Aventura

Publicado el 18/01/2021 en Camino (367)

Nadie dijo que la vida era fácil y menos con pandemia incluida, toda la atmósfera que rodea el hecho de un momento que se alarga pero no por ello deja de ser singular, al mismo tiempo que patético.

Hoy me he puesto en marcha, porque soy metódico y pretendo cumplir mi palabra con todas las consecuencias, llegando en algún momento a una situación que es más propia de los hermanos “Marx” que del aquí firmante.

Abro una experiencia que sabiendo donde me lleva nunca me va a descubrir los rincones que aparecerán a mi paso. La sensación guarda un regusto a rebeldía, inconformismo de pacotilla y ánimo invencible.

Es bonito descubrir cómo el mundo sigue en marcha por muchas trabas – de todo tipo- que nos pongan, pero la ilusión de conseguir una sonrisa en la comisura de los labios es capaz de dar por tierra cualquier contratiempo.

Alguien dijo.

Un Grano de arena “El Mundo”

Un Segundo “La historia”

Un Sueño “El Infinito”

Y yo no estoy preparado para dejar que se me escape el “ahora” llamémosles “tiempo” como quien intenta vaciar un cubo de agua con las manos (digo cubo porque siendo difícil, aún lo veo posible, al contrario, que si hablase del mar, literalmente imposible).

Descubriendo los detalles que las palabras y los instantes van acercándose a mi conocimiento me aventuró a concebir la vida como una expresión plena de la existencia pero que se haya sumergida en un marcó o jaula que nos corta las alas como esa “corte de jerarcas” que impedían a Juan Salvador elegir la vista desde las alturas, mucho más allá del  concepto “modelo pautado”.

Arriba hablaba de “Rebeldía” pero no es una palabra correcta, puesto que es más corriente y comprensible para mi mente “de pueblo”, el concepto “diferente”. Es menos rompedor, mantiene  una nota de proximidad por muchos matices que lo apartan de la generalidad.

Es una suerte poder disfrutar de esa distancia que no es tal, mientras sepas de tu verdadera naturaleza y de los móviles que te hacen actuar de una forma “especial” y no tanto dentro del rango de lo habitual.

Acabo hace dos minutos de hablar con una amiga para adelantar unos planes que ya están en marcha y que no he querido contrastar más que lo estrictamente necesario porque no pretendo oír la racionalidad que en estos momentos me supera.

Cuando ya unas horas se van acumulando a mis espaldas he tenido la suerte de disfrutar de una panorámica aérea del centro de la península y la capital con lo que se ha reconfortado mi alma.

El “blanco” de la nieve actualmente, es hielo, pero convierte el paisaje en una imagen homogénea que dicen no se ha repetido desde hace cincuenta años y yo lo he podido comprobar por la ventanilla.

Las imágenes no han servido para nada porque la claridad del sol era un espejo para la cámara y el resultado de las instantáneas no tenían ningún mérito para el que lo veía en directo como para el que lo viese en la pantalla del móvil.

Todo esto ha pasado esta mañana, ahora con la tarde abriéndose paso, tengo que conseguir llegar a llenar todas las horas que hay que recluirse porque “las condiciones climatológicas aconsejan el uso del Metro para desplazarse a la ciudad”*

*la frase en cuestión se repite como mínimo cada cinco minutos” y me está recordando al “Underground” de Londres con su “Mind the gap” otra frase machacona que tiene como finalidad “enajenar” las mentes de los usuarios de ese transporte público y sentirse liberados cuando salen al exterior.

Atendemos a los horarios 

HASTA PRONTO

 

 

Publicado por Gotas de Rocío el 18/01/2021 | Comentarios (0)

    Nombre
    URL
    Email
    La dirección de Email no será publicada
    Recordame
    Comentarios

    CAPTCHA Refrescar
    Escriba los caracteres de la imagen