderna, totalmente actual que va evitar unos antiguos problemas para sustituirlos por otros nuevos. Vamos que todo mi gozo en un pozo, salir de Guatemala para ir a Guatepeor.

En estos momentos, “Sé” cuál es el problema o por lo menos solucionarlo así que no voy a perder el tiempo en un nuevo equipo que solo va a enriquecer a su productor, como al del programa etcétera.

Yo está claro que soy un “pagano” (de pagar o de otras materias) pero me pillaran una vez, la próxima cuando sea inevitable. Buscando una similitud, acertada o no, a elección del lector.

La informática es un tumor que crece y puede quedarse en una molestia o desarrollar un cáncer de fácil extirpación en sus primeras fases, pero que en casos de metástasis, hay que convertir en chatarra una computadora en desecho.

Lo mismo que aplico a las maquinas nos encontramos los usuarios, los que usan el producto quedando fuera del ciclo informático salvo para su servicio. Están los que ya son pacientes por que tienen dependencia manifiesta de los programas e innovaciones que se convierten en adictos sin servicio de atención de “Informáticos Anónimos”. Y por último aquellos en los que su vida, solo se comprende, haciendo cola en una tienda durante días para esperar a un producto que venden como maravilloso, pero con “fecha de caducidad” o de “consumo preferente” y él lo sabe.

Aclarado el asunto, hay terapias y terapeutas para estos casos como para todo en la vida pero la solución del problema como en la mayoría de los casos está siempre pendiente de la aceptación del “enfermo” para poder recuperarse porque esa es la verdadera recuperación.

Mientras comprendemos estos pequeños detalles de la vida, las maquinas acaban ocupando cada día un nuevo lugar con la disculpa de hacernos todo más fácil y llevadero, con el agravante de convertirnos en parásitos sin capacidad de decisión en muchas ocasiones en las que todo ya está predeterminado.

Aceptado o no lo anterior, yo todavía tengo la certeza que seremos capaces de descubrir las soluciones más cercanas a la optimización por muchas trampas que encontremos en todos los “intereses creados” que son los que quieren quitarnos la batuta.

¡Música maestro!

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 23/10/2016 | Comentarios (0)

Como ibamos diciendo

Publicado el 23/10/2016 en Camino (364)

Alguien empezaba así sus charlas, las clases o cualquier nueva conversación o relato como lo estoy haciendo yo ahora aunque me encuentro con la duda del tema a tratar en estos párrafos.

Se me ocurre el hecho anecdótico de la tormenta que ha caído esta tarde, en si no hay ninguna trascendencia en el caso pero desde mi punto de vista es bastante “cuando menos curioso”. Toda la mañana por la calle por parques, visitas turísticas y apenas un calabobos, por supuesto sin paraguas en la mano.

A eso de las cuatro me retiro a la siesta, soy un adicto a este “retiro” si puedo todos los días y cuando esta tarde iba acostarme oigo un repiqueteo sobre la cubierta del patio de luces que me recuerda el amanecer de hoy, me pongo a pensar y reconozco que de una forma u otra tengo mucha suerte.

Cuando me fui a dormir anoche los pronósticos eran tormentosos en la pantalla del móvil y hay que reconocer que el día cumpliendo en parte los porcentajes de los meteorólogos han sido lo suficientemente atentos de preocuparse de no entorpecer los horarios de mis visitas.

Circunstancias así para mí siempre tienen un significado que no tiene fácil expresión en palabras y que directamente debiera de considerarlo “Suerte”, aunque muchos creen que en realidad “Ella” no existe.

Yo no me preocupo tanto de lo que piensen los demás como de mis verdaderas creencias o más bien hablaría de certezas. De alguna manera una estrella se ha preocupado de velar por mi ventura y reconozco que el trabajo que le he dado y la respuesta recibida es lo más cercano a sentirme “privilegiado”.

Este último calificativo me gusta definirlo en los términos que a continuación refiero y no precisamente en detalles propios sino en los que desprecio. El privilegio nunca desprende superioridad, sino más bien humildad, la oportunidad de su compañía significa entrega por todo lo recibido, su pri-oridad es saber guardar esa distinción sin prerrogativas, reconocer que eres uno más y que la oportunidad que disfrutas es para entregarla a los demás.

Mientras escribo esto llevo observando un rato los juegos de los críos en la plaza y por primera vez en mucho tiempo descubro que no veo móviles ni tabletas en manos de los pequeños sino que juegan a correr, a la pelota, al píllame, todos juegos, actividades físicas en las que interactúan todos, los que corren más que no son todos y a los que pillan.

He descubierto que la juventud no está aún perdida en las redes, veremos si estos padres son capaces de animar en los paseos vespertinos comportamientos más propios de su edad que la de una pantalla de móvil. Para eso ya habrá tiempo.

Pasan las horas, entre las campanadas del reloj, las nubes y el ciclo solar en poniente, las farolas ocupan de forma muy discreta el lugar del astro.

Así han sido las cosas y así se las he contado

HASTA PRONTO    

Publicado por Gotas de Rocío el 23/10/2016 | Comentarios (0)

Sospechas

Publicado el 23/10/2016 en Camino (364)

Eran solo esos los motivos que me impulsaron a llegar hasta estas tierras con la aproximación de ayer de paso me sugerían que no iba errado puesto que hoy ya pie a tierra he descubierto autenticas maravillas de la cultura romana.

A lo largo de todo el paseo un levísimo sirimiri que a la población local les incita a sacar todas las prendas de abrigo y por supuesto presumir de paraguas, porque por aquí yo creo que no saben lo que es llover y hay que desempolvar las “umbrelas”.

Puede que el día continúe con las mismas pautas climatológicas pero desde el hueco de la marquesina observo unos claros que propiciaran una mejora de las temperaturas ¡Seguro! Y eso que el termómetro rondará los veinte grados.

Llevo ya un rato en la terraza exterior de un bar y con ciertas cautelas me gustaría trasladar esta falta de viento a las calles de mi ciudad para poder disfrutar algo más de un tiempo al aire libre.

Ayer mismo fue atravesar el puerto de Béjar y el coche ya identifico que el mercurio subió prácticamente en cinco kilómetros casi otros tantos, está claro que esto es prácticamente el sur con los condicionantes que nos diferencia a los que vivimos cerca de la vertiente Atlántica.

Como sorpresa, asumida porque me habían hablado de ella, la vegetación natural de estos paisajes es tan rica y sorprendente que mientras conducía debía de concentrarme en la carretera porque las imágenes de las encinas a la vera de la autovía eran ejemplos de arte natural con la suficiente fuerza como para detener el vehículo y abrazarme a muchos de esos “árboles”.

Es así esta tierra en la que la unión de la humanidad con la naturaleza se hace de una manera más armoniosa, por la proximidad de unos espacios tan diferentes y al mismo tiempo tan complementarios.

Dejamos que los pasos decidan su Camino por estas pequeñas cuestas para pararse en todo tipo de establecimientos comerciales principalmente de hostelería para reponer esas fuerzas que desde el amanecer han sido un poco pobres para toda la aventura callejera que llevo entre manos.

Poco a poco es el vermú quien marca los tiempos porque los museos a estas horas es cuando reciben mayor afluencia y es el momento de dedicarse a otro tipo de placeres más mundanos, directamente gastronómicos.

Comprobando después de varias horas por la ciudad que me quedan unos cuantos recintos restauradores por recorrer, apuro el último sorbo y serán los sentidos los que decidan cual es el final de la siguiente parada.

Todavía hay tiempo hasta la hora de comer.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/10/2016 | Comentarios (0)

Cuanto tiempo...

Publicado el 23/10/2016 en Camino (364)

.. hace que no lo recuerdan ni los más ancianos. En esta ciudad milenaria me he permitido irme ubicando poco a poco hasta saber en realidad donde acostumbraba a pasear en el pasado.

A uno se le puede ocurrir pensar que es lo que estoy diciendo porque en las últimas décadas mis pies no han hollado estas calles. Yo me quiero retrotraer a un espacio temporal mucho mayor, a esa época de “Gladiator” cuando en Iberia dominaba otra cultura imperial.

Si estoy convencido que por estas tierras seguro que he tenido que pasar más de una vez y lo más gracioso es que lo he hecho desde mi llegada a la antigua usanza, con un pie por delante del otro, los vehículos de tracción mecánica han quedado aparcados por unos días pues llegar hasta aquí ha sido fácil pero especialmente largo en el tiempo.

Después de la comida el paseo ha sido algo parecido a los paisajes a los acostumbrados en mi casa, las aves se encontraban en las mismas poses, la diferencia era el número que ocupaban las riberas como la naturaleza salvaje en la que se desarrollaban. Los ríos siendo ambos importantes se diferencian claramente en su curso “superior” como es el mío, mientras aquí el cauce fluye en meandros y plácidamente. 

Ese nexo de unión que es el agua, tenía también en la ciudad un reflejo en la fortaleza que protegía el paso de un puente majestuoso y que con los matices que otro castillo sobre un cerro observa las actividades en las calles tanto como el puente de toda la vida de mi ciudad.

Quiero y puedo encontrar similitudes entre lugares tan distantes, pero es que en realidad la condición humana como las circunstancias que nos rodean son iguales aquí o en Sebastopol. Por eso mismo donde alguien encuentra diferencias yo solo veo reflejos.

Somos iguales, las preocupaciones las mismas, las expectativas similares y las imágenes replicas de otras tierras. Como detalle diferenciador y algo tópico es la climatología, en mi tierra resultaría imposible estar ahora en la calle en mangas de camisa. Toda una excepción a un hecho social como son las plazas y calles de este país.

Había empezado con la historia de esta tierra y mis vidas pasadas, apenas hay recuerdos en los que fijarme y por su parte mi sub/inconsciente, no dan su brazo a torcer para dejarme descubrir una historia que siendo mía, está perdida más allá de la realidad del instante presente.

Intentaré esta noche rebobinar en sueños aquello que sea preciso para poder entender un poco mejor todo mi pasado, todas las experiencias que han enriquecido mi “Ser” a lo largo de esa evolución denominada vida.

Queda mucho recorrido

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/10/2016 | Comentarios (0)

Luz polarizada

Publicado el 13/09/2016 en Camino (364)

Las imágenes el horizonte es siempre el mismo, con la leve alteración de tu ubicación en el plano. El caso es que en todas las situaciones la luz es la única que siempre está presente y se muestra de la mejor manera posible.

Uno que ha tratado la física como un problema para mis estudios me ha permitido irme dando cuenta que es algo mucho más cercano eso de la iluminación polarizada. Son situaciones que se repiten con cierta regularidad cada vez que hay siesta de por medio.

Hoy ha sido salir a la calle con el solpor o el crepúsculo y las bombillas de las farolas o la propia luna se han convertido en arco iris por todos los lados. Para confirmar lo que disfrutaba he decidido volverme sobre mi eje y por detrás los mismos cercos irisados se convertían de guardianes de mis pasos.

La ocasión de sentirme objetivo del espectro cromático es sencillamente esperanzador al comprender que la luz sencillamente es del color que tu quieras encontrarla. Todas estas capacidades u opciones son tan sencillas como poder utilizar gafas con ese factor polarizador o lo más sencillo unas lentes de contacto durante unas cuantas horas.

Años de experiencia me permiten entender que el efecto "prisma" no es necesariamente obligatorio para la distinción de los diferentes colores, cuando una pequeña lente permite conseguir esa libertad de entender como de un foco de luz blanca se convierte en el espectro violeta.

Pasear por las calles, paseos, puentes y farolas en cualquier rincón te rodean de todos los colores de una paleta de pintor y en la misma concreción a lo largo del paseo. Se me ocurre pensar que no serían necesarias las luces en las ferias si salimos cada uno de casa con las lentes "en efecto prisma".

La opción de ahorro para las arcas municipales no es una de mis pretensiones sino la elección que cada uno de los ciudadanos puede tener la libertad de sentir la singularidad en la que vivimos cada persona.

Alguien puede imaginarse el camino de casa como una fiesta de colores y precisamente no era mi destino el mejor iluminado, puesto que otras calles disfrutaban de la iluminación más remarcada por lo tanto para mi ojos mas espectral.

Tomada la determinación, será cuestión de volver a salir a las calles condicionando el estado óptico perfecto para disfrutar de una fiesta para la vista cada día.

Color a cada instante.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 13/09/2016 | Comentarios (0)

La Verdad desvelada

Publicado el 11/09/2016 en Camino (364)

¿Cómo alguien o algo puede llegar a la conclusión finalística de descubrir la "Verdad"?

Es suficientemente clara la pregunta y desde una visión holística intentaré comprender las palabras que hay que utilizar para que la única y ansiada pregunta de la civilización o de las civilizaciones sirva para alumbrar un destello de la magia de un concepto que podría ser la respuesta para cualquier circunstancia de la vida.

El titular, como sustantivo ni podría ni he querido separarlo de la cualidad que le va acompañar siempre en su presentación en sociedad. Es algo así como querer definir un término sin una acepción o varias según el calificativo que le marca en cada caso.

De acuerdo con el diccionario y atendiendo sus usos el vocablo que principalmente utiliza para su entendimiento es "conformidad" y con esa amplitud de miras se diluyen las formas de una "Verdad" que quiere conceptualizarse en una sola voz.

Con esos anteriores comentarios hay que ir retirando "los velos" que ocultan la realidad de una "mayúscula", porque las acepciones son formas que de manera increíble han distorsionado la Creencia-Conformidad "Trascendente".

Hemos convertido una idea en "visiones particulares" acomodadas a nuestra perspectiva cuando la palabra en cuestión es un concepto "Universal" y por tanto "Único".

Desde ahí todo han sido, ángulos, formas, sombras, detalles, matices, de una idea "Soberana" que la hemos ido disfrazando de "relatividad" para convertir nuestra vida en un proceso mucho más sencillo por el que en realidad debiéramos discurrir.

Ante todos estos hechos y en el fluir que nos depara la vida hay que olvidar las sensibilidades que los sentidos descubren sobre la marcha y atender mucho más esas imágenes-ideas que cruzan vagamente nuestra mente en el duermevela, donde no sabemos si somos nosotros los que Creamos o es nuestro inconsciente el que enciende de veras, la creatividad de "Una Verdad" irrevocable.

El problema de su definición es que la "Con-formi-dad", es un saco sin fondo en el que se abre las puertas a todo tipo de "modulaciones" "Formas" adaptadas a los intereses de cada sujeto en concreto creando una multi-racionalidad, para algo que me gustaría ser más comprensible para facilitar la comunicación en la sociedad.

La Verdad todos la conocemos pero nos resulta más fácil "velarla" entre los sentidos y las apariencias para poder vivir "de conformidad" a nuestro estilo.

¡ENHORABUENA PAPAS!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 11/09/2016 | Comentarios (0)

Lectura I

Publicado el 09/09/2016 en Camino (364)

UNO se encuentra entre la páginas de los libros y lo mejor de todo es cuando en la búsqueda de las historias que vamos descubriendo sentimos que vamos formando parte de esa nueva aventura.

A mi se me han presentado miles de libros en el amino con las virtudes que ofrece una lectura tranquila que es más que nada "inmersión" en unos personajes que abren sus alas para que podamos descubrir la inmensidad de nuestro horizonte, ya sea hacia cualquiera de los puntos cardinales.

Lo más curioso del caso es que cuando encontramos libros "mágicos" ( lo son todos) nos sentimos dentro de un juego, en el que los párrafos y las frases magistrales son alas en las que volamos para volver a entrar en esa fantasía "tan creíble" como queramos encontrar en la "Vida".

Son muchas las posibilidades que nos ofrece cada oportunidad de "introducirse" en el texto de una aventura consiguiendo que cada pagina es parte de una nueva experiencia que poco a poco se transforma en historia "Interminable" porque nunca dejamos de pasar a ese mundo de "Nunca Jamás".

Es opcional toda oportunidad de seguir la experiencia narrada, pero lo más curioso es que si "UNO" se convierte en "texto" formas parte de la historia para darle un nuevo brío en las elecciones que nuestra libertad se traducen en giros inesperados para el autor de su propia obra.

He convertido muchos libros en "luces para el espíritu", "para la vida", "para volver a decidir que la vida es tan maravillosa como nosotros "creamos"( de "Creer", de "Crear") "crearla" consiguiendo que las mayores y mejores de nuestras Libertades se convierten en la expresión de la expansión del Mundo.

Me permitiría seguir trasladando ideas propias sobre la "Libertad que ofrece la lectura" pero estoy seguro que a cada uno de los lectores de este artículo le pueden parecer meras notas para unas ensoñaciones que son la verdadera magia de la "Vida".

Conseguir la atención de un lector ante un escaparate de una librería es la mejor expresión de la vida en un entorno en el que la alegría, la "gioia", el placer de lo impenetrable se convierte en "Magia" donde los "Sueños" dejan de ser palabras para convertirse en "Realidades".

Un libro, la Libertad, Una biblioteca, El Paraíso.

HASTA PRONTO.  

