Farmacéuticos

Publicado el 25/04/2020 en Blog (414)

Me siento especialmente reconocido en unos profesionales que han dado todo su esfuerzo más allá de la exigencia, con una energía que seguramente han debido reforzar en el amparo de sus familias para renovar cada jornada, las ganas, con un nuevo espíritu.

Es seguro que no hay otra forma que no sea, el Coraje, el que lleva a los "autónomos" de la sanidad, los farmacéuticos, los que han permitido muchas veces dar una proximidad que la "Atención primaria del medico" muchas veces mostrada tras un teléfono, ha debido de ser confirmada por una presencia física como la del "PROFESIONAL DE LA FARMACIA"

Con este trabajo "frente a frente" de unos propietarios y unos "mancebos" -en su denominación particular del gremio-, los pacientes han regresado a casa con una tranquilidad que no han conseguido encontrar tras un teléfono y mucho menos de las desinformaciones que se pueden extraer de los medios.

A todo este trabajo "autónomo" y "privado" se le ha añadido la categoría de "Sanitario" pero sin ninguna de sus ventajas. Se les priva de las pruebas serológicas siendo sujetos especialmente expuestos a la pandemia y a la de sus familias como cualquier otro sanitario en un centro médico.

Si a todo eso le añadimos que el riesgo que asumen en su gestión es el de una empresa privada sin la seguridad de un respaldo "público" como seguro de vida, para mantener la actividad.

Aquí las relaciones laborales se rigen por unos contratos como en cualquier empresa, las bajas con los problemas de organización y de responsabilidad económica corren por cuenta del "Licenciado" o del "Doctor en Farmacia", que entiendo es solo un autónomo a efectos fiscales.

Se está poniendo además en duda su "comportamiento ético" a la hora de ofrecer ciertos productos con un marcado "interés lucrativo" por parte de no se que instancias públicas, cuando son ellas las que meten la pata dos veces:

La primera recomendando, el uso - por supuesto, no negado- de unos productos que el mercado productivo no está preparado para suministrar, a unos precios reales, sin someterse a la especulación por su carencia en origen, para una demanda que la propia administración ha alentado, fuera de contexto, sin saber su resultado, solo para cubrirse las espaldas y que sea "el autónomo" quien lidie el toro. ¡Error fatal!

La segunda, si hay "lucro" porque el decreto no permite intervenir en los distribuidores de esos bienes que deben de suministrar a las farmacias, guantes, mascarillas, geles. El Decreto de Alarma especificaba que debían de entregarse esos bienes a la administración y después de más de un mes los distribuidores se están lucrando y siguen haciéndolo porque los precios se imponen al profesional final, "autónomo con bata blanca".

¿Que es lo que se quiere? Buscar un chivo expiatorio a la ineptitud de un gobierno que "a gatas" y que en dejación de sus funciones "decrétales" obliguen a ser los particulares del negocio "sanitario" los que se hagan cargo de marrones que están dentro de sus capacidades "de Alarma".

Llevo desde el inicio de esta crisis escribiendo y siguiendo el trabajo de los responsables de esta "Alarma" y reconozco unos errores mas que evidentes que solamente reconocen cuando no hay más remedio pero que continúan lanzando globos sonda.

Vuelvo a declarar que esta situación es desconocida para todos pero tal cantidad de errores dejando que otros corran con las culpas, es muy poco -cuando menos- "POCO ETICO".

Veremos cual es el siguiente fallo, que le sume el toque de "Doloso"

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 25/04/2020 | Comentarios (0)

    Nombre
    URL
    Email
    La dirección de Email no será publicada
    Recordame
    Comentarios

    CAPTCHA Refrescar
    Escriba los caracteres de la imagen