Intoxicación o desinformación

Publicado el 10/03/2020 en Blog (376)

La pesadilla del "coronaese" no es nada, comparado con la mella que está haciendo en todos los aspectos informativos y de medios. Me supongo que en España y el resto del mundo.

 

¿Que estamos ante una epidemia? Evidente

¿Qué hay victimas? También

¿Qué se intenta atajar? Sin duda

¿Qué las medidas paliativas son correctas? Lo dudo.

 

Y muchas otras preguntas que me pasan por la cabeza a las que iré respondiendo sobre la marcha.

Una viñeta en un periódico es la mejor terapia contra el "coñ......" ¡La mejor respuesta contra el virus es no ver la Tele! La gente puede estar informada sin necesidad de horas en el desayuno, la comida, la merienda y la cena sobre una enfermedad.

Que en el periódico las primeras veinte paginas hablen del "coñ......" provoca un aburrimiento pasmoso, confirmando que después en las páginas de economía vuelven a valorar el tema, como en la de deportes, en temas internacionales, la bolsa, etcétera.

Todo lo anterior es intoxicación. El que a día de hoy no sabe como atacar el "virusese" es porque está en las chimbambas o más lejos aún y sencillamente es "Feliz".

La información debiera en mi opinión destacar los casos de fallecimiento con todas las variables que se resumen en cada defunción. Hay unos casos que se han producido en España pero nunca se dice que afecta "esta epidemia" como "agravante" ¡nada más!

¿Cual era la edad de los enfermos y que sintomatologías presentaban? La noticia debiera informar que en unos determinados "cuadros clínicos definitivos" se ha sumado el "coronaese" pero él no ha detonado nada, sino que eran casos llamémosle "cerrados".

A estos datos, la gente que no es critica ni lee más allá del texto, la están "aterrando" y a la sociedad la están vacunando con "Pánico" lo cual es propiamente delictivo y las autoridades son las primeras que no actúan con propiedad.

Ejemplo: Se cierran los campos de deportes, pero las compañías de televisión mantienen los derechos de emisión. Así que en lugar de propagar la infección en un único lugar y en grandes dimensiones nos preocuparemos de tomar las cervezas en millares de sitios-llamados bares y la expansión es más homogénea y generalizada.

En estos casos hay que suponer que igual que los derechos televisivos están en el aire, con lo miles de millones que suponen, al socio del club se le han pasado por el forro de los caprichos y lo quieren encerrar en casa para que pague dos veces. Algunos decimos que es "Negoci".

Si pasamos a la economía, donde hay muchas facetas implicadas. Entiendo que los perjuicios son manifiestos pero alguien se está haciendo de oro con la "peste del tercer milenio". Todo el mundo vende acciones en bolsa, por su poco valor, pero esto implica que alguien las compra. ¿Quien tiene dinero? Los ricos, pues ahora tienen más y en poco tiempo se harán con todo porque los ciclos se repiten, habrá un rebote ¡seguro!

Y ya las acciones volverán a su valor original pero estando en el bolsillo de otros "más ricos todavia".

La crisis del dos mil ocho fue gorda y se salió, con está ocurrirá lo mismo, pero ya habrán metido las manos en nuestros bolsillos.

Las empresas interesadas - las farmacéuticas están que muerden-, porque tienen ante si el negocio global del siglo. Los países afectados más gravemente hasta ahora son los "ricos", dispuestos a pagar lo necesario por una vacuna.

Si el drama hubiese sido en África, India, sudeste asiático o hispano América, la pandemia se habría desarrollado más virulentamente con unas cifras que no quiero ni pensar.

Para más "Inri" ya circula un chiste en Internet que dice que no hay que preocuparse de la "versión-19" que el "coronaese-20" salé en septiembre al mercado con su vacuna incluida. Repetimos "La pela es la pela".

Pero no solo las farmacéuticas están en el ojo del huracán, los negocios "en linea" se frotan las manos ¡quien querrá contaminarse si me traen todo a casa! a las grandes distribuidoras, que no grandes superficies, se les está haciendo el ¡c..o gaseosa!

También las empresas informáticas se lanzan por el bocado, todo el mundo trabajando en casa, más ordenadores, más móviles, tabletas y comida rápida a tutiplé. Aplicaciones nuevas por doquier. ¿Quien no se consuela es porque no quiere?

El problema es que por lo menos los "repartidores" y reponedores, tendrán que estar al pie del cañón, para los que compramos en el barrio y bebemos en los bares.

Los colegios cerrados, no dudo de la eficacia de la norma, pero ahora quien se encarga de tener a los niños en casa entretenidos, porque si salen a la calle también pueden verse infectados, o supongamos que los padres tienen la casa rural en no se donde y aprovechan esas semanas para escaparse a un lugar virgen sin virus donde poder extender más lejos la plaga.

¿Qué la tarea no es fácil ni la quiero para mi? ¡Pero por favor un poco de conciencia y de saber estar!

¿Por cierto "La Iglesia" no se si pretende seguir los domingos diciendo misa y si la Semana Santa se suspenderá? Es acaso un ¡castigo divino! Siempre los hay crédulos.

Lo que tenga que ser será, pero al menos déjennos tranquilos con un virus menos mortífero que la gripe, el alcoholismo, la velocidad por carretera, los infartos, los ictus y demás enfermedades que nunca llaman avisando.

¡Vamos! Que me esperan los vinos de la tarde.

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 10/03/2020 | Comentarios (0)

    Nombre
    URL
    Email
    La dirección de Email no será publicada
    Recordame
    Comentarios

    CAPTCHA Refrescar
    Escriba los caracteres de la imagen