Publicado por Gotas de Rocío el 09/09/2016 | Comentarios (0)

Libros/Días

Publicado el 08/09/2016 en Camino (364)

La vida es una historia con sus versiones personales en las cuales las vicisitudes tornan giros diferentes según cual sea el personaje que representamos cada uno con el libreto en mano.

Algunas personas entienden que la vida no es la que tienen en su horizonte sino las ensoñaciones que les transmite las novelas o narraciones que ocupan esos espacios libres de otro tipo de obligaciones.

Sus sentimientos son los expresados por los autores que los convierten en propios para sustituir una trascendencia "menor" mejor digamos "diaria" o "rutinaria" por la de unos personajes que ante la posibilidad de un grandes ventas se convertirá en un personaje del celuloide. Una fantasía para millones de personas.

Esta claro que las necesidades de mucha gente se encuentran siempre en las historias de los demás, obviando que la realidad es la que tenemos a nuestro alrededor y es en el único espacio en el que no nos atrevemos a mover ficha para conseguir lo que de veras necesitamos, no lo que deseamos.

Cada día es tan sencillo como pasar página e ir cerrando libros y convirtiendo novelas en parte del subconsciente. Si al término de cada obra podemos acudir a un anaquel de librería para escoger una nueva aventura que en la sinopsis de la cubierta nos traslada a un cuento que creemos hacer propio.

Por otro lado la opción menos real pero si virtual, es convertir esa elección en una pantalla táctil sobre la que elegir entre miles de libros, para extrañar la verdad que nos rodea.

Convertidos todos estos detalles, de la vida, los libros y el devenir, solo es posible alcanzar una conclusión. Todo es un "Cuento" en la que mente, actos, libre albedrío y terceros participan en la creación de un "texto" que se representa en situaciones reales sin necesidad del papel impreso.

Si conseguimos el "superventas" es porque habremos encontrado nuestro verdadero "Ser", nada de esas apariencias e instantáneas que están preparadas para un momento que se volatilizará, mientras que la Verdad Vivida es lo más próximo a la Plenitud.

¡Vive la "lectura" de cada paso!

HASTA PRONTO.

Publicado por Gotas de Rocío el 08/09/2016 | Comentarios (0)

Páginas

Publicado el 08/09/2016 en Camino (364)

La vida es sencillamente un paseo por nuevas experiencias o por repetidas, perdidas, oportunidades. Con el paso del tiempo vivimos en una experiencia que a cada paso nos traslada de instantes de plenitud a otros de tranquilidad y encuentro con uno mismo.

Lo curioso de cada veinticuatro horas es que la luz de ese tiempo, de su tic-tac es precisamente el que revoluciona toda la convulsión que supone el siguiente paso, la siguiente alternativa que se abre como una ventana a la Libertad.

Ante opciones infinitas cada nueva jornada solo cabe la opción de un Camino que se puede alterar de la misma manera que el vuelo de un pajarillo decide seguir otra nueva corriente de aire ascendente.

Estas pequeñas referencias son las que descubro cada día a la menor oportunidad que se presenta. Con la tranquilidad que uno se puede encontrar en una cabina de cajero automático con mariposa incluida revoloteando en esa esfera acristalada que desorienta a cualquier ave sin alas.

Fue tan hermoso como un simple papel me sirvió para dirigir sus alas a la puerta de salida consiguiendo de una forma magistral recuperar una altura que al paso de breves segundos se convirtió en suspiro.

Todas esas experiencias reales son la representación de una decisión personal en la que entiendo que las páginas las vamos escribiendo poco a poco cada uno con sus notas teclados o simples aleteos de alas.

Es una pequeña y sencilla inmersión en el lenguaje de los insectos que con sus interferencias en nuestra vida podemos entenderlo de forma incomprensible pero maravillosa.

Recordando esas imágenes de horas pasadas descubro que soy yo el que tengo la opción de encontrar nuevas oportunidades para la observación de una creación nueva sobre las pequeñas criaturas que convierten la vida en un instante de belleza.

Voló y algo mío con ella se fue.

HASTA PRONTO   

Publicado por Gotas de Rocío el 08/09/2016 | Comentarios (0)

Casualidades

Publicado el 05/09/2016 en Camino (364)

Uno tiene muchas oportunidades de ver la libertad pero  lo curioso de las cosas que yo veo es que yo me encuentro en la diferencia de decidir la oportunidad de elegir la opción que mejor me conviene

.Libertad es la palabra que me viene a mi mente y a mi teclado otra es la opción que decide mi ordenador "personal" para elegir cual es la mejor elección de elegir cual es lo mejor.

A día de Hoy tenía que decidir donde debo de dejar mis cosas porque tengo un poco la cabeza perdida en "obstrucciones" que ni son de mi carácter ni de mi razón.

Tengo un equipo estereo para escuchar la música que yo deseo y cuando a mi place pero lo curioso es que la instalación contratada no sirve para nada porque solo emite las emisoras y la información que "ABSORBE" por momentos.

Y uno es que está ya hasta al "ABSURDO"...................................................., de escuchar opciones que no son las elegidas en sus elecciones musicales.

Hoy "YA HASTA DONDE UNO PUEDE AGUANTAR", EL PROBLEMA SON LAS ONDAS HERTZIANAS........ENTRE OTRAS.

Empiezo porque "Ondas" se escribe sin "H" y mi ordenador decide elegir esa opción entre otras "Maquiavelidades". Desde ese escenario uno se convierte en estupido porque la vida no da para más.

Lo que ya no tiene pies ni cabeza es que la cisterna de mi sanitario se coaliguen con las ondas de la radio en "FM".

Oír directamente y en persona esas coincidencias es tan estupido como repetir las pulsaciones del teclado en el ordenador y comprobar que uno sabe perfectamente que en sus lecciones de mecanografía "UNO" no podía ni ser tan idiota ni dejarse un acento.

Es sencillo como las clases de un bebe pero los algoritmos funcionando como van a su aire un día que ni siquiera mueve la brisa en un mes de septiembre es al menos sorpresivo.

Uno ya está tatuado de absurdeces y la opción de escribir es otra estupidez mayor porque deja las huellas que cualquier "hombre de blanco" hubiese borrado a la primera.

Porque la verdad dice que siempre es la razón de la única verdad que me queda para creer en una realidad "AUTENTICA".

¡ES IMPOSIBLE!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 05/09/2016 | Comentarios (0)

OÑEUS

Publicado el 01/09/2016 en Camino (364)

En esta ocasión la tierra mítica, el encanto por descubrir, el sueño de cualquier autor se hubiese perdido entre las páginas de la historia que se iba abriendo como en esos libros maravillosos que en tres dimensiones despliegan las virtudes de lo inalcanzable, de lo imposible, de la misma alquimia.

Abrir las páginas era dar un salto con pirueta para poder embarcar en la nave que recorria los límites ignotos para convertirse en la puerta de reinos donde solo el esplendor de la luz y la riqueza de los campos confería a sus gentes la belleza de una vida plena como solo puede ocurrir en los sueños.

La aventura era constante parar o cansancio eran opciones imposibles porque a medida que avanzaba lo que podía considerarse una meta era un simple paso de una narración en la que me había convertido en protagonista y narrador.

Todos los hechos según los vivía los trasladaba a un cuaderno informe con el que poder descubrir como salir de semejante "concepto". En si no era ni una obra, ni una historia o novela, era la misma representación de la "Eternidad".

Las palabras cuadraban, los términos se convertían en magia, las imágenes eran un decorado que se atravesaba sin la sutileza del tacto, solo era una traslado mental a otra escena, sino más brillante, si al menos con la emoción de un descubrimiento para nuevas etapas.

La existencia de video juegos es un hecho, pero ni los he tocado ni se de que va, salvo que en algunos hay niveles. Algo así podría resumir este "OÑEUS". Crecer, crear, imaginar, convertir, alcanzar, abandonar, el desprendimiento era posiblemente la única de las metas a las que se puede alcanzar y con la que la libertad del protagonista puede seguir adelante en la búsqueda "de algo" o más concretamente del "Yo".

Si, es un resumen un tanto breve de un par de horas de imágenes increíbles, me gusta cronometrar mis sueños, cuando puedo y el de hoy en su magnitud ha desbordado conceptos de la realidad, para tener que moverme en una virtualidad que me resulta desconocida.

Los acontecimientos nunca llevaban un orden natural se movían en las expectativas de la mente pero siempre sorprendían con un giro inexplicable al que conseguías abordarlo para no quedar fuera de la historia.

Conseguir abandonar semejante "Narración" me resulto de una tristeza como la que se experimenta cuando sabes que nunca volverás a cruzarte, pero por suerte pude ir cruzando momentos estelares que me acercaron a la apertura de uno de los parpados con la convicción que no iba a olvidar ninguna de las experiencias vividas.

He aquí la prueba

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 01/09/2016 | Comentarios (0)

Miño

Publicado el 22/06/2016 en Camino (364)

Toda su naturaleza huele a tojo, hierba, rocas, viñedos y una peculiaridad que es la misma esencia de Galicia y porque no del norte portugués. Su curso siempre se desarrolla de una forma placentera como los campos que va regando.

En ciertos momentos de su historia convierte su paso en los puentes y murallas de una ciudad donde “Lucus Arde” para recordar que con la presencia en sus sotos de riberas con chopos y unos cuantos balnearios para aprovechar el descanso que producen sus aguas.

Cuando prosigue su Camino y fluye lentamente entre laderas rocosas cubiertas de viñedos increíbles cortados a tajo en la montaña se convierte en la Ribeira Sacra porque junto a la piedra del monte aparecen como por arte de magia los monasterios donde los canteros dieron rienda suelta a su obra para conseguir verdaderas obras de arte.

Con parte de la labor hecha nunca se olvida de su naturaleza vinífera y de nuevo cambia de nombre para ser “El de la Ribera” más conocido como “Ribeiro” que refresca el esfuerzo de los cosecheros y de todos aquel que sabe apreciar un buen vino.

En la cuenca de Orense, en su olla, dudo cual es la mejor forma de entender la climatología de ese espacio tan concreto y peculiar que siempre sorprende a los meteorólogos con unas temperaturas que a veces saltan las alarmas.

Puede que sea exagerado pero entre la hondonada en la que se encuentra y sus aguas termales, el mercurio suba rápidamente sin apenas darse uno cuenta y es que por toda la ciudad la termas y con especial cariño en invierno hacen de la experiencia del agua un placer al alcance de cualquier vecino o visitante.

Esta ciudad tiene a gala decorarse con la ingeniería de varios puentes para salvar ese accidente geográfico que divide la ciudad en dos pero que entrelaza con forma clásicas y modernistas unas trazas de tejados de teja roja que destaca por si sola en las mismas orillas del Miño.

Poco a poco y mansamente sigue su ritmo hasta la costa Atlantica pero para ello decide experimentar en un giro su curso hacia el sur hasta alcanzar la frontera lusa acrecentando así su carisma con la saudade que fluye junto a la morriña de la terra Cha donde buenamente empezó todo para este rio.

Cuando llegamos a este espacio que algunos llaman “Raya” las aguas se convierten en una corriente relativamente mansa para que en los últimos kilómetros sea el mismo océano el que se haga paso en un curso donde el nivel de las mareas llega a varias decenas de kilómetros tierra adentro.

El estuario del rio no tiene la grandiosidad de las dimensiones de otros ríos pero la espectacularidad de todos los promontorios que lo rodean a modo de corona, crean un espacio singular como pocos para descubrir sus bancos de arena en la marea baja o las olas entrando en fila con la pleamar.

¿Por cierto Miño, es algo así como Minho? ¡O sea Mio!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 22/06/2016 | Comentarios (0)

Gris

Publicado el 12/06/2016 en Camino (364)

Toda lo que abarca la vista se ha visto matizado por ese velo que produce el orballo y la niebla que llega desde el océano y hasta la vitalidad del mercado dominical ha dado paso a los paraguas, las cazadoras, capuchas y todo tipo de aderezos contra las inclemencias que hasta ahora nos habíamos ahorrado.

Es la forma de entender una tierra verde como pocas que tiene en el agua del cielo su mayor aliado y su compañero infatigable en el cuidado de un jardín hermoso junto al Atlántico.

Desde fuera o con los ojos de un foráneo la vida en momentos “apagados” puede producir desasosiego incluso ansiedad pero sus gentes se los echan a la espalda y discurren en la tranquilidad de un día más.

Me resulta más complicado asumir esta climatología para todos los peregrinos que aprenden en la sordera de sus capuchas a escuchar un poco su corazón y su propia mente al no poder mantener una conversación como en un día soleado.

La lluvia forma parte de la formación y del aprendizaje de todo caminante por tanto su falta es una laguna vacía que deberá de rellenar en otro momento o en circunstancias diferentes pero que serán necesarias para poder crear armonía en su vida.

Todas las experiencias como una ascensión o las precipitaciones es parte del “curtido” de nuestra alma, mente y corazón. Y es la naturaleza la mejor lección que la de cualquier libro o disertación en un espacio cerrado.

El aire libre significa interacción, complicidad, libertad y una luz que ninguna fuente artificial puede conseguir salvo quizás el calor o la magia de una hoguera que flamee al ritmo de su espíritu o sorteando la brisa que lo balancea.

Las horas van pasando y desde anoche el frente nuboso tiene interés en instalarse en estas latitudes pero necesitamos que el viento realice su trabajo tanto para disipar las nubes como para que los Caminantes pueden observar un horizonte lejano más allá del ala de su sombrero.

Dejando de lado al tiempo hoy tengo que reconocer que va a ser un día completamente especial por el propio hecho que el medio ambiente se ha conjurado para entretenerme en todo tipo de menesteres que de otra forma hubiesen sido imposibles.

A quien se le olvido decir que la lluvia es una bendición.

HASTA PRONTO

     

Publicado por Gotas de Rocío el 12/06/2016 | Comentarios (0)

Acto de presencia

Publicado el 08/06/2016 en Camino (364)

Tras una semana larga en el oeste peninsular un aspecto particular de su climatología ha aparecido al fin, la “niebla”, por suerte pasadas las horas, la “bretema” que dicen por aquí ha formado parte del paisaje momentáneamente.

Con todo lo que uno tiene que oír sobre Galicia al hombre del tiempo, los paisanos de toda la fachada atlántica tendrían que declarar a este empleado –aunque solo sea el “mensajero”- “persona non grata”.

Es seguro que nunca llueve a gusto de todos pero lo que es imperdonable es generalizar y en el caso del noroeste con más razón porque cuando alguien se mueve mínimamente por las carreteras descubre que una sencilla montaña o quizás colina esconde tras de si un cielo despejado o alguna nube suelta en lo alto.

Todo esto es solo la constatación de unos hechos que vengo comprobando durante años en mis visitas a la Costa da Morte, la temperatura siempre agradable y al compas del viento las nubes y el sol se ceden el paso de forma rítmica.

Esta sencilla presentación me gustaría más allá de mis palabras y la gente se diese cuenta que el tiempo no es una opción como la del coche de “aire acondicionado”. En la sabiduría de la naturaleza ella es la que decide las condiciones propias tanto del día como del lugar y nuestra opción es la de dejarnos llevar sin oponer una inútil oposición.

Desde una perspectiva meditada y egoísta creo que lo que yo considero un secreto desvelado es la mejor forma que estas gentes conserven su identidad como en otros lugares se ha perdido en interés de una comercialización turística de unos paraísos temporales cuando en realidad la hermosura se esconde al otro lado del “Telón de grelos” que escribe siempre mi amigo.

Así es la tierra de los celtas y últimamente de los peregrinos que llegan en una invasión pacífica como quien se descubre a si mismo tras muchos años de experiencias camineras. Ellos paso a paso, cuesta a cuesta, aprecian con unos ojos que llegan hasta el corazón en lugar de la mente que la “Verdad” está frente a ellos, como es el fin inevitable ante la inmensidad del océano.

Llegados al horizonte se observa en el “plato” que es hoy el Atlántico un frente que sino se deshace poco a poco o es orientado hacia al norte, puede que tengamos una tarde entretenida con alguna precipitación.

Cosas y regalos son los que tenemos cada día, que solo hay que saber recibir con la mejor de las predisposiciones porque así seremos auténticos, leales, sinceros y agradecidos por esa estrella que nos ha sido entregada.

¡Que el viento sople en tu espalda!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 08/06/2016 | Comentarios (0)

Sin palabras

Publicado el 08/06/2016 en Camino (364)

El pie de foto de muchas imágenes es generalmente suficiente expresión para reflejar la visión que se nos muestra pero no es ese el sentido de este título, es únicamente la forma de mostrar la pobreza de ideas que no pasan por mi cabeza.

Tengo intención de proponerme la idea de escribir algo cada día pero lo más que puedo hacer ahora es cerrar la opción de las ideas, por su inexistencia y dedicarme al pulso instintivo del teclado.

Con semejante principio dudo de la trascendencia de este artículo al que ni siquiera le supongo ninguna importancia, pero sí que puede servir para dejar en libertad la mente en la recogida de testimonios -de “testa”-.

Sobre la marcha y atendiendo lo que tengo frente a mis ojos, la placidez de la tarde no tiene nada que ver con los chubascos matinales, pareciendo por completo historias que pertenecen a diferentes novelas o narraciones.

