Unas monedas

Publicado el 29/07/2015 en Blog (415)

El detalle es trivial y sin ninguna importancia pero hoy he decidido prestarle atención al momento de guardar las monedas en el bolsillo y todo ha cambiado de parecer en mi mente.

Cuando se me ocurre observar las monedas con las que circulo en la faltriquera, me quedo un pelin a cuadros, descubro que en medio de la nada, en un país como este al que llegan más un turista y medio por habitante y año, las cuentas de alguna forma tenían que salir.

Estábamos en la cartera y descubro para mi sorpresa que entra una docena de metales hay seis diferentes nacionalidades y para más "Inri" cuando me devuelven las vueltas hay otra nueva nacionalidad que se une a ese número tan mágico como es el siete.

Recordar ahora cuales son las monedas que han llegado a casa no es de ninguna trascendencia pero si que es la oportunidad de significarse y reconocer que en algo lo estamos haciendo bien unos trescientos cuarenta millones de ciudadanos, por muchas políticas " de salida" que quieran proponer.

Si ahora mismo en mi localidad, en medio de un territorio sin ninguna trascendencia turística para que circulen monedas que debieran de estar a varios miles de kilómetros de distancia al menos hemos conseguido entendernos en las transacciones más cotidianas.

Según hoy he podido atender y comprender que esos siete países entre otros doce más  están en el circulo económico y vital de nuestra vida me ha servido para sentirme un poco más cercano a otros mares que me pillan a desmano y unas tierras que por septentrionales me resultan bastante frías para un concepto meridional como es el mio de Europa.

Identifico los símbolos de cada uno de los detalles que representan los estados y a falta de referencias visuales siempre están las identificaciones oficiales para colocarnos a cada uno en su lugar.

Yo se perfectamente donde estoy y se como me siento pero debo de comprender que esas cosas que son del "Cesar" a uno le hacen recapacitar para darse cuenta que todo es mucho más fácil de esta manera y que sin darnos cuenta estamos cada día más cerca de pasar a los hechos y hacer de la realidad Europea algo más propio de cada europeo que de unos  "administradores" pagados por todos para conseguir entender que "Juntos somos más fuertes".

Ahora se me ocurre pensar que es fácil entender que las distancias, ¡no existen! que las naciones ¡no existen!, que los ciudadanos ¡lo somos en cualquier lugar! que la "Libertad" es ¡Un paso adelante! y "Soñar" ¡es tan Real como nosotros "creamos"! ( Son términos de Física Quántica).

¡El Mundo por un Euro!

HASTA PRONTO

Publicado por Gotas de Rocío el 29/07/2015 | Comentarios (0)

    Nombre
    URL
    Email
    La dirección de Email no será publicada
    Recordame
    Comentarios

    CAPTCHA Refrescar
    Escriba los caracteres de la imagen