Optimización

Publicado el 02/05/2020 en Blog (414)

Las nuevas tecnologías no se encuentran entre mis "devociones" aunque debo de reconocerlas muchos meritos en todo el amplio espectro que generan y al que muchas veces consiguen dar soluciones que de otra manera serían inviables.

Con todo este reconocimiento que se merecen las "tecnologías objetivamente" hay otro aspecto tan importante o más y es el hecho que estas "investigaciones de laboratorio, como de videojuegos hasta aplicaciones varias" están gestionadas por personas físicas o jurídicas, incluso estados y organismos internacionales".

Ahí aparece el hecho que no me gusta la "subjetividad" de unas personas que van a buscar unos "intereses" que tampoco me gustan, pues por medio, esta el "lucro" y la falta de "buenas practicas" cuando aún no hemos pasado lo que tenemos todavía por delante.

Esta CRISIS con mayúsculas puede que haya llegado a algunas altas instancias y a un número importante de habitantes del planeta para tener una "visión global" del mundo que no "comercial" -de negocio-.

Pero me duele saber que siempre "hay jugadores de ventaja"- vulgarmente "tramposos", que se hacen de forma irregular con unos beneficios que no son suyos y hablo de cualquier "investigación", porque para ella han utilizado unos datos, que ellos solo han estudiado, pero que vienen de unos particulares, que no han visto ningún tipo de beneficio por su participación en el tan cacareado "logro".

Cuantos "conejillos de indias", en el más amplio espectro de la palabra-, han sido necesarios en cada investigación de cualquier determinada ciencia, con las informaciones propias, como con las de terceras instituciones publicas o privadas.

Si alguien ve la tele y no hablo de programas tipo "milenio" sino sencillos documentales que descubren "verdades que de tal evidencia la gente las ignora" creyendo que son tonterías y que la ciencia es solo un "vehiculo ecológico y que vuele solo" u otros artilugios que asombren por su novedad.

Los adelantos están al alcance de la mano, "en el móvil" cuando sin tocarle, se enciende solo, "por algo los llaman inteligentes", cuando tienes las luces apagadas se enciende por reconocimiento facial y a pleno sol necesita de la huella digital.

En otros casos estando apagados se dedican a hacer fotos de los lugares o momentos mas insospechados y en los que tú puedes confirmar que ni estaba la pantalla abierta, ni tu estabas "enchufado". ¿ A donde irán esas imágenes que el se encarga de guardar fuera de nuestra vista como a borrar archivos que yo puedo asegurar que no he retirado?

Que tu huella correctamente utilizada te de, "error de identificación", estando la yema perfectamente limpia, o que ciertas aplicaciones se abran sin ni siquiera haberlas abierto. Estoy descubriendo que en las terminaciones de los dedos hay también energía que los teléfonos, o algunos modelos -de prueba- son capaces de reconocer para más adelante ponerlos en marcha con un sobre coste.

Recibir gratuitamente aplicaciones que no me interesan, es una forma tan intrusiva como los teleoperadores de las empresas de telecomunicaciones entre otros gremios como el antiguo "correo masivo" que ya paso a la historia.

Ahora directamente van a la herramienta de trabajo de la que somos "dependientes" muchas veces por "trabajo", "otras por la familia", o el sencillo acompañamiento que a los niños de cuatro o cinco años saben más del móvil que yo en más de veintitantos años de uso.

Sencillamente la tecnología puede ayudar "rotundamente".

A costa de "Nuestra Humanidad"

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 02/05/2020 | Comentarios (0)

    Nombre
    URL
    Email
    La dirección de Email no será publicada
    Recordame
    Comentarios

    CAPTCHA Refrescar
    Escriba los caracteres de la imagen