La tristeza y el gris se había apoderado de esas horas en las que todos nos ponemos las pilas pero con la dureza de una falta de ánimo que había que sacarlo de alguno de los cofres del tesoro mejor escondidos, el caso es que ahora la luz está consiguiendo que todas las tonalidades del arco iris se posen sobre las diferentes superficies que en la grandeza de este parque se derrama en verdes principalmente.

Al mismo tiempo ese calor del sol saca a los niños y los jóvenes a dejar de lado las limitaciones del hogar por un espacio para las actividades físicas como para el sencillo juego de correr, saltar o rendirse en la hierba como si de una playa arenosa se tratase.

Y todo este espectáculo con un fondo de escenario en azul celeste limpio de matices nubosos. Es como si los colores hubiesen decidido crear unas diferencias claras entre ellos sin velos que disturben los contornos.

Con todo el teatro en estado de revista los pájaros han ocupado el lugar de la orquesta más bien del coro porque son como voces de ángeles a las que es imposible buscarles una traducción que no sea la sencilla armonía de la naturaleza.

Siento que la única opción que hay en esta vida es sino es posible convertirse en aire al menos poder volar como los pájaros donde te lleve el viento.

Como alternativa de un sueño difícilmente realizable me conformo con poder hablar con los amigos o trasladar en palabras unas ideas o pensamientos que sean capaces de llegar más allá de mi entorno. Algunos entre los que me encuentro considero que la mayor muestra de inmortalidad es que el conocimiento se mantenga por los siglos en esa sabiduría inmensa que es nuestro inconsciente.

Todos, papel, bolígrafo y a escribir

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 08/06/2016 | Comentarios (0)

Chove

Publicado el 06/06/2016 en Camino (364)

Cualquiera que no es de aquí se extrañaría de este tiempo pero un paisano (natural del país) es como un sonido más que le acompaña a lo largo de su vida indefectiblemente. La lluvia forma parte del carácter de sus gentes.

El mayor problema en este caso es para los peregrinos que su único techo es el cielo y hoy con las precipitaciones la belleza de este meteoro se convierte en pesadilla porque el agua siempre encuentra un camino para mojar hasta el último rincón de la mochila y por su puesto de toda la indumentaria pluvial.

Todo lo ocurrido hasta ahora entra dentro de la probabilidad puesto que una semana con sol en estas latitudes junto a un enorme y activo océano es una oportunidad que no es fácil de disfrutar, así que bienvenida sea la lluvia para todos, incluidos caminantes.

Para estos peregrinos el hecho que el bautismo de las nubes les pille desprevenidos les sirve directamente para limpiar anímicamente muchos de las taras y malas vibraciones que en tan larga ruta han podido ir acumulando.

Seguramente la primera de todas será la rabia, ¿Cómo me ha tenido que tocar a mí? Es el primer pensamiento, al que una debida cantidad de humedad, sudor por dentro y agua bajo la capa se convierte en resignación así como placer en el encuentro con una ducha caliente en el albergue correspondiente.

Otras ideas seguro que pasaran por la cabeza de los jacobipetas y en circunstancias adversas son las que le hacen reponerse y convertirse en héroes de su propia experiencia, poco a poco, paso a paso, encuentro tras encuentro, el corazón del peregrino se acerca con sigilo al propio “Ser” al “Alma” que le ha acercado hasta el “Fin del Mundo”.

La lluvia como lágrimas del cielo son la forma que la tierra tiene de reconfortar sus heridas, su naturaleza para poder mantener el ciclo de la vida en una expresión perfecta de su armonía y en la que nosotros formamos parte de su partitura.

Yo añadiendo más apreciaciones propias sobre esta climatología entiendo y solo sé con la certeza de los años, estamos ante una “bendición” y como los recién nacidos podemos berrear o sentirnos complacidos de ese leve baño sobre nuestras cabezas.

Considero también que como para otra serie de seres con el líquido elemento lo que hacen es crecer y desarrollarse, pues yo pienso exactamente lo mismo respecto a mí. Con la lluvia crezco mientras sea suave, cuando me apabulla prefiero protegerme de tanta exageración porque me gustan las cosas en su justa medida.

Tras unas horas de precipitaciones creo que el cielo nos otorgará un toque de tranquilidad para poder seguir la rutina y volver a la naturalidad del “como siempre”.

El horizonte empieza a despejarse.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 06/06/2016 | Comentarios (0)

Otear

Publicado el 05/06/2016 en Camino (364)

Un verbo en desuso pero tan certero como el vuelo de los pájaros buscando su alimento. Ese es parte de mi entretenimiento por las tardes.

Cuando llega la hora preparo los trastos de la faena, unas rodajas de pan desmigadas mínimamente para que todo tipo de pájaros puedan hacer acopio de energías según sus necesidades.

El banquete está dispuesto sobre un tocón de madera a la vista de toda la fauna voladora y sobre todo para mi cómoda posición de “oteador”. A esta intervención humana en el ciclo natural le pueden salir detractores, pero como en este caso soy yo y mis circunstancias los que deciden, tengo claro que les deseo abundancia y todo lo que se les pueda ofrecer.

Alguno de los emplumados es de los de toda la vida, conocido de otros años, porque son animales territoriales que tienen muy bien marcados los espacios. En el breve intervalo de media hora han pasado más de dos docenas de veces a picotear, que no significa que sean tantas clases como las repeticiones de los que conocen el “buffet libre” de la tarde.

Perfectamente he distinguido al menos siete diferentes pájaros pero que no puedo nombrar salvo los siguientes – mirlo, abejaruco, herrerillo, petirrojo-. El último en repetir lo ha hecho con tal alegría que de un plumazo ha dejado caer al suelo unas cuantas migas para los compañeros aviarios que solo se alimentan en el suelo.

Entiendo también que entre los diferentes miembros es posible que los que se hayan acercado sean las parejas, ya que entre muchas especies de la avifauna el plumaje distingue los sexos perfectamente, así que abriendo la opción a todo tipo de comensales los que han aparecido han debido ser de los mismos clanes.

Después de ese rato tan agradable con las avecillas del bosque hemos convertido la fiesta en algo propiamente participativo con un montón de jugadores sobre los prados del parque para deleite de familias y demás invitados que al igual que los pájaros también han hecho intentos para poder volar en los hinchables pero se ha quedado en eso “intentos”.

Veinticuatro horas más tarde vuelvo a las andadas, sin necesidad de prismáticos observo como de nuevo repiten el picoteo, exactamente hablando, puesto que no hablo de tapas o pinchos sino de sencillas migas de pan.

Poco a poco se van cediendo el turno una vez que llenan el buche o llega otro mayor a por parte del tesoro. Si estuviésemos en una terraza turística los gorriones o palomas pelearían como locos por la pitanza, pero aquí en el bosque se imponen más las formas, las reglas del juego o las clases sociales que seguro también tienen pero desconocemos.

Seguramente también estará el macho “Alfa” como en las manadas de ciertos mamíferos pero esto ya son detalles para los profesionales de la ornitología.

¡Buen provecho pajarillos!

HASTA PRONTO

    

Publicado por Gotas de Rocío el 05/06/2016 | Comentarios (0)

Mercado

Publicado el 05/06/2016 en Camino (364)

Hoy es la jornada más activa en la localidad porque la plaza se llena de puestos de todo tipo de mercancías así que desde toda la comarca la gente se acerca a ver la última novedad o sencillamente a reponer las existencias de una despensa vacía al final de la semana.

En el día de hoy y a estas horas todavía se puede sentir cierta tranquilidad que llegado el mediodía se convierte en frenesí y un toque de locura que para mi mente a paso de tortuga, resulta bastante agobiante.

Con toda esta visión particular de la actividad comercial, intento en cierta medida apartarme lo que puedo, pero sin dejar de disfrutar de los coloridos y la vitalidad que es capaz de encontrarse en un lugar que otro día es pura tranquilidad.

Esta mañana se ha levantado un poco inestable meteorológicamente hablando pero el paso de las horas ha dejado a cada nube en su sitio porque el viento solo debe soplar en estratos superiores, aquí pie en tierra y a la altura del mar la brisa como mucho se lleva volando las servilletas de las terrazas.

Tras el paseo por esas calles provisionales se ven los productos de las huertas locales con la frescura y naturalidad que los hombres del campo son capaces de conseguir con su trabajo diario. He podido comprobar como la gente descubre la diferencia entre unos vegetales de supermercado de los “de la tierra”.

Este espectáculo que descubre la humanidad que todavía podemos encontrar en nosotros mismos y que en las ciudades se ha convertido en puro automatismo hasta convertirse el contacto humano del mercado en una conexión internetera para la compra de las cosas del día a día en la nube con un pago sin dinero, solo plástico, una entrega aséptica con firma incluida y yo creo que hay una agorafobia agobiante encubierta tras tanta tecnología.

Se puede decir que actualmente estos espacios, como los mercados, apropiados para los “encuentros” se están convirtiendo en hechos excepcionales, puesto que a todo le buscamos un sustituto o una aplicación para no mover el trasero de la poltrona y de la pantalla como si esta fuese nuestro sexto sentido.

Opino que yo no voy a renunciar a estar conectado, pero si es necesario, con la otra punta del mundo o con personas con las que sin estos medios me resulta imposible relacionarme, pero contar una historia por guasap, correo electrónico o similares cuando les voy a ver o puedo hacerlo en persona es “desde mi visión” –estúpido-.

Hace un tiempo leí un libro escrito por profesionales en el que se hablaba de los beneficios de las nuevas tecnologías, pero no olvidaba los inconvenientes que también le acompañaba que eran muchos y no precisamente agradables. En concreto comentaba que la red nos convertía en seres dependientes, menos inteligentes y en pocas palabras estúpidos emocionales, por la sustitución del trato humano por un objeto inanimado (sin alma).

Siempre hay tiempo para un paseo. Todo el mundo a la calle.

HASTA PRONTO                                                   

Publicado por Gotas de Rocío el 05/06/2016 | Comentarios (0)

Ángeles

Publicado el 04/06/2016 en Camino (364)

Es el sencillo nombre de una peregrina con la que coincidí ayer y que en su persona iba mostrando la  luz que se puede suponer a todo un coro de ángeles.

Alguien pensará que todo este comentario es pura metáfora o poesía para adornar un nuevo relato matutino, comprendo que está lleno de subjetividad pues soy una persona con una creciente fe en la especialidad y singularidad de cada uno de los seres humanos que nos rodean.

Ese cruce en nuestras vidas permitió compartir infinidad de comentarios de todo tipo en los que la afinidad y proximidad en la forma de pensar son un regalo para alguien que muchas veces se encuentra en la incomprensión de la soledad de unos pensamientos tan originales que resulta complicados manifestarlos.

Así que esta mañana uno se levanta con muchas ganas de “comerse el mundo con patatas”. Todo alrededor es perfecto y quien puedo ser yo para determinar las circunstancias de los demás en mi interés.

Cuando escuchas a alguien como Ángeles sientes que repican las campanas de una forma especial como si fuese a “Gloria”, para los que son algo mayores o entendidos en los mensajes sonoros de los campanarios, existen infinidad de “Toques” según la trascendencia de los hechos que se desean transmitir.

Semejante nombre “Gloria” podría también ser apropiado para esta persona que iluminó durante unos instantes un atardecer dorado como pocas veces pero no menos hermoso que el de esta tarde.

Con la Esperanza que tengo en la existencia de los ángeles, se más pronto que tarde otro ser etéreo con cualquier nombre volverá a cruzarse en mi Camino para disfrutar una existencia que esta próxima a la realización personal y no en los términos racionales de las apariencias sino de la integridad, lealtad y compromiso con uno mismo.

Esa faceta “interior” que todos tenemos olvidada, es lo más parecido a lo que los científicos intentan denominar “materia oscura”. En un mundo donde la “Unidad” apenas se reconoce para abstraernos en la “Dualidad”, permite encontrar el símil anterior - el hombre es a su “sombra” como la materia a la “materia oscura”-.

Es obligatorio olvidarse de formulismos y racionalidades cuando lo que hablan son conceptos cercanos al alma con difícil traslación al día a día o a la matemática cuando se habla de algo que está en la “meta”.

Llegados hasta aquí: “Solo mira dentro”

HASTA PRONTO  

Publicado por Gotas de Rocío el 04/06/2016 | Comentarios (0)

Un pequeño Sol

Publicado el 01/06/2016 en Camino (364)

Llegar a estas tierras del “Fin del Mundo” permite observar la majestad de un “Solpor” que siendo solamente en el oeste donde resulta posible no es una oportunidad al alcance de todos ni mucho menos cada día.

Ayer a la noche hubo magia en ese cielo azul eléctrico que se convirtió en dorado quizás bermellón para cerrar el telón de la jornada que desde primeras horas había decidido regalar todas las bendiciones a los peregrinos y a todas las gentes que saben entender la belleza de una luz y una energía que siempre es bienvenida.

En días pasados la suerte meteorológica no era tan evidente como hoy. El caso es que no había que descuidarse a la hora de tener a mano el paraguas porque los pequeños chubascos podían dar al traste cualquier actividad al aire libre.

Con semejantes cartas en la mano me ha faltado tiempo para salir a buscar esa ilusión disfrazada de estrella por las ruas y aldeas tengo al alcance de la mano. Como primera opción debo de cumplir mis planes con el mayor de los métodos e ir pasando página de una en una.

La cita central del día y de la que dependen las demás me ha acercado hasta un lugar próximo pero no habitual y según un giro inesperado como si una veleta hubiese cambiado su sentido yo he tomado la alternativa convirtiendo esa opción en uno de los “encuentros” que siempre uno está esperando, “Cruzarse con un viejo conocido”.

Estas oportunidades nunca hay que dejarlas pasar así que hemos decidido compartir un café y una conversación para compartir todas las historias que cada uno hemos vivido por nuestro lado por los Caminos de la vida.

Todo ello ha sido un lujo, una señal de buena suerte, como si una lucecita se hubiese encendido en mi cerebro o más bien en mi corazón. Porque los amigos cuando aparecen de esta manera tan inesperada significan mucho más que la conversación, pasa a convertirse en recuerdo y al mismo tiempo una remembranza –como les gusta decir aquí-.

Sinceramente sé que sin quererlo me llevo un tesoro, valiosísimo, que no tiene precio, dos conceptos completamente diferentes aunque muchos intenten compararlos. “Precio no es igual a valor”, obviando definiciones cada uno puede perfectamente discernir estos términos así que ese libre pensamiento sea el que decida el poder de nuestras imaginaciones.

Valor y mucho Calor es lo que necesitamos estos días.

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 01/06/2016 | Comentarios (0)

Cincuenta y cinco días

Publicado el 17/03/2016 en Camino (364)

Todo ese es el tiempo que se interpone entre “Hogar” y “Hogar dulce hogar”, entre unos amigos y otros amigos más lejanos, entre una familia y las adoptivas que dejo en este momento pero tan solo temporalmente.

Han sido historias, países, gentes, tantas “cosas” que una palabra tan amplia pero tan impersonal se queda muy corta para explicar todas las experiencias que he vivido en un tiempo que consideraba enorme pero que se ha convertido en “Agua pasada” que si que ha movido molino.

Puedo resumir cada instante, muchos se olvidaran pero otros se han quedado grabados para siempre, puedo hablar como turista pero también esa palabra es muy pobre porque estos casi dos meses puedo decir que “los he metido en vena”.

Son las circunstancias en las que me he movido de una intensidad que ningún tour-operador conseguirá nunca, porque he intentado instalarme en el corazón de los que me rodeaban y poco a poco en mi fuero interno he conseguido realizarlo y realizarme.

En el otro lado se encuentran mis acompañantes de baile y tengo que decir que conseguimos hacer una buena composición en cada nueva pieza, en cada nueva plaza y con cada nuevo acompañante, con la sensación de esperar otra melodía un poco más adelante.

Sería interesante calcular las horas de embarque, los aeropuertos y terminales recorridos, los kilómetros y paisajes avistados pero nos encontraríamos sencillamente con cifras que apenas significan nada. Son meramente “medios” para conseguir la “Alegría” que me llevo de estas tierras.

Lo que puedo considerar flores para unos países que me han abrazado debo de compartirlo con una sensación de nostalgia de mi casa, mis seres queridos que cada día han estado presentes en el amanecer y que sin ellos la experiencia hubiese sido imposible sin su comprensión.

Me va a ser complicado explicar tantas historias en casa, el caso es que son detalles personales pero que intentaré hacer llegar a ellos de la forma más real posible, en la que no podrá faltar el toque sentimental que todo esto ha tenido para mí.

Llegar es ahora mismo lo más importante, reposar las vivencias y renovarlas en el recuerdo como algo mas que ya fluye por mi sangre, solo es la sensación que las cosas van a cambiar, que el tiempo corre a favor, que la vida en la naturaleza se acerca a un conocimiento pleno de la vida.

Como conseguir que todo sea una evolución, un paso adelante, una nueva vida para esa otra gente que no tiene a su alcance más que el de un nuevo amanecer.

