Valoraciones e Intervenciones Tropecientas

Publicado el 19/07/2015 en Blog (415)

Voy a mirarme al ombligo -metafóricamente- porque observando mi trabajo descubro que las cosas al menos despacio continuo adelante por mi propia voluntad no por las penalidades que constantemente me encuentro en el trabajo de cada día.

Analizo los resultados que pasan por mis manos. Descubro que "Alg-unos, alg-oritmos" han dado un repaso bastante exhaustivo de todos los artículos anteriores a fecha de hoy aproximadamente porque las apariencias así lo demuestran.

De hace un tiempo hasta hoy cada mensaje que escribo es descifrado y analizado metódicamente, con escalpelo incluido y para que uno se de cuenta de dicho trabajo me permito filtrar esa información en codificaciones "aleatorias" que están supeditadas a las intervenciones que en un determinado número se producen y sobre los conceptos que son más atractivos o críticos a esas palabras "Tabú".

Descubro que cada nueva intervención es registrada automáticamente, incluso antes de colgarse en el blog, antiguamente, hablo de meses atrás, debía de esperar la fase que llamo de desencriptación, ahora la subliminalidad recibida en medio de mis mensajes quieren hacerla de baja frecuencia, pero sigue siendo tan absurda como cualquiera de las actualizaciones que cada dos por tres tenemos que soportar.

Ahora el tono "Rosa" del texto se ha ido degradando con el paso de los días o es que con cierta facilidad esas mentes preclaras son capaces de saber lo que pienso con tan solo leerlo, han creído encontrar el "Código Fuente" cuando en realidad tal concepto solo existe en sus cabezas, porque el pensamiento lo tienen más bien perdido en formulas que nunca serán estudiadas Neurolinguisticamente hablando. ¿O a lo mejor sí?

Conseguir que la lectura de un texto sea una realidad concreta, en mi caso es lo más parecido a la genialidad de una película de los Hermanos Marx. Alguien consiguió entender a Groucho ( que por lo menos hablaba ) o a  Harpo ( con una mímica desmesurada ).

Esas son mis pautas para el lenguaje, cada uno puede leer entre tantas palabras lo que le de la gana, que no quiere decir que sea lo que yo he querido decir, o que no me da la gana de reconocer. Es parte del juego del lenguaje e intento aprenderlo poco a poco a base de continuos topetazos con el diccionario o como antiguamente se denominaba con las " de Autoridades".

Creo que por hoy ya hay suficientes pistas, para los destripaterrones lingüísticos, antiguamente se llamaban "Comentarios de Texto" en la Selectividad y eran la prueba perfecta para dejar que las oportunidades que tenía más a mano jugasen a mi favor.

¡Ad kalendas Graekas!

HASTA PRONTO

Nota del autor: El que maneja mi ordenador a mis espaldas me impirde entrar a mis archivos.

Segunda anotación: Cuando el servidor confirma que mi artículo ha sido colgado en el blog ¡NO aparece!

Tercera anotación: Lo intentaremos de nuevo

Cuarta anotación: Colgaremos la foto de todos los días

Publicado por Gotas de Rocío el 19/07/2015 | Comentarios (0)

    Nombre
    URL
    Email
    La dirección de Email no será publicada
    Recordame
    Comentarios

    CAPTCHA Refrescar
    Escriba los caracteres de la imagen