¡Os quiero!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 17/03/2016 | Comentarios (0)

Revolución

Publicado el 14/03/2016 en Camino (364)

Desde el Símbolo de la Republica “Garibaldi”, sea de estas tierras como “Allende” los mares, la música mariachi es a México, lo que la sangre al corazón. Y tras años, oportunidades perdidas hoy no he podido dejar pasar los días en la capital para acercarme un poquito más a ese alma que se que llevo dentro pero que solo recuerdo al ritmo de este ritmo tan cordial, -de corazón.

Me resulta complicado conocer el repertorio de las composiciones porque seguro que cubren toda la gama de emociones, con el amor y sus desgarros como eje principal de un canto que muchas veces quejido, lamento y esa garganta que rompe las cuerdas vocales para convertir un verso en emoción.

Son estas horas del mediodía un espacio para la tranquilidad en la plaza, porque es al atardecer cuando el ritmo y la charrería se desenvuelve con la soltura de los compases que alegran la vida a todo aquel que oye una balada o un corrido sin solución de continuidad.

Es una única formación musical la que llena la plaza por sus cuatro costados pero quedándose uno un poco cerca entiende la letra y comprende la identidad de una cultura tan lejana en la distancia como próxima en el sentimiento.

¡Ándale con la siguiente mi cuate!   

 “Y con la música a otra parte” quedan tal cantidad de cosas por ver y recorrer en una de las mayores ciudades del mundo, así que poniendo los pies en polvorosa y de paso un poco de lustre que nunca viene mal después de los kilómetros que van aguantando unos zapatos que no son los de Dorothy sobre el Camino de ladrillo amarillo pero que me han descubierto lugares increíbles allá donde me han llevado.

Los lugares a veces se repiten pues la costumbre es parte de nuestro funcionamiento natural y en un ambiente popular como es el de esta ciudad es dejarse llevarse por las calles, los comercios, los semáforos o el propio sentido que las gentes toman de una manera impredecible y con el que me gusta sentirme identificado paso a paso.

En toda esa mini aventura hay siempre que buscar el lugar de “descanso del guerrero” porque las fuerzas tras muchas semanas por estas tierras me obligan a tomar los detalles sobre la marcha y con cierta cautela para no caer en un desfallecimiento natural que no queda tan lejos por la dedicación que le he prestado a cada jornada.

El tiempo poco a poco ha ido pasando las páginas en el calendario para completar como se puede ser una especie de alma errante en cada uno de los destinos que han tenido por bien recibirme con los brazos abiertos, pero con el detalle que me he preocupado de “no completar” para poder cumplir una de mis aspiraciones en cada viaje.

¡VOLVER!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 14/03/2016 | Comentarios (0)

Sobre la marcha

Publicado el 14/03/2016 en Camino (364)

Así son las cosas por aquí y en todas partes por lo que veo. El gran modelo de la cultura occidental tiene los mismos problemas que los demás o peores porque en lugar de desenrollar el ovillo, lo que hace es liarlo más con otra vuelta convirtiendo sus “soluciones” en nuevos problemas.

Las operaciones en el control de seguridad del aeropuerto tan rutinarias como siempre pero con un retraso más que evidente en unos días que son especialmente problemáticos y donde no se han puesto los medios para resolver unas colas interminables.

En todo ese embrollo uno llega hacer amistades y se entera que ya los periódicos de la ciudad anunciaban ese problema que estábamos viviendo “in situ”. A donde quiero llegar, si los medios de comunicación saben “la noticia”, ha llegado a ese conocimiento por medios propios, que es su trabajo o por una diligente información de los medios federales, gestores del servicio.

Así que como pasa en mi país, el problema siempre lo pagamos los mismos “paga-nos”, los ciudadanos y el personal que debe cubrir las necesidades para que otros compañeros  en todo su derecho disfruten de las vacaciones y el responsable de recursos humanos en este caso se va “de rositas”.

Vamos que aquí no pasa nada, los vuelos saldrán con retraso y si las conexiones salen será por casualidad porque los hados son propicios. Está claro que los tiempos de espera en los vuelos son “variables” que van de la “agonía” por la lentitud de ciertos procesos, a la agonía por la imposibilidad de parar los relojes porque los desplazamientos hasta los embarques son como etapas del “Tour”.

Uno conoce la experiencia aeroportuaria ocasionalmente y tiene siempre en cuenta los imponderables que existen y que aparecen en el momento más inesperado con las consecuencias impredecibles que conllevan, desde perdidas de vuelos, inconvenientes en los controles desde la facturación al embarque y procesos intermedios.

Por suerte tales circunstancias son meras anécdotas que quedan olvidadas o se recuerdan como detalles absurdos cuando ya no se tienen los pies sobre el suelo sino que se sobrevuela la tierra o los océanos en una suerte de panorámica que no tiene precio y es lo más cercano a sentirse pájaro, águila que vuela más alto.

La experiencia siempre es grata, sentirse lo más cercano a los sueños donde nada es imposible y el aire es sencillamente otro medio de transporte como lo son nuestros pies.

¡Toco aterrizar tras la puesta de sol más larga de mi vida! ¡Luminosa!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 14/03/2016 | Comentarios (0)

Lo que deje

Publicado el 13/03/2016 en Camino (364)

Quizás mejor, lo que queda y permanece después de tanto tiempo disfrutando y queriendo una tierra que me ha tratado como pocas veces se recibe a un “extraño”.

He utilizado ese calificativo solo como referencia porque siendo “foráneo” me he sentido de la tierra y cuando me identificaban como español “de España” a veces era necesario precisarlo, se notaba una leve sonrisa en la cara del taxista, del camarero o de cualquier interlocutor como si esa circunstancia fuese una suerte haber coincidido con alguien de la “Madre Patria”.

En mi mente he podido pensar lo que oigo pero nunca salió de mi boca esa referencia que escuchada con el acento con que fue pronunciado en más de una ocasión le hacen a uno sentirse más integrado de lo que “ya le ha llegado”.

Cada vez que viajo cerca o lejos de mi casa acabo siempre con la misma conjugación del mismo verbo en el tiempo apropiado como es el futuro o “presente en marcha”, “Volveré”.

Tengo que reconocer que una debilidad de mis aventuras es la oportunidad que me ofrece la seguridad de entenderme con las gentes, así que la posibilidad de recorrer nuevos países de América latina o las zonas hispanoparlantes de los EEUU es una opción que permanece abierta cada vez que surge la oportunidad de saltar el “charco”.

Lo curioso del caso es que no he acabado las vacaciones y ya estoy cerrando ideas para nuevas aventuras allá donde sea necesario acudir porque solo soy capaz de permanecer en mi si estoy continuamente en marcha.

Es uno de mis sinos, nunca encontraré un lugar en el que permanecer porque mi sentimiento está allá donde me encuentro “soy de donde estoy”. Esta opción de vida es parte de la enseñanza de mis padres y abuelos que me enseñaron algo tan sencillos como “allá donde fueres haz lo que vieres”.

Poniendo en marcha esa máxima nunca se encuentran barreras insalvables, todo fluye se realiza la vida como una rutina aleatoria en la que los peones han cambiado de color pero donde las pautas y las respuestas son comunes en todas las culturas, por muy distantes que sean los modelos.

Si este relato con la nostalgia con la que lo escribo llega a ser leído por mi familia podría llegar a sentir que me han perdido pero saben perfectamente que solo mi capacidad de amar “mi familia y mi pueblo” es más fuerte que toda el ansia de viajar que corre por mis venas.

Unos pocos días de reflexión antes de regresar al hogar siempre son precisos para resumir las vivencias de un tiempo tan largo lejos de la “rutina” que no de “casa”, porque “esa” siempre va conmigo encima allá donde llego.

¡Es hermoso tener el cielo como techo!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 13/03/2016 | Comentarios (0)

Sabor

Publicado el 11/03/2016 en Camino (364)

Al Viejo San Juan, durante unas horas, unos cuantos paseos o uno infinito, locales por doquier, paradas imposibles, instantáneas irrepetibles aunque sean piedras, papalotes cual estrellas en lo alto, aires del norte que se convierten en crestas atlánticas sobre los rompientes, miradas a las nubes y al sol para que compartan escenario a partes iguales.

Poco a poco, como quien siente que en esos balcones todavía resuenan los ecos de siglos pasados, unas fachadas que mantienen una historia que con una buena mano de pintura y cariño permiten entender el calor de las gentes, de sus vecinos.

Escribía “Sabor” ahí arriba y siempre nos viene a la cabeza la música pero no es precisamente ese es el principal motivo que me acerca a ponerme a escribir, es en realidad todo lo demás porque hasta la brisa de sus calles trae el salitre de un mar jugando con las isobaras como si de un guión se tratase.

Hay también conceptos típicamente culinarios que despiertan un lujo de placeres al paladar al sentarse delante de un menú boricua, con matices que alcanzan frecuencias próximas al paroxismo y un remate cafetero que encienden la consciencia y restan el sopor que acompaña la sobremesa.

Dejar pasar portales, buscar poco a poco el inicio de toda una historia unida a la de España desde aquellos años en 1493, unas cifras con las que nos identificamos y que la nobleza y lealtad de los puertorriqueños con su defensa del lenguaje han conseguido lo que los poderes no han podido. ¡Enhorabuena!

Ahora mismo buscando la sombra con el cielo en siete soles es la mejor forma de encontrar que es posible la tranquilidad en un ambiente tan cálido –de cariño- como –de calor. A fin de cuentas es que significan casi lo mismo.

Eso mismo es lo que he encontrado aquí y me resulta difícil corresponder una amabilidad que en realidad se ha desbordado en atenciones desde la más insignificante a una dedicación plena durante mi estancia.

Con semejante demostración el listón a Uno se lo ponen muy alto, así que nos pondremos en el empeño de la Gratitud, así como de Gracias, como Gracia –Kairos-, es todo lo que está en mi mano.

¡Creo que lo entenderás!

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 11/03/2016 | Comentarios (0)

Con Estrellas

Publicado el 09/03/2016 en Camino (364)

Las cosas son sencillamente, a veces hasta tienen estrella y no hablo de hoteles. Me refiero a la gente con la que últimamente me he visto rodeado en diferentes países. Creo que la palabra que mejor expresa esta situación es que soy un ser a-fortunado, a-venturado, pri-vilegiado.

Es difícil encontrar las palabras que mejor reflejan mi espíritu, mi sensación, en esta “Isla del Encanto”, el trato a mi alrededor es exquisito, los detalles salen a cada paso y las oportunidades de un encuentro agradable, es algo que ya me resulta natural como la respiración.

Estas circunstancias es posible que sean innatas de los boricuas, pero lo que creo que algo tiene que ver en el caso es la conexión que todavía se mantiene en estas tierras con todo lo relacionado con España o esa es mi explicación.

Podría valorar otras serie de hechos a tener en cuenta como pueden ser la comunicación fluida en la que nos movemos por ambas partes donde se producen convergencia entre las inquietudes de unos peregrinos que en la distancia añoran unas flechas amarillas lejanas en el pasado como para la otra parte ese carácter un clima tropical que nos levante de un letargo invernal que en mi tierra nos mantiene activos pero solo para entrar en calor.

“Sentir” el título de una canción que a mí me gusta es lo más cercano a lo que yo estoy disfrutando desde hace unas semanas lejos de un hogar deseado y cada día más cerca pero al que le encuentro sustitutos en multitud de rincones insospechados. Ser Ciudadano del Mundo.

¿Dónde quiero llegar? Que hay gente excepcional haya donde vayas, que la casa de uno como un caracol se puede llevar encima, que siempre hay un “Curuncho” para un peregrino, lleve mochila o un carrito de ruedas.

Esa es la dinámica del viajero que no del turista, donde este último pasa como quien tiene que completar un curriculum o cuaderno de bitácora,  mientras que el viajero se mete en la piel del terreno que pisa de las gentes que cruza, de la cultura que en adelante será un hueco más en su forma de entender la vida.

Sin acabar de llegar, sin conocer “los corazones” de esta isla, allá en la Sierra como en las murallas de la ciudad, intentaré una inmersión en un espacio único que además de riqueza significa “Nobleza”, “Lealtad” y “Honor” como lema de conducta.

Solo se me ocurre que ante virtudes como esa solo se puede estar a la altura con el mismo comportamiento y entregando lo mejor de si, sin esperar ninguna recompensa que ya has recibido por adelantado sin ningúna de contraprestación.

¡Es un privilegio estar aquí!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 09/03/2016 | Comentarios (0)

Sin prisa pero sin pausa

Publicado el 03/03/2016 en Camino (364)

Debo ser un viajero incorregible porque ante la angustia de una adversidad siempre hay algo, llamase “moneda de la suerte”, “talismán” o alguien que te echa una mano cuando en esos momentos de soledad ante la imposibilidad de un meteoro como es la niebla.

Todo surge como si de un orden incognoscible se tratase, para algo están los “Ángeles de la Guarda” en los que creo fervientemente. Otros lo llamarán fuerzas “telúricas” y limitando un poco la terminología, le diremos “Karma” que ya está mundialmente identificado.

Entrar en conceptos hoy voy a dejarlo de lado, solo quiero trasladar en pocas palabras la oportunidad que puede suponer tener un contratiempo cuando le dejamos que fluya en el tiempo y el espacio.

Muchas historias, cuentos desde el inicio de todas las culturas ha creado historias que definen de forma evidente lo que en el castellano decimos “No hay mal que por bien no venga” y repetir esta historia entre los sufís, los hindús, persas o todos los cuentos de la cultura occidental intentan trasladar en un conocimiento que debe ser interpretado y por cierto en la visión particular de cada persona.

Lo anterior siempre viene determinado por las circunstancias que nos rodean y su reflejo lo llevamos en la propia mirada, que puede ser luminosa como la de un niño o como los ojos de dos tortolitos. ¿No son a fin de cuentas los espejos del alma?

Por supuesto que hay matices, ni el alma es como la creemos ni el karma es esa predisposición a los pasos del destino, pero entre ellas hay una conjunción que no se puede obviar y que es la aleatoriedad de la vida.

Una suerte de esta sociedad en la que vivimos es que podemos sentirnos con una mínima amplitud de miras, “ciudadanos del mundo” una idea hermosa pero complicada de llevar adelante por unos personalismos que siendo necesarios para la diversidad que también es la humanidad pero que ahogan los intereses generales de una sociedad global que no globalizada.

Por suerte al fin he llegado a destino y con todas las circunstancias propicias para que el encuentro pueda ser lo más similar a lo deseado, un recibimiento cordial y la oportunidad de poder saludar de nuevo a los amigos que despedi hace ya un tiempo.

Despues de todas estas alegrías hemos empezado el circuito programado sobre el terreno y doy rienda suelta a muchas de las ideas que a falta de interlocutores he sido capaz de expresar de forma clara y precisa a unas colaboradoras de la organización.

El intercambio ha sido interesante en todos los aspectos y las expectativas para los próximos días esperan ser tan prometedoras como las de hoy o más.

Siempre adelante

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/03/2016 | Comentarios (0)

Como empezar

Publicado el 01/03/2016 en Camino (364)

Es mi primera experiencia “bloqueado” en un aeropuerto y con todos los inconvenientes que “Uno” puede sentir hay que entender que he tenido la suerte de encontrar a una señorita que ha hecho todo lo materialmente imposible para que los problemas causados se puedan solucionar de la mejor forma posible.

Por adelantado un Gracias porque la situación cuando menos ha sido bastante caótica con todos los vuelos cancelados desde las nueve de la noche y una terminal atestada de pasajeros con las duda ¿Qué pasa con mi vuelo? ¿Cuándo saldrá? ¿Llego a mi conexión?

Ante estas circunstancias adversas, solo queda la tranquilidad que uno puede encontrar en el comportamiento completamente civilizado y paciente de cientos de usuarios que como yo están “vendidos” en una situación molesta cuando menos.

Me siento sencillamente relajado, dentro de la anormalidad de la situación e intento recuperar en este “tiempo muerto” las constantes vitales que por un momento me habían desquiciado, pero siempre hay una salida y en este caso por “Via aérea”, en este país las distancias solo se pueden medir en escalas aeroportuarias.

Los hechos son los siguientes, sobre el aeropuerto se ha instalado estos días una niebla que ha impedido en ciertas horas realizar los vuelos programados así que como me enseñaron “agua, ajo y resina” que traducido es tan sencillo como “aguantarse, a joderse y resignación”.

Hay que reconocer que en ciertas ocasiones hay que levantar el pie del acelerador y estas molestias son un especie de reubicación para volver a ser nosotros mismos. Yo puedo asegurar que molestias, las justas y además casi todo es posible arreglarlo con dinero. Pues con mucho dolor para mi cuenta corriente, pero si es redondo es para que ruede.

“La vie en Rose” es la melodía que me acompaña y seguramente sea una forma de amansar a la fiera que llevo dentro o puede que sea la cerveza que me he trasegado mientras estoy delante del teclado. Si de esta forma consigo completar algunas de las horas de espera es una obra bien hecha.

Todo en este caso está determinado por el paso de las agujas del reloj y por mucho que te dediques a mirar la esfera, las agujas no van a avanzar más rápido pero siempre es hermoso ver como se van superando barreras psicológicas como son ya solo seis horas para la partida.

Lo más problemático es que el hecho del sueño hace acto de presencia y me he propuesto que yo solo duermo cuando monte en el avión, no puedo dejarlo escapar de ninguna manera, exagerando me va la vida en ello.

Aclarando el panorama y en concreto en cielo

HASTA PRONTO  

Publicado por Gotas de Rocío el 01/03/2016 | Comentarios (0)

La colina

Publicado el 29/02/2016 en Camino (364)

Por casualidad o principalmente por culpa mía el ascenso a este barrio ha sido algo más entretenido de lo que en principio era supuesto. En un detalle de audacia evito consultar información necesaria y me dejo llevar de mi instinto para conseguir equivocarme de nuevo.

Toda la mini aventura consiste en llegar andando cuesta arriba hasta donde he estado esta mañana y quería ver cómo cambia el ambiente en una ciudad en la que el ritmo de vida no es propiamente nocturno, fuera de los que habitualmente se dedican a vivir la noche.

La tranquilidad de una noche de domingo es más que evidente, pero me alegra que todavía queden locales abiertos para aquellos que nos cuesta arroparnos en la cama antes de una hora normal, al estilo español.

En un pequeño local tranquilo hago balance de una jornada como la de hoy muy entretenida como de toda una semana especialmente deseada desde hace muchos años. Estas colinas y la bahía son un tópico muy típico que ha cubierto claramente las expectativas puestas en mis remotos sueños de llegar a conocerla.

¡Conocerla! Algo pretencioso en unos días pero que como aproximación sirven para una composición de lugar y entender tanto los comentarios escuchados como la realidad vista.

A unas horas del regreso, toca recapitular y ha sido una experiencia rica en todos los aspectos, salvo el del idioma, que para una “oreja” que la tengo en los pies es complicada una comunicación normal, pero con esos ratitos en los cuales el café te lo sirve una mexicana, el saxofonista cubano reconoce tus problemas lingüísticos y te salva el pellejo.

He encontrado gente de todo tipo hasta jóvenes –chicas- con las que he conseguido cruzar varias frases seguidas, entendiendo los significados, algo difícil de entender con mi inglés de “andar por casa”. Y desear “Buenos días” a las once de la noche, es la primera anécdota que se me ocurre, las hay a patadas.

Podría concluir con un resumen taquigráfico “Esplendido”. ¿Quién dice que por estas tierras llueve? ¿Qué el sol es un lujo asiático? ¿Qué el océano es gélido? Y otras tantas preguntas que yo he tenido que desmentir en el tiempo que yo he parado por estas tierras.

Siempre, en cada viaje o visita, quedan cosas en el tintero, es absurdo abarcar lo que no se puede así que como me gusta hacer, siempre tiene que haber una segunda oportunidad para lo que falta.

Pero esa es una incógnita que ni yo mismo podría contestarla.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 29/02/2016 | Comentarios (0)

Dos

Publicado el 26/02/2016 en Camino (364)

Así de sencillo e increíble al mismo tiempo. Salir a la calle y encontrarme de frente con la Suerte es algo difícil de entender cuando todavía la ciudad ni se ha despertado, pero que tengas en apenas dos minutos la visita de la Fortuna es racionalmente im-posible.

Evito comentar el diptongo o guión anterior, me remito a mensajes de otros días. Algo o Alguien está a mi lado atendiendo a mis requerimientos sin necesidad de acudir a nadie, podría incluso decir que tengo sospechas pero eso serían estupideces ante la singularidad de una persona.

Hablo de singular como individual y con una referencia así la capacidad para la abstracción es bastante fácil para mí y es lo que me da alas cuando apenas soy capaz de levantarme de un salto del suelo.

Tal día como hoy se presenta con el clima propio de una ciudad costera y norteña así que brisas, algo de nubes altas y prendas apropiadas para temperaturas templadas es lo que se puede observar por las calles.

Los días pasados han sido un auténtico regalo, ya digo la Buena Ventura ( de viento ) está siendo mi aliada. Sol todos los días cuando lo normal es sentir la fuerza de la meteorología adversa la mayoría de las jornadas en esta localización.

Pude desplazarme libremente por la ciudad y alrededores con la tranquilidad de un Lorenzo atento a mis pasos y una brisa que hacía totalmente confortable un recorrido por las calles, las playas, los puentes, los baños en las diferentes playas y una especie de sensación de sentirse pleno que casi me dan ganas de llorar.

Hace ya unos días que he rebasado el Ecuador de mi viaje y pocas dudas, ninguna duda, tengo respecto a lo vivido, está resultando perfecto, dentro de mis posibilidades, de la naturalidad de ser parte de una mínima parte de la historia. De ser “guiri” pero sin sentirlo, sentirse como uno más.

En China Town es seguro que mis rasgos delatan mi procedencia pero entre cientos de personas de diferentes nacionalidades, “Uno” es “uno más”. Yo me entiendo perfectamente. Es algo tan sencillo que me resulta difícil de explicar.

Si todo empezó bien ya en “Ópera” solo es comprensible que las circunstancias no cambien, ni por mi parte altere, sino es para bien los detalles de un viaje al que le quedan miles de kilómetros por delante y entre aeropuertos, escalas, hoteles infinidad de paseos, visitas, encuentros, en realidad oportunidades como dice una amiga mía para ser más sabios.

Ella considera que el viajero es un sabio –porque toda su vida es aprender, olvida rutinas, siempre es novato, como tal prudente, atento, ajeno a la soberbia, incrédulo, siempre con los sentidos abiertos y tanto mente, espíritu vibrando armónicamente.

¡Muchísimas Gracias “Tita”!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 26/02/2016 | Comentarios (1)

En el agujero

Publicado el 11/02/2016 en Camino (364)

Llegados hasta aquí solo puedo decir parabienes a estos días de vacaciones porque las cosas han ido, están yendo por donde tienen que ir y el protagonista de la historia es un “Sol” en majestad que nunca ha dejado de acompañarnos.

Un poco más abajo en el “Agujero” la nieve lo cubre todo y se puede observar en todas sus formas físicas, desde “en polvo”, “dura”, “Hielo” en placas o como chuzos, pero siempre sabiendo que es lo que estamos pisando.

Siguiendo las calles de la ciudad uno descubre que este astro es especialmente cuidadoso con la orientación sur y con lo agradable que pueda resultar el clima en esta tierra hay que buscar su arrullo porque en la sombra solo se puede acudir a los guantes, gafas, gorros, porque hace un frio a la sombra “que pela”.

He visto muchas cosas dando vueltas por las tiendas pero en ningún momento me he decidido por ninguna pieza y he visto auténticas obras de arte y como tales imposibles de ubicarlas en  una maleta, pero como razón principal el precio, hablábamos de varios miles de dólares.

Inaccesible al desaliento he continuado paseando y siempre encuentras algún detalle que puedes colocar en algún lugar o regalar a alguien que quieres demostrarle una muestra de aprecio.

Tras tantas vueltas lo apropiado es descansar un poco para reponer fuerzas y solo se me ocurre un lugar “al uso “,  el “Cowboy” bar, donde para sorpresa mía y con algo de destreza debo de “montar como un vaquero” la silla de montar con estribos incluidos, que usan por taburete.

La anécdota cuando menos se merece una foto y algunos ya lo han podido ver, en realidad nada que este fuera de lugar, son así las cosas. Seguramente a ellos les sorprendan muchas de nuestras costumbres. Me enseñaron que ¡donde fueres haz lo que vieres!

Poco después de un pequeño almuerzo decido volver a casa antes que llegue la puesta y poder observar todo el paisaje desde lo lejos porque la visión del parque nacional desde nuestra villa es imposible y tengo que reconocer que la visión de las cumbres “Teton” son cuando menos impresionantes.

La hora es posiblemente la peor para un paseo sin gafas de sol sobre un espacio cubierto por el blanco y la el sol buscando los rayos horizontales tan propios del invierno, oír crujir la nieve bajo las botas y disfrutar de la suavidad de una alfombra extendida a nuestro paso, buscar la sombra de los árboles como tan pronto un poco de luz en la espalda, ¡Permite a uno ser feliz!

¡L’ombre du soleil!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 11/02/2016 | Comentarios (0)

La ruta de los volcanes

Publicado el 04/02/2016 en Camino (364)

El vuelo desde Guatemala se ha desarrollado de una forma un tanto peculiar porque un frente nuboso ha cubierto toda la vertiente del Pacifico en Guatemala y el sur de México lo cual ha provocado que todo lo que quedaba por encima de la cota de las nubes resaltaba perfectamente en un fondo blanco inmaculado.

Con esa perspectiva he tomado unas cuantas fotos de los mismos pero no sabría decir en realidad cuantos han sido. Sé que de la posición de algunos podría asegurar que han sido los Volcanes de Antigua, -el de Agua, el de Fuego y Acatenango- solo que el damero de la ciudad quedaba oculto por las nubes.

Poco después en un avión las distancias son cortas, hemos llegado hasta el Lago de Atitlán, pero solo se podía reconocer por sus escoltas en la vertiente sur, -Tolimán,  Atitlan, los dos bien juntitos y al otro lado de la bahía de Santiago el tercero en discordia, del que creo recordar era San Pedro. “Por estas” que las nubes en este caso han sido un regalo para identificar el paisaje.

Al otro lado de esa barrera montañosa toda la zona “Quiché” disfrutaba de un sol perfecto y se podían seguir las carreteras y los ríos más importantes como una forma de entretenerse bastante interesante para mis gustos geográficos.

Volviendo a la costa occidental, que estaba ahí pero no se veía descubrí otros picos volcánicos entre los que se encontraba la cumbre del país y cuya toponimia me resulta curioso su  nombre pero para escribirlo mal prefiero pasarlo por alto, pero me suena algo así acabado en “…ulco”

Una vez acabada la cordillera las nubes todavía cubrieron el paisaje sin nada que resaltase entre tanto blanco, así que pasé durante un buen rato a la lectura para ocupar el tiempo restante de vuelo, en un intervalo no muy largo, lo justo para un capitulo corto, se me ocurre mirar por la ventana y casi se me escapa el más imponente de todos ellos.

El Popocatepelt estaba nevado pero menos que hace dos semanas, así que el tiempo por estas tierras habrá sido lo suficientemente benévolo como para derretir un manto que parecía imponente. Claro que es el trópico pero los cinco mil metros de altura no se los salta cualquiera y su compañera montañosa (de nombre impronunciable por mucho que me lo hayan enseñado) también con manchas de nieve.

La foto creo que ha salido de mala manera pero me he desquitado con toda la visión panorámica del Estado de México y DF por supuesto, aunque creo que ya la definición ha quedado en desuso por decisiones gubernamentales.

Todo el perímetro de la ciudad empezando desde arriba por el sur y descendiendo en una circunferencia perfecta ha permitido ver todos los barrios, el castillo de Chapultepec, la torres de Reforma, el Zócalo, la Catedral y sin apenas darnos cuenta tomando tierra.

Seguiremos en las nubes.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 04/02/2016 | Comentarios (0)

Exceso de celo

Publicado el 03/02/2016 en Camino (364)

He llegado al aeropuerto con la suficiente antelación como para aburrirme unas cuantas veces. El caso es que tampoco me importa especialmente, siempre encuentro algo para pasar el tiempo y hoy puede ser un momento perfecto para hacer una recapitulación.

Tras doce días en Guatemala creo que he actuado normalmente pero si encuentro un poco más en mis adentros mi comportamiento ha cumplido ese titular de “Exceso de celo”, solo que lo he dignificado con un toque de naturalidad y saber estar.

Es cierto que la seguridad era una tarea pendiente que la aprendí en el primer momento nada más bajar del taxi y en los primeros pasos. Digo pasos porque a la primera de cambio me encontré con una arqueta sin tapa, cinco metros más adelante otra “tente mientras cobro” y en esa situación uno arqueaba su columna para poder observar perfectamente el terreno que pisaba.

Con esa postura inclinada era un toque de humilldad y de saber que los problemas podrían venir más de mis paseos que de un hecho ilícito. Cruzar una acera es algo san sencillo que no lo sabemos apreciar, pero en este país es un detalle importante para un foráneo, puesto que las alturas de los peldaños en las calles variaban a cada paso y aparecían junto a rampas sin ningún tipo de indicación.

Esto ya es un hecho típicamente turístico en las ciudades históricas, pasear por los cascos urbanos es propio para un calzado fuerte porque todo es adoquinado o con canto rodado así que los tobillos hay que cuidarlos, es solamente un comentario porque no entendería Antigua y muchas más ciudades cubiertas de asfalto.

Otra nota que me viene a la cabeza son los “túmulos” la pesadilla de cualquier conductor y más cuando recorre carreteras desconocidas. ¿Qué es un túmulo? En España no se como los llamamos, “topes” “ralentizadores” quizás. El caso es que aparecen en cualquier sitio, desde una autopista a una carretera vecinal, pasando por comarcales y nacionales.

Su función es evidente, que el conductor reduzca la velocidad a 0 kilometros por hora sino quiere perder los bajos del vehículo. Entiendo que es un norma de seguridad porque si me da por pensar mal, es la mejor manera de que hagan negocio los negocios de llantas, por los pinchazos (dudaban) que no hubiese tenido alguno en estos pocos días.

Otro negocio es el de los amortiguadores, porque las revisiones aquí hay que tomarselas en serio si no se quiere topar la cabeza contra el techo en uno de ellos por falta de suspensión.

Y por fin viene el concepto más importante, ante tanto “inconveniente” el negocio más boyante es el de los todo terreno o los cuatro por cuatro para saltarse de forma más sencilla y sin problemas “de bajos” todas las carreteras del país.

Como anécdota curiosa aquí el que puede para evitar tantos problemas de transito usa otro medio de transporte como es el “Helicóptero”, perfecto para las distancias del territorio y porque me sorprendió tanto los que he visto sobrevolando las montañas como los hangares del aeropuerto repletos de estos aparatos para “gente con posibles”

¡Sencillamente ponga un “Helicóptero” en su vida!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/02/2016 | Comentarios (0)

El Sabor del Tiempo

Publicado el 03/02/2016 en Camino (364)

Es un restaurante. Para mi es la VIDA. En un día como hoy no sé como estoy otra vez de nuevo en esta ciudad, bueno si que lo sé, estaba programado pero lo que me sorprende es que sin querer repito lugares, instantes, situaciones que llegan a convertirse en una rutina y en la que no quiero caer pero en la que me siento confortable.

Es como si un año después nada hubiese cambiado. Soy consciente de todo ello pero la sensación es cercana a una levitación en el “Tiempo”. Reconozco todo salvo el rumor de la fuente surtidor que convierte el tiempo en salpicaduras sobre las rosas.

Alguien dirá que es ruido, yo creo que es música para encantar a quien quiera escucharla y en su compás dejarnos “flotar”, sin esas verdades que nos fijan al suelo y convertirnos en mensajes al viento.

Sencillamente este rincón es especial, lo descubrí y he vuelto a reencontrarlo con toda la tranquilidad que unas construcciones históricas son capaces de guardar. Sus habitaciones tienen nombres porque en ellas ocurrieron hechos propios del país. Detalle a tener en cuenta porque eso es lo que somos, los sueños de nuestros antepasados.

Igual que hablo de esta “Posada” se puede decir lo mismo de la ciudad que lo guarda “Antigua” y podría ser tan bien “Bella”, “Encantadora”, “Hermosa”, ”Inigualable” y epítetos similares.

Se me ocurre pensar, con las precisiones que cualquiera pueda hacer, que esta ciudad puede ser un resumen bastante completo de un país como Guatemala, pero con todo lo que esto supone las características del Altiplano, el Petén, el Pacifico, solo se pueden experimentar in situ.

Acabo de girarme y las nubes se han disipado para poder ver uno de los volcanes que coronan esta ciudad como vigilantes permanentes de su belleza y de la tranquilidad que se respira a pesar de las fumarolas ocasionales que como penachos se elevan en los alrededores.

Esta tarde es un tanto especial puesto que es en los amaneceres cuando las montañas se definen claramente en el horizonte por lo tanto aprovecharemos para que antes de la puesta de sol a diez minutos vista, pueda retratarlo.

Conseguí ese momento porque lo cacé, cinco minutos después de nuevo las nubes lo cubrieron, así que esperaremos a mañana para un último paseo por calles empedradas, casas y palacios señoriales.

¡Volveré! Y me gusta cumplir mi palabra.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 03/02/2016 | Comentarios (0)

El Puente

Publicado el 02/02/2016 en Camino (364)

Volvemos a la carretera, podía decir mejor “al camino”, usar suelas de caucho en versión zapato o ya sea rueda, viene a ser lo mismo. Podríamos decir que hay ligeras diferencias pero el concepto en si es el mismo, el traslado, ubicarse en otro sitio, cerca o lejos.

Cuando usamos un buen caucho en las ruedas estas nos pueden llevar lejos en kilómetros, si van adosadas a un coche/carro, como dicen aquí, pero pueden ser miles de kilómetros si corresponden al tren de aterrizaje de un avión.

Tal y como elucubraba el año pasado, las cosas se desarrollan de una forma fluida con las torpezas que puede uno esperarse cuando está en el extranjero por no preguntar a los locales y fiarse de las tecnologías.

Yo ayer ya reconocí parte del Camino a recorrer y todo era perfectamente normal o lo esperable para la información de la que disponía así que todo estaba mínimamente resuelto y la mañana no suponía problema alguno, ni debía madrugar, ni tenía prisa, nada se interponía en la jornada.

La despedida al lago era incuestionable y las fotos que debían confirmar mi presencia sin necesidad de manipulaciones debían hacerse antes de partir. Encontré una joven y como siempre hago fatal, posé, pero como solo verán las fotos los amigos, me importa un comino.

Dejo Atitlan con una cierta tristeza, pero sé que gracias al trazado de la carretera tendré nuevas posibilidades de vistas panorámicas antes de un adiós definitivo.  Inicio el ascenso por las laderas de unas montañas que caen en picado al valle inundado, paro de nuevo y en la soledad del Mirador descubro “San Antonio Palopó” y las riberas que serán desde ahora solo recuerdo en la memoria.

Más adelante llego al único cruce que podría equivocarme y todo está perfecto sin ninguna señal que identifique problemas en el tráfico así que solo tomo la dirección que corresponde y recorro valles y montañas en un sube, baja continuo, con las complicaciones que suponen los túmulos en las poblaciones, aldeas junto a todos los baches de primera que tachonan toda la carretera.

Me asaltan algunas dudas puesto que en mi mapa el numero de la carretera era el “1” haciéndome creer que la carretera era cuando menos aceptable “siendo la número 1” continuo y en una curva veo “Puente derruido” me sorprende y alegra a la vez porque a cien metros el puente esta ya nuevecito, se ve perfectamente.

Hasta ahí lo bueno, paso el puente y de repente el asfalto se convierte en arena, baches y en una era indefinida, ni trazada, ni señales, continuo pensando que es un tramo dañado de la carretera como en otras localizaciones pasadas, pero siguiendo mi instinto llego al vado para cruzar el rio y tengo que parar con una cara de frustración manifiesta.

A unos cincuenta metros están en pie los pilares del ¡Puente derruido! ¡Efectivamente! Bajo del coche y pie a tierra compruebo lo que puede ser la profundidad y me pongo peor. A lo lejos unas personas las veo, les indico por señas si debo regresar y sin tenerlo muy claro llega un Toyota pick up (valen marcas y publicidad) y él como es más alto no desprecia el reto y sale directo. ¡Observo cada detalle, lo que se hunde, lo que salta, si salpica mucho, los bajos, si tocan! Todos mis cincuenta sentidos están en esa mini travesía.

Pasado un rato larguísimo de apenas tres segundos –la travesía- inició el proceso de mentalización que dura un instante. ¡Yo también puedo! ¡Visto lo visto!

Monto en el coche y encomendándome a las fuerzas de la galaxia, jejejejejeje ¡Lo hago! Despacio pero seguro sin dilaciones o dudas y pensando en el seguro del coche y mi cuenta corriente atravieso “Mi Rubicón” y ¡la otra orilla cae!

Salgo del vehículo, tomo la foto y empieza una risa tonta que es propia de una locura, una estupidez o una osadía que nunca hubiese creído posible. Con ese bagaje a mis espaldas espero no pasarme en otras ocasiones y creérmelo. “Una retirada es una victoria”.

Acercarme a Antigua, desde ese momento, solo se veía alterado por una risa estúpida recordando lo ocurrido.

¡Ahora solo necesito Tranquilidad!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 02/02/2016 | Comentarios (0)

¡La distancia...

Publicado el 02/02/2016 en Camino (364)

…es el recuerdo! O eso es lo que yo entiendo en este momento. Música clásica de guitarra española que en mi casa puede perfectamente pasar desapercibida durante años, “Aquí y Ahora” me erizan la piel y me encogen el corazón.

Lo más especial del caso es que no es una elección mía ni una petición “dedicada” es obra del encargado de estos menesteres del hotel.

Deje los comentarios anteriores sobre las decisiones musicales de un empleado del hotel y hoy en un local de categoría inferior oficialmente, sin ningún comentario por mi parte me han cambiado de habitación, pasándome a una suite con terraza y vistas al lago.

La sorpresa ha sido mayúscula y es que a veces las cosas siguen su curso y pueden llegar a ser perfectas, según escribo estas notas recibo un mensaje de mi equipo, que ha resuelto un envite de forma contundente es en realidad un día para celebrar muchas cosas y es que se me eriza la piel y me siento cerca de lo que puede ser la Felicidad.

Las dudas son errores, la certeza es el sentimiento y ahora comprendo muchas cosas.

La tranquilidad del lago, el baño de sus olas en la orilla, los volcanes escondidos tras las nubes, es la suma expresión de un día perfecto, porque esperar que las nubes desaparezcan es pura utopía, así que los sueños los dejamos para otro día.

Conseguir que las cosas estén en su sitio no es una capacidad nuestra solo podemos ser conscientes del Ser y del Estar, algunos dirán que me “repito más que el ajo” pero es que hay que saber traducir el lenguaje, los símbolos, la realidad y para eso existen otros conceptos que la gente que no es hispanohablante le resultan más fácil “Aquí y Ahora”.

Algo parecido a las interferencias de la red, a los chuchos en medio del Camino, a los gatos a Xaneira, a un charco justo debajo de un pie, o una batería que no enciende cuando está recién cargada.

Cosas del día a día que hay manejarlas como un buen malabarista que cada vez añade nuevas bolas al ejercicio y debe deshacerse de otras porque siempre hay un límite hasta para el mayor profesional y sabemos de quien estamos hablando.

Habría que preguntar cuales son las normas de uso pero esas hemos sido nosotros los que hemos debido de crearlas en base a una dinámica lenta acompasada al ritmo de un reloj cuando nosotros en realidad somos luz y nos movemos a una velocidad increíble.

Seguramente una de las razones de la falta de un desarrollo global e igualitario se deba a esa falta de conexión entre nuestro Ser y nuestro Estar. Sabemos que “Somos algo más” pero la realidad nos envuelve en unas certidumbres sensibles que nos alejan con un comportamiento errático.

Me gustaría tener la respuesta y a veces creo encontrarla a cada paso, en cada huella, en lo que alguien conoce o llama los “Hilos de plata”, en otras menudencias que le dicen “Karma”.

Yo en mi vida pretendo ser el eje de mis actos, de mi responsabilidad, y si es necesario de lo que me rodea, “AQUÍ” en un perímetro que no se puede definir en un “AHORA” que solo es presente pero que con mi/nuestro comportamiento, convertimos en “Fortuna”, “Rutina” y en lo más bello

“AMOR”

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 02/02/2016 | Comentarios (0)

Romper el encanto

Publicado el 31/01/2016 en Camino (364)

Es una cuestión que nunca la encuentro apropiada pero hay ocasiones en las que me resulta imposible no quebrar las reglas del juego porque las circunstancias lo requieren o entiendo que es mejor ponerse rojo una vez que vivir en amarillo toda la vida.

Una vez cumplido el ritual, le toca a uno hacer balance de las oportunidades que han pasado por delante de sus narices durante el día y hoy como hasta ahora en todos los días pasados, la suerte me ha sido propicia y no seré yo quien “rompa” nada.

Todo lo he dejado pasar, todo ha presentado una opción que he aceptado o no, todo es “sino” y dentro de unas horas, mañana, por distinguir ese espacio de tiempo que va de un día a otro, veremos lo que ofrece. Siempre es una tómbola.

Del día de hoy poco he contado pero ha sido especialmente gratificante todo el viaje puesto que he disfrutado de todas las variables climatológicas posibles en tan poco espacio material. He recorrido el corazón de este país, he visto prácticamente todas las montañas por ver- seguro que olvide algunas-, pero siempre consideraré que este país será siempre una sorpresa maravillosa.

El bosque nuboso llego entre la niebla para hacerme creer que ese pájaro en el cielo era un quetzal, podría confirmar que es una ensoñación matinal a las manos de un volante, pero si a esa imagen le añades los bancos de niebla sobre los valles convierten un viaje en una experiencia.

En mi cuenta particular lo que tengo que echar en falta son las pocas imágenes que he “retratado”, seguramente sea debido a que nada me pilla de sorpresa, apenas un año me separa de los mismos paisajes, siendo esta una disculpa sencilla para una obligación que muchas veces me resulta molesta.

Llego a entender a las personas que no les gusta posar para las fotos como esas culturas que entienden que se les roba el alma en cada instantánea. Hoy he olvidado perjuicios y me he puesto delante del objetivo y detrás, para ser protagonista o autor de una obra de arte.

Comparo la vida en este caso con la fotografía y son sencillamente fracciones de tiempo, que en el cine son fotogramas por segundo y frente a nuestros ojos me resulta difícil discernir que es tiempo, que realidad, que imaginación, quizás es solo “azar”.

Esa es la ventura con la que intento compartir “destino”. Es seguramente la mejor oportunidad con la que uno se pueda encontrar para seguir adelante allá donde voy hoy, mañana y siempre.

La música de guitarra española en el comedor creo que me ha hecho, en la distancia, más vulnerable, mejor, más sensible y por supuesto más orgulloso de lo que tengo entre manos.

¡Porque nada me es ajeno!

HASTA PRONTO     

Publicado por Gotas de Rocío el 31/01/2016 | Comentarios (0)

Chichi..........

Publicado el 31/01/2016 en Camino (364)

Es el nombre de la localidad donde me encuentro. En realidad es el diminutivo de un nombre bastante más largo y complicado, pero como se acostumbra hacer muchas veces se apocopan las palabras por pura vagancia consiguiendo que la nueva palabra pueda ser interpretada de diferentes maneras según las personas o los idiomas.

El caso es que no vamos hablar de lenguaje sino de mercaderías y todo lo que lleva aparejado que no es poco. Como muchas veces ocurre desde tiempos bíblicos es a los pies de los lugares sagrados donde se ubican los comerciantes, es pura sensatez, no hay ninguna torpe intención en este hecho sino una decisión perfectamente estudiada.

Hoy y durante siglos junto a lo que hoy es la Iglesia de Santo Tomás además de acudir las gentes a orar ante las imágenes de su patrón y del Altísimo, se podía añadir a esa actividad que congregaba tanta gente, fieles hasta ese momento pero que la oportunidad los convierte en clientes y con posibles económicos.

A estas apreciaciones habría que sumarle el hecho que por ser fiesta los aldeanos de la comarca bajan con dinero fresco en el bolso o con las que son sus riquezas, los productos de su trabajo.

En este instante cuando ya son cuatro los comerciantes que quedan, ha caído la noche, aún funciona algún puesto de comida y el resto de mercaderes retira los géneros poco a poco porque mañana es el día grande. Ellos mismos lo dicen, los precios mañana son especiales porque vienen los turistas con divisas.

Yo ya he picado más de lo que esperaba pero es que me llevaría piezas, telas, trabajos artesanales y todo un sin fin de objetos que entran por los ojos y soy una persona que las compras le hartan hasta el aburrimiento, pero en cualquiera de mis viajes y en concreto la visita a este mercado es casi una ceremonia de iniciación.

En una primera fase lo que habría que hacer es aprender a regatear y esa faceta la llevo fatal. De primeras me creo que tengo la situación controlada, pero los que de veras son profesionales son ellos y acabo siempre cayendo en su dinámica y me colocan lo que yo quiero pero casi seguro que a un precio increíble con el que aún ellos siguen ganando.

Mañana por la mañana saldré de nuevo a ver que se cuece por los puestos, si los precios suben o no y si ya con las compras del primer día lleno la maleta para todas las vacaciones porque esa es la mayor de mis dudas. Me flaquean las fuerzas y solo “el exceso de equipaje” y “las  tasas” no es suficiente para echarme atrás.

Aprovechemos la noche para centrar ideas que mañana se presenta intenso.

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 31/01/2016 | Comentarios (0)

Una puerta abierta II

Publicado el 30/01/2016 en Camino (364)

Después de un pequeño periplo llegamos al centro de la aldea donde se presentaron las autoridades a recibirnos, como si mis amigos y yo fuéramos personajes de cierta relevancia, pero esas dudas se olvidaron con un apretón de manos.

Volvía a encontrarme con más amigos, intentaban reconocerme una cierta cualidad o superioridad que yo evite en todo momento con un trato que desde mi visión como la suya entiendo que fue amistoso.

Abrieron el Camino hasta el que era el motivo principal de mi visita. En la distancia me fije en ciertos detalles “propiamente de fiesta” que solo me volvían a recuerdos del año pasado en otro lugar.

Conclusión “Era mi Bienvenida” y solo podía sentirme abrumado de la dedicación el cariño y el amor que habían puesto en esa “presentación”. Esto solo era el principio, la portada de la vivienda presentaba un arco con palmas y globos de colores, algo así como trasladar el paraje natural que nos rodeaba con el calor del hogar.

Me explicaron todo, la decoración, pero los símbolos y todo era tan explicito que me sentía orgulloso de saber que el calor de esa familia se apreciaba desde la misma puerta.

Cuando atravesé el umbral comprendí que hoy era un día de fiesta también al calor del hogar. Comprobé que sobre el suelo de la cabaña lo habían recubierto de púas de pino un hecho que solo se produce en los grandes acontecimientos o fiestas de guardar ¡Y lo hacían por mi! Era lo único que podía sentir.

De mis anteriores incursiones en el mundo maya, sabía que las púas de pino comprendían el paso de un espacio terrenal a un espacio sagrado y eso es lo que me habían preparado. Su significado es que hay un espacio entre lo terrenal y el supramundo y era allí donde querían trasladarme.

La abuela de la familia nos pidió permiso para ir momento al fuego para que la ceremonia se iniciase. Regreso con una vasija llena de ascuas y Copal para que el espacio se encontrase en las condiciones óptimas para la ofrenda y preces que seguidamente hicimos todos juntos por la buena ventura de todos los presentes, recién llegados como de la pequeña y principal motivo de la visita.

Ante el altar y las velas, el suelo mágico toda la fiesta posterior se desarrollo en la mayor de las armonías, prepararon lo mejor de la casa nos tamales, tortillas, un caldo de gallina y unas buenas tazas de cacao como acompañamiento.

Pasado un tiempo en esa familia y parte de la comunidad “La pequeña” “La protagonista” consiguió perder el miedo a “ese extraño” acercándose a mí y poniendo su mano sobre la mía. Un gesto sencillo pero familiar que todavía siento y espero mantener vivo en las misivas que tengo que empezar a escribir en cuanto llegue a casa.

En ese momento nos tocaba el tiempo del regreso así que las despedidas siendo tristes conseguimos que fuesen un

HASTA PRONTO            

Publicado por Gotas de Rocío el 30/01/2016 | Comentarios (0)

Una puerta abierta

Publicado el 30/01/2016 en Camino (364)

La mañana ha llegado como estos días para mi demasiado pronto por estas tierras, pero todo ha sido para que las horas hayan pasado de manera tan agradable para encontrar otro lugar, otros amigos, un encuentro que ha sido lo más parecido a una ceremonia.

Poco a poco y tras la cita con los amigos empleamos un tiempo para conocernos y siendo yo el más parlanchín de la cuadrilla, conseguí que los otros tres compañeros participaran de forma más fluida.

De Camino íbamos comentando todo tipo de detalles de cada uno de nosotros como de nuestras vidas en países tan lejanos pero tan similares en la forma de entender el día a día.

Los kilómetros pasaban y tras apenas una hora llegamos a la primera parada que siendo trascendente, para mí me resulto como un momento de gran luz, por la locuacidad de la que me sentí capaz.

Escuche a mis interlocutores planteando sus ideas y compartiendo posturas totalmente parejas en cada uno de ellos con una visión global de sus necesidades. Yo por mi parte traslade todo lo que tenía en mente, pero nunca eran aspectos premeditados sino que surgían de mi mente tras escuchar sus presentaciones.

Planteé la visión desde un ángulo que a ellos les resultaba chocante pero que aceptaron de primeras porque vieron que era una nueva forma de resolver sus problemas tomando las vueltas a una dinámica que ahora no le encontraban salida.

Solo espero que haya podido servirles para enfocar de otra manera las dificultades que encuentran  cada día. He llegado yo solo a pensar que era una sesión de capacitación sin notas entre amigos y como si nos conociésemos de toda la vida.

Como el programa continuaba tuve que despedirme y esta vez era para verme rodeado de los aromas de una Tahona y unos pastelillos que ya quisieran las “Delicatesen”, las gentes de la comunidad con apoyos institucionales han creado esa actividad como una forma de hacer llegar hasta las aldeas una opción de progreso y de proximidad que hasta su creación era un autentico lujo para los locales.

Probé uno de sus bollos y rodeado de todos los artesanos de la comunidad pude observar cuales eran las capacitaciones que los programas de desarrollo estaban llegando muy lejos a miles de familias en diferentes departamentos abandonados del país porque su riqueza es inconmensurable y especialmente hermosa.

De nuevo dejamos ese centro “económico”  para continuar la visita intentando mantener el programa.

Lo dejamos para una segunda parte

HASTA PRONTO        

                                        

Publicado por Gotas de Rocío el 30/01/2016 | Comentarios (0)

Chipi-Chipi

Publicado el 28/01/2016 en Camino (364)

Y no es Chipi-rón, es la forma que tienen en el “bosque nuboso” en el area del Quetzal denominar a la lluvia horizontal, al sirimiri o también denominado calabobos.

La mañana se ha presentado cubierta y las montañas mostraban apenas las laderas porque las cumbres estaban ocultas tras un manto de nubes y según van pasando las horas esa neblina ha llegado a la ciudad con una sutileza que apenas se nota en el suelo pero que mis brazos, voy en manga corta, sienten esa humedad.

Mucha gente, me refiero a los turistas, creemos que esto del trópico es solo calor y luz a todas horas. Yo también soy de los que mi primera imagen es esa pero hay que entender que estamos en medio de dos mares y a una altura que desconozco pero lo suficiente para retener en cada pico el agua de las nubes para mantener el paisaje tan verde y hermoso.

Fue ayer cuando disfrute del paisaje verde y luminoso con un día soleado, hoy el tiempo meteorológico demuestra cual es el autentico clima local, comprendiendo entre otras cosas que la gente junto a unas prendas ligeras para las horas centrales del día no olviden llevar consigo un rebozo típico o un plumífero si la persona es más joven o se ha globalizado, por desgracia.

Con un panorama como este he preguntado las posibilidades de “apertura de claros” y los naturales en dos ocasiones diferentes me han confirmado que “rien de rien”, vamos que me olvide de ver ningún rayo de sol, lo más la difusión de su luz bajo el manto nuboso.

Se me ocurre la idea de montar en el coche y subir a los altos porque desde allá podrá verse un magnifico paisaje de algodón sobre el valle pero de momento voy a confiar en mis instintos para esperar que no sean las razones las que se impongan sino mi interés.

A estas horas, mediodía, ya me he situado, veintitrés horas dan para muchos paseos, varios mercados, una docena de comercios, buscar los detalles que siempre hay que llevar a casa, a los amigos y por supuesto para mi “ajuar”.

Me gustaría llenar las maletas con todo lo que veo, pero la desgracia de las tasas aéreas son mi desgracia, impiden que no compre todo lo que quiero y al mismo tiempo mi salvación, es la única forma de no hundirme en el desenfreno y en la ruina de la tarjeta de crédito.

Menos mal que por pasear no cobran todavía, es una forma muy apropiada para mantenerse en forma y dejar que las horas cumplan su ciclo.

En otro orden de cosas hoy mi corazón está en mi tierra con mi equipo.

¡AUPA MIRANDÉS!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/01/2016 | Comentarios (0)

La carretera por montera

Publicado el 28/01/2016 en Camino (364)

Creo que hay que ponerse ya en marcha. Un par de días recomponiendo las formas para poder llegar en plenas facultades para recorrer el país ha sido una decisión acertada puesto que siempre los cambios acaban enriqueciendo nuestra vida y las experiencias que nos rodean.

Hoy como los demás días en el trópico amanece temprano para los que somos de más al norte. Como las ventanas no tienen persianas la luz ha entrado sin permiso en la habitación para despertarme a las seis de la mañana.

La lucidez, por supuesto aún siendo la de un horario como ese, estaba en su sitio y a falta de recorrer la ciudad cuando ya todo funcionaba me postré en la cama y abrí uno de los libros que tenía sobre la mesilla, no encontraba otra forma de entretenerme porque dormir se había convertido en imposible.

El otro día hablaba del tiempo y creo que aquí más al “Sur” el tic-tac, o el metabolismo en general funcionan de otra manera. No es la primera vez que me ocurre esto y creo cuanto el paralelo este más al sur en el hemisferio norte, la condición del sueño se encuentra más apegada a sus orígenes, entiéndase por tal el “Sol”.

Retomando el tema ahora mismo me encuentro al norte del sur y encima en las montañas. Como consecuencia el paisaje ha cambiado es verde de la copa de los arboles a los prados y plantaciones que crecen en estas alturas.

Es salvaje en el momento que es complicado sacarle rendimiento al terreno, por una pendiente excesiva, todo lo demás se encargan los naturales del país de sacarle todos los frutos que aquí se pueden obtener.

Como comentaba ayer sobre la capital, esta pequeña localidad sigue siendo grande para los parámetros que acostumbramos en casa. Todas, salvo raras excepciones son casas de una planta, así que el espacio a ocupar por la misma gente excede con creces lo que es mi ciudad que solo ha crecido hacia arriba.

Sin ser el día de mercado hoy todo el mundo está en la calle y ya se empiezan a descubrir los auténticos rasgos mayas, en las gentes y son sus vestimentas en muchas ocasiones diferentes a la metrópoli, aunque la generalización de estilos llega ya a todos los sitios, por muy lejos que tú creas que te encuentras.

Lo que de verás también es global por lo menos a sus vecinos es la comida mexicana. Allá donde paro me encuentro con los típicos restaurantes de tacos, tortillas, enchiladas, nachos y empanizadas, puede que sea la comida propia de la zona y se repita más allá de fronteras nacionales y para mi será un placer.

¡......pan y cebolla!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 28/01/2016 | Comentarios (0)

Puerta a puerta

Publicado el 26/01/2016 en Camino (364)

Una mañana entretenida y fructífera por cierto, creo que ya estoy consiguiendo encontrarme o al menos centrarme, prácticamente del sábado a hoy martes no he parado en ningún sitio, cambiando de países, de horas, de hoteles, de vuelos, parecía más bien una jugada de ajedrez saltando de casilla en casilla, pero siempre teniendo en cuenta las pautas marcadas de la ficha en cuestión.

Esta comparación la hago porque me he estado moviendo en todo momento sobre un damero, como son las ciudades coloniales y es tan sencillo como la brújula, norte, sur, o arriba abajo, este, oeste algo así como izquierda, derecha. Sencillo y por lo tanto práctico.

Algunos dirán que es un modelo norteamericano, yo puedo decir que no es propiamente “Romano” con su “decumanus” pero fueron los españoles los que trasladaron es plan de urbanismo a este lado del Atlántico. Hoy tocaba colgarnos alguna medalla.

Por fases todo ha sido buscar la séptima, acercarse a la quinta, regresar a la séptima, pasar por la octava, acudir a la sexta con las transversales de por medio y los encuentros en las diferentes oficinas, despachos y puestos callejeros que han sido menester.

A estas apreciaciones hay que especificar que un personaje ha sido testigo de todos mis actos y que se ha dedicado a quemarme las neuronas más de lo debido, le llaman Lorenzo, otros directamente “Sol” y la sombra como bien me enseño mi hermano pequeño está siendo y seguirá acompañándome en la mejor compañía. Junto a un buen libro o varios.

Son varias las horas que llevo por ahí así que hay que reponer líquidos y no precisamente agua encuentro más apropiado una cerveza refrescante a pesar  que tenga gas e hinche la barriga, pero el placer de un buen trago a cubierto con la canícula que veo tras el ventanal es un autentico gusto.

Comprobando las manecillas del reloj queda un espacio para la pitanza así que acabando estas notas me dedicaré a volver a las fichas del ajedrez  alfil, sexta, con la catorce, torre, dos con la octava, Blancas Reina, peón cuatro.

Es una partida un tanto loca porque el profesional del tablero es mi hermano chico, que desde que tuvo conocimiento no hacía sino ganarme todas las partidas así que decidí no darle oportunidad a humillarme más y siempre que quería jugar una partida me negaba en rotundo. Puede que le fastidiase en su momento pero es que yo me sentía incapaz de entender un juego que a alguien más pequeño le llego a reportar algún premio en torneos.  

Un penúltimo sorbo para acabar con tanta palabrería y pasar a la acción, que está ahí fuera, no es un videojuego, aunque lo parezca.

¡Jaque mate!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 26/01/2016 | Comentarios (0)

Grande

Publicado el 25/01/2016 en Camino (364)

¡Pero no tanto!  Algo así es el océano, pero por instantes llegamos de nuevo a tierra firme, ahora no hay bestias en los mapas del occidente. Hoy los monstruos como siempre, son imaginarios, como siempre, han sido y lo seguirán siendo.

Hemos rebasado las columnas de Hércules y los gigantes que las guardan han decidido darse un chapuzón y saltar sin miedo a la otra orilla. Con la tranquilidad que uno puede entender en las olas y su cadencia dejaremos que nos reciba esa tierra anhelada durante siglos y que hoy sigue siendo tierra de promesas.

Comprender las circunstancias de otras tierras es difícil pero el hecho cultural común facilita la comunicación de forma manifiesta siendo un aliciente para mí del que no intento escapar por muy distante que para los demás puedan resultar los miles de kilómetros.

Que más falta por añadir a una certeza si no es por el hecho de unas razones expuestas con claridad de profesional y de un experto en eso de la “Consciencia plena”.

Ayer en donde era posible “un simple sueño” la prueba se manifestó como solo unos pocos sabemos verlo y las gentes no distinguen un reflejo, posiblemente al ser a plena luz del día, pero la historia no tiene ahí su “Origen” sino en esferas mayores, tanto de poder, como de valor, términos que es conveniente no equivocar.

Las oportunidades están siempre a la vista lo casual es que sean de una forma tan evidente sus apariencias a la vuelta de la esquina que esto me permite llegar a la conclusión que estamos en una clara progresión geométrica o multidimensional más exactamente.

Uno aparte de ser bípedo, ejerzo la actividad con el conocimiento que para otros es sencilla mecánica. Años de profesionalidad permiten defenderse con fluidez en el paseo o lo que es lo propio, en la vida misma.

Como es de recibo en mi caso acepto un reto que siempre he intentado eludir por falta de autoconfianza, pero con el que hoy y en adelante, los derroteros son claros, sin opción a la duda y con la compañía maravillosa de la sorpresa.

Muchas metas, tantas experiencias, infinidad de encuentros, abrazos “a escombro” y porque no muchísimos besos son como acaban casi todas las historias cuando en esta apenas hemos llegado al prologo.

¡Y fueron felices y comieron perdices!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 25/01/2016 | Comentarios (0)

Santa Cruz

Publicado el 23/01/2016 en Camino (364)

(Plaza) cuando menos es premonitorio de lo que me espera. Aquí se encuentra la historia de fuera de nuestras fronteras, vamos que soy momentáneamente vecino del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Me dan ganas de pedirles una subvención por “labores de embajador de buena voluntad”. Es un eufemismo para adornar que soy un sencillo turista con ganas de aventura. A fin de cuentas es lo más diferente a la rutina de cada día.

Recorriendo estas calles del foro creo que no son necesarios los viajes porque amistosamente hablando la “Fauna Internacional” que me rodea me deja un tanto fuera de lugar y me interrogo pensando si es Madrid o es otro país.

Poco tardo en recordar las informaciones que he leído, entre los turistas de Fitur de esta semana y los sesenta y tantos millones de turistas que nos toca recibir en el país, así que es el momento de cruzarte con unos cuantos cientos de ellos en el corazón,  en el “Sol” de la ciudad.

Las horas me han obligado a tomar una decisión rápida, no vaya a ser que cierren las cocinas, cosa harto difícil en esta ciudad pero ante una paella de arroz negro que no se si volveré a ver en casi dos meses, debo de matar ese gusanillo y no precisamente con palillos chinos.

Con las tripas reclamando sus provisiones y con un café con leche por todo avituallamiento a las cuatro de la tarde pasadas espero que las mesas de al lado no oigan los ruidos estomacales.

Es curioso que mientras espero por el primer plato me da tiempo a ponerme a escribir estas pequeñas batallitas fuera de casa, comiendo en una terraza en pleno mes de enero y una refrescante cerveza en la mano.

-Intermedio- Llega el arroz

En un suspiro ha volado el plato y ahora me voy acercar a por un postre especial a la otra esquina del barrio porque es una recomendación y quiero ser yo él que lo valore, las críticas profesionales para el que las desee. Yo prefiero “escarmentar” en carne propia.

Un poeta “León Felipe” decía en una obra suya ……

“no sabiendo los oficios

los haremos con respeto”

“Ser en la vida romero”

Nunca sabré a que viene este giro en el artículo pero es que yo quiero ser algo así como dice el poema.

“Que sean todos los muertos

y todos los pueblos nuestros”

¡Sin otro nombre!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/01/2016 | Comentarios (0)

La Misión

Publicado el 23/01/2016 en Camino (364)

Es la partitura que abre el programa musical que durante unas horas me acompañara en esta primera aproximación a tierras lejanas, nunca desconocidas y por supuesto nunca olvidadas.

Es el gran salto a América como ya vengo haciéndolo varios años y mientras las oportunidades aparezcan seguirá siendo un destino ineludible. Algunos hablan de la Madre Patria un concepto correcto para el que así lo entienda, yo lo que creo ese que allí al otro lado del “charco”, la tierra es “Hermana” y solo la entiendo así.

Los kilómetros nos separan, la cultura nos une y esos lazos son irreductibles. En América, de norte a sur me siento en casa con las peculiaridades que nos diferencian para formar todos un mundo tan diverso y rico como es el concepto común “Hispano”.

Mucho tiempo me espera para conocer algo que por distante siempre es añorado. Dicen que siempre se desea lo que no se tiene y con esa filosofía intento navegar cada día, saltando y franqueando barreras mientras estas fuerzas no me fallen, para poder encontrarme de nuevo con los amigos.

Esa última es la razón de tanta aventura, la Amistad, es un regalo que hay que saber cuidar a cada paso y pondré lo necesario sobre la mesa para disfrutar de las oportunidades que tenga  a  mano.

Este viaje lo plantee como una experiencia nueva y con muchas dudas por la novedad de todo el programa, pero después de contrastar opiniones con un montón de personas solo puedo pensar que tengo una oportunidad en la vida que hay que aprovechar de la forma más consciente posible.

Ayer mismo me comentaron lacónicamente, ¡Vives mejor que el Rey!  Y en un acto reflexivo debo de reconocer que es verdad, por suerte las circunstancias son propicias para atraparlas al vuelo. En cada esquina hay una oportunidad , nunca un problema, esos los creamos nosotros con lo cual al ser una opción propia yo tengo claro que siempre es positiva la visión de la vida.

Recuerdo que apenas hace un año el paisaje que me rodeaba era blanco invernal, nieve en trescientos sesenta grados, hoy todos los campos están verdes y el termómetro marca quince grados el veintitrés de enero en medio de la meseta. Es un hecho anormal y seguramente habrá que sacar alguna consecuencia que sea para bien.

El horizonte de momento mientras buscamos el sur está cubierto por las nubes pero tal y como anunciaban los del tiempo espero que sea más azul que en este norte de tonos grises. En realidad no se porque me preocupo de ningún color en especial puesto que en las horas de vuelo que quedan puedo hartarme de cielo a espuertas.

¡Allá voy!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 23/01/2016 | Comentarios (0)

Casualidad

Publicado el 20/12/2015 en Camino (364)

¡Estoy en el mismo vuelo que mi equipo!  Se me abren un montón de dudas, me presento, les pido fotos, sencillamente estoy más feliz que ayer y no es poco. Las oportunidades como esta no se presentan siempre pero mi discreción es la que suele motivarme en estos casos, aunque hoy creo que me siento con suficientes fuerzas como para pedir una foto.

Algún jugador está en las filas traseras y cuando han pasado junto a mi asiento no he podido menos que decirle a uno de ellos ¡Enhorabuena chavales! Mientras escribo esto continuo dando vueltas al asunto y creo que será un término taurino el que decida todo

¡Suerte, vista y al toro!

Lo mejor es situarse, pensar la estrategia o dejarlo para cuando estén todos juntos, por gusto la foto me apetece con Lago Junior, soy bastante cegato desconozco líneas y posiciones pero a él le encontró a la primera y siempre me ha gustado como pelea cada jugada, con la suerte que le falto en los primeros partidos porque ya ha encontrado el gol.

He habado de un solo. Jugador pero todo el equipo ha demostrado que es capaz de enfrentarse a los grandes porque desde el primer momento se han entregado buscando la victoria sin pensar que quien estaba enfrente lo tenía fácil con un simple gol y esa determinación fue la que les puso alas.

Son todo circunstancias del juego, los contrarios perdonaron un par de oportunidades y nosotros supimos aprovechar su nerviosismo, ante la falta de resultados. Puede parecer una crónica deportiva pero ni lo es ni lo pretendo son tan solo recuerdos que están mas frescos ante la presencia de los protagonistas.

La azafata ha trastocado mis planes puesto que dicen que hay leves turbulencias y no nos dejan movernos así que en el vuelo descarto la posibilidad de fotografiarme con mis héroes del balón.

Pasados los días, desde la tranquilidad del hogar recobro las sensaciones tan agradables de aquel regreso puesto que entre las opciones que había pensado estaba poder fotografiarme con el autor del gol y como por arte de encantamiento lo conseguí.

Ese aparatito del que ya no nos descolgamos guarda un detalle importante de lo que está siendo la historia de un equipo de andar por casa y que quiere hacerse un hueco en una liga que siendo tan grande nos estamos ganando a pulso.

¡Aúpa Mirandés!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 20/12/2015 | Comentarios (0)

Pimpi

Publicado el 15/12/2015 en Camino (364)

Seguramente será un nombre con sus razones, pero actualmente alguien lo tiene en uso con todo merecimiento porque son ejemplo de “saber hacer” y “saber estar”. Estoy en esta “Casa” y nada ni nadie me moverán salvo razones de “fuerza mayor”. (Acudir al código civil para entender semejante término)

Tras cierto tiempo entre paredes que por momentos me resultan familiares tengo que admitir que la esencia de una jornada como la de hoy, hay que sentirse de fiesta porque todo es más bello en diciembre, por algo decidió la Navidad buscarse este hueco.

La belleza de ese “Sol horizontal” que apenas llega a ocupar su cenit por unas horas, ha dejado que cerca de unas copas y unas tapas podamos celebrar por más de un día esa alegría que yo siento cada vez que veo un Nacimiento.

La culpa siempre es mía. Me enseñaron a no esconder la mano, pero los villancicos me llegan sinceramente a ese hueco que yo guardo para la noche del veinticuatro de diciembre. Exactamente ni diez días están a la vista pero “rodeado de este ambiente” la alegria de una Nochebuena creo que nadie podrá sentirla traicionada si la celebramos de fiesta como los Reyes Magos un día como el quince.

Hoy he recibido varios regalos sin esperar al seis de enero y han sido de todo tipo, desde las montañas de la sierra, la jovialidad de los choferes de autobuses, los encantos de las gentes que siempre aparecen para una foto perfecta, o un camarero que muestra entre fino y fino de lo que son capaces los “maestros de la barra”.

Podríamos llamar a eso “Arte” como a todo lo que se sirve en esta casa, porque “Pimpi” significa “Hospitalidad” recibir en casa a los amigos, sentir que la amistad no es una sencilla palabra sino la entrega de cada día en el quehacer de una bienvenida al nuevo visitante.

Y entre otras cosas y grandes como ella sola, el “Corazón de Málaga” está siempre vivo y con la disposición para recibir a mucha y mucha más gente como si fuese la de un amigo que llevas mucho tiempo sin encontrar.

Y sin querer llega el momento más difícil de todas las ocasiones como son, las “Despedidas”, pero es evidente que esta ocasión llegará de una forma u otra para que todo se convierta en recuerdo, sin necesidad de detalles que guardar en forma de regalo.

¡La mejor visita es la que queda por hacer!

¡Pimpi! ¡Nos vemos pronto!

HASTA PRONTO 

Publicado por Gotas de Rocío el 15/12/2015 | Comentarios (0)

Dinero

Publicado el 15/12/2015 en Camino (364)

Es por supuesto un juego, algo así como “el de la vida”, el caso es que hay algunos que como se consideran la “Banca” ponen las normas en su propio beneficio con la única intención de ser ellos permanentemente los ganadores.

Esta posición por dejarlo claro es de auténticos H…. de P… , es algo asi como los antiguos privilegios de la nobleza  que hacían lo necesario para su provecho, aniquilando cualquier posibilidad de progreso al resto de sus conciudadanos.

La actualidad con toda la democracia las libertades y demás adelantos a supuesto un gran logro pero seguimos siendo marionetas a mano de los poderosos y sus adlateres que se preocupan especialmente de mantener el “statu quo” donde la prebendas están a la orden del dia para algunos.

Esta mañana se juego me ha puesto las cartas sobre el tapete pero con el hecho de verlas he comprobado que las tenían marcadas, asi que en esas condiciones que juegue su padre. La estupidez es supina y en algunos grados de atar, por suerte yo mantengo un estado de locura permanente que me convierte en un bicho raro, al que se le dan sopas con onda ¡si yo quiero!

Hay ciertas circunstancias que solo son estúpidas trampas para que nos sintamos felices pero cuando uno descubre que solo son maquinaciones para que caigamos se da cuenta que la Libertad o la Suerte es un sueño que debemos nosotros convertirlo en realidad porque nada nos van a regalar.

Aquí nadie suelta nada sino es con recibo de vuelta y por si acaso se olvidan le ponen pegamento, para reírse un rato  pero lo que no saben es que en realidad yo soy el que más me rio y acostumbro hacerlo a mandíbula batiente, porque no entiendo las burlas o la socarronería son propiamente estúpidas. O uno se ríe o se calla, los grises existen pero sinceramente son tristes y no añaden nada, en cierto modo son la negación del color.

Intentar comprender la vida, cualquier concepto o término que ha sido tratado retóricamente desde que el hombre se ha cuestionado todo es pretencioso pero en mi fuero interno tengo la clara consciencia que algo tengo que decir, ¡ni quiero ni pretendo callarlo!

Las marionetas tienen más suerte porque ellas saben que están dirigidas por hilos visibles mientras que nosotros vivimos en la ignorancia que la sustituimos en una pretendida racionalidad que olvida los matices del Alma, brillantes pero no lucen, su espectro está más allá de nuestro sentido de la visión clásica.

Hablaremos de Fortuna, es una diosa. Ventura la trae el Viento. La Suerte…

………¡la Creamos nosotros!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 15/12/2015 | Comentarios (0)

Espiritu

Publicado el 14/12/2015 en Camino (364)

Algo así es lo que se mueve entre tanto comensal en un marco teatral donde no hay attrezzo es la realidad de una historia de décadas que ha sabido entender el progreso con la esencia natural de esta ciudad.

Desde que me avisaron en aquellas tierras del norte, ¡tienes que ir! ¡Es obligatorio perderse en sus salas! ¡Sencillamente pasear como un turista! –podrían cobrar por ello, pero estas gentes son como son y entienden la hospitalidad como un ejemplo y un decálogo en su quehacer diario.

Pasado el fin de semana que resultaba una aventura siquiera acercarse a la barra hoy un lunes de diciembre en el que siquiera el frio llega a la puerta de esta bahía, las oportunidades de un hueco junto a la historia del local te hacen sentir un poco más cercano, algo más receptivo al gracejo y el estilo malagueño.

Olvidemos las formas, el local, pero sus gentes son atentas como en poco sitios, no olvidan los detalles, atienden a decenas de personas y se acuerdan de ti. ¡Qué más puede pedir un comensal!

Poco a poco, calle a calle, pueblo a pueblo, bar tras bar, primavera en diciembre, calor en lugar de frio, sol de sobra en la retaguardia y gente que te trata con una amabilidad no fingida son referencias para ir asumiendo la naturalidad de una forma de ser que cada vez es más fácil de entender y que si dura más de una semana alcanza la sangre y el rojo de lo glóbulos se vuelve oro “fino” sin posibilidad de recuperación.

Pasaran los días, pero para eso están los recuerdos y las ofertas de los vuelos a bajo precio para refrescar experiencias con una frecuencia lo suficientemente aceptable para que poco a poco el poso sino queda por encima a modo de velo sea algo que pase al fuero interno.

Todo y todas las ocasiones como esta son experiencias que hay que conservar para crecer como ser humano, como alumno o estudiante lo hicimos en las escuelas y universidades. Ahora es la vida nuestra formación continua, nuestro paso adelante, la obtención de un premio llamado “Sabiduría”.

Entiendo todo, la tranquilidad de un lunes pero que sobre la mesa haya abierto el ordenador para describir mis experiencias me han convertido en un ser invisible, acaso me creen un asesor de la guía Michelin y me tratan como a un rey.

Por cierto solo me queda el postre y serán ellos los que decidan en mi nombre, sabrán seguramente hasta mis gustos porque me los han leído telepáticamente, ¡chocolate!, solo me gusta ¡Lo mejor!

¡“El Pimpi” os abre sus puertas!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 14/12/2015 | Comentarios (0)

Día de piedras

Publicado el 14/12/2015 en Camino (364)

Desde la mañana uno ha tenido que ponerse las pilas para empezar en una etapa llena de sorpresas que nadie se las esperaba, ni el propio personaje de la historia, ha sido todo dejarse llevar y “que salga el sol por Antequera”. Un dicho que le viene que ni “bordao”.

Porque es ahora si que ha salido el sol, un poquito, pero lo justo para que el refranero se cumpla. Hace apenas unas horas nadie podía decirme que las calles que iba a recorrer volvían a ser tan empinadas como las de primera hora o las piedras del mediodía.

Cuando menos el descanso de una mañana meteórica me ha acercado sin quererlo a un mesón con unas vituallas excelentes. La ciudad de todos modos está tranquila, es la hora de comer y como estamos con máximas, toca “Cada mochuelo a su olivo”, así que “la calle es mia”, frase archiconocida de un político que ha dejado huella importante y aunque solo sea por las piedras que puso o esa frase que demuestra “el poderío” que le precedía.

Ahora mismo el panorama es gracioso, escucho un villancico “en foráneo”, acabo de dejar una copa de “fino”, sobre la mesa, los piquillos rellenos de carrillera, han sido ya historia, las comidas de empresa dan para “escuchar” y “no echar gota”.

En realidad todo es como una viñeta de un tebeo, o quizás basta las fechas que estamos un diorama de Portal de Belén en versión 2015 (el autor tiene una mano en el teclado y la otra sobre el bacalao) con aire serrano.

Y después de tanto detalle me asalta la duda ¿Qué pasará esta tarde? ¡Porque sé que hoy es mi día de suerte aunque no la reconozca aún teniéndola enfrente!

Me gustaría ceder el bastón de mando por un momento a mis “Ángeles de la Guarda” para que decidan que hacer. Es de reconocer su sabiduría así que con los ojos cerrados (hablando metafóricamente) cruzaré el umbral y que también la diosa “Fortuna” ¡ya se ha presentado! Sean de nuevo compañera de batallas.

Las horas pasan y la luz tan cerca del solsticio es más bien parca, así que no debemos de abandonarnos demasiado tiempo en pormenores como el que llevo entre manos, pero es cosa de la musa que ha salido como rayo de las yemas de mis dedos.

Creo que será conveniente que echemos el telón por unas horas porque la tarde se presenta “con cascabeles” por eso de las fiestas, pero la nota trascendente del caso es que “queda tanto por hacer”.

¡Cada cosa a su tiempo y un tiempo para cada cosa!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 14/12/2015 | Comentarios (0)

"Paseo"

Publicado el 13/12/2015 en Camino (364)

Subir, bajar, a la izquierda, a la derecha, escaleras, puertas, muros, murallas, balcones, miradores, puentes de toda época, calles, plazas, empedrados, alberos, parques, jardines ¿que otros detalles se me olvidan cuando hablas de un reportaje fotográfico?

El nombre prefiero guardarlo porque los tesoros deben de conservarse y las propias montañas se encargan de convertir este rincón en una joya que acabamos bruñendo a cada paso los románticos que todavía creemos en el Cielo sobre la misma Tierra.

La gravedad es la única razón para quedarnos en este mirador, el vacio, la garganta del rio convierte la ciudad en un espejo en el que reflejarse frente a frente además con un blanco cal que el sol muestra en toda su pureza.

Todas las impresiones que uno quiere conservar en el recuerdo se convierten en imposibles y hay que acudir a las fotos para volver a maravillarse en la tranquilidad de casa una tarde de invierno.

Además de todas estas cosas que se pueden y son prácticamente intangibles he pretendido asir un sonido de la Navidad para poder sentirlo allí donde nos reunamos estas fiestas tan familiares.

Algunos os preguntareis como se puede asir un sonido, pues tan sencillo como acercarse a una zambomba e iniciar los típicos villancicos navideños, esa percusión tan sencilla retumba como notas campesinas o pastoriles en un ambiente nocturno pero iluminado con todo tipo de luces o velas que representan nuestros corazones.

Es el tiempo y el lugar para ver como los más peques alucinan con esos adornos de las calles, de las luces, los belenes, nacimientos o pesebres. Las preguntas que a cada paso les vienen a la mente y no son capaces de controlar ¡Pero no llegan los Reyes Magos! Y unos padres experimentados saben que deben ponerse a explicar que primero es la “Cabalgata” para que se tranquilicen por un rato y decidan ampliar su carta a “Sus Majestades” con un nuevo presente.

Hoy, tal que Santa Lucia dejemos que sean las luces quienes nos sirvan de guía tanto en la jornada  como  los demás días, a mi Amiga, como a todo aquel que quiera no sentirse solo y abandonado, porque en una tierra como “Esta” la Soledad no existe, al ser ella tan prodiga de dones y en gentes.

¡Está siendo una “Ronda” perfecta!

HASTA PRONTO

 

Publicado por Gotas de Rocío el 13/12/2015 | Comentarios (0)

Arte

Publicado el 13/12/2015 en Camino (364)

Ayer noche pudo ser como otra cualquiera pero un jardín se cruzo en mi camino y descubrí lo que es el “Amor al Arte”, el “Amor a uno mismo”, el “Amor al cuerpo”, el “Amor a la Gracia”, algunos dirían “El Poderío”.

Los artistas en el tablao dejaban la vida, la entregaban como en un altar de la alegría, ponían las palmas, el taconeo, giros, requiebros o como se llamen cada una de las figuras para solaz de los espectadores.

En sus formas se entendía la pasión, un Amor propio que solo de esta manera se puede demostrar sin ostentación porque es “Arte”. Es toda una demostración de fiesta que fluye por las venas y muestra a las claras, la comunión entre el cuerpo y el aire.

Los tacones redoblaban como latidos, con síntomas de taquicardia, pero tanto sístole, como diástole acompasaban el ritmo en una armonía que solo se podía entender en lo sublime de cada gesto.

Las manos asían el aire, lo soltaban y empujaban como volutas de incienso para que los parroquianos sintiésemos esa libertad que vive y sale de nuestro cuerpo con la fuerza o tronío que solo es comprensible para el Alma.

La verticalidad de los bailaores convertían sus quiebros en las ramas de unos olivos que jugaban a romper la racionalidad de una vida sencilla en la maravilla de una luz inaprensible que se encogía en nuestro fuero interno, en ese “Ser” que tantas veces olvidamos

Unos giros vibrantes me descubrieron que las vueltas que da el Mundo están dentro, somos sencillos y millones de pequeños mecanismos desde una libélula a un pajarillo los que conseguimos que esa rotación armonice como un velo invisible con todo lo que nos rodea incluso más allá de los cielos.

Eran las maneras de un baile las que abrían este artículo pero he llegado a la conclusión que es la forma  que adopta la vida en este “Sur” que despierta la verdadera naturaleza salvaje y que por domesticada obvia las verdaderas esencias que nos han sido donadas.

Arte es Vivir con mayúsculas, sentir, crear, creer, soñar, vibrar, convertirnos en música y saltar en el pentagrama de escala en escala, de Clave en Clave, convirtiendo la “de Sol” en una referencia, en una forma maravillosa de iniciar la jornada.

Noche de Ronda......     

No me importa……

¡Ahora parto tranquilo, Continuo la “Ronda”!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 13/12/2015 | Comentarios (0)

A un paso

Publicado el 15/11/2015 en Camino (364)

Apenas quedan unas horas  para llegar a casa, mientras tanto decidiré cuales son los paseos de hoy que la ciudad puede ofrecerme. Las horas de la mañana de un domingo es el instante perfecto  para desperezarse como lo hacen las calles, los negocios, los bares y cafeterías.

En si es una maniobra de estiramiento como las de cualquier madrugón en el dormitorio antes de incorporarse, todo necesita su tiempo, siempre el reloj intenta decidir por nosotros, pero hay que saber adelantarse a los acontecimientos  y que solo haya paso a las sorpresas agradables, porque las otras las hemos evitado.

Allá arriba siempre hay oportunidades para dejar pasar las horas, hoy apenas las gentes tienen prisa, pues es domingo y salvo ciertas obligaciones profesionales, el “general” estamos como indolentes, sin precisar que queremos hacer, olvidando detalles o a lo mejor apurando esa tranquilidad, para hacer lo que queremos.

Paseando por Sol cientos de personas estaban participando en una carrera, otros a falta de otra cosa, miraban, yo siguiendo una deuda pendiente desde hace tiempo me he trasladado un poco a la zona de los museos, porque todavia ni han abierto y es la tranquilidad que se aprecia mejor cuando la noche anterior y las vacaciones pasadas han sido un ir y venir constante.

Aquí en Prado sin olvidar que es un remanso de paz en medio de la ciudad, uno puede sentirse más cercano a todo lo que a diario pasa desapercibido. Compartiendo todos estos hechos con un sol otoñal que incluso “pica” al salir de las sombras, es sencillamente hermoso.

Parar un rato y escribir estas líneas, escuchar, ver, sentir, oler, tocar es poner en marcha todos los sentidos en una armonía que solo se encuentra cuando la buscas y esta mañana creo que la puedo considerar ¡qué ni de encargo!.

Pretender buscar en estos paseos la belleza de otros tiempos –primavera- es totalmente imposible pero los ocres y el tono descuidado del otoño convierten los jardines en un espectáculo a manos de Eolo, que se encarga de dejar caer en cada sitio preciso las hojas de todos los arbustos y plantas.